Intentando evitar el asesinato de Eluana

El Senado de Italia debate una ley que impedirá la retirada de alimentación e hidratación a enfermos en coma

Berlusconi sigue intentando evitar el asesinato de Eluana

Redacción Madrid. 9 de febrero.

Eluana Englaro
Eluana Englaro

El Senado italiano empezó esta mañana a debatir el proyecto de ley presentado por el Gobierno de Silvio Berlusconi para evitar la muerte de Eluana Englaro, la mujer italiana que se encuentra en estado vegetativo desde hace 17 años y a la que los médicos interrumpieron hace tres días la alimentación que la mantenía con vida.

El proyecto legislativo lleva por título ‘Disposiciones en materia de alimentación e hidratación’ y busca prohibir la suspensión de la alimentación asistida a los enfermos que no pueden valerse por sí mismos, entre los que se encuentra Eluana.

El caso de esta mujer de 38 años ha sido objeto de un intenso debate social y político después de que la Justicia italiana autorizara con una sentencia firme la suspensión de la alimentación e hidratación asistida que la mantienen con vida.

Este viernes, el mismo día en que los médicos iniciaron el protocolo establecido para dejar de alimentarla, el Gobierno que dirige Berlusconi presentó un decreto ley de urgencia para evitar la muerte de Eluana sin necesidad de pasar por el Parlamento.

Sin embargo, el presidente de Italia, Giorgio Napolitano, se negó a firmar el decreto aduciendo razones de «inconstitucionalidad», ya que la acción del Gobierno contradice una sentencia fallada de modo firme por el Tribunal Supremo de Italia.

Ante esta perspectiva, el Gobierno optó por la última posibilidad que le quedaba aprobando un proyecto de ley con el mismo contenido que tendría que ser aprobado por el Parlamento en un tiempo récord de dos o tres días para que pueda evitar efectivamente la muerte de Eluana.

El Gobierno no tendría por qué topar con especiales inconvenientes en el Parlamento, donde cuenta con una mayoría más que suficiente para aprobar leyes. Además, varios diputados y senadores de la oposición ya han dicho que votarán a favor, tales como los miembros de la Unión de Democratacristianos y Demócratas de Centro (UdC) y algunos miembros del Partido Democrático (centro izquierda).

CLÍNICA INSPECCIONADA.

Sin embargo, éste no es el único intento del Gobierno para impedir el asesinato de Englaro. A petición del ministro de Sanidad, Maurizio Sacconi, la Región de Friuli Venecia Julia (norte de Italia), a cuyo territorio pertenece la clínica donde se encuentra Eluana, está verificando la existencia de posibles «anomalías administrativas».

En concreto los inspectores deberán comprobar si la habitación del centro ‘La Quiete’ donde se halla ingresada la enferma cuenta con las pertinentes autorizaciones y certificaciones legales, teniendo en cuenta la peculiar situación del centro.

Éste no es un centro sanitario convencional sino una casa de asistencia para ancianos especializada en casos de alzheimer. De hecho, ésta fue la razón por la que los médicos la consideraron idónea para interrumpir la alimentación a Eluana, ya que al no formar parte del sistema sanitario italiano, quedaba fuera de la directiva emitida el pasado mes de diciembre y con la que el Gobierno Berlusconi prohibía a hospitales y clínicas suspender la alimentación y la hidratación a sus pacientes.

«Se disfraza de humanidad…

la doctora borrego gutiérrez, de la facultad de medicina de la universidad san pablo ceu, analiza para diario ya el «caso eluana englaro»

«Se disfraza de humanidad lo que es un tratamiento inhumano»

María José Borrego Gutiérrez. 7 de febrero.

Eluana Englaro es una mujer italiana, que desde 1992 se encuentra en estado vegetativo debido a un accidente de tráfico, no está conectada a ningún respirador artificial ni tomando ningún tratamiento, no tiene ninguna enfermedad ni sufre dolores. Es una persona a la que, simplemente, hay que alimentar e hidratar para que siga viviendo.

A Eluana la estaban cuidando unas religiosas, las hermanas de la Misericordia, en una residencia italiana y son ellas las que la asean, le dan de comer, le sacan de paseo y le tienen un cariño que difícilmente pueden explicar. Observan que percibe determinadas cosas y que nota el cariño de los que están cerca de ella. Su padre no ha sido, ni es, la persona que le atiende, pero quiere vivir tranquilo, quiere que su hija deje de vivir, porque considera que su vida es «un infierno» en palabras textuales. Su padre no quiere ir a la cárcel por lo que ha solicitado y ha pedido el apoyo de uno de los partidos más radicales de Italia. Que yo sepa, es ilegal acabar con la vida de una persona y eso es lo que el padre biológico de Eluana pretende hacer con su propia hija, por muy pública que hagas tu petición o por muy apoyado que te encuentres. Sus cuidadores (profesionales de la salud y voluntarios) la quieren, se han opuesto a esta decisión y se han ofrecido a atenderla el resto de su vida, hasta que Eluana fallezca de forma natural.

La medicina es genuinamente un servicio a la fragilidad del ser humano, su objeto específico es, o debería ser, el respeto al débil, al enfermo pero, desgraciadamente, observamos que actualmente la debilidad y la enfermedad es un estigma que justifica la destrucción o el aniquilamiento del hombre.

El padre de Eluana hizo pública su petición, pero no tuvo gran éxito: ningún Hospital público italiano quiso matarla, ningún Centro quiso dejar de alimentarla.

El padre de Eluana se la llevó sin una autorización legal, a medianoche, a una clínica privada, la única donde sí están dispuestos a practicarle la mal llamada eutanasia. Recuerdo al lector que etimológicamente la palabra eutanasia viene del griego eu– buena y thanatos– muerte, e insisto que lo que le van a practicar a Eluana de buena muerte o muerte «digna» no va a tener nada. En dicha clínica la alimentarán durante unos tres días para hacerle un estudio clínico y a partir del cuarto día le irán retirando paulatinamente el alimento y el agua; Eluana en unas dos semanas o tres, como máximo, entrará en un estado de inanición y morirá de hambre y deshidratación. No será una buena muerte porque, aunque le seden, sufrirá una agonía lenta y con su padre como cómplice, entre otros. Es curioso que los que defienden la eutanasia son los que están a favor de que a pacientes como Eluana, que no pueden decidir por sí mismos, se les acabe matando de deshidratación e inanición.

El Ministerio de Sanidad italiano prohibió que a Eluana se le retirara la sonda que la alimenta y la hidrata. En el informe que envió el Ministerio indicaba que «interrumpir la nutrición e hidratación de las personas en estado vegetativo «no es legal» tanto para las estructuras públicas como privadas».

Existe una confusión generalizada sobre la opinión de la Iglesia sobre la Eutanasia. El cristianismo no es contrario a una muerte digna ni a una buena muerte, nos enseña que hay que aliviar el dolor de los enfermos y paliar, en la medida de lo posible, las incomodidades y sufrimientos de los enfermos terminales.

En casos extremos es lícito utilizar calmantes como la morfina, entre otros, que indirectamente pueden adelantar la muerte, siempre que se utilicen con el fin de calmar el dolor, no para acelerar el fallecimiento. Otro caso muy distinto es la búsqueda deliberada de la muerte, con o sin permiso del paciente, disfrazando de humanidad lo que, según ha recordado Benedicto XVI, no es mas que un tratamiento inhumano.

La verdadera repuesta no puede ser dar muerte, aunque sea la llamada «muerte dulce» o «muerte digna», sino fortalecer la ayuda a los familiares que deciden cuidar a sus enfermos y auxiliarles para que puedan afrontar el dolor y la agonía de modo humano.

Decreto para salvar a Eluana

Luz de esperanza

Consejo de Ministros italiano aprueba decreto para salvar a Eluana

ROMA, 06 Feb. 09 / 09:40 am (ACI)

El Consejo de ministros de Italia, presidido por Silvio Berlusconi, aprobó el decreto de urgencia, por unanimidad, en el que se ordena proseguir con la hidratación y alimentación de la italiana Eluana Englaro, una joven en estado «persistente vegetativo» desde hace 17 años. Sin embargo, esta misma mañana la clínica La Quiete, en donde está internada la joven, había iniciado el proceso para dejar de hacerlo.

Según indica el diario italiano La Repubblica, Berlusconi habría señalado al comentar esta información que «no quiero la responsabilidad de la muerte de Eluana», ya que, consideró, esta joven «es una persona viva«.

Asimismo, Berlusconi dijo que «en el caso de Eluana Englaro subsisten presupuestos de necesidad y urgencia, presupuestos que son confiados a la responsabilidad del gobierno».

La decisión de los ministros, que estaría en vigor hasta la aprobación de la ley sobre el llamado «testamento biológico» y que debe ser acatada por la clínica La Quiete, espera aún ser ratificada por el Presidente del Gobierno, Giorgio Napolitano, quien según afirman los medios italianos, estaría en contra de la medida.

Ley ‘express’ para impedir la muerte de Eluana

«Estamos trabajando para intervenir»

Berlusconi prepara una ley ‘express’ para impedir la muerte de Eluana

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se refirió el miércoles por la tarde a la polémica sobre Eluana Englaro, la mujer de de 38 años en estado de coma vegetativo desde 1992 y que ya se encuentra en una clínica de Udine para que se le desconecte la sonda que la mantiene con vida. ‘Estamos trabajando para intervenir’, declaró, según recoge el periódico ‘Corriere della Sera’ en su edición ‘on-line’. Su gobierno quiere una ley de última hora que prohíba interrumpir la alimentación de personas como ella, pese a que la Justicia se ha pronunciado en numerosas ocasiones a favor de que le sea desconectada la sonda que la mantiene con vida.

(El Mundo/ReL) Pero la hipótesis de transformar en decreto el texto del diseño de ley sobre el testamento biológico resulta también arriesgada. Por un lado, la Presidencia de la República podría rechazarlo. Por otra parte, el Gobierno se enfrentaría a la opinión pública del país que, según los sondeos, apoya ampliamente la decisión del padre de Eluana, Beppino Englaro, de desconectar la sonda de su hija.

Sin embargo, y según afirma el diario ‘La Repubblica’ en su página web, las presiones del Vaticano sobre el Gobierno deben haber sido tan fuertes que han obligado a Berlusconi a explorar de nuevo la vía legal, a riesgo de provocar graves conflictos con la magistratura.

‘Idoneidad’ de la clínica

La segunda opción ya fue avanzada el miércoles por el ministro de Trabajo, Salud y Políticas Sociales de Italia, Maurizio Sacconi, quien aseguró que su Gobierno está valorando «la idoneidad de la clínica» ‘La Quiete’ de Udine, región del noreste italiano, donde ha sido trasladada la paciente.

Por su parte, el neurólogo de Eluana Englaro, la italiana de 38 años en estado de coma vegetativo desde 1992, afirmó que a partir de hoy jueves se podría comenzar a reducir la alimentación de la joven, que se mantiene con vida gracias a una sonda naso-gástrica.

Esta nueva fecha, referida por el neurólogo de la joven, Carlo Alberto Defanti, en declaraciones que recogen los medios de comunicación italianos, supondría el adelanto de un día con respecto a los plazos previstos, que un principio contemplaban la reducción de la alimentación para el próximo viernes.

Según Defanti, durante ese proceso que la llevará hasta la muerte, la joven no pasará por «el sufrimiento tormentoso de la sed», debido a las condiciones de su estado de coma vegetativo, aunque reconoce que, por si acaso siente algo, le suministrarán pequeñas dosis de sedantes.

Publicado el 5 Febrero 2009 – 8:00am

La secuestra para matarla en Udine

Padre de Eluana Englaro la secuestra para aplicarle eutanasia en Udine

ROMA, 03 Feb. 09 / 05:39 pm (ACI)

Beppino Englaro secuestró, sin autoridad legal para hacerlo, a su hija Eluana Englaro, una italiana que vive conectada a unas sondas que la hidratan y alimentan. Con esta acción el padre busca que su hija muera tras el retiro de las sondas, en un caso similar al de la estadounidense Terri Schlinder-Schiavo, quien después de 13 días de agonía murió por la misma causa a pedido de su esposo Michael Schiavo.

Beppino Englaro secuestró a Eluana en medio de la noche, estando al cuidado de las hermanas de la Misericordia en la clínica Beato Luigi Talamoni en Lecco, para llevarla a una clínica de Udine, adonde ya llegó hoy a las 15:26 (hora local), y en donde desea realizar la eutanasia de su hija. El objetivo del padre es hacer del caso de su hija un caso público para sentar un precedente en la legislación italiana en la que actualmente se discute una norma que evitaría que este tipo de hechos sucedan cuando la persona está en el estado de coma en el que está Eluana.

La eutanasia de Eluana se realizará gradualmente, según explica la nota del diario italiano La Repubblica. «En los primeros días Eluana Englaro será alimentada como en Lecco y en tres días, si no sucede nada nuevo, comenzará la lenta y gradual operación de reducción de la alimentación. ‘ Vivirá por dos, máximo tres semanas, salvo nuevas detenciones’, comenta el abogado Campeis'», de la familia Englaro.

Una de las amigas de Eluana, Laura Portaluppi, comenta a La Repubblica que «es como volver a 17 años atrás, a aquel día en el que perdí a mi mejor y única amiga. Hoy para mí es un día negro, es como si se reabriera una herida enorme que iniciará un camino que llevará a Eluana a la muerte«.

Por su parte, el Arzobispo de Udine, Mons. Pietro Brollo, ha pedido a los fieles de la diócesis a «rezar por Eluana, por la familia Englaro, por todos los voluntarios que asisten a las personas en sufrimiento».

Asimismo, la Conferencia Episcopal Italiana, en un comunicado al terminar la reunión del Comité Permanente, recordó claramente que desconectar a Eluana Englaro de las sondas con las que es alimentada e hidratada es claramente un caso de eutanasia.

Comienza el asesinato de Eluana

Lleva 17 años en coma y han decidido darle muerte por inanición

Comienza en Italia el asesinato de Eluana

Redacción Madrid. 3 de febrero.

Eluana Englaro

Eluana Englaro, la mujer italiana que lleva poco más de 17 años en estado vegetativo, fue ingresada esta madrugada en la casa de reposo ‘La Quiete’ de Udine (norte) donde finalmente morirá, después de que los médicos desconecten el suministro de alimentación que la mantiene con vida.

La enferma fue traslada de la clínica de Lecco (región de Lombardía, norte), donde se encontraba desde hace 17 años, a Udine (región de Friuli Venecia Julia), donde llegó poco antes de las 6.00 horas de esta mañana.

La ambulancia en la que viajaba entró por un ingreso secundario ya que el principal había sido invadido por los periodistas y fotógrafos que esperaban la llegada de la enferma.

Algunos grupos de personas contrarios a la decisión de la familia acudieron a la clínica de Lecco para protestar, como la exponente del Movimiento por la Vida Antonella Vian, que acudió con pan y agua para simbolizar «que esto es todo lo que Eluana necesita para vivir», explicó.

Por su parte, el obispo de Udine, monseñor Pietro Brollo, lanzó un llamamiento «a la conciencia de todos» porque «el único deber que tiene la sociedad con Eluana es el de ayudarla a vivir».

A pesar del rechazo que ha generado su decisión, el padre de la mujer, Beppino Englaro, manifestó su satisfacción, ya que «finalmente lograré hacer lo que Eluana quería», aseguró.

TARDARÁ DOS SEMANAS EN MORIR

Después de ingresarla, los médicos tendrán que esperar unos tres días antes de suspender la alimentación. Luego, la mujer tardará unas dos semanas en morir, ya que respira con normalidad y su corazón late por sí solo.

El caso de Eluana Englaro ha generado un intenso debate social en Italia entre quienes creen que suspender la alimentación artificial es un crimen y quienes consideran que sólo sirve para alargar inútilmente la vida a una persona que, de otro modo, ya estaría muerta.

Los primeros, al frente de los cuales se sitúa la Iglesia católica, alegan que la alimentación artificial no es una terapia sino una asistencia básica y debida y que, por tanto, suspenderla no es otra cosa que dejar morir a la persona de hambre y sed.

La otra parte, en cambio, considera que con la alimentación artificial son las máquinas las que mantienen con vida a la persona y que, en todo caso, hay que tener en cuenta cuál era la voluntad de la persona afectada cuando estaba bien.

De hecho, en el caso de Eluana, una de las razones que alega su padre es que, cuando estaba bien, ella misma habría expresado su deseo de morir antes que vivir en las condiciones en que se encuentra ahora.

LLEVA 17 AÑOS EN ESTADO VEGETATIVO

Eluana se encuentra en estado vegetativo desde 1992, año en que sufrió un grave accidente de coche a la edad de 19 años. Después de que los médicos confirmaran su estado vegetativo, su padre pidió la autorización judicial para dejar de alimentarla.

Sin embargo, el tribunal de Lecco rechazó la primera petición, dando inicio a una incansable batalla para conseguir que la Justicia italiana autorizara la muerte de su hija.

Dicha batalla parecía haber terminado el pasado mes de noviembre, cuando el Tribunal Supremo dio la razón definitivamente a la familia. No obstante, Beppino Englaro tuvo que enfrentarse a un nuevo obstáculo después de que el Gobierno de Silvio Berlusconi emitiera una directiva en la que prohíbe a todos los centros sanitarios del país interrumpir la alimentación de sus pacientes.

La directiva obligó a la única clínica que se había mostrado disponible a acoger a Eluana a retirar su ofrecimiento, negando otra vez a la familia Englaro la posibilidad de dejar morir a su hija.

Finalmente, ha sido la casa de reposo ‘La Quiete’ la única que ha podido ingresar a Eluana, ya que, al no ser estrictamente un centro sanitario, queda fuera de la orden del Gobierno.