Aviso y vuelco de la Tierra

Hay una gracia que vendrá al mundo tan asombrosa como fue Pentecostés. Es importante saberlo para entender lo que pasa, pues los enemigos de Dios dirán que es un fenómeno natural cuando la realidad es que va a ser un don de Dios en orden a nuestra posible conversión. La mística Ana María Taigi, reverenciada por los papas por sus profecías, habla de una “iluminación de conciencia. San Edmundo Campion habla “del día del cambio”, cuando Dios revele a los hombres su conciencia. Conchita, de Garabandal, lo llama “la advertencia”; el Padre Gobbi lo llama “el juicio en miniatura”; la sierva de Dios María Esperanza lo llama “el gran día de luz”, cuando la conciencia de todos será movida (cfr. markmallet.com Revelation Illumination, The Ilummination Fire). Santa Faustina proclamaba que la humanidad vivía un prolongado “tiempo de misericordia”. Escribe revelaciones donde habla Jesús: “Antes de venir como Juez Justo, vengo como Rey de Misericordia. Les será dado un signo en el cielo. Se apagará toda la luz en el cielo y habrá una gran oscuridad en toda la tierra. Entonces, en el cielo aparecerá el signo de la cruz y de los orificios donde fueron clavadas las manos y los pies del Salvador, saldrán grandes luces que durante algún tiempo iluminarán la tierra” (Diario n. 83).

El Aviso o Advertencia es un importante hecho de carácter global, físico y espiritual, anunciado por la Sagrada Escritura en el sexto sello del Apocalipsis (6,12-18) y recordado por la Virgen como algo próximo. El sexto sello describe una gran catástrofe natural de origen astronómico y simultáneamente un fenómeno personal universal. Ambos hechos afectan a todos (Apoc 6,15). Es el día de la ira del Señor (Sofonías 1,15). Dice el Apocalipsis: Cuando se abrió el sexto sello, se produjo un violento terremoto (…), la luna se puso como sangre, y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera suelta sus higos verdes al ser sacudida por un viento fuerte; y el cielo fue retirado como un libro que se enrolla, y todos los montes y las islas fueron removidos de sus asientos (Apoc 6, 12-14).

El Aviso será una iluminación de conciencia que Dios nos dará como regalo para que veamos nuestra alma como la ve Él. Todos sabrán lo que es bueno y lo que es malo. Si los hombres deciden ir por el bien, irán con gran claridad; si deciden ir por el mal camino, irán con gran maldad. Muchos verán que lo que han visto no les ha gustado, entonces, en vez de tomarlo como un regalo del Cielo dirán: “Es sólo una alteración del eje de la tierra”, o dirán “la alteración del magnetismo puede alterar las neuronas”, o bien, “el cerebro subió o bajó a otro nivel”.

La fecha del aviso nadie la sabe. El Aviso consta de dos elementos: una catástrofe natural (eclipse, terremoto, lluvia de meteoritos y vuelco de la tierra) y, simultáneamente al eclipse, una iluminación interior. Los observatorios no captan fácilmente al astro que se acerca a la tierra por el brillo del sol. Va a sorprender a los observatorios solares.

El astro que pasará próximamente causará un vuelco a la tierra . La nueva composición de fuerzas, a cada lado del meridiano de giro, provocará un aumento o disminución de velocidad de la rotación de la tierra. Si aumenta la velocidad, disminuye la fuerza de la gravedad, y uno sale volando rumbo a la estratosfera (eso pasará en México, parte de Estados Unidos y parte de Canadá y a Australia, entre otros); si disminuye la velocidad, aumenta la fuerza de la gravedad y te ves oprimido contra el suelo (eso pasará en Europa, India, parte de China y zonas aledañas). Lo que dura esa aceleración es breve, pero el problema es elevarse sin freno, y al cesar el efecto uno puede caer y morir.

Por el Aviso no morirá nadie, pero por el vuelco, sí. El Aviso tendrá una duración de pocos minutos. Muchos rectificarán su vida, pero otros continuarán por su camino hacia la perdición porque se les ha endurecido el corazón.

El Evangelio habla de ese día en que “las potencias del cielo serán conmovidas” (Lc 21,26). El destello cósmico y otros fenómenos observados serán elementos accesorios. La esencia del Aviso es sobrenatural: Dios Padre se comunicará directamente con cada alma sobre la tierra. En ese momento cada uno sentirá dentro un calor que quemará y una voz interior. Será una revelación de nuestros pecados y veremos cómo nos ve Él, pero no seremos sentenciados por ningún veredicto pues es solamente una advertencia. En su misericordia Dios dará a cada alma la oportunidad de reflexionar sobre su estado espiritual, para que el resto de sus días sobre la tierra puedan ser empleados para purificar y prepararse para la Segunda Venida de Nuestro Señor.

El Aviso será un acto del amor que Dios ahora extiende al mundo desde su Corazón, porque a través de él muchos se convertirán y regresarán al redil. A través de esa luz liberadora, millones una vez más tendrán algo por lo cual vivir.

No se trata de asustarse -el miedo no es de Dios- sino de ajustarse. Se trata de tener el conocimiento de las cosas para saber interpretar correctamente cuando pasen y no ser engañados con teorías racionalistas y materialistas, cuando la intención del Cielo es ayudarnos a rectificar el rumbo. En suma, lo importante es estar en estado de gracia, y, sino se está, confesarse.

‘Madrid con Garabandal’

Apariciones de la Virgen en San Sebastián de Garabandal (1961-1965)

Vídeo del evento convocado el 18 de octubre de 2022 en Madrid para hablar sobre las apariciones de la Virgen acontecidas en San Sebastián de Garabandal (Cantabria, España) entre los años 1961 a 1965. El encuentro estuvo moderado por Belén Junco, directora adjunta de la revista ¡HOLA! y directora de la revista Fashion. Intervinieron D. Jorge Fernández Díaz, ex ministro del interior, ingeniero industrial e inspector de Trabajo; José Manuel Díez González, testigo presencial de las apariciones; Montse Moreno, testimonio de sanación en Garabandal; Rafael Samino, actor y difusor de la película ‘Garabandal, solo Dios lo sabe‘ y Josu Aguilella, creador de la web www.garabandalestavivo.com

Madrid rinde homenaje a la Virgen de Garabandal

apariciones de la Virgen acontecidas en San Sebastián de Garabandal

Los ponentes de España con Garabandal FOTO: LA RAZÓN LA RAZÓN

LA RAZÓN

Madrid se une a la iniciativa “España con Garabandal”. Un proyecto promovida por laicos católicos de toda España con intención de dar a conocer las apariciones de la Virgen del Carmen en los años 60 a cuatro niñas: Conchita, Mari Loli, Jacinta y Mari Cruz en San Sebastián de Garabandal (Cantabria) y difundir sus mensajes: la importancia de la eucaristía, penitencia, sacrificios y visita al Santísimo.

Son muchos los santos que creyeron en las apariciones marianas de San Sebastián de Garabandal, entre ellos san Pío de Pietrelcina y santa Teresa de Calcuta y algunos Papas como san Pablo VI y san Juan Pablo II.

FOTO: LA RAZÓN LA RAZÓN

Un encuentro de carácter intimo con propósito público para agradecer a la virgen su ayuda y cuidados, en el que intervinieron como ponentes : Jorge Fernández Díaz, ex Ministro del Interior, José Manuel Diez González, testigo presencial de las apariciones, Montse Moreno, testimonio de sanación en San Sebastián de Garabandal, Rafael Samino, actor y difusor de la película “Garabandal, solo Dios lo sabe”, Josu Aguilella, autor de la página web “Garabandal está vivo”, junto a Belén Junco, periodista, directora adjunta de la revista Hola y directora de Fashion fue la moderadora del acto.

FOTO: LA RAZÓN LA RAZÓN

En la reunión se habló de las apariciones de la Virgen acontecidas en San Sebastián de Garabandal y su relevancia en los tiempos actuales.

Desde la Iniciativa España con Garabandal han agradecido el esfuerzo de los muchos madrileños que acudieron al acto, a pesar de que no todos pudieron entrar a la sala por exceso de aforo.

¿Se apareció la Virgen en Garabandal?

Uno de los casos de presuntas apariciones más complejo de la historia de la Iglesia

Entre los años 1961 y 1965 en San Sebastián de Garabandal (Cantabria, España), cuatro niñas – Conchita, Jacinta, Mari Loli y Maricruz-, dicen haber recibido apariciones de San Miguel Arcángel y de la Virgen María. Las supuestas apariciones atrajeron a multitudes y, al igual que otros fenómenos similares, hasta el día de hoy son un lugar de peregrinación para muchos católicos y ha generado tanto positivos frutos de conversiones religiosas, como también algunos fanatismos.

Las experiencias se dieron en medio de hechos extraordinarios, como la insensibilidad de los ojos a los flashes de las cámaras fotográficas, caminatas hacia atrás a gran velocidad sin mirar el trayecto, caídas repentinas de espaldas sin sufrir ningún daño, curaciones inexplicables y otros fenómenos fuera de lo normal.

GARABANDAL

Los mensajes se centraron en la importancia de hacer sacrificios y en la advertencia de que si no hay una conversión del mundo, vendrá un castigo muy grande. También con gran preocupación por la corrupción en la Iglesia y la falta de devoción eucarística, siempre enfatizaron la cercanía de un gran castigo si no se opera un cambio.

Un caso de difícil discernimiento

Uno de los mayores expertos en el tema de las “apariciones marianas”, el sacerdote y teólogo René Laurentin, ubica el fenómeno de Garabandal entre los casos conflictivos, de difícil solución.

En 1967 el entonces obispo de Santander, Mons. Puchol, respaldado por la Santa Sede, afirmó que “todos los hechos ocurridos en esta localidad tienen una explicación natural”. Y a su vez Laurentin cita textos donde en una entrevista de 1971, Conchita reconoce que la evidencia la abandonó y tuvo una retractación: “Yo fui a decir a un sacerdote que no había visto a la Virgen, que le quería decir al obispo que fue todo una ilusión, un sueño…”, y otros testimonios por el estilo que duraron casi una semana donde la vidente aparece sumergida en la confusión y la duda, esperando un milagro para confirmar si fue verdad o no.

GARABANDAL

Laurentin confiesa la complejidad del caso, ya que Garabandal contó desde siempre con fervientes defensores con sus testimonios de conversiones auténticas, entre los que se incluyen varios sacerdotes y teólogos, así como también con fuertes cuestionamientos y críticas.

Entre las cosas que se cuestiona Laurentin cita: el entusiasmo inicial que pudo favorecer la proliferación de fenómenos extraordinarios,  las retractaciones frecuentes de las videntes y las sacudidas sucesivas de fervor y rechazo ante las supuestas apariciones. Tampoco las retractaciones son una evidencia para descartarlo, pero el proceso ha sido complejo y sin muchos resultados, ni a favor, ni en contra.

Los argumentos más negativos han sido la falta de transparencia y el anuncio de prodigios que no se cumplieron, y a eso se agregan grupos fanáticos que embanderados con Garabandal generan actitudes de resistencia y dificultades pastorales.

GARABANDAL

La prudencia de la Iglesia

La Iglesia ha aprobado poquísimas apariciones y se ha manifestado con declaraciones de falsedad, pero sólo en los casos en que lo exigía el bien de los fieles. La mayoría de las veces no se llega a emitir un juicio, simplemente se deja al discernimiento y cuidado de los pastores.

La competencia para discernir estos fenómenos la tiene primero el obispo del lugar y la Santa Sede pocas veces se involucra, salvo que la prudencia pastoral lo aconseje. Pero nunca el Vaticano se pronuncia antes de dar la voz al obispo como primera instancia de discernimiento. En este caso corresponde al obispo de Santander (80 km de Garabandal).

La Iglesia ha de examinar si el contenido del mensaje de una revelación privada no contradice la doctrina de la fe católica, porque caso de que así fuera, ya es suficiente para considerarla como falsa, independientemente de los fenómenos extraordinarios que manifieste.

Aunque la doctrina sea ortodoxa no es suficiente para declararla de origen sobrenatural. Luego habrá que distinguir los fenómenos extraordinarios de la mano de la ciencia, para comprender su origen y de qué se tratan cosas que pueden parecer sobrenaturales y no serlo.

En el caso de Garabandal la evolución pastoral ha sido positiva y se ha tornado más pacífica con el paso del tiempo. La Santa Sede no ha dado una opinión propia, sino que respalda el discernimiento de los obispos locales.

¿Y si se aprueban?

Cuando la autoridad competente de la Iglesia se pronuncia sobre una revelación privada, porque no se opone en contenido a la doctrina de la fe y porque hay un respaldo científico, se aprueba su culto y se la declara auténtica.

GARABANDAL

Pero eso no quiere decir que se declaren sus mensajes como doctrina de fe. Es decir, que no por ser aprobada una revelación privada los católicos están obligados a creerlo, porque no pasa a formar parte de la doctrina católica. Por esta razón los creyentes pueden prescindir completamente de todas las apariciones aprobadas por la Iglesia para su vida espiritual y para su crecimiento en la fe.

“La aprobación eclesiástica de una revelación privada indica, esencialmente, que su mensaje no contiene nada contrario a la fe y a las buenas constumbres; es lícito hacerlo público y los fieles pueden dar su asentimiento de forma prudente… Una revelación privada puede introducir nuevos acentos, dar lugar a nuevas formas de piedad… y prestar una ayuda válida para comprender y vivir mejor el Evangelio en el presente; de ahí que no se la pueda descartar. Es una ayuda que se ofrece aunque no es obligatorio usarla”. (Verbum Domini, 14).

¿Y si la Iglesia no se pronuncia en forma definitiva?

El caso de las supuestas apariciones en Garabandal es un ejemplo de revelación privada que ha tenido a lo largo de su historia un complejo discernimiento de los obispos locales, aunque la que se mantiene vigente es la declaración de “no sobrenaturalidad” y no hay un juicio definitivo. Mientras no haya una condena o aprobación oficial, se puede acompañar a los fieles católicos que adhieren a esta devoción y creen en sus mensajes, sin adelantarse al juicio de los pastores.

GARABANDAL

De momento los obispos no creen que haya nada sobrenatural en las presuntas apariciones, pero esto no es un juicio definitivo. Tampoco se han pronunciado en contra del contenido de los mensajes. Simplemente acompañan en el discernimiento y dan orientaciones a los fieles.

El criterio más importante

El Papa Benedicto XVI exhortaba a “ayudar a los fieles a distinguir bien la palabra de Dios de las revelaciones privadas, cuya función no es la de “completar” la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época de la historia.

El valor de las revelaciones privadas es esencialmente diferente al de la única revelación pública: ésta exige nuestra fe; en ella… Dios mismo nos habla. El criterio de verdad de una revelación privada es su orientación respecto a Cristo. Cuando nos aleja de Él, entonces no procede del Espíritu Santo, que nos guía hacia el Evangelio y no hacia fuera”. (Verbum Domini, 14).

La profecía se precipita hacia el cumplimiento

El sínodo, la advertencia y una nota importante sobre Garabandal con respecto a las noticias de hoy

Dondequiera que miremos, los signos de la inminencia de los Grandes Eventos se están multiplicando.

Muchos escucharán hoy noticias del obispo de Santander (diócesis de las apariciones de Garabandal), Manuel Sánchez Monge, afirmando —sobre las apariciones— que «mi posición, como la de mis predecesores, es que la valoración de Roma sigue siendo válida: ‘No hay signos de sobrenaturalidad‘».

Esto no es una condena de Garabandal.

La Iglesia tiene tres respuestas básicas a las supuestas apariciones:

1) Constat de supernaturalitate (Es sobrenatural)

2) Constat de non supernaturalitate (No es sobrenatural)

3) Non constat de supernaturalitate (No se determina que sea sobrenatural)

El mayor malentendido entre los católicos con respecto a las reglas de la Iglesia sobre las apariciones es que muchos parecen pensar que un «non constat» (3) es una condena. Pero esa noción es absolutamente falsa. Sólo una «constat de non» (2) es una condena.

«Non Constats» simplemente indican que el Obispo (y/o el informe de la comisión que se le presentó), en sus propios esfuerzos de discernimiento / investigación emprendidos (que se sabe que varían enormemente en su diligencia de un obispo a otro), no pudo encontrar suficiente evidencia objetiva para darle suficiente certeza moral para una declaración pública de que el fenómeno en cuestión es de hecho enviado por el Cielo. Él, por lo tanto, con un decreto non-constat, indica que «no puede determinar» que sea de origen sobrenatural. Eso es todo.

De hecho, apuesto a que una decisión «non constat», al menos en algunos casos, favorece la probabilidad de la naturaleza auténticamente sobrenatural de la aparición en cuestión. Porque lo que tal decisión nos muestra es que la Iglesia efectivamente emprendió una investigación, pero aún así no encontró motivos para condenar la aparición. Esto, a pesar del hecho de que vivimos en medio de una epidemia de racionalismo, escepticismo y ateísmo (tanto en el mundo como en la Iglesia), y muchos eclesiásticos no conocerían lo sobrenatural si les golpeara en la cara. Además, como cada obispo sabe, las apariciones que ocurren dentro de su diócesis le causarían muchos dolores de cabeza, por lo tanto, existe una gran tentación entre el episcopado de encontrar alguna razón para condenar cualquier supuesta aparición. Un «non constat» nos muestra que, a pesar de los arduos intentos de buscar tal excusa, no se pudo encontrar ninguna.

Como señaló el prolífico teólogo P. René Laurentin, probablemente el mayor experto del siglo XX en apariciones marianas, y nombrado por el Papa Benedicto XVI como «Prelado de Su Santidad» en 2009:

«En el clima actual, ni siquiera las apariciones de Lourdes serían aprobadas por la Iglesia»

Por lo tanto, aunque algunos sin duda insistirán en fingir estar escandalizados por mis afirmaciones aquí, estoy en buena compañía en esta evaluación de la situación actual.

No malinterpreten: debemos obedecer a la autoridad legítima en la Iglesia, incluso si los decretos de esta autoridad son desaconsejados. Si a Garabandal (o cualquier otra aparición que he promovido) se le diera un «constat de non» en un decreto formal y público, entonces dejaría inmediatamente de promoverlo. Pero, por supuesto, eso no es lo que estamos tratando aquí.

Recuerde que los obispos son extremadamente hábiles para dejar muy claro, superabundantemente claro, más bien, cuándo es exactamente que están condenando abiertamente una supuesta aparición. Véase, por ejemplo, el decreto sobre Bayside (Veronica Luken).

Nunca hay ninguna razón para que un católico juegue el juego de «más obediente que tú» aquí fingiendo que las condenas de las apariciones existen incluso cuando no hay un decreto claro de «constat de non supernaturalitate». (¿No nos ha enseñado el actual pontificado lo tonto que es ese juego, de todos modos?)

Garabandal está lejos de ser el único en la serie de apariciones que, aunque en mi opinión son auténticas, han recibido «non constats». Lo más notable, ya que esta también fue una noticia reciente, son las apariciones de Nuestra Señora de América. Me siento bastante seguro al afirmar que estos son realmente del Cielo, sin embargo, algunos obispos en 2020 proclamaron que no se podía decir que fueran sobrenaturales. (Nota: Como sucede a menudo en estos casos, ciertos medios de comunicación informaron falsamente sobre esto, alegando que se le dio un «constat de non» cuando en realidad era muy claramente solo un «non constat»).

Algunas profecías incluso han indicado que los mensajes de Garabandal tendrían que ser colocados esencialmente en la tumba antes del cumplimiento de los eventos predichos en ella; por eso este anuncio del obispo me parece una indicación más de la inminencia de los acontecimientos de los que se habló en Garabandal: sobre todo, el Aviso.

La advertencia

A mis nuevos seguidores y a todos los demás nuevos en este concepto: El Aviso, o la «Iluminación de la Conciencia» es un evento mundial inminente, predicho por muchas profecías, y de tal magnitud que nunca se ha visto nada parecido en la historia.

Será un «mini Día del Juicio», en el que a cada alma en el planeta, en el mismo momento, se le mostrará milagrosamente el estado de su alma tal como está ante Dios mismo. Es muy probable a lo que se refiere el Sexto Sello de Apocalipsis, en el Sexto Libro del Apocalipsis, en el que se nos habla de lo que al principio parece ser el Fin del Mundo (Día del Juicio), con incluso las «estrellas en el cielo cayendo a la tierra», el cielo «dividido como un rollo rasgado» y todos los hombres en la tierra clamando por que las mismas montañas caigan sobre ellos para «esconderlos de ellos». la ira del Cordero».

Sí, este parece ser el Día del Juicio en sí. Pero no lo es. Todo lo contrario: es solo el primer gran evento del Apocalipsis.

La mayoría de los eventos del Apocalipsis (El Reino del Anticristo, y lo más importante, el Reino de la Divina Voluntad, la Era de la Paz antes del Fin de los Tiempos) lo siguen.

Para la mayoría, El Aviso será el evento más doloroso de sus vidas. La atrocidad de sus pecados se manifestará. Algunos incluso pueden morir de shock. El propósito del evento, sin embargo, no es castigar, y mucho menos matar, sino servir como el mayor acto de la Divina Misericordia en la historia. Será dado para abrumar a todos en la tierra con la Gracia Divina de tal manera que se les dé una oportunidad absolutamente innegable de elegir el lado correcto y salvar sus almas antes de que comience la Gran Persecución del Anticristo a partir de entonces.

Habrá torrentes de almas que regresarán a la Gracia de Dios después de este evento, y debemos ayudar a esto, ahora mismo, evangelizando como nunca antes en la historia antes del Aviso, y especialmente en las pocas semanas inmediatamente posteriores, pero, lamentablemente, la mayoría probablemente rechazará incluso esa gracia (al igual que ya están rechazando las muchas gracias con las que Dios nos está colmanando), y volverse aún más malvado. La línea en la arena habrá sido trazada, y los lados serán elegidos.

Habrá sorpresas.

El Sínodo

Podemos concluir que este evento es probablemente extremadamente inminente debido a una serie de señales. Discutí muchos de ellos a principios de este año, ya que especulé que podría ser posible que The Warning pudiera incluso ocurrir en 2022. Si bien eso todavía es posible, ahora parece que puede pasar un poco más de tiempo hasta que ocurra la Advertencia. Como suele ser el caso con la profecía, la esencia de los eventos descritos realmente ocurre, pero las cosas a veces tardan un poco más en «prepararse» de lo que inicialmente parecía que necesitarían. (Me apresuro a agregar, sin embargo, que todo podría cambiar, literalmente, de la noche a la mañana, particularmente si la primera bomba nuclear vuela, o si el Papa va repentinamente a Moscú. Todavía no debemos descartar la posibilidad de que el Aviso sea este año).

Junto con la situación con respecto a Rusia, la Tercera Guerra Mundial y el uso de armas nucleares, el actual «Sínodo sobre la sinodalidad» es uno de los signos más claros de la inminencia del Aviso. Como he publicado antes:

Si alguna vez hubo un «Sínodo importante», «importante» de una manera muy mala, ese sería el actual «Sínodo sobre la sinodalidad».

Tengo algunas reflexiones más extensas sobre este asunto, que creo que es importante compartir, y que llegarán pronto. Había escrito la mayoría de ellos hace meses, pero no estaba seguro de si los publicaría. Ver lo que los cardenales de abajo han dicho, sin embargo, me ha convencido de publicarlos pronto.

Por ahora, simplemente quiero transmitir lo que ellos, algunos de los más grandes pastores de la Iglesia, están advirtiendo, con respecto a lo que está sucediendo en este Sínodo. No se necesitan grandes detalles aquí, ya que la mayoría de mis lectores probablemente ya habrán visto esto, pero el prefecto emérito de la Congregación de la Doctrina de la Fe, el cardenal Gerhard Muller, acaba de dar la advertencia más doctrinalmente apocalíptica que uno pueda imaginar sobre este Sínodo:

El cardenal dijo que

«Esto no tiene nada que ver con Jesucristo, con el Dios Trino, y piensan que la doctrina es solo como un programa de un partido político que puede cambiarla de acuerdo con sus votantes… si tienen éxito… ese será el fin de la Iglesia Católica».

Estos son precisamente los tipos de advertencias que yo y otros hemos estado dando durante muchos años sobre la apocalíptica y largamente profetizada Gran Apostasía. Hemos sido repetidamente objeto de burlas y denuncias por hacerlo. Tal vez esa burla disminuya ahora que estas mismas advertencias están siendo audazmente dadas por la persona más calificada de la cara del planeta.

Ahora, obviamente, Muller sabe que la Iglesia Católica no terminará, sabe que esto es contrario a la promesa de Cristo en el Evangelio. Su punto es simplemente que la conclusión lógica del presente Sínodo, tal como se está llevando a cabo, es la destrucción total de la fe.

Dos hechos, entonces, deben ser considerados:
  1. El cardenal Muller tiene claramente razón. La trayectoria del Sínodo es la destrucción de la Iglesia Católica. (Y explicaré esto más a fondo en un futuro post)
  2. La Iglesia Católica no será destruida.

Entonces nos queda reflexionar:

¿Qué detendrá la locura?

No hay indicios de que alguien que dirija el Sínodo detenga la locura. Por el contrario, lo están animando unánimemente.

Pero nadie más tiene el poder de detener la locura.

Por lo tanto, Dios detendrá la locura. Y propongo que lo haga a través del Aviso.

El Papa Francisco acaba de anunciar que la conclusión del Sínodo se ha retrasado hasta 2024. Esto puede haber retrasado un poco el calendario de la advertencia. Ya veremos.

En otros frentes también, todo continúa como las profecías han indicado que lo harían, incluso si la culminación de estos procesos está tomando un poco más de tiempo de lo que inicialmente hubiera parecido:

  • El colapso económico total sigue ganando impulso; La mayoría de los economistas convencionales están admitiendo que la recesión severa está a la vuelta o a punto de comenzar. Los economistas más honestos están reconociendo que la depresión severa está cerca. ¿Quién podría sorprenderse por esto? Creamos billones de dólares de la nada, garantizando así la destrucción de la moneda de reserva global, el dólar estadounidense, y ahora los federales están fingiendo que pueden escabullirse del resultado lógico de eso elevando continuamente las tasas de interés. Al imprimir billones de dólares, diluyeron la sopa. Los resultados de la inflación, una vez que la sopa diluida se ha consumido y la gente se da cuenta de que su hambre permanece. Ahora, simplemente están restringiendo el acceso a la sopa nueva con la esperanza de engañar a la gente para que piense que la sopa diluida es valiosa. La analogía puede ser imperfecta, pero el resultado no se puede evitar: el colapso económico global. Esto también es parte de su plan para «El Gran Descanso».
  • Las señales de advertencia de una inminente hambruna mundial continúan aumentando.
  • Las relaciones internacionales (particularmente con respecto a Rusia / Ucrania) continúan su marcha constante hacia la creciente probabilidad de que estalle la Tercera Guerra Mundial y / o la Guerra Nuclear. Todos los comentaristas más competentes en estos asuntos están admitiendo que cada día de este año nos ha acercado a la posibilidad «previamente impensable» de una guerra nuclear.
  • La «Infraestructura del Anticristo» está a punto de completarse, y hay todas las señales de advertencia de que se está preparando el camino para la Marca de la Bestia (lo más alarmante ahora, a través de las monedas digitales del Banco Central)
  • La sociedad continúa volviéndose más loca día a día a través del «despertar», particularmente la continua dominación de la agenda «LGBT». Ni siquiera es posible imaginar un rechazo más completo de la Ley Divina y Natural que el que implica este movimiento, ni es posible que la Justicia Divina continúe permitiendo que esta situación persista una vez que alcance una masa crítica (sin duda inminente).
  • La próxima tiranía (es decir, la tiranía post-Covid), una iniciativa global de «cero carbono», promete destruir por completo la vida económica y gran parte de la vida social. La humanidad está intrínsecamente ligada a las emisiones de carbono: así es como Dios estableció las cosas, las necesitamos, y la noción de que necesitamos deshacernos de ellas no es más que una puerta trasera para la dictadura globalista.
  • El Consenso Profético continúa advirtiendo de la extrema inminencia de Los Grandes Acontecimientos.

Precipitándose hacia la plenitud

Los principales eventos clave se están desarrollando en este momento, incluidas las profecías clave de Garabandal.

Lea «Profecía precipitada hacia el cumplimiento: el sínodo, la advertencia y una nota importante sobre Garabandal con respecto a las noticias de hoy» por el Prof. Daniel O’Connor en su blog.

Relación entre las fechas del Aviso y el Milagro

Profetizadas en San Sebastián de Garabandal.

www.Garabandal.org

Las niñas de Garabandal sólo dieron ciertas aproximaciones sobre fechas para el día en que ocurrirá el Gran Milagro. Por los datos que transmitieron, éste será hacia el comienzo de una primavera, entre los días 8 y 16 de los meses de marzo, abril o mayo. Coincidirá en jueves y en la fiesta de un mártir de la Eucaristía. Las posibilidades, por eliminación llevan al día 11 (San Estanislao) o 13 de abril (San Hermenegildo).

El Aviso profetizado ocurrirá dentro del año anterior. Después de los estudios de contexto bíblico, parece que se podrían concretar en ese intervalo en cinco meses exactos, que corresponden al tiempo que dura una extraña picadura (Ap. 9, 3-6). En efecto, el tormento que produce es como el del escorpión cuando pica, pero sin llegar a matar porque en aquellos días, buscarán los hombres la muerte y no la encontrarán; desearán morir y la muerte huirá de ellos. Además la extraña picadura es selectiva porque solo afecta a los hombres que no llevan en la frente el sello de Dios. Por todo ello da la impresión que la picadura no es física, sino más bien moral. Una picadura interior dolorosa producida por lo que cada hombre ha visto en el Aviso.

   Conchita describía el Aviso de Garabandal en 1977 casi con las mismas palabras: Este fenómeno no producirá daño físico pero nos espantará, porque en ese preciso instante veremos nuestras almas y el daño que hemos hecho. Será como si estuviéramos agonizando, pero no moriremos por sus efectos.

Es como si el periodo de responder a la invitación de conversión personal del Aviso de Garabandal tuviera un límite. El final lo marca la gracia del Milagro porque el Aviso es como una purificación para prepararse para el Milagro, (…) para ver si con el Aviso y el Milagro nos convertimos (el mundo entero). Por tanto, aunque no sepamos el año en que ocurrirá el Aviso de Garabandal muy probablemente podemos asegurar que será en un mes de noviembre, entre los días 11 y 13.

Si finalmente la fecha del Aviso tiene que ver con el 13 de noviembre, sería sorprendente que los dos principales hechos anunciados en Garabandal ocurrirían en día 13 (Milagro 13 de abril) que es el día de las apariciones en Fátima, y además coincidiendo en los meses anterior y posterior a la secuencia de las seis apariciones de Fátima, como enmarcando aquellos hechos y dando a entender que ambas manifestaciones tienen una relación profunda en los sucesos que anunciaron y aún están por cumplir. Por último, hay que recordar que un 13 de noviembre fue la fecha de la última aparición a Conchita, sola y bajo la lluvia en los Pinos de Garabandal.

Los grandes acontecimientos de la purificación comenzarán este otoño

Porque el Señor DIOS no hace nada sin revelar primero su secreto a sus siervos, los profetas» -Amós 3:7

En una carta a sus fieles con fecha 26 de marzo del 2020, Padre Miguel escribe lo siguiente:

«Mi querido pueblo de Dios, ahora estamos pasando una prueba. Los grandes acontecimientos de la purificación comenzarán este otoño. Estad preparado con el Rosario para desarmar a Satanás y proteger a nuestro pueblo. Asegúrese que ustedes estáis en el estado de gracia al haber hecho su confesión general con un sacerdote católico. La batalla espiritual comenzará. Acordáis estas palabras: ¡ EL MES DEL ROSARIO VERÁ GRANDES COSAS !» -Don Miguel Rodrigue, fabl

En lo que parece ser una preparación para lo que el Padre Miguel advierte que ocurra este otoño, en otra carta a sus fieles con fecha 24 de marzo del 2020, escribe lo siguiente:

«… Después de este período de confinamiento obligatorio [debido a la expansión de virus], la vida continuará su curso. El período de verano abrirá una ventana de tiempo donde podremos prepararnos bien para la próxima prueba… la de estar con Jesús sobre la Cruz. No podemos ver la Cruz Gloriosa sin encontrar la cruz con Jesús.

«Ahora debéis consagrar vuestra casa o apartamento al Padre Eterno a través del Sagrado Corazón de Jesús y de María si no lo habéis hecho. Debemos bendecir regularmente nuestros lugares, nuestros hogares, con agua bendita exorcizada. Durante este verano, es necesario preparar un suministro de alimentos, una cantidad que cubre un período de tres meses, con agua potable también. Tendréis que haber hecho vuestra confesión general antes del otoño. La oración del Santo Rosario, de San Miguel Arcángel, y la de vuestros ángeles guardianes serán vuestro consuelo, vuestra fuerza, vuestra protección.»

¿Colapso económico, Revolución, Ley Marcial y Tercera Guerra Mundial?

Junto con una «Purificación» global que Padre Rodrigue dice que comenzará este otoño del 2020, también prevé lo siguiente:

«… Habrá hambruna. Jesús me presentó esto hace poco. Estaba en mi habitación, y cuando me senté, preparándome para ir a dormir, vi venir un caballero negro. Esto significa hambruna. Yo escuché, «Tendrán dinero, pero no tendrán pan», lo que significa es que podréis tener dinero para comprarlo, pero no encontrarás nada. Entonces todo el dinero se desplomará, por lo que es bueno dar su dinero ahora, ya que desaparecerá. Habrá un gran levantamiento. Verás la revolución en vuestras calles. El pueblo luchará unos contra otros abiertamente. El gobierno no tendrá otra opción que instituir la ley marcial. Al mismo tiempo que comienza la ley marcial, también empezará la guerra.

Y aquí hay más sobre la «guerra» que al Padre Miguel hubo supuestamente mostrada:

«El [el diablo] iniciará una guerra nuclear que será global —la tercera guerra mundial— su guerra contra toda la humanidad. El diablo matará a un tercio de la humanidad en esta guerra, y a través de plagas y abortos, así como un tercio de los ángeles fueron arrojados del cielo al infierno. Siete misiles nucleares podrán golpear a los Estados Unidos como resultado de sus abominaciones. Muchos misiles nucleares serán desviados por la Mano de Dios porque América reza la Coronilla de la Divina Misericordia. El Padre Eterno me lo dijo.

«… Y yo sé que la guerra vendrá de dos países: uno es Corea y el otro es Irán. Se unirán para enfrentarse a los Estados Unidos de América.» – Padre Miguel Rodrigue, 2020 (YouTube, Queen of Peace Media)

«Lucharan unos contra otros por razones políticas»

Y en otros lugares dice:

«Los tiempos son urgentes. La Tribulación vendrá, y será pronto. Estamos en un momento de emergencia. Cuando el Padre me dio la fraternidad, me pidió que la construyera rápidamente porque será un refugio para muchos sacerdotes que vendrán allí. Gran parte de lo que presenciaréis será orquestado por el diablo. Veréis gente luchar unos contra otros por razones políticas. La persecución de los cristianos, que ya ha comenzado, persona a persona a través del ridículo y la acusación, vendrá de leyes que son ilegales. No podréis seguir estas leyes con buena conciencia, así la persecución caerá bajo la autoridad civil.”

El Aviso en todo el mundo/la Iluminación de conciencia

Las siguientes son algunas de las explicaciones del Padre Miguel Rodrigue sobre El Aviso:

«… Entonces vendrá El Aviso. Vi esto. Las estrellas, el sol y la luna no brillarán. Todo será negro. De repente, en los cielos, aparecerá un signo de Jesús e iluminará el cielo y el mundo. El estará sobre la Cruz, no en Su sufrimiento, sino en Su gloria. Detrás de El, en una luz pálida, aparecerá el rostro del Padre, el Dios Verdadero. Será algo (intenso), se lo aseguro.

Desde las heridas en las manos, los pies y el costado de Jesús, rayos brillantes de amor y misericordia caerán sobre toda la Tierra, y todo se detendrá. Si estás en un avión, se detendrá. Si estás guiando un coche, no os preocupéis, el coche se detendrá. Si me preguntáis, «¿Cómo puede ser esto?» Diré, «Dios es Dios. Es el Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la Tierra. Si El pusiera al Padre Michel ahí fuera el universo, como un pedazo de polvo, ¿crees que no puede parar la materia? ¿Crees que vuestro pequeño avión molestará a El? No. Esto es lo que Dios me dijo; pero también ha dicho tales cosas a otros, como en Garabandal, en el que San Padre Pío creía.

Todo se arreglará en el tiempo, y la llama del Espíritu Santo iluminará todas las conciencias en la Tierra. Los rayos brillantes de las heridas de Jesús perforarán cada corazón, como lenguas de fuego, y nos veremos cómo en un espejo frente a nosotros. Veremos nuestras almas, cuán preciosas son para el Padre, y el mal dentro de cada persona será revelado a nosotros. Será una de las señales más grandes dadas al mundo desde la resurrección de Jesucristo.»

En otros lugares, el Padre Miguel ha declarado:

«Después de El Aviso, nadie que se quede en la Tierra podrá decir que Dios no existe. Cuando llegará El Aviso, todos reconocerán a Cristo, y también reconocerán Su Cuerpo, y el cuerpo de Cristo es la Iglesia Católica.

«… Después de la iluminación de las conciencias, a la humanidad se le concederá un don sin igual: un período de arrepentimiento que durará unas seis semanas y media en el que el diablo no tendrá el poder de actuar. Esto significa que todos los seres humanos tendrán sus voluntades completamente libres (libre albedrio) para tomar una decisión en favor o en contra del Señor.

«… Cuando el diablo regrese después de seis semanas y media, difundirá un mensaje al mundo a través de los medios de comunicación, teléfonos celulares, televisión, etc. El mensaje es el siguiente: Una ilusión colectiva ocurrió en esta fecha. Nuestros científicos han analizado esto y descubrieron que ocurrió al mismo tiempo que una llamarada solar del sol fue liberada en el universo. Era tan poderosa que afectó a las mentes de la gente en la Tierra, dando a todos una ilusión colectiva.

«El diablo nos engaña incluso ahora a través de los nuevos sacerdotes del mundo: periodistas de televisión que quieren que penséis lo que ellos piensan, por lo que presentan sólo las noticias que es opinión de ellos. Retuercen la verdad y vosotros eres hipnotizado, manipulado para creer en ellos.”

Una época de Refugios

El Padre Miguel también habla de un tiempo después de El Aviso/Iluminación de la conciencia en la que aquellos que se arrepientan de sus pecados y han elegido a Dios serán conducidos a «Refugios», que son lugares especiales en todo el mundo, que son reservados por Dios, y han sido creados por personas que fueron llamadas a hacerlo de antemano, algo similar a Noé y el Arca por ejemplo, y estamos en tiempos como los de la Gran Inundación, donde lamentablemente gran parte del mundo está corrompido por el pecado.

«… Después de las seis semanas y media siguientes El Aviso, cuando regrese la influencia del diablo, veréis una pequeña llama frente a vosotros, si seréis llamados a ir a un refugio. Este será vuestro ángel guardián que os muestra esta llama. Y vuestro ángel guardián os aconsejará y guiará. Frente a vuestros ojos, veréis una llama que os guiará a dónde ir. Seguid esta llama de amor. Os conducirá a un refugio del Padre.

«Si vuestro hogar es un refugio, os guiará con esta llama a través de vuestro hogar. Si tenéis que mudaros a otro lugar, él os guiará a lo largo del camino que lleva allí. Si vuestro refugio será permanente, o temporal antes de mudarse a uno más grande, será el Padre a decidir. El Padre me dijo que un refugio permanente tendrá un pozo. Esto es importante. Esa será la señal de que es un refugio permanente.

«Todos los refugios estarán conectados entre ellos. Las personas en cada refugio serán elegidas como mensajeros. Serán declarados en cada refugio con este don. El Espíritu Santo los tomará para ir y ayudar, conectar con otros refugios para que la gente sepa lo que está sucediendo en todas partes. Si ustedes estáis en necesidad, los mensajeros sabrán qué hacer. Serán como Felipe en los Hechos de los Apóstoles. ¿Recuerdas en la Biblia cuando Felipe, el apóstol, fue al eunuco y lo bautizó, e inmediatamente después, el Espíritu Santo se llevó a Felipe y lo puso en otro lugar? Será exactamente lo mismo. Así que no necesitaremos teléfonos, nada de esto. La comunicación será a la manera del Espíritu Santo.»

«El Padre me dijo que cuando las personas entren en un refugio, muchas serán sanadas de enfermedades mayores para no ser una carga a los demás. Todavía sufrirás de dolores y dolores normales porque eréis humanos y aún no estáis en el Cielo, sólo en un refugio. Todos estarán allí voluntariamente, sabiendo que la bendición del Señor está sobre ellos.

Durante tres años y medio, estaréis en vuestro refugio o en vuestro hogar consagrados como refugio, pero no estaréis tristes de no salir. Estaréis feliz de estar allí debido a lo que veréis que está sucediendo afuera.”

Fuente: Mystics of the Church