Archivo

Archive for the ‘Politica’ Category

Pensar y votar como católicos

Nueva cita en las urnas electorales estadounidenses

El próximo martes 7 de noviembre es día de elecciones en muchas ciudades y en dos estados de Estados Unidos: Nueva Jersey y Virginia. A un año de las votaciones presidenciales del 8 de noviembre de 2016, en la que resultó electo el Republicano Donald Trump, en esta nueva ronda electoral se medirá la fuerza de los Demócratas frente a la nueva administración Republicana (sobre todo en el Estado de Virginia donde el Demócrata Ralph Northam parte como favorito).

Ante esta nueva cita de los estadounidenses en las urnas electorales, Stephen Schneck, ex Director del Instituto de Investigación Política y Estudios Católicos de la Universidad Católica de América, ha publicado en U.S. Catholic una guía de siete ideas sobre lo que los católicos deberían pensar sobre política y gobierno, y lo que sería bueno reflexionar antes de votar el próximo martes. Una guía no escrita “desde arriba”, y que puede servir para cualquier católico que se tome su fe en serio (con respecto a la polis).

“Con el lugar fundamental que los católicos ocupan en la vida pública estadounidense, surge una gran responsabilidad. Por el bien de nuestra nación y nuestros conciudadanos, estamos llamados a asumir esa responsabilidad con la guía de las enseñanzas morales y sociales de la Iglesia”, asegura Schneck.

Participar en las urnas

Las enseñanzas católicas tradicionales reconocen no solo la necesidad del gobierno para la vida humana, sino también su responsabilidad de promover el bien para la sociedad. A diferencia de la concepción negativa que los estadounidenses (y en muchos otros países del mundo) suelen tener, percibiendo la política como “un mal necesario en el mejor de los casos”, la Iglesia católica ve la vida política como una actividad natural e idealmente noble para lograr lo que no pueden hacer los individuos por sí mismos. La ciudadanía tiene, por lo tanto, obligación moral de participar en la vida pública. En democracia, donde votar es una forma primaria de compromiso político, la enseñanza católica insiste en la importancia de participar en las urnas.

Involucrarse desinteresadamente

El mensaje cristiano básico “siempre ha sido sobre superar al yo por el amor a Dios y a los demás”. En política, este mensaje del Evangelio significa que debemos comprometernos no para promover “intereses”, ya sean intereses propios, intereses especiales o intereses partidistas, sino más bien para avanzar en el bien común. El ideal, aquí, no es una política de división y competencia, sino de solidaridad y cooperación, a medida que los ciudadanos se elevan por encima de las preocupaciones egoístas para centrarse en lo que es mejor para la comunidad y todas sus partes.

Discernir el bien común

En la práctica, participar en la vida política para el bien común significa anteponer las necesidades de los más vulnerables, marginados y menos poderosos. ¿Quiénes son los vulnerables, marginados y menos poderosos? Son aquellos de los que los evangelios hablan como “los menos” entre nosotros: los pobres, los no nacidos, los oprimidos, los maltratados, los migrantes en la sombra, los enfermos, los encarcelados, los niños, los que están al final de la vida, e incluso nuestro planeta extenuado. “La medida para el bien común no es la proeza militar, la tecnología o el índice Dow Jones; en cambio, es la calidad de vida de los menos entre nosotros. En las enseñanzas católicas, los ciudadanos deberían votar por los menos importante entre nosotros”. Que ellos estén siempre en sus mentes.

Elegir la virtud

Avanzar en el bien común significa promover la virtud. Promover la virtud es, en muchos sentidos, materia de la verdadera política. La ciudadanía no es tanto una cuestión de reglas, de leyes y derechos de nacimiento; la buena ciudadanía emerge de la formación de los ciudadanos en la virtud. “El personaje importa. Es crucial que los votantes midan la virtud de un candidato, pero aún más es necesario votar por aquellos cuyas políticas inculcan virtud”. En las enseñanzas católicas, los ciudadanos deberían votar por los virtuosos.

Comprometerse con la humildad

“Los católicos, entendemos cómo el pecado nubla las mentes y corrompe los corazones, incluido el nuestro”. En contraste con los ideólogos que orgullosamente asumen certezas acerca de lo que es correcto, y que se ensañan con los demás de manera auto justificada, los evangelios advierten contra el orgullo y exigen humildad. Los que tienen autoridad, deben gobernar humildemente, practicando el liderazgo del servicio. En las enseñanzas católicas, los ciudadanos deben votar por aquellos que se humillan a sí mismos, que son servidores del bien común.

Prudencia en el ejercicio

La prudencia es la virtud de tomar decisiones sabias sobre cuestiones de las que no se tiene total certeza. Santo Tomás de Aquino pensó que la prudencia es la virtud esencial para la política y el gobierno. A diferencia de los revolucionarios –que destruyen el orden existente y lo reemplazan por otro– una persona prudente se orienta hacia el cambio del orden existente. Así que la tradición, las costumbres, los precedentes, el debido proceso y el Estado de Derecho son valorados y respetados por la persona prudente. En las enseñanzas católicas, la votación debe guiarse por la prudencia.

Votar proféticamente

Los antiguos profetas levantaron la voz en tiempos de falsedad y confusión. Los profetas son aquellos que poseen “la gracia de no ser engañados por las mentiras y tienen el coraje de ser testigos de verdades inconvenientes”. Los profetas desenmascaran las anteojeras de la ideología, las post-verdades, el partidismo y la opinión de las masas. La profecía le espeta la verdad al poder. Con la Resurrección de Jesús, todos los cristianos están llamados a ser profetas. En las enseñanzas católicas, el acto de votar debe estar informado por la verdad, debe dar testimonio de la verdad y debe decirle la verdad al poder.

Con información de U.S. Catholic. (Stephen Schneck en Twitter: @StephenSchneck)

Categorías:Mundo, Politica Etiquetas: ,

Preocupación en la concertada

18 septiembre 2017 Deja un comentario

Por las propuestas del PSOE al margen del pacto educativo

 

padro-sanchez

Desde Escuelas Católicas o CECE se advierte al PSOE que posicionamientos ideológicos excluyentes con respecto a la concertada o la Religión pueden «dinamitar» el diálogo» en el pacto educativo

 

Las patronales y sindicatos de la enseñanza concertada muestran su preocupación por la deriva del PSOE en el pacto educativo al plantear de forma unilateral una serie de reformas legislativas en el Congreso para limitar las subvenciones a los colegios concertados al margen de la Subcomisión parlamentaria creada por los grupos políticos para lograr el consenso que demanda la sociedad.

Entre las propuestas de reforma de la LOMCE de los socialistas, la enseñanza concertada se presenta como un mal menor a tolerar únicamente mientras la red estatal no cubra esas necesidades educativas. También se plantean prohibir los conciertos con centros de educación diferenciada.

«Nos preocupa mucho. Creemos que es un grave error del PSOE presentar unilateralmente estas propuestas que ponen en grave riesgo el pacto educativoLos conciertos o la Religión son dos grandes temas que no se pueden resolver en cuatro párrafos», subraya el presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Alfonso Aguiló, en declaraciones a Europa Press.

Según Aguiló, esta red de enseñanza, en la que están matriculados más de dos millones de alumnos –el 25% de la población escolar– la inventó el PSOE de Felipe González con la LODE. A su juicio, los socialistas «deberían estar orgullosos» porque este sistema garantiza la «pluralidad y la libertad» educativa en España y está amparado por la Constitución.

«Llevamos mucho tiempo con mucha ilusión, empeño y mucha conciencia de que España necesita un gran pacto por la educación, como han logrado la mayoría de los países avanzados, gracias a que han despolitizado la educación», subraya el presidente de CECE, que considera que las propuestas de los socialistas responden más a «cuestiones ideológicas» que educativas y no están orientadas a resolver los «problemas urgentes» del sistema educativo.

Buscar soluciones a los problemas reales

Aguiló recuerda que el director de Educación de la OCDE y coordinar del informe PISA, Andreas Schleicher, habló el pasado miércoles en Madrid durante horas sobre educación, primero en un desayuno informativo y después en el Congreso de los Diputados, sin mencionar en ningún momento los conciertos o la Religión. «El diagnóstico de los que saben mucho de educación no coincide en absoluto con los planteamientos populistas, que sólo sirven para distraer».

No obstante, confía en la «sensatez» de los políticos para que este «error coyuntural» se solvente cuanto antes y los temas planteados por el PSOE de Pedro Sánchez en sus proposiciones de ley registradas el pasado miércoles en la cámara baja «vuelvan a la Subcomisión del Congreso», que es el espacio que se han dado los partidos para debatir sobre el sistema educativo.

Reunión este lunes de la Plataforma Concertados

plataforma-concetados

Plataforma Concertados

Las organizaciones de la Plataforma Concertados se han citado este lunes 18 de septiembre para abordar estas cuestiones. Lo primero que quieren hacer, según ha explicado a Europa Press el portavoz de esta organización, José María Alvira, secretario general de Escuelas Católicas, es reunirse tanto con el PSOE como el resto de los grupos parlamentarios para hablar de estas cuestiones.

Alvira subraya que hay que evitar que se hagan planteamientos que pueden «dinamitar» el diálogo, justo cuando el Congreso acaba de aprobar una prórroga de seis meses para que los partidos acuerden las bases para una futura ley educativa. «Es un contrasentido que se presenten medidas fuera de este espacio», apostilla.

El secretario general de Escuelas Católicas explica que, tal y como lo plantea el PSOE, la educación concertada tiene que ser subsidiaria de la pública y estar allí donde esta última no llegue «hasta su desaparición». Pero «la concertada es complementaria de la pública y lo contrario va en contra de la Constitución y menosprecia el derecho de las familias», apostilla.

Preocupación de los trabajadores

Desde la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE), organización sindical con representación mayoritaria en el ámbito de la educación concertada y privada, han emitido un comunicado en el que muestran su interés por trasladar a los socialistas la repercusión que tendrían sus propuestas, que, si llegan al Pleno del Congreso «podrían suponer un serio obstáculo para el pacto».

«Todos los partidos políticos deben hacer el máximo esfuerzo por encontrar un elevado grado de consenso y continuar con sus trabajos en la Subcomisión, evitando dar pasos que dificulten en extremo conseguir el objetivo final», aseveran.

Ciudadanos pide al PSOE «seriedad»

subcomision-pacto-educativo

Reunión de la Subcomisión parlamentaria del Pacto Educativo

Desde Ciudadanos, se ha advertido al PSOE que esta formación «no apoyará medidas unilaterales fuera del pacto educativo que nos devuelven a la dinámica turnista de los últimos 30 años. Seamos serios», ha advertido la portavoz de Educación de la formación naranja en el Congreso, Marta Martín, en declaraciones a Europa Press.

A su juicio, las medidas propuestas por el PSOE, al que recuerda que votó por la creación de la Subcomisión del pacto, «no hablan de abandono escolar, de igualdad ni de calidad». Ni tampoco habla «de los problemas urgentes sobre los que podemos ponernos de acuerdo con criterios técnicos».

Martín recuerda al PSOE que las propuestas de creencias o ideológicas son las que han llevado a los problemas al sistema educativo con la intención de separar y no de unir. «Ellos tendrán que explicar a qué intereses responde este cambio de actitud, que no hace más que retrasar la posibilidad real de cambiar la LOMCE».

Una madre contra el absurdo de género

Estados Unidos: Tu privacidad, en venta

internet

(Amy Goodman y Denis Moynihan, Democracy Now!) – A menos que estés leyendo esta columna en un viejo y querido diario de papel, es probable que tu proveedor de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) sepa lo que estás haciendo. Los ISP son la rampa de acceso a Internet; es a través de ellos que todos accedemos a navegar por la web. Establecen el precio y la velocidad de tu conexión, pero no tenían autorización legal para compartir o vender detalles sobre tu uso personal de Internet sin tu permiso… hasta ahora. Gracias a una resolución aprobada en el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos por estrecho margen, las protecciones de privacidad en Internet que habían sido implementadas por el gobierno de Obama serán eliminadas por completo.

Empresas como AT&T, Comcast y Verizon ahora pueden curiosear en la información personal de cualquier persona que se conecte a Internet en Estados Unidos, su historial de navegación, dónde y cuándo accede a Internet y qué hace cuando está conectado, y venderle esa información privada a quien esté dispuesto a pagar por ella. Se espera que el presidente Donald Trump, obsesionado con la invasión imaginaria a su propia privacidad (como indican los tuits en los que afirmó que el presidente Barack Obama había intervenido sus teléfonos durante la campaña presidencial), apruebe este proyecto de ley y despoje a cientos de millones de estadounidenses de su privacidad.

Laura Moy, subdirectora del Centro sobre Privacidad y Tecnología de la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown, expresó en una entrevista para Democracy Now!: “Los estadounidenses pagan por el servicio [de Internet]. No esperan que esa información se comparta o se utilice con otros propósitos, ni que se venda sin su permiso.

Moy continuó: “Sin duda, los estadounidenses necesitan conectarse a Internet en la era moderna actual. Se necesita acceder a Internet para buscar trabajo. Se necesita acceder a Internet para completar la educación. Se necesita acceder a Internet a menudo para comunicarse con el proveedor de salud o realizar transacciones bancarias”.

Todas estas comunicaciones y todo este este uso de Internet pueden realizarse desde la privacidad del hogar. Pero no pensemos que seguirá siendo un uso privado. La empresa proveedora de Internet puede recopilar todas tus búsquedas, intereses, qué películas miras en Internet, tu edad, peso, número de Seguro Social, estado de salud, problemas financieros. Si buscas un abogado para quiebra o un tratamiento para adicciones en Internet, tu proveedor del servicio de Internet puede agregarlo a tu perfil.

Laura Moy concluyó: “Queremos que la gente use Internet y lo vea como un espacio seguro para comunicarse con otras personas, expresar sus puntos de vista políticos, desempeñar sus actividades cotidianas importantes, y que lo haga sin temor de que la información que comparte con su proveedor de servicio de Internet se utilice para perjudicarla de algún modo”.

Bueno, eso sería lo deseable. Las normas de privacidad en Internet que se prevé eliminar ocupan 219 páginas, en las que se trabajó desde la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su sigla en inglés) durante más de un año, con el apoyo de más de 275.000 comentarios de ciudadanos y grupos de defensa y promoción de la privacidad en Internet. Fueron publicadas en el Registro Federal el pasado mes de diciembre. La iniciativa de eliminarlas fue impulsada por Marsha Blackburn, congresista republicana de Tennessee, que preside el subcomité del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, que supervisa las actividades de la FCC. Como informó el portal de noticias Vocativ, durante sus 14 años en el Congreso, Blackburn ha recibido al menos 693.000 dólares en contribuciones de campaña por parte de empresas del sector y particulares de AT&T, Comcast, Verizon y otros miembros de la industria que se beneficiarían de este cambio normativo.

El socio de Blackburn en la avanzada para derogar las normas de privacidad en Internet es el nuevo comisionado de la FCC, Ajit Pai, que solía ocupar el cargo de asesor general asociado de Verizon. Pai fue uno de los dos republicanos designados para ocupar uno de los cinco cargos directivos de la FCC durante el segundo mandato de Obama, y fue ascendido a presidente de la FCC por el presidente Donald Trump. Según Los Angeles Times, Pai pronunció un discurso en diciembre del año pasado donde prometió “erradicar” otra victoria progresista, la neutralidad de Internet. Inmediatamente después de que la Cámara de Representantes votara a favor de revocar las normas de privacidad, Free Press, organzación que aboga por la democratización de los medios de comunicación, publicó en un comunicado: “La lucha contra la privacidad en la banda ancha es el primer ataque del gobierno de Trump hacia el Internet abierto. Y ahora que tiene una victoria en sus manos, buscará obtener la siguiente”.

Es completamente chocante que Donald Trump, en medio de sus acusaciones de que su propia intimidad había sido invadida por escuchas telefónicas ilegales, vaya a convertir en ley el permiso para invadir, vender, comerciar y monetizar los detalles más íntimos y privados de cada estadounidense conectado a Internet. Esta ley constituye el hackeo por excelencia: permitirles a las empresas tomar toda nuestra información y venderla con fines de lucro.

En el Estados Unidos gobernado por Donald Trump, la información privada no es robada por hackers en la oscuridad de la noche. Se toma con autorización del gobierno. A menos que la gente se organice para luchar en contra de esta situación, las promesas de un Internet abierto desaparecerán.

The Silent Scandal: Promoting Teen Sex

caminogirl-1031772_960_720With millions of dollars in sex-education programs at stake, it is not surprising that the groups that have previously dominated the arena have taken action to block the growing movement to abstinence-only education. Such organizations, including the Sexuality Information and Education Council of the United States (SEICUS), Planned Parenthood, and the National Abortion and Reproductive Rights Action League (NARAL), have been prime supporters of “safe-sex” programs for youth, which entail guidance on the use of condoms and other means of contraception while giving a condescending nod to abstinence. Clearly, the caveat that says “and if you do engage in sex, this is how you should do it” substantially weakens an admonition against early non-marital sexual activity.

Not only do such programs, by their very nature, minimize the abstinence component of sex education, but many of these programs also implicitly encourage sexual activity among the youths they teach. Guidelines developed by SEICUS, for example, include teaching children aged five through eight about masturbation and teaching youths aged 9 through 12 about alternative sexual activities such as mutual masturbation, “outercourse,” and oral sex. In addition, the SEICUS guidelines suggest informing youths aged 16 through 18 that sexual activity can include bathing or showering together as well as oral, vaginal, or anal intercourse, and that they can use erotic photographs, movies, or literature to enhance their sexual fantasies when alone or with a partner. Not only do such activities carry their own risks for youth, but they are also likely to increase the incidence of sexual intercourse.

In recent years, parental support for real abstinence education has grown. Because of this, many traditional safe-sex programs now take to calling themselves “abstinence plus” or “abstinence-based” education. In reality, there is little abstinence training in “abstinence-based” education. Instead, these programs are thinly disguised efforts to promote condom use. The actual content of most “abstinence plus” curricula would be alarming to most parents. For example, such programs typically have condom use exercises in which middle school students practice unrolling condoms on cucumbers or dildoes.

Los que hacen las políticas de educación sexual…

Los que hacen las políticas educativas deben entender eso:

  • Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluyendo infecciones virales incurables, han alcanzado proporciones epidémicas. Anualmente, 3 millones de adolescentes contraen ETS, afectan a uno de cuatro adolescencias que sean sexualmente activos.
  • La actividad sexual temprana tiene consecuencias negativas para la gente joven. La investigación demuestra que además del posible embarazo, la gente joven también experimenta lesiones emocionales y psicológicas, dificultades maritales subsecuentes, y la implicación en otros comportamientos de riesgo elevado.
  • El programa  de “sexo seguro” da poco espacio a gente joven para que se abstenga de actividad sexual temprana. Tales programas promueven fuertemente el uso del condón. Además, casi todos esos programas contienen un mensaje ofensivo para la mayoría de los padres.

Consecuencias de la actividad sexual temprana

La gente joven que tiene actividad sexual entra en un campo de comportamiento de riesgo elevado que conduce al daño físico y emocional. Cada año, influenciado el ambiente y una carencia de orientación, millones de adolescencias sufren las consecuencias.

Enfermedades de transmisión Sexual

La nación está experimentando una epidemia de enfermedades sexuaesl transmitidas que se esté ampliando constantemente. En los años 60, el principio de la “revolución sexual,” las enfermedades dominantes relacionadas con la actividad sexual era sífilis y gonorrea. Hoy, hay más de 20 ETS extenso, infectando a un promedio de más de 15 millones de individuos cada año. dos tercios de las ETS ocurre en personas de 25 años para abajo. Cada años, 3 millones de adolescencias contraen un ETS; total, un cuarto de adolescencias sexualmente activas se ha contagiado. 3

No hay curación para las enfermedades virales sexual transmitidas tales como el virus humano de la inmunodeficiencia (VIH) y herpes, que toman su peaje en la gente a través de la vida. El Papiloma humano (HPV) —  tiene 6,5 millones de casos nuevos cada año, y la causa de casi todo cáncer cervical es ésta y que mata a aproximadamente 4.800 mujeres por año — y la  Clamidia, se asocia a la enfermedad inflamatoria pélvica que marca con una cicatriz los tubos de Falopio,  es la causa mayor y más rápida de la infertilidad.

Perceptiblemente, la investigación demuestra que el uso del condón ofrece relativamente poca protección (de “cero” a “alguno”) para el herpes y ninguna protección contra el HPV mortal. Una revisión de la literatura científica revela que, en promedio, los condones no pudieron prevenir la transmisión del virus del VIH — que causa el síndrome inmune de la deficiencia conocido como ayudas — entre 15 por ciento y 31 por ciento del tiempo. 6 que no debe sorprender, por lo tanto, que mientras que el uso del condón ha aumentado en los últimos 25 años, la extensión del SIDA ha continuado además levantándose. 7

Heritage.org

Heritage Foundation

¡Confiesa que no es pecado!

confiesa-que-no-es-pecado

Después de oír tantas veces que no hay que mezclar religión y política, que no hay que confundir el pecado con el delito, que no hay que discriminar a nadie en la vida pública por sus convicciones religiosas o ateas, nos puede parecer que se trata de algo obvio y pacíficamente aceptado en una sociedad democrática. Y no es así. Al menos en ciertos temas.

Basta ver el caso de Tim Farron (en la foto), hasta hace días líder del partido Liberal Demócrata británico. Su partido ha mejorado sus resultados en las recientes elecciones, con una ganancia de 4 escaños hasta alcanzar 12. Es cierto que, con la vuelta al tradicional bipartidismo de la política británica, los liberales demócratas no han recuperado el papel de socio de la coalición de gobierno que tuvieron en la época de Cameron. Pero Farron no ha dimitido por razones políticas, sino por mantener sus creencias religiosas.

Farron es un hombre de convicciones firmes, tanto en lo religioso como en lo político. Es cristiano evangélico, lo que en su caso es algo más profundo que una etiqueta. También es un entusiasta defensor de las ideas liberales de su partido, al que pertenece desde los 16 años, con una trayectoria que le llevó a ser su líder.

Fiel a sus convicciones, Farron no ha intentado en ningún momento utilizar la política para imponer a otros sus convicciones religiosas. Por el contrario, han sido sus críticos los que desde el primer momento intentaron escarbar en sus convicciones religiosas para descalificarle como político. En cualquier entrevista, lo importante no era lo que pensaba el líder de los Lib-Dem sobre los impuestos, el Brexit o la inmigración, sino qué pensaba sobre algunos temas que pudieran estar en conflicto con sus creencias religiosas.

En estos tiempos, el tema estrella era inevitablemente la homosexualidad. Pero no ya el matrimonio gay o la lucha contra la discriminación. Lo que querían saber es si Farron pensaba que la conducta homosexual era un pecado. Farron eludía la respuesta alegando, razonablemente, que estaba allí como representante de un partido político, no de una Iglesia; que lo que él pensara en su conciencia solo le concernía a él; y, estrechado a preguntas, llegaba a reconocer que “todos somos pecadores”. Pero nada de esto satisfacía a los empeñados en mezclar religión y política.

La actitud de los entrevistadores era realmente insólita. Si se trata de hablar de la corrupción, las preguntas al político versarán sobre qué medidas va a tomar para evitarla, no si cree que la avaricia es un pecado o si los corruptos irán al infierno. Pero la homosexualidad ha adquirido un carácter de dogma, hasta el punto de que en este tema un político puede ser juzgado no ya por sus actos públicos, sino por sus creencias privadas. Como ha dicho Brendan O’Neill, editor de Spiked, “Farron está siendo demonizado por sus pensamientos privados, por los contenidos de su espíritu; no incluso por algo que hizo en privado, sino por algo que piensa en privado”. La Inquisición no llegaba a tanto.

Ni tan siquiera pueden reprochar a Farron que obstaculizara ninguna pretensión del lobby LGTB. Los Lib-Dem son firmes defensores del matrimonio gay, y Farron también votó a favor. Como también se opuso a la prohibición de que los gais donaran sangre, y apoyó el indulto póstumo para los miles de homosexuales que fueran condenados en Gran Bretaña. Si algo puede decirse de su actuación en este tema, es que dio más importancia a la línea de su partido que a lo que él pensara en conciencia.

Pero finalmente Farron ha llegado a la conclusión de que debía optar entre lo que le dice su fe y su conciencia y la política que se espera de su partido. Al explicar su dimisión, Farron advierte que una y otra vez la prensa ha puesto bajo sospecha su liderazgo político por cuestiones relacionadas con su fe, lo cual ha desviado la atención sobre el mensaje político de su partido. “La consecuencia de poner el foco en mi fe es que me he encontrado dividido entre vivir como un cristiano consecuente y servir como líder político. Quizá alguien mejor y más sabio que yo habría sido capaz de manejar esto con más éxito, para seguir siendo fiel a Cristo y líder de un partido político en el ambiente actual”. Pero como él no lo ve posible, prefiere dimitir de su puesto. Lo menos que puede decirse es que en un campo tan propicio al oportunismo como la política, Farron ha elegido lo más difícil.

También lo hizo así otro ilustre político inglés del siglo XVI, Thomas More, lord canciller de Inglaterra, que perdió la cabeza por no reconocer que era válido el nuevo matrimonio del rey Enrique VIII ni su pretensión de convertirse en cabeza de la Iglesia anglicana. Hoy no te llevan a la Torre de Londres por no someterte a los dictados del gobernante. Pero los neocromwellianos interrogadores de los media liberales de hoy se encargan de acosar al disidente para destrozar su reputación.

Como de costumbre, los sectarios se curan en salud acusando a Farron de ser un “cristiano fundamentalista homófobo” y de manifestar “intolerancia y prejuicio”. Pero en cambio ellos se creen habilitados para decidir si una conducta puede ser o no pecado según la fe cristiana y para condenar al que no piense como ellos. Se ve que el “quién soy yo para juzgar” está bien para el Papa, pero los defensores de la diversidad y de la inclusión sí pueden permitírselo.