Gracias por el sacrificio escondido de tantas madres

Acaso por necesidad o tal vez por gratitud la palabra ‘mamá’ es de las primeras que aprendemos a decir

topic

“‘Padre, ¿me bendice la panza?’: Muchas veces me piden la oración de una manera que me suena como una dulce exigencia. Cierro los ojos y vuelven a mi recuerdo tantas escenas semejantes. Las dos manos de la mamá, derecha e izquierda, con las palmas hacia adentro, casi como midiendo el largo del bebé, que por lo general ya tiene nombre”, memoró con afecto el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano.

“Esa vida que crece y palpita con su propio corazón durante 9 meses en tu vientre. Una vida que siente y goza, o sufre. Esos meses de gestación son más que intercambios de alimentos. Hay sentimientos, música, cariño, voces que se van reconociendo familiares”, subrayó en su columna semanal.

El prelado destacó que también “es un tiempo de oración y de comunicación de la fe. Cuando la mujer embarazada reza, su niño también se acerca a Dios. Con cada bendición se va disponiendo al momento del parto y del bautismo que lo hará hijo de Dios” y valoró que en “muchas comunidades se fue extendiendo la hermosa propuesta de bendición de embarazadas el 25 de cada mes (impulsado por Grávida) o el día 15 (promovido por la Liga de Madres). Un rito que acompaña desde la oración comunitaria el crecimiento de la vida”.

“De estos 9 meses de comunicación surge también un conocimiento profundo. La mamá que dio a luz entiende mejor que nadie el lenguaje no verbal del llanto, la mirada, la sonrisa”, aseguró y agregó: “Y como este intercambio no es solamente químico, se van tendiendo lazos de otro orden: afectivos y espirituales. Por eso en la adopción se complementa con cariño lo que no se dio orgánicamente. Ser mamá del corazón es una vocación con todas las letras”.

En este sentido, consideró que “acaso por necesidad o tal vez por gratitud la palabra ‘mamá’ es de las primeras que aprendemos a decir”.

“El contacto piel a piel, alimentarse del pecho, es experiencia de cobijo, cuidado, ternura. Ese aporte de femineidad en los primeros tiempos de vida son fundamentales para el desarrollo sano psicológico y afectivo. De estas experiencias abreva la Biblia para enseñarnos acerca de Dios”, indicó.

Monseñor Lozano sugirió, además, mirar a María ayudados por las palabras del Papa Francisco en la exhortación “La Alegría del Evangelio”: María es la que sabe transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura’ (…) ‘Como madre de todos, es signo de esperanza para los pueblos que sufren dolores de parto hasta que brote la justicia. Ella es la misionera que se acerca a nosotros para acompañarnos por la vida, abriendo los corazones a la fe con su cariño materno.”

“Bendigamos a todas las mamás y demos gracias a Dios por tanto sacrificio escondido”, concluyó.

Artículo originalmente publicado por AICA

Categorías:Embarazo, Familia, Maternidad, Mundo

El nuevo arzobispo de Madrid usa whatsapp

Don Carlos Osoro sustituye al cardenal Rouco en Madrid

El nuevo arzobispo de Madrid usa whatsapp, come con palillos con chinos, y bocatas Pans and Company 

Actualizado 24 octubre 2014                                                   

Rosa Cuervas Mons / Alfa y Omega

El arzobispo Osoro triunfa entre los pequeños feligreses con la ayuda de unas galletas

El arzobispo Osoro triunfa entre los pequeños feligreses con la ayuda de unas galletas

En sus ratos libres en Valencia, al arzobispo Osoro le gustabapasear hasta la basílica de la Virgen de los Desamparados y ponerse a confesar, o acercarse a la zona del río, el gimnasio de los valencianos, para dar una vuelta y charlar con unos y otros. 

Usa del whatsapp para poder comunicarse mejor con los jóvenes y, si alguien va a verle, es fácil que acabe tomándose una coca cola con él, como si el arzobispo no tuviera prisa, ni ninguna tarea pendiente en la agenda. Dicen quienes conocen a don Carlos que vive para los demás y, por eso, es tan feliz

“Cualquier cosa, me llamáis”
En la primera reunión que tuvo con los sacerdotes de la archidiócesis valenciana, poco después de tomar posesión, don Carlos Osoro se despidió diciendo: «Tomad nota de mi número de móvil. Cualquier cosa que queráis de mí, me llamáis». 

Y no fueron los únicos, porque a los jóvenes con preocupaciones que se acercan a hablar con él, a un anciano necesitado…, a quien sea, don Carlos le canta los nueve números al grito de ¡Y llámame, eh! Y, cuando le llaman, contesta. 

«Y, si está reunido, te devuelve luego la llamada, o te manda un whatsapp, pero siempre contesta», cuentan a Alfa y Omega quienes han estado más cerca de monseñor Osoro en Valencia.

osoro_llama_movil

Osoro es muy accesible por el móvil y el whatsapp

El Ángelus, con quien quiera
En realidad, los valencianos no necesitaban tener el móvil del arzobispo para poder acercarse a él. Todos los días, a las 12, don Carlos Osoro bajaba las escaleras que conducen a la entrada del palacio arzobispal y se encontraba allí con la plantilla del Arzobispado y con todos los que hubieran querido compartir el rezo del Ángelus con él ese día. Sin listas de invitados. Sin reserva previa. 

después de rezar, nada más fácil que ir hasta donde estaba él -o guardar la cola, si es que ese día había- y contarle ésta o aquella preocupación. En las plantas superiores habría, probablemente, una reunión detenida y gente esperando, pero no pasaba nada.

«Cuando te tocaba esperar sabías que era porque estaba atendiendo a alguien y esa persona era, en ese momento, lo mismo que ibas a ser tú más tarde: lo más importante para don Carlos».

El arzobispo lo dejó claro desde el principio, cuando a la salida de un acto, y mientras estaba saludando a los fieles que se acercaban, los organizadores le recordaron que tenía que continuar con la agenda. «Mientras haya gente que quiera hablar conmigo, me quedo. Lo he hecho siempre así», les dijo. 

Le saludan por la calle
No es de extrañar, claro, que por las calles valencianas le vayan saludando todos, desde políticos hasta personas sin hogar. Y con unos y con otros, sobre todo con los últimos, se detiene a charlar «quince y veinte minutos. Y se sabe sus nombres -explican a este semanario-, es increíble».

osoro_chinos

Como increíble es su capacidad para exprimir el tiempo, para estar en las cenas de la comunidad católica china en la parroquia de San Valero Obispo -«Ha aprendido a comer con palillos», nos dicen ellos, orgullosos- , o para hacer una llamada que puede poner solución al problema que atraviesa esa anciana que se le acaba de acercar. 

«Cuando estás con don Carlos, tienes la misma sensación que tenías cuando eras pequeño y hablabas con tu padre», resume uno de sus amigos. 

Otro, acostumbrado a organizar y participar en actos oficiales, confiesa que el arzobispo es de esas personas que «te apetece que estén». Y añade: «Otras veces, si te dicen que no viene la autoridad, como que te quedas más tranquilo. Con don Carlos, no. Siempre quieres que esté».

Paciencia y atención
Quizá su presencia apetece siempre porque, como dicen los suyos, «don Carlos sabe mirar más allá. Mira a la persona, no con las medidas de los hombres, sino con las medidas de Dios, busca el encuentro, tiene paciencia y siempre sabe atender a quien experimenta una mayor necesidad». 

Y siempre, siempre está para los demás. Como el día que alguien le contó que su hijo hacía la Comunión y se presentó en la parroquia, sin avisar y con un regalito para cada uno de los pequeños que comulgaba ese día, o cuando accedió a bautizar al hijo de otro amigo y, al final, se encontró con que la ceremonia era para cuatro niños más. «Ningún problema», dijo el arzobispo. «Vive para los demás, no se guarda nada para sí mismo», coinciden todos los que le conocen. «Y por eso está siempre tan feliz», añaden.

El bocadillo de la cena
Lo malo de vivir para los demás, sin reloj y sin horarios, es que, a veces, la logística falla, y entonces don Carlos se va, paseando, hasta un Pans and Company para procurarse la cena. 

-Pero, usted es el obispo, ¿no? -le pregunta el joven que le atiende. 

-Sí, hijo. 

-Pues a este bocadillo, le invito yo.

Categorías:Mundo, Religión Etiquetas: ,

La epopeya de Álvar Nuñez Cabeza de Vaca

Iba en busca de oro, pero al no encontrarlo se convirtió en el primer evangelizador del sur de EE UU

Una recreación de Álvar Nuñez Cabeza de Vaca

Una recreación de Álvar Nuñez Cabeza de Vaca

José Luis Olaizola, Premio Planeta en 1976 y autor de más de setenta obras, recrea en su última novela, “A la conquista de los apaches” (LibrosLibres), una de las gestas más asombrosas de la conquista y evangelización de América

Actualizado 25 octubre 2014

Álex Rosal / ReL

La figura de Álvar Núñez Cabeza de Vaca es de película.

Durante diez años, Cabeza de Vaca recorrió a pie todo el extenso territorio que abarca desde el río Bravo, hasta El Paso, atravesando Texas y los estados mexicanos de Chihuahua y Sonora.

Había llegado en 1527 en una poderosa escuadra, compuesta por cinco navíos y una dotación de seiscientos hombres, dispuestos a conquistar la Tierra Firme, situada en La Florida, que se suponía encerraba enromes tesoros de oro y plata.

Murieron casi todos los hombres
Pero pronto esa escuadra fue desbaratada por los temporales, las deserciones, las enfermedades desconocidas en Europa y la ferocidad combativa de los nativos. De tal suerte que al cabo de un tiempo sólo quedaron cuatro expedicionarios, uno de ellos Cabeza de Vaca.

Es ahí donde las aventuras de este gran conquistador español, nacido en Jerez de la Frontera, adquieren tintes de leyenda. Entre tribus levantiscas y hostiles, mercadeando con ellas, sirviéndose del arte de curandero que aprendiera en Italia y con verdaderos dones de sanación venidos del Cielo, logró salir con bien de las situaciones más extremas.

Y siempre con el convencimiento, incluso cuando caminaba desnudo, sin comida ni abrigo, de que se encontraba allí como vicario de Su Majestad el Emperador, y de que su obligación era tomar posesión de aquellas tierras y, en lo posible, predicar a los paganos el Evangelio.

Una gesta asombrosa y novelada
Esta extraordinaria gesta encuentra en José Luis Olaizola el narrador preciso: en la figura del hijo de un escribano del héroe, da cuenta de las hazañas que incorporaron tierras inmensas a la Corona de Carlos I y explican que buena parte de los actuales Estados Unidos hablen español.

olaizola

José Luis Olaizola, Premio Planeta en 1976 y autor de más de setenta obras, recrea en su última novela, “A la conquista de los apaches” (LibrosLibres), una de las gestas más asombrosas de la conquista y evangelización de América. Con él hablamos en esta entrevista concedida a Religión en Libertad:

- La epopeya de Álvar Cabeza de Vaca es increíble. Usted acaba de publicar una novela titulada “A la conquista de los apaches” (LibrosLibres) en donde relata cómo conquista el sur de lo que hoy conocemos como Estados Unidos. ¿Es verdad que conquistó esas tierras sin valerse de las armas?
- Es más, las armas de las que iba dotada la expedición de Pánfilo de Narváez al inicio de la conquista no sirvieron de nada, ya que los indios pronto les perdieron el respeto a los arcabuces y escopetas, que hacían mucho ruido, pero poco más. Casi resultaban ellos con sus arcos y sus flechas más eficaces. Cuando Álvar Núñez se queda medio desnudo, y así comienza a recorrer aquel inmenso territorio, es cuando lo va conquistando, ya que siempre se consideró vicario del Emperador Carlos V, y pese a la precariedad de su situación tomaba posesión de la tierra que pisaba, a veces hasta con los pies desnudo o mal calzados.

- ¿Se puede decir que el primer evangelizador de las tierras que abarca desde el río Bravo, hasta El Paso, atravesando Texas y los estados mexicanos de Chihuahua y Sonora fue Álvar Nuñez Cabeza de Vaca?
- Sin duda Álvar Núñez es el primer evangelizador de aquel territorio, ya que inicialmente iban en busca de riquezas, pero cuando tomó conciencia de que allí no había oro y plata, como el hallado en México y Perú, se empeñó en la otra misión que les llevó a aquellas tierras, la evangelización.

- ¿Cuál era la catequesis de ese conquistador español?
- .- En sus trapicheos de intercambiar mercaderías entre las diversas tribus, no desperdiciaba la ocasión de hablarles de Nuestro Señor Jesucristo, y de cómo murió por todos. También se atrevía a hablarles de la Santísima Trinidad y, a los indios, acostumbrados a tener muchos dioses, no les extrañaba que los cristianos tuvieran tres.

- Cuenta en su novela que se valió de sus conocimientos de cirujano aprendido en los Tercios de Italia para poder sobrevivir y convertirse en una figura respetada y buscada por las tribus de la zona…
– El conocimiento del cuerpo humano que había adquirido en los Tercios de Italia le sirvió de mucho, y quizá fue lo que le salvó la vida. En la cultura de aquellos indios primitivos, si recibían herida de flecha, o roturas de huesos, se limitaban a confiar en los rezos de sus chamanes, y les causó asombro y admiración que alguien, cuchillo en mano, les arrancase las flechas o les entablillara los huesos. Y se asombraban de que con unas tenazas les extrajera muelas podridas. Todo eso le convertía en un chaman superior.

- Ahora bien, el propio Álvar Nuñez Cabeza de Vaca escribe que Dios hizo milagros. Cuando sus artes de aprendiz de cirujano llegaban al límite curaba imponiendo las manos, como hacían los primeros apóstoles. Cabeza de Vaca dice al respecto: “La manera con que nosotros curamos era santiguándolos y soplando, y rezar un Padrenuestro y un Avemaría, y rogar a Dios que les diera salud”.
- Álvar Núñez era un hombre de profunda fe y que duda cabe que confiaba en la fuerza de la oración para sanar heridos. ¿Por qué no había de ayudarle Dios en la extrema situación en la que se encontraba?

- Se puede decir, por lo tanto, que los primeros milagros conocidos que hizo Dios en las tierras del sur de Estados Unidos tuvieron como protagonista a Álvar Nuñez Cabeza de Vaca…
- Toda la peripecia de Álvar Núñez no se entiende humanamente y si salvó la vida milagrosamente, es de suponer que algún milagro haría.

- Los misioneros españoles que llegaron tras Cabeza de Vaca, ¿pudieron comprobar su labor evangelizadora?
- Por supuesto que la evangelización que hizo Álvar Núñez Cabeza de Vaca, sirvió de mucho a los misioneros que años más tarde llegaron a esas tierras. Estos nuevos misioneros les venían a hablar de lo que ya les hablara un famoso chamán español, que al tiempo que predicaba curaba heridas. Considérese que Álvar Núñez, en los diez años que duró su conquista, llegó a servirse de ¡ochos lenguas o dialectos indígenas! y en ellos les predicaba.

conquista_cabeza_de_vaca

 

Categorías:Historia, Literatura, Mundo

13 verdades que nadie te dijo acerca del matrimonio

13 verdades que nadie te dijo acerca del matrimonio y que te ayudarán a entender lo que te pasa 

Actualizado 25 octubre 2014

Carmen Serrat Valera / ReL

11510_un_matrimonio_en_la_playa

Nuestra sociedad nos prepara para el oficio más sencillo, pero, para el trabajo más complicado de la tierra, que es la convivencia en pareja y la educación de los hijos, la mayoría de nosotros acudimos sin ningún tipo de preparación.

Es más, la mayoría de nosotros emprende esta aventura con una mochila repleta de expectativas falsas, creencias irracionales y mitos y falacias que no se corresponden con la realidad.

Si se ofreciera a las parejas un manual de instrucciones y un curso prematrimonial apropiado, la tasa de divorcios, y consecuentemente el sufrimiento humano que acarrea para la pareja y los hijos, se verían considerablemente reducidos.

Tendemos a idealizar la relación de pareja, pero nadie se libra de las verdades que vamos a mencionar y cuando se presentan, es frecuente creer que algo marcha mal entre nosotros, nuestra pareja, o nuestra relación y si no estamos preparados puede dar al traste con nuestra relación. Es importante conocer de antemano todo aquello que puede ocurriry que es perfectamente “normal”. De no hacerlo podemos magnificar, pensar que sólo nos pasa a nosotros y terminar convirtiendo en grandes problemas lo que son realidades a aceptar, sin renunciar a actuar para resolver aquello que esté en nuestra mano. En caso contrario se puede desencadenar una espiral de distanciamiento y ruptura que acabe en divorcio.

Aquí hay algunas verdades que nadie te dice sobre la vida en pareja, un mini-manual que te puede ayudar a entender lo que es normal y, ¡hasta necesario!, para que una relación prospere.

1. A amar y a convivir se aprende.
Nadie nace sabiendo. Necesitamos aprender a pensar en hacer feliz al otro en vez de medir lo que el otro hace por ti, a renovar la ilusión, a comunicarnos sin herir sus sentimientos, a dialogar, a negociar, a gestionar de forma constructiva nuestras emociones. Pero tampoco nos lo enseñan, a pesar de ser más importante para nuestra felicidad que las matemáticas o la asignatura que creas más relevante. Debería ser una asignatura obligada en el currículum académico.

En lugar de incluirlo en el aprendizaje da habilidades para la vida, la única información que recibimos es la que nos proporcionan la televisión y medios de comunicación, con su dosis de sexo deshumanizado, infidelidades y todo tipo de mitos y falacias acerca de lo que es el auténtico y generoso amor.

2. No confundas el verdadero amor con la pasión y la locura transitoria inicial. “Estar enamorado es una etapa de la relación que no dura para siempre”.
Estos fuegos duran entre dos y cuatro años. Las personas que sólo desean vivir este tipo de relación, se ven obligados a estar cambiando constantemente de pareja, experimentando con cada ruptura el dolor que conlleva y los periodos de soledad no deseada hasta que vuelve a aparecer una nueva pareja en el horizonte.

3. El amor crece con el tiempo y con esfuerzo.
Aprende a construir y mantener un amor. Compartimos la falsa creencia que si las cosas marchan bien es que estamos enamorados y si tenemos dificultades significa que no lo estamos; Otro error es creer que el amor es cuantificable y que siempre hay que tener el máximo y que toda la vida va a durar el amor o la pasión inicial.

La realidad es que el verdadero amor crece con el tiempo y con esfuerzo. Sí,¡¡con esfuerzo!!, aunque suene poco espontaneo y natural, ¡¡¡es así!!!. Tu relación de pareja es como un jardín que requiere atención y cuidado, y si lo abonas, lo riegas y arrancas las malas hierbas, florecerá durante toda la vida. En cuanto dejas de hacerlo tu relación puede empezar a agostarse.

4. No esperes que tu pareja satisfaga todas tus necesidades.
La única persona capaz de hacerte feliz y llenar tu vida eres tú mismo. No pretendas que el otro lo haga por ti. Y sólo si eres capaz, de satisfacer tus necesidades y vivir una vida plena, serás capaz de hacerle feliz al otro. Tu pareja también es el único responsable en lo que a su felicidad y a su vida concierne.

5. No siempre y en todo momento te vas a sentir atraído por tu pareja.
Aunque sabemos esto intelectualmente, cuando la falta de atracción aparece en el matrimonio, y va a aparecer seguro en un momento u otro, la gente piensa que ya se ha acabado. Los medios de comunicación nos bombardean constantemente con mitos y falacias acerca de lo que es el amor y la mayoría de la gente no tiene otra fuente de información. Una de las falacias más frecuentes que nos transmiten es que si no te siente tremendamente atraído por tu pareja, significa que estás con la persona equivocada.

La convivencia hace que veamos a nuestra pareja en situaciones muy diferentes – desde atractivamente vestida para un evento especial hasta desaliñada y con mala cara cuando se encuentra enferma. Incluso en el transcurso de un día o una hora, la atracción puede fluctuar, y eso es completamente normal. Saber esto puede ahorrarte mucha ansiedad innecesaria y ayudarte a normalizar y no alarmarte cuando no experimentas el momento más álgido de la atracción.Tu pareja no te va a gustar en todo momento y en toda situación y tú no le vas a gustar siempre.

Incluso habrá momentos en que tu pareja te ponga nervios@. No soportes sus bromas, su forma de reír. Esto es completamente normal entre los seres humanos cuando pasamos mucho tiempo con la misma persona. Aceptamos que esto sea así con nuestros amigos y nuestra familia, pero pretendemos que nuestra pareja nos debe de encantar en todo momento.

6. Los periodos de desamor forman parte del verdadero amor.
Una falacia muy frecuente es pensar: “Nos conocemos, nos enamoramos, y así viviremos felices para siempre.” Este modelo nos oculta una parte esencial: el desamor. Como uno de mis clientes me decía “Tuve que experimentar el desamor para aprender qué el auténtico amor abarca ambas cosas.” Esto es algo que nadie nos lo cuenta.

Y si no experimentas en estos momentos una etapa de enamoramiento, no significa que todo se ha terminado. Significa que puedes dedicar tiempo y energía a mejorar vuestra relación: compartir intereses, hacer cosas que os gustan juntos, viajar, hablar entre vosotros (siempre que sepáis hablar entre vosotros sin heriros, para lo cual es necesario ser hábil en habilidades de comunicación) para hacerle florecer de nuevo vuestra relación.

Incluso, si no experimentas una gran pasión, no significa que tu relación esté agotada o condenada al fracaso. Algunas personas lo experimentan con más frecuencia que otras, y no hay absolutamente ninguna correlación entre experimentar una etapa de enamoramiento y el éxito de una relación.

7. Ten presente que vais a atravesar alguna crisis, pero que puede ayudaros a crecer y fortaleceros como pareja.
Saberlo es la mejor forma de prepararse para ello, de que no te coja desprevenido. Forma parte de la vida. No pienses que todo se ha terminado, es el momento de poner a prueba vuestro amor y vuestras fortalezas.

8. No esperes a sentir para hacer. Primero viene el comportamiento y luego la emoción.
Lo que se no se utiliza se pierde pero no esperes a sentir deseo o afecto para implicarte en relaciones íntimas con tu pareja o para expresarle tu amor. Empieza a practicar ambas cosas y tu amor y tu anhelo por el otro crecerán como la espuma.

Hay momentos en que el estrés del trabajo y de la vida cotidiana, el cuidado de los niños pequeños o el cansancio emocional derivado de la educación de los hijos adolescentes ahogan ambos sentimientos. Pero no los dejes morir, busca espacios de encuentros, escapadas juntos y formas de reavivar ambas cosas.

9. El sexo es un acto sagrado de dar y recibir.
La falta de una adecuada educación emocional y sexual es otra carencia de nuestro currículum. Aprendemos de los medios de comunicación, los compañeros, y ahora, cada vez más, de la pornografía, que el sexo es algo que se utiliza para obtener la propia satisfacción, la aprobación o la seguridad. La sexualidad sana no es ninguna de esas cosas. El sexo es una expresión de amor, un acto de conexión donde se practica el arte y habilidad de dar y recibir.

10. El matrimonio es un crisol diseñado para ayudarte a crecer.
El matrimonio no es “felices para siempre”, no es el final del camino, el lugar de descanso de la felicidad eterna. El matrimonio es uno de los caminos más desafiantes y gratificantes que podemos acometer los seres como humanos.

Es la oportunidad diaria de desarrollar la mejor versión de nosotros mismos, el amor, la generosidad, el sentido del humor, la inteligencia emocional, la compasión, el perdón… y muchas otras virtudes con las que no nacemos.

Tristemente tampoco nos lo enseñan, pero la gran noticia es ¡que las podemos aprender! yconvertir así nuestra vida en una aventura apasionante. No renuncies a ello. Es la mejor forma de VIVIR. No te conformes con pasar por esta vida sobreviviendo dentro de la mediocridad.

11. Los modelos que has tenido para la convivencia en pareja influyen en tu forma de relacionarte en la misma.
Si tuviste la fortuna de crecer en un matrimonio saludable, es mucho más probable que hayas aprendido de forma natural los principios y acciones necesarias para el éxito del matrimonio.

Pero si fuiste testigo de un matrimonio caracterizado por las críticas, disputas, enfados, resentimiento, o mal trato físico y verbal tendrás que luchar para dejar atrás esos malos aprendizajes y hacerte con otros que te ayuden hacer de tu relación un éxito.No te desanimes. Todo es posible. No eres el único. Mucha gente como tú se enriquece cada día aprendiendo y mejorando.

No es un trabajo fácil, pero sólo porque exige esfuerzo no significa que estás con la persona equivocada.

12. La vida con los niños pequeños es muy agotadora y con los adolescentes muy estresante.
Tener hijos es una de las cosas más maravillosas que puedes hacer. Es una inversión para el futuro. Pero, ¡¡¡hay que saberlo!!! es una fuente de estrés y desavenencias incluso en el mejor de los matrimonios.

Resulta un pequeño milagro que las parejas jóvenes sobrevivan, hoy día, a la crianza, debido a las exigencias de tiempo y esfuerzo, al cansancio físico y emocional que genera, y las piruetas que hay que hacer para satisfacer las necesidades de la pareja.

Saber esto puede ayudarte a resistir estos años difíciles, mientras no te olvides que todo acaba pasando, y de lo importante que es encontrar el tiempo para cuidar vuestra relación como pareja.

Pertenecer a un grupo de matrimonios de apoyo y autoayuda o asistir a una Escuela de Padres puede ser un recurso maravilloso para aprender cómo otros afrontan los mismos problemas, para normalizar lo que os ocurre y ver que no estáis solos.

13. En algún momento de tu vida matrimonial va a aparecer otra persona por la que te sientas atraid@.
A la mayoría de la gente le ocurre. ¡Deberían advertírnoslo! Y cuando ocurra no pienses que es que tu matrimonio falla o te has equivocado de persona. Simplemente te has sentido atraído por otra persona, lo que demuestra que estás vivo y eres un ser humano.

Existe un peligro de que esto suceda con personas que tratamos habitualmente (compañeros de trabajo o de alguna otra actividad). Cuando notes que esto acontece, no te dejes arrastras por esa nueva persona, no abras una ventana y dejes que se cuele (no le cuentes tus problemas, limítate a las relaciones profesionales y si es necesario frecuéntala menos, dedica tiempo a tu pareja y renovar vuestra relación), levanta un muro, si no cuando menos te lo esperes te sentirás atrapad@. No te engañes pensando que tú lo controlas, no pienses que como tienes una buena relación, no va a pasar. Ocurre a pesar de tener un buen matrimonio.

Pero si sigues cultivando una relación con esa persona, sin darte cuenta pasará a ser el foco prioritario de tu interés y tu pareja de siempre perderá puntos.

Después de leer todo esto pensarás que ¡¡¡a ver quién es el guapo que se casa!!!. Si las mariposas en el estómago no duran para siempre, si además tener una buena relación exige esfuerzo y trabajo, si los hijos te cansan física y emocionalmente, entonces… ¿qué gano?

Puedes ganar muchas cosas. ¿Sabías que la gente casada es más feliz, vive más tiempo, tiene menos enfermedades y envejece mejor que la gente soltera, viuda o separada?

Además, según las investigaciones, estas ventajas son propias del matrimonio. Cohabitar, parece ser que no produce los mismos resultados. En algunos casos la convivencia no va unida a un compromiso, lo que puede significar “nadar y guardar la ropa”.

El compromiso parece importante. Cuando aparecen las crisis, es más probable que se traten de solucionar. Y no descartar la convivencia con esa pareja por la mera aparición de problemas.

En la simple cohabitación, es frecuente que ante la aparición de problemas “normales” en cualquier relación, se interprete como que la relación no funciona y se rescinda la convivencia.

Todas estas cosas de las que hemos hablado, seguramente te van a ocurrir en algún momento.

Y no son indicativas de que te has equivocado de pareja o que tú matrimonio no funciona.

Son experiencias normales. Aprovéchalas para invertir en mejorar, regar, abonar tu relación, aprender de las dificultades y crecer con las crisis como persona y cómo pareja.

Pero si ves que solo no puedes, acude y pide ayuda a un buen consejero matrimonial.

Más información: www.carmenserrat.com

Rescató a Cristo del fuego durante la Segunda Guerra Mundial

De cómo un sacerdote rescató a Cristo del fuego durante la Segunda Guerra Mundial

Durante el incendio de la catedral, un sacerdote rescata el Cristo Milagroso de la Capilla Bariczków

topic

El 17 de septiembre de 1944 varios proyectiles impactan simultáneamente sobre el tejado del presbiterio y la capilla de la Archiconfraternidad Literaria. A través del aire se propaga el desagradable olor del benceno. Las llamas se apoderan rápidamente de las vigas de madera del tejado y se introducen en el interior de la capilla. Alguien lleva la noticia al padre Waclaw Karlowicz, que se encuentra en el hospital de los insurgentes en la calle Dluga nº 7, de que la catedral y su apartamento están en llamas.

El sacerdote se precipita hacia la catedral. Las llamas han alcanzado el presbiterio. Allí están guardadas las piezas más valiosas del Museo Arquidiocesano. Desde hacía algunos días el sacerdote las había trasladado con la esperanza de encontrar un refugio seguro.

Por ambos lados del presbiterio invaden las llamas y se hace astillas la bella sillería de la época del rey Juan Sobieski, una obra maestra de la talla en madera del arte polaco. Las estatuas de los reyes polacos de madera y de mármol se desmenuzan en brillantes ascuas, las llamas trepan por las columnas del altar. Las esculturas de madera arden como
antorchas. El calor es tan intenso que la puerta de hierro forjado que conduce a la sacristía está al rojo vivo y se funde como si fuera de cera.

El aire es tan sofocante y caliente como si se tratara de un horno de panadero. Cada vez es más difícil respirar. El humo invade los pulmones y provoca escozor en los ojos. La cúpula sobre la capilla Bariczków está ardiendo. Nubes de humo negro y espeso llenan las naves góticas de la catedral, los vitrales estallan.

El pade Karlowicz ingresa a la capilla Bariczków por una puerta lateral. Allí reina el silencio, e incluso no hay mucho humo. El sacerdote reflexiona:

¿Sacar el Crucifijo de la capilla o dejarlo? Si lo deja allí arderá junto con toda la catedral. ¿Sacar a Cristo del altar y llevarlo fuera de la catedral, en donde ha permanecido durante tantos siglos? ¿Qué hacer? En cualquier momento el fuego ingresará a través de la ventana proveniente del presbiterio. La cúpula se desploma.

Llega el sacristán Boleslaw. Deliberan. El padre Karlowicz se acerca al altar e intenta en vano desmontar la gran cruz. Finalmente logra despegar la figura de Cristo y en el momento en que se la entrega al sacristán, gran parte de una lucerna en llamas cae junto al sacerdote.

Bajo el fuego el sacerdote lleva a Cristo a través de la calle Kanonia desde las ruinas del Castillo Real hasta las puertas del monasterio de los padres jesuitas. Allí se encuentran muchos habitantes de la Ciudad Vieja. Ante la vista de la milagrosa figura de Cristo caen de rodillas, y rompen en sollozos que les brotan del corazón:

– Cristo, Cristo… ¡Sálvanos!

Los sacerdotes desmontan la figura. Le quitan los brazos. La gente cae sobre ellos besándolos, luego toman a Cristo sobre sus hombros y lo llevan atravesando el patio, un sótano, pasadizos y boquetes abiertos en las paredes. El pequeño grupo crece a cada paso. A la cabeza va el padre Karlowicz, encorvado. Alguien entona el himno. “Todo el que se pone bajo el cuidado de su Señor”. En la Plaza del mercado, cuanto la vista puede abarcar, se hallan esparcidos proyectiles sin estallar, esquirlas y cuerpos insepultos. El enemigo dispara constantemente en dirección a la Plaza desde el Castillo Real.

La gente se cuela sigilosamente por los boquetes abiertos en las paredes de las casas de la plaza del mercado. Luego salen a la calle Krzywe Kolo (Círculo Curvo), y de allí a la calle Staromiejska (Ciudad Vieja). La multitud de gente que lleva al Cristo llega por fin a la calle Stara (Vieja), a la capilla de las Hermanas de la Caridad. Colocan en el altar mayor al Cristo Milagroso. ¿Estará a salvo aquí?

La catedral arde como una antorcha. Cualquier intento de salvarla es inútil.

Categorías:Historia, Mundo, Religión

Popieluszko nos pedía vivir en la verdad

Joanna conoció al beato defendiendo crucifijos en escuelas

«Popieluszko nos pedía vivir en la verdad, sólo así seríamos libres ante el régimen comunista» 

Actualizado 21 octubre 2014

Benedetta Frigerio/Tempi.it

Entrevista a Joanna Kwiatkowska, traductora de los textos del beato mártir para el que la Iglesia acaba de abrir el proceso de canonización.

Procesión con las reliquias y la imagen del padre Jerzy Popieluszko, con motivo de su beatificación como mártir del comunismo

Procesión con las reliquias y la imagen del padre Jerzy Popieluszko, con motivo de su beatificación como mártir del comunismo



El pasado 20 de septiembre se inició el proceso de canonización de Jerzy Popieluszko, el joven sacerdote polaco asesinado a los 37 años de edad por el servicio segreto del régimen comunista polaco, porque con su predicación y el apoyo al movimento disidente alimentaba la esperanza de millones de polacos.

«Me enseñó que Dios era un padre y que la fe podía hacerte libre frente a un régimen violento». Así lo recuerda Joanna Kwiatkowska, traductora de los textos del sacerdote mártir utilizados para el proceso de beatificación. «Lo conocí cuando yo tenía 18 años; me puse al servicio de la Iglesia con él y desde entonces ya no he parado».

-¿Cómo conoció a Popieluszko?
-En 1984 estaba en el último año de instituto y junto a un movimento de jóvenes de las escuelas de Varsovia empezamos a defender la presencia de los crucifijos en las aulas de los colegios. Esta acción suscitó una fuerte reacción por parte de las autoridades, que empezaron a usar la violencia.

»Fue entonces cuando pedimos al padre Popieluszko encontrar un lugar en la iglesia para colgar las cruces que habían sacado de las escuelas de la ciudad. Él nos pidió ayuda y una colaboración para reunir a un pueblo capaz de sostener a los hombres en esos años durísimos. No todos respondieron; yo dije que sí y me ofrecí para elegir las poesías que había que recitar durante las misas por la patria.

popieluszko_misa_universidad

El beato Jerzy Popieluszko celebra misa en un aula universitaria de la Polonia comunista ocupada por estudiantes

popieluszko_tras_misa_universidad

Con la misa, no faltaban los momentos de intercesión y a menudo el recitado de poemas patrióticos

-¿Cómo se desarrollaban sus misas por la patria?
-Congregaban a centenares, miles de personas. En sus homilías, el padre Popieluszko hablaba en defensa de los que eran atacados, perseguidos o asesinados por el régimen y pedía que todos vivieran en la verdad, para no perder la libertad y la dignidad. Decía que sólo así el hombre puede permanecer libre, también frente al régimen. Después se recitaban poesías y se cantaban canciones patrióticas o religiosas.

»En estos encuentros participaban artistas e intelectuales que disentían con el régimen. Esas misas fueron importantísimas: nunca había sucedido que tantas personas se reunieran para rezar juntas por la patria, para que cambiara no tanto el sistema político como el modo de pensar de la gente, para que se despertaran las conciencias y para que la dignidad humana fuera respetada.

-En su predicación, fe y cultura eran inseparables. Decía que la tradición religiosa era importantísima para la defensa de la patria.
-La cultura y la historia son necesarias para recordar al hombre la grandeza del pasado; son fundamentales porque dan fuerza a la gente, sobre todo si está oprimida. Las poesías, los cantos, el arte y la música expresaban una belleza que venía de la fe, dándonos esperanza y haciendo que volviéramos a desear la verdad, aunque costara.

-¿Cómo colaboró con el padre Popieluszko?
-Me ocupaba de elegir con él las poesías para las misas. Le llevaba los libros y los textos que encontraba y poco a poco lo fui conociendo y me uní a él.

-¿Qué le atrajo de este joven sacerdote?
-Era una persona muy tímida, modesta y buena. Su santidad era visible en los ojos. Tenía una mirada que transmitía una bondad ilimitada; estaba siempre dispuesto a defender a los débiles y a los necesitados. Pero lo que impresionaba era que a su timidez y mansedumbre se añadía una valentía increíble, afirmando la verdad y defendiendo al hombre atacado en su dignidad.

-Leyendo sus homilías no se diría que fuera tímido. Incluso lo denunciaron como subversivo.
-Su valentía era infinita, pero repito que no se debía a su temperamento. Como decía él mismo, la fe le ayudaba a soportar todo en la vida. Decía que el valor era hacer la voluntad de Dios y que procedía de la confianza en el Señor. De hecho, era un hombre que rezaba muchísimo, desde que nació, como todos en su familia, oraba sin cesar, sobre todo recitaba el rosario, su oración preferida.

-¿Quién lo educó en la fe?
-Nació en un pueblo rodeado de bosques. Para ir y volver al colegio recorría cada mañana kilómetros a pie recitando el rosario; pero antes de salir, hacia las cinco de la mañana, servía en la misa. Cuando volvía del colegio, una vez había acabado los deberes y si no había nada que hacer en su casa, mientras sus hermanos iban a jugar él se ponía un camisón de su madre, preparaba una mesa, la cubría con un mantel blanco yjugaba a celebrar la misa. Así ha sido durante toda su vida.

»Actuaba con el rosario en la mano. La época en que le conocí era un momento histórico especial: estábamos en estado de guerra, los obreros estaban en la cárcel, los disidentes eran perseguidos o habían sido asesinados y cientos de personas iban a pedirle ayuda. No tenía un momento de tranquilidad. Así su oración se manifestaba en los gestos: era como si Dios estuviera siempre con Él. Su mano, siempre tendida a cada hombre, era como si se la ofreciera a Él.

popieluszko_1980_solidarnosc

Misa con el sindicato Solidaridad en 1980

-«No podrás salvaguardar plenamente tu dignidad si en un bolsillo tienes el rosario y en el otro el libro de una ideología enemiga», decía. Y también: «La mentira ha sido siempre la marca de los esclavos». Por esto fue acusado de mezclar la religión con la política. ¿Cómo respondía a estas críticas?
-Nunca respondía a los ataques, pero a nosotros siempre nos decía que él no hablaba de política, sino de las injusticias que el régimen llevaba a cabo sobre las personas. Y como él estaba de parte de las personas, las defendía, también de la invasión del poder que intentaba doblegar las conciencias: debemos rezar para ser libres, decía, demostrándonos que se podía serlo también bajo el régimen.

-«Una nación cristiana debe orientarse según la moral cristiana (…) no necesita la denominada moral laica». Frases como estas, pronunciadas desde el púlpito, eran interpretadas como una imposición.
-Él decía: soy un simple sacerdote que tiene el deber de apoyar a la gente, por esto soy sacerdote. Por consiguiente, si el Estado prohíbe a la personas ser ellas mismas, está violando los derechos humanos. Decía que si una nación había nacido cristiana, quitarle esta peculiaridad era desnaturalizarla con violencia. Dejar de enseñar a los polacos los rasgos de su propio pueblo equivalía a asesinarlos y debilitarlos. A lo largo de la historiael cristianismo permitió que Polonia sobreviviera y superara también los momentos de mayor peligro: el hombre podía ser asesinado, pero permanecía la fidelidad a la Cruz, al Evangelio y a la Virgen.

-«No se necesitan muchos hombres para proclamar la verdad (…) los otros les buscan y llegan de lejos para escuchar palabras de verdad, porque la nostalgia de la verdad es connatural al hombre». Hoy, ¿se puede decir que tenía razón?
-Con toda seguridad. En esos años durísimos contribuyó a hacer madurar a la gente, a despertar las conciencias. En el mismo periodo nació Solidarnosc, dónde el padre Popieluszko celebraba la misa. La valentía de seguir radicalmente el Evangelio, sin miedo, hizo que mucha gente, después de muchos años, volviera a misa.

»Confesaba, bautizaba y catequizaba a multitud de personas. Además de la gente que lo conoció, hay muchos grupos que vienen de lugares lejanos del mundo para venerarlo. Aún hoy, leyendo sus textos, muchas personas dicen que reciben una formación y encuentran la fuerza para vivir en la verdad.

-Y su vida, ¿qué influencia recibió de Popieluszko?
-Cuando era joven iba a misa por costumbre. Recuerdo que fueron sus palabras las que me cambiaron: decía que siempre hay que aceptar la voluntad de Dios, tratándolo como un Padre vivo y bueno y no como un ser lejano. El padre Popieluszko me mostró precisamente esto, que el Señor está vivo y no mira al número de actos de pietismo formal que realizamos, sino que desea que nos dirijamos a Él con el corazón. Este descubrimiento está grabado dentro de mí.

»El último encuentro con él, en cambio, ha sido la experiencia más especial que he vivido nunca. Era el 16 de octubre de 1984, tres días antes de su asesinato. Después de misa me dijo que tenía algunos de mis libros y que había elegido las poesías para la siguiente función, pero que en ese momento no tenía tiempo para hablar de ello conmigo. El día siguiente tenía que decir misa a los médicos y el sucesivo tenía que irse. «A la vuelta de mi viaje hablamos, la semana que viene estoy más libre, nos vemos con tranquilidad». Después se dio la vuelta y dijo: «Pero ¿sabes?, no sé si volveré». En ese momento no lo pensé, no lo entendí.

»Después, cuando el 20 de octubre llegó la noticia de su muerte, me acordé de sus palabras. Siempre decía que estaba preparado para dar la vida por la Verdad, por Cristo y que el sacrificio habría reconstruido la nación.

»Nos decía siempre que teníamos que esforzarnos y no encerrarnos en la mentira, como las personas que después del trabajo se encierran en casa, enfrentándose al drama del régimen con una botella en la mano.

»Nos empujaba a salir y a ser amigos, a pasar tiempo juntos, apoyándonos, confiándonos las necesidades recíprocas, reflexionando y también peleándonos, pero siempre con la verdad. Porque sólo así construiríamos una solidaridad real.

(Traducción de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares)

Película “Popieluszko, la libertad está en nosotros”, que llegó a  España en 2012 (se puede adquirir aquí)

Breve mensaje de Lech Walesa a los españoles en 2012 al estrenarse la película “Popieluszko, la libertad está en nosotros” en España

Oración por los hijos

Señor, dame tus ojos para verte en mis hijos, tu corazón para amarles…

topic

Ofrecemos la traducción al español de una plegaria del libro de oración de los grupos de La Oración de las Madres.
 
Señor, dame Tus ojos para verte en mis hijos, Tu corazón para amarles, y Tu dulzura para ayudarles a crecer. Dame Tu sabiduría para aconsejarles y Tu fuerza para dejarles partir cuando sea necesario.
 
Oración publicada originalmente (en francés) en la web del movimiento La Oración de las Madres

sources: ALETEIA
Categorías:Familia, Mundo, Religión
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 465 seguidores