Una visión de la Iglesia Remanente

Nuestra Señora de Zaro di Ischia recibida por Simona 26 de enero de 2023:

Vi a mi madre: estaba vestida de blanco, alrededor de su cintura había un cinturón dorado, sobre sus hombros un manto azul verdoso que también cubría su cabeza. En sus brazos, la Madre tenía al Niño Jesús; detrás de los hombros de la Madre, dos angelitos sostenían una corona de reina suspendida sobre su cabeza. Que Jesucristo sea alabado…

Aquí estoy: una vez más vengo a ustedes, hijos míos, por la inmensa misericordia del Padre. Hijos míos, el mundo necesita oración: hijos míos, nuevamente les pido oración por mi amada Iglesia, por mis amados y predilectos hijos [sacerdotes]. Ore al Señor por ellos para que estén listos para la batalla, para que no pierdan su fe; oren para que el verdadero Magisterio de la Iglesia no se pierda. Mira, hija …

Comencé a tener una visión de muchas iglesias esparcidas por todo el mundo, desmoronándose, destruidas y abandonadas. Solo unos pocos seguían de pie con pequeños grupos de personas dentro orando y adorando a Jesús; Los sacerdotes que todavía celebraban eran pocos. Entonces la Madre reanudó el mensaje…

Oren, hijos, oren con fuerza y constancia; orad con amor, estad dispuestos a amar al Señor con un corazón puro, sin «si» ni «peros». Oren, hijos míos, oren. Ahora te doy mi santa bendición. Gracias por apresurarse a mí.

Lecturas relacionadas

Sobre el llamado para que la Iglesia remanente y los sacerdotes se preparen: Nuestra Señora: Prepárense: Parte I, Parte II y Parte III

La Palabra es para ser vivida

Nuestra Señora de Zaro di Ischia a Angela el 26 de enero de 2023:

Esta tarde, mi madre apareció vestida de blanco; El manto que la envolvía también era blanco. Era ancho y cubría su cabeza también. Sobre su cabeza, la Virgen María tenía una corona de doce estrellas brillantes. Mi madre tenía los brazos extendidos en señal de bienvenida. En su mano derecha había un largo rosario sagrado, blanco como la luz. En su pecho había un corazón de carne coronado de espinas. La Virgen María tenía los pies descalzos que fueron colocados sobre el mundo [globo]. En el mundo estaba la serpiente sacudiendo su cola fuertemente, pero la Virgen María la sostenía firmemente con su pie derecho. En el mundo se podían ver escenas de guerras y violencia. La madre hizo un ligero movimiento y cubrió el mundo con parte de su amplio manto. Que Jesucristo sea alabado…

Queridos hijos, gracias por estar aquí en mi bendito bosque. Los amo hijos, los amo inmensamente. Hijos míos, estoy aquí por la inmensa misericordia de Dios, estoy aquí porque los amo. Queridos bienamados hijos, hoy les pido nuevamente oración, oración por este mundo envuelto por el mal. Mis muy queridos bienamados hijos, les pido que aprendan a guardar silencio; Permítanme hablar y aprender a escuchar. Vive mis mensajes. Queridos hijos bienamados, esta tarde les pido nuevamente que vivan los sacramentos, que escuchen la Palabra, que la guarden. La Palabra debe ser vivida, no cambiada o interpretada.

Queridos hijos bienamados, hoy les digo de nuevo: «Os esperan tiempos difíciles, tiempos de dolor y de regreso a Dios». Convertir antes de que sea demasiado tarde. Dios es amor y te espera con los brazos abiertos; no lo hagas esperar más. Queridos bienamados hijos, miren a Jesús en la Cruz. Aprende a permanecer en silencio ante Él. Permítele hablar. Aprende a adorar a Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar. Él está allí esperándote en silencio noche y día. Queridos hijos amados, cuando les digo: «Les esperan tiempos difíciles», no es para poner miedo en ustedes, sino para sacudirlos, para prepararlos. Oren, hijos, hagan de su vida una oración continua. Deja que tu vida sea oración. Sed testigos, no tanto con vuestras palabras que no son necesarias, sino con vuestra vida.

Entonces la Madre me pidió que rezara junto con ella por el destino de este mundo. Mientras oraba con ella, tuve varias visiones del mundo. Entonces la Madre volvió a hablar.

Hijos, hoy paso entre ustedes, toco sus corazones y los bendigo. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

La Iglesia está en gran peligro

Nuestra Señora a Marco Ferrari el 23 de enero de 2023:

Mis queridos y amados hijitos, me alegro de encontrarlos aquí unidos en la oración: hoy han hecho feliz mi Corazón. Amados hijos, nuevamente los exhorto a volver a Dios, a volver a la fe, a volver al amor misericordioso, a volver al verdadero testimonio, para llevar a Dios incluso a aquellos que luchan y lo rechazan. ¡Hijos míos, sean mis instrumentos!

Hijos míos, os pido que ayunéis y hagáis renuncias; Os pido que recéis mucho por la Iglesia: la Santa Iglesia está en gran peligro. La lucha se está volviendo cada vez más acalorada y para la Iglesia, habrá un tiempo de gran prueba y gran oscuridad. Debes orar. Hijos, no temáis, la confusión no vencerá y las fuerzas del mal no prevalecerán: nunca triunfarán sobre la Iglesia de Mi Hijo Jesús porque Ella ha sido redimida con Su Preciosa Sangre.

Los invito, hijos míos, a aceptar el Evangelio en sus vidas, a vivirlo y ponerlo siempre en el centro de sus opciones y de su camino.

Hijos Míos, Yo los bendigo en el nombre de Dios que es Padre, en el nombre de Dios que es Hijo y en el nombre de Dios que es el Espíritu de Amor. Amén. Los acaricio, los beso, los aferro a todos a mi Corazón. ¡Los amo, hijos míos! Adiós, hijos míos.

Estos tiempos del Anticristo

El mundo al acercarse un nuevo milenio, para el que toda la Iglesia se está preparando, es como un campo listo para la cosecha.
SAN JUAN PABLO II, Jornada Mundial de la Juventud, homilía, 15 de agosto de 1993

EL El mundo católico ha sido un hervidero recientemente con la publicación de una carta escrita por el Papa Emérito Benedicto XVI esencialmente afirmando que el Anticristo está vivo. La carta fue enviada en 2015 a Vladimir Palko, un estadista retirado de Bratislava que vivió la Guerra Fría. El difunto Papa escribió:

Vemos cómo el poder del Anticristo se está expandiendo, y solo podemos orar para que el Señor nos dé pastores fuertes que defiendan a su iglesia en esta hora de necesidad del poder del mal. —PAPA EMÉRITO BENEDICTO XVI, The American Conservative10 de enero de 2023[1]

Esta no era la primera vez, sin embargo, que Benedicto había planteado lo que es casi un tema tabú entre los intelectuales católicos. En el volumen dos de la biografía autorizada de Peter Seewald, el Papa retirado había sido aún más explícito:

… la amenaza real a la iglesia, y por lo tanto al papado … [proviene de] la dictadura global de ideologías ostensiblemente humanistas. Contradecirlos significa ser excluido del consenso social básico. Hace cien años cualquiera habría encontrado absurdo hablar del matrimonio homosexual. Hoy en día, cualquiera que se oponga a ella está socialmente excomulgado. Lo mismo ocurre con el aborto y la creación de seres humanos en un laboratorio. La sociedad moderna está formulando un credo anticristiano y oponerse a él es castigado con la excomunión social. Es natural temer este poder espiritual del Anticristo y realmente necesita la ayuda de las oraciones de toda una diócesis y de la iglesia mundial para resistirlo. —Benedicto XVI: Una vida Volumen dos: Profesor y Prefecto del Papa y Papa Emérito 1966–El Presente, p. 666; Bloomsbury Publishing – Edición Kindle

Ese pasaje estaba en la página 666.

Los Papas del siglo pasado

No fue el primer Papa en plantear el espectro de que el Anticristo podría estar operando en sus tiempos, pero Benedicto lo afirma como una cuestión de hecho. De hecho, cualquier católico remotamente despierto debe ser consciente de que, al menos, el espíritu del anticristo ha impregnado nuestra civilización.

Quien niega al Padre y al Hijo, este es el anticristo… todo espíritu que no reconoce a Jesús no pertenece a Dios. Este es el espíritu del anticristo que, como escucharon, está por venir, pero de hecho ya está en el mundo. (1 Juan 2:22, 1 Juan 4:3)

Sería miope simplemente atribuir esto como una mera negación de la existencia histórica de Cristo. Más bien, el espíritu del anticristo es en última instancia una negación de la verdad revelada y moral, porque Jesús dijo: «Yo soy la verdad». [2]

Si bien hay, para estar seguros, muchos anticristos a lo largo de la historia,[3] La Sagrada Tradición sostiene que habrá un individuo hacia el final de los tiempos[4] que es identificado como el «sin ley», el «hijo de perdición», el «hombre de pecado», la «bestia» o el Anticristo.

… que el Anticristo es un hombre individual, no un poder, no un mero espíritu ético, o un sistema político, no una dinastía o sucesión de gobernantes, era la tradición universal de la Iglesia primitiva. —St. John Henry Newman, «Los tiempos del Anticristo», Conferencia 1

Mucho antes del Vaticano II y la posterior explosión del modernismo que casi destruyó la cristiandad en Occidente, los Santos Pontífices eran muy conscientes de que algo apocalíptico había comenzado a eclipsar al mundo, tanto que no eran reticentes a etiquetarlo:

¿Quién puede dejar de ver que la sociedad está en el momento actual, más que en cualquier época pasada, sufriendo de una enfermedad terrible y profundamente arraigada que, desarrollándose cada día y comiendo su ser más íntimo, la está arrastrando a la destrucción? Ustedes entienden, venerables hermanos, lo que es esta enfermedad: la apostasía de Dios… Cuando se considera todo esto, hay buenas razones para temer que esta gran perversidad no sea como un anticipo, y tal vez el comienzo de esos males que están reservados para los últimos días; y que ya haya en el mundo el «Hijo de perdición» del que habla el Apóstol. —PAPA SAN PÍO X, E Supremi, Encíclica sobre la restauración de todas las cosas en Cristo, n. 3, 5; 4 de octubre de 1903

Sus sucesores sólo continuarían en ese tema.[5] Benedicto XV, admitiendo que tal vez ninguna otra generación registrada es paralela a nuestra sed de sangre, podría haber escrito esto ayer:

Porque ¿qué podría impedir que el alma del Padre común de todos se sintiera profundamente angustiada por el espectáculo presentado por Europa, más aún, por todo el mundo, quizás el espectáculo más triste y triste del que se tenga registro? Ciertamente, parecerían haber llegado sobre nosotros aquellos días de los cuales Cristo Nuestro Señor predijo: «Oirás de guerras y rumores de guerras, porque nación se levantará contra nación, y reino contra reino» (Mateo xxiv, 6, 7). —Ad beatissimi Apostolorum, 1 de noviembre de 1914; www.vatican.va

Pío XI, al igual que su predecesor, también marcó al Anticristo:

… todos los derechos, tanto humanos como divinos, están confundidos… todo el pueblo cristiano, tristemente desanimado y perturbado, está continuamente en peligro de alejarse de la fe, o de sufrir la muerte más cruel. Estas cosas en verdad son tan tristes que se podría decir que tales eventos presagian y presagian el «principio de dolores», es decir, de aquellos que serán traídos por el hombre de pecado, «que es elevado sobre todo lo que se llama Dios o es adorado» (2 Tesalonicenses ii, 4). (2 Tesalonicenses 2:4). —Miserentissimus Redemptor, Carta encíclica sobre la reparación al Sagrado Corazón, 8 de mayo de 1928; www.vatican.va

San Juan Pablo II, cuando todavía era cardenal, también enmarcó la «confrontación final» con el Anticristo como pivote sobre los derechos humanos. Declaró (como el diácono Keith Fournier, que estaba presente, lo escuchó):

Ahora estamos enfrentando la confrontación final entre la Iglesia y la anti-iglesia, entre el Evangelio y el anti-evangelio, entre Cristo y el anticristo. Este enfrentamiento se inscribe en los planes de la divina Providencia; es una prueba que toda la Iglesia, y la Iglesia polaca en particular, debe asumir. Es una prueba no sólo de nuestra nación y de la Iglesia, sino en cierto sentido una prueba de 2.000 años de cultura y civilización cristiana, con todas sus consecuencias para la dignidad humana, los derechos individuales, los derechos humanos y los derechos de las naciones. —Cardenal Karol Wojtyla (JUAN PABLO II), en el Congreso Eucarístico, Filadelfia, PA para la celebración del bicentenario de la firma de la Declaración de Independencia, 13 de agosto de 1976; cf. Catholic Online

De hecho, acabamos de pasar por uno de los experimentos globales más espantosos sobre derechos humanos en la historia de la humanidad con mandatos que no solo restringían los viajes, la libre asociación en nuestros hogares e incluso la capacidad de recibir los sacramentos, sino la inyección forzada de la población con terapias génicas experimentales de ARNm.[6] (a cambio de una gota de libertad o para mantener el trabajo). Muchos de nosotros vimos con horror cómo todas las «consecuencias para la dignidad humana» se hicieron evidentes:

La investigación o la experimentación sobre el ser humano no pueden legitimar actos que son en sí mismos contrarios a la dignidad de las personas y a la ley moral. El consentimiento potencial de los sujetos no justifica tales actos. —Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2295

El espíritu de la Alemania nazi, que también es el espíritu del anticristo, no está muerto; está muy vivo hoy, literalmente, en el desarrollo histórico de lo que hoy se conoce como «Big Pharma» (ver Nuestro 1942 y especialmente La pandemia del control).

… En marzo de 1946, el compañero de prisión del P. Michael] Höck en Dachau, el futuro obispo auxiliar de Munich, Johannes Neuhäusler, publicó una extensa documentación del ataque de los nazis contra el catolicismo y la resistencia de la iglesia. El título era Kreuz und Hakenkreuz (Cruz y esvástica). En él, describió las diferentes medidas adoptadas para desmantelar la fe católica. Los enumeró como: «Ataque al papado, ataque a los obispos, ataque a todo el clero, ataque a la instrucción religiosa, ataque a las oraciones y al crucifijo en las escuelas, ataque a todos los grupos católicos, restricciones a los servicios de la iglesia, restricciones al cuidado pastoral, restricciones a las órdenes religiosas católicas, representaciones tendenciosas y tergiversaciones, diatribas contra el cristianismo, adiós al viejo Dios». Describió otras medidas adoptadas contra la iglesia en la batalla para destruirla como «la ira del Anticristo contra lo santo». La rabia del Anticristo contra las «vidas sin valor». La rabia del Anticristo contra el judaísmo». —Benedicto XVI: A Life Volume One, pp. 194-195, Bloomsbury Publishing – Kindle Edition

Tómalo de la boca de Aldous Huxley, aparentemente masón y autor de Un mundo feliz:

Habrá, en la próxima generación más o menos, un método farmacológico para hacer que la gente ame su servidumbre, y producir dictadura sin lágrimas, por así decirlo, produciendo una especie de campo de concentración indoloro para sociedades enteras, de modo que a la gente de hecho se le quiten sus libertades, sino que la disfruten, porque se distraerán de cualquier deseo de rebelarse mediante propaganda o lavado de cerebro. o lavado de cerebro mejorado por métodos farmacológicos. Y esta parece ser la revolución final. —discurso en Tavistock Group, Escuela de Medicina de California, 1961 (algunos atribuyen el discurso a 1962 en Berkely, pero el discurso en sí no se discute)

La Revolución Final: Anticristo en Nuestros Tiempos

Es interesante que los padres del joven futuro papa, Joseph Ratzinger, le hubieran dado una copia de Der Herr der Welt, «Señor del mundo», la novela apocalíptica del escritor y sacerdote inglés Robert Hugh Benson. «Es la visión de un Anticristo moderno, que se convierte en gobernante del mundo bajo la cobertura del progreso y la humanidad», escribe Seewald. Pero…

El progreso científico más extraordinario, las hazañas técnicas más asombrosas y el crecimiento económico más asombroso, a menos que vayan acompañados de un auténtico progreso moral y social, a la larga irán en contra del hombre. —PAPA BENEDICTO XVI, Discurso a la FAO en el 25º aniversario de su institución, 16 de noviembre de 1970, n. 4

Seewald continúa diciendo: «Después de la eliminación del cristianismo, la conformidad forzada y la instalación de una nueva religión de la humanidad, es honrado como un nuevo Dios».[7]

Estamos viviendo esa realidad hoy de una manera profunda y sorprendente, que es quizás la razón por la cual el Papa Francisco en una de sus homilías matutinas había recomendado que los fieles leyeran Señor del Mundo. Es «casi como si fuera una profecía, como si [Benson] hubiera imaginado lo que sucedería», advirtió Francisco.[8] [Por supuesto, debe decirse que muchos de los fieles están perplejos, entonces, por qué el Papa Francisco ha lanzado su respaldo político detrás de toda la agenda de las Naciones Unidas e incluso de las grandes farmacéuticas. La confusión, o lo que Sor Lucía llamó «desorientación diabólica», está en gran medida en el corazón de esta revolución global.]

Por ejemplo, la eutanasia institucionalizada es un desarrollo clave en la novela de Benson, algo que en 1907, cuando se publicó, era impensable. También lo fue la idea de una cultura que «avanzaba» completamente sin Dios.

… la reconciliación del mundo sobre una base distinta a la de la Verdad Divina… Estaba llegando a existir una unidad diferente a todo lo conocido en la historia. Esto fue lo más mortal por el hecho de que contiene tantos elementos de bien indudable. La guerra, aparentemente, ya estaba extinta, y no era el cristianismo el que la había hecho; ahora se veía que la unión era mejor que la desunión, y la lección se había aprendido aparte de la Iglesia. La amistad tomó el lugar de la caridad, el contentamiento el lugar de la esperanza y el conocimiento el lugar de la fe. Señor del Mundo, Robert Hugh Benson, 1907, p. 120

Esto es precisamente lo que las Naciones Unidas y sus subsidiarias, como el Foro Económico Mundial (FEM), imaginan: un mundo completamente humanista desprovisto de la Santísima Trinidad. De hecho, la Cuarta Revolución Industrial, que es un movimiento transhumanista, tiene la intención de hacernos como dioses fusionando nuestras identidades biológicas, digitales y físicas en una sola. Esto no está llegando, está en progreso.

Es la fusión de estas tecnologías y su interacción a través de los dominios físico, digital y biológico lo que hace que la cuarta revolución industrial sea fundamentalmente diferente de las revoluciones anteriores. —Prof. Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, «La Cuarta Revolución Industrial», p. 12

El profesor Yuval Noah Harari, uno de los principales asesores de Schwab y el FEM, declara que el cristianismo es simplemente un mito y que el Homo sapiens es una «especie de posverdad».[9] 

Con la ayuda de nuevas tecnologías, dentro de unos pocos siglos o incluso décadas, los sapiens se actualizarán en seres completamente diferentes, disfrutando de cualidades y habilidades divinas. —de Sapiens: Una breve historia de la humanidad (2015); cf. lifesitenews.com

Esto es precisamente lo que San Pablo dijo que el Anticristo se jactaría:

… el hijo de perdición, que se opone y se exalta contra todo supuesto dios u objeto de culto, para que tome asiento en el templo de Dios, proclamándose a sí mismo como Dios. (2 Tesalonicenses 2:3-4)

Pero antes de eso, es necesario que el suelo esté preparado, lo que este siglo pasado ha hecho con creces. Después de dos guerras mundiales, y ahora al borde de una tercera; después de la difusión de «los errores de Rusia» y la explosión de la ideología marxista que ha engendrado la teoría crítica de la raza, el transgenerismo, el «matrimonio» gay y una dicotomía «vaxxed vs. the unvaxxed», está claro que los objetivos del anticristo de los Illuminati/Masones se han logrado. Su objetivo, escribió Gerald B. Winrod…

… siempre ha sido provocar conflictos de fuentes secretas y engendrar odios de clase.[10] Este fue el plan utilizado para provocar la muerte de Cristo: un espíritu de la mafia fue creado. La misma política se describe en Hechos 14:2, «Pero los judíos incrédulos agitaron a los gentiles y envenenaron sus mentes contra los hermanos». —Adam Weishaupt, A Human Devil, p. 43, c. 1935; cf. La creciente turba y los bárbaros a las puertas

Así también, la Cuarta Revolución Industrial o «Gran Reinicio» solo es posible si derribas lo que existe para «reconstruir mejor». La «iluminación de gas» -manipular (a alguien) usando métodos psicológicos para que cuestione su propia cordura o poderes de razonamiento- es su modus operandi[11] 

El iluminismo tiene como propósito principal la intensificación de la inquietud humana como un medio para derribar todo lo que existe, por lo que mediante una preparación anticipada a largo plazo, se puede allanar el camino para que los poderes detrás de escena establezcan su sistema final de gobierno internacional. —ibíd., pág. 50

Exactamente lo que San Cirilo de Jerusalén previó 1700 años antes:

El odio a los hermanos hace espacio al Anticristo; porque el diablo prepara de antemano las divisiones entre el pueblo, para que el que ha de venir sea aceptable para ellos. —Doctor de la Iglesia, (c. 315-386) Conferencias Catequéticas, Conferencia XV, n.9

Tal ha sido el objetivo obvio de estos poderosos banqueros internacionales, «filántropos» y sus títeres, ahora claramente a la vista, en las más altas posiciones políticas, de salud, educación y sociales de influencia.

… Pocas personas son conscientes de cuán profundas son las raíces de esta secta. La masonería es quizás el mayor poder organizado secular en la tierra hoy en día y lucha cara a cara con las cosas de Dios a diario. Es un poder controlador en el mundo, que opera detrás de escena en la banca y la política, y se ha infiltrado efectivamente en todas las religiones. La masonería es una secta secreta mundial que socava la autoridad de la Iglesia Católica con una agenda oculta en los niveles superiores para destruir el papado. —Ted Flynn, Hope of the Wicked: The Master Plan to Rule the World, p. 154

Hubo un tiempo en que las diferencias entre la llamada «izquierda» y la «derecha» eran cuestiones relativamente menores sobre cómo administrar la economía, la atención médica, la inversión, etc. No es así hoy. Mientras que los medios de comunicación completamente corruptos de hoy intentan pintar a la llamada «derecha» como extremista, y siempre hay extremos en todos los lados, se puede decir hoy que los partidos políticos de izquierda se han convertido en el verdadero brazo ideológico del espíritu del anticristo. Porque es desde la «izquierda» que las ideologías peligrosas y condenadas por la Iglesia del marxismo, el socialismo y el comunismo están criando toda una nueva generación radicalizada. Creen que el acceso al aborto, a la cirugía de «afirmación de género» para amputar los órganos sexuales de los niños, el desmantelamiento de las fuerzas policiales, la eliminación de las fronteras, la disolución de la propiedad privada, la destrucción del «capitalismo», la redefinición del matrimonio, la reducción de la población humana y una serie de otras agendas amorales … son sus «derechos». No, ya no vivimos en un paisaje de «derecha contra izquierda«, sino verdaderamente bueno contra mal, y eso trasciende a ambos lados del espectro político. Además, los «buenos» simplemente están siendo superados en número ahora.[12]

Por lo tanto, el ideal comunista gana a muchos de los miembros mejor mentales de la comunidad. Estos, a su vez, se convierten en los apóstoles del movimiento entre los intelectuales más jóvenes que todavía son demasiado inmaduros para reconocer los errores intrínsecos del sistema. —PAPA PÍO XI, Divini Redemptoris, n. 15

Advertí de esto hace años: que un Gran Vacío ha sido dejado no solo por el ensordecedor silencio moral y evangélico de la Iglesia, particularmente a nivel local, sino «por una avalancha de propaganda que se centra en la autorrealización, en lugar de en Dios».[13] Hemos criado generaciones ahora que no solo rechazan el catolicismo, sino que están llenando sus corazones con «entretenimiento» violento e impío, pornografía dura, redes sociales corrosivas, horas de juego y música narcisista y lujuriosa. Es una dieta de comida chatarra.[14] Como tal, inevitablemente está dejando a las generaciones X, Y y Z anhelando algo más profundo, algo más grande … Alguien verdaderamente «dotado» que puede elevarse por encima de nuestros políticos relativistas y estereotipados (y sacerdocio plagado de escándalos), y liderar nuestros tiempos. Los días están maduros para el surgimiento del Anticristo, dado el conjunto correcto de crisis para que él «resuelva».

Antes de la segunda venida de Cristo, la Iglesia debe pasar por una prueba final que sacudirá la fe de muchos creyentes. La persecución que acompaña a su peregrinación en la tierra revelará el «misterio de la iniquidad» en forma de un engaño religioso que ofrece a los hombres una solución aparente a sus problemas al precio de la apostasía de la verdad. El engaño religioso supremo es el del Anticristo, un pseudo-mesianismo por el cual el hombre se glorifica a sí mismo en lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne. —cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 675-676

El Anticristo engañará a muchas personas porque será visto como un humanitario con una personalidad fascinante, que defiende el vegetarianismo, el pacifismo, los derechos humanos y el ecologismo. —Cardenal Biffi, London Times, viernes, 10 de marzo de 2000, refiriéndose a un retrato del Anticristo en el libro de Vladimir Soloviev, Guerra, progreso y el fin de la historia

Uno podría continuar con los claros «signos de los tiempos» de lo que Benedicto llama el poder «expansivo» del Anticristo, desde el surgimiento de una verdadera antiiglesia desde dentro de la Iglesia misma;[15] a la inminencia de las identificaciones digitales y un sistema sin efectivo;[16] a lograr el control total sobre la libertad de movimiento y expresión e incluso la salud de uno a través de «pasaportes de vacunas»;[17] y a cómo estamos a pocos centímetros de la posibilidad de una «marca de la bestia» literal, el único medio, en tal sistema,[18] a través del cual uno podrá «comprar o vender».[19] Es verdaderamente la tormenta perfecta: la Gran Tormenta.

Pero, ¿cuál es el antídoto de Dios para el espectro del Anticristo en nuestros días? ¿Cuál es la «solución» del Señor para salvaguardar a Su pueblo, la Barca de Su Iglesia, a través de las aguas turbulentas que se avecinan? Eso, en la siguiente reflexión…

La confusión será generalizada

San Miguel Arcángel a Luz de María de Bonilla  el 23 de enero de 2023

Amados hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo:

Como príncipe de las legiones celestiales, por Divina Voluntad, los exhorto a ser obedientes y a mirar con claridad lo que está sucediendo en el mundo y entre los grandes poderes. Cada uno de ustedes, hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, deben mantener su fe creciendo constantemente para que no disminuya.

Hay tantos seres humanos caminando en la oscuridad que sus ángeles guardianes están sufriendo constantemente, debido a la necedad, la desobediencia, la falta de amor al prójimo por parte de aquellos que se unen cada vez más a falsas ideologías. Están recibiendo invitaciones para vivir una espiritualidad que supuestamente es más conveniente y adecuada para estos tiempos de modernismo, llamadas provenientes de aquellos que están orquestando la plataforma del Anticristo.

¡Todo cambiará! … Debes estar preparado espiritual y materialmente, ¡ahora! Cambios muy serios ocurrirán a manos de los opresores, y la humanidad sufrirá una gran tribulación. La Iglesia de nuestro Señor y Rey Jesucristo se está dividiendo aún más, aceptando formas de modernismos que alienan a los fieles. Las iglesias dejarán de ser lugares de oración, de comunión con nuestro Rey y Señor Jesucristo, y lugares donde os reunís para venerar a nuestra Reina y Madre. Las iglesias serán para celebrar eventos mundanos, las oraciones no serán escuchadas, y el cisma de la iglesia estará latente.

La confusión será generalizada. Un número de almas permanecerán fieles y marcharán hasta el final siendo fieles. Nuestra Reina y Madre te está protegiendo, con la intención de protegerte en la batalla final.

¿Quieres ser salvo? Aléjate de lo mundano, cómodo, fácil, de lo que daña el alma, para que el esfuerzo realizado dé frutos de Vida Eterna. Las medidas contra la humanidad se están intensificando: la confusión se está apoderando de los seres humanos, y los signos y señales que están apareciendo advierten de la purificación. Como humanidad, estás caminando en manos del mal, estando sujeto a él. Hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, continúen sin temor, sin olvidar que pueden arrepentirse hasta el último momento.

Oren, hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, oren por la Ciudad del Vaticano: el sufrimiento se acerca rápidamente.

Oren, hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, oren para que la Iglesia, el Cuerpo Místico de Cristo, sea fiel a nuestro Rey y Señor Jesucristo.

Oren, hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, oren por la costa del Pacífico de América Latina.

Oren, hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, oren y actúen en paz; la Voluntad de Dios lo ha arreglado todo.

Oren, hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, oren por Indonesia; será fuertemente sacudido.

Oren, hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, oren y tengan en cuenta que las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia (Mt 16:18).

Oren, hijos, oren, hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo: la naturaleza continúa su avance.

Hijos de nuestro Rey y Señor Jesucristo, continúen sin miedo: nuestra Reina y Madre del Fin de los Tiempos los protege del mal. Sed dignos hijos del Rey, sed dignos del amor maternal.

Ora con tu corazón, ten en cuenta que te protegemos y no te abandonaremos.

Sed seres humanos de corazón sincero; Trabajar y actuar en paz. No os apresuréis, porque la Santísima Trinidad sostiene todo lo que sucede en Su Mano. Ama la Divina Voluntad. (Mt 7:21) Mis legiones los protegen. Los bendigo, hijos amados de nuestro Rey y Señor Jesucristo, con mi espada en alto.

Ave María purísima, concebida sin pecado

Ave María purísima, concebida sin pecado

Ave María purísima, concebida sin pecado

Comentario de Luz de María

Hermanos y hermanas:

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla, sé nuestra protección contra la maldad y las trampas del diablo; que Dios lo reprenda, oramos humildemente; y tú, oh príncipe de las huestes celestiales, por el poder de Dios, arrojas al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos que merodean por el mundo buscando la ruina de las almas. Amén.

Oración a San Miguel Arcángel creada por el Papa León XIII

Calmar vuestros corazones

Nuestra Señora, Rosa Mística a Eduardo Ferreira el 12 de enero de 2023:

Paz. Queridos hijos, los invito a orar por la paz en sus familias. Hijos Míos, calmen sus corazones y no tengan miedo de nada. Yo soy vuestra Madre y estoy aquí para ayudaros. No escuches rumores de guerra. Ofréceme todas tus dificultades. Sé que tu cruz es pesada, pero no te desanimes. No os preocupéis y no temáis a los que niegan estas apariciones. Continúen orando por todos. Soy la Rosa Mística, Reina de la Paz. Con amor los bendigo.

San José a Eduardo Ferreira el 12 de enero de 2023:

Yo, José, te invito a la oración silenciosa. Confíen en nuestros Sagrados Corazones. No resistan la gracia de nuestros Sagrados Corazones. Bendita sea la casa que honra a nuestros Sagrados Corazones. Amados, nuestro adversario continúa actuando en las familias. Siembra discordia entre padres e hijos, y finalmente se divorcia. Defiéndanse con oraciones. Use agua bendita con frecuencia. Ante tantas manifestaciones del enemigo, las oraciones deben aumentar para ganar. Soy José el carpintero.

Nuestra Señora, Rosa Mística a Eduardo Ferreira el 13 de enero de 2023:

Paz. Queridos hijos, hoy los invito especialmente a la oración por Mis hijos predilectos que son sacerdotes. Mis hijos favorecidos, deben tener verdadero arrepentimiento en sus corazones para encontrar el perdón. Es en el verdadero arrepentimiento que Dios es visto. Hijos míos, debéis fortaleceros en la oración. Confiad a Dios y veréis las maravillas que Él hará en cada uno de vosotros. Con amor los bendigo.

San José a Eduardo Ferreira el 13 de enero de 2023:

Amados, Yo José los invito a orar por esta nación. Nuestros mensajes hablan muy claro. Si deseas tener paz en esta nación, comienza a orar hoy. Lo que viene para toda la humanidad no es bueno en absoluto. No tendrás a dónde huir. Su Refugio está en nuestros Sagrados Corazones. Muchos serán presa de un gran temor. No tendrán a dónde huir. El momento es ahora. Soy José el carpintero.

El enemigo actuará contra la confesión y la Eucaristía

Nuestra Señora Reina de la Paz a Pedro Regis el 28 de enero de 2023

Queridos hijos, anímense y den testimonio de Jesús. Estáis viviendo en tiempos de dolor, y Yo he venido del Cielo para ayudaros. Escucha. No os desaniméis por vuestras dificultades. Confía en el Señor y serás victorioso. Arrepiéntete sinceramente de tus pecados. Mi Jesús os espera con los brazos abiertos. Acércate al confesionario y busca la misericordia de Mi Jesús a través del sacramento de la Confesión. Confesión y Eucaristía: la gran acción del enemigo será contra estos sacramentos. Sufro por lo que viene para ti. Dadme vuestras manos y os conduciré a Mi Hijo Jesús. ¡Valor! Pase lo que pase, no te apartes de la verdad. Este es el mensaje que hoy os doy en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reunirlos aquí una vez más. Los bendigo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Estén en paz.

Nuestra Señora Reina de la Paz a Pedro Regis el 26 de enero de 2023

Queridos hijos, Mi Jesús os ama y espera mucho de vosotros. No permitáis que nada ni nadie os aleje del camino que os he señalado. No te desanimes. Estáis viviendo en el tiempo de la gran batalla espiritual y el Señor os necesita. El plan de los enemigos es alejarte de la verdad. Atacarán la Eucaristía para desanimarte y alejarte de la verdad. Esté atento. Mi Jesús está presente en la Eucaristía en [Su] Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. No permitáis que el diablo os engañe y os quite de corazón esta verdad no negociable. Pase lo que pase, quédense con las enseñanzas del verdadero Magisterio de la Iglesia de Mi Jesús. Este es el mensaje que hoy os doy en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reunirlos aquí una vez más. Los bendigo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Estén en paz.

TIHALJINA

No deja de ser curioso el hecho de que la imagen más conocida de la Virgen de Medjugorje, no sea una imagen propiamente de Medjugorje sino de un pequeña localización que se encuentra a sus aledaños, en Tihaljina, a unos 30 kilómetros de Medjugorje.

Este lugar comprende un cinturón de parajes naturales que acogen sin embargo un pequeño espacio asfaltado donde se levanta la Iglesia de la Inmaculada Concepción. En su interior puede verse unas de las estatuas más hermosa de la Virgen María que uno haya podido contemplar jamás. No podemos pasar delante de ella sin detenernos lo suficiente como para homenajearla con una sentida jaculatoria salida de lo más profundo del corazón. La delicadeza que desprenden los suaves perfiles que la componen podrían prolongar los instantes de la contemplación más subida. Son sentimientos que la fe enardece desde el propio interior.

Me recuerda aquella anécdota de aquel lejano día del siglo XVI cuando le preguntaron a Miguel Angel Buonarotti por la sorprendente calidad de una de sus esculturas cinceladas en el blanco mármol de Carrara. Miguel Angel dejó estupefactos a quienes, contenidos, escucharon su respuesta: “La escultura ya estaba dentro de la piedra. Yo solo he quitado el mármol que sobraba”. Resulta curioso lo bien que esta idea se relaciona con la santidad a la que estamos llamados. Porque quitar lo que sobra es en el fondo la tarea cotidiana que cada uno de nosotros tiene que emprender consigo mismo. Entendiendo que lo que sobra no es más que todo eso que en nosotros deforma el rostro de Nuestro Señor Jesucristo, es decir, los tintes de nuestro orgullo, las asperezas de nuestros caprichos, los cotidianos placeres a los que rendimos idolatría; el pecado, en definitiva, que trata por todos los medios de echarnos a perder.

No sé, la verdad, quién fue el escultor que hizo la estatua de la Reina de la Paz de Tihaljina, y si, como Miguel Ángel, sintió también que la escultura estaba dentro o utilizó más bien la técnica del molde; pero sea quien sea, lo que sí estoy seguro es que jamás se hubiera imaginado la impresionante repercusión mundial que su escultura ha tenido; con más mérito si tenemos en cuenta el hecho de que, ni siquiera, se encuentra instalada en el mismo Medjugorje. La providencia unida a su belleza escultórica ha desplazado a un segundo plano a todas aquellas otras estatuas candidatas a representar la experiencia de Medjugorje en el mundo. Su amplia difusión se proyecta sobre todos esos artículos religiosos que se venden en las tiendas de Medjugorje y llevan su imagen impresa como una marca propia del lugar. Por todos los lados vemos reproducciones de la misma, réplicas en todos los tamaños, estampas, posters, por todos los lados vemos logos inspirados en su imagen, portadas de libros, cuadernos y murales, llaveros, lapiceros, pegatinas… Nos basta ver su imagen para reconocerla: “¡Esta es la de Medjugorje!”.

Me pregunto cuántas peticiones, cuántos rosarios, cuántas jaculatorias, cuántas dulces miradas amorosas se dejaron a los pies de esta estatua para la verdadera Reina de la Paz; ¿Cuántas lágrimas de amor se hicieron un torrente ante sus pies, cuántas purificaron todo lo que sobraba de sus vidas, cuántas veces y en cuántos peregrinos rompió los grandes bloques de piedra que llevamos por dentro?. La estatua es un cincel en manos de María. No se ha visto jamás en la historia del arte que una escultura esculpa el interior de un hombre.

Autor: Antonio Martín de las Mulas

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

Carta de Benedicto XVI revela el «motivo central» de su renuncia, dice biógrafo

El Papa Benedicto XVI reveló en una carta a su biógrafo que el insomnio fue la «razón central» por la que renunció en 2013. | Paul Badde/CNA

Por AC Wimmer

Sala de prensa de CNA, 29 de enero de 2023 / 07:15 am

Según el biógrafo papal Peter Seewald, el insomnio crónico finalmente llevó a la decisión del Papa Benedicto XVI de renunciar en 2013.

En su última carta al biógrafo, fechada el 28 de octubre de 2022, Benedicto XVI escribió que el «motivo central» de su renuncia al cargo fue el «insomnio», dijo Seewald según un informe del 27 de enero de CNA Deutsch, el socio de noticias en alemán de CNA.

El pontífice, que murió el 31 de diciembre de 2022, también escribió que el insomnio lo había acompañado «continuamente desde la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia».

La Jornada Mundial de la Juventud de 2005 en Colonia tuvo lugar pocos meses después de la elección de Benedicto XVI y fue su primer viaje papal.

El pontífice nacido en Baviera sirvió durante casi ocho años más antes de anunciar que renunciaba, citando la disminución de la fuerza, el 11 de febrero de 2013.

Confirmando un informe de los medios alemanes, Seewald dijo a la agencia KNA que Benedicto XVI no había querido «hacer un escándalo sobre las circunstancias más cercanas de su renuncia, que estaba justificada por su agotamiento», mientras aún estaba vivo.

Dado que los rumores y especulaciones sobre la renuncia de Benedicto no se han calmado, Seewald dijo que estaba obligado a «publicar los detalles decisivos que se me confiaron sobre la historia médica del Papa alemán».

El biógrafo dijo que Benedicto XVI había usaba pastillas para dormir fuertes.

En su viaje a México y Cuba en marzo de 2012, Benedicto XVI le dijo a Seewald que se dio cuenta de que debía haber «chocado con algo en el baño y caído» después de despertarse solo para descubrir que su pañuelo estaba «empapado de sangre».

Después de buscar atención médica, Benedicto pudo continuar su programa. Sin embargo, después del incidente, el médico personal del Papa ordenó a Benedicto que redujera su consumo de pastillas para dormir y enfatizó que solo debería asistir a citas públicas por la mañana cuando viaje al extranjero.

Por esta razón, Benedicto XVI razonó que debería dar paso a un nuevo Papa que podría asistir a la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro en 2013.