Aviso y vuelco de la Tierra

Hay una gracia que vendrá al mundo tan asombrosa como fue Pentecostés. Es importante saberlo para entender lo que pasa, pues los enemigos de Dios dirán que es un fenómeno natural cuando la realidad es que va a ser un don de Dios en orden a nuestra posible conversión. La mística Ana María Taigi, reverenciada por los papas por sus profecías, habla de una “iluminación de conciencia. San Edmundo Campion habla “del día del cambio”, cuando Dios revele a los hombres su conciencia. Conchita, de Garabandal, lo llama “la advertencia”; el Padre Gobbi lo llama “el juicio en miniatura”; la sierva de Dios María Esperanza lo llama “el gran día de luz”, cuando la conciencia de todos será movida (cfr. markmallet.com Revelation Illumination, The Ilummination Fire). Santa Faustina proclamaba que la humanidad vivía un prolongado “tiempo de misericordia”. Escribe revelaciones donde habla Jesús: “Antes de venir como Juez Justo, vengo como Rey de Misericordia. Les será dado un signo en el cielo. Se apagará toda la luz en el cielo y habrá una gran oscuridad en toda la tierra. Entonces, en el cielo aparecerá el signo de la cruz y de los orificios donde fueron clavadas las manos y los pies del Salvador, saldrán grandes luces que durante algún tiempo iluminarán la tierra” (Diario n. 83).

El Aviso o Advertencia es un importante hecho de carácter global, físico y espiritual, anunciado por la Sagrada Escritura en el sexto sello del Apocalipsis (6,12-18) y recordado por la Virgen como algo próximo. El sexto sello describe una gran catástrofe natural de origen astronómico y simultáneamente un fenómeno personal universal. Ambos hechos afectan a todos (Apoc 6,15). Es el día de la ira del Señor (Sofonías 1,15). Dice el Apocalipsis: Cuando se abrió el sexto sello, se produjo un violento terremoto (…), la luna se puso como sangre, y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera suelta sus higos verdes al ser sacudida por un viento fuerte; y el cielo fue retirado como un libro que se enrolla, y todos los montes y las islas fueron removidos de sus asientos (Apoc 6, 12-14).

El Aviso será una iluminación de conciencia que Dios nos dará como regalo para que veamos nuestra alma como la ve Él. Todos sabrán lo que es bueno y lo que es malo. Si los hombres deciden ir por el bien, irán con gran claridad; si deciden ir por el mal camino, irán con gran maldad. Muchos verán que lo que han visto no les ha gustado, entonces, en vez de tomarlo como un regalo del Cielo dirán: “Es sólo una alteración del eje de la tierra”, o dirán “la alteración del magnetismo puede alterar las neuronas”, o bien, “el cerebro subió o bajó a otro nivel”.

La fecha del aviso nadie la sabe. El Aviso consta de dos elementos: una catástrofe natural (eclipse, terremoto, lluvia de meteoritos y vuelco de la tierra) y, simultáneamente al eclipse, una iluminación interior. Los observatorios no captan fácilmente al astro que se acerca a la tierra por el brillo del sol. Va a sorprender a los observatorios solares.

El astro que pasará próximamente causará un vuelco a la tierra . La nueva composición de fuerzas, a cada lado del meridiano de giro, provocará un aumento o disminución de velocidad de la rotación de la tierra. Si aumenta la velocidad, disminuye la fuerza de la gravedad, y uno sale volando rumbo a la estratosfera (eso pasará en México, parte de Estados Unidos y parte de Canadá y a Australia, entre otros); si disminuye la velocidad, aumenta la fuerza de la gravedad y te ves oprimido contra el suelo (eso pasará en Europa, India, parte de China y zonas aledañas). Lo que dura esa aceleración es breve, pero el problema es elevarse sin freno, y al cesar el efecto uno puede caer y morir.

Por el Aviso no morirá nadie, pero por el vuelco, sí. El Aviso tendrá una duración de pocos minutos. Muchos rectificarán su vida, pero otros continuarán por su camino hacia la perdición porque se les ha endurecido el corazón.

El Evangelio habla de ese día en que “las potencias del cielo serán conmovidas” (Lc 21,26). El destello cósmico y otros fenómenos observados serán elementos accesorios. La esencia del Aviso es sobrenatural: Dios Padre se comunicará directamente con cada alma sobre la tierra. En ese momento cada uno sentirá dentro un calor que quemará y una voz interior. Será una revelación de nuestros pecados y veremos cómo nos ve Él, pero no seremos sentenciados por ningún veredicto pues es solamente una advertencia. En su misericordia Dios dará a cada alma la oportunidad de reflexionar sobre su estado espiritual, para que el resto de sus días sobre la tierra puedan ser empleados para purificar y prepararse para la Segunda Venida de Nuestro Señor.

El Aviso será un acto del amor que Dios ahora extiende al mundo desde su Corazón, porque a través de él muchos se convertirán y regresarán al redil. A través de esa luz liberadora, millones una vez más tendrán algo por lo cual vivir.

No se trata de asustarse -el miedo no es de Dios- sino de ajustarse. Se trata de tener el conocimiento de las cosas para saber interpretar correctamente cuando pasen y no ser engañados con teorías racionalistas y materialistas, cuando la intención del Cielo es ayudarnos a rectificar el rumbo. En suma, lo importante es estar en estado de gracia, y, sino se está, confesarse.

Profecía ignorada — Profecía cumplida

Por supuesto, la mayoría de los lectores aquí saben que el Cielo ya estaba advirtiendo desde al menos la primavera de 2020 que los peligros se avecinaban en el horizonte de la humanidad, advertencias de que estas «vacunas» no solo pondrían en peligro vidas sino que erosionarían las libertades, todas las cuales se han cumplido:[3]

Queridos hijos, luchad por vuestra libertad: estáis a punto de ser esclavizados por dictadores malvados. Cuídense de las vacunas y de todas las obligaciones, porque no vendrán de Dios, sino de Satanás que quiere gobernar sus vidas y mentes. —Nuestra Señora a Gisella Cardia, 18 de abril de 2020

Una gran oscuridad envuelve al mundo, y ahora es el momento. Satanás va a atacar el cuerpo físico de Mis hijos a quienes creé a Mi imagen y semejanza. Satanás, a través de sus títeres que gobiernan el mundo, quiere inocularte con su veneno. Él empujará su odio contra ti hasta el punto de la imposición obligatoria que no tendrá en cuenta tu libertad. Una vez más, muchos de Mis hijos que no pueden defenderse serán los mártires del silencio, como fue el caso de los Santos Inocentes. Esto es lo que Satanás y sus secuaces siempre han hecho…—Dios Padre al P. Michel Rodrigue, 31 de diciembre de 2020

Los seres humanos están siendo arrinconados por el poder global, que mancha la dignidad humana, llevando a las personas a un gran desorden, actuando bajo el dominio del engendro de Satanás, consagrado de antemano por su propia voluntad. En este momento tan difícil para la humanidad, el ataque de enfermedades creadas por la ciencia mal utilizada continuará aumentando, preparando a la humanidad para que voluntariamente solicite la marca de la bestia, no solo para no enfermarse, sino para ser provista de lo que pronto faltará materialmente, olvidando la espiritualidad debido a una fe débil. El tiempo de la gran hambruna avanza como una sombra sobre la humanidad que se enfrenta inesperadamente a cambios radicales… —Nuestro Señor a Luz de María de Bonilla, 12 de enero de 2021

Hijos, vengo otra vez para advertirles y ayudarlos a no cometer errores, evitando lo que no viene de Dios; sin embargo, miran a su alrededor confundidos sin darse cuenta de los muertos que hay y que habrá en la tierra, todo debido a su obstinación en escuchar solo las decisiones humanas. Muchas veces les he dicho a mis hijos que tengan cuidado con las vacunas, pero no escuchan. —Nuestra Señora a Gisella Cardia el 16 de marzo de 2021

No, no escuchamos. En cambio, los acusamos de hacer sonar la alarma de ser «teóricos de la conspiración». «Cancelamos» expertos en inmunología y virología, muchos con doctorados, cuyo crimen contradecía las noticias de las 6 en punto financiadas por las farmacéuticas. Nos burlamos, ridiculizamos y excluimos a amigos y familiares que nos enviaron estudios, datos y evidencia de que estas inyecciones experimentales tenían el potencial de ser mortales. Y cuando comenzamos a mostrar que los datos del gobierno estaban demostrando que esto era cierto con «señales de seguridad» sin precedentes que se disparaban … Cerramos los oídos y «cantamos un poco más fuerte«.

Sí, quizás la más inquietante de las palabras proféticas con respecto a lo que venía vino de Jesús supuestamente a la vidente estadounidense Jennifer el 15 de noviembre de 2021:

Hija Mía, este mundo está muy dividido. Hay quienes confían por miedo y hay quienes temen confiar… Los días de gran luto están llegando. Muchos no podrán buscar Mi misericordia porque no la conocen verdaderamente. Las madres añorarán a sus hijos y los padres llorarán porque verán cómo han confiado ciegamente en el autor del engaño… ¿Dónde te refugiarás cuando comience el gran temblor y resonará en todo este mundo? ¿A qué te rendirás cuando veas el engaño al que has permitido que tu alma sea guiada cuando comiencen los verdaderos dolores de parto? Hijos Míos, su único refugio está en Mi Sacratísimo Corazón. Es hora de rendirse a la verdad y alejarse de un mundo que busca devorar su corazón, mente y alma. El diablo usa la mente para engañar al cuerpo para atrapar el alma. Si me permites refugiarme en tu corazón y que el Espíritu Santo te guíe, entonces no tienes nada que temer. —de Los días de gran luto están llegando

CAUSA Y EFECTO

unidoscontralaapostasia

Mario E. Fumero

Mucho se pregunta cuál es la causa de la gran inflación que sufre el mundo, pues de esta no se libran ni los países ricos, pues los precios se han disparado entre un 50 y hasta un 100%, lo cual tiene al mundo en una irreversible recesión económica, y sume en la hambruna y miseria a las clases más desposeídas de los países subdesarrollado.

          ¿Quién es el culpable de esta crisis? Por lógica, todos los países culpan al gobierno de turno de la misma, lo que ha provocado en algunos países, como en Perú, una convulsión social de violencia. Pero ¿será culpa del gobierno la crisis inflacionaria que vivimos? Para poder entender esto, tenemos que primero buscar las causas que la originan para así poder entender el efecto de la misma y poder buscar la solución.

          Ningún país del mundo, y aún los más poderosos, puede enfrentar una crisis inflacionaria cuando el mundo está convulsionado con guerras y efectos climáticos destructivos para la producción. Lo que está ocurriendo con los altos costos de la canasta básica radica en un efecto específico, el rebote originado por la guerra entre Rusia y Ucrania, así como la crisis de los carburantes.

          Indudablemente la dependencia a los combustibles y la falta de opciones frente a la escasez de los mismos, es el desencadenante de todo lo que acontece. Toda la economía productiva de todas las naciones depende de la energía. La única fuente de energía que predomina en el mundo son los derivados del petróleo y del gas. Si este rubro se altera, todo se altera, el transporte, la energía eléctrica, las fábricas, etc. podemos afirmar que la mayor causa de la infracción existente está en el alza de los combustibles, y un país que no lo produce, tristemente sufrirá más los estragos de esta crisis.

          El segundo factor que desencadena la inflación es la compra de una materia prima que se tiene que traer del exterior a precios altos. Frente a estas realidades ningún gobierno puede hacer nada, y por lo tanto, por más protesta la gente y se tome las carreteras, calles, o hagan huelgas y denuncias, nada podremos hacer, porque tristemente los gobiernos están atado a las realidades internacionales del mercado, más bien con estas actitudes, agudizamos la crisis

          ¿Cómo podremos sobrevivir frente a esta crisis inflacionaria que nos lleva a una recesión? La única solución posible es depender menos de la exportación y tratar de ser autosuficiente en la producción, principalmente de los alimentos básicos. No hay otra salida, ya que las causas de la inflación es el efecto de un desajuste mundial de la economía, ocasionada por factores que están fuera de nuestro alcance el poder solucionar:  guerras, El cambio climático, la voracidad de las grandes empresas, el acaparamiento de productos, la especulación y la falta de oferta frente a una gran demanda.

          Para poder sobrevivir en medio de una crisis inflacionaria se requiere que cada ciudadano cambie sus hábitos alimenticios, se adapte al efecto de la realidad climática y con coherencia acepte la realidad de la humanidad en los últimos tiempos, pues estamos entrando en una época apocalíptica, como nunca antes la historia de la humanidad. Frente a tal efecto aparentemente insolventable, debemos acudir a la producción agrícola para poder sobrevivir en un mundo que va rumbo a una gran hambruna, la cual ningún gobierno podrá frenar a menos qué cada ciudadano tome conciencia de que estamos viviendo los tiempos proféticos anunciado por la biblia en donde se describe que el mundo entraría en una gran hambruna acompañada de epidemia y guerra según lo describe Apocalipsis capítulo 6 versículo 8.

La profecía se precipita hacia el cumplimiento

El sínodo, la advertencia y una nota importante sobre Garabandal con respecto a las noticias de hoy

Dondequiera que miremos, los signos de la inminencia de los Grandes Eventos se están multiplicando.

Muchos escucharán hoy noticias del obispo de Santander (diócesis de las apariciones de Garabandal), Manuel Sánchez Monge, afirmando —sobre las apariciones— que «mi posición, como la de mis predecesores, es que la valoración de Roma sigue siendo válida: ‘No hay signos de sobrenaturalidad‘».

Esto no es una condena de Garabandal.

La Iglesia tiene tres respuestas básicas a las supuestas apariciones:

1) Constat de supernaturalitate (Es sobrenatural)

2) Constat de non supernaturalitate (No es sobrenatural)

3) Non constat de supernaturalitate (No se determina que sea sobrenatural)

El mayor malentendido entre los católicos con respecto a las reglas de la Iglesia sobre las apariciones es que muchos parecen pensar que un «non constat» (3) es una condena. Pero esa noción es absolutamente falsa. Sólo una «constat de non» (2) es una condena.

«Non Constats» simplemente indican que el Obispo (y/o el informe de la comisión que se le presentó), en sus propios esfuerzos de discernimiento / investigación emprendidos (que se sabe que varían enormemente en su diligencia de un obispo a otro), no pudo encontrar suficiente evidencia objetiva para darle suficiente certeza moral para una declaración pública de que el fenómeno en cuestión es de hecho enviado por el Cielo. Él, por lo tanto, con un decreto non-constat, indica que «no puede determinar» que sea de origen sobrenatural. Eso es todo.

De hecho, apuesto a que una decisión «non constat», al menos en algunos casos, favorece la probabilidad de la naturaleza auténticamente sobrenatural de la aparición en cuestión. Porque lo que tal decisión nos muestra es que la Iglesia efectivamente emprendió una investigación, pero aún así no encontró motivos para condenar la aparición. Esto, a pesar del hecho de que vivimos en medio de una epidemia de racionalismo, escepticismo y ateísmo (tanto en el mundo como en la Iglesia), y muchos eclesiásticos no conocerían lo sobrenatural si les golpeara en la cara. Además, como cada obispo sabe, las apariciones que ocurren dentro de su diócesis le causarían muchos dolores de cabeza, por lo tanto, existe una gran tentación entre el episcopado de encontrar alguna razón para condenar cualquier supuesta aparición. Un «non constat» nos muestra que, a pesar de los arduos intentos de buscar tal excusa, no se pudo encontrar ninguna.

Como señaló el prolífico teólogo P. René Laurentin, probablemente el mayor experto del siglo XX en apariciones marianas, y nombrado por el Papa Benedicto XVI como «Prelado de Su Santidad» en 2009:

«En el clima actual, ni siquiera las apariciones de Lourdes serían aprobadas por la Iglesia»

Por lo tanto, aunque algunos sin duda insistirán en fingir estar escandalizados por mis afirmaciones aquí, estoy en buena compañía en esta evaluación de la situación actual.

No malinterpreten: debemos obedecer a la autoridad legítima en la Iglesia, incluso si los decretos de esta autoridad son desaconsejados. Si a Garabandal (o cualquier otra aparición que he promovido) se le diera un «constat de non» en un decreto formal y público, entonces dejaría inmediatamente de promoverlo. Pero, por supuesto, eso no es lo que estamos tratando aquí.

Recuerde que los obispos son extremadamente hábiles para dejar muy claro, superabundantemente claro, más bien, cuándo es exactamente que están condenando abiertamente una supuesta aparición. Véase, por ejemplo, el decreto sobre Bayside (Veronica Luken).

Nunca hay ninguna razón para que un católico juegue el juego de «más obediente que tú» aquí fingiendo que las condenas de las apariciones existen incluso cuando no hay un decreto claro de «constat de non supernaturalitate». (¿No nos ha enseñado el actual pontificado lo tonto que es ese juego, de todos modos?)

Garabandal está lejos de ser el único en la serie de apariciones que, aunque en mi opinión son auténticas, han recibido «non constats». Lo más notable, ya que esta también fue una noticia reciente, son las apariciones de Nuestra Señora de América. Me siento bastante seguro al afirmar que estos son realmente del Cielo, sin embargo, algunos obispos en 2020 proclamaron que no se podía decir que fueran sobrenaturales. (Nota: Como sucede a menudo en estos casos, ciertos medios de comunicación informaron falsamente sobre esto, alegando que se le dio un «constat de non» cuando en realidad era muy claramente solo un «non constat»).

Algunas profecías incluso han indicado que los mensajes de Garabandal tendrían que ser colocados esencialmente en la tumba antes del cumplimiento de los eventos predichos en ella; por eso este anuncio del obispo me parece una indicación más de la inminencia de los acontecimientos de los que se habló en Garabandal: sobre todo, el Aviso.

La advertencia

A mis nuevos seguidores y a todos los demás nuevos en este concepto: El Aviso, o la «Iluminación de la Conciencia» es un evento mundial inminente, predicho por muchas profecías, y de tal magnitud que nunca se ha visto nada parecido en la historia.

Será un «mini Día del Juicio», en el que a cada alma en el planeta, en el mismo momento, se le mostrará milagrosamente el estado de su alma tal como está ante Dios mismo. Es muy probable a lo que se refiere el Sexto Sello de Apocalipsis, en el Sexto Libro del Apocalipsis, en el que se nos habla de lo que al principio parece ser el Fin del Mundo (Día del Juicio), con incluso las «estrellas en el cielo cayendo a la tierra», el cielo «dividido como un rollo rasgado» y todos los hombres en la tierra clamando por que las mismas montañas caigan sobre ellos para «esconderlos de ellos». la ira del Cordero».

Sí, este parece ser el Día del Juicio en sí. Pero no lo es. Todo lo contrario: es solo el primer gran evento del Apocalipsis.

La mayoría de los eventos del Apocalipsis (El Reino del Anticristo, y lo más importante, el Reino de la Divina Voluntad, la Era de la Paz antes del Fin de los Tiempos) lo siguen.

Para la mayoría, El Aviso será el evento más doloroso de sus vidas. La atrocidad de sus pecados se manifestará. Algunos incluso pueden morir de shock. El propósito del evento, sin embargo, no es castigar, y mucho menos matar, sino servir como el mayor acto de la Divina Misericordia en la historia. Será dado para abrumar a todos en la tierra con la Gracia Divina de tal manera que se les dé una oportunidad absolutamente innegable de elegir el lado correcto y salvar sus almas antes de que comience la Gran Persecución del Anticristo a partir de entonces.

Habrá torrentes de almas que regresarán a la Gracia de Dios después de este evento, y debemos ayudar a esto, ahora mismo, evangelizando como nunca antes en la historia antes del Aviso, y especialmente en las pocas semanas inmediatamente posteriores, pero, lamentablemente, la mayoría probablemente rechazará incluso esa gracia (al igual que ya están rechazando las muchas gracias con las que Dios nos está colmanando), y volverse aún más malvado. La línea en la arena habrá sido trazada, y los lados serán elegidos.

Habrá sorpresas.

El Sínodo

Podemos concluir que este evento es probablemente extremadamente inminente debido a una serie de señales. Discutí muchos de ellos a principios de este año, ya que especulé que podría ser posible que The Warning pudiera incluso ocurrir en 2022. Si bien eso todavía es posible, ahora parece que puede pasar un poco más de tiempo hasta que ocurra la Advertencia. Como suele ser el caso con la profecía, la esencia de los eventos descritos realmente ocurre, pero las cosas a veces tardan un poco más en «prepararse» de lo que inicialmente parecía que necesitarían. (Me apresuro a agregar, sin embargo, que todo podría cambiar, literalmente, de la noche a la mañana, particularmente si la primera bomba nuclear vuela, o si el Papa va repentinamente a Moscú. Todavía no debemos descartar la posibilidad de que el Aviso sea este año).

Junto con la situación con respecto a Rusia, la Tercera Guerra Mundial y el uso de armas nucleares, el actual «Sínodo sobre la sinodalidad» es uno de los signos más claros de la inminencia del Aviso. Como he publicado antes:

Si alguna vez hubo un «Sínodo importante», «importante» de una manera muy mala, ese sería el actual «Sínodo sobre la sinodalidad».

Tengo algunas reflexiones más extensas sobre este asunto, que creo que es importante compartir, y que llegarán pronto. Había escrito la mayoría de ellos hace meses, pero no estaba seguro de si los publicaría. Ver lo que los cardenales de abajo han dicho, sin embargo, me ha convencido de publicarlos pronto.

Por ahora, simplemente quiero transmitir lo que ellos, algunos de los más grandes pastores de la Iglesia, están advirtiendo, con respecto a lo que está sucediendo en este Sínodo. No se necesitan grandes detalles aquí, ya que la mayoría de mis lectores probablemente ya habrán visto esto, pero el prefecto emérito de la Congregación de la Doctrina de la Fe, el cardenal Gerhard Muller, acaba de dar la advertencia más doctrinalmente apocalíptica que uno pueda imaginar sobre este Sínodo:

El cardenal dijo que

«Esto no tiene nada que ver con Jesucristo, con el Dios Trino, y piensan que la doctrina es solo como un programa de un partido político que puede cambiarla de acuerdo con sus votantes… si tienen éxito… ese será el fin de la Iglesia Católica».

Estos son precisamente los tipos de advertencias que yo y otros hemos estado dando durante muchos años sobre la apocalíptica y largamente profetizada Gran Apostasía. Hemos sido repetidamente objeto de burlas y denuncias por hacerlo. Tal vez esa burla disminuya ahora que estas mismas advertencias están siendo audazmente dadas por la persona más calificada de la cara del planeta.

Ahora, obviamente, Muller sabe que la Iglesia Católica no terminará, sabe que esto es contrario a la promesa de Cristo en el Evangelio. Su punto es simplemente que la conclusión lógica del presente Sínodo, tal como se está llevando a cabo, es la destrucción total de la fe.

Dos hechos, entonces, deben ser considerados:
  1. El cardenal Muller tiene claramente razón. La trayectoria del Sínodo es la destrucción de la Iglesia Católica. (Y explicaré esto más a fondo en un futuro post)
  2. La Iglesia Católica no será destruida.

Entonces nos queda reflexionar:

¿Qué detendrá la locura?

No hay indicios de que alguien que dirija el Sínodo detenga la locura. Por el contrario, lo están animando unánimemente.

Pero nadie más tiene el poder de detener la locura.

Por lo tanto, Dios detendrá la locura. Y propongo que lo haga a través del Aviso.

El Papa Francisco acaba de anunciar que la conclusión del Sínodo se ha retrasado hasta 2024. Esto puede haber retrasado un poco el calendario de la advertencia. Ya veremos.

En otros frentes también, todo continúa como las profecías han indicado que lo harían, incluso si la culminación de estos procesos está tomando un poco más de tiempo de lo que inicialmente hubiera parecido:

  • El colapso económico total sigue ganando impulso; La mayoría de los economistas convencionales están admitiendo que la recesión severa está a la vuelta o a punto de comenzar. Los economistas más honestos están reconociendo que la depresión severa está cerca. ¿Quién podría sorprenderse por esto? Creamos billones de dólares de la nada, garantizando así la destrucción de la moneda de reserva global, el dólar estadounidense, y ahora los federales están fingiendo que pueden escabullirse del resultado lógico de eso elevando continuamente las tasas de interés. Al imprimir billones de dólares, diluyeron la sopa. Los resultados de la inflación, una vez que la sopa diluida se ha consumido y la gente se da cuenta de que su hambre permanece. Ahora, simplemente están restringiendo el acceso a la sopa nueva con la esperanza de engañar a la gente para que piense que la sopa diluida es valiosa. La analogía puede ser imperfecta, pero el resultado no se puede evitar: el colapso económico global. Esto también es parte de su plan para «El Gran Descanso».
  • Las señales de advertencia de una inminente hambruna mundial continúan aumentando.
  • Las relaciones internacionales (particularmente con respecto a Rusia / Ucrania) continúan su marcha constante hacia la creciente probabilidad de que estalle la Tercera Guerra Mundial y / o la Guerra Nuclear. Todos los comentaristas más competentes en estos asuntos están admitiendo que cada día de este año nos ha acercado a la posibilidad «previamente impensable» de una guerra nuclear.
  • La «Infraestructura del Anticristo» está a punto de completarse, y hay todas las señales de advertencia de que se está preparando el camino para la Marca de la Bestia (lo más alarmante ahora, a través de las monedas digitales del Banco Central)
  • La sociedad continúa volviéndose más loca día a día a través del «despertar», particularmente la continua dominación de la agenda «LGBT». Ni siquiera es posible imaginar un rechazo más completo de la Ley Divina y Natural que el que implica este movimiento, ni es posible que la Justicia Divina continúe permitiendo que esta situación persista una vez que alcance una masa crítica (sin duda inminente).
  • La próxima tiranía (es decir, la tiranía post-Covid), una iniciativa global de «cero carbono», promete destruir por completo la vida económica y gran parte de la vida social. La humanidad está intrínsecamente ligada a las emisiones de carbono: así es como Dios estableció las cosas, las necesitamos, y la noción de que necesitamos deshacernos de ellas no es más que una puerta trasera para la dictadura globalista.
  • El Consenso Profético continúa advirtiendo de la extrema inminencia de Los Grandes Acontecimientos.

Precipitándose hacia la plenitud

Los principales eventos clave se están desarrollando en este momento, incluidas las profecías clave de Garabandal.

Lea «Profecía precipitada hacia el cumplimiento: el sínodo, la advertencia y una nota importante sobre Garabandal con respecto a las noticias de hoy» por el Prof. Daniel O’Connor en su blog.

La vela ardiente

La verdad apareció como una gran vela iluminando el mundo entero con su llama brillante.
—Santa Bernadina de Siena

Una imagen PODEROSA vino a mí… Una imagen que lleva tanto aliento como advertencia.

Aquellos que han estado siguiendo estos escritos saben que su propósito ha sido específicamente prepararnos para los tiempos que estaban directamente por delante de la Iglesia y del mundo. No se trata tanto de catequesis como de llamarnos a un refugio seguro.

La vela ardiente

Vi el mundo reunido como en una habitación oscura. En el centro hay una vela encendida. Es muy corto, la cera casi toda derretida. La Llama representa la luz de Cristo: la Verdad[1] La cera representa el tiempo de gracia en el que vivimos.

El mundo en su mayor parte está ignorando esta Llama. Pero para aquellos que no lo son, aquellos que están mirando la Luz y dejando que Ella los guíe, algo maravilloso y oculto está sucediendo: su ser interior está siendo incendiado en secreto.

Rápidamente está llegando un momento en que este período de gracia ya no podrá soportar la mecha (civilización) debido al pecado del mundo. Los eventos que vienen colapsarán la vela por completo, y la Luz de esta vela se apagará. Habrá un caos repentino en la «habitación».

Toma el entendimiento de los líderes de la tierra, hasta que andan a tientas en la oscuridad sin luz; los hace tambalearse como hombres borrachos. (Job 12:25)

La privación de Luz conducirá a una gran confusión y temor. Pero aquellos que habían estado absorbiendo la Luz en este tiempo de preparación en el que estamos ahora tendrán una Luz interior por la cual guiarlos (porque la Luz nunca puede extinguirse). A pesar de que estarán experimentando la oscuridad a su alrededor, la Luz interior de Jesús brillará intensamente en su interior, dirigiéndolos sobrenaturalmente desde el lugar oculto del corazón.

Entonces esta visión tuvo una escena perturbadora. Había una luz en la distancia … una luz muy pequeña. Era antinatural, como una pequeña luz fluorescente. De repente, la mayoría en la habitación se precipitó hacia esta luz, la única luz que podían ver. Para ellos era esperanza… Pero era una luz falsa y engañosa. No ofrecía calor, ni fuego, ni salvación, esa llama que ya habían rechazado.

… En vastas áreas del mundo, la fe está en peligro de extinguirse como una llama que ya no tiene combustible. —Carta de Su Santidad el Papa Benedicto XVI a todos los obispos del mundo, 12 de marzo de 2009

Es precisamente al final del segundo milenio que nubes inmensas y amenazadoras convergen en el horizonte de toda la humanidad y la oscuridad desciende sobre las almas humanas. —PAPA JUAN PABLO II, de un discurso, diciembre de 1983; www.vatican.va

Ahora es el momento

La Escritura de las diez vírgenes vino a la mente inmediatamente después de estas imágenes. Solo cinco de las vírgenes tenían suficiente aceite en sus lámparas para salir y encontrarse con el Novio que vino en la oscuridad de la «medianoche» (Mateo 25: 1-13). Es decir, solo cinco vírgenes habían llenado sus corazones con las gracias necesarias para darles la luz para ver. Las otras cinco vírgenes no estaban preparadas diciendo: «… nuestras lámparas se están apagando», y se fue a comprar más petróleo a los comerciantes. Sus corazones no estaban preparados, por lo que buscaron la «gracia» que necesitaban… no de una Fuente Pura, sino de vendedores ambulantes engañosos.

Una vez más, los escritos aquí han sido con un propósito: ayudarte a adquirir este aceite divino, para que puedas ser marcado por los ángeles de Dios, para que puedas ver con una luz divina a través de ese día cuando el Hijo será eclipsado por un breve período de tiempo, sumergiendo a la humanidad en un momento doloroso y oscuro.

Familias

Sabemos por las palabras de nuestro Señor que estos días van a tomar a muchos desprevenidos como un ladrón en la noche:

Como fue en los días de Noé, así será en los días del Hijo del Hombre. Comieron y bebieron, tomaron esposos y esposas, hasta el día en que Noé entró en el arca, y cuando llegó el diluvio los destruyó a todos. Era más o menos lo mismo en los días de Lot: comían y bebían, compraban y vendían, construían y plantaban. Pero el día que Lot dejó Sodoma, el fuego y el azufre llovieron del cielo y los destruyeron a todos. Será así el día en que el hijo del Hombre sea revelado… Recuerda a la esposa de Lot. Quien trate de preservar su vida la perderá; Quien lo pierda lo mantendrá. (Lucas 17:26-33)

Varios de mis lectores han escrito, alarmados de que los miembros de su familia se estén escapando, volviéndose cada vez más hostiles a la Fe.

En nuestros días, cuando en vastas áreas del mundo la fe está en peligro de extinguirse como una llama que ya no tiene combustible, la prioridad absoluta es hacer presente a Dios en este mundo y mostrar a los hombres el camino hacia Dios. No cualquier dios, sino el Dios que habló en el Sinaí; a ese Dios cuyo rostro reconocemos en un amor que presiona «hasta el extremo» (cf. Jn 13, 1), en Jesucristo, crucificado y resucitado. El verdadero problema en este momento de nuestra historia es que Dios está desapareciendo del horizonte humano y, con el oscurecimiento de la luz que viene de Dios, la humanidad está perdiendo su orientación, con efectos destructivos cada vez más evidentes. —Carta de Su Santidad el Papa Benedicto XVI a todos los obispos del mundo, 10 de marzo de 2009

De hecho, hay un tamizado y purificación sucediendo mientras hablamos. Sin embargo, debido a sus oraciones y debido a su fidelidad a Jesús, creo que se les concederán grandes gracias cuando el Espíritu de Dios abra todos los corazones para ver sus almas como el Padre las ve, ese increíble don de Misericordia que se está acercando. El antídoto contra esta apostasía dentro de sus filas familiares es el Rosario. Lea de nuevo La próxima restauración de la familia. 

Eres elegido por Dios, no para salvarte a ti mismo, sino para ser el instrumento de salvación para los demás. Vuestro modelo es María, que se entregó completamente a Dios, convirtiéndose así en una cooperadora en la redención, la Corredentora de muchos. Ella es un símbolo de la Iglesia. Lo que se aplica a ella se aplica a ti. Tú también debes convertirte en un corredentor con Cristo a través de tus oraciones, testimonio y sufrimiento.

Coincidentemente, estas dos lecturas son de la Oficina y Misa de hoy (12 de enero de 2007):

Aquellos que han sido considerados dignos de salir como hijos de Dios y de nacer de nuevo del Espíritu Santo desde lo alto, y que tienen dentro de ellos al Cristo que los renueva y los llena de luz, son dirigidos por el Espíritu de maneras variadas y diferentes y en su reposo espiritual son guiados invisiblemente en sus corazones por la gracia. —Homilía del escritor espiritual del siglo IV; Liturgia de las Horas, Vol. III, pág. 161

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién debo temer? El Señor es el refugio de mi vida; ¿De quién debo tener miedo? Aunque un ejército acampe contra mí, mi corazón no temerá; Aunque se me haga la guerra, aun entonces confiaré. Porque él me esconderá en su morada en el día de angustia; Me ocultará al abrigo de su tienda, me pondrá en lo alto de una roca. (Salmo 27)

Y por último, de San Pedro:

Poseemos el mensaje profético que es totalmente confiable. Haréis bien en estar atentos a ella, como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hasta que amanezca el día y la estrella de la mañana se levante en vuestros corazones. (2 Pedro 1:19)

Lectura relacionada:

LA NUMERACIÓN

La nueva primera ministra italiana, Giorgia Meloni, pronunció un discurso poderoso y profético que recuerda las advertencias proféticas del cardenal Joseph Ratzinger. Primero, ese discurso (nota: es posible que los bloqueadores de anuncios deban desactivarse si no puede verlo):

Teniendo en cuenta lo que sabemos ahora en 2022… el plan para crear una «identificación digital» para cada ciudadano humano, cómo los gobiernos pueden restringir nuestra compra y venta en un abrir y cerrar de ojos, y cómo toda la infraestructura está en su lugar para controlar a la humanidad … vale la pena revisar el siguiente escrito del 4 de febrero de 2014…


¿POR QUÉ el Señor estaría enojado con el rey David por hacer un censo? Y, sin embargo, sabemos que, tan pronto como lo hizo, David «se arrepintió de haber contado a la gente»:

He pecado mucho al hacer esto. (2 Samuel 24:10)

Las Escrituras no nos dicen exactamente por qué el censo de David estaba equivocado. Parece que el propósito de esto era determinar cuántos israelitas eran elegibles para la guerra, como cuando Dios ordenó a Moisés que hiciera un censo de todo el pueblo de Israel. [1] Pero cuando leemos el relato secundario de esta historia bíblica, aprendemos un detalle sorprendente:

Entonces Satanás se opuso a Israel e incitó a David a numerar a Israel. (1 Crón 21:1)

¿Qué le dio a Satanás este punto de apoyo sobre David? De mi reflexión anterior, When Legion Comes, el teólogo cardenal Jean Daniélou señaló que la idolatría puede abrir la puerta a Satanás:

Como resultado, el ángel de la guarda es casi impotente sobre [Satanás], al igual que sobre las naciones. —Los ángeles y sus misiones, Jean Daniélou, S. J., p.71

Antes del censo, David ganó una guerra contra los amonitas que adoraban al dios Milcom.

David tomó la corona de Milcom de la cabeza del ídolo. Se encontró que pesaba un talento de oro, con piedras preciosas en él; esta corona David llevaba en su propia cabeza. (1 Crono 20:2)

Milcom era otro nombre para Moloc, que era el dios de los cananeos y fenicios a quienes los padres sacrificaban a sus hijos. Fue la corona de este ídolo la que David colocó sobre su propia cabeza, un ídolo de la muerte. Por lo tanto, el censo ahora toma un contexto diferente, el de David y el gusto de los israelitas por la guerra y el derramamiento de sangre cuando Dios no lo estaba pidiendo. Israel, al parecer, ya no confiaba en Dios, sino en la espada para controlar su destino.

¡Qué advertencia es esto para nosotros hoy! Esta generación se ha inclinado a los pies de Moloc y ha sacrificado a sus hijos, especialmente en forma de control de la natalidad y aborto, para controlar los destinos de las naciones, los pueblos y los estilos de vida individuales. Desde 1980, 1.300 millones de bebés han sido abortados en todo el mundo. [2] Nuestros políticos y magistrados se ponen fácilmente la corona de Milcom en sus esfuerzos por «reducir la población» de la tierra.

… prefieren promover e imponer por cualquier medio un programa masivo de control de la natalidad. —JUAN PABLO II, Evangelium Vitae, «El Evangelio de la vida», n. 16

Pero ahora ese programa se extiende a los vivos. ¿Quién va a ser «reducido» hoy? El Evangelio es una parodia del censo que divide y clasifica a las personas en clanes y tribus. Porque Jesús es rechazado basándose únicamente en sus asociaciones culturales y familiares.

«¿No es él el carpintero, el hijo de María, y el hermano de Santiago y José y Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí con nosotros?» Y se ofendieron con él.

Hoy en día, es la presencia «inconveniente» de los demás lo que ofende nuestras sensibilidades idólatras.

Desafortunadamente, lo que se tira a la basura no es solo comida y objetos prescindibles, sino a menudo los propios seres humanos, que son descartados como «innecesarios». —POPE FRANCIS, discurso «Estado del Mundo», Chicago Tribune13 de enero de 2014

Es precisamente este desprecio por la vida lo que Juan Pablo II dijo que nos está moviendo «hacia una forma de totalitarismo». [3] Y los regímenes totalitarios siempre, siempre hacen un censo preciso de la gente, de una forma u otra, con el fin de controlarlos. Hoy en día, los que están detrás de estos programas de control son los poderosos banqueros y financieros de las economías del mundo. [4]

Pensamos en los grandes poderes de la actualidad, en los intereses financieros anónimos que convierten a los hombres en esclavos, que ya no son cosas humanas, sino que son un poder anónimo al que sirven los hombres, por el cual los hombres son atormentados e incluso masacrados. Son un poder destructivo, un poder que amenaza al mundo. —BENEDICTO XVI, Reflexión tras la lectura del oficio para la Tercera Hora, Ciudad del Vaticano, 11 de octubre de
2010

Y así, el censo está sobre nosotros de nuevo.

El Apocalipsis habla del antagonista de Dios, la bestia. Este animal no tiene un nombre, sino un número. En [el horror de los campos de concentración], cancelan rostros e historia, transformando al hombre en un número, reduciéndolo a un engranaje en una enorme máquina. El hombre no es más que una función. En nuestros días, no debemos olvidar que prefiguraron el destino de un mundo que corre el riesgo de adoptar la misma estructura de los campos de concentración, si se acepta la ley universal de la máquina. Las máquinas que se han construido imponen la misma ley. Según esta lógica, el hombre debe ser interpretado por una computadora y esto sólo es posible si se traduce en números. La bestia es un número y se transforma en números. Dios, sin embargo, tiene un nombre y llama por su nombre. Es una persona y busca a la persona. —Cardenal Ratzinger, (PAPA BENEDICTO XVI) Palermo, 15 de marzo de 2000 (cursiva añadida)

Qué extraño que, mientras escribía esto, se informara que el juez asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos, Antonin Scalia, dijo que los «campos de internamiento», como los de la Segunda Guerra Mundial, probablemente volverán de nuevo, ya que, «en tiempos de guerra, las leyes se callan». [5] De hecho, la Tradición dice que es el «sin ley» quien es la bestia. [6]

Hoy, hemos abierto la puerta a la Legión a través de nuestra mundanidad, y Satanás está incitando una vez más a un censo, el número de personas para controlar.

No es la hermosa globalización de la unidad de todas las Naciones, cada una con sus propias costumbres, sino la globalización de la uniformidad hegemónica es el pensamiento único. Y este único pensamiento es fruto de la mundanidad. —PAPA FRANCISCO, Homilía, 18 de noviembre de 2013; Zenit

Oremos y pidamos a Santa Ágata, la mártir, que interceda por nosotros para que permanezcamos firmes en estos días de tentación, para que especialmente no seamos contados entre aquellos en el Evangelio de hoy por quienes…

Estaba asombrado de su falta de fe.

Porque somos llamados por nuestro nombre, un nombre tallado en la palma de la mano de Dios que ningún sello o marca puede borrar.

Porque así os rezará todo fiel en tiempo de estrés. Aunque las aguas profundas se desbordan, no lo alcanzarán. Tú eres mi refugio; de la angustia me preservarás… (Salmo de hoy, 32)

Relación entre las fechas del Aviso y el Milagro

Profetizadas en San Sebastián de Garabandal.

www.Garabandal.org

Las niñas de Garabandal sólo dieron ciertas aproximaciones sobre fechas para el día en que ocurrirá el Gran Milagro. Por los datos que transmitieron, éste será hacia el comienzo de una primavera, entre los días 8 y 16 de los meses de marzo, abril o mayo. Coincidirá en jueves y en la fiesta de un mártir de la Eucaristía. Las posibilidades, por eliminación llevan al día 11 (San Estanislao) o 13 de abril (San Hermenegildo).

El Aviso profetizado ocurrirá dentro del año anterior. Después de los estudios de contexto bíblico, parece que se podrían concretar en ese intervalo en cinco meses exactos, que corresponden al tiempo que dura una extraña picadura (Ap. 9, 3-6). En efecto, el tormento que produce es como el del escorpión cuando pica, pero sin llegar a matar porque en aquellos días, buscarán los hombres la muerte y no la encontrarán; desearán morir y la muerte huirá de ellos. Además la extraña picadura es selectiva porque solo afecta a los hombres que no llevan en la frente el sello de Dios. Por todo ello da la impresión que la picadura no es física, sino más bien moral. Una picadura interior dolorosa producida por lo que cada hombre ha visto en el Aviso.

   Conchita describía el Aviso de Garabandal en 1977 casi con las mismas palabras: Este fenómeno no producirá daño físico pero nos espantará, porque en ese preciso instante veremos nuestras almas y el daño que hemos hecho. Será como si estuviéramos agonizando, pero no moriremos por sus efectos.

Es como si el periodo de responder a la invitación de conversión personal del Aviso de Garabandal tuviera un límite. El final lo marca la gracia del Milagro porque el Aviso es como una purificación para prepararse para el Milagro, (…) para ver si con el Aviso y el Milagro nos convertimos (el mundo entero). Por tanto, aunque no sepamos el año en que ocurrirá el Aviso de Garabandal muy probablemente podemos asegurar que será en un mes de noviembre, entre los días 11 y 13.

Si finalmente la fecha del Aviso tiene que ver con el 13 de noviembre, sería sorprendente que los dos principales hechos anunciados en Garabandal ocurrirían en día 13 (Milagro 13 de abril) que es el día de las apariciones en Fátima, y además coincidiendo en los meses anterior y posterior a la secuencia de las seis apariciones de Fátima, como enmarcando aquellos hechos y dando a entender que ambas manifestaciones tienen una relación profunda en los sucesos que anunciaron y aún están por cumplir. Por último, hay que recordar que un 13 de noviembre fue la fecha de la última aparición a Conchita, sola y bajo la lluvia en los Pinos de Garabandal.

La Luna Se Volverá Roja

San Miguel Arcángel a Luz de María de Bonilla el 1 de mayo de 2022

Amados hijos de Mi Inmaculado Corazón: Los bendigo como Reina y Madre. Bendigo sus mentes, pensamientos y corazones. Los bendigo con mi amor para que, como hijos de Mi Divino Hijo, sean obedientes a Su Llamado. Hijitos Míos: deben apresurarse y ser más espirituales. Los tiempos son urgentes; el mal no espera y está elaborando sus planes para dominar a mis hijos. No temas: esta Madre te mantiene protegido y mi manto abraza a la humanidad.

Niños pequeños, el poder del comunismo [1] se está haciendo sentir en la tierra; su deseo de conquista va más allá de un solo país. Sufro por la ignorancia de quienes niegan los tiempos en que viven: la guerra se extenderá y aparecerá el hambre, ante la cual la raza humana olvidará sus principios. El dragón está mostrando sus tentáculos: pestilencia, guerra, hambruna [2] y el dominio sobre la humanidad, eliminando las religiones para establecer una sola religión. Gente de mi Hijo, mantengan sus lámparas encendidas [3] con el mejor aceite. Algunas personas continúan siendo tontas sin hacer un balance de la realidad por la que pasa la humanidad.

¡Niños tontos! No conoces las profecías contenidas en la Sagrada Escritura. Si los conocieras, entenderías los tiempos en los que te encuentras y las señales y señales de este momento. Todo se encuentra en la Sagrada Escritura, pero la humanidad ya no cree en la Santísima Trinidad, me desprecia y niega ser la obra de Dios. Hijos, ustedes tratan el hecho de que el firmamento les está advirtiendo como un espectáculo… La luna se volverá roja [4] y con ello el sufrimiento y el dolor humanos aumentarán. Ora, clama y ayuna si tu salud te lo permite.

Arrepiéntete y confiesa tus pecados con un firme propósito de enmienda. Caminad hacia mi Hijo, presente en la Sagrada Eucaristía, y emprended vuestro camino hacia una nueva vida como verdaderos hijos de mi Hijo. Entrad en silencio interior y mírense a sí mismos, siendo severos, muy severos, sin disfrazar sus actos y acciones personales: mírense a sí mismos en términos de su carácter, su trato a sus semejantes, la ira, el resentimiento, la falta de amor por ustedes mismos y por su prójimo.

¡Mírense a sí mismos! El cambio debe ocurrir ipso facto. Deben ablandar sus corazones de piedra antes de que sea demasiado tarde. Os dirigís hacia tiempos difíciles para toda la humanidad. Te ofrezco mis manos para guiarte a mi Hijo, mi corazón para cobijarte a ti y a mi vientre para que puedas crecer dentro de él.

Oren, hijos, oren: aquellos que tienen el poder en la tierra están llevando a la humanidad al dolor.

Oren, hijos, oren, la tierra temblará con fuerza.

Oren, hijos, oren por la Iglesia de mi Hijo.

Amados hijos, pueblo de mi Hijo, oren.

Me duelo por mis hijos que no obedecen. Lamento a Europa, que sufrirá inesperadamente.

En este mes dedicado a esta Madre que os ama, os pido la Comunión de reparación los sábados y domingos ofrecida por la conversión de todos los hombres, por la paz mundial, por mis hijos predilectos, para que mantengan al Pueblo de mi Hijo como comunidad de amor y fraternidad. Debes ofrecer esto en un estado de gracia y con fe firme. Al cumplir mis peticiones, recibirán la gracia de aumentar su fe en Mi Divino Hijo y tendrán una mayor protección de las legiones celestiales.

Mantener la unidad. Los bendigo, hijos míos.

Ave María más pura, concebida sin pecado
Ave María más pura, concebida sin pecado
Ave María más pura, concebida sin pecado

Comentario de Luz de María

Hermanos y hermanas: en este mes que dedicamos especialmente a nuestra Santísima Madre, estamos alojados en su Inmaculado Corazón y penetramos en él, orando a la Santísima Trinidad para que nos ayude a tener la fe de nuestra Santísima Madre, viviendo así en el cumplimiento de la Divina Voluntad en todas nuestras obras y acciones. Ofrecemos nuestras oraciones a San José, padre putativo de Nuestro Señor Jesucristo, pidiendo que su obediencia sea esa luz dentro de nosotros que nos guíe por el camino correcto con una fe creciente en el poder de Dios.

Hermanos y hermanas, vemos claramente que esta llamada tan específica nos habla de la necesidad del hombre de ser más espiritual, porque sin fe y sin esperanza no podrá sobrevivir frente a lo que está por venir. A pesar de los anuncios, el hombre no cree y de un momento a otro se encontrará frente a lo que no creía, y será entonces cuando la gente se atacará entre sí por comida, por medicinas y lo que sea de primera necesidad.

El cielo nos advierte, pero la advertencia no se ve debido a no conocer a Dios y no reconocer las señales y señales. El futuro será doloroso y más aún cuando esté tan cerca y aún no se vea. Nuestra Madre nos menciona la luna de sangre; recordemos lo que encontramos en la Sagrada Escritura sobre el tema:

El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes de que llegue el gran y terrible día del Señor. Joel 2:31

Cuando abrió el sexto sello, miré, y vino un gran terremoto; el sol se volvió negro como cilicio, la luna llena se volvió como sangre. Apocalipsis 6:12

Y mostraré presagios en el cielo arriba y señales en la tierra abajo, sangre y fuego, y niebla humeante. El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre, antes de la venida del gran y glorioso día del Señor. Hechos 2:19-20

Notas

↑1Profecías sobre el comunismo: leer…
↑2cf. Apocalipsis 6:8
↑3Lc. 12:35
↑4Joel 2:31