Archivo

Archive for the ‘Historia’ Category

Tenía 13 años, le cortaron el cuello por no apostatar

Una extraña mujer la cuidó… era la Virgen

experienciascercanasalamuerteEl autor y médico responsable del Departamento de Constataciones Médicas de Lourdes, Patrick Theillier, publica en su libro Experiencias cercanas a la muerte (Palabra), un asombroso milagro mariano que tiene por protagonista a Santa Mariam Baouardy, religiosa carmelita, originariamente palestina de rito greco-melquita.

Cuando tenía 13 años, en Galilea, un hombre le cortó el cuello por no querer apostatar y abrazar el Islam. Debería haber muerto, pero vivió una experiencia que luego describiría y que es motivo de asombro para los médicos.

Infancia en Tierra Santa
Miriam nació en 1846 en Galilea en una familia pobre y muy creyente, católicos de rito greco-melquita. Se quedó huérfana a los tres años y sus padres adoptivos se establecieron en Alejandría, Egipto.

Cuando cumplió trece años sus padres adoptivos intentaron casarla con su tío.Mariam se negó en rotundo. El tío, furioso, decidió tratarla como una esclava durante tres meses. Pero ella seguía sin ceder.

Con la intención de reunirse con su hermano pequeño Boulos en Galilea, Mariam consiguió huir con un antiguo criado de la familia.

Le cortaron el cuello
Aquel criado era un musulmán que la intentó obligar a convertirse al islam y abandonar su fe católica. Mariam rechazó la idea y el criado, al ver que la cristiana no pensaba apostatar, desenfundó un cuchillo y le cortó la garganta.

Luego envolvió su cuerpo en un gran velo y con la ayuda de su madre y su mujer, abandonó el cuerpo de Mariam en un callejón. Esto sucedió la noche del 7 al 8 de septiembre de 1858.

devotossantamariambaouardy

Devotos en el día de la canonización de Santa Mariam Bouardy

Aquella misteriosa religiosa
Mariam explicaría años después que se encontró en el interior de una gruta. Junto a ella se encontraba una religiosa que vestía un hábito azul. Esta mujer le contó que la había recogido de un callejón, trasladado a aquel refugio y cosido el cuello.

Aquella misteriosa hermana se comportaba de forma extraordinaria. Habló poco, humedeció los labios de la joven con un algodón, la obligó a dormir y le dio una rica sopa. No se parecía a ninguna otra religiosa.

Cuando la herida cicatrizó, la religiosa hizo salir a Mariam de la gruta. La condujo a la iglesia de Santa Catalina, atendida por franciscanos y llamó a un confesor. Tras salir del confesionario, Mariam no volvió a ver a aquella extraña religiosa.  La enfermera del hábito azul había desaparecido.

Muchos años después, siendo ya monja carmelita, Mariam fue obligada por obediencia a contar su martirio. Afirmó que había estado realmente muerta y había visto el Cielo.

A su maestra de novicias en Marsella, que le preguntó si fue objeto de un juicio le respondió: «¡Oh, no! Me encontré en el Cielo. Vi a la Santa Virgen, a los ángeles y a los santos, que me acogían con una enorme bondad. También vi a mis padres en su compañía. Vi el trono resplandeciente de la Santísima Trinidad y a Jesucristo nuestro Señor en su humanidad. No había sol, ni luces, pero todo era de una claridad brillante. Entonces alguien me dijo: “Efectivamente eres virgen, pero tu libro todavía no ha terminado”».

Bajo el manto de María
El día de la Natividad de 1874, aniversario del martirio y milagro de Mariam, ella recordó: “En un día como este, estuve con mi Madre. En un día como este consagré mi vida a María. Me habían cortado el cuello y al día siguiente, María me tomó bajo su protección”.


Hermana Mariam (segunda por la izquierda en la fila de arriba) con las otras fundadoras del Carmelo de Belén

En agosto de 1875, navegando rumbo a Palestina, Mariam contaba al P. Estrate, su padre espiritual (que puso por escrito todo lo que conoció sobre la joven a petición del obispo de Bayona de esa época, Monseñor Lacroix), estas palabras: “Ahora ya sé que la religiosa que me curó después de mi martirio era la Santísima Virgen”.

Sólo pudo ser un milagro
La cicatriz fue examinada por muchos médicos a lo largo de las enfermedades por las que pasó Mariam. La cicatriz era de 10 cm de largo y de 1 cm de ancho. Recorría toda la parte delantera del cuello. Le faltaban varios anillos de la tráquea, como constató el médico de Pau el 24 de junio de 1875.

A consecuencia de ese corte tan profundo Mariam tuvo la voz ronca toda su vida. De hecho, un famoso médico de Marsella, ateo, cuando trató a la chica afirmó que tenía que haber un Dios porque desde el punto de vista médico estaba muerta.

Mariam era chica muy humilde. Se consideraba a sí misma “insignificante”. Su historia está llena de milagros, levitaciones, éxtasis y estigmas.

Con 20 años entró en el Carmelo de Pau (localidad cercana al Pirineo francés) y tomó el nombre de María de Jesús Crucificado. Fundó el Carmelo de Mangalore, en la India y luego el Carmelo de Belén, donde murió con 33 años en 1878, a causa de un accidente.

Fue beatificada en 1983 por San Juan Pablo II y canonizada el 17 de mayo del 2015 por el Papa Francisco. 

(A continuación se ofrece el vídeo de la canonización de Mariam Baouardy y María Alfonsina Danil Ghattas, que son las primeras santas palestinas, además de la francesa Jeanne Emilie de Villeneuve y de la italiana María Cristina de la Inmaculada Brando)

 

Categorías:Historia, Mundo Etiquetas:

El testamento espiritual de un hombre que intentó violar y mató a una niña

Alessandro Serenelli, asesino de Maria Goretti, fue tentado, por desesperación, incluso a quitarse la vida, pero algo le hizo cambiar

Alessandro Serenelli (1882-1970) era un joven trabajador robusto que vivía cerca de la familia Goretti cuando ésta se trasladó al Agro Pontino.

Arrastrado por la pasión intentó varias veces seducir a la joven María Goretti, que todavía no tenía 12 años, y violarla.

Ante su resistencia un día la apuñaló 14 veces con un objeto afilado.

Al principio, en la cárcel, no mostró ningún arrepentimiento .Tampoco cuando le visitó el obispo para hablarle del perdón de Dios.

Pero unos días después pidió hablar con el obispo: había soñado con Marietta, su víctima, que llevaba 14 lirios (tantos como puñaladas) y le sonreía resplandeciente. Ahí empezó su transformación.

Recogemos aquí el testamento espiritual del Alessandro Serenelli anciano, ya con casi 80 años, poco antes de su muerte, transformado por la fe de “Marietta” (hoy santa María Goretti) y por la vivencia de la espiritualidad franciscana.

El asesino, debido a la edad (entonces la mayoría de edad era a los 21 años) no fue condenado a la cadena perpetua, sino a 30 años de reclusión.

Su camino espiritual fue lento y duro. Fue tentado, por desesperación, incluso a quitarse la vida.

Lo salvaron la certeza del perdón de “Marietta” y sus últimas palabras: “¡Lo quiero conmigo en el paraíso!”.

La Navidad de 1934 visitó a Assunta, la madre de Marietta. Ella le dijo que ya le había perdonado. Fueron juntos a la Misa de Navidad para admiración de todos los que les reconocieron.

Se mantuvieron siempre en contacto. Juntos vieron a santa María Goretti canonizada en 1950. Alessandro estuvo junto a la anciana Assunta cuando ella murió.

Alessandro murió en la enfermería de los padres capuchinos de Marerata el 6 de mayo de 1970, donde había sido portero durante décadas.

El texto que publicamos, su testamento espiritual, se encontró a su muerte en un sobre cerrado, con fecha del 5 de mayo. Está tomado de: Madre di Dio. Mensile mariano(noviembre 2002). La traducción es de Pablo Cervera Barranco.

Huid del mal y seguid siempre el bien
(Testamento espiritual de Alessandro Serenelli)

Soy un viejo de casi 80 años, pronto voy a terminar mis días. 

Echando una mirada al pasado, reconozco que en mi primera juventud recorrí un sendero falso, la vía del mal que me condujo a la ruina.

Veía todo a través de la prensa, los espectáculos y los malos ejemplos que siguen la mayoría de los jóvenes sin siquiera pensarlo. Y yo hice lo mismo. No me preocupaba.

Personas creyentes y practicantes tenía cerca de mí, pero no les prestaba atención, cegado por una fuerza brutal que me empujaba hacia un sendero malo. 

A los 20 años cometí el delito pasional del que hoy me horrorizo con sólo recordarlo.

María Goretti, ahora santa, fue el ángel bueno que la Providencia había puesto ante mis pasos para guiarme y salvarme. Todavía tengo grabadas en mi corazón sus palabras de compasión y de perdón. Rezó por mí e intercedió por su asesino

Siguieron treinta años de prisión. Si no hubiera sido menor de edad, hubiera estado condenado a cadena perpetua. Acepté la merecida condena. Expié mi culpa

La pequeña María fue verdaderamente mi luz, mi protectora; con su ayuda, me porté bien en mis 27 años de cárcel e intenté vivir honradamente cuando la sociedad me aceptó de nuevo entre sus miembros.

Los Hermanos de San Francisco, los Capuchinos de las Marcas, me acogieron con caridad seráfica en su monasterio no como un siervo, sino como un hermano y con ellos convivo desde hace 24 años. 

Ahora espero sereno el momento de ser admitido en la visión de Dios, de abrazar a mis seres queridos de nuevo, y de estar junto a mi ángel protectora y su querida madre, Assunta.

Los que lean esta carta, ojalá que quieran seguir la feliz enseñanza de huir del mal y seguir el bien siempre.

Pienso que la religión con sus preceptos no es una cosa que se pueda menospreciar, sino que es el verdadero consuelo, el único camino seguro en toda circunstancia, hasta las más dolorosas de la vida. ¡Paz y bien!

Alessandro Serenelli

Artículo publicado por Religión en Libertad

Categorías:Conversión, Historia, Mundo Etiquetas: ,

La encina de Fátima

, el arma del rosario… y una bella historia del árbol con fama de sagrado

36225__fue_casualidad_que_la_virgen_se_apareciese_precisamente_en_lo_alto_del_arbusto_de_una_encina_

¿Fue casualidad que la Virgen se apareciese precisamente en lo alto del arbusto de una encina?

La Virgen de Fátima se apareció a San Francisco Marto y Santa Jacinta Marto y a Sor Lucia Dos Santos sobre una encina. ¿Por qué fue esto así? La pregunta es pertinente porque la encina es un árbol cargado de significación simbólica, tal como explica Sor Gloria Riva en un artículo publicado en Avvenire bajo el título “La encina de Fátima y el arma del Rosario” y que recoge y traduce Cari Filii News (los ladillos son de ReL):

sor_gloria_riva

Sor Gloria Riva tiene un blog en Avvenire donde, entre otras cosas, extrae lecciones teológicas de las grandes obras de la pintura clásica.

La Virgen María se apareció en 1917 a los pastores de Fátima sobre un Quercus ilex, comúnmente llamado encina. La simbología de este árbol hunde sus raíces en la antigüedad. Para los griegos la encina era, en general, el árbol sagrado dedicado a Júpiter. Debido a su longevidad y robustez, siempre fue considerado parábola de la eternidad.

En lo concreto, en cambio, la encina estaba asociada a la desventura: su follaje umbroso, con las frondas siempre verdes, hacía que los bosques de encinas fueran impenetrables; de ahí su reputación de planta funesta.

Bella historia sobre la Cruz
Pero no es así para la cristiandad que, al contrario, le regala a la encina un papel sin precedentes. Se narra cómo, tras la condena a muerte de Cristo, todos los árboles se negaron a ofrecer su madera para fabricar la cruz. Bajo los golpes de los leñadores y los carpinteros todas las maderas se rompían en pedazos.

La encina fue el único árbol que no se rebeló porque comprendió que Cristo, con la cruz, redimiría al mundo y salvaría a la creación de la caducidad de la muerte. No es casualidad que San Egidio, tercer compañero de San Francisco de Asís, en sus visiones en que aparecía el Salvador, éste estaba junto a una encina, símbolo del crucifijo.

Se comprende mejor por qué la Virgen María se apareció a los tres pastorcillos de Fátima sobre este árbol. El anuncio de la Virgen se sitúa dentro de la gran obra de salvación que Cristo lleva a cumplimiento en la cruz, y que se debe actuar en la historia a través del cuerpo místico de la Iglesia.

Aparición cristiana… por si alguien lo duda
A pesar de la homonimia entre la Fátima portuguesa y la única hija de Mahoma, los símbolos que rodean a la Virgen durante la aparición indican claramente que es una aparición cristiana. De hecho, entre los árboles citados en el Corán no se encuentran ni la encina ni el más genérico roble, mientras que son numerosas las obras de arte que representan a la Virgen encima o junto a este árbol.


Rafael, Sagrada Familia del Roble.

Una de las más famosas es la Sagrada Familia del roble, de Rafael, en la que San José, pensativo, se apoya en las ruinas de un templo pagano (ya caído), mientras que la Virgen está sentada delante de un roble, con San Juan Bautista niño entregándole el pergamino del Ecce Agnus Dei a Cristo, indicando así, con la complicidad del roble, el destino que abrazaría el Mesías.

Un cuadro para un Rosario en expansión
Pero la imagen más sugestiva que vincula, con gran anticipación, las apariciones de Fátima al arte es la Virgen del árbol seco, obra de Petrus Christus, artista holandés del siglo XV.


Petrus Christus, Virgen del árbol seco.

Aquí María aparece sobre un árbol espinoso, el mismo sobre el que estaba el Salvador para llevarnos a la gloria, y lleva en brazos a Cristo Niño, cuyo cuerpo está cubierto con el paño blanco de la resurrección. Jesús le entrega a su Madre el fruto de su Pasión, que volverá a abrir a la humanidad el jardín donde se halla el árbol de la vida. Ese fruto que los progenitores habían robado ahora nos lo regala Cristo por la gracia.

Hay quince letras que cuelgan de las ramas secas del árbol, referencia a los 150 Ave María que formaban el Santo Rosario antes de la introducción de los Misterios Luminosos. La difusión del Rosario en Europa data de 1475, mientras que el cuadro de Petrus Christus es de 1465. Con diez años de antelación, este artista propone a los fieles ese arma de salvación que también la Virgen de Fátima, quinientos años más tarde, indicará como instrumento para vencer el drama de la descristianización del mundo contemporáneo.

Traducción de Helena Faccia Serrano.

Categorías:Historia, Mundo, Testimonio Etiquetas:

Kibeho, ¿un precedente válido para el reconocimiento de Medjugorje? El enviado del Papa abre la puerta

Medjugorje está de plena actualidad. De vuelta de su reciente visita a Fátima el Papa habló de este lugar de peregrinación mariana y poco después en Italia se publicaban las conclusiones del informe Ruini que encargó el Papa Benedicto XVI sobre las apariciones, y que tiene Francisco en sus manos desde hace tres años.

La principal conclusión de los reputados expertos que participaron en la investigación era la casi unanimidad en reconocer la sobrenaturalidad de las primeras 7 apariciones mientras que las posteriores generaban bastante más dudas por lo que fueron votadas por separado produciéndose una oposición mayoritaria a su reconocimiento (Puede leer aquí los principales datos del informe).

Por otro lado, está el papel del enviado especial que el Papa Francisco envió a Medjugorje para analizar la situación pastoral de este lugar y cuyo informe enviará al Pontífice a finales de junio. El arzobispo polaco Henryk Hoser ha hablado en varias ocasiones de los importantes frutos espirituales que se dan en este pueblecito bosnio, especialmente el de la confesión y el de adoración.

Sin embargo, este viernes el enviado papal concedió una entrevista en Avvenire, propiedad de la Conferencia Episcopal italiana, donde él mismo proporcionó un dato que puede tener más relevancia de la que pudiera parecer.

El enviado del Papa habla de una posible solución a Medjugorje

Monseñor Hoser respondió al gran interrogante que se suscita tras hacerse público el informe Ruini. Cómo separar las supuestas primeras siete apariciones, las producidas entre el 24 de junio y el 1 de julio de 1981, de las que se vienen produciendo hasta el día de hoy. Para ello, citó Kibeho, el santuario mariano de Ruanda donde también se apareció la Virgen en la década de los 80.

El enviado del Papa sabía muy bien de lo que hablaba puesto que llegó en 1975 a Ruanda como misionero palotino. Durante el genocidio ruandés llegó a ser visitador apostólico en el país y tras la sangrienta guerra civil fue superior de la orden en Ruanda y en otros países de la zona hasta que fue nombrado para otras responsabilidades por el Papa en Europa.

Las similitudes que rodean a Medjugorje y Kibeho en algunos aspectos son muy similares por lo que la solución por la que se optó en África podría ser válida para Bosnia, al menos en parte. Así al menos lo dejó entrever el enviado del Papa en la entrevista con el periódico italiano. Y una pregunta que surge es si Francisco pudo elegir a monseñor Hoser para esta misión conociendo ya el precedente de Kibeho, del que el polaco era un experto.

Las similitudes que podrían existir entre Medjugorje y Kibeho

Desde 2001 existe un reconocimiento oficial por parte de la Iglesia de las apariciones en Kibeho. El 29 de junio de ese año el obispo de Gikongoro, Augustin Misago, aprobó a nivel diocesano la veracidad de las apariciones. Poco tiempo después era refrendado por la Santa Sede.

1981. En este año empezaron las supuestas apariciones tanto en Medjugorje como en Kibeho. En junio fue Bosnia y en noviembre en Ruanda. En ambos casos la Virgen se habría aparecido a varios videntes y todos ellos adolescentes. Del mismo modo, empezaron algunos años antes de las terribles matanzas entre habitantes de un mismo país como ocurrió en los dos países, las cuales habrían sido avisadas por María en sus mensajes.

A pesar de las similitudes, existe una diferencia de calado. Mientras que en África ha habido un reconocimiento por parte del obispo local, en Medjugorje los sucesivos obispos en cuya jurisdicción esta este pueblecito afirman que “no se puede afirmar que se está tratando con apariciones y revelaciones sobrenaturales”

Sólo se reconoció a tres de los videntes y las primeras apariciones

En Kibeho, pese a que las apariciones se alargaron años y tenían siete videntes, seis niñas y un niño, finalmente tras dos investigaciones, tanto teológica como médica, sólo se reconoció a tres videntes y las primeras apariciones. Sobre los otros cuatro jóvenes y el resto de mensajes hubo reservas en las investigaciones por lo que el obispo no confirmó la autenticidad de esas visiones ni de sus protagonistas.

¿Podría darse una solución parecida, salvando las distancias, para Medjugorje? El propio arzobispo Hoser no lo descarta, por las similitudes, pero para ello es mejor conocer con más detalle lo que ocurrió en África a principios de los 80.

El obispo de Gikongoro, Augustin Misago, aprobó la veracidad de las apariciones a tres de las videntes, Alphonsine, Marie Claire y Anathalie

Así fueron las apariciones en Kibeho

En este lugar del sur de Ruanda, y según el relato aprobado por la Iglesia, la Virgen se apareció en primer lugar a Alphonsine Mumereke el 28 de noviembre de 1981. Tal y como recordaba Cari Fili News, nadie la creyó y sufrió el acoso de sus compañeros, especialmente de Marie Claire Mukangango. Por ello, esta joven que entonces tenía 16 años pidió a la Virgen que se apareciese a alguna otra chica como prueba de su veracidad. Y esto sucedió con Anathalie Mukamazimpaka, y posteriormente, con la misma Marie Claire.

¿Una visión del genocidio?

El mensaje de Nuestra Señora de Kibeho, quien se presentó a ellas como la Madre del Verbo fue un mensaje sencillo de arrepentimiento por los pecados, de amor a Dios y al prójimo y de oración, en particular del Rosario de los Siete Dolores.

Pero además, el 19 de agosto de 1982 mostró a las tres chicas una terrible visión de muerte, violencia, sangre, fuego y destrucción. Ellas describieron ríos de sangre, pilas de cráneos, gentes matándose con saña.

Una de las videntes fue asesinada en el genocidio ruandés

Cuando las visiones y mensajes desaparecieron aún faltaban años para que tuviesen lugar las espantosas matanzas en Ruanda, fundamentalmente de los hutus contra los tutsis, que costaron un millón de vidas y horrorizaron al mundo hace dos décadas. Todo se verificó tal cual ellas lo habían visto, incluso en Kibeho, donde murieron cinco mil refugiados, entre ellos la vidente Marie Claire.

Categorías:Historia, Mundo

Datos del «milagro» de los pastorcitos y del viaje papal

virgen_maria_fatima

Ya está todo preparado en Fátima para el centenario de las apariciones y la visita del Papa

Este viernes el Papa Francisco llegará a Fátima en una visita histórica en la que conmemorará el centenario de las apariciones de la Virgen María y donde canonizará a dos de los tres videntes, los pastorcitos Francisco y Jacinta. Mientras tanto, avanza el proceso de canonización de sor Lucía, cuya causa ya se encuentra en Roma.

Ya está todo preparado para una cita mariana que llevará al santuario portugués a más de un millón de peregrinos llegados de todos los rincones del mundo y entre los que habrá miles de españoles. Precisamente, la delegación de la Iglesia española estará encabezada por el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Ricardo Blázquez, aunque otros obispos ya han confirmado su asistencia acompañando a sus diocesanos, como el caso del arzobispo de Madrid, el cardenal Osoro.

Primeros detalles del milagro que hará santos a los pastorcitos

En la ceremonia de canonización de los dos pastorcitos estará el niño fue curado gracias a su interecesión y por cuyo milagro serán declarados santos este sábado 13 de mayo, festividad de la Virgen de Fátima.

Aunque se mantiene en secreto la identidad de este niño curado en 2013 ya se empiezan a conocer más detalles del milagro. Cuando tenía 6 años este niño brasileño sufrió una caída desde una ventana y quedó en coma, tras sufrir una lesión cerebral severa.

Ante esta situación, los padres de este niño rezaron a Nuestra Señora de Fátima por la curación de su pequeño y de manera inexplicable para los médicos, el niño se recuperó y a los tres días fue dado de alta y pudo volver a casa.

Este adolescente, del que se informará de su identidad más adelante, estará presente en la Eucaristía que presidirá el sábado el Papa en Fátima participando en la procesión del ofertorio. También estarán en el ofertorio la familia de un vigilante del Santuario que es argentino y se llama Jorge, al igual que el Papa Francisco.

Más datos sobre la celebración del centenario

Durante la Eucaristía con el Papa en el presbiterio le acompañarán ocho cardenales y 73 obispos y arzobispos y concelebrarán con Francisco el cardenal Patriarca de Lisboa y el obispo de Leiria-Fátima.

La imagen de la Virgen de Fátima será portada por los cadetes de la Academia Militar portuguesa en una procesión de entrada de la Misa en la que también irán las reliquias de los dos futuros santos, que serán acompañadas por dos decenas de niños.

La Eucaristía será celebrada en portugués pero la segunda lectura será proclamada en español mientras que la oración de los fieles será leída en portugués, italiano, inglés, polaco y árabe.

La bendición con el Santísimo Sacramento

Uno de los momentos más entrañables de la misa se producirá, según la organización, tras la comunión. En ese momento, la Custodia de la Bendición de los enfermos será llevada al altar. Francisco dejará la presidencia en ese momento y hará un momento de adoración antes de dirigirse a los enfermos.

Con la custodia en las manos, y en un acto que ha querido hacer el propio Papa personalmente, se dirigirá a la zona destinada a los enfermos para darles la bendición con el Santísimo Sacramento, y luego lo hará con el resto de fieles.

Indulgencia plenaria

Este miércoles en la Audiencia General el Papa ya hablaba de esta visita y explicaba a los fieles en la Plaza de San Pero que “el próximo viernes y sábado –Dios mediante– iré como peregrino a Fátima para confiarle a Nuestra Señora el futuro temporal y eterno de la humanidad, y suplicarle que obtenga las bendiciones del Cielo en su camino”.

francisco_virgen_fatima

Además, Francisco ha ordenado la concesión de indulgencia plenaria por el Año Jubilar en Fátima. El santuario portugués ha explicado las tres posibilidades posible:

A los fieles que visiten en peregrinación el Santuario de Fátima y participen devotamente de alguna celebración o oración en honor de la Virgen María, recen la oración del Padre Nuestro, reciten el Símbolo de la Fe (Credo) e invoquen a Nuestra Señora de Fátima;

– A los fieles que visiten devotamente una imagen de la Virgen de Fátima expuesta a la veneración en iglesias, capillas o lugares adecuados en los días del aniversario de las Apariciones (día 13 de cada mes, de mayo a octubre de 2017), y allí participen en celebraciones o oraciones en honor de la Virgen María, recen la oración del Padre Nuestro, reciten el Símbolo de la Fe (credo) e invoquen a Nuestra Señora de Fátima;

– A los fieles que por razón de edad, enfermedad o graves motivos no puedan moverse, estén arrepentidos de sus pecados y tengan la firme intención de poner en práctica, tan pronto como sea posible, las tres condiciones indicadas ante una pequeña imagen de la Virgen de Fátima; y en los días de las Apariciones, se unan espiritualmente a las celebraciones jubilares, ofreciendo con confianza a Dios misericordioso, por medio de María, sus oraciones, sufrimientos y dificultades.

Puede obtener más información en el documento en español hecho público por el santuario pinchando AQUÍ.

Grandes medidas de seguridad

Las autoridades portuguesas han blindado el santuario ante posibles ataques por lo que habrá mucha seguridad, incluso inhibidores de frecuencia y numerosos controles de tráfico y documentación.

Las autoridades han informado que desde este miércoles el paso fronterizo entre la provincia de Pontevedra y Portugal se limitará al puente internacional y al antiguo puente Tui-Valença, en este caso para peatones, ciclistas y ciclomotores  hasta la medianoche del sábado.

En estos dos puntos se restablecerán los controles documentales, en tanto que el resto de pasos fronterizos en la provincia de Pontevedra permanecerán cerrados durante este periodo: Goián-Vilanova de Cerveira, Salvaterra do Miño-Monçao y Arbo-Melgaço, informaron fuentes de la Guardia Civil.

Vea aquí todo el programa oficial de la visita del Papa a Fátima

En Fátima también San José se apareció en el Milagro del Sol de 1917

fatima_pastorcillos

Cien años después de las apariciones de Fátima, cientos de miles de niños, incluso millones, se crían en el Occidente rico sin un padre, o viéndolo sólo de vez en cuando, o de lejos. Si 1917 dejaría a muchos niños sin padre debido a los caídos en la Primera Guerra Mundial, en nuestra época los padres varones se hacen “invisibles”: abandonan el hogar, o no llegan a casarse, o son inmaduros y se desentienden, o a veces es la madre de los niños quien no les deja tratarse con sus hijos. A veces también es la emigración una causa de esa ausencia. El siglo XXI es un siglo de padres varones ausentes.

También respecto a esto Fátima tiene un mensaje profético, de transformación, porque cuenta la vidente Sor Lucía en sus “Memorias” que el día del Milagro del Sol en Fátima, el 13 de octubre de 1917, se apareció San José junto a la Virgen y el Niño, al final de las manifestaciones de esa ocasión.

o-seculo-fatima-300x227

El periódico laicista O Século se hizo eco del día del Milagro del Sol en Fátima

Más allá del debate sobre si el sol danzó, si el calor secó las ropas milagrosamente cuando unos minutos antes todos estaban empapados, si hubo una señal en el cielo que vieron miles de asistentes, como reflejó el periódico laicista “O Século”, la visión de San José con la Virgen y el Niño es un manifiesto a favor de la familia.

“Desaparecida Nuestra Señora en la inmensa lejanía del firmamento, vimos al lado del sol, a San José con el Niño y a Nuestra Señora vestida de blanco, con un manto azul. San José con el Niño parecían bendecir al mundo, con unos gestos que hacían con la mano en forma de cruz”.

Por “vemos” se entiende que Sor Lucía, que escribe ya siendo religiosa, entre 1931 y 1945, se refiere a ella y los otros videntes, Francisco y Jacinta Marto, que el Papa Francisco canoniza en su viaje a Portugal cien años después. Fue, por lo tanto, una visión de los tres pastorcillos videntes.

San José, Fátima y la paternidad
El sacerdote Joseph Cirrincione, estudioso por más de 40 años de las apariciones de Fátima, detalló en su librito de 1989 St. Joseph, Fatima and Fatherhood que las apariciones son un importante recordatorio del papel crucial de la paternidad.

“La paternidad de San José, como con todos los padres humanos, es el reflejo en una criatura de la paternidad de Dios Padre. La visión de San José y del Niño Jesús bendiciendo al mundo, con María al lado del sol, que no ha dejado su lugar, es la seguridad de Dios de que, aunque el hombre pueda rechazarlo, Dios nunca rechazará al hombre”, enfatizó.

san_jose_jesus-300x228

Cuando la pacífica escena familiar es interrumpida por los giros del sol durante el Milagro del Sol, Cirrincione cree que se trata de “un presagio siniestro de las consecuencias para el mundo, que seguramente se sentirán si la verdadera paternidad de Dios y el tradicional papel fuerte del padre de la familia son rechazados por la humanidad”.

“El Milagro del Sol representa no tanto una amenaza de males venideros, sino un presagio del destronamiento de Dios Padre y una indicación de las terribles consecuencias que seguirán”, resaltó.

milagro_sol_foto_clasica-300x212

Cirrincione explicó “que la paternidad humana, como reflejo de la paternidad de Dios, fue diseñada para ser el pilar de la familia” y que la “desaparición de la estima por la paternidad ha llevado al colapso de ese pilar y a la desintegración de la familia”.

El papel de un padre
Mike Wick, casado y con cuatro hijos, director ejecutivo del Institute on Religious Life, un apostolado que promueve y apoya el crecimiento, desarrollo y renovación de la vida consagrada, en el National Catholic Register consideraba que la presencia de la Sagrada Familia en la última aparición de Fátima es un “recordatorio oportuno” de que la Iglesia debe ser “la familia de Dios”.

“Esto reitera la importancia del papel de San José dentro de la Iglesia. Dice tanto para nuestro mundo de hoy. Es el gigante silencioso, el amigo olvidado que está constantemente presente”, añade.

“San José, que es jefe de la Sagrada Familia, nos da una gran instrucción sobre el plan de Dios”, constata.

Categorías:Historia, Mundo, Religión Etiquetas:

Episodios de la vida de Pío XII que te sorprenderán

pio12

Un hombre de paz con inspiraciones extraordinarias

Ese fue el nombre que escogió el Papa número 266 después de san Pedro. Con su elección, la catolicidad “acaba de pronunciarse contra los dictadores y la política de la amenaza y el miedo”, escribió un periodista de la época. De hecho, el régimen nazi no sentía ni un milímetro de simpatía por el cardenal Paccelli. Tampoco los rojos: durante los “días locos” de 1919, nuncio en Munich, el futuro Papa estuvo a punto de ser asesinado por las bandas de milicianos que asaltaron la nunciatura.

Vive episodios del terror soviético de capital importancia para entender las decisiones que tomaría cuando le tocara ser jefe de la Iglesia. Ha sido Pío XII posiblemente el Papa más discutido de la historia moderna, al que tocó enfrentar trastornos técnicos, científicos, morales y políticos de magnitud no vista en el mundo desde 20 siglos atrás.

La historia lo ha juzgado severamente por entender y proclamar que el ateísmo comunista era tan peligroso como el nacionalismo. No era, ciertamente, el discurso políticamente correcto.

Explicó así la elección de su nombre papal: “Pío es un nombre de paz”. Tal vez tuvo la premonición de que le tocaría transitar momentos muy difíciles, aunque no podría haber imaginado cuánto, a pesar de su capacidad perceptiva y fino “olfato” político, al punto de que muchos se han atrevido a sugerir que Juan Pablo II sería el heredero directo de Pío XII.

Era también un místico. Sobre sus experiencias hay testimonios fantásticos como aquel en 1950, cuando vio al sol dar vueltas sobre sí mismo igual que, en 1917, giraría sobre los videntes de Fátima.

No en balde fue capaz de prever asuntos que permanecerían vedados al entendimiento del resto de la humanidad en momentos cruciales que, décadas después, cobraron impresionante vigencia.

Un ejemplo claro fue el caso del prelado Joszef Mindszenty, quien selló su oposición extrema al comunismo, al que combatió heroicamente. Había enfrentado a los nazis por lo que, acabada la tormenta de la Segunda Guerra Mundial, Mindszenty se había convertido en un héroe nacional.

Sin embargo, los acuerdos de Yalta entregaron a la nación desventurada al régimen comunista que tomó el poder. El primado pasó a ser el protagonista de la resistencia católica al sanguinario régimen soviético de Rakosi.

El papa Pío XII ya lo había nombrado cardenal y primado de Hungría, y le encargó la misión de fomentar el retorno de su patria a la fe. Al entregarle el capelo cardenalicio, el Papa le dice en tono profético: entre los purpurados presentes “tú serás el primero en sufrir el martirio, simbolizado por este color púrpura”… Lo demás, es historia.

Para citar otro caso sorprendente: la preocupación de Pío XII por Venezuela fue manifestada a lo largo de varios mensajes. No se circunscribían a un evento o fecha especial. Ya en 1952, durante el Año Jubilar cuyo momento culminante fue la Coronación Canónica de la Virgen de Coromoto -Patrona de Venezuela- el 11 de septiembre, se escuchó el radiomensaje del Papa transmitido en directo desde Catelgandolfo, Italia: “Los que os decís hijos de una nación católica, corred ante su trono de amor y de gracia pidiéndole que os la conserve y os la consolide, libre de influencias malsanas que buscan ponerla en peligro… que no arraiguen jamás, en el pródigo terruño venezolano doctrinas extrañas, especialmente aquellas que ofenden a Ella y a su precioso Hijo”.

Venezuela, país alejado de guerras y ajeno en aquel entonces a “doctrinas extrañas”, hoy se encuentra luchando agónicamente por salir de su yugo.

Categorías:Historia, Mundo Etiquetas: , ,