LA VISIÓN QUE HIZO TEMBLAR AL PAPA LEÓN XIII

«El 13 de octubre de 1884, el papa León XIII celebró la santa Misa, asistiendo luego a otra ceremonia de acción de gracias. Repentinamente los presentes vieron que levantaba la cabeza y miraba intensamente por encima del oficiante. Sin siquiera parpadear, con los ojos bien abiertos como invadido por un sentimiento de terror y de perplejidad, su rostro mudó de color. Algo extraordinario estaba aconteciendo…

Cuando finalmente volvió en sí, se enderezó apoyándose sobre su mano con un ligero pero enérgico movimiento y se dirigió hacia su despacho privado. Sus allegados, ansiosos, lo siguieron y le preguntaron en voz baja: “Santo Padre, ¿se siente bien? ¿le pasa algo?”  Y él respondió: “No, nada”.

Media hora después, llamó al Secretario de la Congregación de Ritos, le entregó una hoja de papel ordenándole que la imprimiera y la enviara a todos los obispos del mundo. ¿Cuál era su contenido? La ardiente invocación al Príncipe de la Milicia celestial y la imploración a Dios para que arrojara a Satanás al Infierno, que se rezaba con los fieles al final de la misa junto con la súplica a la Santísima Virgen”. (Ver el libro de Dom Amorth, “Habla un exorcista”)

Papa León XIII

¿Pero qué vio León XIII en aquella visión? En el momento en que se disponía a dejar el altar oyó voces: “Después de la misa oí dos voces -dijo- una suave y buena, la otra gutural y dura; parecían provenir del entorno del sagrario. Era el diablo hablando con el Señor, en una especie de un diálogo… Luego tuve una terrible visión del Infierno: vi la Tierra que se abría como si fuera una granada. Estaba cubierta de tinieblas y del abismo surgía una legión de demonios que se expandía por el mundo para destruir las obras de la Iglesia y atacar a la propia Iglesia, a la que vi reducida al máximo”.

Entonces apareció San Miguel quien empujó con fuerza a los espíritus malignos de vuelta al abismo. Luego vi a San Miguel Arcángel que intervenía nuevamente pero no fue en aquel momento sino mucho más adelante, cuando la gente ya había multiplicado sus fervientes oraciones hacia el Arcángel”. Por eso está en nuestras manos responder a este llamado de suma importancia para apresurar la total victoria de la Iglesia y así abreviar los sufrimientos que acompañan este combate.

He aquí la oración a San Miguel Arcángel que León XIII redactó al final de aquella visión y ordenó que se recitara después de cada misa baja:

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes; y tú, Príncipe de la milicia celestial arroja al Infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén”

Pese a que la obligación de rezarla fue suprimida en 1964, san Juan Pablo II la volvió a poner en vigor y el papa Francisco, el 29 de septiembre de 2019, en la festividad de san Miguel Arcángel, pidió que todos rezáramos durante el mes de octubre (dedicado al Rosario): un rosario, la oración a María “Bajo tu amparo” y la oración a San Miguel Arcángel.

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios, no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades. Antes bien, líbranos siempre de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!”»

Dar a conocer la verdad religiosa

En el siglo VI, en un mercado público de Roma, San Gregorio Magno vio que unos hombres iban a ser vendidos como esclavos. Los cautivos eran altos, bellos de rostro y rubios. Preguntó de dónde provenían, y le contestaron: “Son anglos”. “Non angli sed angeli”, señaló Gregorio. Este episodio lo motivó a enviar misioneros al norte, trabajo que estuvo a cargo de Agustín de Canterbury. A una pregunta de San Agustín de Canterbury sobre qué hacer con los altares de los ídolos, el Papa San Gregorio le contestó que no destruyeran los santuarios paganos, “límpienlos”, dijo; con lo que quería decir que había que re-dedicarlos.

Para dar doctrina hay que formarse, hay que leer, hay que meter la doctrina en el propio corazón, no sólo en la cabeza. Decía el Cura de Ars:

“Una persona que no está formada en su religión es como un enfermo agónico; no conoce ni la grandeza del pecado, ni la belleza de su alma, ni el precio de la virtud; se arrastra de pecado en pecado”.

Hemos de ayudarle a la gente a encontrar el sentido de la vida. Dijo el Papa Benedicto XVI:

“Sólo cuando encontramos en Cristo al Dios vivo, conocemos lo que es la vida (…). Cada uno de nosotros es querido, cada uno de nosotros es amado, cada uno de nosotros es necesario. Nada hay más hermoso que haber sido alcanzados, sorprendidos por el Evangelio, por Cristo. Nada más bello que conocerle y comunicar a otros la amistad con Él (Homilía en la Misa del inicio del ministerio petrino, 24-IV-2005).

Roy Shoeman, un judío que se convirtió al Catolicismo en los años ‘80, cuenta que cuando Dios le hizo ver que existía, no le dijo su Nombre porque él no estaba preparado para ello; pero sintió que era amado y que nadaba en un océano de Amor. Comprendió que todo lo que le había pasado desde el comienzo de su vida, era lo mejor para él. Él empezó a rezar todos los días una oración hecha por él m ismo: “Dime tu Nombre para saber el camino para encontrarte y adorarte”. Y exactamente después de rezar esa oración, de un modo insospechado para él, Dios le reveló que el que le había hecho sentir esas oleadas inmensas de amor era Jesucristo.

Cristiano es quien vive de fe, de esperanza y de caridad; dones derramados por el Padre celestial en nosotros. Son estas virtudes las que hacen posible el despliegue del germen de vida sobrenatural recibido en el Bautismo. En la vida cristiana, la fe proporciona sobre todo un pleno conocimiento de la voluntad de Dos, de modo que se siga una conducta digna de Dios, agradándole en todo, produciendo frutos de toda especie de obras buenas y adelantando en conocimiento de Dios (cfr.Gaudium et spes, n. 11)

Una parte de la fuerza interior viene por la formación doctrinal. Es construir la casa sobre roca; quien la construye sobre arena puede ser algo bonito, pero superficial: una fachada bonita, pero al primer vaivén aquello se derrumba. La formación doctrinal da las raíces, da solidez a la vida interior. Es importante unir la formación doctrinal con la piedad: la teología se estudia bien cuando esa materia se hace materia de oración. Es importante unir la realidad teológica a la vida interior, de otro modo no se ha entendido el sentido de la formación doctrinal…  Es vital unir la verdad y la caridad.  

En una conferencia a catequistas, el Cardenal Ratzinger, sintetizando, decía: Evangelizar es enseñar el arte de vivir (…) La pobreza más profunda es la incapacidad de alegría, el tedio de la vida considerada absurda y contradictoria. Esta pobreza se halla hoy muy extendida, con formas muy diversas, tanto en las sociedades materialmente ricas como en los países pobres. La incapacidad de alegría supone y produce la incapacidad de amar, produce la envidia, la avaricia…, todos los vicios que arruinan la vida de las personas y el mundo. Por eso, hace falta una nueva evangelización. Si se desconoce el arte de vivir, todo lo demás ya no funciona. Pero este arte no es objeto de la ciencia: sólo lo puede comunicar quien tiene la vida, el que es el Evangelio en persona.

Decía un sabio a unas profesoras: Hoy día hace mucha falta hablar mucho de la vida eterna y también de las postrimerías. El tiempo es brevísimo. Un minuto concedido a la comodidad es un minuto sustraído a la gloria de Dios. Si ponemos el 1%, Dios pondrá el 99% que resta, o más. Hemos de adquirir más doctrina para darla.

En suma, el fin de la formación doctrinal es proporcionar un conocimiento profundo de la Revelación cristiana y de las verdades con ella relacionadas, de modo que sea alimento de nuestra vida espiritual y seamos capaces de realizar el apostolado entre personas de cualquier condición, contribuyendo así a impregnar toda la cultura humana con el espíritu del Evangelio.

Vio a su padre ir del purgatorio al cielo

Todo porque ella hizo decir tres misas por el descanso de su alma

En el siglo XVII, una joven afligida se acercó al abad benedictino Millán de Mirando en el monasterio de Nuestra Señora de Montserrat. Ella le rogó al abad que dijera tres Misas por su difunto padre.

La historia se narra en el libro Nueva historia del Santuario y Monasterio de Nuestra Señora de Montserrat, del padre benedictino Francio de Paula Crusellas.

Alma doliente en el purgatorio

La joven estaba totalmente convencida de que estas Misas acelerarían el camino de su padre al cielo, liberándolo de las penas del purgatorio. Movido por la fe infantil de la niña, el abad dijo la primera Misa al día siguiente.

Durante la Misa la joven estaba arrodillada y al mirar hacia arriba vio a su padre cerca del altar donde el sacerdote decía la Misa. 

Describió a su padre como «arrodillado, rodeado de llamas aterradoras» y ubicado en el escalón inferior del altar. 

Fuego milagroso

El sacerdote fue alertado de este fenómeno milagroso y le indicó a la niña que colocara un pañuelo de papel donde estaba arrodillado su padre. 

El tejido inmediatamente comenzó a arder. Todos pudieron ver el fuego, aunque no podían ver al padre de la niña. Esto representaba a su padre siendo purificado por las llamas del purgatorio.

Se dijo una segunda Misa por el descanso del alma de su padre y de nuevo la niña vio a su padre. 

Esta vez subió un escalón junto al diácono y estaba «vestido con un traje de colores vibrantes». 

En esta etapa, su padre todavía estaba en el purgatorio, pero ya no estaba tocado por sus llamas.

La misa, sacrificio purificador

En la tercera Misa vio a su padre por última vez. Durante la celebración eucarística estaba «vestido con un traje blanco como la nieve».

Pero luego sucedió algo extraordinario al final de la Misa. La niña exclamó: «¡Ahí está mi padre que se va y sube al cielo!».

Ya no tenía que preocuparse por el alma de su padre porque sabía con confianza que había llegado a las puertas del cielo.

EN EL AÑO 590…

«En el año 590, cuando la peste diseminaba el terror y la muerte, el papa Gregorio Magno invitó a la población de Roma a salir en procesión imprecatoria y penitencial. Este fue el origen de las grandes letanías de la Iglesia o rogaciones, mediante las cuales se implora a Dios que nos defienda de las adversidades. 

El papa en persona llevaba el icono de la Virgen Salus Populi Romani desde la iglesia Santa María Mayor hasta el mausoleo de Adriano (basílica de San Pedro). Según el Beato Jacques de Voragine “a medida que la imagen sagrada avanzaba, el aire se esclarecía volviéndose saludable y los miasmas de la peste se disolvían.  Cuando la procesión llegó al puente sobre el río Tiber que une la ciudad con el mausoleo de Adriano, repentinamente se escuchó un coro de ángeles que cantaba: “Regina Coeli laetare, alleluia…”

Así nació el Regina Coeli, que se canta en el tiempo Pascual. Después del canto de los ángeles, Gregorio vio al Arcángel San Miguel sobre el mausoleo, vestido con una armadura centellante. Blandía una espada ensangrentada que enfundó en la vaina como signo de la culminación del flagelo. Este gesto marcó el final de la peste en Roma.

En 1304, en conmemoración del milagro, el papa Benedicto X hizo colocar en su cúspide una gran estatua de bronce de San Miguel, jefe de las milicias celestiales, envainando su espada. Desde entonces el mausoleo llevó el nombre de Castel Sant’Angelo (Crónica de Gregorio de Tours).

Durante una homilía, el papa Gregorio Magno exhortó al pueblo romano: “Consideren con extrema atención aquel día (el día del flagelo), enmienden sus vidas, cambien sus hábitos, dominen las tentaciones del mal con todas sus fuerzas, castiguen con lágrimas los pecados cometidos”.

Papa San Gregorio Magno»

Un tiempo para llorar

Del blog de Mark Mallett A Time to Weep

1917:

… a la izquierda de Nuestra Señora y un poco más arriba, vimos a un Ángel con una espada en llamas en su mano izquierda; parpadeando, soltó llamas que parecían incendiar el mundo; pero se extinguieron en contacto con el esplendor que la Virgen irradiaba hacia él desde su mano derecha: señalando la tierra con su mano derecha, el Ángel gritó en voz alta: «¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!». —Sor Lucía de Fátima, 13 de julio de 1917

1937:

Vi al Señor Jesús, como un rey en gran majestad, mirando hacia abajo sobre nuestra tierra con gran severidad; pero debido a la intercesión de Su Madre, Él prolongó el tiempo de Su misericordia… el Señor me respondió: «Estoy prolongando el tiempo de misericordia por causa de [los pecadores]. Pero ay de ellos si no reconocen este tiempo de Mi visitación.» —Santa Faustina, Divina Misericordia en Mi Alma, Diario, n. 126I, 1160

1965:

Aunque el mundo de hoy tiene una conciencia muy vívida de su unidad y de cómo un hombre depende de otro en solidaridad necesitada, está muy gravemente desgarrado en campos opuestos por fuerzas en conflicto. Porque las disputas políticas, sociales, económicas, raciales e ideológicas aún continúan amargamente, y con ellas el peligro de una guerra que reduciría todo a cenizas. —Concilio Vaticano II, Constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo moderno, Gaudium et Spesvatican.va

2000:

El ángel con la espada en llamas a la izquierda de la Madre de Dios recuerda imágenes similares en el Libro de Apocalipsis. Esto representa la amenaza de juicio que se cierne sobre el mundo. Hoy en día, la perspectiva de que el mundo pueda ser reducido a cenizas por un mar de fuego ya no parece pura fantasía: el hombre mismo, con sus inventos, ha forjado la espada en llamas. —Cardenal Ratzinger (PAPA BENEDICTO XVI) El Mensaje de Fátima, de www.vatican.va

2002:

Hoy confío de buen grado al poder de esta oración [el Rosario]… la causa de la paz en el mundo y la causa de la familia. —PAPA SAN JUAN PABLO II, Rosarium Virginis Mariae, n. 39;

2003:

No habrá paz en la tierra mientras perdure la opresión de los pueblos, las injusticias y los desequilibrios económicos, que aún existen. —PAPA SAN JUAN PABLO II, Misa del Miércoles de Ceniza, 2003

2005:

… la amenaza del juicio nos concierne también a nosotros, a la Iglesia en Europa, a Europa y a Occidente en general… La luz también puede ser quitada de nosotros y hacemos bien en dejar que esta advertencia suene con toda su seriedad en nuestros corazones … —PAPA BENEDICTO XVI, Homilía de apertura, Sínodo de los Obispos, 2 de octubre de 2005, Roma.

2007:

… el peligro de un aumento en el número de países que poseen armas nucleares causa una aprensión bien fundada en cada persona responsable. —PAPA BENEDICTO XVI, 11 de diciembre de 2007; USA Today

2013:

Las armas y la violencia no conducen a la paz, la guerra conduce a más guerra. —PAPA FRANCISCO, 1 de septiembre de 2013; france24.com

2014:

La guerra es una locura… incluso hoy, después del segundo fracaso de otra guerra mundial, tal vez se pueda hablar de una Tercera Guerra, una librada poco a poco, con crímenes, masacres, destrucción… La humanidad necesita llorar, y este es el momento de llorar. —PAPA FRANCISCO, 13 de septiembre de 2015; BBC.com

2015-2016:

El Papa Francisco declara un «Jubileo de la Misericordia«.

La humanidad no tendrá paz hasta que se vuelva con confianza a Mi misericordia.
—Jesús a Santa Faustina; Divina Misericordia en Mi Alma, Diario, n. 300

… antes de venir como un Juez justo, primero abro de par en par la puerta de Mi misericordia. El que se niega a pasar por la puerta de Mi misericordia debe pasar por la puerta de Mi justicia… —Jesús a Santa Faustina, Divina Misericordia en Mi Alma, Diario, n. 1146

2017:

Los vientos de la guerra soplan en nuestro mundo y un modelo obsoleto de desarrollo continúa produciendo decadencia humana, social y ambiental. —POPE FRANCIS, Urbi et Orbi, 25 de diciembre de 2017; Yahoo.com

… ninguna guerra es justa. Lo único justo es la paz. —POPE FRANCIS, de Politique et Société, entrevista con Dominique Wolton; cf. catholicherald.com

2018:

Creo que estamos en el límite. Tengo mucho miedo de esto. Un accidente es suficiente para precipitar las cosas. —POPE FRANCIS, a bordo de un vuelo a Chile y Perú, Reuters, 15 de enero de 2018; yahoo.com

2020:

«La guerra solo trae muerte y destrucción …» hay un «terrible aire de tensión… Hago un llamamiento a todas las partes para que aviven la llama del diálogo y el autocontrol, y para desterrar la sombra de la enemistad». —PAPA FRANCISCO, Ángelus, Ciudad del Vaticano, 5 de enero de 2020; vaticannews.va

2020:

Tenemos que romper con el actual clima de desconfianza. En la actualidad, estamos presenciando una erosión del multilateralismo, que es aún más grave a la luz del desarrollo de nuevas formas de tecnología militar, como los sistemas de armas autónomas letales (LAWS) que alteran irreversiblemente la naturaleza de la guerra, separándola aún más de la agencia humana. —PAPA FRANCISCO, Discurso a las Naciones Unidas, 25 de septiembre de 2020; catholicnewsagency.com

2022: 

Quisiera hacer un llamamiento a quienes tienen la responsabilidad política para que examinen seriamente sus conciencias ante Dios, que es el Dios de la paz y no de la guerra; que es el Padre de todos, no sólo de algunos, que quiere que seamos hermanos y no enemigos… Que la Reina de la Paz preserve al mundo de la locura de la guerra. —PAPA FRANCISCO, Audiencia general, 23 de febrero de 2022; vatican.va

2022:

La locura está en todos los bandos porque la guerra es locura… algunos están pensando en armas nucleares, lo cual es una locura. —PAPA FRANCISCO, Audiencia General, 24 de agosto; Audiencia General, 21 de septiembre

Bombardeo de Ucrania, 23 de febrero de 2022

Publicado por primera vez el 11 de noviembre de 2015; actualizado hoy.

¿Se está desarrollando completamente el segundo sello de Apocalipsis? Vea nuestra línea de tiempo.

Los escritos recientes de Mark sobre los sellos:

Prepárese para el impacto está sucediendo

EL ARMA SECRETA DE JULIO CÉSAR Y OTROS

unidoscontralaapostasia

“… Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.” (Lucas 11:17)

La frase “Divide et impera” (“Divide y vencerás”) atribuida al emperador romano Julio Cesar, revela no solo la estrategia que muchos gobiernos y políticos emplean con el fin de dominar, controlar y derrotar a sus críticos u oponentes. Esta vieja táctica es también una de las armas favoritas que nuestro adversario el diablo ha empleado a lo largo de la historia contra la Iglesia; a fin de debilitarla, frenarla, desacreditarla y si le fuese posible derribarla, cosa esta que puede ocurrir al menos en lo que respecta a creyentes individuales y congregaciones locales.

SATANÁS (al igual que muchos de nuestros gobernantes) *TIENE MIEDO QUE NOS UNAMOS* 

Por un lado, sabe muy bien que, si es cierto que *LA DIVISIÓN RESTA*, empequeñece y al final causa la derrota (100:100 = 1); también es real que *LA UNIDAD MULTIPLICA*, agiganta y garantiza la victoria (100×100 =10 000). ¿Quién no ha escuchado el lema “Pueblo unido jamás será vencido”?

Y esta es una verdad que Dios en el Antiguo Testamento, la enseñó a Su pueblo Israel por medio de Moisés (muchos siglos antes que Julio César): _“Cinco de ustedes perseguirán a cien hombres y cien de ustedes perseguirán a diez mil.”_ (Lev 26:8 PDT) _“uno puede perseguir a mil, y dos hacer huir a diez mil”_ (Deut 32:30 RV60)

✻ Y por otro lado comprende (porque la historia se lo ha demostrado) que nunca ha logrado destruir a una sola iglesia desde afuera. Antes bien cuanto más la ataca y zarandea, más grande y fuerte ella se vuelve.  Esto lo podemos comprobar mirando al cristianismo durante los tres primeros siglos… Y a la Iglesia en China hoy.

Entienda esto por favor:

Para CRECER, PERMANECER, TRASCENDER y un día finalmente ASCENDER:

➭No necesitamos tener la misma doctrina o visión teológica.

➭No tenemos que pertenecer a la misma denominación.

➭No es preciso adorar del mismo modo.

➭No es obligatorio vestir igual.

➭No es esencial que usemos los mismos métodos de evangelismo.

➭¡No es imperativo estar de acuerdo en todo!

Pero lo que, si urge y es indispensable, es que le digamos ¡NO A LA DESUNIÓN!; ¡NO A LA DIVISIÓN!

¿Recuerda la letra del viejo coro?: _“NO ME IMPORTA a la Iglesia que vayas… Si detrás del Calvario tu estás… Dame tu mano y mi hermano serás”_

Así que le invito, hagamos nuestra esa consigna que de seguro muchos conocen (solo que con otro enfoque): 

“Cristianos de todo el mundo ¡UNÍOS!”

Asnaldo y Blanca

La profecía de Isaías del comunismo global

El padre de la Iglesia Lactancio lo llamó «un robo común». Esta es la suma de lo que todos los titulares de hoy apuntan: El Gran Robo al final de esta era, una toma de posesión neocomunista bajo los auspicios del «ecologismo» y la «salud». Por supuesto, estas son mentiras y Satanás es el «padre de las mentiras». Todo esto fue profetizado hace unos 2700 años y tú y yo estamos vivos para verlo. La victoria será de Cristo después de esta gran tribulación…

Publicado por primera vez en julio de 2020…

ESCRITO hace más de 2700 años, Isaías es el profeta preeminente de la próxima Era de Paz. Los Padres de la Iglesia Primitiva a menudo citaban sus obras cuando hablaban de un próximo «período de paz» en la tierra, antes del fin del mundo, y como también profetizó Nuestra Señora de Fátima.

Sí, se prometió un milagro en Fátima, el milagro más grande en la historia del mundo, solo superado por la Resurrección. Y ese milagro será una era de paz que nunca antes se había concedido al mundo. —Cardenal Mario Luigi Ciappi, 9 de octubre de 1994 (teólogo papal de Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II); Catecismo Familiar, (9 de septiembre de 1993), p. 35

Los Padres de la Iglesia también entendieron que este período del que hablaba Isaías era uno y el mismo que el del «milenio» que San Juan predijo en el capítulo 20 de Apocalipsis, lo que los Padres también llamaron el «Día del Señor» o «descanso sabático» para la Iglesia:

He aquí, el Día del Señor será de mil años. —Carta de Bernabé, Los Padres de la Iglesia, cap. 15

Interpretaron tanto el lenguaje simbólico de Isaías como el de San Juan para referirse al final de un reino global malvado, después de que la «bestia» y el «falso profeta» son arrojados al infierno (Apocalipsis 19:20), y se lleva a cabo un Juicio de los Vivos. Entonces, las Escrituras serán vindicadas, la paz reinará por un tiempo, y como nuestro Señor dijo:

Este evangelio del reino será predicado en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el end. (Mateo 24:14)

Lo más significativo es que las palabras del «Padre Nuestro» se cumplirán por fin cuando el Reino de Cristo venga en una nueva modalidad, y el Padre «se hará en la tierra como en el cielo». Esta esperanza fue bellamente expresada por San Luis de Montfort, quien dijo que los santos durante ese tiempo «superarán en santidad a la mayoría de los otros santos tanto como los cedros del Líbano se elevan sobre pequeños arbustos».[1]

Tus mandamientos divinos se rompen, tu Evangelio es arrojado a un lado, torrentes de iniquidad inundan toda la tierra llevándose incluso a tus siervos… ¿Llegará todo al mismo final que Sodoma y Gomorra? ¿Nunca romperás tu silencio? ¿Tolerarás todo esto para siempre? ¿No es cierto que tu voluntad debe hacerse en la tierra como en el cielo? ¿No es cierto que tu reino debe venir? ¿No diste a algunas almas, queridas por ti, una visión de la futura renovación de la Iglesia? —San Luis de Montfort, Oración por los Misioneros, n. 5; www.ewtn.com

Esta renovación, predice Isaías, implica una cierta restauración de la creación a través de un triunfo sobre el mal, la enfermedad y la división, por un tiempo.

Estas son las palabras de Isaías sobre el milenio: «Porque habrá un cielo nuevo y una tierra nueva, y los primeros no serán recordados ni entrarán en su corazón, sino que se alegrarán y se regocijarán en estas cosas, que yo creo… No habrá más un infante de días allí, ni un anciano que no llene sus días; porque el niño morirá a los cien años… Porque así como los días del árbol de la vida, así serán los días de Mi pueblo, y las obras de sus manos se multiplicarán. Mis elegidos no trabajarán en vano, ni engendrarán hijos para una maldición; porque serán una simiente justa bendecida por el Señor, y su posteridad con ellos. —San Justino Mártir, Diálogo con Trifo, cap. 81, Los Padres de la Iglesia, herencia cristiana; cf. Is 54:1

Entonces, lo que viene entonces es el encadenamiento de Satanás (Apocalipsis 20:4). Pero eso también significa …

Ahora estamos frente a la mayor confrontación histórica por la que ha pasado la humanidad… Ahora estamos ante el enfrentamiento final entre la Iglesia y la anti-Iglesia, del Evangelio contra el anti-Evangelio, de Cristo contra el anti-Cristo… Es un juicio… de 2.000 años de cultura y civilización cristiana, con todas sus consecuencias para la dignidad humana, los derechos individuales, los derechos humanos y los derechos de las naciones. —Cardenal Karol Wojtyla (JUAN PABLO II), en el Congreso Eucarístico, Filadelfia, PA; 13 de agosto de 1976; cf. Catholic Online (confirmado por el diácono Keith Fournier que estuvo presente)

Esta batalla final está progresando constantemente hacia su punto máximo: un Choque de Reinos. De hecho, así como San Juan predijo el surgimiento del totalitarismo global bajo una «bestia» antes de una Era de Paz (Apocalipsis 13:5), también lo hizo Isaías. Y así como San Juan enfatizó cómo la bestia dominaría a través de la economía controlando quién podría «comprar o vender» (Apocalipsis 13:17), Isaías revela cómo este Anticristo también dominará la riqueza del mundo.

UNA PROFECÍA DEL COMUNISMO GLOBAL

En la primera lectura de la Misa del miércoles pasado, Isaías advierte a un Israel obstinado e impenitente (que es un tipo de iglesia que es el «nuevo Israel»; cf. Catecismo de la Iglesia Católican. 877) cómo un rey vendrá de Asiria para purificar su nación.

¡Ay de Asiria! Mi vara en la ira, mi bastón en la ira. Contra una nación impía lo envío, y contra un pueblo bajo mi ira, le ordeno que se apodere del saqueo, se lleve el botín y los pise como el barro de las calles. Pero esto no es lo que pretende, ni lo tiene en mente; Más bien, está en su corazón destruir, hacer un fin de las naciones no pocas. Porque él dice: «Por mi propio poder lo he hecho, y por mi sabiduría, porque soy astuto. He movido los límites de los pueblos, sus tesoros los he saqueado y, como un gigante, he dejado a los entronizados. Mi mano se ha apoderado como nido de las riquezas de las naciones; como uno toma huevos dejados solos, así que tomé toda la tierra; ¡nadie revoloteó un ala, ni abrió la boca, ni chirrió!»

Según algunos Padres de la Iglesia Primitiva como Hipólito,[2] Victorino[3] y Lactancio, el Anticristo puede originarse en la actual Siria (Irak), que era la antigua Asiria.

Otro rey surgirá de Siria, nacido de un espíritu maligno… y se constituirá y se llamará a sí mismo Dios, y se ordenará a sí mismo ser adorado como el Hijo de Dios, y se le dará poder para hacer señales y maravillas… Entonces intentará destruir el Templo de Dios y perseguir al pueblo justo; y habrá angustia y tribulación como nunca ha habido desde el principio del mundo. —Lactancio (c. 250-330 d.C.), Institutos Divinos, Libro 7, cap. 17

Para estar seguros, el Anticristo es una persona real,[4] pero también llega a reinar a través de un imperio global, una «bestia con siete cabezas».[5] Lo que es más notable en el pasaje de Isaías es lo que hace este «él» a quien Dios envía para castigar a las naciones: se apodera del saqueo, se lleva el botín, mueve los límites y arrebata las riquezas de las naciones. En otras palabras, esto es precisamente lo que hace el comunismo: se apodera de la propiedad privada, confisca la riqueza, sofoca la empresa privada y aniquila las fronteras de las naciones.

En su libro de 1921 que expone el complot para una «revolución mundial» comunista, la autora Nesta H. Webster abordó la filosofía subyacente de las sociedades secretas de la masonería y el illuminatismo que están impulsando la agitación actual de hoy. Es la noción de que «la civilización está equivocada» y que la salvación para la raza humana radica en un «retorno a la naturaleza». Esto no solo está claramente matizado en los 17 objetivos de «desarrollo sostenible» de las Naciones Unidas,[6] pero también fue destacado —y condenado— por el Papa San León XIII:

En este período, sin embargo, los partidarios del mal parecen estar combinándose, y estar luchando con vehemencia unida, liderados o asistidos por esa asociación fuertemente organizada y extendida llamada los francmasones. Ya no ocultan sus propósitos, ahora se están levantando audazmente contra Dios mismo … lo que es su propósito último se fuerza a sí mismo a la vista, a saber, el derrocamiento total de todo ese orden religioso y político del mundo que la enseñanza cristiana ha producido, y la sustitución de un nuevo estado de cosas de acuerdo con sus ideas, del cual los fundamentos y las leyes se extraerán del mero naturalismo. —POPE LEO XIII, Género HumanumEncíclica sobre la Masonería, n.10, Apri 20th, 1884

El filósofo François-Marie Arouet, conocido como Voltaire, fue uno de los masones franceses más poderosos a quien un hombre describió como «La encarnación más perfecta de Satanás que el mundo haya visto». Voltaire proporciona la visión y la razón por la que tantos papas condenaron y advirtieron sobre su complot para una revolución global… lo cual, claramente, está en marcha:

… cuando las condiciones son las adecuadas, un reinado se extenderá por toda la tierra para acabar con todos los cristianos, y luego establecer una hermandad universal sin matrimonio, familia, propiedad, ley o Dios. —Francois-Marie Arouet de Voltaire, Stephen Mahowald, She Shall Crush Thy Head (Edición Kindle)

El ex presidente de la URSS, Michael Gorbachov, quien fundó Green Cross International para promover las iniciativas de la ONU y que sigue siendo un ateo y comunista declarado, declaró en el PBS Charlie Rose Show:

Somos parte del Cosmos… El Cosmos es mi Dios. La naturaleza es mi Dios… Creo que el siglo 21 será el siglo del medio ambiente, el siglo en que todos nosotros tendremos que encontrar una respuesta a cómo armonizar las relaciones entre el hombre y el resto de la Naturaleza… Somos parte de la Naturaleza… —23 de octubre de 1996, Canada Free Press 

Webster enfatiza cómo la eliminación (es decir, el saqueo) de la propiedad privada es clave para un nuevo orden mundial. Citando al filósofo y masón francés Jean-Jacques Rousseau, resume cómo la filosofía detrás de estas sociedades secretas es la idea de que la posesión privada es la raíz de la discordia.

«El primer hombre que pensó en decir ‘Esto es mío’, y encontró a la gente lo suficientemente simple como para creer que él era el verdadero fundador de la sociedad civil. Qué crímenes, qué guerras, qué asesinatos, qué miserias y horrores habría salvado a la raza humana que, arrebatando las espadas y llenando las zanjas, había gritado a sus semejantes: «Cuidado con escuchar a este impostor; estás perdido si olvidas que los frutos de la tierra pertenecen a todos y la tierra a nadie». En estas palabras [de Rousseau] se encuentra todo el principio del comunismo. Revolución Mundial, El complot contra la civilización, pp. 1-2

Por supuesto, los mejores engaños siempre tienen un núcleo de verdad, si no mucha verdad. Esta es la razón por la que los jóvenes de hoy están siendo tan fácilmente arrastrados a los principios marxistas una vez más. Pero Webster expone la locura de este sofisma por lo que es:

Destruye la civilización en su totalidad y la raza humana se hunde al nivel de la selva en la que la única ley es la de los fuertes sobre los débiles, el único incentivo para la lucha por las necesidades materiales. Porque aunque el mandato de Rousseau, «¡Vuelve al bosque y conviértete en hombres!» puede ser un excelente consejo si se interpreta como una medida temporal, «vuelve al bosque y permanece allí» es un consejo para los simios antropoides… En cuanto a la distribución de los «frutos de la tierra», uno solo tiene que ver a dos zorzales en el césped disputando por un gusano para ver cómo se resuelve la cuestión del suministro de alimentos en la sociedad primitiva. —Ibíd., págs. 2 y 3

Es por eso que Nuestra Señora se apareció en Fátima para suplicar la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón, para que los errores de Rusia (el comunismo) a punto de afianzarse allí a través de la revolución bolchevique, comenzaran a extenderse por todo el mundo. Nuestra Señora no fue escuchada. Como señaló el Papa Pío XI en su poderosa y profética encíclica, Divine RedemptorisRusia y su pueblo fueron usurpados por aquellos…

… autores y cómplices que consideraban a Rusia el campo mejor preparado para experimentar con un plan elaborado hace décadas, y que desde allí continúan extendiéndolo de un extremo al otro del mundo… Nuestras palabras están recibiendo ahora una lamentable confirmación del espectáculo de los frutos amargos de las ideas subversivas, que previmos y predijimos, y que son… amenazando a todos los demás países del mundo. —PAPA PÍO XI, Divini Redemptoris, n. 24, 6

EL PLAN EN TIEMPO REAL

De hecho, esta agenda radical para «el derrocamiento total de todo ese orden religioso y político del mundo» está procediendo según lo planeado. Un plan propuesto por las Naciones Unidas llamado Agenda 21, impulsado por el ambientalista radical pero influyente Maurice Strong y firmado por 178 naciones miembros, ha sido absorbido y reestructurado bajo el plan actual: Agenda 2030. Su predecesor pidió la abolición de la «soberanía nacional» y la disolución de los derechos de propiedad.

Programa 21: «Tierras… no puede ser tratado como un activo ordinario, controlado por individuos y sujeto a las presiones e ineficiencias del mercado. La propiedad privada de la tierra es también un instrumento principal de acumulación y concentración de la riqueza y, por lo tanto, contribuye a la injusticia social; si no se controla, puede convertirse en un obstáculo importante en la planificación y aplicación de los planes de desarrollo». — «Alabama Bans U.N. Agenda 21 Sovereignty Surrender», 7 de junio de 2012; investors.com

Estoy seguro de que el profeta Isaías estaría tocando una trompeta muy grande si estuviera vivo hoy. Sobre todo si se tiene en cuenta lo que está sucediendo a plena vista al amparo del COVID-19 y las medidas radicales de cuarentena por el «bien común»: una de las mayores transferencias de riqueza de la historia. El analista de mercado, Jim Cramer, señala que las corporaciones y el mercado de valores están prosperando sospechosamente, mientras que las pequeñas empresas están «cayendo como moscas».[7] La razón es que la Reserva Federal y otros bancos centrales están «imprimiendo dinero» para comprar deuda gubernamental y corporativa, ocultando así lo que realmente está sucediendo: el colapso de la economía global y un flujo constante de activos a la Reserva. En abril, Bloomberg informó que la Fed está «comprando 41.000 millones de dólares en activos diarios»; Los analistas de Morgan Stanley estiman que la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra ampliarán sus balances en un acumulado de 6,8 billones de dólares cuando todo esté dicho y hecho. Y el analista de acciones Greg Mannarino de Traders Choice afirma:

Todavía no hemos visto nada. Para que la Reserva Federal termine su plan [de poseer el planeta], que estamos en el corazón de él en este momento, están canalizando billones de dólares en todo el mundo a otros bancos centrales para comprar activos. —16 de julio de 2020; shtfplan.com

En otras palabras, la riqueza del mundo se está concentrando rápidamente en un puñado de poderosas familias bancarias, que son masones.[8] Considere las palabras del profeta Miqueas (la primera lectura de la Misa de este sábado):

Ay de aquellos que planean la iniquidad y resuelven el mal en sus sofás; a la luz de la mañana [es decir. «a plena luz del día»] lo logran cuando está dentro de su poder. Codician los campos y se apoderan de ellos; casas, y se las llevan; engañan a un dueño de su casa, a un hombre de su herencia… (Miqueas 2:1-2)

Ese será el tiempo en que la justicia será expulsada, y la inocencia será odiada; en el que los malvados se aprovecharán de los buenos como enemigos; ni la ley, ni el orden, ni la disciplina militar serán preservados… todas las cosas serán confundidas y mezcladas contra el derecho y contra las leyes de la naturaleza. Así, la tierra será arrasada, como por un robo común. Cuando estas cosas sucedan así, entonces los justos y los seguidores de la verdad se separarán de los impíos y huirán a las soledades. —Lactancio, Padre de la Iglesia, Los Institutos Divinos, Libro VII, cap. 17

Tal vez esta sea la tragedia más triste de la hora actual mientras vemos a los alborotadores quemar edificios, saquear, derribar estatuas, atacar a los oficiales de policía, pedir abiertamente que reine el gobierno marxista: esencialmente están entregando el poder a un cártel bancario que está tomando cada vez más las decisiones. La ironía de esta revolución no pasó desapercibida para Benedicto XVI:

Se está extendiendo una nueva intolerancia, eso es bastante obvio… una religión negativa se está convirtiendo en un estándar tiránico que todos deben seguir. Eso es entonces aparentemente libertad, por la única razón de que es la liberación de la situación anterior. —Luz del mundo, una conversación con Peter Seewald, p. 52

Como he escrito antes, la guerra y la división son del libro de jugadas de la masonería: avivar las tensiones internacionales, financiar ambos lados de una guerra, fomentar las divisiones raciales y de género, romper todo para eventualmente construirlo de nuevo … Ordo ab chaos (orden fuera del caos) es el modus operandi de la sociedad secreta. Thomas Jefferson escribió a John Wayles Eppes Monticello:

[L]a espíritu de guerra y acusación… desde la teoría moderna de la perpetuación de la deuda, ha empapado la tierra de sangre y aplastado a sus habitantes bajo cargas que se acumulan. —24 de junio de 1813; let.rug.nl

¿Te suena familiar?

Pensamos en los grandes poderes de la actualidad, en los intereses financieros anónimos que convierten a los hombres en esclavos, que ya no son cosas humanas, sino que son un poder anónimo al que sirven los hombres, por el cual los hombres son atormentados e incluso masacrados. Ellos [es decir, los intereses financieros anónimos] son un poder destructivo, un poder que amenaza al mundo. —PAPA BENEDICTO XVI, Reflexión después de la lectura del oficio para la Tercera Hora esta mañana en el Aula del Sínodo, Ciudad del Vaticano, 11 de octubre de 2010

LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Uno no podría terminar esta meditación sobre las palabras proféticas de Isaías sin señalar otro aspecto clave por el cual el comunismo se está extendiendo nuevamente por todo el mundo: la política «verde». Como admitió con franqueza un funcionario del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU:

… uno tiene que liberarse de la ilusión de que la política climática internacional es política ambiental. En cambio, la política de cambio climático se trata de cómo redistribuimos de facto la riqueza del mundo… —Ottmar Edenhofer, dailysignal.com, 19 de noviembre de 2011

Y de nuevo,

Esta es la primera vez en la historia de la humanidad que nos proponemos la tarea de cambiar intencionalmente, dentro de un período de tiempo definido, el modelo de desarrollo económico que ha estado reinando durante al menos 150 años, desde la revolución industrial. —Jefa de Cambio Climático de las Naciones Unidas, Christine Figueres, 30 de noviembre de 2015; unric.org

Basta con escuchar a uno de los arquitectos del «nuevo orden mundial» (cuya misión es promover precisamente lo que Isaías profetizó: fronteras «abiertas» de las naciones):

Esta es la crisis de mi vida. Incluso antes de que llegara la pandemia, me di cuenta de que estábamos en un momento revolucionario en el que lo que sería imposible o incluso inconcebible en tiempos normales se había vuelto no solo posible, sino probablemente absolutamente necesario. Y luego vino el Covid-19, que ha trastocado totalmente la vida de las personas y ha requerido un comportamiento muy diferente. Es un evento sin precedentes que probablemente nunca ha ocurrido en esta combinación. Y realmente pone en peligro la supervivencia de nuestra civilización … debemos encontrar una manera de cooperar en la lucha contra el cambio climático y el nuevo coronavirus. —George Soros, 13 de mayo de 2020; independent.co.uk.

Este es el mismo Soros que financia abiertamente a estos revolucionarios violentos, según una exposición encubierta del Proyecto Veritas.[9]

De hecho, estamos entrando en lo que el Foro Económico Mundial respaldado por las Naciones Unidas llama el «Gran Reinicio» y la «Cuarta Revolución Industrial». Según su sitio web, es …

… una revolución tecnológica que alterará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos entre nosotros. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será diferente a todo lo que la humanidad ha experimentado antes. Todavía no sabemos exactamente cómo se desarrollará, pero una cosa está clara: la respuesta a ella debe ser integrada e integral, involucrando a todas las partes interesadas de la política global, desde los sectores público y privado hasta la academia y la sociedad civil. —14 de enero de 2016; weforum.org

Pero, ¿pedimos o votamos a favor de esto? Aquí, la última parte de la profecía de Isaías también está llegando a buen término; sobre «toda la tierra… ¡nadie revoloteó un ala, ni abrió la boca, ni chirrió!» No, esta revolución está sucediendo con nuestra plena cooperación a medida que todos nos conectamos al «Internet de las cosas» y renunciamos a nuestra privacidad y libertad al mismo tiempo. Sí, es notable la rapidez con la que los países, uno por uno, limitaron a sus poblaciones sanas a un arresto domiciliario virtual sin apenas resistencia. Cómo nadie se ha preguntado cómo se van a devolver esos billones en cheques gubernamentales gratuitos. Y qué extraño silencio de la jerarquía de la Iglesia mientras cerraban parroquias sin un vistazo. La narrativa en las redes sociales está estrechamente controlada a medida que los gigantes tecnológicos entran en modo de hipercensura. Incluso los alcaldes y gobernadores han estado extrañamente callados mientras los alborotadores ocupan y destruyen sus calles en nombre de la lucha contra el «racismo». Y en lugar de denunciar sus tácticas marxistas, muchos se han unido silenciosamente a ellos por cobardía, miedo o ignorancia. De hecho, la gente tiene cada vez más miedo de «agitar un ala» o «abrir una boca» por temor a ser prohibida, avergonzada o incluso despedida. Isaías aparentemente previó esto con una precisión asombrosa.

Pero también lo han hecho varios papas y miembros de la jerarquía. El estudio del Vaticano sobre la Nueva Era llamado «Jesucristo, el portador del agua de la vida» es una obra profética crítica que explica con más detalle las advertencias un siglo antes de los papas anteriores: de una «visión global» -menos el cristianismo- basada en una mezcla de ambientalismo, tecnología y juego con el ADN de la vida por completo.

El énfasis de la ecología profunda en el biocentrismo niega la visión antropológica de la Biblia, en la que los seres humanos están en el centro del mundo. Es muy prominente en la legislación y la educación hoy en día… en la teoría ideológica subyacente a las políticas de control de la población y los experimentos en ingeniería genética, que parecen expresar un sueño que los seres humanos tienen de crearse a sí mismos de nuevo. ¿Cómo espera la gente hacer esto? Descifrando el código genético, alterando las reglas naturales de la sexualidad, desafiando los límites de la muerte. —Jesucristo, El portador del agua de vida, n. 2.3.4.1

En otras palabras, es una revolución que culminará exactamente en cómo Isaías, San Juan, Nuestro Señor y San Pablo dijeron que lo haría: en el hombre poniéndose en el lugar de Dios.

… ese día [el Día del Señor] no llegará, a menos que la rebelión [revolución] sea lo primero, y se revele el hombre de la iniquidad, el hijo de perdición, que se opone y se exalta contra todo supuesto dios u objeto de adoración, de modo que toma su asiento en el templo de Dios, proclamándose a sí mismo como Dios. (2 Tesalonicenses 3-4)

Pero será un reinado corto. El Señor quebrantará a los impíos, dice Isaías, y por un tiempo, habrá un período de paz y justicia:

Golpeará a los despiadados con la vara de su boca, y con el aliento de sus labios matará a los impíos. La justicia será la banda alrededor de su cintura, y la fidelidad un cinturón sobre sus caderas. Entonces el lobo será un invitado del cordero… En los días venideros, la montaña de la casa del Señor será establecida como la montaña más alta y elevada por encima de las colinas. Todas las naciones fluirán hacia ella… Porque de Sión saldrá la instrucción, y la palabra del Señor de Jerusalén. Él juzgará entre las naciones, y fijará términos para muchos pueblos. Convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en ganchos de poda; una nación no levantará la espada contra otra, ni volverá a entrenarse para la guerra… porque la tierra estará llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar. (Isaías 11:4-6, 2:2-5, 11:9)

¡Oh! cuando en cada ciudad y pueblo se observe fielmente la ley del Señor, cuando se muestre respeto por las cosas sagradas, cuando se frecuenten los sacramentos y se cumplan las ordenanzas de la vida cristiana, ciertamente no habrá más necesidad de que trabajemos más para ver todas las cosas restauradas en Cristo … ¿Y entonces? Entonces, por fin, quedará claro para todos que la Iglesia, tal como fue instituida por Cristo, debe disfrutar de plena y completa libertad e independencia de todo dominio extranjero. «Romperá las cabezas de sus enemigos», para que todos sepan «que Dios es el rey de toda la tierra», «para que los gentiles se sepan hombres». Todo esto, Venerables Hermanos, Creemos y esperamos con fe inquebrantable. —PAPA PÍO X, E Supremi, Encíclica «Sobre la restauración de todas las cosas», n.14, 6-7

Diez Razones para Frecuentar la Adoración Eucarística

Le podemos llamar adoración eucarística, hora santa o adoración perpetua.

Es pasar un tiempo en contemplación con Nuestro Señor presente en la hostia consagrada.

El objetivo es entrar en el profundo silencio de Dios, sentándose silenciosamente ante su presencia.

Esta conducta es una actividad que Él está esperando que hagamos.

Él le pidió a Santa Margarita María de Alacoque, en una aparición en Paray-le-Monial en 1674, que pasara una hora, desde el jueves a las 23hs a las 24 hs, ante el Santísimo Sacramento.

Significa ponerse a escuchar con nuestra mente y con nuestro corazón.

Cómo lo ha hecho Santa Teresa de Calcuta que pasaba horas contemplando en silencio el Santísimo Sacramento.

Y San Juan Pablo II, que incluso tenía la capacidad de entrar en oración contemplativa estando ante un millón de personas.

Leer también:

Aunque esta práctica se está extendiendo a través de las capillas de adoración continúa las 24 horas, tiene sus enemigos dentro de la Iglesia.

Hace unos pocos años el Foro de Curas de Vizcaya criticó duramente a un obispo por activar la adoración eucarística 24 horas en una parroquia diciendo,

¨En un tiempo como el nuestro, en el que se ha universalizado la voluntad ecuménica… no es momento ni ocasión para activar (y menos institucionalmente) una práctica piadosa, marcadamente preconciliar y de dudoso alcance ecuménico¨, puede leerse aquí toda la declaración.

Evidentemente la lógica de los sacerdotes progres conspira contra la adoración eucarística.

Sin embargo esta posición, típica de la teología de la liberación, está cediendo paso a la multiplicación de capillas de adoración continúa o perpetua, de jornadas nocturnas de adoración en los templos, y de exposición del Santísimo Sacramento antes de la misa, para un momento de adoración.

SE LO PIDIÓ NUESTRO SEÑOR A SANTA MARGARITA MARÍA

El origen de la Hora Santa se remonta directamente a las revelaciones de Paray-le-Monial (Francia).
.
Y centra su origen en el Corazón mismo de Nuestro Señor.

Jesús se apareció en 1674 a una «pequeña religiosa», santa Margarita María de Alacoque (1647-1690) mientras se hallaba en oración.

No era la primera vez que Cristo se le manifestaba mostrándole su Corazón.

En aquella ocasión, Jesús le pidió la «Hora Santa» de reparación, a hacerse todas las noches entre el jueves y el viernes, desde las once hasta la medianoche.

En aquella Hora le hacía partícipe de la tristeza de Jesús en Getsemaní.

Jesús le dijo:

Todas las noches del jueves al viernes te haré participar de la mortal tristeza que quise padecer en el Huerto de los Olivos; tristeza que te reducirá a una especie de agonía más difícil de soportar que la muerte.

Y para acompañarme en aquella humilde plegaria, que entonces presenté a mi Padre, te postrarás con la faz en tierra, deseosa de aplacar la cólera divina y en demanda de perdón por los pecadores«.

La difusión de esta práctica piadosa en el mundo católico estuvo íntimamente ligada al favor que encontró, en los siglos XVIII-XIX, el culto al Sagrado Corazón de Jesús.

La Hora Santa tiene tres características principales que se recogen en las memorias de santa Margarita María:
-la oración reparadora,
.la unión con Jesús sufriente en Getsemaní y
.los gestos de humillación.

Se trata por tanto de dedicar una hora a meditar los misterios cuando Cristo se sintió sólo y débil, como nosotros, y pide al Padre aparte el cáliz.

Una hora para acompañarle, como el Ángel del huerto, místicamente, junto al sagrario.

Pero también hora santa se utiliza para designar el momento que cada uno dispone para estar a solas con el Señor, diariamente.

El famoso Venerable Fulton J. Sheen, famoso tele-radio-evangelista, prolífico escritor, director de la Sociedad Misionera de la Iglesia, predicador, amigo y confidente de muchos Papas mundialmente conocido, amado por millones, atribuyó su éxito a una sola cosa: una profunda relación con nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

El amor de este gran hombre de Dios se manifiesta en particular en su fidelidad a la oración diaria, lo que él llamaba su Hora Santa o Hour of Power.

Al final de su vida tomó la decisión de hacer retiros, después de que él se retiró como arzobispo de Rochester, Nueva York. Sin embargo, su audiencia era muy selecta y específica sólo sacerdotes y obispos.

Él los desafió, les dijo,

Cuando ustedes hablan no siempre los oyentes prestan atención.
Sin embargo, cuando Él habla la gente escucha
.

La clave de Sheen fue hacer hincapié en la unión con Dios a través de la Hora Santa-The Hour of Power.

Los santos son los que están locamente enamorados de Jesucristo, de la cabeza a los pies.

Este fuego de amor sólo puede ser encendido a través de la oración profunda y esa profunda oración se convierte en una realidad específica a través de la práctica de la Hora Santa diaria.

Reverendo Fulton Sheen

LAS 10 RAZONES PARA PRACTICAR LA HORA SANTA SEGÚN FULTON SHEEN

Las siguientes son las diez razones por las que se debería llevar a cabo la práctica de la Hora Santa diaria.

Nunca te arrepentirás de incorporar la Hora de Poder en el tejido de tu rutina diaria, porque cambiará tu vida.

Sheen creía que la conversión del sacerdocio y el episcopado debería empezar por una prolongada y fervorosa oración, la Hora Santa/ Hora de Poder.

Nosotros deberíamos encontrar el tiempo para darle al Señor.

Podemos fácilmente pasar más de una hora frente a la televisión o a la computadora o hablando con un amigo o simplemente perdiendo el tiempo.

¿Por qué no dar al Señor y Creador del cielo y de la tierra una hora del día?

1 – EVITA EL PECADO

Existe una relación directa entre el pecado y la falta de oración.

Ejemplo: Los Apóstoles en el Jardín.

Para evitar el pecado necesitamos la gracia de Dios, esto viene especialmente a través de la oración y los sacramentos.

2 – SE APRENDE EL ARTE DE LA ORACIÓN

San Alfonso decía que el arte de todas las artes es el de la oración.

En cualquier profesión o empresa la perfección viene después del trabajo duro.

Sin dolor no hay ganancia. Atletas olímpicos entrenan años antes de sus actuaciones.

¿No deberíamos dar al Señor nuestro tiempo, los esfuerzos y la buena voluntad y aprender a orar más y mejor?

3 – MEJORA LA RECEPCIÓN DE LA EUCARISTÍA

De hecho, la vida sacramental mejora cuando se mejora la vida de oración personal.

Jesús se hace más real en la Sagrada Comunión.

En lugar de una recepción fría, debemos recibir a Jesús con fuego, pasión y amor.

4 – EVITA LA MEDIOCRIDAD

Vivimos en un mundo con indiferencia religiosa.

Leemos esto en el libro de Apocalipsis 3: «Tú no eres ni frío ni caliente, sino tibio, yo te vomitaré de mi boca…« (a la Iglesia de Laodicea)

5 – INICIA INCENDIOS EN NUESTRO CORAZÓN

La Oración pone a nuestros corazones en llamas, al igual que los discípulos en el camino a Emaús:

¿No es verdad que, cuando él nos hablaba en el camino y nos explicaba las escrituras, sentíamos como que un fuego ardía en nuestros corazones?” (Lucas 24)

6 – AYUDA A SUPERAR MALOS HÁBITOS

El dicho es muy cierto: Dime con quién andas y te diré quién eres”.

Si pasamos este tiempo de calidad con Jesús entonces vamos a empezar a imitarlo.

Y entonces podremos ser capaces de decir con San PabloYa yo no vivo en mí, sino es Cristo quien vive en mí”.

7 – BENDICE A TU FAMILIA

Todos tenemos muchos problemas familiares que nos gustaría resolver, y probablemente hemos tratado de solucionarlos sin mucho éxito.

Primero debemos hablar con Dios un largo tiempo y luego podemos hablar con otros acerca de Dios.

Así se dijo de Santo Domingo que iba a hablar primero a Dios y luego hablar de Dios a los demás.

8 – DA PAZ EN EL ALMA

Vivimos en un mundo agitado por el activismo.

Como Marta, muchos de nosotros preferimos trabajar más que rezar cayendo en el activismo o la horizontalidad.

En consecuencia vivimos estresados y así estresamos a otros también.

Carecemos de profunda oración. La Profunda oración nos da la profunda paz.

Nuestro Dios fue llamado Emmanuel que significa Dios con nosotros. Él es el Príncipe de la paz.

9 – ES ÚTIL PARA SALVACIÓN DE NUESTRAS ALMAS Y LAS DE OTROS

San Alfonso dice: No hay personas débiles o fuertes, pero sí hay personas que saben cómo orar y aquellas que no saben cómo orar”.

La oración ferviente junto con la penitencia son claves para la apertura del corazón de Dios para la conversión de los pecadores.

En primer lugar, el Cura de Ars oró muchas horas, derramó lágrimas abundantes y practicó severa penitencia y luego su parroquia se convirtió.

Si realmente supiéramos el valor de un alma inmortal, vamos a pasar mucho más tiempo de rodillas rogando por la conversión de los pecadores y sus almas inmortales.

Nuestras almas han sido redimidas por la sangre preciosa del Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.

10 – JESÚS Y MARÍA SE REGOCIJAN

El hecho de que hayas tomado la decisión de dar al Señor una hora, la Hora Santa, es un signo de buena voluntad y esto hace que el Corazón de Jesús se regocije.

Cuando alguien viene a visitarnos con buena voluntad nos alegramos por esta muestra de amistad.

Jesús queda aún más agradecido. Al pasar una hora en la presencia de Jesús, Él se convertirá en tu mejor amigo en este tiempo y por toda la eternidad.

La adoración eucarística es una actividad básicamente no estructurada que tiene mucho de inspiración del momento.

Pero para sacarle mayor provecho podríamos utilizar algunos de estos dos planes.

El primero es un plan centrado en dividir el tiempo en cuatro actividades.

Y el segundo es un plan de utilizar el tiempo en una secuencia de etapas de adoración.

Veremos las dos estrategias.

EL USO DEL TIEMPO FRENTE AL SANTÍSIMO SACRAMENTO EN 4 ACTIVIDADES

La primera sugerencia es dividir la Hora Santa en cuatro períodos de 15 minutos.

Es esencial tener suficiente tiempo para visualizar realmente el propósito en cada período; un propósito claro y definido.

La segunda sugerencia es que ese primer período de 15 minutos dedicarlo a la comprensión de quién está presente en la Santa Eucaristía.

Por supuesto que sabes la respuesta a eso, pero piensa en ello hasta que encuentres en tu alma una respuesta de admiración:

«¿Es posible?», «¿Cómo puede ser?». Y sin embargo «es verdad»¡Jesús está realmente, realmente presente aquí!

Una sugerencia para los segundos 15 minutos es dedicar el tiempo a pensamientos y oraciones de acción de gracias a Dios, mientras te sujetas la maravilla de que realmente está presente.

Palabras de agradecimiento que se levanten desde tu alma, y de gracias a Dios por su presencia aquí de manera tan notable.

También puedes tomar algún tiempo para recordar y agradecer a Dios por otras bendiciones especiales y maravillas de Dios en tu familia, vocación, vida, amigos especiales, etc.

Una sugerencia para los terceros 15 minutos es dedicar a preguntar a Jesús.

Preguntar a Jesús aquí presente en la Santa Eucaristía la gracia que es más querida por él, la gracia que él más quiere para ti: tu salvación.

Basta pensar, por algún tiempo lo que eso significa, para ti, para cada miembro de su familia, amigos, la gente del barrio y la parroquia, para toda la humanidad.

Piensa en lo bonito que sería si todos fueran  tan bendecidos: estar en el cielo por toda la eternidad ¡Ora por eso!

Ora por las conversiones. Ora por las personas particulares, a los que están alejados de la Iglesia y los Sacramentos.

Ora por los enfermos y solitarios, los desalentados, nuestra juventud, los no nacidos, nuestro país, sus líderes.

Ora por nuestro Santo Padre, y por todos los sacerdotes y religiosos que puedan estar tan influenciados por la gracia que sean instrumentos eficaces que hacen el trabajo de Dios.

Dedica los últimos 15 minutos de la Hora Santa a la expiación.

Una mirada a la propia conciencia de uno y a la conciencia del mundo da la respuesta.

Un simple vistazo a los titulares y ves insultos, blasfemias, el desafío lanzado por el hombre en el rostro de Dios.

Estos te harán estremecer, a menos que tu corazón este frío e indiferente.

Es posible que desees expresar sus pensamientos de tristeza por todos estos males mediante cualquier acto tradicional de contrición o por las palabras litúrgicas del «Señor, ten piedad», el «Cordero de Dios» o el himno «Oh Señor, no soy digno.»

Un lento y reflexivo del Rosario sería muy útil durante el desarrollo de una Hora Santa.

Con nuestra Mater y con Cristo presente allí en la Santa Eucaristía, recuerda y ten en cuenta los acontecimientos de su vida.

7 ETAPAS A RECORRER EN LA ADORACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

1 – Pide ayuda al Espíritu Santo para discernir su voluntad

2 – Enfócate en su divina presencia y la maravilla de este momento de comunicación con el Señor

3 – Pide perdón por tus pecados y debilidades

4 – Da gracias por todos los favores que has recibido, si quieres uno por uno los más importantes, y da gracias por la disposición del Señor para recibirte

5 – Ábrete a la comunicación tratando de reconocer los pensamientos inspiradores que llegan a tu corazón

6 – Pide al Señor por tus necesidades y las de los demás, reflexionando sobre esas necesidades y sin esperar una respuesta inmediata

7 – Clarifica tus decisiones sobre cómo mejorar tu vida, incluso abriendo un espacio para escuchar las sugerencias del Señor al respecto

Las Horas Santas también se pueden hacer en casa, ya sea solo o con la familia.

Uniéndose uno mismo con Jesús en el Santísimo Sacramento en el sagrario más cercano o en todos los tabernáculos del mundo.

Y con la misma mecánica presentada anteriormente.

La Infiltración Masónica en la Iglesia y sus 3 tremendas Aberraciones.

La amplitud de la infiltración, los métodos que usa y cómo Dios protege los frutos de Su plan.

Después de los tres hechos que vamos a contar aquí no te quedarán dudas de que la Iglesia Católica ha sido infiltrada por la masonería y que en algunas cosas ha trabajado en asociación con la infiltración comunista.

Ambas han sido denunciadas, pero los hechos que contamos aquí son más que simples testimonios de personas.

Y ante esto tal vez te entre la desazón, dirás ¿cómo puede la Iglesia cumplir el plan de Dios cuando pasan cosas como estas y otras como los abusos del clero?

Pero en un mundo caído luego del pecado original, es imposible que haya una institución que involucre a seres humanos, que sea absolutamente pura; el trigo siempre estará mezclado con la cizaña.

Y en el caso de la Iglesia, Dios ha estado misteriosamente cumpliendo Su plan a pesar de las maldades de los hombres y las infiltraciones para pervertirla.

Aquí te contaremos tres sucesos fuertes que ha provocado la infiltración masónica dentro de la Iglesia, y hablaremos sobre cómo a pesar de ellos la Iglesia ha seguido cumpliendo el plan de Dios, porque es una institución divina y humana a la vez. 

El problema de la infiltración en la Iglesia por los enemigos de Cristo ya estaba presente en los primeros años de los Apóstoles, y lo ha estado a través de toda su existencia, porque es la organización que ha tenido más influencia en la historia.

En el último siglo se ha hablado de dos infiltraciones, la comunista y la masónica.

Y hay evidencias de que han hecho trabajos juntos, aunque son analíticamente diferentes. 

Sin duda la infiltración masónica ha sido la más importante, al punto que durante en el Concilio Vaticano II se vio en toda su potencia.

Los masones dieron una dura lucha a través de los modernistas en el concilio, pusieron figuras suyas en puestos claves, y se apoderaron del espíritu del concilio, con la consigna de comprometerse con el mundo.

Incluso han estado detrás de la disidencia controlada lefebvrista.    

Y fue tan evidente la infiltración en el Concilio, que en 1972, hacia el final de su pontificado, Pablo VI se convenció definitivamente, que «el humo de Satanás había entrado en la Iglesia».

Y uno de los episodios más importantes fue lo que sucedió con el obispo Aníbal Bugnini, el artífice de la reforma litúrgica surgida del Concilio.

Ya era un secreto a voces que Bugnini era masón.

Pero durante una fiesta en 1974 en el Vaticano, un sacerdote encontró un maletín que había sido olvidado, con papeles sospechosos de Bugnini, y lo llevó al cardenal Dino Staffa, por entonces prefecto de la Signatura Apostólica.

El cardenal Staffa llevó el maletín con su contenido a la policía federal italiana, que se ocupa de investigar delitos cometidos posiblemente por sociedades secretas, y les pidió que lo examinaran.

Y éstos le enviaron un informe declarando que los papeles eran auténticos y resultaban incriminatorios de Aníbal Bugnini como masón.  

Staffa llevó las pruebas a Pablo VI y le planteó que si no destituía inmediatamente a Bugnini de su cargo clave para la liturgia, se vería obligado en conciencia, a dar a conocer la noticia. 

Y al cabo de dos días, Pablo VI fusionó los dos dicasterios litúrgicos dejando afuera de su cargo a Bugnini.

Y después de un tiempo de negarse a dirigirle la palabra, terminó por enviarlo como nuncio a Irán, un destierro, porque en ese país casi no había católicos. 

Pero esto se agravó con la publicación de la Lista Pecorelli.

Entre el 31 de Mayo y el 1 de Junio de 1974 un voluminoso dossier sobre la presencia masónica en el Vaticano fue robado del escritorio de Monseñor Mester, colaborador del cardenal Édouard Gagnon, que había sido comisionado por Pablo VI para realizar una investigación sobre la infiltración masónica en la Iglesia, aún antes del suceso del portafolios de Bugnini.

en 1976 el periodista Carmine Pecorelli, conocido como Mino Pecorelli, publicó una lista de 116 masones ocupando altos cargos en el Vaticano luego del Concilio Vaticano II. 

Dio nombre y apellido de cada uno, fecha en que entró en las logias y nombre clave en ellas.

Era una lista sólo de los prelados italianos, y los observadores consideran que es incompleta, y que si se hubieran sumado los extranjeros se habría multiplicado varias veces.

Y fue una auténtica revelación, porque reflejó el grado de infiltración de la masonería en la Iglesia, por aquel entonces fuera de control. 

Pecorelli pertenecía a la logia Propaganda Due y se desconoce la operación que le llevó a publicarla.

luego fue asesinado en Roma el 22 de marzo de 1979, de una forma misteriosa, que parecía ritual. 

Nadie hurgó en su muerte hasta que en 1995, durante el proceso del dirigente democristiano Giulio Andreotti, vinculado también a la logia P2, alguien le acusó de haber ordenado el asesinato de Pecorelli.

El dossier encargado por Pablo VI pasó luego a su sucesor, Juan Pablo I, que declaró públicamente que quería hacer una purga de los prelados masones, pero no pudo hacerlo porque murió misteriosamente a los 33 días de pontificado.

Hemos realizado un video sobre él, que te recomendamos mirar.

Pero en esos 33 días sucedió algo que ha sido tapado.

Se reunió con el Arzobispo ruso Nikodim en el Vaticano, quien le iba a revelar el plan de los Illuminati que estaba ya en marcha, a través de agentes de la KGB infiltrados en la cúpula vaticana.

Aquí se ve que masones y comunistas hacían trabajos en conjunto.

En la reunión se sirvió un café a ambos de la misma jarra.

El Arzobispo Nikodim tomó el primer sorbo de café y cayó muerto instantáneamente.

La versión oficial es que Nikodim murió de la emoción de encontrarse con Juan Pablo I.  

Mientras que el pontífice se dio cuenta que se trataba de un intento de asesinato a ambos y decidió la destitución del cardenal Jean Marie Villot como Secretario de Estado, del servicio de la Guardia Vaticana, del restaurante y cocina, meseros, asistentes, camareros, y del servicio médico, porque se dio cuenta que la KGB los había infiltrado.

Pero de poco le valió unos días después le tocaría a él. 

La versión oficial es que Juan Pablo I murió de un ataque al corazón, nunca se le hizo autopsia y un mafioso italo estadounidense declaró luego que formó parte del trabajo de eliminación.

Luego el dossier del cardenal Gagnon sobre la infiltración masónica en la Iglesia pasó a Juan Pablo II, quien optó porque todos los que estaban cercanos a él fueran polacos y de su confianza. 

Dicen que había una barrera polaca alrededor del papa.

Y después del intento de asesinato contra su vida, recordó más a Gagnon y comenzó a tomar medidas más enérgicas aún.

Ahora, de acuerdo a estos pocos datos, si la Iglesia Católica fuera una institución solamente humana, diríamos que está irremediablemente perdida, que no puede cumplir el plan de Dios.

Pero la Iglesia Católica es santa y pecadora, porque es divina y humana.

La Iglesia en realidad está gobernada por Cristo en lo más importante, y ninguna cosa mala que puedan hacer sus vicarios en la tierra, en el gobierno ordinario de la Iglesia, puede torcer definitivamente los frutos buenos que debe dar.

es un misterio cómo Dios toma sucesos que parecen malos y los convierte en buenos. Se dice que escribe derecho en renglones torcidos. 

Un ejemplo claro es lo que sucedió con la Consagración de Rusia y Ucrania al Corazón Inmaculado de María por Francisco.

¿Quién iba a suponer que el pontífice más modernista que ha tenido la Iglesia, que ha sido el que ha criticado más a las apariciones marianas, el que iba a realizar una consagración de la manera más cercana a la que pidió la Virgen en una aparición, de todos los pontífices hasta ahora?  

Hasta el fin del mundo en la Iglesia estarán mezclados el trigo y la cizaña, y Dios no quitará la cizaña por el riesgo de quitar parte del trigo. Eso lo hará en el juicio final, al final de la historia.

Habrá períodos en que la corrupción y la infiltración serán más intensas en la Iglesia que en otros, donde parezca que todo está perdido, pero por debajo Dios seguirá haciendo su plan a través de la institución Iglesia y sus fieles.

Dios hará en la Iglesia lo que siempre ha hecho, sacar bien del mal.

La pureza de la Iglesia es mística, eterna y sustancial. 

Mientras que su realidad histórica es pasajera y efímera a los ojos de Dios.

Nada de lo que hagan malos prelados y enemigos infiltrados, puede torcer lo que Dios en última instancia hace realizar a la Iglesia.

Los protestantes fallaron en ver cómo Cristo podía hacer su obra en medio de hechos de infiltración y corrupción, perdieron la fe y acusaron a la Iglesia de falta de pureza.   

Y nosotros también podemos sentirnos tentados, a hacer acusaciones contra la pureza de la Iglesia Romana.

Podemos ser tentados a perder nuestra fe en que la Iglesia está realizando el plan de Dios.

Pero la Iglesia está realizando el Plan de Dios, aunque no en cada cosa que hace, ni en cada acción de cada uno de sus prelados, sino en las grandes líneas.

Y no podemos hacer otra cosa que admitir que hoy hay cosas malas, y que parecen contrarias al plan de Dios, pero también admitir que esos frutos malos pasarán y predominarán los buenos.

Bueno hasta aquí lo que queríamos hablar sobre la infiltración masónica en la Iglesia, pero que aunque esto suceda y haya hechos repulsivos, Dios seguirá haciendo su plan a través de ella. 

Y me gustaría preguntarte si te has sentido tentado a perder la fe en la Iglesia ante cosas que has visto y que te han pasado o no. 

Lecciones de la vida de Jocabed

Mujeres valientes en un mundo lleno de maldad.

Jocabed hizo todo por salvar la vida de su hijo. Sin saberlo, por sus pasos de fe, por la providencia y la voluntad de Dios, nos dejó el más precioso legado; ver en la vida de su familia la poderosa historia de la liberación de todo un pueblo.

Las peores circunstancias suelen estar fuera de nuestro control

Nos conmueve tanto ver el dolor en este mundo cuando leemos las noticias y vemos las imágenes de lo que sucede a nuestro alrededor. La verdad es que desde que soy niña me ha impactado ver que siempre hay pueblos, y en especial niños, que están sufriendo en alguna parte del mundo por las guerras y las injusticias.

Las muertes de personas inocentes son atrocidades para la humanidad, mientras que algunos gobiernan mirando sólo por sus intereses, otros directamente ejercen su autoridad de forma malvada justificando el terror, la esclavitud y el genocidio. Así eran los tiempos de Jocabed.

Cuando los tiempos se tornan malos, solo queda la esperanza que da las fuerzas para luchar

En el capítulo 1 de Éxodo se recoge esta desgarradora historia cuando “se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no conocía a José; y dijo a su pueblo: He aquí, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros”.  Viendo que este pueblo hebreo se multiplicaba, este hombre malvado recurre al infanticidio, ordenado a las parteras diciendo, “Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo matadlo; y si es hija, entonces que viva” (Éxodo 1:16).

Las mujeres, frente a esta atrocidad actúan a favor de la vida en la medida de lo posible, y dice la Biblia que Dios las bendice.

“Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños.  Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: ¿Por qué habéis hecho esto, que habéis preservado la vida a los niños? Y las parteras respondieron a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas. Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y se fortaleció en gran manera”.  Éxodo 1:17-20

En medio del peligro una madre se arma de valor

Así era el mundo de Jocabed, madre de Miriam, Aarón y Moisés. Ella y su marido Amram de la descendencia de Leví­ enfrentarían lo indecible, su hijo Moisés naciendo durante la orden del Faraón de matar a los varones recién nacidos.

Dice la Biblia que Jocabed le tuvo escondido tres meses y cuando no pudo ocultarle más hizo una arquilla de juncos, la preparó con asfalto y brea y puso en ella al niño en el rí­o Nilo, y la hija de Faraón lo encontró y quiso salvarlo, y contrató a la misma, sin saber que era la madre del niño, para que lo criara (Éxodo 2:3-9).

Detrás de un gran testimonio, están las historias de personas que muchas veces pasan desapercibidas, pero no por Dios.

No se habla mucho de esta valiente pareja en el antiguo testamento más allá de unos cortos versículos. Es Moisés, su bebé protegido por Dios, quién será usado para liberar al pueblo de Israel quién destacará en la historia. Moisés es tal vez una de las personas más importantes de la Biblia, personaje central tanto para judíos como cristianos. Para los cristianos, su historia y su vida serán las que apuntarán a la Gran Historia del Gran Libertador de toda la humanidad, ¡Jesús! Aún así, pocos podrán nombrar el nombre de la madre de Moisés, aunque sabemos que no es necesario recordar su nombre para poder admirar el valor y la fe de esta sabia y valiente mujer.

Cuando tu fe es más fuerte que tu temor 

Es especialmente significativo que a pesar de lo poco que se sabe de ellos, Jocabed y su esposo serían contados como héroes de la fe en el renombrado capítulo 11 de Hebreos, versículo 23,  “Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres por tres meses, porque le vieron niño hermoso, y no temieron el decreto del rey”.

En tiempos de extrema presión, aprendemos de aquellos que son capaces de confiar en la mano de Dios, actuando con fe en medio de adversidad, arriesgándose para hacer lo justo y correcto, oponiéndose a la maldad, por amor y a favor de la vida y la justicia.

Cuando nuestras acciones tienen repercusiones duraderas en nuestros hijos

Desde siempre, nuestros padres nos enseñan a obedecer las normas y las leyes, pero el momento en que estas van en contra de lo correcto, sabemos que tenemos que tomar cartas en el asunto. Jocabed pone en acción a toda su familia, su hija Miriam se encarga de vigilar al bebé y ella es la responsable de volver a reunir a madre e hijo después de que Moisés es adoptado por la hija del Faraón en el río.

En tiempos difíciles, la familia unida es más fuerte. No significa que todo será color de rosa, pero juntos es más difícil perder la fuerza de la Esperanza.

Ayer y hoy, Dios es nuestra esperanza

Acabamos de celebrar la Pascua, fechas importantísimas tanto para judíos como para cristianos. Tradiciones que se entrelazan en un tema central, la liberación.

Para los judios, el relato de Pésaj se recoge en el Éxodo y cuenta cómo los hijos de Israel, liderados por Moisés, escapan de la esclavitud en Egipto y se refugian en el desierto donde sobreviven durante 40 años hasta llegar a Canaán, la tierra prometida.

Generaciones más tarde, en los Evangelios, se recogerá el relato de los primeros cristianos, que durante estas mismas festividades de la pascua judía, reconocerían a Jesús mismo como su Gran Libertador. Ellos entenderían que Dios, su Padre, envió a Su propio Hijo Jesús para rescatar a muchos, que como Moisés también había sido rescatado como bebé de la mano de Herodes.

Dios cambia nuestro lamento en victoria

En el caso de esta preciosa madre, ella tuvo que entregar a su hijo y dejarlo ir, para salvarlo. Puede que hoy te encuentres en una situación injusta y difícil, ten fe y vence tu miedo confiando en la milagrosa mano de Dios en tu vida. Pase lo que pase, Él está a tu lado y te dará las fuerzas para llevar a cabo Sus propósitos en tu vida.

Dios te da las fuerzas para enfrentar los tiempos malos en tu vida, y si es la voluntad de Dios obrar un milagro para cumplir Sus propósitos como lo hizo guardando la vida de Moisés, tenlo por seguro que Él lo hará en tu vida también. Pase lo que pase, la victoria ya es nuestra, porque aunque perdamos algo en esta vida, Dios está en control y siempre nos bendice con nuevas fuerzas.

Angela

Nota de Mara: os recomiendo una serie sobre Los Diez Mandamientos, donde, con algunas libertades artísticas (la Biblia no cuenta detalles) nos muestra la historia de Jocabed y sus 3 hijos. De la serie son las fotos presentadas en esta publicación:

Capítulo 1:

Todos los otros capítulos: