ESTOS 5 FAMOSOS SE BURLARON DE DIOS Y NO TUVIERON UN FINAL FELIZ

NOTICIACRISTIANA.COM.– A lo largo de la historia muchas personas han ofendido a Dios por diferentes motivos. Ya sea por creerse superior a él o simplemente por no creer en su existencia.

El primer caso es el de Hugo Chávez, ex presidente de Venezuela, quién expresó, “Aprovecho para condenar desde el fondo de mi alma y de mis vísceras al Estado de Israel, maldito seas Estado de Israel, maldito seas”. Poco después, se le diagnosticó cáncer de colon, lo que lo llevó a su muerte en 2013.

John Lennon fue otro que se burló y retó a Dios cuando dijo que “el cristianismo se va a terminar. Desaparecerá No necesito discutir sobre eso, tengo razón y voy a tener razón. Nosotros ahora somos más populares que Jesús, no sé qué se irá primero, si el rock and roll o el cristianismo. Años después Lennon fue brutalmente asesinado con 5 disparos en la espalda.

Otra persona que habló de Dios fue Tancredo Nevez, ex presidente de Brasil, al decir que si conseguía 500 mil votos, ni Dios lo quitaría de la presidencia. Nevez se enfermó un día antes de asumir la presidencia y murió.

El hombre que construyó el Titánic, es otro ejemplo de blasfemia contra Dios. Después de la construcción un reportero le preguntó cuán seguro sería. Y con un tono irónico respondió: “Ni Dios puede hundirlo”. En su primer viaje el Titánic chocó con un iceberg dejando más de 1, 500 muertes.

El último ejemplo de esto es Marilyn Monroe. Quien en una visita del predicador Billy Graham afirmó que “Yo no necesito a su Jesús”. Luego de que Graham le dijera que el Espíritu de Dios, le había enviado a predicarle a ella. Una semana después Monroe fue encontrada muerta en su apartamento.

“Dios no puede ser burlado, lo que el hombre sembrase eso mismo segará. Yo digo que desde lo más profundo de mi corazón y con todas mis fuerzas, glorifico a Dios y bendigo a Israel y su santa ciudad de Jerusalén y amén”, dijo Julio Zapata.

Por su parte David Gálvez comenta que “Jamás ningún ser humano debe contradecir a Dios. Me regaló la vida, mis hijos y familia, no hay cómo pagarle a Él. Solo arrepintiéndose de los pecados y llevando su palabra” .

Ruby Rincón dice que “a Dios no lo maldice nadie, lo que estos malvados hacen es blasfemar,y eso se paga con la muerte espiritual eterna, dolor y crujir de dientes sin escapatoria”.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM 

La profecía de Isaías del comunismo global

El padre de la Iglesia Lactancio lo llamó «un robo común». Esta es la suma de lo que todos los titulares de hoy apuntan: El Gran Robo al final de esta era, una toma de posesión neocomunista bajo los auspicios del «ecologismo» y la «salud». Por supuesto, estas son mentiras y Satanás es el «padre de las mentiras». Todo esto fue profetizado hace unos 2700 años y tú y yo estamos vivos para verlo. La victoria será de Cristo después de esta gran tribulación…

Publicado por primera vez en julio de 2020…

ESCRITO hace más de 2700 años, Isaías es el profeta preeminente de la próxima Era de Paz. Los Padres de la Iglesia Primitiva a menudo citaban sus obras cuando hablaban de un próximo «período de paz» en la tierra, antes del fin del mundo, y como también profetizó Nuestra Señora de Fátima.

Sí, se prometió un milagro en Fátima, el milagro más grande en la historia del mundo, solo superado por la Resurrección. Y ese milagro será una era de paz que nunca antes se había concedido al mundo. —Cardenal Mario Luigi Ciappi, 9 de octubre de 1994 (teólogo papal de Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II); Catecismo Familiar, (9 de septiembre de 1993), p. 35

Los Padres de la Iglesia también entendieron que este período del que hablaba Isaías era uno y el mismo que el del «milenio» que San Juan predijo en el capítulo 20 de Apocalipsis, lo que los Padres también llamaron el «Día del Señor» o «descanso sabático» para la Iglesia:

He aquí, el Día del Señor será de mil años. —Carta de Bernabé, Los Padres de la Iglesia, cap. 15

Interpretaron tanto el lenguaje simbólico de Isaías como el de San Juan para referirse al final de un reino global malvado, después de que la «bestia» y el «falso profeta» son arrojados al infierno (Apocalipsis 19:20), y se lleva a cabo un Juicio de los Vivos. Entonces, las Escrituras serán vindicadas, la paz reinará por un tiempo, y como nuestro Señor dijo:

Este evangelio del reino será predicado en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el end. (Mateo 24:14)

Lo más significativo es que las palabras del «Padre Nuestro» se cumplirán por fin cuando el Reino de Cristo venga en una nueva modalidad, y el Padre «se hará en la tierra como en el cielo». Esta esperanza fue bellamente expresada por San Luis de Montfort, quien dijo que los santos durante ese tiempo «superarán en santidad a la mayoría de los otros santos tanto como los cedros del Líbano se elevan sobre pequeños arbustos».[1]

Tus mandamientos divinos se rompen, tu Evangelio es arrojado a un lado, torrentes de iniquidad inundan toda la tierra llevándose incluso a tus siervos… ¿Llegará todo al mismo final que Sodoma y Gomorra? ¿Nunca romperás tu silencio? ¿Tolerarás todo esto para siempre? ¿No es cierto que tu voluntad debe hacerse en la tierra como en el cielo? ¿No es cierto que tu reino debe venir? ¿No diste a algunas almas, queridas por ti, una visión de la futura renovación de la Iglesia? —San Luis de Montfort, Oración por los Misioneros, n. 5; www.ewtn.com

Esta renovación, predice Isaías, implica una cierta restauración de la creación a través de un triunfo sobre el mal, la enfermedad y la división, por un tiempo.

Estas son las palabras de Isaías sobre el milenio: «Porque habrá un cielo nuevo y una tierra nueva, y los primeros no serán recordados ni entrarán en su corazón, sino que se alegrarán y se regocijarán en estas cosas, que yo creo… No habrá más un infante de días allí, ni un anciano que no llene sus días; porque el niño morirá a los cien años… Porque así como los días del árbol de la vida, así serán los días de Mi pueblo, y las obras de sus manos se multiplicarán. Mis elegidos no trabajarán en vano, ni engendrarán hijos para una maldición; porque serán una simiente justa bendecida por el Señor, y su posteridad con ellos. —San Justino Mártir, Diálogo con Trifo, cap. 81, Los Padres de la Iglesia, herencia cristiana; cf. Is 54:1

Entonces, lo que viene entonces es el encadenamiento de Satanás (Apocalipsis 20:4). Pero eso también significa …

Ahora estamos frente a la mayor confrontación histórica por la que ha pasado la humanidad… Ahora estamos ante el enfrentamiento final entre la Iglesia y la anti-Iglesia, del Evangelio contra el anti-Evangelio, de Cristo contra el anti-Cristo… Es un juicio… de 2.000 años de cultura y civilización cristiana, con todas sus consecuencias para la dignidad humana, los derechos individuales, los derechos humanos y los derechos de las naciones. —Cardenal Karol Wojtyla (JUAN PABLO II), en el Congreso Eucarístico, Filadelfia, PA; 13 de agosto de 1976; cf. Catholic Online (confirmado por el diácono Keith Fournier que estuvo presente)

Esta batalla final está progresando constantemente hacia su punto máximo: un Choque de Reinos. De hecho, así como San Juan predijo el surgimiento del totalitarismo global bajo una «bestia» antes de una Era de Paz (Apocalipsis 13:5), también lo hizo Isaías. Y así como San Juan enfatizó cómo la bestia dominaría a través de la economía controlando quién podría «comprar o vender» (Apocalipsis 13:17), Isaías revela cómo este Anticristo también dominará la riqueza del mundo.

UNA PROFECÍA DEL COMUNISMO GLOBAL

En la primera lectura de la Misa del miércoles pasado, Isaías advierte a un Israel obstinado e impenitente (que es un tipo de iglesia que es el «nuevo Israel»; cf. Catecismo de la Iglesia Católican. 877) cómo un rey vendrá de Asiria para purificar su nación.

¡Ay de Asiria! Mi vara en la ira, mi bastón en la ira. Contra una nación impía lo envío, y contra un pueblo bajo mi ira, le ordeno que se apodere del saqueo, se lleve el botín y los pise como el barro de las calles. Pero esto no es lo que pretende, ni lo tiene en mente; Más bien, está en su corazón destruir, hacer un fin de las naciones no pocas. Porque él dice: «Por mi propio poder lo he hecho, y por mi sabiduría, porque soy astuto. He movido los límites de los pueblos, sus tesoros los he saqueado y, como un gigante, he dejado a los entronizados. Mi mano se ha apoderado como nido de las riquezas de las naciones; como uno toma huevos dejados solos, así que tomé toda la tierra; ¡nadie revoloteó un ala, ni abrió la boca, ni chirrió!»

Según algunos Padres de la Iglesia Primitiva como Hipólito,[2] Victorino[3] y Lactancio, el Anticristo puede originarse en la actual Siria (Irak), que era la antigua Asiria.

Otro rey surgirá de Siria, nacido de un espíritu maligno… y se constituirá y se llamará a sí mismo Dios, y se ordenará a sí mismo ser adorado como el Hijo de Dios, y se le dará poder para hacer señales y maravillas… Entonces intentará destruir el Templo de Dios y perseguir al pueblo justo; y habrá angustia y tribulación como nunca ha habido desde el principio del mundo. —Lactancio (c. 250-330 d.C.), Institutos Divinos, Libro 7, cap. 17

Para estar seguros, el Anticristo es una persona real,[4] pero también llega a reinar a través de un imperio global, una «bestia con siete cabezas».[5] Lo que es más notable en el pasaje de Isaías es lo que hace este «él» a quien Dios envía para castigar a las naciones: se apodera del saqueo, se lleva el botín, mueve los límites y arrebata las riquezas de las naciones. En otras palabras, esto es precisamente lo que hace el comunismo: se apodera de la propiedad privada, confisca la riqueza, sofoca la empresa privada y aniquila las fronteras de las naciones.

En su libro de 1921 que expone el complot para una «revolución mundial» comunista, la autora Nesta H. Webster abordó la filosofía subyacente de las sociedades secretas de la masonería y el illuminatismo que están impulsando la agitación actual de hoy. Es la noción de que «la civilización está equivocada» y que la salvación para la raza humana radica en un «retorno a la naturaleza». Esto no solo está claramente matizado en los 17 objetivos de «desarrollo sostenible» de las Naciones Unidas,[6] pero también fue destacado —y condenado— por el Papa San León XIII:

En este período, sin embargo, los partidarios del mal parecen estar combinándose, y estar luchando con vehemencia unida, liderados o asistidos por esa asociación fuertemente organizada y extendida llamada los francmasones. Ya no ocultan sus propósitos, ahora se están levantando audazmente contra Dios mismo … lo que es su propósito último se fuerza a sí mismo a la vista, a saber, el derrocamiento total de todo ese orden religioso y político del mundo que la enseñanza cristiana ha producido, y la sustitución de un nuevo estado de cosas de acuerdo con sus ideas, del cual los fundamentos y las leyes se extraerán del mero naturalismo. —POPE LEO XIII, Género HumanumEncíclica sobre la Masonería, n.10, Apri 20th, 1884

El filósofo François-Marie Arouet, conocido como Voltaire, fue uno de los masones franceses más poderosos a quien un hombre describió como «La encarnación más perfecta de Satanás que el mundo haya visto». Voltaire proporciona la visión y la razón por la que tantos papas condenaron y advirtieron sobre su complot para una revolución global… lo cual, claramente, está en marcha:

… cuando las condiciones son las adecuadas, un reinado se extenderá por toda la tierra para acabar con todos los cristianos, y luego establecer una hermandad universal sin matrimonio, familia, propiedad, ley o Dios. —Francois-Marie Arouet de Voltaire, Stephen Mahowald, She Shall Crush Thy Head (Edición Kindle)

El ex presidente de la URSS, Michael Gorbachov, quien fundó Green Cross International para promover las iniciativas de la ONU y que sigue siendo un ateo y comunista declarado, declaró en el PBS Charlie Rose Show:

Somos parte del Cosmos… El Cosmos es mi Dios. La naturaleza es mi Dios… Creo que el siglo 21 será el siglo del medio ambiente, el siglo en que todos nosotros tendremos que encontrar una respuesta a cómo armonizar las relaciones entre el hombre y el resto de la Naturaleza… Somos parte de la Naturaleza… —23 de octubre de 1996, Canada Free Press 

Webster enfatiza cómo la eliminación (es decir, el saqueo) de la propiedad privada es clave para un nuevo orden mundial. Citando al filósofo y masón francés Jean-Jacques Rousseau, resume cómo la filosofía detrás de estas sociedades secretas es la idea de que la posesión privada es la raíz de la discordia.

«El primer hombre que pensó en decir ‘Esto es mío’, y encontró a la gente lo suficientemente simple como para creer que él era el verdadero fundador de la sociedad civil. Qué crímenes, qué guerras, qué asesinatos, qué miserias y horrores habría salvado a la raza humana que, arrebatando las espadas y llenando las zanjas, había gritado a sus semejantes: «Cuidado con escuchar a este impostor; estás perdido si olvidas que los frutos de la tierra pertenecen a todos y la tierra a nadie». En estas palabras [de Rousseau] se encuentra todo el principio del comunismo. Revolución Mundial, El complot contra la civilización, pp. 1-2

Por supuesto, los mejores engaños siempre tienen un núcleo de verdad, si no mucha verdad. Esta es la razón por la que los jóvenes de hoy están siendo tan fácilmente arrastrados a los principios marxistas una vez más. Pero Webster expone la locura de este sofisma por lo que es:

Destruye la civilización en su totalidad y la raza humana se hunde al nivel de la selva en la que la única ley es la de los fuertes sobre los débiles, el único incentivo para la lucha por las necesidades materiales. Porque aunque el mandato de Rousseau, «¡Vuelve al bosque y conviértete en hombres!» puede ser un excelente consejo si se interpreta como una medida temporal, «vuelve al bosque y permanece allí» es un consejo para los simios antropoides… En cuanto a la distribución de los «frutos de la tierra», uno solo tiene que ver a dos zorzales en el césped disputando por un gusano para ver cómo se resuelve la cuestión del suministro de alimentos en la sociedad primitiva. —Ibíd., págs. 2 y 3

Es por eso que Nuestra Señora se apareció en Fátima para suplicar la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón, para que los errores de Rusia (el comunismo) a punto de afianzarse allí a través de la revolución bolchevique, comenzaran a extenderse por todo el mundo. Nuestra Señora no fue escuchada. Como señaló el Papa Pío XI en su poderosa y profética encíclica, Divine RedemptorisRusia y su pueblo fueron usurpados por aquellos…

… autores y cómplices que consideraban a Rusia el campo mejor preparado para experimentar con un plan elaborado hace décadas, y que desde allí continúan extendiéndolo de un extremo al otro del mundo… Nuestras palabras están recibiendo ahora una lamentable confirmación del espectáculo de los frutos amargos de las ideas subversivas, que previmos y predijimos, y que son… amenazando a todos los demás países del mundo. —PAPA PÍO XI, Divini Redemptoris, n. 24, 6

EL PLAN EN TIEMPO REAL

De hecho, esta agenda radical para «el derrocamiento total de todo ese orden religioso y político del mundo» está procediendo según lo planeado. Un plan propuesto por las Naciones Unidas llamado Agenda 21, impulsado por el ambientalista radical pero influyente Maurice Strong y firmado por 178 naciones miembros, ha sido absorbido y reestructurado bajo el plan actual: Agenda 2030. Su predecesor pidió la abolición de la «soberanía nacional» y la disolución de los derechos de propiedad.

Programa 21: «Tierras… no puede ser tratado como un activo ordinario, controlado por individuos y sujeto a las presiones e ineficiencias del mercado. La propiedad privada de la tierra es también un instrumento principal de acumulación y concentración de la riqueza y, por lo tanto, contribuye a la injusticia social; si no se controla, puede convertirse en un obstáculo importante en la planificación y aplicación de los planes de desarrollo». — «Alabama Bans U.N. Agenda 21 Sovereignty Surrender», 7 de junio de 2012; investors.com

Estoy seguro de que el profeta Isaías estaría tocando una trompeta muy grande si estuviera vivo hoy. Sobre todo si se tiene en cuenta lo que está sucediendo a plena vista al amparo del COVID-19 y las medidas radicales de cuarentena por el «bien común»: una de las mayores transferencias de riqueza de la historia. El analista de mercado, Jim Cramer, señala que las corporaciones y el mercado de valores están prosperando sospechosamente, mientras que las pequeñas empresas están «cayendo como moscas».[7] La razón es que la Reserva Federal y otros bancos centrales están «imprimiendo dinero» para comprar deuda gubernamental y corporativa, ocultando así lo que realmente está sucediendo: el colapso de la economía global y un flujo constante de activos a la Reserva. En abril, Bloomberg informó que la Fed está «comprando 41.000 millones de dólares en activos diarios»; Los analistas de Morgan Stanley estiman que la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra ampliarán sus balances en un acumulado de 6,8 billones de dólares cuando todo esté dicho y hecho. Y el analista de acciones Greg Mannarino de Traders Choice afirma:

Todavía no hemos visto nada. Para que la Reserva Federal termine su plan [de poseer el planeta], que estamos en el corazón de él en este momento, están canalizando billones de dólares en todo el mundo a otros bancos centrales para comprar activos. —16 de julio de 2020; shtfplan.com

En otras palabras, la riqueza del mundo se está concentrando rápidamente en un puñado de poderosas familias bancarias, que son masones.[8] Considere las palabras del profeta Miqueas (la primera lectura de la Misa de este sábado):

Ay de aquellos que planean la iniquidad y resuelven el mal en sus sofás; a la luz de la mañana [es decir. «a plena luz del día»] lo logran cuando está dentro de su poder. Codician los campos y se apoderan de ellos; casas, y se las llevan; engañan a un dueño de su casa, a un hombre de su herencia… (Miqueas 2:1-2)

Ese será el tiempo en que la justicia será expulsada, y la inocencia será odiada; en el que los malvados se aprovecharán de los buenos como enemigos; ni la ley, ni el orden, ni la disciplina militar serán preservados… todas las cosas serán confundidas y mezcladas contra el derecho y contra las leyes de la naturaleza. Así, la tierra será arrasada, como por un robo común. Cuando estas cosas sucedan así, entonces los justos y los seguidores de la verdad se separarán de los impíos y huirán a las soledades. —Lactancio, Padre de la Iglesia, Los Institutos Divinos, Libro VII, cap. 17

Tal vez esta sea la tragedia más triste de la hora actual mientras vemos a los alborotadores quemar edificios, saquear, derribar estatuas, atacar a los oficiales de policía, pedir abiertamente que reine el gobierno marxista: esencialmente están entregando el poder a un cártel bancario que está tomando cada vez más las decisiones. La ironía de esta revolución no pasó desapercibida para Benedicto XVI:

Se está extendiendo una nueva intolerancia, eso es bastante obvio… una religión negativa se está convirtiendo en un estándar tiránico que todos deben seguir. Eso es entonces aparentemente libertad, por la única razón de que es la liberación de la situación anterior. —Luz del mundo, una conversación con Peter Seewald, p. 52

Como he escrito antes, la guerra y la división son del libro de jugadas de la masonería: avivar las tensiones internacionales, financiar ambos lados de una guerra, fomentar las divisiones raciales y de género, romper todo para eventualmente construirlo de nuevo … Ordo ab chaos (orden fuera del caos) es el modus operandi de la sociedad secreta. Thomas Jefferson escribió a John Wayles Eppes Monticello:

[L]a espíritu de guerra y acusación… desde la teoría moderna de la perpetuación de la deuda, ha empapado la tierra de sangre y aplastado a sus habitantes bajo cargas que se acumulan. —24 de junio de 1813; let.rug.nl

¿Te suena familiar?

Pensamos en los grandes poderes de la actualidad, en los intereses financieros anónimos que convierten a los hombres en esclavos, que ya no son cosas humanas, sino que son un poder anónimo al que sirven los hombres, por el cual los hombres son atormentados e incluso masacrados. Ellos [es decir, los intereses financieros anónimos] son un poder destructivo, un poder que amenaza al mundo. —PAPA BENEDICTO XVI, Reflexión después de la lectura del oficio para la Tercera Hora esta mañana en el Aula del Sínodo, Ciudad del Vaticano, 11 de octubre de 2010

LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Uno no podría terminar esta meditación sobre las palabras proféticas de Isaías sin señalar otro aspecto clave por el cual el comunismo se está extendiendo nuevamente por todo el mundo: la política «verde». Como admitió con franqueza un funcionario del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU:

… uno tiene que liberarse de la ilusión de que la política climática internacional es política ambiental. En cambio, la política de cambio climático se trata de cómo redistribuimos de facto la riqueza del mundo… —Ottmar Edenhofer, dailysignal.com, 19 de noviembre de 2011

Y de nuevo,

Esta es la primera vez en la historia de la humanidad que nos proponemos la tarea de cambiar intencionalmente, dentro de un período de tiempo definido, el modelo de desarrollo económico que ha estado reinando durante al menos 150 años, desde la revolución industrial. —Jefa de Cambio Climático de las Naciones Unidas, Christine Figueres, 30 de noviembre de 2015; unric.org

Basta con escuchar a uno de los arquitectos del «nuevo orden mundial» (cuya misión es promover precisamente lo que Isaías profetizó: fronteras «abiertas» de las naciones):

Esta es la crisis de mi vida. Incluso antes de que llegara la pandemia, me di cuenta de que estábamos en un momento revolucionario en el que lo que sería imposible o incluso inconcebible en tiempos normales se había vuelto no solo posible, sino probablemente absolutamente necesario. Y luego vino el Covid-19, que ha trastocado totalmente la vida de las personas y ha requerido un comportamiento muy diferente. Es un evento sin precedentes que probablemente nunca ha ocurrido en esta combinación. Y realmente pone en peligro la supervivencia de nuestra civilización … debemos encontrar una manera de cooperar en la lucha contra el cambio climático y el nuevo coronavirus. —George Soros, 13 de mayo de 2020; independent.co.uk.

Este es el mismo Soros que financia abiertamente a estos revolucionarios violentos, según una exposición encubierta del Proyecto Veritas.[9]

De hecho, estamos entrando en lo que el Foro Económico Mundial respaldado por las Naciones Unidas llama el «Gran Reinicio» y la «Cuarta Revolución Industrial». Según su sitio web, es …

… una revolución tecnológica que alterará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos entre nosotros. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será diferente a todo lo que la humanidad ha experimentado antes. Todavía no sabemos exactamente cómo se desarrollará, pero una cosa está clara: la respuesta a ella debe ser integrada e integral, involucrando a todas las partes interesadas de la política global, desde los sectores público y privado hasta la academia y la sociedad civil. —14 de enero de 2016; weforum.org

Pero, ¿pedimos o votamos a favor de esto? Aquí, la última parte de la profecía de Isaías también está llegando a buen término; sobre «toda la tierra… ¡nadie revoloteó un ala, ni abrió la boca, ni chirrió!» No, esta revolución está sucediendo con nuestra plena cooperación a medida que todos nos conectamos al «Internet de las cosas» y renunciamos a nuestra privacidad y libertad al mismo tiempo. Sí, es notable la rapidez con la que los países, uno por uno, limitaron a sus poblaciones sanas a un arresto domiciliario virtual sin apenas resistencia. Cómo nadie se ha preguntado cómo se van a devolver esos billones en cheques gubernamentales gratuitos. Y qué extraño silencio de la jerarquía de la Iglesia mientras cerraban parroquias sin un vistazo. La narrativa en las redes sociales está estrechamente controlada a medida que los gigantes tecnológicos entran en modo de hipercensura. Incluso los alcaldes y gobernadores han estado extrañamente callados mientras los alborotadores ocupan y destruyen sus calles en nombre de la lucha contra el «racismo». Y en lugar de denunciar sus tácticas marxistas, muchos se han unido silenciosamente a ellos por cobardía, miedo o ignorancia. De hecho, la gente tiene cada vez más miedo de «agitar un ala» o «abrir una boca» por temor a ser prohibida, avergonzada o incluso despedida. Isaías aparentemente previó esto con una precisión asombrosa.

Pero también lo han hecho varios papas y miembros de la jerarquía. El estudio del Vaticano sobre la Nueva Era llamado «Jesucristo, el portador del agua de la vida» es una obra profética crítica que explica con más detalle las advertencias un siglo antes de los papas anteriores: de una «visión global» -menos el cristianismo- basada en una mezcla de ambientalismo, tecnología y juego con el ADN de la vida por completo.

El énfasis de la ecología profunda en el biocentrismo niega la visión antropológica de la Biblia, en la que los seres humanos están en el centro del mundo. Es muy prominente en la legislación y la educación hoy en día… en la teoría ideológica subyacente a las políticas de control de la población y los experimentos en ingeniería genética, que parecen expresar un sueño que los seres humanos tienen de crearse a sí mismos de nuevo. ¿Cómo espera la gente hacer esto? Descifrando el código genético, alterando las reglas naturales de la sexualidad, desafiando los límites de la muerte. —Jesucristo, El portador del agua de vida, n. 2.3.4.1

En otras palabras, es una revolución que culminará exactamente en cómo Isaías, San Juan, Nuestro Señor y San Pablo dijeron que lo haría: en el hombre poniéndose en el lugar de Dios.

… ese día [el Día del Señor] no llegará, a menos que la rebelión [revolución] sea lo primero, y se revele el hombre de la iniquidad, el hijo de perdición, que se opone y se exalta contra todo supuesto dios u objeto de adoración, de modo que toma su asiento en el templo de Dios, proclamándose a sí mismo como Dios. (2 Tesalonicenses 3-4)

Pero será un reinado corto. El Señor quebrantará a los impíos, dice Isaías, y por un tiempo, habrá un período de paz y justicia:

Golpeará a los despiadados con la vara de su boca, y con el aliento de sus labios matará a los impíos. La justicia será la banda alrededor de su cintura, y la fidelidad un cinturón sobre sus caderas. Entonces el lobo será un invitado del cordero… En los días venideros, la montaña de la casa del Señor será establecida como la montaña más alta y elevada por encima de las colinas. Todas las naciones fluirán hacia ella… Porque de Sión saldrá la instrucción, y la palabra del Señor de Jerusalén. Él juzgará entre las naciones, y fijará términos para muchos pueblos. Convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en ganchos de poda; una nación no levantará la espada contra otra, ni volverá a entrenarse para la guerra… porque la tierra estará llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar. (Isaías 11:4-6, 2:2-5, 11:9)

¡Oh! cuando en cada ciudad y pueblo se observe fielmente la ley del Señor, cuando se muestre respeto por las cosas sagradas, cuando se frecuenten los sacramentos y se cumplan las ordenanzas de la vida cristiana, ciertamente no habrá más necesidad de que trabajemos más para ver todas las cosas restauradas en Cristo … ¿Y entonces? Entonces, por fin, quedará claro para todos que la Iglesia, tal como fue instituida por Cristo, debe disfrutar de plena y completa libertad e independencia de todo dominio extranjero. «Romperá las cabezas de sus enemigos», para que todos sepan «que Dios es el rey de toda la tierra», «para que los gentiles se sepan hombres». Todo esto, Venerables Hermanos, Creemos y esperamos con fe inquebrantable. —PAPA PÍO X, E Supremi, Encíclica «Sobre la restauración de todas las cosas», n.14, 6-7

IMPOSICIÓN DE LA IDEOLOGÍA DEL GÉNERO

Mario E. Fumero

El fenómeno de la homosexualidad, o de tendencias sexuales contrarias a lo natural, ha existido siempre a lo largo de toda la historia de la humanidad, e incluso, se registra en la Biblia el clásico caso de dos ciudades, como Sodoma y Gomorra que confronto un fenómeno de degradación sexual tan grande que fue destruida por Dios.

No cabe duda que prominentes hombres de la historia, como Alejandro Magno y muchos emperadores romanos aparentemente fueron bisexuales, y muchos actos de lujuria respecto a depravación sexual existieron en la antigüedad, y los mismos fueron aceptados y tolerados.

En nuestro tiempo los que, usando su libre albedrío para ejecutar actos sexuales fuera de lo normal, han tomado el camino de buscar otra identidad sexual contraria a la biológica, no sólo para dar rienda suelta a sus deseos, sino que han elaborado toda una agenda nivel mundial con consigna, banderas, y reclamos por medio de los cuales quieren establecer leyes que legalicen su condición y repriman a los que piensen contrario a ellos.

Vale la pena aclarar que toda persona debe ser respetada en sus derechos personales, sin importar su raza, nacionalidad, creencia o tendencias sexuales y no se le debe discriminar por ello, hasta ahí estamos de acuerdo, pero no es aceptable que un derecho individual en tu forma de pensar o ser como te dé la gana, nos sea impuesto sobre los valores tradicionales y biológico de la raza humana.

El que una persona quiera cambiarse de género y de nombre es un problema que legalmente se puede resolver, aunque todos sabemos que científica y biológicamente seguirá siendo lo que es, aún después de muerto, pues cada partícula de su cuerpo tendrá en los ADN su sexo original, el cual inexorable y biológicamente nunca se podrá cambiar, aunque el sistema jurídico lo puede hacer.

El problema de los movimientos LGTB no está en que pidan respeto y derechos, algo que es correcto, sino en el hecho de que tratan de imponerlo por medios legales y que nos quieren obligar a tener que aceptar lo que ellos proclaman por medio de su bandera, ideología, actitudes, y lo peor de todo, su imposición jurídica, que puede llevarnos al extremo de privarnos a nosotros del derecho de proclamar los principios bíblicos que dan origen a la familia y a la raza humana.

Llegará el momento en que se le exigirá a los pastores casar a parejas del mismo sexo, u obligarnos a aceptar en los programas de trabajo social a personas contrarias a nuestros principios, por lo que sus reclamos nos pueden conducir a sanciones al no aceptar la imposición de su ideología que los derechos de uno, no anula lo de otros, y también que muchos muertos que se atañen a prejuicio sexual, pueden tener otras muchas causas, pero esto se usa como una bandera para imponer una ideología que aún se trata de enseñar en las escuelas a los niños.

Hoy los movimientos LGTB reclaman el poder cambiarse el nombre, y no hay problema si así lo permite la ley, pero mañana exigirán que se establezca un tercer sexo como en los Estados Unidos, que además del masculino y femenino, está el sexo X, y después irán para que los niños que nacen no se les determine el sexo biológico, después aprobar el matrimonio gay, y por último la adopción de niños, hasta llegar al extremo de perseguir y encarcelar a los que no estén de acuerdo con esta ideología, que aunque puede ser ley, no tiene un respaldo biológico ni científico.

No cabe duda que llegará el momento en que volveremos a la edad media, que se impuso la inquisición para los que no pensaran como el Papa, así también  los  grupos LGTB llegaran a destruir las biblia por ser un libro que discrimina y condena ciertas tendencias sexuales que se vuelve ley, y amparado en estás leyes, nos veremos entonces indefensos para defender el matrimonio bíblico y original y pastores irán preso, e iglesias cerradas, como ocurre en Suecia, Canadá y algunos Estados de la unión norteamericana..

marioeduardofumer@gmail.com

http://www.contralaapostasia.com

La ley del aborto que se prepara

Las menores de 16 y 17 años podrían abortar sin el consentimiento de sus padres y la objeción de conciencia tendrá una polémica regulación. Adiós a los tres días de reflexión

Llegaron los problemas con sus socios de gobierno y comienzan las filtraciones de nuevas leyes, con la mirada puesta en su agenda ideológica. Después de la Eutanasia llega de nuevo el aborto.

El nuevo texto se trata de un borrador que ha sido filtrado por la Cadena SER (afin ideológicamente al gobierno. En el texto se expresa que el Gobierno quiere que las menores de 16 y 17 años puedan abortar sin el consentimiento de sus padres. Esta era una medida que ya se encontraba en la ley de 2010 (ley Bibiana Aído) y que Mariano Rajoy eliminó durante su mandato.

El texto también regulará la objeción de conciencia (como ya se hizo con la Eutanasia) y que el aborto se realice en centro públicos y, de manera excepcional, en privados. Dentro de los centros públicos habrá un ordenamiento para que en todos haya personal dispuesto a practicar los abortos.

Campañas de educación sexual, financiación pública de anticonceptivos hormonales o la distribución de la píldora del día después en institutos completan las medidas que se adoptarán

La ministra de Igualdad Irene Montero ya mostraba su posición ante el aborto tras la filtración de un borrador del Tribunal Supremo de EEUU sobre esta materia:

El tema, tras los últimos problemas políticos del gobierno parece haberse acelerado e incluso fuentes del Ministerio de Igualdad explicaban a Europa Press que podría llevarse al Consejo de Ministros del próximo martes.

Objeción de conciencia

La regulación de la objeción de conciencia es también un duro caballo de batalla de esta ley. Según explicaba la propia ministra en una comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Congreso (allá por el mes de febrero), se hará «escrupulosamente compatible con el derecho de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos».

Une así un derecho constitucional: la objeción de conciencia con un derecho inventado ideológicamente: el derecho de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos.

La reforma prevista pretende que sea la mujer quien decida el método de interrupción y se eliminará la obligación de reflexión de tres días.

El rechazo de la Iglesia

La posición de la Conferencia Episcopal Española es nítida. Su secretario general, monseñor Luis Argüello la ofrecía en un tweet:

Gestación subrogada

El borrador del proyecto de ley también aborda la gestación subrogada, los vientres de alquiler, que considera «violencia contra las mujeres». Prohibirá la publicidad de las agencias con sanciones y establece que los tribunales españoles podrán perseguir a las parejas que vayan al extranjero para recurrir a ella.

Otras de las medidas más sociales serán el reconocimiento al derecho a la salud menstrual (tres días por reglas dolorosas), el garantizar que colegios e institutos tengan productos para la menstruación (si es necesario) y el acceso gratuito a estos bienes por mujeres en riesgo de exclusión o reclusas.

“Discrepar es un acto heroico que te convierte en un paria universal”

María Elvira Roca Barea

María Elvira Roca Barea (El Borge, Málaga, 1966) escribió en 2016 Imperiofobia y leyenda negra, un éxito editorial, una catarsis, un desfibrilador, un nuevo rumbo y un viejo revuelo entre las cortes que marcan la pauta de cómo se debe pensar para no salirse por la tangente sin pedir permiso.

Filóloga clásica e hispánica. Maestra y divulgadora. Punto de inflexión. Del hito de su valentía suenan hoy relatos paralelos a los enquistados por los intereses de la desinformación. Su ensayo fue un acierto de Siruela y los lectores lo convirtieron en el más leído de la última década, porque hay personas que buscan con sed la verdad sorteando los dogmas del prejuicio. Aunque nadie sea el Oráculo de Delfos.

Ensayista, escritora, profesora. Una sonrisa desestabilizante que lidia con la agresividad de los emperadores del relato. En 2018 sacó 6 relatos ejemplares 6, y en 2019 volvió a remover el cocotero con Fracasología. España y sus élites: de los afrancesados a nuestros días.

Imperiofobia ha sido madre de España: La primera globalización, un documental de José Luis López-Linares que ha pasado con méritos por los cines del país y que ha llevado a la gran pantalla los agujeros de los mitos interesados, los postulados acomodados por la mediocridad, los trampantojos de las ideologías y las mentiras de una Historia que parece periodismo de clic. Antes, discrepar era cool. Ahora puede ser un billete hacia el patíbulo de la cancelación masiva.

Hay sol en Málaga y se otean aquí mares sin cerrazones por donde se navega a vela suelta.

— ¿Qué ideas sobre la historia le rondan en este momento histórico?

— No es una cuestión puramente de actualidad, pero cada vez tengo más claro que la historia necesita nuevos enfoques para que sea más comprensible. Urge incorporar elementos mayoritariamente marginados hasta ahora, como el clima, los fenómenos naturales como la pandemia, y el estudio razonado, no prejuicioso, de los imperios. Miro hacia una concepción de la historia menos limitada y más verdadera, porque la superespecialización fomenta unos localismos temáticos que la desenfocan. La historia siempre ha sido un campo abonado para toda clase de colonizaciones ideológicas, y entre los localismos mentales, los geográficos, las historias nacionalistas, que son una enfermedad grave y eterna, y tantos condicionantes deshonestos, queda claro que los estudios históricos requieren una renovación.

— ¿Esa renovación implica honestidad, una disposición sincera a enfrentarse a los hechos en una disciplina que debe ser aséptica, o mirar el pasado sin prejuicios es imposible?

— Yo abordo la historia con la máxima objetividad posible, no tanto por ser honesta con los demás, sino por mí. Intento que lo que he visto, voy a ver y veo no me lastre y no me limite más. La vida es una cosa que dura cinco minutos. Puesto que estamos vivos, intentemos comprender el mundo que vivimos lo mejor que podamos. Y si llego a una ligera conclusión, quizá me decida a compartirla con mis semejantes, pero, egoístamente, divulgar esos descubrimientos es secundario para mí.

— Usted se salió del bucle con razonamientos y enfoques diferentes sobre historia con Imperiofobia y leyenda negra. Y le han llovido palos. ¿Qué ha pensado desde entonces sobre la sociedad de los datos, el peso de los argumentos y la batalla emocional?

— Que no existe relación… La batalla emocional mezcla asuntos distintos y enfanga la objetividad, a veces, en busca de adeptos para la causa que sea. Una intenta exponer argumentos lo más racionales posible con honestidad, y la pelea emocional lo enreda todo sin escuchar, con juicios previos. A la verdad nos acercamos trabajosamente con unas limitaciones enormes, pero el ser humano no es solo un ser racional. Tiene unos componentes de racionalidad, pero son muy escasos, y debe defenderlos con muchísimo esfuerzo. La batalla emocional funciona casi sola. Basta dejarse llevar por la pendiente y, automáticamente, lo que le sale al ser humano es avenirse a esto o a aquello emocionalmente y defenderlo con la fe del carbonero hasta morir, literalmente.

“En esta sociedad-hormiguero se tacha de indeseables a quienes pronuncien una verdad que no se convierta en dogma asumido por toda la manada”

— Ante los datos y los argumentos –usted lo ha vivido en sus carnes–, ¿la sociedad líquida responde con un tsunami emocional que ahoga el diálogo?

— Todo lo que parte del insulto, la difamación o la calumnia debe ser expelido de nuestras vidas, porque nos conviene no pastar en esa ciénaga deconstructiva. La confrontación a mis datos y mis argumentos se planteó siempre en esos términos. Nunca ha existido la voluntad de mantener un debate entre estudios serios, voces con prestigio, ideas sólidas y conversación respetuosa. La pugna contra Imperiofobia se dirigió desde el arranque a lo exclusivamente emocional, recurriendo a las descalificaciones ideológicas, algo que es muy significativo de las sociedades que comienzan a padecer un déficit democrático importante. En ese caldo de cultivo siempre reluce el comisario ideológico que establece las idoneidades y te coloca el brazalete amarillo con la estrella de David para situar los argumentos en posiciones débiles.

Yo soy un pájaro absolutamente solitario, no pertenezco a la pomada de los grandes popes de la cultura, ni del mundo académico. Un éxito como Imperiofobia ofendió a muchísima gente que llevaba tiempo en el camino hacia la visibilidad y, de pronto, fueron adelantados por una maestra de pueblo. Las críticas estomacales a este ensayo también tienen que ver con la enorme virulencia política que padece España en los últimos años. Los argumentarios de la leyenda negra no son solamente parte de la historia de muchas naciones; son parte, también, de los nacionalismos cantonales, y ellos siempre quieren sangre.

— Si el fango emocional e ideológico imposibilita el diálogo, ¿buscar la verdad de la historia y de la sociedad será cada vez más difícil?

— El ser humano camina hacia un tipo de sociedad en la que cada vez hay más individuos aglomerados. Las colmenas y los hormigueros ahora son más grandes. Se observa a simple vista que nos amontonamos, y este crecimiento de las ciudades es una realidad sin precedentes. Para que los seres humanos puedan vivir en tal grado de aglomeración, es necesario que se limen las características de la individualidad. Vamos hacia una sociedad de hombres y mujeres tipo, donde cunden los individuos mucho más aborregados y mucho menos desafiantes con respecto al grupo. Ese contexto hace que toda verdad que no se convierta en un dogma colectivo asumido por todos y todo planteamiento que no vaya a favor de la manada, vuelva indeseables a sus sujetos.

Como los límites de los márgenes son muy estrechos, las vidas de esas personas se hacen muy difíciles. La discrepancia se transforma en una dificultad enorme, casi insalvable, y en miedo a ser apartado del rebaño. Los medios y las redes sociales cuentan con una gran capacidad para ocupar todos los espacios posibles, y ya casi no hay lugares donde refugiarse. Eso asfixia la contestación, porque discrepar te convierte en un paria universal. Discrepar es un acto cada vez más heroico, porque al individuo que se sale del parámetro se le condena a muerte en vida. Los linchamientos mundiales a los que asistimos no son físicos, pero eso no quiere decir que no afecten al derecho a vivir de manera respetable. No es fácil salir de esas campañas masivas de cancelación, que muchas veces pivotan sobre mentiras de diseño.

— ¿Dónde están los intelectuales honestos influyendo en la opinión pública?

— Nunca he tenido vocación clerical. No me entretengo en buscar la honestidad o la deshonestidad de nadie. Hago como Sócrates: tengo mi daimon e intento hacer lo que considero decente, en función de mis parámetros de decencia. No juzgo a mis semejantes. Cada uno sabrá qué hace y por qué lo hace. Me repugna esa clerecía que corona al sexador de pollos ideológicos para que diga quiénes son los buenos y los malos señalando a quién hay que cortarle la cabeza.

— ¿El mundo de la cultura no tiene arrestos para enfrentarse a este fango?

— Cuando estudias la historia entiendes perfectamente que el mundo de la cultura siempre ha estado en los aledaños del poder. Tal y como lo entendemos, lo forman poetas, escultores, pensadores, que son gente que no produce nada y debe vivir de otros. Ahí están los filósofos griegos yéndose a las cortes de los tiranos para convertirse en adornos de mesa, incluido Platón. No hay nada nuevo bajo el sol. Es que hace mucho frío cuando uno está solo ante el peligro.

“La comodidad, la sobrealimentación y la seguridad no generan gente feliz. El ser humano está hecho para la dificultad, y superando dificultades es mejor”

— The Economist dice que España pierde calidad democrática.

— Es una cuestión que avanza en los últimos años. Hemos perdido una educación en democracia, en libertad, pero no creo que sea algo solo de España. Es un problema que afecta a todas las democracias occidentales por diversas causas. La primera es que ya son mayores de edad demasiadas personas que no son conscientes de lo trabajoso que ha sido estabilizar las democracias, no solo en España, insisto. Las democracias son muy difíciles de sostener, y perderles el respeto es un peligro. Antes de la caída del muro de Berlín, Occidente sabía de primera mano que existía un mundo sin libertades democráticas. El paso del tiempo hace que se difumine esa experiencia por la que muchas personas han dado su vida.

A eso se suma el peso social de las generaciones criadas en la sociedad del bienestar, habituadas a existir en una adolescencia perpetua, en la medida en que no reconocen gratitud. No son conscientes del enorme esfuerzo de lo que han hecho las generaciones anteriores. Para muchos, el sacrificio de sus antecesores era solo un paisaje. La sobrealimentación, el narcisismo, la sed de ideologías o la necesidad de integrarse en un grupo a cualquier precio son circunstancias que han llevado a estas generaciones que no valoran la democracia a no saber vivir en democracia. Son los mismos que viven en una sociedad del bienestar sin saber vivir en una sociedad del bienestar y los que, siendo auténticos privilegiados de la historia, han sobrepasado los récords de depresión. Es una estupidez pensar que la comodidad, la sobrealimentación y la seguridad generan gente feliz. El ser humano está hecho para la dificultad, y es más virtuoso y más feliz superando dificultades.

— Como filóloga, cree que “el mundo clásico nos hace adultos”. Pero los clásicos están cada vez más lejos de las aulas, de los medios, de las tribunas…

— Los clásicos estorban muchísimo.

— ¿Por qué?

— Los clásicos están cada vez más olvidados en las aulas, en los medios y en las tribunas porque molestan: te enfrentan a realidades humanas que son eternas y muy incómodas. El mundo clásico no tolera la canción protesta. El mundo clásico engendra la tragedia y la épica. Esos textos están escritos en una época en la que no existía la adolescencia. Después de la infancia venía la edad adulta, y en seguida te hacías cargo de tus obligaciones en una sociedad en la que, si todo te iba mal, lo razonable era el suicidio. El mundo clásico expone una ciudadanía con unos niveles de soberanía personal, de autodisciplina y de moral propia que ahora son completamente inconcebibles. El mundo clásico es la antivictimización y nosotros hemos engendrado un mundo en el que la promoción y gestión de la víctima forman parte de la educación. Es así: hoy somos incompatibles con el modelo humano que proponen los clásicos.

— En este contexto y en estas circunstancias, ¿cómo se cultiva el pensamiento crítico?

— El pensamiento crítico se cultiva poniendo en peligro la vida. La libertad individual ha sido siempre un riesgo. Ahora es peor porque, al menos, antes uno podía huir. ¿Qué hacía un griego cuando se veía obligado a exiliarse de la polis? Irse a otra polis y empezar una vida nueva. Solo tenía que atravesar la frontera para pasar página. Ahora no hay fronteras que traspasar y la asfixia es el clima del ambiente. Esta es una de las razones por las que el pensamiento crítico se reduce en la misma proporción en que menguan las libertades personales. Al ser humano, sobre todo al que estamos educando en las últimas generaciones, no hay que pedirle heroísmos, porque no tiene capacidad para afrontar riesgos. Es la pescadilla que se muerde la cola…

— El éxito de ensayos como Imperiofobia o El infinito en un junco, de Irene Vallejo, demuestra que hay mucha gente que sigue teniendo hambre de verdad y salta por encima de las listas oficiales de los más vendidos.

— Es posible, porque hay de todo en todas partes, pero en cualquier sociedad existen unas mayorías que imponen su estilo y marcan la pauta. Nunca faltarán francotiradores. Después de muchos años como profesora, constato que hay un tipo de alumno que, aunque lo metas en un saco y le tapes los ojos, va a aprender. No importa el desastroso sistema educativo en el que se forme. Esa clase de estudiantes aparecen todos los años y los ves ahí, sobrevolando la ola, en medio del caos más absoluto. Cuando los miras a los ojos sabes que van a sobrevivir y que va a ser muy difícil que se conviertan en un ladrillo más en el mundo. La persona que impone su ley ahora mismo es una criatura pseudoanalfabeta, muy infantil, narcisista a tope, a quien no puedes contradecir, porque se ofende. Este es nuestro módulo social.

“Los clásicos están cada vez más olvidados en las aulas, en los medios y en las tribunas porque molestan: te enfrentan a realidades humanas que son eternas y muy incómodas”

 ¿Ve riesgos de sostenibilidad en las democracias europeas?

— No veo peligros inminentes severos, pero sí síntomas de lenta putrefacción. Las ideas democráticas están firmemente arraigadas, pero una democracia no es solo que la gente pueda votar de vez en cuando. Es fácil mantener la fachada de la democracia y dejarla completamente vacía de contenido.

— ¿Cómo ve a la izquierda política occidental?

La izquierda nacional e internacional se ha transformado en aliada del gran capital y ha abandono a los trabajadores. El populismo ha marginado ese ámbito, donde vemos que se cuece una enorme insatisfacción. El 80% del sostenimiento del Estado sale de las rentas del trabajo, y eso es un disparate. Estamos subsidiando la pobreza, sin pensar cómo dejar de sobrecargar a las clases trabajadoras, lo cual sería infinitamente más justo. La izquierda ha caído en un severo papanatismo y se ha olvidado de la gente. Nos hemos quedado sin una izquierda que vaya a lo mollar de las desigualdades sociales.

— Después del brexit, de la pandemia, y de las ineficacias prácticas, ¿hay peligro de europofobia?

— En España, no. La adoración española por Europa lo sobrepasa todo. Sí veo peligros para el futuro de la Unión Europea (UE), porque creo que ha quedado muy tocada después del brexit. Por eso ahora está parada: ni para atrás, ni para adelante. En la crisis ruso-ucraniana, que viene de lejos, la UE ha demostrado ser inoperante en cuestión de política exterior. Eso no es nuevo, pero la cuestión es que no mejoramos. La UE tiene un poder tan frágil que, si no avanza, retrocede. En el ámbito de la política interior, ahí está, en medio de un conglomerado en el que la moneda única no ha sido capaz de desarrollar líneas hacia una hacienda común que unifique el sistema de tributación, lo cual es un disparate. La UE debe demostrar que la unidad es la mejor opción, especialmente frente a Gran Bretaña. Si no lo consigue en diez años, se hundirá, languideciendo hasta morir.

 ¿España tiene alguna relevancia mundial?

— ¡Ninguna! Otra cosa es que, en el pasado, existiera el imperio español o monarquía hispánica, como usted quiera llamarlo, que fue la potencia hegemónica que duró tres siglos y que ha sido el imperio occidental más influyente desde el Imperio Romano. Pero eso no es la España europea de ahora… Hay gente que no ha salido mentalmente de ahí, como el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Hace doscientos años que ese imperio implosionó y se fragmentó, y generó un montón de realidades políticas, ninguna de las cuales ha demostrado capacidad ni para estabilizarse, ni para tener la más mínima influencia, no ya en el mundo, sino ni siquiera en su continente. La vida de aquel imperio dejó una lengua colosal y millones de hablantes sin cabeza. Su fuerza cultural es innegable –la música, la literatura…–, pero nada más. Desde el punto de vista político y económico todo es una catástrofe, porque hemos conseguido ser los últimos de la compañía: los que estamos en Europa, en Europa, y los que están en América, también.

 ¿Cómo son las relaciones entre España e Iberoamérica?

— No creo que España sea una realidad distinta desde el punto de vista hispanoamericano. Las relaciones en el interior del mundo hispano las veo muy mal. Todos los países hispanos sufren por dentro un trastorno bipolar por no haber sabido entender y aceptar el final del imperio. Dos siglos después, siguen con cantinelas que son cortinas de humo de procrastinación inoperante.

 ¿A qué pueden aspirar las próximas generaciones de españoles?

— Las nuevas generaciones de españoles tienen delante una tostada muy difícil, porque viven en un país en plena balcanización. Va a ser muy arduo intentar que no se produzca una fragmentación política. Además, están en medio del futuro incierto de la Europa occidental. Habrá que ver si es capaz de unificarse de manera que esté en condiciones de defender sus intereses, porque ya no puede vivir más tiempo bajo el paraguas de Estados Unidos, una potencia en plena decadencia.

 ¿Somos conscientes de la relevancia de Oriente?

— No. Lo estamos viendo ahora: si China apoya a Rusia, la cosa es tremendamente difícil. Pero los europeos estamos muy perdidos y seguimos viviendo de las viejas glorias. No asumimos que viene un mundo nuevo en el que Occidente retrocede frente a una hegemonía asiática evidente. A lo mejor la jugada inteligente era haber atraído a Rusia hacia Occidente…

Álvaro Sánchez León
@asanleo

Biden está irritando a Moscú y dañando a Europa

Biden ha hecho demasiadas afirmaciones inapropiadas con respecto a Putin como para atribuirlas exclusivamente a su falta de diplomacia: parece que su objetivo es irritar deliberadamente a Moscú, distanciando el momento de posibles negociaciones y, por lo tanto, arriesgándose a la aceleración de un conflicto potencial que amenaza con involucrar a Europa. Una vez más, está surgiendo la divergencia de intereses que separa a los Estados Unidos de Europa, junto con la revelación de la mediocridad de la clase gobernante de la UE, aparentemente dispuesta a permitirse ser colocada bajo gestión externa.

En los últimos días, durante las diversas reuniones de la Cumbre de la OTAN y del Consejo Europeo en Bruselas, han sido los numerosos pasos en falso (o presuntos pasos en falso) del presidente estadounidense Joe Biden los que han llevado a la amenaza de establecer una unidad de intenciones entre los Estados Unidos y Europa con respecto a la guerra en Ucrania, y la posición correcta a asumir con Rusia. «Por amor a Dios, este hombre no puede permanecer en el poder», dijo Joe Biden en Polonia, apenas unas horas después de haber acusado al presidente ruso de ser un «carnicero«.

Es posible que Biden se inspirara en cierto ministro italiano que había definido a Putin como «el más atroz de los animales», pero a fin de cuentas, las frases de Biden han tenido mucha más publicidad, obligando a muchos a ambos lados del Atlántico a aclarar sus posiciones, y/o distanciarse de la Casa Blanca. Un miembro de la administración Biden especificó que el presidente no se refería al poder de Putin en Rusia, sino más bien al poder que Putin quisiera ejercer sobre los países vecinos, y el secretario de Estado Anthony Blinken especificó que Washington no tiene un plan para ningún cambio de régimen en Moscú. Estas rectificaciones ineficientes que intentan excusar las declaraciones en cuestión no pueden ocultar la evidente insuficiencia de un Presidente de los Estados Unidos que habla de su homólogo ruso como si fuera un Hussein, Gheddafi o Assad, para ser sustituido o eliminado.

Citando a ex funcionarios y analistas del gobierno, el Washington Post subrayó las graves implicaciones de las palabras de Biden, ya que ponen en duda la capacidad de Estados Unidos para impedir la escalada y contribuir al final de la guerra. Samuel Charap, un experto en Rusia de la Rand Corporation, afirma que las declaraciones de Biden están despertando dentro de Rusia: «La percepción de las amenazas existentes en relación con las intenciones estadounidenses. Los rusos podrían estar más inclinados a responder en especie a las amenazas hostiles, incluso más que en el momento actual».

Por otro lado, las declaraciones inapropiadas de Biden con respecto a Putin han sido demasiado excesivas, tanto en número como en especie (en las últimas semanas Biden ha llamado a Putin «un asesino», «un criminal de guerra»), para ser consideradas atribuibles a la falta de diplomacia de Biden: inoportuna pero no intencional. Es imposible no señalar que tales declaraciones parecen tener como objetivo la intención de irritar deliberadamente a Moscú, distanciando el inicio de negociaciones concretas y, por lo tanto, arriesgándose a la aceleración de un conflicto potencial que amenaza con involucrar a Europa.

Sería una guerra prolongada al servicio de los intereses de Washington, que provocaría el rápido debilitamiento y deterioro de Europa, el eterno rival económico y comercial de los Estados Unidos, y la mayor acumulación de riqueza del mundo. Ciertos individuos ahora están hablando abiertamente sobre un duelo en la Administración, con la Casa Blanca y el Departamento de Estado por un lado, decididos a provocar una respuesta militar rusa, y por otro lado el Pentágono, tratando de suavizar los tonos belicosos, impidiendo la adición de aviones de combate, artillería y tanques a la larga lista de armamento antiaéreo y antitanque proporcionado a las tropas de Kiev.

Cabe señalar que la guerra en Ucrania ha causado que la popularidad de Biden caiga aún más bajo, con menos del 40% de los estadounidenses registrando la aprobación de su administración, y más del 55% de los estadounidenses desaprobando por completo. Una encuesta de NBC News publicada recientemente indicó que siete de cada diez estadounidenses tienen poca fe en la capacidad del presidente para manejar el conflicto. Y un número aún mayor, ocho de cada diez estadounidenses, temen que la guerra aumente los costos de la energía y que el conflicto pueda plantear el riesgo de amenazas nucleares. Esta encuesta se realizó entre el 18 y el 22 de marzo, antes del viaje europeo de Biden y sus recientes e inapropiadas declaraciones que han sido motivo de innumerables discusiones.

En Europa, el primero en hablar en contra de las diatribas de Biden ha sido Emmanuel Macron, quien declaró que no cree que Putin sea un carnicero, y aparentemente se siente incómodo con las declaraciones agresivas presentadas públicamente por Washington, cada vez que parece que puede haber una oportunidad para negociaciones genuinas entre las facciones en guerra. «Este no es el momento de provocar una escalada, ni de palabras ni de acciones», advirtió Macron, y parece estar orientado hacia otro encuentro con Putin con el fin de restablecer las bases de un acuerdo. «No estamos tratando de cambiar un régimen. Correspondería a los ciudadanos rusos decidir si todavía lo quieren o no«, declaró Josep Borrell, alto representante para Relaciones Exteriores de la UE. «Lo que queremos es impedir la continuación de la agresión y detener la guerra de Putin contra Ucrania».

Incluso el aliado más fiel de la OTAN, Gran Bretaña, se ha distanciado de Biden con declaraciones del ministro de Educación Nadhim Zahawi, mientras que el locuaz Boris Johnson ha evitado cualquier mención a las declaraciones del presidente estadounidense. Incluso el gobierno turco, encabezado por Recep Tayyp Erdogan, tuvo que dar una lección de diplomacia a Washington, en una comunicación oficial de su Ministerio de Asuntos Exteriores: «Si todos queman puentes con Rusia, ¿quién se quedará para negociar al final?»

Este episodio revela una vez más la divergencia de intereses que separa a los Estados Unidos de Europa, junto con la revelación de la mediocridad de la clase gobernante de la UE que, en lugar de emprender iniciativas en los últimos años para resolver la guerra en Ucrania (que comenzó en 2014), aparentemente está dispuesta a permitirse ser colocada bajo gestión externa por los Estados Unidos. cuyo primer objetivo es secundar sus propios intereses estratégicos.

La presencia de Biden en el Consejo Europeo no parecía ser la cortés recepción que una gran Potencia concede a un distinguido invitado, sino más bien un homenaje a una entidad que ha viajado a través del océano para dictar los términos y condiciones de nuestra servidumbre. Y los resultados, a nivel político, estratégico, económico y energético, son visibles para todos.

http://lanuovabq.it/it/cosi-biden-irrita-mosca-e-danneggia-anche-leuropa

El G7 rechaza la demanda rusa de pagar el gas en rublos

Las principales economías del Grupo de los Siete han acordado colectivamente rechazar la demanda de Moscú de pagar las importaciones de gas de Rusia en rublos, según el ministro de Energía alemán, Robert Habeck.

«Todos los ministros del G7 estuvieron completamente de acuerdo en que esto [sería] un incumplimiento unilateral y claro de los contratos existentes». Habeck dijo a los periodistas el lunes.

El ministro agregó que «el pago en rublos no es aceptable» y que las naciones instarán a las empresas afectadas a «no seguir» la demanda emitida por el presidente ruso, Vladimir Putin, la semana pasada.

El lunes, Putin ordenó al gobierno, al banco central y al Gazprombank que desarrollaran las herramientas necesarias para cambiar todos los pagos por gas natural ruso de «estados hostiles» a rublos a partir del 31 de marzo.

Esto incluye a los países que han atacado el sistema financiero de Rusia y se han apoderado de sus reservas de divisas en respuesta a la crisis en Ucrania.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Rusia dejará de enviar gas natural a los países que rechazan la demanda.

https://www.rt.com/news/

Biden: Debemos liderar el Nuevo Orden Mundial

Aunque el mandatario no precisó en qué consistirá esta orden, mencionó a la OTAN y a los aliados de Estados Unidos en el Pacífico durante su discurso, afirmando que presentan «un frente unido».

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, predijo el lunes que el mundo experimentará un cambio en el orden internacional y dijo que Washington debe liderar el nuevo sistema.

«Sesenta millones de personas murieron entre 1900 y 1946. Y desde entonces, hemos establecido un orden mundial liberal, y eso no había sucedido en mucho tiempo. Mucha gente murió, pero en ningún lugar cerca [hubo] caos», dijo el presidente durante una reunión con empresarios en Washington.

«Y ahora es un momento en que las cosas están cambiando. Va a haber un nuevo orden mundial y tenemos que liderarlo. Y tenemos que unir al resto del mundo libre para hacerlo», continuó Biden.

Aunque el presidente no expuso explícitamente los problemas que enfrenta el orden mundial actual, dedicó gran parte de su discurso al conflicto entre Rusia y Ucrania, afirmando que Washington necesita «hacer lo que sea necesario para apoyar a Ucrania». En ese contexto, subrayó que «la OTAN nunca ha sido más fuerte o más unida en toda su historia de lo que es hoy, en gran parte debido a Vladimir Putin».

Además, el mandatario estadounidense mencionó el grupo Diálogo Cuadrilátero de Seguridad (Quad), formado por EEUU, Japón, India y Australia y criticado reiteradamente por Pekín como una herramienta antichina en el Pacífico.

«Japón ha sido extremadamente fuerte, al igual que Australia, en términos de lidiar con la agresión de Putin. Presentamos un frente unido a través de la OTAN y el Pacífico», dijo Biden.

https://actualidad.rt.com/todas_las_noticias

Austria suspende la ley obligatoria de vacunas contra la COVID-19

Austria suspendió una ley que hace obligatorias las vacunas contra el Covid-19 para todos los adultos, dijo el gobierno el miércoles, justo un mes después de que la legislación entrara en vigor por primera vez en la UE.

La nación alpina de nueve millones de personas fue uno de los pocos países del mundo en hacer que los golpes contra el coronavirus sean obligatorios para todos los adultos.

La ley entró en vigor en febrero y exigía multas de hasta 3.600 euros (3.940 dólares) a partir de mediados de marzo para aquellos que no cumplan.

Pero la ministra Karoline Edtstadler dijo que la «invasión de los derechos fundamentales» de la ley ya no podía justificarse por el peligro que representa la pandemia.

«Después de consultas con el ministro de salud, hemos decidido que, por supuesto, seguiremos lo que ha dicho la comisión (de expertos)». Edtstadler dijo a los periodistas después de una reunión del gabinete.

«No vemos la necesidad de implementar realmente esta vacunación obligatoria debido a la variante (Omicron) que estamos experimentando predominantemente aquí».

Se cree que la variante altamente contagiosa es menos grave que las cepas anteriores del virus, y hasta ahora los hospitales austriacos han podido hacer frente a un aumento en los casos.

Los llamados a revisar la ley se han vuelto cada vez más fuertes, especialmente porque Austria ha eliminado casi todas las restricciones por coronavirus en las últimas semanas.

Hasta el martes, Austria ha registrado casi tres millones de casos de coronavirus y más de 15.000 muertes desde el comienzo de la pandemia en 2020.

Leer más: https://newsinfo.inquirer.net/1565929/austria-suspends-mandatory-covid-19-vaccine-law#ixzz7N4qEEmPv