La profecía de Isaías del comunismo global

El padre de la Iglesia Lactancio lo llamó «un robo común». Esta es la suma de lo que todos los titulares de hoy apuntan: El Gran Robo al final de esta era, una toma de posesión neocomunista bajo los auspicios del «ecologismo» y la «salud». Por supuesto, estas son mentiras y Satanás es el «padre de las mentiras». Todo esto fue profetizado hace unos 2700 años y tú y yo estamos vivos para verlo. La victoria será de Cristo después de esta gran tribulación…

Publicado por primera vez en julio de 2020…

ESCRITO hace más de 2700 años, Isaías es el profeta preeminente de la próxima Era de Paz. Los Padres de la Iglesia Primitiva a menudo citaban sus obras cuando hablaban de un próximo «período de paz» en la tierra, antes del fin del mundo, y como también profetizó Nuestra Señora de Fátima.

Sí, se prometió un milagro en Fátima, el milagro más grande en la historia del mundo, solo superado por la Resurrección. Y ese milagro será una era de paz que nunca antes se había concedido al mundo. —Cardenal Mario Luigi Ciappi, 9 de octubre de 1994 (teólogo papal de Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II); Catecismo Familiar, (9 de septiembre de 1993), p. 35

Los Padres de la Iglesia también entendieron que este período del que hablaba Isaías era uno y el mismo que el del «milenio» que San Juan predijo en el capítulo 20 de Apocalipsis, lo que los Padres también llamaron el «Día del Señor» o «descanso sabático» para la Iglesia:

He aquí, el Día del Señor será de mil años. —Carta de Bernabé, Los Padres de la Iglesia, cap. 15

Interpretaron tanto el lenguaje simbólico de Isaías como el de San Juan para referirse al final de un reino global malvado, después de que la «bestia» y el «falso profeta» son arrojados al infierno (Apocalipsis 19:20), y se lleva a cabo un Juicio de los Vivos. Entonces, las Escrituras serán vindicadas, la paz reinará por un tiempo, y como nuestro Señor dijo:

Este evangelio del reino será predicado en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el end. (Mateo 24:14)

Lo más significativo es que las palabras del «Padre Nuestro» se cumplirán por fin cuando el Reino de Cristo venga en una nueva modalidad, y el Padre «se hará en la tierra como en el cielo». Esta esperanza fue bellamente expresada por San Luis de Montfort, quien dijo que los santos durante ese tiempo «superarán en santidad a la mayoría de los otros santos tanto como los cedros del Líbano se elevan sobre pequeños arbustos».[1]

Tus mandamientos divinos se rompen, tu Evangelio es arrojado a un lado, torrentes de iniquidad inundan toda la tierra llevándose incluso a tus siervos… ¿Llegará todo al mismo final que Sodoma y Gomorra? ¿Nunca romperás tu silencio? ¿Tolerarás todo esto para siempre? ¿No es cierto que tu voluntad debe hacerse en la tierra como en el cielo? ¿No es cierto que tu reino debe venir? ¿No diste a algunas almas, queridas por ti, una visión de la futura renovación de la Iglesia? —San Luis de Montfort, Oración por los Misioneros, n. 5; www.ewtn.com

Esta renovación, predice Isaías, implica una cierta restauración de la creación a través de un triunfo sobre el mal, la enfermedad y la división, por un tiempo.

Estas son las palabras de Isaías sobre el milenio: «Porque habrá un cielo nuevo y una tierra nueva, y los primeros no serán recordados ni entrarán en su corazón, sino que se alegrarán y se regocijarán en estas cosas, que yo creo… No habrá más un infante de días allí, ni un anciano que no llene sus días; porque el niño morirá a los cien años… Porque así como los días del árbol de la vida, así serán los días de Mi pueblo, y las obras de sus manos se multiplicarán. Mis elegidos no trabajarán en vano, ni engendrarán hijos para una maldición; porque serán una simiente justa bendecida por el Señor, y su posteridad con ellos. —San Justino Mártir, Diálogo con Trifo, cap. 81, Los Padres de la Iglesia, herencia cristiana; cf. Is 54:1

Entonces, lo que viene entonces es el encadenamiento de Satanás (Apocalipsis 20:4). Pero eso también significa …

Ahora estamos frente a la mayor confrontación histórica por la que ha pasado la humanidad… Ahora estamos ante el enfrentamiento final entre la Iglesia y la anti-Iglesia, del Evangelio contra el anti-Evangelio, de Cristo contra el anti-Cristo… Es un juicio… de 2.000 años de cultura y civilización cristiana, con todas sus consecuencias para la dignidad humana, los derechos individuales, los derechos humanos y los derechos de las naciones. —Cardenal Karol Wojtyla (JUAN PABLO II), en el Congreso Eucarístico, Filadelfia, PA; 13 de agosto de 1976; cf. Catholic Online (confirmado por el diácono Keith Fournier que estuvo presente)

Esta batalla final está progresando constantemente hacia su punto máximo: un Choque de Reinos. De hecho, así como San Juan predijo el surgimiento del totalitarismo global bajo una «bestia» antes de una Era de Paz (Apocalipsis 13:5), también lo hizo Isaías. Y así como San Juan enfatizó cómo la bestia dominaría a través de la economía controlando quién podría «comprar o vender» (Apocalipsis 13:17), Isaías revela cómo este Anticristo también dominará la riqueza del mundo.

UNA PROFECÍA DEL COMUNISMO GLOBAL

En la primera lectura de la Misa del miércoles pasado, Isaías advierte a un Israel obstinado e impenitente (que es un tipo de iglesia que es el «nuevo Israel»; cf. Catecismo de la Iglesia Católican. 877) cómo un rey vendrá de Asiria para purificar su nación.

¡Ay de Asiria! Mi vara en la ira, mi bastón en la ira. Contra una nación impía lo envío, y contra un pueblo bajo mi ira, le ordeno que se apodere del saqueo, se lleve el botín y los pise como el barro de las calles. Pero esto no es lo que pretende, ni lo tiene en mente; Más bien, está en su corazón destruir, hacer un fin de las naciones no pocas. Porque él dice: «Por mi propio poder lo he hecho, y por mi sabiduría, porque soy astuto. He movido los límites de los pueblos, sus tesoros los he saqueado y, como un gigante, he dejado a los entronizados. Mi mano se ha apoderado como nido de las riquezas de las naciones; como uno toma huevos dejados solos, así que tomé toda la tierra; ¡nadie revoloteó un ala, ni abrió la boca, ni chirrió!»

Según algunos Padres de la Iglesia Primitiva como Hipólito,[2] Victorino[3] y Lactancio, el Anticristo puede originarse en la actual Siria (Irak), que era la antigua Asiria.

Otro rey surgirá de Siria, nacido de un espíritu maligno… y se constituirá y se llamará a sí mismo Dios, y se ordenará a sí mismo ser adorado como el Hijo de Dios, y se le dará poder para hacer señales y maravillas… Entonces intentará destruir el Templo de Dios y perseguir al pueblo justo; y habrá angustia y tribulación como nunca ha habido desde el principio del mundo. —Lactancio (c. 250-330 d.C.), Institutos Divinos, Libro 7, cap. 17

Para estar seguros, el Anticristo es una persona real,[4] pero también llega a reinar a través de un imperio global, una «bestia con siete cabezas».[5] Lo que es más notable en el pasaje de Isaías es lo que hace este «él» a quien Dios envía para castigar a las naciones: se apodera del saqueo, se lleva el botín, mueve los límites y arrebata las riquezas de las naciones. En otras palabras, esto es precisamente lo que hace el comunismo: se apodera de la propiedad privada, confisca la riqueza, sofoca la empresa privada y aniquila las fronteras de las naciones.

En su libro de 1921 que expone el complot para una «revolución mundial» comunista, la autora Nesta H. Webster abordó la filosofía subyacente de las sociedades secretas de la masonería y el illuminatismo que están impulsando la agitación actual de hoy. Es la noción de que «la civilización está equivocada» y que la salvación para la raza humana radica en un «retorno a la naturaleza». Esto no solo está claramente matizado en los 17 objetivos de «desarrollo sostenible» de las Naciones Unidas,[6] pero también fue destacado —y condenado— por el Papa San León XIII:

En este período, sin embargo, los partidarios del mal parecen estar combinándose, y estar luchando con vehemencia unida, liderados o asistidos por esa asociación fuertemente organizada y extendida llamada los francmasones. Ya no ocultan sus propósitos, ahora se están levantando audazmente contra Dios mismo … lo que es su propósito último se fuerza a sí mismo a la vista, a saber, el derrocamiento total de todo ese orden religioso y político del mundo que la enseñanza cristiana ha producido, y la sustitución de un nuevo estado de cosas de acuerdo con sus ideas, del cual los fundamentos y las leyes se extraerán del mero naturalismo. —POPE LEO XIII, Género HumanumEncíclica sobre la Masonería, n.10, Apri 20th, 1884

El filósofo François-Marie Arouet, conocido como Voltaire, fue uno de los masones franceses más poderosos a quien un hombre describió como «La encarnación más perfecta de Satanás que el mundo haya visto». Voltaire proporciona la visión y la razón por la que tantos papas condenaron y advirtieron sobre su complot para una revolución global… lo cual, claramente, está en marcha:

… cuando las condiciones son las adecuadas, un reinado se extenderá por toda la tierra para acabar con todos los cristianos, y luego establecer una hermandad universal sin matrimonio, familia, propiedad, ley o Dios. —Francois-Marie Arouet de Voltaire, Stephen Mahowald, She Shall Crush Thy Head (Edición Kindle)

El ex presidente de la URSS, Michael Gorbachov, quien fundó Green Cross International para promover las iniciativas de la ONU y que sigue siendo un ateo y comunista declarado, declaró en el PBS Charlie Rose Show:

Somos parte del Cosmos… El Cosmos es mi Dios. La naturaleza es mi Dios… Creo que el siglo 21 será el siglo del medio ambiente, el siglo en que todos nosotros tendremos que encontrar una respuesta a cómo armonizar las relaciones entre el hombre y el resto de la Naturaleza… Somos parte de la Naturaleza… —23 de octubre de 1996, Canada Free Press 

Webster enfatiza cómo la eliminación (es decir, el saqueo) de la propiedad privada es clave para un nuevo orden mundial. Citando al filósofo y masón francés Jean-Jacques Rousseau, resume cómo la filosofía detrás de estas sociedades secretas es la idea de que la posesión privada es la raíz de la discordia.

«El primer hombre que pensó en decir ‘Esto es mío’, y encontró a la gente lo suficientemente simple como para creer que él era el verdadero fundador de la sociedad civil. Qué crímenes, qué guerras, qué asesinatos, qué miserias y horrores habría salvado a la raza humana que, arrebatando las espadas y llenando las zanjas, había gritado a sus semejantes: «Cuidado con escuchar a este impostor; estás perdido si olvidas que los frutos de la tierra pertenecen a todos y la tierra a nadie». En estas palabras [de Rousseau] se encuentra todo el principio del comunismo. Revolución Mundial, El complot contra la civilización, pp. 1-2

Por supuesto, los mejores engaños siempre tienen un núcleo de verdad, si no mucha verdad. Esta es la razón por la que los jóvenes de hoy están siendo tan fácilmente arrastrados a los principios marxistas una vez más. Pero Webster expone la locura de este sofisma por lo que es:

Destruye la civilización en su totalidad y la raza humana se hunde al nivel de la selva en la que la única ley es la de los fuertes sobre los débiles, el único incentivo para la lucha por las necesidades materiales. Porque aunque el mandato de Rousseau, «¡Vuelve al bosque y conviértete en hombres!» puede ser un excelente consejo si se interpreta como una medida temporal, «vuelve al bosque y permanece allí» es un consejo para los simios antropoides… En cuanto a la distribución de los «frutos de la tierra», uno solo tiene que ver a dos zorzales en el césped disputando por un gusano para ver cómo se resuelve la cuestión del suministro de alimentos en la sociedad primitiva. —Ibíd., págs. 2 y 3

Es por eso que Nuestra Señora se apareció en Fátima para suplicar la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón, para que los errores de Rusia (el comunismo) a punto de afianzarse allí a través de la revolución bolchevique, comenzaran a extenderse por todo el mundo. Nuestra Señora no fue escuchada. Como señaló el Papa Pío XI en su poderosa y profética encíclica, Divine RedemptorisRusia y su pueblo fueron usurpados por aquellos…

… autores y cómplices que consideraban a Rusia el campo mejor preparado para experimentar con un plan elaborado hace décadas, y que desde allí continúan extendiéndolo de un extremo al otro del mundo… Nuestras palabras están recibiendo ahora una lamentable confirmación del espectáculo de los frutos amargos de las ideas subversivas, que previmos y predijimos, y que son… amenazando a todos los demás países del mundo. —PAPA PÍO XI, Divini Redemptoris, n. 24, 6

EL PLAN EN TIEMPO REAL

De hecho, esta agenda radical para «el derrocamiento total de todo ese orden religioso y político del mundo» está procediendo según lo planeado. Un plan propuesto por las Naciones Unidas llamado Agenda 21, impulsado por el ambientalista radical pero influyente Maurice Strong y firmado por 178 naciones miembros, ha sido absorbido y reestructurado bajo el plan actual: Agenda 2030. Su predecesor pidió la abolición de la «soberanía nacional» y la disolución de los derechos de propiedad.

Programa 21: «Tierras… no puede ser tratado como un activo ordinario, controlado por individuos y sujeto a las presiones e ineficiencias del mercado. La propiedad privada de la tierra es también un instrumento principal de acumulación y concentración de la riqueza y, por lo tanto, contribuye a la injusticia social; si no se controla, puede convertirse en un obstáculo importante en la planificación y aplicación de los planes de desarrollo». — «Alabama Bans U.N. Agenda 21 Sovereignty Surrender», 7 de junio de 2012; investors.com

Estoy seguro de que el profeta Isaías estaría tocando una trompeta muy grande si estuviera vivo hoy. Sobre todo si se tiene en cuenta lo que está sucediendo a plena vista al amparo del COVID-19 y las medidas radicales de cuarentena por el «bien común»: una de las mayores transferencias de riqueza de la historia. El analista de mercado, Jim Cramer, señala que las corporaciones y el mercado de valores están prosperando sospechosamente, mientras que las pequeñas empresas están «cayendo como moscas».[7] La razón es que la Reserva Federal y otros bancos centrales están «imprimiendo dinero» para comprar deuda gubernamental y corporativa, ocultando así lo que realmente está sucediendo: el colapso de la economía global y un flujo constante de activos a la Reserva. En abril, Bloomberg informó que la Fed está «comprando 41.000 millones de dólares en activos diarios»; Los analistas de Morgan Stanley estiman que la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra ampliarán sus balances en un acumulado de 6,8 billones de dólares cuando todo esté dicho y hecho. Y el analista de acciones Greg Mannarino de Traders Choice afirma:

Todavía no hemos visto nada. Para que la Reserva Federal termine su plan [de poseer el planeta], que estamos en el corazón de él en este momento, están canalizando billones de dólares en todo el mundo a otros bancos centrales para comprar activos. —16 de julio de 2020; shtfplan.com

En otras palabras, la riqueza del mundo se está concentrando rápidamente en un puñado de poderosas familias bancarias, que son masones.[8] Considere las palabras del profeta Miqueas (la primera lectura de la Misa de este sábado):

Ay de aquellos que planean la iniquidad y resuelven el mal en sus sofás; a la luz de la mañana [es decir. «a plena luz del día»] lo logran cuando está dentro de su poder. Codician los campos y se apoderan de ellos; casas, y se las llevan; engañan a un dueño de su casa, a un hombre de su herencia… (Miqueas 2:1-2)

Ese será el tiempo en que la justicia será expulsada, y la inocencia será odiada; en el que los malvados se aprovecharán de los buenos como enemigos; ni la ley, ni el orden, ni la disciplina militar serán preservados… todas las cosas serán confundidas y mezcladas contra el derecho y contra las leyes de la naturaleza. Así, la tierra será arrasada, como por un robo común. Cuando estas cosas sucedan así, entonces los justos y los seguidores de la verdad se separarán de los impíos y huirán a las soledades. —Lactancio, Padre de la Iglesia, Los Institutos Divinos, Libro VII, cap. 17

Tal vez esta sea la tragedia más triste de la hora actual mientras vemos a los alborotadores quemar edificios, saquear, derribar estatuas, atacar a los oficiales de policía, pedir abiertamente que reine el gobierno marxista: esencialmente están entregando el poder a un cártel bancario que está tomando cada vez más las decisiones. La ironía de esta revolución no pasó desapercibida para Benedicto XVI:

Se está extendiendo una nueva intolerancia, eso es bastante obvio… una religión negativa se está convirtiendo en un estándar tiránico que todos deben seguir. Eso es entonces aparentemente libertad, por la única razón de que es la liberación de la situación anterior. —Luz del mundo, una conversación con Peter Seewald, p. 52

Como he escrito antes, la guerra y la división son del libro de jugadas de la masonería: avivar las tensiones internacionales, financiar ambos lados de una guerra, fomentar las divisiones raciales y de género, romper todo para eventualmente construirlo de nuevo … Ordo ab chaos (orden fuera del caos) es el modus operandi de la sociedad secreta. Thomas Jefferson escribió a John Wayles Eppes Monticello:

[L]a espíritu de guerra y acusación… desde la teoría moderna de la perpetuación de la deuda, ha empapado la tierra de sangre y aplastado a sus habitantes bajo cargas que se acumulan. —24 de junio de 1813; let.rug.nl

¿Te suena familiar?

Pensamos en los grandes poderes de la actualidad, en los intereses financieros anónimos que convierten a los hombres en esclavos, que ya no son cosas humanas, sino que son un poder anónimo al que sirven los hombres, por el cual los hombres son atormentados e incluso masacrados. Ellos [es decir, los intereses financieros anónimos] son un poder destructivo, un poder que amenaza al mundo. —PAPA BENEDICTO XVI, Reflexión después de la lectura del oficio para la Tercera Hora esta mañana en el Aula del Sínodo, Ciudad del Vaticano, 11 de octubre de 2010

LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Uno no podría terminar esta meditación sobre las palabras proféticas de Isaías sin señalar otro aspecto clave por el cual el comunismo se está extendiendo nuevamente por todo el mundo: la política «verde». Como admitió con franqueza un funcionario del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU:

… uno tiene que liberarse de la ilusión de que la política climática internacional es política ambiental. En cambio, la política de cambio climático se trata de cómo redistribuimos de facto la riqueza del mundo… —Ottmar Edenhofer, dailysignal.com, 19 de noviembre de 2011

Y de nuevo,

Esta es la primera vez en la historia de la humanidad que nos proponemos la tarea de cambiar intencionalmente, dentro de un período de tiempo definido, el modelo de desarrollo económico que ha estado reinando durante al menos 150 años, desde la revolución industrial. —Jefa de Cambio Climático de las Naciones Unidas, Christine Figueres, 30 de noviembre de 2015; unric.org

Basta con escuchar a uno de los arquitectos del «nuevo orden mundial» (cuya misión es promover precisamente lo que Isaías profetizó: fronteras «abiertas» de las naciones):

Esta es la crisis de mi vida. Incluso antes de que llegara la pandemia, me di cuenta de que estábamos en un momento revolucionario en el que lo que sería imposible o incluso inconcebible en tiempos normales se había vuelto no solo posible, sino probablemente absolutamente necesario. Y luego vino el Covid-19, que ha trastocado totalmente la vida de las personas y ha requerido un comportamiento muy diferente. Es un evento sin precedentes que probablemente nunca ha ocurrido en esta combinación. Y realmente pone en peligro la supervivencia de nuestra civilización … debemos encontrar una manera de cooperar en la lucha contra el cambio climático y el nuevo coronavirus. —George Soros, 13 de mayo de 2020; independent.co.uk.

Este es el mismo Soros que financia abiertamente a estos revolucionarios violentos, según una exposición encubierta del Proyecto Veritas.[9]

De hecho, estamos entrando en lo que el Foro Económico Mundial respaldado por las Naciones Unidas llama el «Gran Reinicio» y la «Cuarta Revolución Industrial». Según su sitio web, es …

… una revolución tecnológica que alterará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos entre nosotros. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será diferente a todo lo que la humanidad ha experimentado antes. Todavía no sabemos exactamente cómo se desarrollará, pero una cosa está clara: la respuesta a ella debe ser integrada e integral, involucrando a todas las partes interesadas de la política global, desde los sectores público y privado hasta la academia y la sociedad civil. —14 de enero de 2016; weforum.org

Pero, ¿pedimos o votamos a favor de esto? Aquí, la última parte de la profecía de Isaías también está llegando a buen término; sobre «toda la tierra… ¡nadie revoloteó un ala, ni abrió la boca, ni chirrió!» No, esta revolución está sucediendo con nuestra plena cooperación a medida que todos nos conectamos al «Internet de las cosas» y renunciamos a nuestra privacidad y libertad al mismo tiempo. Sí, es notable la rapidez con la que los países, uno por uno, limitaron a sus poblaciones sanas a un arresto domiciliario virtual sin apenas resistencia. Cómo nadie se ha preguntado cómo se van a devolver esos billones en cheques gubernamentales gratuitos. Y qué extraño silencio de la jerarquía de la Iglesia mientras cerraban parroquias sin un vistazo. La narrativa en las redes sociales está estrechamente controlada a medida que los gigantes tecnológicos entran en modo de hipercensura. Incluso los alcaldes y gobernadores han estado extrañamente callados mientras los alborotadores ocupan y destruyen sus calles en nombre de la lucha contra el «racismo». Y en lugar de denunciar sus tácticas marxistas, muchos se han unido silenciosamente a ellos por cobardía, miedo o ignorancia. De hecho, la gente tiene cada vez más miedo de «agitar un ala» o «abrir una boca» por temor a ser prohibida, avergonzada o incluso despedida. Isaías aparentemente previó esto con una precisión asombrosa.

Pero también lo han hecho varios papas y miembros de la jerarquía. El estudio del Vaticano sobre la Nueva Era llamado «Jesucristo, el portador del agua de la vida» es una obra profética crítica que explica con más detalle las advertencias un siglo antes de los papas anteriores: de una «visión global» -menos el cristianismo- basada en una mezcla de ambientalismo, tecnología y juego con el ADN de la vida por completo.

El énfasis de la ecología profunda en el biocentrismo niega la visión antropológica de la Biblia, en la que los seres humanos están en el centro del mundo. Es muy prominente en la legislación y la educación hoy en día… en la teoría ideológica subyacente a las políticas de control de la población y los experimentos en ingeniería genética, que parecen expresar un sueño que los seres humanos tienen de crearse a sí mismos de nuevo. ¿Cómo espera la gente hacer esto? Descifrando el código genético, alterando las reglas naturales de la sexualidad, desafiando los límites de la muerte. —Jesucristo, El portador del agua de vida, n. 2.3.4.1

En otras palabras, es una revolución que culminará exactamente en cómo Isaías, San Juan, Nuestro Señor y San Pablo dijeron que lo haría: en el hombre poniéndose en el lugar de Dios.

… ese día [el Día del Señor] no llegará, a menos que la rebelión [revolución] sea lo primero, y se revele el hombre de la iniquidad, el hijo de perdición, que se opone y se exalta contra todo supuesto dios u objeto de adoración, de modo que toma su asiento en el templo de Dios, proclamándose a sí mismo como Dios. (2 Tesalonicenses 3-4)

Pero será un reinado corto. El Señor quebrantará a los impíos, dice Isaías, y por un tiempo, habrá un período de paz y justicia:

Golpeará a los despiadados con la vara de su boca, y con el aliento de sus labios matará a los impíos. La justicia será la banda alrededor de su cintura, y la fidelidad un cinturón sobre sus caderas. Entonces el lobo será un invitado del cordero… En los días venideros, la montaña de la casa del Señor será establecida como la montaña más alta y elevada por encima de las colinas. Todas las naciones fluirán hacia ella… Porque de Sión saldrá la instrucción, y la palabra del Señor de Jerusalén. Él juzgará entre las naciones, y fijará términos para muchos pueblos. Convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en ganchos de poda; una nación no levantará la espada contra otra, ni volverá a entrenarse para la guerra… porque la tierra estará llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar. (Isaías 11:4-6, 2:2-5, 11:9)

¡Oh! cuando en cada ciudad y pueblo se observe fielmente la ley del Señor, cuando se muestre respeto por las cosas sagradas, cuando se frecuenten los sacramentos y se cumplan las ordenanzas de la vida cristiana, ciertamente no habrá más necesidad de que trabajemos más para ver todas las cosas restauradas en Cristo … ¿Y entonces? Entonces, por fin, quedará claro para todos que la Iglesia, tal como fue instituida por Cristo, debe disfrutar de plena y completa libertad e independencia de todo dominio extranjero. «Romperá las cabezas de sus enemigos», para que todos sepan «que Dios es el rey de toda la tierra», «para que los gentiles se sepan hombres». Todo esto, Venerables Hermanos, Creemos y esperamos con fe inquebrantable. —PAPA PÍO X, E Supremi, Encíclica «Sobre la restauración de todas las cosas», n.14, 6-7

Diez Razones para Frecuentar la Adoración Eucarística

Le podemos llamar adoración eucarística, hora santa o adoración perpetua.

Es pasar un tiempo en contemplación con Nuestro Señor presente en la hostia consagrada.

El objetivo es entrar en el profundo silencio de Dios, sentándose silenciosamente ante su presencia.

Esta conducta es una actividad que Él está esperando que hagamos.

Él le pidió a Santa Margarita María de Alacoque, en una aparición en Paray-le-Monial en 1674, que pasara una hora, desde el jueves a las 23hs a las 24 hs, ante el Santísimo Sacramento.

Significa ponerse a escuchar con nuestra mente y con nuestro corazón.

Cómo lo ha hecho Santa Teresa de Calcuta que pasaba horas contemplando en silencio el Santísimo Sacramento.

Y San Juan Pablo II, que incluso tenía la capacidad de entrar en oración contemplativa estando ante un millón de personas.

Leer también:

Aunque esta práctica se está extendiendo a través de las capillas de adoración continúa las 24 horas, tiene sus enemigos dentro de la Iglesia.

Hace unos pocos años el Foro de Curas de Vizcaya criticó duramente a un obispo por activar la adoración eucarística 24 horas en una parroquia diciendo,

¨En un tiempo como el nuestro, en el que se ha universalizado la voluntad ecuménica… no es momento ni ocasión para activar (y menos institucionalmente) una práctica piadosa, marcadamente preconciliar y de dudoso alcance ecuménico¨, puede leerse aquí toda la declaración.

Evidentemente la lógica de los sacerdotes progres conspira contra la adoración eucarística.

Sin embargo esta posición, típica de la teología de la liberación, está cediendo paso a la multiplicación de capillas de adoración continúa o perpetua, de jornadas nocturnas de adoración en los templos, y de exposición del Santísimo Sacramento antes de la misa, para un momento de adoración.

SE LO PIDIÓ NUESTRO SEÑOR A SANTA MARGARITA MARÍA

El origen de la Hora Santa se remonta directamente a las revelaciones de Paray-le-Monial (Francia).
.
Y centra su origen en el Corazón mismo de Nuestro Señor.

Jesús se apareció en 1674 a una «pequeña religiosa», santa Margarita María de Alacoque (1647-1690) mientras se hallaba en oración.

No era la primera vez que Cristo se le manifestaba mostrándole su Corazón.

En aquella ocasión, Jesús le pidió la «Hora Santa» de reparación, a hacerse todas las noches entre el jueves y el viernes, desde las once hasta la medianoche.

En aquella Hora le hacía partícipe de la tristeza de Jesús en Getsemaní.

Jesús le dijo:

Todas las noches del jueves al viernes te haré participar de la mortal tristeza que quise padecer en el Huerto de los Olivos; tristeza que te reducirá a una especie de agonía más difícil de soportar que la muerte.

Y para acompañarme en aquella humilde plegaria, que entonces presenté a mi Padre, te postrarás con la faz en tierra, deseosa de aplacar la cólera divina y en demanda de perdón por los pecadores«.

La difusión de esta práctica piadosa en el mundo católico estuvo íntimamente ligada al favor que encontró, en los siglos XVIII-XIX, el culto al Sagrado Corazón de Jesús.

La Hora Santa tiene tres características principales que se recogen en las memorias de santa Margarita María:
-la oración reparadora,
.la unión con Jesús sufriente en Getsemaní y
.los gestos de humillación.

Se trata por tanto de dedicar una hora a meditar los misterios cuando Cristo se sintió sólo y débil, como nosotros, y pide al Padre aparte el cáliz.

Una hora para acompañarle, como el Ángel del huerto, místicamente, junto al sagrario.

Pero también hora santa se utiliza para designar el momento que cada uno dispone para estar a solas con el Señor, diariamente.

El famoso Venerable Fulton J. Sheen, famoso tele-radio-evangelista, prolífico escritor, director de la Sociedad Misionera de la Iglesia, predicador, amigo y confidente de muchos Papas mundialmente conocido, amado por millones, atribuyó su éxito a una sola cosa: una profunda relación con nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

El amor de este gran hombre de Dios se manifiesta en particular en su fidelidad a la oración diaria, lo que él llamaba su Hora Santa o Hour of Power.

Al final de su vida tomó la decisión de hacer retiros, después de que él se retiró como arzobispo de Rochester, Nueva York. Sin embargo, su audiencia era muy selecta y específica sólo sacerdotes y obispos.

Él los desafió, les dijo,

Cuando ustedes hablan no siempre los oyentes prestan atención.
Sin embargo, cuando Él habla la gente escucha
.

La clave de Sheen fue hacer hincapié en la unión con Dios a través de la Hora Santa-The Hour of Power.

Los santos son los que están locamente enamorados de Jesucristo, de la cabeza a los pies.

Este fuego de amor sólo puede ser encendido a través de la oración profunda y esa profunda oración se convierte en una realidad específica a través de la práctica de la Hora Santa diaria.

Reverendo Fulton Sheen

LAS 10 RAZONES PARA PRACTICAR LA HORA SANTA SEGÚN FULTON SHEEN

Las siguientes son las diez razones por las que se debería llevar a cabo la práctica de la Hora Santa diaria.

Nunca te arrepentirás de incorporar la Hora de Poder en el tejido de tu rutina diaria, porque cambiará tu vida.

Sheen creía que la conversión del sacerdocio y el episcopado debería empezar por una prolongada y fervorosa oración, la Hora Santa/ Hora de Poder.

Nosotros deberíamos encontrar el tiempo para darle al Señor.

Podemos fácilmente pasar más de una hora frente a la televisión o a la computadora o hablando con un amigo o simplemente perdiendo el tiempo.

¿Por qué no dar al Señor y Creador del cielo y de la tierra una hora del día?

1 – EVITA EL PECADO

Existe una relación directa entre el pecado y la falta de oración.

Ejemplo: Los Apóstoles en el Jardín.

Para evitar el pecado necesitamos la gracia de Dios, esto viene especialmente a través de la oración y los sacramentos.

2 – SE APRENDE EL ARTE DE LA ORACIÓN

San Alfonso decía que el arte de todas las artes es el de la oración.

En cualquier profesión o empresa la perfección viene después del trabajo duro.

Sin dolor no hay ganancia. Atletas olímpicos entrenan años antes de sus actuaciones.

¿No deberíamos dar al Señor nuestro tiempo, los esfuerzos y la buena voluntad y aprender a orar más y mejor?

3 – MEJORA LA RECEPCIÓN DE LA EUCARISTÍA

De hecho, la vida sacramental mejora cuando se mejora la vida de oración personal.

Jesús se hace más real en la Sagrada Comunión.

En lugar de una recepción fría, debemos recibir a Jesús con fuego, pasión y amor.

4 – EVITA LA MEDIOCRIDAD

Vivimos en un mundo con indiferencia religiosa.

Leemos esto en el libro de Apocalipsis 3: «Tú no eres ni frío ni caliente, sino tibio, yo te vomitaré de mi boca…« (a la Iglesia de Laodicea)

5 – INICIA INCENDIOS EN NUESTRO CORAZÓN

La Oración pone a nuestros corazones en llamas, al igual que los discípulos en el camino a Emaús:

¿No es verdad que, cuando él nos hablaba en el camino y nos explicaba las escrituras, sentíamos como que un fuego ardía en nuestros corazones?” (Lucas 24)

6 – AYUDA A SUPERAR MALOS HÁBITOS

El dicho es muy cierto: Dime con quién andas y te diré quién eres”.

Si pasamos este tiempo de calidad con Jesús entonces vamos a empezar a imitarlo.

Y entonces podremos ser capaces de decir con San PabloYa yo no vivo en mí, sino es Cristo quien vive en mí”.

7 – BENDICE A TU FAMILIA

Todos tenemos muchos problemas familiares que nos gustaría resolver, y probablemente hemos tratado de solucionarlos sin mucho éxito.

Primero debemos hablar con Dios un largo tiempo y luego podemos hablar con otros acerca de Dios.

Así se dijo de Santo Domingo que iba a hablar primero a Dios y luego hablar de Dios a los demás.

8 – DA PAZ EN EL ALMA

Vivimos en un mundo agitado por el activismo.

Como Marta, muchos de nosotros preferimos trabajar más que rezar cayendo en el activismo o la horizontalidad.

En consecuencia vivimos estresados y así estresamos a otros también.

Carecemos de profunda oración. La Profunda oración nos da la profunda paz.

Nuestro Dios fue llamado Emmanuel que significa Dios con nosotros. Él es el Príncipe de la paz.

9 – ES ÚTIL PARA SALVACIÓN DE NUESTRAS ALMAS Y LAS DE OTROS

San Alfonso dice: No hay personas débiles o fuertes, pero sí hay personas que saben cómo orar y aquellas que no saben cómo orar”.

La oración ferviente junto con la penitencia son claves para la apertura del corazón de Dios para la conversión de los pecadores.

En primer lugar, el Cura de Ars oró muchas horas, derramó lágrimas abundantes y practicó severa penitencia y luego su parroquia se convirtió.

Si realmente supiéramos el valor de un alma inmortal, vamos a pasar mucho más tiempo de rodillas rogando por la conversión de los pecadores y sus almas inmortales.

Nuestras almas han sido redimidas por la sangre preciosa del Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.

10 – JESÚS Y MARÍA SE REGOCIJAN

El hecho de que hayas tomado la decisión de dar al Señor una hora, la Hora Santa, es un signo de buena voluntad y esto hace que el Corazón de Jesús se regocije.

Cuando alguien viene a visitarnos con buena voluntad nos alegramos por esta muestra de amistad.

Jesús queda aún más agradecido. Al pasar una hora en la presencia de Jesús, Él se convertirá en tu mejor amigo en este tiempo y por toda la eternidad.

La adoración eucarística es una actividad básicamente no estructurada que tiene mucho de inspiración del momento.

Pero para sacarle mayor provecho podríamos utilizar algunos de estos dos planes.

El primero es un plan centrado en dividir el tiempo en cuatro actividades.

Y el segundo es un plan de utilizar el tiempo en una secuencia de etapas de adoración.

Veremos las dos estrategias.

EL USO DEL TIEMPO FRENTE AL SANTÍSIMO SACRAMENTO EN 4 ACTIVIDADES

La primera sugerencia es dividir la Hora Santa en cuatro períodos de 15 minutos.

Es esencial tener suficiente tiempo para visualizar realmente el propósito en cada período; un propósito claro y definido.

La segunda sugerencia es que ese primer período de 15 minutos dedicarlo a la comprensión de quién está presente en la Santa Eucaristía.

Por supuesto que sabes la respuesta a eso, pero piensa en ello hasta que encuentres en tu alma una respuesta de admiración:

«¿Es posible?», «¿Cómo puede ser?». Y sin embargo «es verdad»¡Jesús está realmente, realmente presente aquí!

Una sugerencia para los segundos 15 minutos es dedicar el tiempo a pensamientos y oraciones de acción de gracias a Dios, mientras te sujetas la maravilla de que realmente está presente.

Palabras de agradecimiento que se levanten desde tu alma, y de gracias a Dios por su presencia aquí de manera tan notable.

También puedes tomar algún tiempo para recordar y agradecer a Dios por otras bendiciones especiales y maravillas de Dios en tu familia, vocación, vida, amigos especiales, etc.

Una sugerencia para los terceros 15 minutos es dedicar a preguntar a Jesús.

Preguntar a Jesús aquí presente en la Santa Eucaristía la gracia que es más querida por él, la gracia que él más quiere para ti: tu salvación.

Basta pensar, por algún tiempo lo que eso significa, para ti, para cada miembro de su familia, amigos, la gente del barrio y la parroquia, para toda la humanidad.

Piensa en lo bonito que sería si todos fueran  tan bendecidos: estar en el cielo por toda la eternidad ¡Ora por eso!

Ora por las conversiones. Ora por las personas particulares, a los que están alejados de la Iglesia y los Sacramentos.

Ora por los enfermos y solitarios, los desalentados, nuestra juventud, los no nacidos, nuestro país, sus líderes.

Ora por nuestro Santo Padre, y por todos los sacerdotes y religiosos que puedan estar tan influenciados por la gracia que sean instrumentos eficaces que hacen el trabajo de Dios.

Dedica los últimos 15 minutos de la Hora Santa a la expiación.

Una mirada a la propia conciencia de uno y a la conciencia del mundo da la respuesta.

Un simple vistazo a los titulares y ves insultos, blasfemias, el desafío lanzado por el hombre en el rostro de Dios.

Estos te harán estremecer, a menos que tu corazón este frío e indiferente.

Es posible que desees expresar sus pensamientos de tristeza por todos estos males mediante cualquier acto tradicional de contrición o por las palabras litúrgicas del «Señor, ten piedad», el «Cordero de Dios» o el himno «Oh Señor, no soy digno.»

Un lento y reflexivo del Rosario sería muy útil durante el desarrollo de una Hora Santa.

Con nuestra Mater y con Cristo presente allí en la Santa Eucaristía, recuerda y ten en cuenta los acontecimientos de su vida.

7 ETAPAS A RECORRER EN LA ADORACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

1 – Pide ayuda al Espíritu Santo para discernir su voluntad

2 – Enfócate en su divina presencia y la maravilla de este momento de comunicación con el Señor

3 – Pide perdón por tus pecados y debilidades

4 – Da gracias por todos los favores que has recibido, si quieres uno por uno los más importantes, y da gracias por la disposición del Señor para recibirte

5 – Ábrete a la comunicación tratando de reconocer los pensamientos inspiradores que llegan a tu corazón

6 – Pide al Señor por tus necesidades y las de los demás, reflexionando sobre esas necesidades y sin esperar una respuesta inmediata

7 – Clarifica tus decisiones sobre cómo mejorar tu vida, incluso abriendo un espacio para escuchar las sugerencias del Señor al respecto

Las Horas Santas también se pueden hacer en casa, ya sea solo o con la familia.

Uniéndose uno mismo con Jesús en el Santísimo Sacramento en el sagrario más cercano o en todos los tabernáculos del mundo.

Y con la misma mecánica presentada anteriormente.

La Infiltración Masónica en la Iglesia y sus 3 tremendas Aberraciones.

La amplitud de la infiltración, los métodos que usa y cómo Dios protege los frutos de Su plan.

Después de los tres hechos que vamos a contar aquí no te quedarán dudas de que la Iglesia Católica ha sido infiltrada por la masonería y que en algunas cosas ha trabajado en asociación con la infiltración comunista.

Ambas han sido denunciadas, pero los hechos que contamos aquí son más que simples testimonios de personas.

Y ante esto tal vez te entre la desazón, dirás ¿cómo puede la Iglesia cumplir el plan de Dios cuando pasan cosas como estas y otras como los abusos del clero?

Pero en un mundo caído luego del pecado original, es imposible que haya una institución que involucre a seres humanos, que sea absolutamente pura; el trigo siempre estará mezclado con la cizaña.

Y en el caso de la Iglesia, Dios ha estado misteriosamente cumpliendo Su plan a pesar de las maldades de los hombres y las infiltraciones para pervertirla.

Aquí te contaremos tres sucesos fuertes que ha provocado la infiltración masónica dentro de la Iglesia, y hablaremos sobre cómo a pesar de ellos la Iglesia ha seguido cumpliendo el plan de Dios, porque es una institución divina y humana a la vez. 

El problema de la infiltración en la Iglesia por los enemigos de Cristo ya estaba presente en los primeros años de los Apóstoles, y lo ha estado a través de toda su existencia, porque es la organización que ha tenido más influencia en la historia.

En el último siglo se ha hablado de dos infiltraciones, la comunista y la masónica.

Y hay evidencias de que han hecho trabajos juntos, aunque son analíticamente diferentes. 

Sin duda la infiltración masónica ha sido la más importante, al punto que durante en el Concilio Vaticano II se vio en toda su potencia.

Los masones dieron una dura lucha a través de los modernistas en el concilio, pusieron figuras suyas en puestos claves, y se apoderaron del espíritu del concilio, con la consigna de comprometerse con el mundo.

Incluso han estado detrás de la disidencia controlada lefebvrista.    

Y fue tan evidente la infiltración en el Concilio, que en 1972, hacia el final de su pontificado, Pablo VI se convenció definitivamente, que «el humo de Satanás había entrado en la Iglesia».

Y uno de los episodios más importantes fue lo que sucedió con el obispo Aníbal Bugnini, el artífice de la reforma litúrgica surgida del Concilio.

Ya era un secreto a voces que Bugnini era masón.

Pero durante una fiesta en 1974 en el Vaticano, un sacerdote encontró un maletín que había sido olvidado, con papeles sospechosos de Bugnini, y lo llevó al cardenal Dino Staffa, por entonces prefecto de la Signatura Apostólica.

El cardenal Staffa llevó el maletín con su contenido a la policía federal italiana, que se ocupa de investigar delitos cometidos posiblemente por sociedades secretas, y les pidió que lo examinaran.

Y éstos le enviaron un informe declarando que los papeles eran auténticos y resultaban incriminatorios de Aníbal Bugnini como masón.  

Staffa llevó las pruebas a Pablo VI y le planteó que si no destituía inmediatamente a Bugnini de su cargo clave para la liturgia, se vería obligado en conciencia, a dar a conocer la noticia. 

Y al cabo de dos días, Pablo VI fusionó los dos dicasterios litúrgicos dejando afuera de su cargo a Bugnini.

Y después de un tiempo de negarse a dirigirle la palabra, terminó por enviarlo como nuncio a Irán, un destierro, porque en ese país casi no había católicos. 

Pero esto se agravó con la publicación de la Lista Pecorelli.

Entre el 31 de Mayo y el 1 de Junio de 1974 un voluminoso dossier sobre la presencia masónica en el Vaticano fue robado del escritorio de Monseñor Mester, colaborador del cardenal Édouard Gagnon, que había sido comisionado por Pablo VI para realizar una investigación sobre la infiltración masónica en la Iglesia, aún antes del suceso del portafolios de Bugnini.

en 1976 el periodista Carmine Pecorelli, conocido como Mino Pecorelli, publicó una lista de 116 masones ocupando altos cargos en el Vaticano luego del Concilio Vaticano II. 

Dio nombre y apellido de cada uno, fecha en que entró en las logias y nombre clave en ellas.

Era una lista sólo de los prelados italianos, y los observadores consideran que es incompleta, y que si se hubieran sumado los extranjeros se habría multiplicado varias veces.

Y fue una auténtica revelación, porque reflejó el grado de infiltración de la masonería en la Iglesia, por aquel entonces fuera de control. 

Pecorelli pertenecía a la logia Propaganda Due y se desconoce la operación que le llevó a publicarla.

luego fue asesinado en Roma el 22 de marzo de 1979, de una forma misteriosa, que parecía ritual. 

Nadie hurgó en su muerte hasta que en 1995, durante el proceso del dirigente democristiano Giulio Andreotti, vinculado también a la logia P2, alguien le acusó de haber ordenado el asesinato de Pecorelli.

El dossier encargado por Pablo VI pasó luego a su sucesor, Juan Pablo I, que declaró públicamente que quería hacer una purga de los prelados masones, pero no pudo hacerlo porque murió misteriosamente a los 33 días de pontificado.

Hemos realizado un video sobre él, que te recomendamos mirar.

Pero en esos 33 días sucedió algo que ha sido tapado.

Se reunió con el Arzobispo ruso Nikodim en el Vaticano, quien le iba a revelar el plan de los Illuminati que estaba ya en marcha, a través de agentes de la KGB infiltrados en la cúpula vaticana.

Aquí se ve que masones y comunistas hacían trabajos en conjunto.

En la reunión se sirvió un café a ambos de la misma jarra.

El Arzobispo Nikodim tomó el primer sorbo de café y cayó muerto instantáneamente.

La versión oficial es que Nikodim murió de la emoción de encontrarse con Juan Pablo I.  

Mientras que el pontífice se dio cuenta que se trataba de un intento de asesinato a ambos y decidió la destitución del cardenal Jean Marie Villot como Secretario de Estado, del servicio de la Guardia Vaticana, del restaurante y cocina, meseros, asistentes, camareros, y del servicio médico, porque se dio cuenta que la KGB los había infiltrado.

Pero de poco le valió unos días después le tocaría a él. 

La versión oficial es que Juan Pablo I murió de un ataque al corazón, nunca se le hizo autopsia y un mafioso italo estadounidense declaró luego que formó parte del trabajo de eliminación.

Luego el dossier del cardenal Gagnon sobre la infiltración masónica en la Iglesia pasó a Juan Pablo II, quien optó porque todos los que estaban cercanos a él fueran polacos y de su confianza. 

Dicen que había una barrera polaca alrededor del papa.

Y después del intento de asesinato contra su vida, recordó más a Gagnon y comenzó a tomar medidas más enérgicas aún.

Ahora, de acuerdo a estos pocos datos, si la Iglesia Católica fuera una institución solamente humana, diríamos que está irremediablemente perdida, que no puede cumplir el plan de Dios.

Pero la Iglesia Católica es santa y pecadora, porque es divina y humana.

La Iglesia en realidad está gobernada por Cristo en lo más importante, y ninguna cosa mala que puedan hacer sus vicarios en la tierra, en el gobierno ordinario de la Iglesia, puede torcer definitivamente los frutos buenos que debe dar.

es un misterio cómo Dios toma sucesos que parecen malos y los convierte en buenos. Se dice que escribe derecho en renglones torcidos. 

Un ejemplo claro es lo que sucedió con la Consagración de Rusia y Ucrania al Corazón Inmaculado de María por Francisco.

¿Quién iba a suponer que el pontífice más modernista que ha tenido la Iglesia, que ha sido el que ha criticado más a las apariciones marianas, el que iba a realizar una consagración de la manera más cercana a la que pidió la Virgen en una aparición, de todos los pontífices hasta ahora?  

Hasta el fin del mundo en la Iglesia estarán mezclados el trigo y la cizaña, y Dios no quitará la cizaña por el riesgo de quitar parte del trigo. Eso lo hará en el juicio final, al final de la historia.

Habrá períodos en que la corrupción y la infiltración serán más intensas en la Iglesia que en otros, donde parezca que todo está perdido, pero por debajo Dios seguirá haciendo su plan a través de la institución Iglesia y sus fieles.

Dios hará en la Iglesia lo que siempre ha hecho, sacar bien del mal.

La pureza de la Iglesia es mística, eterna y sustancial. 

Mientras que su realidad histórica es pasajera y efímera a los ojos de Dios.

Nada de lo que hagan malos prelados y enemigos infiltrados, puede torcer lo que Dios en última instancia hace realizar a la Iglesia.

Los protestantes fallaron en ver cómo Cristo podía hacer su obra en medio de hechos de infiltración y corrupción, perdieron la fe y acusaron a la Iglesia de falta de pureza.   

Y nosotros también podemos sentirnos tentados, a hacer acusaciones contra la pureza de la Iglesia Romana.

Podemos ser tentados a perder nuestra fe en que la Iglesia está realizando el plan de Dios.

Pero la Iglesia está realizando el Plan de Dios, aunque no en cada cosa que hace, ni en cada acción de cada uno de sus prelados, sino en las grandes líneas.

Y no podemos hacer otra cosa que admitir que hoy hay cosas malas, y que parecen contrarias al plan de Dios, pero también admitir que esos frutos malos pasarán y predominarán los buenos.

Bueno hasta aquí lo que queríamos hablar sobre la infiltración masónica en la Iglesia, pero que aunque esto suceda y haya hechos repulsivos, Dios seguirá haciendo su plan a través de ella. 

Y me gustaría preguntarte si te has sentido tentado a perder la fe en la Iglesia ante cosas que has visto y que te han pasado o no. 

Lecciones de la vida de Jocabed

Mujeres valientes en un mundo lleno de maldad.

Jocabed hizo todo por salvar la vida de su hijo. Sin saberlo, por sus pasos de fe, por la providencia y la voluntad de Dios, nos dejó el más precioso legado; ver en la vida de su familia la poderosa historia de la liberación de todo un pueblo.

Las peores circunstancias suelen estar fuera de nuestro control

Nos conmueve tanto ver el dolor en este mundo cuando leemos las noticias y vemos las imágenes de lo que sucede a nuestro alrededor. La verdad es que desde que soy niña me ha impactado ver que siempre hay pueblos, y en especial niños, que están sufriendo en alguna parte del mundo por las guerras y las injusticias.

Las muertes de personas inocentes son atrocidades para la humanidad, mientras que algunos gobiernan mirando sólo por sus intereses, otros directamente ejercen su autoridad de forma malvada justificando el terror, la esclavitud y el genocidio. Así eran los tiempos de Jocabed.

Cuando los tiempos se tornan malos, solo queda la esperanza que da las fuerzas para luchar

En el capítulo 1 de Éxodo se recoge esta desgarradora historia cuando “se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no conocía a José; y dijo a su pueblo: He aquí, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros”.  Viendo que este pueblo hebreo se multiplicaba, este hombre malvado recurre al infanticidio, ordenado a las parteras diciendo, “Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo matadlo; y si es hija, entonces que viva” (Éxodo 1:16).

Las mujeres, frente a esta atrocidad actúan a favor de la vida en la medida de lo posible, y dice la Biblia que Dios las bendice.

“Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños.  Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: ¿Por qué habéis hecho esto, que habéis preservado la vida a los niños? Y las parteras respondieron a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas. Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y se fortaleció en gran manera”.  Éxodo 1:17-20

En medio del peligro una madre se arma de valor

Así era el mundo de Jocabed, madre de Miriam, Aarón y Moisés. Ella y su marido Amram de la descendencia de Leví­ enfrentarían lo indecible, su hijo Moisés naciendo durante la orden del Faraón de matar a los varones recién nacidos.

Dice la Biblia que Jocabed le tuvo escondido tres meses y cuando no pudo ocultarle más hizo una arquilla de juncos, la preparó con asfalto y brea y puso en ella al niño en el rí­o Nilo, y la hija de Faraón lo encontró y quiso salvarlo, y contrató a la misma, sin saber que era la madre del niño, para que lo criara (Éxodo 2:3-9).

Detrás de un gran testimonio, están las historias de personas que muchas veces pasan desapercibidas, pero no por Dios.

No se habla mucho de esta valiente pareja en el antiguo testamento más allá de unos cortos versículos. Es Moisés, su bebé protegido por Dios, quién será usado para liberar al pueblo de Israel quién destacará en la historia. Moisés es tal vez una de las personas más importantes de la Biblia, personaje central tanto para judíos como cristianos. Para los cristianos, su historia y su vida serán las que apuntarán a la Gran Historia del Gran Libertador de toda la humanidad, ¡Jesús! Aún así, pocos podrán nombrar el nombre de la madre de Moisés, aunque sabemos que no es necesario recordar su nombre para poder admirar el valor y la fe de esta sabia y valiente mujer.

Cuando tu fe es más fuerte que tu temor 

Es especialmente significativo que a pesar de lo poco que se sabe de ellos, Jocabed y su esposo serían contados como héroes de la fe en el renombrado capítulo 11 de Hebreos, versículo 23,  “Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres por tres meses, porque le vieron niño hermoso, y no temieron el decreto del rey”.

En tiempos de extrema presión, aprendemos de aquellos que son capaces de confiar en la mano de Dios, actuando con fe en medio de adversidad, arriesgándose para hacer lo justo y correcto, oponiéndose a la maldad, por amor y a favor de la vida y la justicia.

Cuando nuestras acciones tienen repercusiones duraderas en nuestros hijos

Desde siempre, nuestros padres nos enseñan a obedecer las normas y las leyes, pero el momento en que estas van en contra de lo correcto, sabemos que tenemos que tomar cartas en el asunto. Jocabed pone en acción a toda su familia, su hija Miriam se encarga de vigilar al bebé y ella es la responsable de volver a reunir a madre e hijo después de que Moisés es adoptado por la hija del Faraón en el río.

En tiempos difíciles, la familia unida es más fuerte. No significa que todo será color de rosa, pero juntos es más difícil perder la fuerza de la Esperanza.

Ayer y hoy, Dios es nuestra esperanza

Acabamos de celebrar la Pascua, fechas importantísimas tanto para judíos como para cristianos. Tradiciones que se entrelazan en un tema central, la liberación.

Para los judios, el relato de Pésaj se recoge en el Éxodo y cuenta cómo los hijos de Israel, liderados por Moisés, escapan de la esclavitud en Egipto y se refugian en el desierto donde sobreviven durante 40 años hasta llegar a Canaán, la tierra prometida.

Generaciones más tarde, en los Evangelios, se recogerá el relato de los primeros cristianos, que durante estas mismas festividades de la pascua judía, reconocerían a Jesús mismo como su Gran Libertador. Ellos entenderían que Dios, su Padre, envió a Su propio Hijo Jesús para rescatar a muchos, que como Moisés también había sido rescatado como bebé de la mano de Herodes.

Dios cambia nuestro lamento en victoria

En el caso de esta preciosa madre, ella tuvo que entregar a su hijo y dejarlo ir, para salvarlo. Puede que hoy te encuentres en una situación injusta y difícil, ten fe y vence tu miedo confiando en la milagrosa mano de Dios en tu vida. Pase lo que pase, Él está a tu lado y te dará las fuerzas para llevar a cabo Sus propósitos en tu vida.

Dios te da las fuerzas para enfrentar los tiempos malos en tu vida, y si es la voluntad de Dios obrar un milagro para cumplir Sus propósitos como lo hizo guardando la vida de Moisés, tenlo por seguro que Él lo hará en tu vida también. Pase lo que pase, la victoria ya es nuestra, porque aunque perdamos algo en esta vida, Dios está en control y siempre nos bendice con nuevas fuerzas.

Angela

Nota de Mara: os recomiendo una serie sobre Los Diez Mandamientos, donde, con algunas libertades artísticas (la Biblia no cuenta detalles) nos muestra la historia de Jocabed y sus 3 hijos. De la serie son las fotos presentadas en esta publicación:

Capítulo 1:

Todos los otros capítulos:

El Milagro de Nuestra Señora del Rayo

Foto tomada por el autor en el santuario

El 13 de agosto de 1807 fue una noche para recordar en el convento dominico de Jesús María en Guadalajara, la segunda ciudad más grande de México. La iglesia de Jesús María está a cinco minutos a pie de la gigantesca Catedral de Guadalajara y del zócalo (la plaza central de la ciudad). Guadalajara se encuentra en la parte occidental del país en el estado de Jalisco. La elegante ciudad se jacta de un clima ideal y es popular entre muchos turistas estadounidenses y canadienses.

A las 2:30 de la madrugada estalló una violenta tormenta eléctrica. Esta era una ocurrencia común en la «temporada de lluvias» en esta zona de México, durante los meses de julio a octubre. Desde 1792 las monjas habían vivido en el convento pacíficamente y sin incidentes. Todo esto iba a cambiar.

Mientras las monjas dormían en sus cuartos en esta fatídica noche, la tormenta arrasó con toda su fuerza. El trueno rodó y crujió por todo el cielo; la lluvia golpeó las ventanas. Un tremendo choque sacudió el convento hasta sus cimientos, despertando a todos.

¡En el dormitorio un rayo había golpeado la estatua de Nuestra Señora! El humo llenaba la habitación y el olor a leña quemada estaba en todas partes: ¡el convento estaba en llamas! Las monjas aterrorizadas huyeron por sus vidas.

Una vez extinguido el fuego de forma segura, las monjas regresaron al convento para evaluar los daños. Una triste visión se encontró con sus ojos: la estatua de María fue dañada irreparablemente. Sus ojos de cristal habían sido destrozados y su cara había sido ennegrecida. El rosario de perlas que rodeaba la imagen ahora era negro y retorcido.

El Niño Jesús en los brazos de su madre, sin embargo, resultó completamente ileso, al igual que las dos pinturas colgadas en la pared a cada lado de la estatua, la de Santo Domingo y la otra de la Santísima Trinidad. Una de las monjas que dormía a centímetros de la estatua, escapó ilesa, al igual que el resto de las monjas en el dormitorio.

Al día siguiente se ofreció una Misa de Acción de Gracias en inmensa gratitud a Nuestra Señora por su protección. ¡Esta era, después de todo, una orden de monjas, dedicada a Nuestra Señora! La estatua de Nuestra Señora fue relegada a un lugar de honor en la capilla del convento.

Sin embargo, este no es el final de la historia.

Cinco días después, el 18 de agosto de 1807, dos obreros y algunas de las monjas estaban en la capilla a media tarde. Sin previo aviso, la capilla se volvió tan negra como la noche. Otra tormenta estaba en camino.

Ante los ojos sorprendidos de los espectadores, la estatua de María comenzó a brillar con un intenso resplandor «sobrenatural». Los ocupantes de la capilla quedaron estupefactos. Petrificado. Querían salir de la habitación, pero se encontraron incapaces de moverse. Hipnotizados, todos estaban de pie como si «se convirtieran en piedra», con los ojos clavados en la imagen. Fue en este momento que la priora y el resto de las monjas entraron en la capilla de las Vísperas. ¡Uno solo puede imaginar su sorpresa!

En los momentos siguientes, un fuerte trueno rugió a través de la capilla, seguido de un «extraordinario» relámpago. Toda la capilla se iluminó con una luz inusual y brillante. El drama apenas comenzaba. ¡La iluminación golpeó la estatua una vez más!

Varias veces la estatua cambió de color, de rosa rosado a blanco, y luego de nuevo. Finalmente, después de unos minutos reanudó su color normal. Como si esto no fuera suficiente, los ojos que habían sido destrozados, se abrieron y se volvieron tan brillantes como los diamantes.

Los rasgos ennegrecidos del rostro de Nuestra Señora se transformaron en un color rosado-melocotón; de hecho, ¡toda la estatua se veía más hermosa de lo que había sido originalmente! El Rosario, que se había ennegrecido y distorsionado por el primer rayo, fue perfectamente restaurado por el segundo.

Estos hechos fueron verificados por una investigación oficial realizada por el capellán de la Iglesia de Jesús María, don Manuel Cervino, y el futuro obispo del estado de Michoacán, don José María Gómez y Villaseñor. La devoción a Nuestra Señora del Rayo creció exponencialmente a medida que los eventos del 18 de agosto se hicieron públicos.

Se hizo conocida por sus poderes curativos de intercesión. Uno de los muchos milagros de curación que se le atribuyeron fue la curación de una joven monja del convento. A la edad de 22 años, Cecilia de San Cayetano había enfermado con una fiebre que dejó su columna vertebral paralizada. Durante ocho años recibió tratamiento de los mejores médicos de la ciudad.

En agosto de 1850 su médico personal le dijo: «Lo siento mucho, pero no puedo hacer absolutamente nada más para ayudarte». Ya no podía caminar y tenía un dolor constante. El 17 de diciembre de 1850, experimentó un impulso irresistible de visitar a Nuestra Señora del Rayo en la capilla. Con la ayuda de la subaprioresa, navegó su agónico camino hasta los pies de la estatua de Nuestra Señora, donde se desplomó casi inconsciente.

Una sensación de abatimiento la abrumó. Solo más tarde confesó que había sufrido la depresión más dolorosa durante los años de su enfermedad. Dijo que su único consuelo era «poner su corazón afligido en las manos de la Santísima Virgen al pie de la cruz».

En este día de diciembre oró: «Oh, restaura mi salud, buena Madre, porque si continúo así, temo por mi salvación».

¡En cuestión de minutos, estaba caminando! Caminó sin ayuda de regreso a su habitación por primera vez en ocho años. Dos monjas asombradas la siguieron. No solo caminaba, sino que pronto daba dos pasos a la vez hasta el refectorio del convento. «¡Mírenme, hermanas! ¿Quién creería que soy yo?» Vivió otros 20 años en perfecto estado de salud.

Otra cura notable fue la de doña Micaela Contreras quien fue curada instantáneamente el 17 de septiembre de 1856, después de sufrir parálisis durante 32 años.

Nuestra Señora del Rayo ha recibido la aprobación de la Iglesia en los niveles más altos. Fue coronada pontificiamente (distinción singular otorgada a pocas estatuas) con la autorización del Papa Pío XII en 1940, en la Catedral de Guadalajara. El sexto arzobispo de la ciudad, don José Garibi Rivera, actuó como delegado papal.

La majestuosa estatua tiene 41 «de altura y los ojos tienen un ligero tono hacia abajo. Ella lleva al Niño Jesús en su brazo izquierdo. Tanto la Madre como el Niño están vestidos con vestimentas elaboradamente adornadas y coronas de oro tachonadas con gemas y perlas preciosas. La exquisita estatua milagrosa se puede ver en la Iglesia de Jesús María hoy. Ella es muy querida en Guadalajara e innumerables testimonios en el santuario dan testimonio de su poderosa intercesión.

A lo largo de los años, Nuestra Señora del Rayo ha adquirido dos nuevos títulos: se ha hecho conocida como la principal defensora de los que no tienen trabajo y de los que tienen necesidades urgentes. ¡Casi podría llamarse la Santa Judas de Jalisco!

¡No más ministros extraordinarios de la eucaristía, ni más comuniones en la mano!

¡No más ministros extraordinarios de la eucaristía, ni más comuniones en la mano! «Hijitos de mi corazón, Pequeños míos, se están cometiendo muchos sacrilegios con la Santa Eucaristía. Mi Hijo está siendo ultrajado en su Divinidad por las manos indignas e impuras de mis hijos laicos. ¡Cómo Madre del Hijo de Dios y Madre de la humanidad, os pido mis hijos predilectos que paréis esta abominación! ¡No más ministros extraordinarios de la eucaristía, ni más comuniones en la mano! El Cuerpo y la Sangre de mi Hijo, están siendo ultrajados por muchos laicos que se están tomando atribuciones que solo le corresponden a los Sacerdotes y demás Ministros consagrados como son: el Papa, los Cardenales y Obispos. Ninguna mano que no esté consagrada por el Ministerio Sacerdotal, puede tocar a mi Hijo…» (Lea el mensaje completo)

Juan Pablo II: ”No puedo estar a favor de la Comunión en la mano y tampoco la puedo recomendar …El sacerdote tiene una responsabilidad primordial como ‘siervo de la Santa Eucaristía y de todas las Formas Santas’, primordial porque es completa. El tocar las Creaciones Santas es un privilegio de los ordenados”(Dominicae Cenae II) «La comunión en la mano la introdujo la jerarquía modernista sin autorización de la Santa Sede (cardenal Suenens en Holanda etc). Pablo VI se opuso tenazmente a permitirla pero decidió otorgar un indulto sólo donde el uso estaba ya arraigado para evitar una desobediencia generalizada.»

Monseñor Juan Rodolfo Laise, Obispo argentino afirma: «Conozco la historia de la comunión en la mano, fue reintroducida clandestinamente, difundida en base a equívocos, y confirmada por medio de desobediencias inquebrantables… (al Santo Padre), imponiendo a lo largo de veintisiete años un uso al que el Papa no quería autorizar por considerarlo peligroso para el bien de la Iglesia, hasta que lograron finalmente que se extendiera por casi todo el mundo.»

Jesús a Catalina Rivas, (vidente estigmatizada. Nihil obstat por Mons. R. Fernández, Arzobispo boliviano)“No son ni 10 ni 20 los verdugos que destrozan Mi Cuerpo, son muchísimas las manos que lastiman Mi Cuerpo recibiendo la Comunión en la mano, -el trabajo sacrílego de satanás-.”

Mensaje de Jesucristo a Catalina Rivas sobre la Comunión en la BOCA – «A quienes NO reciban en su MANO Mi Propio Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, Yo Prometo colmarles de Mis Bendiciones en sus manos, corazón, alma y en todo su ser. 2.- Les prometo muchísimas más gracias en la vida terrena, y las consiguientes mayores garantías de salvación y aumento de Gloria esencial y accidental, por todo su vivir eterno Conmigo en el Cielo. 3.- Me sentirán en la Comunión tan en todo su ser y con tantísima plenitud, que se les quite el deseo natural de tocarme. Estos, harán siempre mucho mayor bien a las almas; en cambio, los que insistan en tomarme, en la mano, estarán endurecidos en muchas cosas hacia Mi Voluntad, y oscurecidos sobre Mi Propio gusto, Mi Propia Predicación y Mi Propio Magisterio.»

Jesús a Giuliana Crescio, diciembre de 1989: «No deseo ser tomado en vuestras manos. ¡No deseo ser tomado en vuestras manos! Yo el pan vivo, la sangre viva, aquella sangre derramada por vosotros, yo soy pan, pero para vuestra alma. A los apóstoles les di el pan ¡vosotros no sois sacerdotes, no podéis tocarme!»

Algunas almas del Purgatorio le dicen a María Simma (vidente de las ánimas) que el pecado por el cual tienen que sufrir más, es por haber comulgado en la mano. María explica: en condiciones normales, sólo las manos consagradas de los sacerdotes pueden distribuir la Comunión. Salvo en “circunstancias extraordinarias”. ”Extraordinarias” no se refiere a la diferencia entre que los fieles deban esperar dos minutos en lugar de diez para recibir la Comunión. (Hoy laicos o sacerdotes tienen prisa para todo) Un día una mujer que repartía la Comunión instaba a otras mujeres a que obraran igual, falleció. Antes del funeral, el ataúd estaba abierto para que se despidieran la familia y los amigos. Después se cerró. Pero un pariente cercano llegó tarde y le pidió al sacerdote que lo abriera para poder despedirse de la difunta. El sacerdote levantó la tapa y miró adentro. Varios vieron que las manos de la mujer se habían vuelto de color negro. Este signo, para mí, como para el resto, fue la confirmación de Dios de que las manos no consagradas no pueden distribuir a Jesús durante la Comunión“.

María Simma liberó a, 40 o 50 sacerdotes y obispos del Purgatorio, la mayoría por promover la Comunión en la mano u otras irreverencias. Ella llama a la Comunión en la mano “la obra del diablo.”.Muchos están por faltas de obediencia al Santo Padre, faltas de amor hacia la Santa Misa, faltas de amor a la oración y el ayuno, no haber leído el breviario, y repito, por la Comunión en la mano…” . Las almas del Purgatorio me han dicho que ningún Papa hasta hoy ha apoyado la Comunión en la mano, rito que fue fomentado por un grupo de cardenales y obispos. Todos los Papas, sabían muy bien que la Comunión en la mano estaba en contra de la veneración del más Sagrado de los Sagrados .”… Conozco a una mujer muy buena que dudaba sobre esto y simplemente le pidió al mismo Jesús que le enviara una señal clara para poder aclararse. ¡Jesús así lo hizo! La próxima vez que fue a recibir la Comunión el sacerdote, puso la Eucaristía en la palma de su mano. Tan pronto como la puso allí, la Hostia se elevó de su mano, subió y desapareció en el aire. Este pequeño milagro también fue presenciado por varios testigos…”

1976 (Incorrupta) Cuando esta chica de 16 años de una piadosa familia alemana, fue repentinamente afligida por una posesión demoníaca, el demonio (durante un exorcismo ordenado por el obispo local) fue obligado a decir lo siguiente: “La cosa (Hostia Consagrada) no se debe colocar en las manos. Los sacerdotes deben tener valor. Los laicos no deben distribuirla. Durante la distribución de esa cosa (Santa Comunión) deben arrodillarse. Por mandato de aquella (señalando una estatua de la Virgen que estaba cerca) la Comunión en la mano debe abolirse porque es obra mía. El obispo debe prohibir la Comunión en la mano, si lo puede lograr”.

_ _ _ Del libro Dadme de beber 2008: Dice Jesús: “Todo esta habilitado para la profanación y el sacrilegio, y a Mis ministros no les importa, ellos viven cómodos así. Los laicos dan la Comunión y llegará un día en que el Santo Sacrificio de la Cruz también lo degraden de tal forma que Me impidan bajar a la Hostia.»

_ _ _ Se puede citar lo siguiente de un Plan Masónico del año 1925: “¿Cómo se puede lograr que los fieles ya no crean en la presencia real de Jesús en la Eucaristía?… Primeramente hay que hacer que la gente en todas partes reciba la Comunión de pie y después colocar la Hostia en sus manos. Preparados de esta manera llegarán a ver a la Hostia como un símbolo de convivencia fraterna”. *Indirectamente, la Comunión en la mano ha contribuido también a que los Sagrarios ya no se encuentren en el centro de las iglesias sino en un área lateral, o en otra sala. Esto ha llevado a que ya no haya reclinatorios en muchos templos de Occidente.

_ _ _ Con la práctica de la Comunión en la mano es cierta la profanación del Santísimo Sacramento. La norma de la Iglesia Católica sigue siendo comulgar en la boca. La única forma agradable a Dios de recibir la Comunión es de rodillas y en la boca, o de pie pero siempre en la boca y de manos de un Sacerdote únicamente. San Francisco de Asís: «Sólo ellos, (los sacerdotes), deben administrarlo, y no otros.» (Carta 2ª, a todos los fieles, 3.5)

_ _ _ Cuando se oye el argumento “La Iglesia lo ha permitido”, recuerde que ustedes son la Iglesia y no las burocracias, desobedientes y traidoras que se encuentran en algún lugar lejano e inaccesible. La Iglesia no lo ha permitido sino lo ha tolerado bajo presión solamente.

_ _ _ Santa Brígida de Suecia, 1373: “Mira, hija Mía, les dejé a Mis sacerdotes cinco dones… y el quinto, el privilegio de tocar Mí Carne Santísima con sus manos.”

_ _ _ Mártir y Santo Cardenal John Fisher † 1535. “Los tiempos de florecimiento o colapso dentro de la historia de la Iglesia siempre fueron asociados con el manejo de la Santa Eucaristía.”

¿El «período de paz» ya sucedió?

Recientemente, hicimos la importante pregunta de si la consagración solicitada por Nuestra Señora de Fátima se hizo como se nos pidió (ver ¿Sucedió la Consagración de Rusia?). Porque parecía que el mismo «período de paz» y el futuro del mundo entero dependían del cumplimiento de sus peticiones. Como dijo Nuestra Señora:

[Rusia] extenderá sus errores por todo el mundo, causando guerras y persecuciones de la Iglesia. El bien será martirizado; el Santo Padre tendrá mucho que sufrir; varias naciones serán aniquiladas … Para evitar esto, vendré a pedir la consagración de Rusia a Mi Inmaculado Corazón, y la Comunión de reparación los primeros sábados. Si mis peticiones son atendidas, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, extenderá sus errores por todo el mundo … Al final, Mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, y ella se convertirá, y se concederá al mundo un período de paz. —la vidente Sor Lucía en una carta al Santo Padre, 12 de mayo de 1982; El mensaje de Fátimavatican.va

Según un informe reciente, la Sierva de Dios Sor Lucía de Jesús dos Santos de Fátima había concluido personalmente que «el colapso del comunismo en los territorios controlados por los soviéticos constituyó un «período de paz» predicho durante las apariciones si se cumplía la consagración. Ella dijo que esta paz se refería a las tensiones muy disminuidas entre la Unión Soviética (o ahora solo «Rusia») y el resto del mundo. Fue un «período» de tiempo que se había previsto, dijo, no una «era» (como muchos han interpretado el mensaje).[1]

¿Es este realmente el caso, y es la interpretación de Sor Lucía la última palabra?

La interpretación de la profecía

La «consagración» a la que se refería era la del Papa Juan Pablo II cuando «confió» el mundo entero a Nuestra Señora en 1984, pero sin mencionar a Rusia. Desde entonces, se ha producido un debate sobre si la consagración fue completa o fue una encomienda «imperfecta». Una vez más, según Sor Lucía, la consagración se cumplió, se cumplió el «período de paz» y, por lo tanto, también se sigue, el Triunfo del Inmaculado Corazón, aunque ella dijo que el Triunfo fue un «proceso continuo».[2]

Si bien las palabras de Sor Lucía son importantes a este respecto, la interpretación final de la profecía auténtica pertenece en su conjunto al Cuerpo de Cristo, en unión con el Magisterio.

Guiado por el Magisterio de la Iglesia, el sensus fidelium [sentido de los fieles] sabe discernir y acoger en estas revelaciones todo lo que constituye una auténtica llamada de Cristo o de sus santos a la Iglesia. —Catecismo de la Iglesia Católica, n. 67

En ese sentido, nos dirigimos especialmente a los papas, que son la autoridad visible de Cristo en la tierra.

Os exhortamos a escuchar con sencillez de corazón y sinceridad de mente las saludables advertencias de la Madre de Dios… Los Romanos Pontífices… Si se les instituye a los guardianes e intérpretes de la Revelación divina, contenida en la Sagrada Escritura y en la Tradición, también tienen como deber recomendar a la atención de los fieles —cuando, después de un examen responsable, lo juzgan por el bien común— las luces sobrenaturales que ha complacido a Dios dispensar libremente a ciertas almas privilegiadas, no para proponer nuevas doctrinas, sino para guiarnos en nuestra conducta. —PAPA SAN JUAN XXIII, Mensaje radiofónico papal, 18 de febrero de 1959; L’Osservatore Romano

En este sentido, no hay indicios de que el propio Papa Juan Pablo II viera el final de la Guerra Fría como el «período de paz» prometido en Fátima. Al contrario

[Juan Pablo II] ciertamente alberga una gran expectativa de que el milenio de divisiones será seguido por un milenio de unificaciones… que todas las catástrofes de nuestro siglo, todas sus lágrimas, como dice el Papa, serán atrapadas al final y convertidas en un nuevo comienzo. —Cardenal Joseph Ratzinger (PAPA BENEDICTO XVI), Sal de la Tierra, Una entrevista con Peter Seewald, p. 237

Solo una mirada superficial de los asuntos globales después del final de la Guerra Fría sugeriría cualquier cosa menos un «período de paz» y ciertamente sin fin a la trágica inundación de lágrimas. Desde 1989, ha habido al menos siete genocidios a partir de principios de la década de 1990.[3] e innumerables limpiezas microétnicas.[4] Los actos de terrorismo continuaron extendiéndose culminando en el «911» en 2001, lo que llevó a la Guerra del Golfo, matando a cientos de miles. La consiguiente desestabilización del Medio Oriente produjo las organizaciones terroristas Al Quaeda, ISIS, y la consiguiente propagación del terror global, las migraciones masivas y un virtual vaciamiento de cristianos del Medio Oriente. En China y Corea del Norte, nunca hubo una tregua en la persecución, lo que llevó al Papa Francisco a afirmar que sigue habiendo más mártires este siglo pasado que los primeros siglos diecinueve combinados. Y como ya se ha dicho, no ha habido paz en el vientre materno a medida que la Guerra Fría sobre los no nacidos ha continuado, solo para extenderse ahora a los enfermos, ancianos y enfermos mentales a través de la eutanasia.

¿Fue esa realmente la «paz» y el «triunfo» prometidos por Nuestra Señora?

Es legítimo conjeturar que, al reevaluar el acto de Juan Pablo II en 1984, Sor Lucía se dejó influenciar por la atmósfera de optimismo que se extendió en el mundo después del colapso del Imperio Soviético. Cabe señalar que Sor Lucía no gozó del carisma de la infalibilidad en la interpretación del elevado mensaje que recibió. Por lo tanto, corresponde a los historiadores, teólogos y pastores de la Iglesia analizar la coherencia de estas declaraciones, recogidas por el cardenal Bertone, con las declaraciones anteriores de la propia hermana Lucía. Sin embargo, una cosa está clara: los frutos de la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María, anunciada por Nuestra Señora, están lejos de haberse materializado. No hay paz en el mundo. —Padre David Francisquini, publicado en la revista brasileña Revista Catolicismo (Nº 836, Agosto/2020): «A consagração da Rússia foi efetivada como Nossa Senhora pediu?» [«¿Se llevó a cabo la consagración de Rusia como nuestra Señora lo pidió?»]; cf. onepeterfive.com

 El Magisterio: un cambio de época

En verdad, San Juan Pablo II esperaba de hecho un cambio de época en el mundo. Y esto lo equiparó a ser una verdadera «era» de paz, que confió a los jóvenes para anunciar:

Los jóvenes han demostrado ser para Roma y para la Iglesia un don especial del Espíritu de Dios… No dudé en pedirles que hicieran una elección radical de fe y vida y les presentara una tarea estupenda: convertirse en «vigilantes de la mañana» en los albores del nuevo milenio. —PAPA JUAN PABLO II, Novo Millennio Inuente, n.9

… vigilantes que proclaman al mundo un nuevo amanecer de esperanza, fraternidad y paz. —PAPA JUAN PABLO II, Discurso al Movimiento Juvenil Guanelli, 20 de abril de 2002, www.vatican.va

Una vez más, en una audiencia general el 10 de septiembre de 2003, dijo:

Después de la purificación a través de la prueba y el sufrimiento, el amanecer de una nueva era está a punto de romperse.  PAPA SAN JUAN PABLO II, Audiencia general, 10 de septiembre de 2003

El cardenal Mario Luigi Ciappi fue el teólogo papal de Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, así como de San Juan Pablo II. Nueve años después del colapso de la Unión Soviética, afirmaría que el «período de paz» prometido por Nuestra Señora de Fátima es todavía un evento futuro de proporciones cósmicas.

Sí, se prometió un milagro en Fátima, el milagro más grande en la historia del mundo, solo superado por la Resurrección. Y ese milagro será una era de paz que nunca antes se había concedido al mundo. —Catecismo Familiar, (9 de septiembre de 1993), p. 35

En el año 2000, San Juan Pablo II usaría esas mismas palabras:

Dios ama a todos los hombres y mujeres en la tierra y les da la esperanza de una nueva era, una era de paz. Su amor, plenamente revelado en el Hijo Encarnado, es el fundamento de la paz universal. Cuando se acoge en lo más profundo del corazón humano, este amor reconcilia a las personas con Dios y consigo mismas, renueva las relaciones humanas y despierta ese deseo de fraternidad capaz de desterrar la tentación de la violencia y la guerra. El gran jubileo está inseparablemente ligado a este mensaje de amor y reconciliación, mensaje que da voz a las aspiraciones más verdaderas de la humanidad de hoy. —PAPA JUAN PABLO II, Mensaje del Papa Juan Pablo II para la celebración de la Jornada Mundial de la Paz, 1 de enero de 2000

Para el que seguía el hilo profético de los pontífices, esto no era nada nuevo. Cien años antes, el Papa León XIII proclamó que iba a llegar un período de paz que marcaría el final del conflicto:

Finalmente será posible que nuestras muchas heridas sean sanadas y toda justicia brote de nuevo con la esperanza de una autoridad restaurada; que los esplendores de la paz se renueven, y las espadas y los brazos caigan de la mano y cuando todos los hombres reconozcan el imperio de Cristo y obedezcan voluntariamente Su palabra, y cada lengua confesará que el Señor Jesús está en la Gloria del Padre. —PAPA LEÓN XIII, Annum SacrumSobre la consagración al Sagrado Corazón, 25 de mayo de 1899

El Papa Francisco se haría eco de esas palabras más de un siglo después:

… [la] peregrinación de todo el Pueblo de Dios; y por su luz, incluso los demás pueblos pueden caminar hacia el Reino de la justicia, hacia el Reino de la paz. ¡Qué gran día será, cuando las armas serán desmanteladas para ser transformadas en instrumentos de trabajo! ¡Y esto es posible! Apostamos a la esperanza, a la esperanza de la paz, y será posible. —PAPA FRANCISCO, Domingo Ángelus, 1 de diciembre de 2013; Agencia Católica de Noticias, 2 de diciembre de 2013

Francisco vinculó este «Reino de paz» precisamente a la misión de la Madre de Dios:

Imploramos la intercesión materna [de María] para que la Iglesia se convierta en un hogar para muchos pueblos, una madre para todos los pueblos, y que se abra el camino al nacimiento de un mundo nuevo. Es Cristo resucitado quien nos dice, con un poder que nos llena de confianza y de esperanza inquebrantable: «He aquí, yo hago nuevas todas las cosas» (Ap 21, 5). Con María avanzamos con confianza hacia el cumplimiento de esta promesa… —PAPA FRANCISCO, Evangelii Gaudium, n. 288

Su predecesor, el Papa Pío XI, también habló de un futuro cambio de era que se equipararía a la paz real, no solo al alivio cosmético en las tensiones políticas:

Cuando llegue, resultará ser una hora solemne, una grande con consecuencias no sólo para la restauración del Reino de Cristo, sino para la pacificación de… el mundo. Oramos fervientemente, y pedimos a otros que oren por esta tan deseada pacificación de la sociedad. —PAPA PÍO XI, Ubi Arcani dei Consilioi «Sobre la paz de Cristo en su Reino», 23 de diciembre de 1922

Se hacía eco de su predecesor, San Pío X, quien también predijo la «restauración de todas las cosas en Cristo» después del fin de la «apostasía» y el reinado del «Hijo de la Perdición». Claramente, nada de esto ha ocurrido todavía, ni mucho de lo que él imaginó: que la verdadera paz significaría que la Iglesia ya no tiene que «trabajar» dentro de los límites del tiempo y la historia de la salvación. Los Padres de la Iglesia Primitiva llamaron a esto un «descanso sabático» antes del fin del mundo. De hecho, San Pablo enseñó que «todavía queda un descanso sabático para el Pueblo de Dios».[5]

¡Oh! cuando en cada ciudad y pueblo se observe fielmente la ley del Señor, cuando se muestre respeto por las cosas sagradas, cuando se frecuenten los sacramentos y se cumplan las ordenanzas de la vida cristiana, ciertamente no habrá más necesidad de que trabajemos más para ver todas las cosas restauradas en Cristo … ¿Y entonces? Entonces, por fin, quedará claro para todos que la Iglesia, tal como fue instituida por Cristo, debe disfrutar de plena y completa libertad e independencia de todo dominio extranjero. «Romperá las cabezas de sus enemigos», para que todos sepan «que Dios es el rey de toda la tierra», «para que los gentiles se sepan hombres». Todo esto, Venerables Hermanos, Creemos y esperamos con fe inquebrantable. —PAPA PÍO X, E Supremi, Encíclica «Sobre la restauración de todas las cosas», n.14, 6-7

Luego, el Papa Benedicto XVI arrojó más luz sobre el mensaje de Fátima sugiriendo que nuestras oraciones por el Triunfo del Inmaculado Corazón no eran una mera pausa en las tensiones globales, sino por la venida del Reino de Cristo:

… [orar por el triunfo] es equivalente en significado a nuestra oración por la venida del Reino de Dios… —PAPA BENEDICTO XVI, Luz del Mundo, p. 166, Una conversación con Peter Seewald

Si bien admitió en esa entrevista que «puede ser demasiado racionalista … para expresar cualquier expectativa de mi parte de que va a haber un gran cambio y que la historia de repente tomará un curso totalmente diferente», su llamado profético en la Jornada Mundial de la Juventud en Sydney, Australia, dos años antes sugirió un optimismo profético en consonancia con sus predecesores:

Empoderados por el Espíritu, y basándose en la rica visión de la fe, una nueva generación de cristianos está siendo llamada a ayudar a construir un mundo en el que el don de la vida de Dios sea bienvenido, respetado y apreciado, no rechazado, temido como una amenaza y destruido. Una nueva era en la que el amor no es codicioso ni egoísta, sino puro, fiel y genuinamente libre, abierto a los demás, respetuoso de su dignidad, buscando su bien, irradiando alegría y belleza. Una nueva era en la que la esperanza nos libera de la superficialidad, la apatía y el ensimismamiento que amortiguan nuestras almas y envenenan nuestras relaciones. Queridos jóvenes amigos, el Señor os está pidiendo que seáis profetas de esta nueva era… —PAPA BENEDICTO XVI, Homilía, Jornada Mundial de la Juventud, Sídney, Australia, 20 de julio de 2008

El consenso: aún no

Como se señaló anteriormente, el consenso profético de otros videntes en el mundo sugiere que la interpretación de Sor Lucía del «período de paz» puede simplemente no ser correcta. El difunto P. Stefano Gobbi, cuyos escritos no han sido formalmente aprobados ni condenados,[6] pero que llevan el Imprimatur del Magisterio, fue un amigo cercano de Juan Pablo II. Menos de un año después del colapso de las estructuras del comunismo en el Este, Nuestra Señora supuestamente dio una visión diferente a la de Sor Lucía que refleja de cerca nuestra realidad actual y retrospectiva:

Rusia no ha sido consagrada a mí por el Papa junto con todos los obispos y, por lo tanto, no ha recibido la gracia de la conversión y ha extendido sus errores por todas partes del mundo, provocando guerras, violencia, revoluciones sangrientas y persecuciones de la Iglesia y del Santo Padre. —entregado al P. Stefano Gobbi en Fátima, Portugal, el 13 de mayo de 1990, en el aniversario de la Primera Aparición allí; con Imprimatur; cf. countdowntothekingdom.com

Otros videntes han recibido mensajes similares de que la consagración no se ha hecho correctamente, y por lo tanto, el «período de paz» no se ha realizado, incluyendo Luz de Maria de Bonilla, Gisella Cardia, Christiana Agbo y Verne Dagenais. Vea ¿Ocurrió la consagración de Rusia?

Lo que es cierto es que el consenso profético en todo el mundo, desde los profetas hasta los papas, es que aún no ha llegado una Era de Paz dentro del tiempo y antes de la eternidad.[7] Que esta Era es la misma extensión de tiempo que el «período de paz» prometido en Fátima es ciertamente todavía un tema de debate, aunque tal vez cada vez menos (ver Fátima y el Apocalipsis). El llamado a la penitencia, los primeros sábados, la consagración de Rusia, el Rosario, etc. no fueron simplemente un llamado renovado a la devoción, sino un camino hacia la paz global para poner fin virtualmente a la propagación de los errores de Rusia (encarnados en el comunismo) y cesar la «aniquilación» de las naciones.

Si el «período de paz» ha ido y venido en medio del flujo continuo de sangre y violencia, uno podría ser perdonado por haberlo perdido.

—Mark Mallett es el autor de The Final Confrontation The Now Word y es cofundador de Countdown to the Kingdom.

Notas

↑1Espíritu Diariofebrero 10th, 2021
↑2Ella dijo que el Triunfo del Inmaculado Corazón de Nuestra Señora había comenzado, pero era (en palabras del intérprete, Carlos Evaristo) un «proceso continuo». cf. Spirit Daily10 de febrero de 2021
↑3wikipedia.org
↑4wikipedia.org
↑5Heb 4:9
↑6cf. «En defensa de la ortodoxia del Movimiento Sacerdotal Mariano», catholicculture.org
↑7cf. Repensar el fin de los tiempos y cómo se perdió la era

Cuando San José aparece misteriosamente

Gaspard Ricard era un joven pastor, de solo 22 años, y pasaba sus días cuidando a su rebaño en el Monte Besillon, cerca de la ciudad de Cotignac, en el sur de Francia. Fue un verano sofocante en el año 1660. El joven Gaspard era un francés ordinario y en su humildad no esperaba que estuviera a punto de encontrarse con el Santo que Dios Padre había confiado a su Hijo. Aunque, Gaspard era un pastor y son especialmente favorecidos con las visiones celestiales.

Un día especialmente caluroso, Gaspard bebió su frasco de agua seca. En el calor debilitante, descubrió que se estaba muriendo de sed. No se atrevió a dejar su ganado, eso habría significado cierta ruina. Pero estaba peligrosamente deshidratado. De repente, un hombre alto que tenía un porte noble se le acercó y le dijo: «Yo soy José». Había una roca cerca de Gaspard y José dijo: «Levanta esta roca y beberás». La orden molestó a Gaspard, quien protestó porque no era lo suficientemente fuerte como para moverla. José repitió: «Levanta esta roca». Gaspard manejó la roca y, para su asombro, descubrió que rodaba la roca con facilidad. En ese mismo segundo, el agua pura brotó del lugar donde la roca había sido estacionada. Gaspard se llenó de agua y se volvió para agradecer al hombre de porte real, pero el hombre había desaparecido.

El joven pastor estaba tan asombrado que aceleró a la ciudad de Cotignac y les contó a los lugareños todo lo que había sucedido. Quedaron impresionados por su sinceridad y lo siguieron hasta el pasto donde un manantial brotaba agua pura. Su atención estaba remachada por la roca que dudaban que Gaspard pudiera haber movido por su cuenta. Sus sospechas resultaron correctas porque se necesitaron 8 hombres fuertes para moverlo. ¡Entonces se dio cuenta Gaspard de que el hombre alto con la presencia dominante era San José!

Las noticias de esta primavera sobrenatural recorrieron toda Francia. Pronto, la gente viajaba en sus caballos y buggies (este era el año 1660) desde toda Francia para ver esta primavera especial. Fue el sitio de curaciones milagrosas, y he tratado de encontrar relatos de tales milagros, pero en vano. Las curaciones de cuerpo y alma que estaban teniendo lugar en la primavera se convirtieron en una sensación nacional, ¡e incluso impresionaron al Rey de Francia! El rey Luis XIV se inspiró para consagrar a la hija mayor de la Iglesia, la belle France a San José y el rey lo hizo el 19 de marzo de 1661, solo 9 meses después de que San José se apareciera al joven Gaspard en junio de 1660. Revisé para ver si San José apareció en su día, que es el miércoles, pero vino a Gaspard el lunes 7 de junio.

El relato de la primavera sobrenatural que se descubrió cuando la roca fue removida me recuerda un evento en mi propia vida que en realidad me sorprendió un poco y que he tardado en compartir porque he necesitado tiempo para darle sentido. Compramos una mesa de café de un maestro artista francés, es una rebanada del tronco de un árbol, que puede ver en la foto de abajo. Era una mesa excepcionalmente pesada y la encontramos durante el tiempo que estaba comenzando el año 2021 con una novena a San José. No podíamos levantarlo, y nos preguntábamos cómo lo conseguiríamos dentro, así que mientras rezaba a San José por grandes intenciones, le pregunté si podía ayudarnos a conseguir esta pesada mesa dentro de nuestra morada. Seguramente, una gracia llegó dos días después cuando hubo una reunión en nuestro lugar y un gran grupo de hombres pudieron mover la mesa dentro de la casa. A estos hombres jóvenes y atados les tomó mucho esfuerzo y sus manos estaban por toda la madera barnizada.

Pero estaba estacionado en nuestra alfombra justo a tiempo para que terminara el día 9 de la novena a San José. Inmediatamente después de ofrecer la oración, me senté a tomar un café negro (me gusta mi café amargo). Mientras mis manos revoloteaban sobre el borde de la mesa para recuperar mi taza, sentí 3 pinchazos. Sí, 3. Miré mi mano y vi lo que parecían gruesos pelos rubios pinchando mis dedos. Astillas. Miré con incredulidad porque me había preocupado por orar a San José debido a lo que metafóricamente me había referido como … astillas. En años pasados, había experimentado un sufrimiento inesperado después de la intercesión de San José, que debido a que era carpintero, había pensado que era inteligente llamar astillas. Y justo después de completar 9 días de oración a San José, tenía astillas que sobresalían de mi mano. Nadie más que manejaba la mesa había recibido astillas. Lo obtuvimos de Alex, un verdadero perfeccionista de París que es exigente en asegurarse de que cada mueble se lije hasta una suavidad sublime y luego un gran grupo de hombres había puesto sus manos a cada lado de la mesa para poder moverla y ninguno de ellos había sido pinchado por una astilla. Era casi como si San José me estuviera diciendo: «Dices que esperes astillas cuando contesto una oración, aquí hay algunas astillas».

Las astillas no salían tan fácilmente, eran como largas espinas y necesitábamos toda la luz de nuestros teléfonos entrenados en mi mano y unas pinzas para sacar la más terca que se había deslizado en mi pulgar. Sin embargo, para ser justos, dudo que estaría escribiendo esto si no hubiera testigos porque fácilmente podría parecer un mentiroso. Sin embargo, las astillas eran un pequeño sufrimiento, y era como si San José me estuviera diciendo que no tenía que temer sus astillas.

¡Que os deseo a vosotros y a los vuestros una muy feliz fiesta de san José!

El relato de la primavera sobrenatural en el Monte Bessillon fue informado por la Consagración a San José del Padre Donald Calloway, que puede obtener en la librería Spirit Daily.

Francisco corrige: Consagrará a la ‘Humanidad’

CIUDAD DEL VATICANO (LifeSiteNews) – Después de prometer consagrar Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María, el Papa Francisco ha dicho que consagrará la «humanidad» al Inmaculado Corazón.

Esto ha llevado a dudas sobre si la consagración del viernes cumplirá con las peticiones que la difunta hermana Lucía dos Santos de Fátima dijo que fueron hechas por la Santísima Virgen María en 1917 y 1929.

Después de la oración del Ángelus en la Plaza de San Pedro el domingo, Francisco dijo a la multitud: «Invito a todas las comunidades y a todos los fieles a unirse a mí el viernes 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación, al Solemne Acto de Consagración de la humanidad, especialmente Rusia y Ucrania, al Inmaculado Corazón de María, para que ella, la Reina de la Paz, nos ayude a obtener la paz».

Esto difiere del anuncio del 15 de marzo de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, que no mencionó la «humanidad» y dijo que «el Papa Francisco consagrará Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María».

El viernes 25 de marzo, durante la Celebración de la Penitencia que presidirá a las 17.00 horas en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco consagrará Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María. El mismo acto, el mismo día, será llevado a cabo en Fátima por Su Eminencia el Cardenal Krajewski, Limosnero Apostólico, como enviado del Santo Padre.

El anuncio del 15 de marzo se produjo después de un llamamiento hecho por los obispos católicos ucranianos al Papa Francisco para consagrar Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María «como lo solicitó la Santísima Virgen en Fátima».

Tras el anuncio del Vaticano del 15 de marzo, los fieles católicos expresaron su preocupación de que la consagración planificada aún no cumpla con los requisitos descritos por Nuestra Señora, es decir, que todos los obispos del mundo hagan la consagración en unión con el Pontífice.

Pero en una carta fechada el 17 de marzo, el Nuncio Apostólico en los Estados Unidos informó al Arzobispo José H. Gómez, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, que el Papa tenía la intención de invitar a todos los obispos del mundo a unirse a la consagración. Esto fue confirmado por el Vaticano al día siguiente.

La carta también mencionaba que el texto exacto de la consagración sería emitido a todos los obispos.

«En los próximos días, el Santo Padre dirigirá una carta de invitación a los obispos, adjuntando el texto de la Oración de Consagración en los diversos idiomas», se lee en la carta.

Aunque el texto de la consagración aún no se ha publicado, el comentario de Francisco el domingo parece indicar que el alcance de la consagración ahora se ha ampliado para incluir a toda la humanidad.

Según el medio de noticias católico alemán Katholisches.info, los funcionarios del Vaticano han presionado al Papa Francisco para que baje el tono del énfasis «eurocéntrico» de la consagración.

Esto podría suscitar más dudas con respecto a la consagración del próximo viernes, ya que muchos creen que no solo se debe mencionar explícitamente a Rusia, sino que también debe ser el objeto principal de la consagración.

Por estas razones, muchos católicos insisten en que la consagración del mundo del Papa Juan Pablo II en 1984 no cumplió con la petición del cielo.

Obediencia sobre la razón

«Ve y lávate siete veces en el Jordán,
y tu carne sanará, y estarás limpio».
Pero Naamán se fue enojado,
diciendo: «Pensé que seguramente saldría y se quedaría allí
para invocar al SEÑOR su Dios,
y movería su mano sobre el lugar,
y así curaría la lepra.
¿No son los ríos de Damasco, el Abana y el Farpar,
mejores que todas las aguas de Israel?
¿No podría lavarme en ellos y ser limpiado?»
Con esto, se dio la vuelta con ira y se fue. (Primera lectura de hoy)

Con el Papa Francisco en unión con los obispos del mundo dispuestos a consagrar Rusia (y Ucrania) al Inmaculado Corazón de María[1] — según la petición formulada en 1917 en Fátima — sin duda han surgido muchas preguntas. ¿Cuál es el punto? ¿Por qué esto marcaría la diferencia? ¿Cómo logrará esto la paz? Y además, ¿por qué Nuestra Señora también solicitó reparación por la devoción de los Cinco Primeros Sábados como parte del llamamiento para lograr el Triunfo de su corazón y un «período de paz»?

He respondido a algunas de estas preguntas en This is the Hour…. Sin embargo, la respuesta más simple es «Porque el Cielo nos lo ha pedido».

Porque mis pensamientos no son tus pensamientos,
ni tus caminos son mis caminos…
Porque así como los cielos son más altos que la tierra,
así también mis caminos son más altos que tus caminos,
mis pensamientos más altos que tus pensamientos. (Isaías 55:8-11)

Cuán oportunas, entonces, son las lecturas de la Misa de hoy mientras nos preparamos para esta Consagración de Rusia de acuerdo con las instrucciones explícitas de Nuestra Señora dadas a tres niños en Fátima. [2] Los paralelismos son sorprendentes.

Primero, también fue una niña quien reveló los planes de la Divina Providencia a Naamán, que estaba afligido por la lepra:

Ahora los arameos habían capturado en una incursión en la tierra de Israel
a una niña, que se convirtió en la sirvienta de la esposa de Naamán.
«Si tan solo mi maestro se presentara al profeta en Samaria»,
le dijo a su amante, «lo curaría de su lepra».

Naamán fue enviado con una carta al rey de Israel, que estaba perplejo por las instrucciones dadas por este niño.

Cuando leyó la carta,
el rey de Israel se rasgó las vestiduras y exclamó:
«¿Soy un dios con poder sobre la vida y la muerte,
para que este hombre me envíe a alguien para que me cure de la lepra?»

Así también, la niña Lucía (Sor Lucía) escribió una carta al Papa con las instrucciones de Nuestra Señora. Sin embargo, por razones que no se nos han hecho completamente explícitas, Papa tras Papa en el siglo pasado no lograron hacer la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María de acuerdo con sus instrucciones: Rusia, por su nombre, en unión con los obispos del mundo. De hecho, cuando el Papa Juan Pablo II estaba listo para hacerlo en 1984, el siguiente intercambio tuvo lugar según lo relatado por el difunto P. Gabriel Amorth:

Sor Lucía siempre dijo que Nuestra Señora pidió la Consagración de Rusia, y sólo Rusia… Pero el tiempo pasó y la consagración no se hizo, por lo que Nuestro Señor se sintió profundamente ofendido… Podemos influir en los acontecimientos. ¡Esto es un hecho! … Nuestro Señor se apareció a Sor Lucía y le dijo: «¡Harán la consagración, pero será tarde!» Siento escalofríos corriendo por mi columna vertebral cuando escucho esas palabras «será tarde». Nuestro Señor continúa diciendo: «La conversión de Rusia será un triunfo que será reconocido por el mundo entero»… Sí, en 1984 el Papa (Juan Pablo II) intentó tímidamente consagrar Rusia en la Plaza de San Pedro. Estuve allí a pocos metros de él porque yo era el organizador del evento… intentó la Consagración, pero a su alrededor había algunos políticos que le decían «¡no puedes nombrar a Rusia, no puedes!» Y volvió a preguntar: «¿Puedo nombrarlo?» Y dijeron: «¡No, no, no!» —P. Gabriel Amorth, entrevista con Fatima TV, noviembre de 2012; ver entrevista aquí

Pero el profeta Eliseo llama a Naamán para que venga a verlo, dándole las instrucciones de lavarse siete veces en el Jordán. Pero Naamán está enojado. ¿Qué le pasa a mis ríos? ¿Y por qué no lavarse una vez? De hecho, ¿por qué lavar? ¡Solo agita tu mano y déjame ir a casa! Aquí, Naamán sufre de una de las mayores enfermedades que ha infligido el siglo XXI: el racionalismo. [3] Incluso muchos en la Iglesia han dejado de creer en lo sobrenatural: en los milagros bíblicos y modernos, en la existencia de demonios y ángeles, en los carismas del Espíritu Santo, en las apariciones de Nuestro Señor y Señora, etc. ¿Por qué consagrar Rusia? ¿Por qué no solo un primer sábado en lugar de cinco? ¡¿Qué hará esto de todos modos?! Y así, nos vamos cínicos, perturbados, enojados.

Pero sus siervos se acercaron y razonaron con él.
«Padre mío», dijeron,
«si el profeta te hubiera dicho que hicieras algo extraordinario,
¿no lo habrías hecho?»

Como dice Jesús en el Evangelio de hoy:

«Amén, te digo,
ningún profeta es aceptado en su propio lugar natal… Cuando
la gente en la sinagoga escuchó esto,
todos se llenaron de furia.
Se levantaron, lo sacaron del pueblo…

Sí, nosotros también hemos expulsado a los profetas, nos hemos burlado, censurado y difamado. Hemos ridiculizado sus advertencias, rechazado su simplicidad y arrojado piedras a cualquiera que se atreva a considerarlas como verdad. Y por lo tanto, como dijo el P. Gabriel, las escalofriantes palabras «¡Harán la consagración, pero será tarde!» se han hecho realidad.

Como ya les he dicho, esta consagración se me hará cuando los acontecimientos sangrientos estén ahora en curso. —Nuestra Señora al P. Stefano Gobbi, 25 de marzo de 1984; «A los sacerdotes, hijos amados de Nuestra Señora»

Si bien es demasiado tarde para evitar la Gran Tormenta que ha comenzado a pasar sobre el mundo, este acto de obediencia por parte del Pontífice y los obispos del mundo sin duda ayudará a lograr el Triunfo del bien sobre el mal. ¿Cómo? No tengo idea, excepto que sabemos que Dios le ha dado a esta simple sierva, la Santísima Virgen María, el poder de aplastar la cabeza de la serpiente.[4]

En momentos en que el cristianismo mismo parecía estar bajo amenaza, su liberación se atribuyó al poder de esta oración [el Rosario], y Nuestra Señora del Rosario fue aclamada como aquella cuya intercesión trajo la salvación. Hoy confío de buen grado al poder de esta oración… la causa de la paz en el mundo y la causa de la familia. —PAPA SAN JUAN PABLO II, Rosarium Virginis Mariae, n. 39; vatican.va

En mi experiencia, hasta ahora he realizado 2.300 ritos de exorcismo, puedo decir que la invocación de la Santísima Virgen María a menudo provoca reacciones significativas en la persona que está siendo exorcizada… —Exorcista, P. Sante Babolin, Agencia Católica de Noticias, 28 de abril de 2017

Un día, un colega mío escuchó al diablo decir durante un exorcismo: «Cada Ave María es como un golpe en mi cabeza. Si los cristianos supieran cuán poderoso es el Rosario, sería mi fin». —El difunto P. Gabriel Amorth, Exorcista Jefe de Roma, Eco de María, Reina de la Paz, edición marzo-abril, 2003

Sin duda, la humildad y la obediencia de María deshicieron por completo la obra del orgullo y la desobediencia de Satanás, y por lo tanto, ella es el objeto de su odio. Es por eso que la consagración a ella, ya sea personal o nacionalmente, coloca a los nombrados bajo el patrocinio de esta «mujer vestida al sol» que ha aparecido en esta «confrontación final» contra el dragón.

La función de María como madre de los hombres de ninguna manera oscurece o disminuye esta mediación única de Cristo, sino que muestra su poder. Pero la saludable influencia de la Santísima Virgen en los hombres… fluye de la superabundancia de los méritos de Cristo, descansa en su mediación, depende enteramente de ella y extrae todo su poder de ella. —Catecismo de la Iglesia Católica, n. 970

La Consagración de Rusia puede no tener sentido para nuestras mentes ultra racionalistas. Pero no tiene por qué. Depende de nuestra obediencia, no de nuestro entendimiento. Si hacemos lo que se nos pide, estamos seguros de que veremos, en el momento señalado, la glorificación de Dios.

Así que Naamán bajó y se sumergió en el Jordán siete veces
ante la palabra del hombre de Dios.
Su carne volvió a ser como la carne de un niño pequeño, y estaba limpio.

Regresó con toda su séquito al hombre de Dios.
A su llegada se paró frente a él y dijo
: «Ahora sé que no hay Dios en toda la tierra,
excepto en Israel».