¿Compatibilidad en el matrimonio?

familia-comiendo-juntos

G.K. Chesterton escribía: “Yo he conocido muchos matrimonios felices pero ni uno solo compatible. Toda la mira del matrimonio es combatir durante el instante en que la incompatibilidad se hace indiscutible, y sobrevivirlo”. Y es verdad, el cuento de que hay incompatibilidad de caracteres se inventó cuando no se tienen argumentos sólidos para romper y se carece de valentía para decir que en algo debemos cambiar o ceder.

Cada uno de nosotros somos distintos, más o menos egoístas. Es preciso poner empeño para salir de ese angosto mundo del egoísmo y descubrir la grandeza y la paz de centrar la propia vida en los demás.

Uno de los grandes retos de la familia actual es tratar de comer juntos y tener momentos de conversación. Al menos se ha de procurar hacer una comida al día juntos, ya que vivimos bombardeados por trabajos y entretenimientos que puede quitar estos preciosos momentos del arte de convivir en familia y con los hijos. Hay que planear los temas de conversación (temas actuales, trabajo, estudio, amistades, historia, lecturas, deportes, exámenes, etc.) y saber preguntar a cada uno cómo le fue durante el día e interesarse por los detalles más pequeños.

Pocos lugares son tan buenos para educar a los hijos como la mesa de comidas, allí aprenden a conversar. Allí los padres también enseñan a sus hijos las buenas maneras y a preocuparse los unos por los otros, a compartir, a conocerse y amarse. Si la madre les prepara la comida con detalle, los hijos se empiezan a sentir que valen. Es importante que los hijos se sepan apreciados y tenidos en cuenta. Además, comer en familia lleva menos riesgos de sobrepeso.

Dios ha encargado a la mujer que cuide de su esposo, y a él que la proteja y provea. Son muy importantes las legislaciones sobre el matrimonio. La ley positiva ha de basarse en la ley natural. La ley natural es la base sólida de todo derecho y de todo deber. Hay que saber distinguir entre la legalidad –que sólo ve la ley escrita-, y la legitimidad. Lo legítimo es lo que es justo y lo que está en armonía con el Derecho Natural.

Con el recién aprobado “divorcio express” (divorcio rápido) se desprotege al matrimonio y se ataca fuertemente a la familia porque ese divorcio lo único que busca es separar a los cónyuges, sin considerar que muchas veces hay una crisis pasajera de parte de él o de ella, y que, reflexionando en el bien que trae la solidez de un matrimonio para los cónyuges y para los hijos, superan la prueba y salen de ella con más madurez. Ese divorcio express tampoco considera la patria potestad ni la manutención de los hijos, se centra en separar a los cónyuges y ya.

Reducir matrimonio a una cuestión “erótica sexual” es remitirlo a una cuestión corporal sexual. Eso no es el matrimonio.

Decía el cardenal Joseph Ratzinger: la sexualidad se ha trivializado, se ha banalizado porque se ha reducido al placer, pero la sexualidad es un misterio muy grande, incluso es un misterio sagrado porque es un proyecto de Dios de crear al hombre para el amor, es un modo de participar de la realidad de Dios. Tiene su plenitud en el amor divino, pero cuando la sexualidad se separa del amor, se hace trivial y se convierte en un objeto de comercio. Al separarse del amor se separa de la vida y lleva a la “cultura de la muerte”.

La cuestión de la relación entre el hombre y la mujer hunde sus raíces en la esencia más profunda del ser humano. No puede separarse de la pregunta: ¿quién soy? Y esta pregunta, a su vez, no puede separarse del interrogante: ¿existe Dios?, y, ¿quién es Dios? La respuesta de la Biblia a estas dos preguntas es unitaria: el hombre es creado a imagen de Dios, y Dios mismo es amor. Por este motivo, la vocación al amor es lo que hace del hombre auténtica imagen de Dios: se hace semejante a Dios en la medida en que se convierte en alguien que ama.

Las diferentes formas actuales de disolución del matrimonio, como las uniones libres y el «matrimonio a prueba», hasta el ‘matrimonio’ entre personas del mismo sexo, son expresiones de una libertad anárquica. Una ‘libertad’ así se basa en una banalización del cuerpo, que inevitablemente incluye la banalización del hombre. Su presupuesto es que el hombre puede hacer de sí lo que quiere: su cuerpo se convierte de este modo en algo secundario, manipulable, que se puede utilizar como se quiere. El libertinaje termina haciendo despreciable el cuerpo.

Somos corresponsables del futuro de la humanidad; porque el futuro de la humanidad nace y crece en la familia”. G.K. Chesterton escribía: “El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina, ni un comercio, ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia. Los que hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen”. Este autor inglés, Chesterton, escribió hace 75 años: “La próxima gran herejía será simplemente un ataque a la moral, especialmente a la moral sexual. Y la locura del mañana vendrá, no de Moscú, sino de Manhattan”.

La familia existe y debe existir. No hay teoría o progreso que pueda destruir esta verdad sin acarrear la ruina.

El entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio –actual Papa Francisco- dijo respecto a la iniciativa de introducir el matrimonio entre personas del mismo sexo, en Argentina, en 2010: No seamos ingenuos, no se trata de una simple lucha política, hay una intención para destruir el plan de Dios: No es un mero proyecto político (es un mero instrumento), es un movimiento del padre de la mentira que desea confundir y engañar a los hijos de Dios.

Categorías:Familia, Matrimonio, Mundo

El “Schindler judío”

Ya ha conseguido salvar más de 120 niñas raptadas y utilizadas como esclavas sexuales

Así rescata un empresario a niñas cristianas de las garras del Estado Islámico

24306_miles_de_ninas_iraquies_estan_en_manos_del_isis

Javier Lozano / Libertad Digital 16 agosto 2015

El Estado Islámico arrasa allá por donde pasa. Destruye, quema, mata…Y si las víctimas son mujeres, ya sean niñas o adultas, aún puede ser peor. Ser esclava sexual. Ser violada repetidamente, decenas de veces cada día, por los yihadistas o ser vendidas al mejor postor. Incluso el grupo islamistas publica los precios a los que venden a las mujeres que capturan.

Estas mujeres son en la mayoría de los casos pertenecientes a minorías religiosas como cristianas o yazidíes, muchas de ellas niñas que no superan los diez años. Una barbarie contra la que Occidente, de momento, no quiere enfrentarse y la que mira de reojo avergonzado sabiendo que en un futuro será recordada la cobardía de una generación que no luchó contra la barbarie más absoluta.

Luchar contra la barbarie del Estado Islámico

Sin embargo, hay personas que han decidido hacer algo aunque les hayan podido tildar de locos. Es el caso de un empresario que ha dicho basta ante el horror que llega de Siria e Irak a través de la televisión e internet. Su nombre es Steve Maman, un judío canadiense, que se ha lanzado a rescatar a niñas y mujeres esclavas del Estado Islámico sacándolas de un auténtico infierno en vida.

Este empresario cita a Óscar Schindler, el empresario que salvó a cientos de judíos de los nazis y que reflejó Steven Spielberg en La lista de Schindler, como su inspiración a la hora de jugarse todo o nada por salvar a los más débiles y olvidados.

steve-maman2

Steve Maman, en una foto junto a su familia

Él era uno más de las decenas de millones de personas que veían a través de los informativos la indefensión de los cristianos ante el Estado Islámico y dijo basta. Hizo contactos en Irak para negociar la liberación de las niñas y al instante comenzó a recaudar dinero para seguir liberando a muchas más. De momento son más de 120 las niñas que ha salvado y ha logrado devolver a sus familias. Pero para Steve Maman, es una cifra muy pequeña por lo que ha abierto una web para seguir recaudando dinero y rescatar a más de 3.000 cristianas y yazidíes que actualmente son esclavas sexuales.

“No puedo quedarme con los brazos cruzados”

Tal y como él mismo relata, un día viendo las brutales imágenes en televisión “me dije a mi mismo: no puedo quedarme con los brazos cruzados. No voy a seguir viendo los informativos y permanecer sin hacer nada”.

Ante la situación que se está viviendo, este empresario judío reflexiona que “el precio de la vida de un niño para quitárselo de las manos al ISIS está entre los 1.000 y los 3.000 dólares. Nosotros, como consumidores ávidos, gastamos ese dinero en aparatos y herramientas. ¿Por qué no gastar ese dinero para salvar una vida?”.

El horror que cuenta va más allá y recuerda que “algunas de estas niñas tienen tan sólo ocho años de edad. No sólo están a merced de los combatientes, sino también del resto de hombres que residen en Mosul, hombres de distintas edades, en algunos casos mayores de 60 años. Las violaciones, el abuso y la brutalidad que sufren en manos de sus captores van más allá de la imaginación”.

Para más inri, Steve Maman añade que “hay muchos informes que dicen que los captores han decapitado a niñas y mujeres inocentes que se negaron a realizar ciertos actos sexuales” así como “adolescentes vendidas a burdeles para ser violadas hasta 30 veces al día”.

“Nada es imposible”

Ante todo lo relatado, el empresario canadiense se decidió a actuar. “Nada es imposible”, se dijo. Y se preguntó sobre Oskar Schindler y lo que la gente opinaría en su momento sobre su intención de salvar judíos dentro del III Reich.

A través de su página Liberation Iraq Christian & Yazidi ya ha recaudado más de 360.000 dólares y tiene como objetivo llegar a los dos millones. Con ellos cree que podrá rescatar a más de 3.000 mujeres y niñas actualmente en manos de los yihadistas. Hasta ahora, consiguió rescatar a las cristianas y yazidíes con las donaciones realizadas por otros empresarios judíos a los que pidió ayuda. Actualmente, está intentando involucrar en su proyecto a los católicos y todos juntos empezar a cambiar el mundo.

Categorías:Mundo, Terrorismo Tags:

Sentía sangre en la boca durante horas al comulgar

Sor Gabriela Gertrudis, en las carmelitas de Úbeda

La monja española que sentía sangre en la boca durante horas al comulgar y veía al Niño Jesús

ReL 17 agosto 2015

Monjas carmelitas actuales van a comulgar sin salir de su clausura...

Monjas carmelitas actuales van a comulgar sin salir de su clausura…

El cuerpo de la religiosa andaluza Sor Gabriela Gertrudis permanece incorrupto en la biblioteca del convento de carmelitas descalzas de Úbeda. Es una de esas figuras de la mística monástica que son poco conocidas incluso en su país natal, una de esas personalidades que dormita esperando un reconocimiento de sus dones espirituales y un avivamiento de la devoción por ellas como intercesoras ante Dios. 

En la época de Sor Gabriela Gertrudis, el siglo XVII, se difundieron sus experiencias místicas, trances y premoniciones, aunque no se escribió mucho sobre ella, pero sí dejó una autobiografía.

De vez en cuando, escritores que bucean en la historia local redescubren este tipo de figuras de gran altura espiritual, como es el caso de Alberto Cerezuela en La Voz de Almería del 13 de agosto de 2015.

Cerezuela inicia así su semblante de la religiosa: “Nosotros tenemos en Almería una religiosa muy interesante, concretamente en Vélez Blanco. Gabriela Gertrudis de Tapa y Acosta, Sor Gabriela Gertrudis de San José, nació el 17 de marzo de 1628. Era hija de Juan Correa de Tapia, abogado de los reales consejos (natural de Granada) y de Isabel de Acosta Moreno, hija de Diego Acosta Moreno, administrador del IV marqués de los Vélez”.

Una infancia leyendo a Santa Teresa
La religiosa era la cuarta de nueve hermanos, aunque cinco de ellos de niños. También ella sufrió enfermedad en la infancia que le impedía hacer vida normal fuera de casa. Pasaba mucho tiempo en el hogar leyendo a Santa Teresa de Ávila. 

Después de morir su padre en 1648, Gabriela Gertrudis, con 20 años, ingresó con sus hermanas en las Carmelitas Descalzas de Úbeda. Allí tomó el nombre de Gabriela Gertrudis de San José y empezaron sus experiencias místicas, que redactó en una autobiografía que redactó en 1672, cuando tenía 45 años. 

Primera fase: falta de paz
Una primera fase espiritual fue de desasosiego: “Dios dio licencia a los demonios para que me atormentasen con todo género de sensaciones (…) y todo era llorar y deshacerme”, escribiría. Era además muy perfeccionista y de fuerte carácter y la llegada al convento fue dura para ella, pero una experiencia mística en un sueño le animó a perseverar.

Serenidad y trances
Después llegó una etapa de serenidad, sintiendo la cercanía de Dios. Se fueron haciendo poco a poco más frecuentes los trances y éxtasis. 

A veces experimentaba llagas o señales en su propio cuerpo. En algunos casos, estos trances finalizaban con algunas premoniciones relacionadas con tragedias o situaciones importantes relacionadas con el convento y las religiosas.

Ella describía así sus experiencias de cercanía a lo divino: “Veo la gloria de Dios y hablo con Cristo sobre su pasión”, escribe. O bien: “… se me quitó el sentido y me llevaron al cielo donde estaba haciendo una procesión y cantándole al Señor alabanzas, a su amor y hazañas (…) yo quedé encantada. Quien aquello vio y volvió a esta mortalidad, qué pena tan grande le quedó allí al alma”. 

Era su forma de decir que daban ganas de quedarse en aquel estado maravilloso. En esta época ya recibía visitas en el convento de autoridades religiosas buscando oración, guía o consuelo.

Sangre en la boca y el Niño Jesús
A finales de siglo le llegó una fuerte enfermedad que la llevaría a la tumba. Escribió de esos años finales que le costaba comulgar: “Dos años y más me duró que todas las veces que comulgamos se me llenaba la boca de sangre y me duraba eso más de dos horas, y solía tomar un poco de agua para que aquello se me quitara de la boca, y aunque tomaba agua hasta el mediodía que comía, no se me quitaba esto de la boca”. 

Cerezuela escribe: “Ella sospechaba que la muerte había venido a buscarla, pero realmente era lo que quería. Ansiaba que su alma se elevara hasta lo infinito para llegar a esa otra vida que tantas veces se le había aparecido durante sus éxtasis y sus sueños. Al principio tenía mucho miedo al no entender el porqué de la continua presencia de ángeles a su alrededor, pero su confesor, fray Agustín de la Cruz, le hizo comprender que las visiones no eran producto de su imaginación, sino que Dios la había elegido por gran motivo, y por eso quería conversar con ella de vez en cuando. Cada vez que comulgaba, se le llenaba la boca de sangre durante varias horas, y Dios se presentaba ante ella de vez en cuando, en forma de Niño Jesús. Ella intentaba abrazarlo, pero no podía. Revoloteaba sobre las cabezas del resto de monjas sin que éstas se percatasen de ello”.

Un desvelo necesario para el alma
Cerezuela finaliza así el semblante de la mística carmelita andaluza: “Su enfermad, unida a su fuerte deseo de morir, trajeron consigo el fallecimiento de la religiosa carmelita el 12 de enero de 1702. Apenas quedan documentos sobre ella, tan solo una copia de su autobiografía ya que el original se perdió. Nos tenemos que conformar con un cuadernillo escrito por ella de su puño y letra, titulado ´Un desvelo necesario para el alma´, donde da consejos espirituales a una novicia a punto de profesar; y con el Traslado de la Vida que de su mano escribió la Venerable Madre Gabriela de S. Joseph, seguramente en los primeros años del siglo XVIII. Este códice se conserva hoy en el convento de Úbeda en forma de un volumen de 22×15 centímetros encuadernado en pergamino (está fechado el 6 de mayo de 1679). Su cuerpo, incorrupto y vestido con su hábito, está guardado en un cajón de madera dentro de su biblioteca”.

La Virgen, intacta entre las llamas

Sólo la imagen y sus flores no fueron devoradas por el fuego

El llamativo suceso ocurrido en la base militar de El Goloso

J.L. / ReL 12 agosto 2015

Imagen de la Virgen intacta en la base militar de El Goloso (Madrid)

Imagen de la Virgen intacta en la base militar de El Goloso (Madrid)

Todo ocurrió el pasado 30 de julio en la base militar El Goloso, situada cerca de la ciudad de Madrid. Entre altísimas temperaturas provocadas por la ola de calor que azotaba España esos días se declaró un incendio en el interior de las instalaciones militares que afectó a una parte del campo y del pasto de la base.

Sin embargo, la gran sorpresa de todos los presentes se produjo una vez que las llamas fueron sofocadas. Tal y como ha recogido y confirmado José María Zavala, autor de best-seller como Padre Pío o Así se vence al demonio, el personal de la base fue testigo de un suceso de lo más llamativo y que impresionó a todos los presentes.

Sorpresa entre los testigos
Pese a que las llamas habían calcinado todo el pasto entre lo quemado se erigía intacta una talla de la Virgen María así como las flores que adornaban la imagen. Las llamas ni siquiera se habían acercado. En la imagen se puede apreciar como todo el resto de tierra quemada excepto la zona que rodeaba a María.

Casualidad o no, lo cierto es que esta llamativa estampa de la Virgen dejó boquiabiertos a los presentes. Además, el personal de la base tiene especial devoción a esta talla de la Virgen y aseguran que es muy “especial” a la cual muchos soldados se han encomendado. Incluso, la talla ha participado en algunos actos oficiales en la base militar.

Os dejo de nuevo, amigos, la imagen que sigue dando tanto que hablar. Podéis seguirla en mi facebook Zavala Gasset. pic.twitter.com/rkLWwgiErA

— José María Zavala (@JMZavalaOficial) agosto 4, 2015

La Virgen, intacta en otros sucesos
No es la primera vez que un hecho tan llamativo como este sucede con la Virgen como protagonista. En otras ocasiones han quedado imágenes impactantes de cómo a pesar de fenómenos meteorológicos devastadores que no dejaron piedra sobre piedra la imagen de la Madre de Cristo se erigía firme e intacta entre las ruinas.

Ejemplos son muchos y no hace falta remontarse mucho tiempo atrás. Uno de estos sucesos fue incluso portada de la prensa mundial y fue la gran foto de portada del Wall Street Journal. Ocurrió en 2012 en Estados Unidos al paso del Huracán Sandy. Su pasó por Nueva York y sus alrededores fue completamente devastador. A su paso por el popular barrio de Queens, tradicionalmente católicoel huracán echó abajo numerosos edificios, entre ellos la iglesia. Pero a pesar de que no había nada más que piedras por todos los lados únicamente la Virgen María seguía en pie, completamente intacta.

breezy-point-2

breezy-point-3

Imagen de la Virgen en el barrio neoyorquino de Queens

Un año más tarde en la católica Filipinas ocurrían dos hechos similares, uno incluso más espectacular y cuyas imágenes igualmente dieron la vuelta al mundo. En 2013 el país fue víctima de un terremoto y de un tifón. En ambos casos los destrozos fueron innumerables. Pero las imágenes de las tallas de la Virgen entre los escombros y las montañas de polvo sin que hubieran sufrido ningún daño consoló y animó al pueblo filipino mientras los fotoperiodistas volvían a mostrar al mundo otro hecho insólito y de lo más llamativo.

virgen-filipinas3

virgen-filipinas

 

 

Categorías:Mundo, Religión, Testimonios

Los Briggs, la gran familia: 35 hijos

En la iglesia vieron la foto de un niño maltratado y ahí comenzó todo

Treinta de ellos adoptados y con necesidades especiales

ABC / ReL 13 agosto 2015

24256_la_famiia_briggs__cada_vez_mas_numerosa

Jeane y Paul Briggs conforman una familia muy numerosa, atípica en el mundo en el que vivimos pero cargada de amor y con la misión de hacer el bien por el mundo. Son una pareja estadounidense que, a lo largo de sus 38 años de matrimonio ha adoptado a 30 niños con toda clase de necesidades especiales y tienen otros cinco hijos biológicos. En total 35 vástagos. Podría pensarse que esa cifra es suficiente para cualquier padre, pero la familia Briggs crece y crece y no parece vislumbrarse el final.

Los Briggs estaban en proceso de adopción de dos bebés de Ghana. Jabin Kofi y John David tienen tres meses y fueron abandonados en el monte y les faltaban varias extremidades. Finalmente uno de los pequeños murió antes de que pudiera ser dado en adopción y sólo uno ha llegado con los Briggs, el número 30.

Tal y como podemos leer en la web adoption.com la aventura de los Briggs comenzó en 1985, cuando, Jeane intentó formar parte de un programa de acogida de menores, tras sufrir un aborto natural. La pretensión de la pareja chocó con la burocracia estadounidense, por lo que la ilusión del matrimonio por aumentar su familia parecía abocada a no ser satisfecha. 

Todo surgió en la iglesia 

Sin embargo, por esa época, según narra BBC Mundo, en el mismo año 1985 Jeane Briggs estaba en la iglesia cuando le mostraron la fotografía de un niño de dos años. Había sido tomada en un orfanato de México. El menor estaba ciego, y lo habían golpeado tanto que tenía todo el cuerpo enyesado. Como consecuencia de la paliza, además de tener las piernas rotas, había sufrido daño cerebral. A vista de esto, los Briggs no tardaron en presentarse en el hospicio mexicano para conocer al niño maltratado. “Cuando lo vi sentí que podía ser nuestro hijo”, recuerda la mujer. “Supe de inmediato que debíamos adoptarlo”. Pocos meses después, lo hicieron.

briggs1

De esta forma, Abraham, que hoy tiene 31 años, se convirtió en el primero de los 30 niños adoptados por este peculiar matrimonio y vive en la casa que la familia posee en Virginia Oeste. Tiene novia y, a pesar de las lesiones sufridas en su infancia, es un talentoso músico que toca el piano, la guitarra y compone su propia música.

Muchos de los niños tienen necesidades especiales

Tras él, a la familia se unieron 29 menores más procedentes de países como Rusia, Ucrania, Bulgaria o Ghana. La mayor parte de ellos sufría algún tipo de problema de salud que dificultaban su adopción. Labio leporino, escoliosis, problemas renales, cáncer, poliomielitis o afecciones cardiacas eran algunos de ellos.

Joseph Briggs, originario del Ucrania del este, tiene 24 años, y cuenta cómo fue abandonado en un hospital nada más nacer. Y cómo fueron sus primeros años en un orfanato. “Tenía labio leporino y el paladar hendido, por lo que me trataban de manera diferente. Todos se reían de mí”, cuenta. “Cada año los niños y empleados del hospicio solían ir de vacaciones al Mar Negro y a mí me mandaban al hospital”.

briggs2

briggs3

Y la de Andrew es una historia similar. Es ciego y sufrió daño cerebral en Bulgaria, de donde lo adoptaron. Cuando los Briggs lo vieron por primera vez en un hospicio, Andrew tenía cinco años y pesaba 7,5 kilos. 

La odisea para llegar a fin de mes 

Por suerte, Paul Briggs posee un puesto de trabajo bien remunerado que le permite costear los enormes gastos que genera una familia tan extensa —más de 42.000 euros al año solo en comida—. Además, su empresa contribuye con una ayuda de 10.000 dólares —unos 8.100 euros— por cada adopción, cantidad que la pareja emplea en sufragar los numerosos gastos que acarrea este tipo de operaciones.

Con una descendencia tan numerosa, los Briggs se han visto obligados a reformar su vivienda en varias ocasiones. En la actualidad, posee nueve dormitorios y cuenta con una superficie de más de 5.000 metros cuadrados, el doble que el edificio original.

Pero la casa no es sólo un hogar, es también el lugar en el que los niños estudian. Jeane Briggs ha escolarizado a los menores en casa durante casi tres décadas. Cada mañana entre semana los niños se levantan entre las 7:00 y las 7:30, desayunan y se preparan para las lecciones, que empiezan a las 9:00. Parece que el sistema funciona bien, ya que son varios los graduados universitarios entre los Briggs.

Más complicada suele ser la hora de la comida. Jeane Briggs la describe como “una locura”. Lo más complicado es dar de comer a más de 30 bocas. Para ello, la familia usa con frecuencia platos y vasos de papel, ya que su sencillo lavavajillas no da abasto, aunque se llene tres veces.

Pero todo esfuerzo merece la pena, dicen. La recompensa es cambiar la vida de niños como Tia, de 18 años, que fue adoptada junto a sus dos hermanas de Ucrania del Este después de que su madre muriera de tuberculosis y su padre fuera asesinado.”Cuando llegué a la casa vi a toneladas de gente corriendo hacia mí para abrazarme”, dice Tiarecordando su llegada al hogar de los Briggs. “Estoy tan contenta de estar aquí. No sé qué estaría haciendo si no estuviera aquí, ni siquiera sé si estaría viva”. Sin duda todo un ejemplo matrimonial y familiar de amor incondicional.

briggs4

 

Adoración al Santísimo del Festival de la Juventud de Medjugorje

Ochenta mil personas

Actualizado 10 agosto 2015

Cari Filii

477_miles_de_jovenes_llegados_de_todo_el_mundo_rezaron_a_la_gospa__virgen___foto__dani_

Del 31 de julio al 6 de agosto tuvo lugar en Medjugorje el XXVIº Festival de la Juventuddurante el cual tuvo lugar el habitual mensaje del día 2 de cada mes a Mirjana, una de las videntes. El punto culminante del encuentro tuvo lugar en la adoración al Santísimo del último día, ante más de ochenta mil asistentes, de ellos medio millar de sacerdotes.

adoracion_medjugorje

Para el inicio del Festival, el cardenal arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, había enviado el siguiente mensaje:

“¡Queridos jóvenes que han regresado nuevamente a Medjugorje en gran número! En estos días estoy con ustedes con el corazón y en la oración intensa. Hoy [31 de julio] se celebra la memoria de San Ignacio de Loyola. Él sólo tenía un deseo: colocarse totalmente a disposición de Dios, para la difusión de su Reino. Esta disponibilidad ha dado frutos muy grande, el más reciente de los cuales, en orden a los tiempos, es nuestro querido Papa Francisco, el primer Papa llegado de la Orden de los Jesuitas. ¡Encomendémosle a él a la Virgen y su ministerio! Jesús nos dice que digamos lo que Ignacio ha puesto efectivamente en práctica, a saber: ´¡Aquí estoy! ¡Quiero recorrer el camino de mi vida en comunión contigo, junto a ti!´ ¡Que el Señor los bendiga a ustedes y los días que están transcurriendo en Medjugorje con Él y Su Madre! Oren también por el Sínodo de la Familia”.

Además de momentos de oración, charlas de espiritualidad, testimonios de conversión y la misa vespertina, tuvieron lugar numerosos actos musicales y escénicos, como la interpretación por parte del padre franciscano Marin Karaci, recién ordenado, de las canciones de su primer álbum, o el espectáculo musical Creo en la Misericordia, a cargo de la Comunidad del Cenáculo.

El mundo de Lucy

anna_gianlucaEl día 3 de agosto destacó el testimonio del matrimonio formado por Gianluca Anselmi y Anna Benedetti, de Verona (Italia), ambos músicos profesionales. Anna contó que tras diez años de matrimonio descubrió que estaba embarazada de una niña a la que decidieron llamar Lucy. Durante el embarazo los médicos descubrieron que nacería con síndrome de Dandy Walker (una malformación cerebral) y además con síndrome de Down.

“Recuerdo perfectamente”, explicó Anna, “cómo nos decía el médico que hay una ley que nos permite abortar a este tipo de niños, pero yo me preguntaba qué tipo de ley me permite hacer lo que se supone que voy a decidir… Matar una vida… a Lucy, a una niña. No paraba de repetírmelo a mí misma… Me hice más pruebas por si me daban otro diagnóstico. Nos imaginábamos continuamente a Lucy inmóvil, sin caminar, sin hablar… Pensamos en nuestras vidas, destrozadas, pero mi cuerpo seguía rechazando la idea del aborto. Una noche sucedió algo extraordinario: No podía dormir intentando encontrar una solución para esta situación y, de repente, empecé a rezar. Tan solo sentí vacío, silencio y abandono. De repente, me llegó una señal: pude ver una luz, ¡era una luz que quería venir a este mundo! Inmediatamente sentí un calor que me envolvía como un fuerte abrazo, lo sentí perfectamente en mi piel. Entonces, escuché a Lucy gritándome: ´¡Sí, lo haremos juntas!´ Estaba tan convencida de lo que acababa de experimentar, que desperté a Gianluca y le conté todo, le dije que nuestras vidas cambiarían. Sentíamos que Lucy nos iba a cambiar el mundo. Ella nos iría guiando paso a paso. Gianluca percibió mi serenidad y me dijo que estaría siempre a mi lado. Lucy, preciosa criatura, que brillas, serás la luz que disipe las nubes, traerás esperanza al mundo con nuestra vida, con nuestra música. Esa era nuestra misión, nuestra vocación. Pasado un tiempo, decidimos compartir nuestra historia a través de una página web para que todo el mundo pudiese tener acceso a ese portal de luz y esperanza. Jamás pedimos por la curación de Lucy. Estábamos convencidos de que si esa era la voluntad de Dios, venía a este mundo a cumplir una misión: ser luz… Lucy nació en el 2009 y ha sobrevivido a muchas operaciones. Hoy, es una niña feliz. Es nuestro milagro. Necesitaba nacer por alguien o por algo. Puede andar, hablar, saltar, bailar… Llevamos 5 años dando testimonio mediante la difusión de un vídeo concierto titulado El mundo de Lucy. Viajamos muchísimo porque queremos inundar el mundo de esperanza”.

El pudor perdido

11 agosto 2015 1 comentario

mujeres-red_and_blue_dress_modern_lady_oilSi desnudarse fuera lo normal, la vergüenza sería antinatural, pero la vergüenza es un instinto de preservación de la intimidad, no un prejuicio adquirido.

La sociedad entera, antes tenía la percepción de que existía un límite. Ahora, la moda impone la falta de pudor. La novedad de nuestro actual contexto cultural es que nadie de avergüenza de llevar parte del cuerpo descubierto. La trasgresión ya no se considera la ruptura de un orden profundo, indispensable a nivel personal y social para conservar la propia fisonomía humana y evitar precipitarse en la animalidad. Al contrario, ahora se le ve como signo de intrepidez y rebeldía. Por otra parte, quien vive el pudor, es objeto de crítica e ironías.

Hay una secreta relación entre pudor y sexualidad ya que el pudor protege la intimidad del cuerpo. Hay que preguntarse si el pudor puede en verdad ser aniquilado.

“Una manifestación exagerada e indiscreta puede ocultar lo esencial. Lo advertimos cuando en determinadas circunstancias, un exceso de visibilidad acaba por hacer opaca a una persona o una situación” (Giuseppe Savagnone).

¿No sucede lo mismo con los sentimientos íntimos? Si se guardan en secreto o se confían a unos pocos, mantienen su significado. En cambio, revelados indiscretamente a cualquiera, se convierten en un objeto anónimo de curiosidad y de cotilleo.

Hay modos de exhibir la realidad humana que, en vez de revelar su sentido, acaban por banalizarla, y en consecuencia, por ocultar su verdad profunda. Sin misterio no hay revelación.

Justamente de esto nos defiende el pudor, porque es el temor a que, reducido a espectáculo, lo que hay de más íntimo y sagrado en nosotros se vuelva dramáticamente opaco, sea a los ojos de los demás o a los propios. En el pudor emerge la exigencia del ser humano de custodiar el misterio personal, contra las fuerzas que por todos lados tienden a vaciarlo.

El ser humano puede quedar desprotegido, a base de desproteger el pudor, en tres campos: el lenguaje, el vestido y la casa. A través de la palabra podemos dar a conocer nuestra intimidad al mejor amigo; a través del vestido cubrimos nuestra intimidad corporal de los ojos extraños. Cuando invitamos a una persona a nuestra casa, la invitamos de algún modo a nuestra intimidad.

Sólo esta capacidad de custodiarse hace posible el don de sí mismo. La pérdida del pudor lleva a ver a la persona como objeto.

Se ha hecho normal exhibir en la televisión vicisitudes personales, tragedias familiares o particularidades íntimas. No hay perversión, retorcimiento o vicio que no sea expuesto al público.

Cuando la moda desviste en vez de vestir, no es el cuerpo solamente un conjunto de células y tejidos orgánicos. En cada una de sus células y fibras, el cuerpo está empapado por el principio que lo hace humano.

La desnudez no es natural; en realidad, sólo los animales prescinden de vestidura, mientras que posiblemente no exista pueblo conocido, incluso en climas tropicales, que deje de cubrirse de algún modo. El cuerpo del varón y de la mujer es un misterio que pide ser custodiado y respetado. No hay mayor denigración de la mujer que reducirla a cuerpo.

El “impudor” se exhibe en la televisión, también en la morbosa presentación de escenas de violencia y sexo. Es el gran escaparate de la corporeidad desnudada y envilecida. Lo más terrible no es el intento que se ha llevado a cabo con varios programas, sino la reacción del público que se ha acostumbrado a ello. La imagen humana ha perdido toda referencia a su modelo; es decir, ya no parece imagen de Dios.

Esta imagen divina es la que, en definitiva, el pudor tiene como fin custodiar. Lejos de ser el último tabú de una mentalidad superada, el pudor es el signo indeleble de la altura, la amplitud y la profundidad que todo ser humano lleva consigo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 504 seguidores