Archivo

Archive for the ‘Enfermedad’ Category

Mickey Rourke envía a un sacerdote la comida cada domingo

2 septiembre 2017 Deja un comentario

El padre Pete Colapietro le salvó la vida al actor hace 20 años y esta ha sido la mejor ocasión para expresar su amistad y agradecimiento

640px-mickey_rourke_tribeca_2009_shankbone

Quién hubiera dicho que el actor Mickey Rourke iba a encargarse de enviarle cada domingo la comida a un sacerdote, el padre Pete Colapietro.

Problemas de salud provocaron la ausencia de este cura católico de la iglesia de San Malaquías de Nueva York, la conocida como la “capilla de los actores” donde se celebraron los funerales de Rudolph Valentino y Tennessee Williams.

Según informa Page Six, el cura primero pasó un tiempo en el hospital, y después en un centro de rehabilitación. La comida estaba lejos de los deliciosos platos que solían servirle al Reverendo Pete en Elaine, uno de sus lugares favoritos, y el cura le sacó punta al tema bromeando.

Pero Rourke tomó nota y acordó con un restaurante que le entregaran la comida cada domingo al sacerdote durante diez semanas. “Era tanta comida, que tuve que invitar a amigos”, explica el sacerdote, que finalmente se recuperó.

¿Qué relación especial tiene el actor con Pete Colapietro? Pues es su cura predilecto desde hace casi 20 años, cuando lo conoció al entrar en una iglesia católica buscando ayuda en un momento en que deseaba suicidarse. Prácticamente le salvó la vida.

Había llegado a un punto difícil, con un comportamiento agresivo y la adicción a las drogas. Rourke no se sentía capaz de superar los malos tratos que había sufrido de su padrastro. El sacerdote le acogió y le consoló. “Bajábamos al sótano, bebíamos una copa de vino, fumábamos cigarrillos y rezábamos”, recuerda agradecido.

Así que las dificultades por las que ha pasado Pete Colapietro han sido la ocasión para demostrarle que no lo ha olvidado, aunque ahora viva lejos.

Murió Charlie Gard, el bebé que tuvo al mundo entero en oración

“Estamos tan orgullosos de ti”, expresaron sus padres tras el anuncio

Finalmente sucedió. Charlie Gard, el bebé británico que padecía una extraña enfermedad, murió. Ocurrió luego de que fuera trasladado a un hospital de cuidados paliativos tras el abandono de la larga batalla legal que habían llevado a cabo sus padres, Chris Gard y Connie Yates, en procura de un traslado a Estados Unidos para un tratamiento experimental.

La muerte de Charlie conmovió al mundo entero y se dio un día después de que dejara  el hospital Great Ormond Street de Londres, lugar en el que estaba conectado de forma artificial desde hace varios meses debido a que padecía el síndrome de agotamiento mitocondrial.

La enfermedad es extremadamente rara y, por lo general, mortal. El bebé tenía un daño cerebral severo, era incapaz de respirar por su cuenta y sufría frecuentes convulsiones.

“Nuestro hermoso niño se ha ido, estamos tan orgullosos de ti, Charlie”, expresaron los padres al anunciar la muerte de su hijo este viernes, indicó The Guardian.

Desde hace semanas el caso de Charlie ha sido motivo de debate ético, además de generar diversas interrogantes sobre el tratamiento médico y los derechos de los padres.

Tras varias apelaciones e incluso un juicio en la Corte Europea de los Derechos Humanos, los tribunales fallaron a favor de la disposición del hospital y el equipo médico.

Pero además fue motivo de oración a nivel mundial acompañando al bebé y a su familia. El caso ha llegado hasta el propio papa Francisco, quien en los últimos días también lanzó un pedido en ese sentido.

“El papa Francisco está orando por Charlie y por sus padres y se siente muy cerca a ellos en este momento de inmenso sufrimiento. El Santo Padre pide de unirnos en oración para que puedan encontrar la consolación y el amor de Dios”, informó Greg Burke, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede.

A pocas horas de conocerse la noticia, el Papa volvió a expresarse a través de las redes sociales.

Encomiendo el pequeño Charlie al Señor, y rezo por sus padres y por todas las personas que lo amaron.

La situación también fue seguida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien a través de las redes sociales había ofrecido su colaboración. “Si podemos ayudar al pequeño #CharlieGard, de acuerdo con nuestros amigos en el Reino Unido y con el Papa, estaríamos encantados de hacerlo”, había dicho.

Por su parte, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se pronunció recientemente, luego de conocida la noticia de la muerte de Charlie, ofreciendo sus condolencias.

Saddened to hear of the passing of Charlie Gard. Karen & I offer our prayers & condolences to his loving parents during this difficult time.

Este 28 de julio será recordado como el día en el que el pequeño “angelito” Charlie seguirá “revoloteando” eternamente en un lugar sin ataduras ni debates. Unámonos una vez más en oración por sus familiares y amigos.

Categorías:Enfermedad, Mundo Etiquetas:

Con 83 años peregrinaba de noche para dar las gracias a la Virgen

y nunca imaginó la protección que recibiría

anciana-costa-rica-696x522

La anciana de 83 años recorrió los más de 25 kilómetros apoyada en su bastón

Durante estos días se ha viralizado la bonita historia que sucedió el pasado sábado en Costa Rica y que mezcla el amor de una madre anciana, su devoción a la Virgen María y la gran actitud de un grupo de agentes de Policía.

María Mesén, una mujer anciana de 83 años, había hecho una promesa que tenía que cumplir. Y así fue como el pasado sábado por la noche salió de su casa en el barrio La Pitahaya de San José para recorrer andando los más de 25 kilómetros que la separaban de la Basílica de los Ángeles, en Cártago.

Una peregrinación para dar las gracias a la Virgen

Durante horas anduvo para agradecer la intercesión de la Virgen María en la salud de su hija, a la que habían realizado un análisis médico por un posible cáncer que finalmente dio negativo. Por ello, quería ir personalmente a dar gracias a la Virgen.

Pero entonces sucedió un hecho que está dando la vuelta al mundo. Pasada ya la medianoche cuando en pleno camino hacía el santuario, unos oficiales de la Policía vieron extrañados a la anciana caminando en la oscuridad apoyada en su bastón por la carretera.

Según informa la propia Policía de Cartago, los agentes se percataron de que iba sola por lo que se le acercaron para ver si necesitaba algo.

Tal y como informa Aciprensa, la anciana les contó qué estaba haciendo y por qué lo hacía. Tras conocer su historia, el comandante Steven Trejos dio la orden de escoltar a doña María hasta la Basílica. Desde ese momento se convirtieron en sus “ángeles guardianes”, tal y como los han llamado en las redes sociales.

El detalle de los oficiales de la Policía

Los oficiales se fueron turnando durante toda la noche para acompañar a la mujer en los más de 25 kilómetros de peregrinaje. Finalmente, cerca de las 5 de la madrugada del domingo 23, la anciana pudo llegar a la Basílica de los Ángeles donde saludó a la Virgen, apodada cariñosamente como “la Negrita”, e hizo una oración de agradecimiento.

Posteriormente, los policías la llevaron a las oficinas de la Dirección Regional de la Fuerza Pública, donde descansó y se tomó un café con los oficiales antes de regresar en bus a su casa en San José.

Los que hacen las políticas de educación sexual…

Los que hacen las políticas educativas deben entender eso:

  • Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluyendo infecciones virales incurables, han alcanzado proporciones epidémicas. Anualmente, 3 millones de adolescentes contraen ETS, afectan a uno de cuatro adolescencias que sean sexualmente activos.
  • La actividad sexual temprana tiene consecuencias negativas para la gente joven. La investigación demuestra que además del posible embarazo, la gente joven también experimenta lesiones emocionales y psicológicas, dificultades maritales subsecuentes, y la implicación en otros comportamientos de riesgo elevado.
  • El programa  de “sexo seguro” da poco espacio a gente joven para que se abstenga de actividad sexual temprana. Tales programas promueven fuertemente el uso del condón. Además, casi todos esos programas contienen un mensaje ofensivo para la mayoría de los padres.

Consecuencias de la actividad sexual temprana

La gente joven que tiene actividad sexual entra en un campo de comportamiento de riesgo elevado que conduce al daño físico y emocional. Cada año, influenciado el ambiente y una carencia de orientación, millones de adolescencias sufren las consecuencias.

Enfermedades de transmisión Sexual

La nación está experimentando una epidemia de enfermedades sexuaesl transmitidas que se esté ampliando constantemente. En los años 60, el principio de la “revolución sexual,” las enfermedades dominantes relacionadas con la actividad sexual era sífilis y gonorrea. Hoy, hay más de 20 ETS extenso, infectando a un promedio de más de 15 millones de individuos cada año. dos tercios de las ETS ocurre en personas de 25 años para abajo. Cada años, 3 millones de adolescencias contraen un ETS; total, un cuarto de adolescencias sexualmente activas se ha contagiado. 3

No hay curación para las enfermedades virales sexual transmitidas tales como el virus humano de la inmunodeficiencia (VIH) y herpes, que toman su peaje en la gente a través de la vida. El Papiloma humano (HPV) —  tiene 6,5 millones de casos nuevos cada año, y la causa de casi todo cáncer cervical es ésta y que mata a aproximadamente 4.800 mujeres por año — y la  Clamidia, se asocia a la enfermedad inflamatoria pélvica que marca con una cicatriz los tubos de Falopio,  es la causa mayor y más rápida de la infertilidad.

Perceptiblemente, la investigación demuestra que el uso del condón ofrece relativamente poca protección (de “cero” a “alguno”) para el herpes y ninguna protección contra el HPV mortal. Una revisión de la literatura científica revela que, en promedio, los condones no pudieron prevenir la transmisión del virus del VIH — que causa el síndrome inmune de la deficiencia conocido como ayudas — entre 15 por ciento y 31 por ciento del tiempo. 6 que no debe sorprender, por lo tanto, que mientras que el uso del condón ha aumentado en los últimos 25 años, la extensión del SIDA ha continuado además levantándose. 7

Heritage.org

Heritage Foundation

Alida

Dr. Alida Franceschi Dorta passed away July 5th, in Caracas, Venezuela.

Today, Alida passed away. She was an elderly Numerary, a Paediatrician, who had been diagnosed with Multiple Sclerosis since 1973, and spent almost 30 years in a wheelchair.

I went to Mass in Arada, the Centre in Caracas where Alida lived for the last 15 years or so. She didn’t get up (was not moved from her bed by her nurses) as she was feeling poorly; but she did receive Holy Communion during Mass (her bedroom is next door to the Oratory), and was clearminded enough to realise she was getting worse.

Alida was a Professor of Paediatrics at the Universidad Central de Venezuela’s Hospital School of Medicine, and her book on “Examen pediátrico” (Paediatric Examination), is still in use. She was born in Miranda, Estado Carabobo, Venezuela in 1933, and became a member of Opus Dei in 1959, the eighth woman to do so in Venezuela.

Her illness never stopped her from carrying out a fruitful apostolic and professional work. Her constant smile and positive outlook charmed all who met her.

Today, July 6th, at the Funeral Mass, the Venezuelan Vicar of Opus Dei, Dr. Javier Rodríguez reminded us to pray for her, as is our Christian and family duty, but also to have recourse to her intercession, partircularly in the difficult times we are experiencing in the country.

Please, pray for Alida, and a little bit, for Venezuela.

Un cáncer, una muerte y un milagro maravilloso

web-woman-hospital-hand-iv-mocha-vp-shutterstock_292645871

“Sé que tú me ayudarás a morir”, me predijo

 

Conocí a Lali en el trabajo. Tenía 33 años y era secretaria de dirección. Empezamos a conocernos, nos hicimos amigas, íbamos a comer juntas o compartíamos café en los descansos. Poco a poco, fuimos abriendo nuestros corazones. Ella empezó a explicar sus creencias espirituales: la cábala, las energías, el reiki, los viajes astrales, la astrología,… Yo le expliqué las mías: un Jesús que ama, que redime, que acepta, una Madre que acoge, una Iglesia abierta a todos y a la misericordia… Hablábamos con respeto, escuchándonos una a otra, sin pretensiones de convencimiento, sin juzgarnos, con interés.

Me habló de su vida difícil. De su padre borracho y maltratador. De su madre sufriente y depresiva que se suicidó. De su hermano menor que ahora era drogadicto y estaba ingresado en prisión. De su hermana que al cumplir los 18 años se fue a vivir con su novio y rompió lazos con la familia porque deseaba separarse de esa corriente de autodestrucción.

De cómo ella a los 18 años empezó a trabajar y se llevó sus hermanos menores a vivir con ella porque estaban desatendidos por el padre, los volvió a escolarizar, les enseñó modelos de higiene, les dio amor y cariño.

De cómo su padre volvió al cabo de los años, enfermo de cirrosis y ella lo cuidó hasta que murió a pesar de que había sido la causa de la desgracia familiar. De cómo ahora había encontrado una estabilidad profesional y personal, de su compañero de vida, de sus amigos.

Y de repente llegó el cáncer de estómago. Solo uno de cada tres sobrevive los 5 años, le dijeron. Lali era luchadora, la que más, y se compadeció de los otros dos porque ella era la que iba a sobrevivir, dijo. La operaron, pasó por una quimioterapia muy dura y volvió al trabajo.

Y al cabo de unos meses el cáncer volvió y ya no tenía cura. Tenía 35 años. Volvieron las sesiones de quimioterapia, sin ningún resultado y llegó un momento en el que ya no se podía hacer nada más e ingresó en una Unidad de Cuidados Paliativos.

Lali decidió que no quería que sus últimas semanas de vida fueran un paseo de personas que fueran a despedirse de ella, ni que todo el mundo viera cómo se iba consumiendo hasta morir. Eligió a unos 5 ó 6 amigos para que la cuidaran. A mí me sorprendió estar entre el grupo de elegidos, porque éramos compañeras de trabajo más que amigas y personas de su círculo más íntimo no pudieron despedirse de ella.

“Sé que tú me ayudarás a morir”, me predijo.

A mí me tocaban las noches. Unas noches eternas en las que hablábamos sin cesar de la vida, de la muerte, de qué hay más allá, de cómo hay que morir, del amor de Dios, de la reencarnación, de la resurrección.

Yo le hablaba de ese Dios que la amaba con infinita ternura, que no juzgaba, que no imponía miedo, que la esperaba con los brazos abiertos. Del Padre que quiere estrechar de nuevo a su hija, del Amigo que quiere compartir con ella su vida eterna, del Espíritu que la acompañaría en su camino al cielo. Ella escuchaba.

Pero durante el día, sus amigos volvían con mensajes de energías, fuerzas y astros.

No le impuse nunca nada, simplemente hablábamos y nos escuchábamos. Hasta que un día ella misma me pidió que me asegurara que no moriría sin confesarse. Sin embargo, me pidió esperar un poco porque tenía mucho dolor y prefería confesarse cuando tuviera el dolor controlado.

Pero la manera de controlar el dolor era con morfina y Lali fue entrando en una especie de doble vida y nebulosa donde cada vez era más difícil conversar con ella. Yo intuía que por muchas ganas que yo tuviera de que se confesara, era necesario que ella lo pidiera y lo deseara de verdad, que era necesario tener paciencia.

Cuando ya no podía casi ni hablar, lo propuse a los amigos y familiares, que se negaron en redondo porque no creían que fuera bueno y la asustaría.

Lali llegó a un punto en que prácticamente solo le funcionaban el corazón y los pulmones. Los médicos no podían comprender ya no cómo no estaba en coma, sino cómo no estaba muerta.

La última noche que pasé con ella intuí que era la última. Lali ya no hablaba, solo respiraba. Pasé la noche rezando.

Le dije a Dios que no podía hacer ya nada más, que era yo sola contra un grupo más numeroso de personas que vetaban la presencia de un sacerdote, que no podía luchar más, que había fallado, que no había sabido hacerlo mejor, qué sólo Él podía obrar el milagro.

Recé un rosario tras otro, pedí continuamente la protección del manto azul de María para que la protegiera de cualquier influencia externa que le impidiera llegar al cielo… y no paré de hacerle la señal de la cruz en la frente.

Por la mañana me fui, desanimada, triste, sabiendo que ya no podía hacer nada más, que se iba a morir sin haberse confesado, pero con la confianza de que la misericordia de Dios era grande y que Él iba a contemplar la capacidad de ofrecer amor que había demostrado en su vida.

Al cabo de unas horas me llamaron sus amigos. ¡Lali había pasado la mañana cogiéndoles la mano y guiándoles para que le hicieran la señal de la cruz en la frente! Aunque eran contrarios a la presencia de un sacerdote, habían interpretado que con ese gesto Lali pedía una confesión. ¡Alucinante!

Rápidamente fui con un sacerdote amigo al hospital. Al llegar, el sacerdote hizo salir a todo el mundo. Yo también hice el amago de salir, pero él me invitó a estar, a pesar de que era una confesión. “Te mereces vivirlo”, me dijo. Al entrar le dije: “Lali, ponte guapa que vengo con una persona especial, vengo con el sacerdote del que hablamos para que te puedas confesar”.

No sé de dónde sacó las fuerzas para sentarse, abrió los ojos como platos, consiguió sacar una sonrisa de oreja a oreja de su cara. Fue impresionante. ¡Estaba tan débil!

El sacerdote le preguntó “Lali, ¿sabes que Dios te ama?”. “¡Me ama tanto!”, contestó.  “¿Amas tú a Dios?”. “Lo amo con locura”, contestó con un hilo de voz. “Te arrepientes de tus errores?”. Lali ya sin voz asintió. “Dios te ha perdonado de todo, ahora puedes descansar”. Lali cerró los ojos, cayó sobre la almohada y entró en coma. Al cabo de un par de horas murió.

Muere Chema Postigo, padre de la familia escolarizada más numerosa de España

Gabriel Ariza                                                                                              6 Marzo, 2017

El séptimo de 14 hermanos conoce a la novena de una familia de 16. Se casan y tienen 18 hijos. Dios ha querido llevarse a Chema cuando todavía tienen hijos pequeños. Un cáncer de hígado ha acabado, en pocas semanas, con su vida.

El séptimo de 14 hermanos conoce a la novena de una familia de 16. Se casan y tienen 18 hijos. Los Postigo-Pich son la familia escolarizada más numerosa de España. Hoy Dios ha querido llevarse a Chema, el padre, tras una rapidísima enfermedad en la que ha sido “el paciente mejor acompañado del hospital”. La noticia del fallecimiento la ha dado su esposa a través de Instagram:

WhatsApp-Image-2017-03-06-at-09.43.28

postigo_pich_tren-1-300x134

“Los médicos nos aconsejaron no tener más hijos, pues se morirían todos. A día de hoy viven 15…”

La familia más numerosa de España, los Postigo Pich, se sometió hace tres años a las preguntas de los lectores de Infovaticana. Lea aquí sus respuestas. ¿Quiénes son los Postigo-Pich? El séptimo de 14 hermanos conoce a la novena de una familia de 16. Se casan y tienen 18 hijos. Los Postigo-Pich son la familia escolarizada más numerosa de … Sigue leyendo“Los médicos nos aconsejaron no tener más hijos, pues se morirían todos. A día de hoy viven 15…”