Archivo

Archive for the ‘Religión’ Category

Sus tíos estuvieron en el «milagro del sol» en Fátima

El obispo auxiliar de Nueva York cuenta cómo lo vivieron

milagro-sol

El mensaje de Fátima fue tan potente y fue tan querido por el pueblo que nada pudieron hacer los que lucharon contra la Virgen

El pasado 13 de octubre se cumplieron 100 años del conocido como “milagro del sol”, en el que en Fátima y ante más de 70.000 personas durante varios minutos el sol empezó a “danzar” mientras los pastorcitos tuvieron las visiones de la Sagrada Familia. Hasta laicistas y masones quedaron estupefactos con lo que allí ocurrió.

Para conmemorar esta fecha, el obispo auxiliar de Nueva York, Dominick J. Lagonegro, presidió una Eucaristía en el Santuario Nacional de Nuestra Señora del Monte Carmelo en Middletown. Pero fue en la homilía, donde este obispo sorprendió a los presentes.

Los tíos del obispo, testigos directos del milagro

Al inicio de su sermón, monseñor Lagonegro levantó una de las fotografías más conocidas de aquel día en Fátima en el que se produjo el milagro del sol. Y señaló a dos personas que aparecían en ellas. Eran Herminio y Antonia Caixeiro. “Este es mi tío, y esta es mi tía”, señaló el obispo estadounidense.

 

lagonegro

Monseñor Lagonegro contó la experiencia de sus tíos en Fátima

Aunque la pareja se había casado en Estados Unidos viajaron en 1917 a Portugal a ver a su familia. Escucharon lo que estaba sucediendo en Fátima y decidieron ir allí para verlo con sus propios ojos. Fue así como sus tíos estuvieron presentes aquel  13 de octubre de de hace un siglo.

El recuerdo del “terrible” clima de aquel día

Durante varias veces en su vida, el obispo auxiliar de Nueva York escuchó el testimonio de aquel día de boca de sus tíos, testigos en primera persona de aquel extraordinario hecho. En la homilía, que recoge Crux Now, recordó estas conversaciones. “Mi tía insistía en cómo era terrible el clima aquel día. Me dijo que la lluvia seguía cayendo y cayendo, mojándolo todo”, dijo.

Los allí presentes, entre ellos sus tíos, tuvieron que avanzar entre un gran cantidad de barro enorme para poder llegar al lugar de las apariciones. Cuando llegaron allí “estaban empapados”.

Cuando llegaron los tres niños, la lluvia cesó

Sin embargo,  su tía le contó que “cuando los niños (los tres videntes) llegaron, la lluvia se detuvo, las nubes desaparecieron y salió el sol”.

Entonces, el obispo prosiguió su relato recordando cómo sus tíos vieron “el sol que subía y bajaba, venía y se iba, casi como si estuviera danzando”. “¿Quién más si no la Santísima Virgen podría hacer bailar el sol?”, se preguntaba.

milagro_sol_foto_clasica-696x492

La ropa, de color amarillo brillante

En un momento dado, contó monseñor Lagonegro, el sol comenzó a hacerse cada vez más grande al acercarse a la tierra. “Mi tía recordaba que se veía la ropa de todos de un color amarillo brillante a causa del sol”.

El sol –agregó- “continuó cayendo hacia la tierra durante algunos minutos y entonces se detuvo”.  Su tía le contó que quedó completamente maravillada y sobrecogida por el hecho de que no sólo sus ropas se hubieran secado de manera repentina sino que el suelo mismo, hasta ese momento un lodazal, estaba seco y firme. “Cuanto más lo pienso, más increíble lo encuentro”, le decía su tía.

Oración y penitencia

Sin embargo, el obispo pidió no quedarse tan sólo con los signos externos de lo ocurrido en Fátima y mostrando un crucifijo que le dio San Juan Pablo II, devoto de la Virgen de Fátima, dijo que el mensaje que se dio allí es tan importante hoy como hace un siglo.

“La paz sólo llegará a través de la oración y la penitencia”, dijo en la homilía. Y para ello consideró “importante para nosotros rezar el Rosario y ofrecer actos de penitencia”.

“Realmente creo que algún día encontraremos la paz en nuestro mundo, pero sólo a través e la oración y el sacrificio”, concluyó.

Maria, Reina de las Familias, ruega por nosotros

México puede mucho

13 septiembre 2017 Deja un comentario

Por beckyreynaud

Dios nos ha elegido para transformar la historia, pero cuando no vivimos lo ordinario con heroísmo viene el desencanto. ¡Qué importante es vivir cada día como si fuera el último!

Es un hecho que México puede mucho, que es una fortaleza para el resto de la humanidad, pero los mexicanos hemos de luchar más contra el egoísmo, el sentimiento y el resentimiento. Con fortaleza y optimismo, hemos de descubrir y explotar las virtudes ocultas en nosotros mismos y en las personas que amamos. Hay que ayudarnos mutuamente a pulir el temperamento.

El carácter es una estructura virtuosa. Pero toda virtud implica autodominio. Y ¿cómo se nota que falta autodominio? Cuando “explotamos”, contestamos mal o rezongamos. ¿Qué es rezongar? El Diccionario de la Lengua Española dice que rezongar es gruñir, refunfuñar a lo que se manda, ejecutándolo de mala gana. Ya se sabe que nacemos con un temperamento, y que el carácter es ese mismo temperamento pero educado. Cuando nos enojamos sin gran motivo, nos falta carácter. Es una pena reconocer que nuestro tiempo ha perdido el señorío de sí mismo.

El carácter significa una armónica conjugación entre tres elementos: la inteligencia, la voluntad y el sentimiento. En México, debemos de luchar –sobre todo- por adquirir dos virtudes cardinales: fortaleza y templanza. Dentro de la fortaleza entra el tratar de ser menos susceptibles (menos soberbios) pero sin perder el “tener corazón”.

Tiene importancia el “dominio del enojo” por su cotidianidad, y por la gravedad de sus consecuencias. A veces una persona se presenta enojada, regañona, malhumorada, cortante, introvertida, triste, rezongona…, y eso influye en el ambiente. Y digamos de paso que el enfado y el mal humor es el principal mensaje de las telenovelas. Esa es la conducta que nos presentan como “modelo”.

Aristóteles considera la sabiduría como dominio; como la resistencia ante lo adverso o también que prevalezca lo racional frente a lo irracional. Y hoy, lo que más brilla por su ausencia es la educación de la voluntad. Es la voluntad la que se deja mover por el entendimiento, o bien se deja mover por los sentimientos, o por ambos. Este dominio no consiste en que desaparezcan los sentimientos, sino en que no prevalezcan.

Según el Doctor Carlos Llano —filósofo del siglo XXI—, dos rasgos son los que condicionan la posibilidad de tener un carácter sólido: la humildad y la castidad. Si se marginan estas cualidades, la persona será mediocre, insignificante. Y esto es así porque la humildad y la pureza son las bases –espiritual la una y corporal la otra- del carácter.

La simpatía natural no es un rasgo constitutivo del carácter, sino que, dependiendo de la actitud que tomemos ante ella, puede servirnos para apuntalar un aspecto de nuestro carácter –la generosidad- o de nuestra falta de carácter: el egoísmo.

Cuando el egoísmo toma posesión de una persona, se inactiva toda posibilidad de virtud. Al contrario, cuando hay generosidad, hay un ensanchamiento del alma. “El soberbio y el incontinente se encuentran centrados en sí mismos (…) El autodominio consiste en el abatimiento de la propia excelencia en que reside la esencia de la humildad. La voluntad de dominio, en cambio puede conducirnos a la precedencia sobre los demás, no por ser precedente sino por ser yo, en lo que residen la soberbia, la vanidad, la egolatría y el egoísmo (…): La ausencia de la humildad como la de la castidad apuntan a una desintegración del carácter” (Carlos Llano).

Con frecuencia los jóvenes olvidan que  no están hechos para el placer sino para el heroísmo. En resumen, se trata de adquirir virtudes y de usar bien de nuestra libertad, batalla que dura toda la vida, pues tan importante como la adquisición de una virtud es su mantenimiento. Se nos pide el avance progresivo de la virtud, conforme al adagio clásico: o se avanza o se retrocede. Millán Puelles dice: “somos libres, no estamos hechos del todo; pero somos, esto es, no lo tenemos todo por hacer”.

Algunos extranjeros que visitan México se impactan gratamente al ver la reserva de fe que hay en nuestro país, y es que, en general los mexicanos hemos entendido que la fe no se opone a la civilización. Cuanto más arraigada está en los hombres y en los pueblos, más se acrecienta en ellos la ciencia y el saber, porque Dios es la sabiduría infinita. Y donde no hay fe, desaparece la paz, y con ella la civilización y el progreso, introduciéndose en su lugar la confusión de ideas, la división de partidos, la lucha de clases y, en los individuos, la rebeldía de las pasiones contra el deber, y así el hombre pierde su dignidad, que es su verdadera nobleza.

Ojalá no olvidemos esas célebres palabras a México de Juan Pablo II: “¡Dios te bendiga, México!, que te esfuerzas en desterrar para siempre las luchas que dividieron a tus hijos mediante un diálogo fecundo y constructivo. Un diálogo en el que nadie quede excluido … Sólo el diálogo fraterno entre todos dará vigor a los proyectos de futuras reformas, auspiciadas por los ciudadanos de buena voluntad, pertenecientes a todos los credos religiosos y a los diversos sectores políticos y culturales”. (Juan Pablo II, Ceremonia de despedida, México, D .F., 26 de enero de 1999).

Categorías:Fe, Historia, Mundo, Religión, Virtudes Etiquetas: ,

El agente 007 Pierce Brosnan

“La oración me ayuda a ser padre, actor y hombre”

web3-pierce-brosnan-actor-portrait-sebaso-ccbysa3-0-cc

Su esposa y una hija de esta fallecieron de cáncer de ovarios. Uno de sus hijos pasó por una época difícil. Mientras Hollywood le sigue mimando, mirar y hablar con Dios le ha servido para seguir adelante

Pierce Brosnan, que alcanzó la fama por su personaje de Remington Steele en los años 80 y luego interpretó al mismísimo James Bond en 2001, afirmó que “La oración me ayudó con la pérdida de mi esposa por el cáncer, y con un hijo que cayó en una época dura. Ahora la fe me ayuda a ser un padre, un actor y un hombre”.

Brosnan no solo tuvo que superar el fallecimiento de su mujer Cassandra sino que más de diez años después, el 1 de julio de 2013, murió Charlotte Emily (hija del primer matrimonio de Cassandra) a causa de un cáncer de ovarios, la misma enfermedad que segó la vida de su primera esposa.

“Siempre ayuda tener un poco de oración en tu bolsillo. Al final, has de tener algo, y para mí eso es Dios, Jesús, mi educación católica, mi fe“, añade. “En cierto modo, todo lleva de nuevo a Navan, mi pueblo natal en la rivera del Boyne. A veces se ha pintado en tonos melodramáticos pero fue una gran forma de criarse. El catolicismo y los Hermanos Cristianos, esas son imágenes de raíces profundas y el cimiento para una persona con habilidad de actor”.

Dios ha sido bueno conmigo. Mi fe ha sido buena para mí, en momentos de profundo sufrimiento, duda y fe. Es una constante, el lenguaje de la oración. Quizá no hice bien las sumas con los Hermanos Cristianos, o no tuve la mejor enseñanza literaria, pero sí una cantidad firme de fe”, añadió.

Vacaciones en Hawai

Recientemente, al actor se le ha visto ejerciendo de papá incluso ante los paparazzi. En Instagram colgó una fotografía de sus vacaciones en Hawai con el expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y su hijo.

Infancia dura, conflicto con la Iglesia

Pierce Brosnan nació en 1953. Cuando tenía apenas un año, su padre abandonó a la familia, y cuando tenía cuatro su madre se fue a trabajar de enfermera a Londres, dejándole en Navan con unos parientes hasta los 12 años. Él ha declarado muchas veces que en esos años de infancia estudió en los “Christian Brothers”, la gran orden irlandesa fundada por Edmund Rice para la educación, ahora hundida por los informes de violencia y abusos desde los años 40 a los 80.

En 2002, Brosnan protagonizó una película canadiense, llamada Evelyn, sobre un padre de los años 50 que queda viudo y no puede recuperar a su hija, entregada a un orfanato de la Iglesia. En esos años, habló muy mal de su educación recibida en Navan, en los “Christian Brothers”… pero la orden respondió una y otra vez (en Internet y con cartas a The Times) que ellos nunca tuvieron una escuela en ese pueblo, donde sí la tenían los Hermanos de La Salle.

Nunca ha dejado de ir a misa

Sin embargo, pese a tener una relación conflictiva con la Iglesia, Brosnan ha asegurado en varias ocasiones que nunca ha dejado de ir a misa ni de rezar.

A los 12 años, como inmigrante pobre en Londres en una escuela pública, aprendió a plantar cara y defender su identidad: “Había que tener pelotas para ser un católico irlandés en South London; la mayor parte del tiempo lo pasé peleando”.

En 1977, en Londres, conoció a su primera esposa, Cassandra, una actriz que trabajaba con Franco Zeffirelli, con dos hijos pequeños y recién divorciada del hermano del actor Richard Harris. Se casaron y tuvieron un hijo. En 1987, justo cuando se canceló Remington Steeldiagnosticaron cáncer de ovarios a su esposa, que durante cuatro años y ocho operaciones combatió la enfermedad. Murió en 1991, con 50 años, en brazos de su esposo.

“Ella era una luchadora y con su fuerza, optimismo y pasión por la vida, siempre parecía que todo estuviese bien. Cuando tratas con la muerte, aprecias la vida de una forma realmente dulce. Esas tardes y mañanas y días en que ella no tenía dolores, nos dábamos cuenta de lo hermoso que es todo“, afirmó el actor.

La terapia no funcionó, la oración y el trabajo sí

Brosnan ha explicado en varias ocasiones que la terapia no le ayudó a superar el dolor… “al final, tú eres tu propio psicólogo”. Pero la oración era un consuelo fuerte. “Tenía las oraciones católicas tradicionales, pero también mi diálogo personal con El De Arriba“.

Era un padre solo, un viudo con un hijo y dos hijastros. En 1994 conoció a una periodista del programa Today, de la NBC, Keely Shaye. Se enamoraron, se casaron en 2001, tuvieron dos hijos, y precisamente en 2001 Brosnan interpretó al agente Bond, James Bond, 007, al servicio secreto de Su Majestad.

Información actualizada por Aleteia. 

Categorías:Audiovisual, Mundo, Religión, Testimonio Etiquetas:

En España perdió la fe de su infancia, pero retó a la Virgen con un ayuno de 40 días… y todo cambió

filka_grande-696x270

Filka Mihalj explica su acercamiento a la Virgen y a la fe con un ayuno en Medjugorje

Filka Mihalj es una mujer de Bosnia que hoy trabaja en Medjugorje, como traductora de español y guía. Reza el Rosario, ama a Dios y a la Virgen y trata de ir a misa diaria siempre que puede.

Sin embargo, durante bastantes años de su juventud estuvo alejada casi por completo de la fe. Fueron unos españoles queacudían en peregrinación a Medjugorje los que la volvieron a acercar a Dios a través del amor de la Virgen María.

Padre comunista, madre con fe discreta

Filka nació en una familia de croatas de Bosnia cuando todavía existía la Yugoslavia comunista. Su padre era miembro del Partido Comunista. Su madre era creyente católica pero evitaba dar demasiada visibilidad a la fe.

Cuando Filka tenía 7 años, vio que una amiguita suya con la que siempre jugaba se ausentaba siempre una tarde a la semana: iba a catequesis de niños, en una casa particular, de forma prácticamente clandestina.

Filka quiso ir con su amiga, y la catequista le dijo que necesitaba un permiso expreso de su madre. “Bien, puedes ir, pero no se lo digas a nadie”, dijo la madre. Como tantos cristianos bajo los regímenes ateos de Europa del Este, Filka logró recibir así, en aquellas clases, una formación católica a escondidas.

En esa catequesis aprendió a amar a la Virgen: una Madre en el Cielo, algo muy comprensible para ella como niña. Entender a Dios y la Trinidad le costaba más, era más bien un concepto teórico. De niña visitó una vez Medjugorje y le hablaron de que la Virgen se había aparecido y se seguía apareciendo allí a unos videntes, pero no fue algo que le interesara mucho.

En un campo de refugiados en la Guerra de Yugoslavia

El Muro de Berlín cayó en 1989, cuando ella era una adolescente. Y enseguida llegó la cruel guerra de la ex-Yugoslavia, a tres bandas, a veces más, de serbios, croatas y bosnios. Su madre, enfermera, fue reclutada para atender heridos. Su hermano, reclutado para el frente. Ella acabó enseguida en un campo de refugiados.

En la guerra y postguerra conoció a muchas personas que perdían a su padre o a su madre, y que quedaban muy dañadas y desequilibradas. “Es duro perder a cualquier, crea heridas, pero cuando pierdes a la madre, la herida es más grave”, dice hoy. Por eso anima a todos a tomar a María como Madre, para sanar heridas espirituales y crecer de forma sana.

“En España son muy religiosos”… pero ahí perdió la fe

En cierto momento, se le abrió la posibilidad de ir a estudiar a España. “Con lo religiosa que eres te gustará, allí son todos muy cristianos”, le dijo su madre. Pero en la España de los años 90 encontró lo contrario. Acudió a misa en unas pocas ocasiones y solo veía algunas viejecitas.

No contactó con jóvenes cristianos. Había llegado al país con una beca de una asociación socialista y la gente con la que trataba era de ámbitos no cristianos. “Ya nadie joven es cristiano aquí, la Iglesia es cosa de viejecitas y de países atrasados como el tuyo“, le decían. Y eso parecía cuando iba a misa.

Así que la joven Filka, que estaba lejos de casa y de su familia, que ahora tenía dinero porque trabajaba, que tenía 19 años y libertad, se volcó en hacer amigos mundanos, tratar de conocer mucha gente y llevar una vida superficial. Así dejó por completo los sacramentos la relación con Dios.

Camino de Medjugorje: “recemos el Rosario”

Pasados unos años, después de que un novio la dejase, empezó a reflexionar algo sobre el sentido de la vida y como conducirla. Vivía otra vez en Yugoslavia y la contrataron como acompañante de peregrinos españoles que acudían a Medjugorje. Ella explicaba algunas cosas de historia y cultura en el autobús, y enseguida el cura español decía: “Muy bien, y ahora recemos el Rosario”.

Yo rezaba con ellos el Rosario porque quedaba feo no rezar, te miraban mal, la gente en el autobús lo esperaba de ti”, recuerda ella.

Pero al pasar los días, estando en Medjugorje, leyendo información que encontraba ella decidió retar a la Virgen para reorientar su vida. “Virgen María, veo que hablas mucho del ayuno. Yo ayunaré 40 días a pan y agua esta cuaresma, y quiero que tú me devuelvas la fe de mi infancia“.

filka_mihalj_1-300x283

El ayuno la transformó

Ni siquiera rezó mucho esos días, pero el ayuno a pan y agua durante 40 días fue su oración. Esa experiencia de austeridad la fue cambiando. Al cabo de tres semanas sintió que, después de muchos años, necesitaba confesarse, que era parte de la purificación y renovación que sentía. Acudió a un sacerdote que le confesó y le explicó que el pecado era una separación dañina del amor de Dios, que la reconciliación era un acercarse a Dios. Y María era el camino que la estaba acercando a Jesús y a Dios padre, a un trato personal que de niña no había llegado a tener.

“Cambió todo en mi vida. Perdí miedos, podía pasear sola de noche, antes no me atrevía. Cambió mi forma de vestir y de hablar. La gente me lo notaba, me lo decía, me decían que si me había enamorado…”.

Hoy Filka es una entusiasta de compartir la fe. El ayuno que la Virgen de Medjugorje propone fue su camino de retorno a la fe. La Virgen como Madre está abierta para abrazar a todo el que necesite ser abrazado. “Y siempre, junto a ella, está su Hijo Jesús”. Lo explica con alegría en el programa “Cambio de Agujas” de HM Televisión.

 

Categorías:Mundo, Religión, Testimonio Etiquetas:

¡Confiesa que no es pecado!

confiesa-que-no-es-pecado

Después de oír tantas veces que no hay que mezclar religión y política, que no hay que confundir el pecado con el delito, que no hay que discriminar a nadie en la vida pública por sus convicciones religiosas o ateas, nos puede parecer que se trata de algo obvio y pacíficamente aceptado en una sociedad democrática. Y no es así. Al menos en ciertos temas.

Basta ver el caso de Tim Farron (en la foto), hasta hace días líder del partido Liberal Demócrata británico. Su partido ha mejorado sus resultados en las recientes elecciones, con una ganancia de 4 escaños hasta alcanzar 12. Es cierto que, con la vuelta al tradicional bipartidismo de la política británica, los liberales demócratas no han recuperado el papel de socio de la coalición de gobierno que tuvieron en la época de Cameron. Pero Farron no ha dimitido por razones políticas, sino por mantener sus creencias religiosas.

Farron es un hombre de convicciones firmes, tanto en lo religioso como en lo político. Es cristiano evangélico, lo que en su caso es algo más profundo que una etiqueta. También es un entusiasta defensor de las ideas liberales de su partido, al que pertenece desde los 16 años, con una trayectoria que le llevó a ser su líder.

Fiel a sus convicciones, Farron no ha intentado en ningún momento utilizar la política para imponer a otros sus convicciones religiosas. Por el contrario, han sido sus críticos los que desde el primer momento intentaron escarbar en sus convicciones religiosas para descalificarle como político. En cualquier entrevista, lo importante no era lo que pensaba el líder de los Lib-Dem sobre los impuestos, el Brexit o la inmigración, sino qué pensaba sobre algunos temas que pudieran estar en conflicto con sus creencias religiosas.

En estos tiempos, el tema estrella era inevitablemente la homosexualidad. Pero no ya el matrimonio gay o la lucha contra la discriminación. Lo que querían saber es si Farron pensaba que la conducta homosexual era un pecado. Farron eludía la respuesta alegando, razonablemente, que estaba allí como representante de un partido político, no de una Iglesia; que lo que él pensara en su conciencia solo le concernía a él; y, estrechado a preguntas, llegaba a reconocer que “todos somos pecadores”. Pero nada de esto satisfacía a los empeñados en mezclar religión y política.

La actitud de los entrevistadores era realmente insólita. Si se trata de hablar de la corrupción, las preguntas al político versarán sobre qué medidas va a tomar para evitarla, no si cree que la avaricia es un pecado o si los corruptos irán al infierno. Pero la homosexualidad ha adquirido un carácter de dogma, hasta el punto de que en este tema un político puede ser juzgado no ya por sus actos públicos, sino por sus creencias privadas. Como ha dicho Brendan O’Neill, editor de Spiked, “Farron está siendo demonizado por sus pensamientos privados, por los contenidos de su espíritu; no incluso por algo que hizo en privado, sino por algo que piensa en privado”. La Inquisición no llegaba a tanto.

Ni tan siquiera pueden reprochar a Farron que obstaculizara ninguna pretensión del lobby LGTB. Los Lib-Dem son firmes defensores del matrimonio gay, y Farron también votó a favor. Como también se opuso a la prohibición de que los gais donaran sangre, y apoyó el indulto póstumo para los miles de homosexuales que fueran condenados en Gran Bretaña. Si algo puede decirse de su actuación en este tema, es que dio más importancia a la línea de su partido que a lo que él pensara en conciencia.

Pero finalmente Farron ha llegado a la conclusión de que debía optar entre lo que le dice su fe y su conciencia y la política que se espera de su partido. Al explicar su dimisión, Farron advierte que una y otra vez la prensa ha puesto bajo sospecha su liderazgo político por cuestiones relacionadas con su fe, lo cual ha desviado la atención sobre el mensaje político de su partido. “La consecuencia de poner el foco en mi fe es que me he encontrado dividido entre vivir como un cristiano consecuente y servir como líder político. Quizá alguien mejor y más sabio que yo habría sido capaz de manejar esto con más éxito, para seguir siendo fiel a Cristo y líder de un partido político en el ambiente actual”. Pero como él no lo ve posible, prefiere dimitir de su puesto. Lo menos que puede decirse es que en un campo tan propicio al oportunismo como la política, Farron ha elegido lo más difícil.

También lo hizo así otro ilustre político inglés del siglo XVI, Thomas More, lord canciller de Inglaterra, que perdió la cabeza por no reconocer que era válido el nuevo matrimonio del rey Enrique VIII ni su pretensión de convertirse en cabeza de la Iglesia anglicana. Hoy no te llevan a la Torre de Londres por no someterte a los dictados del gobernante. Pero los neocromwellianos interrogadores de los media liberales de hoy se encargan de acosar al disidente para destrozar su reputación.

Como de costumbre, los sectarios se curan en salud acusando a Farron de ser un “cristiano fundamentalista homófobo” y de manifestar “intolerancia y prejuicio”. Pero en cambio ellos se creen habilitados para decidir si una conducta puede ser o no pecado según la fe cristiana y para condenar al que no piense como ellos. Se ve que el “quién soy yo para juzgar” está bien para el Papa, pero los defensores de la diversidad y de la inclusión sí pueden permitírselo.

¿Cuándo son más fuertes las tentaciones del diablo?

Una reflexión que impacta el alma

 

Reconozco que no soy el mejor amigo de Jesús. A menudo lo ofendo. Muchas veces lo hago sin pensar, soy impulsivo. Inmediatamente me doy cuenta de mi error, reflexiono y le pido que me perdone.

Cuando encuentro la ocasión acudo al confesionario para encontrarme con su Misericordia y su Amor.

Es fantástico tener la oportunidad de acercarnos al confesionario. Se lo recomiendo a todo el que puedo. Amigos míos que tenían años sin confesarse de pronto se me acercan y me comentan:

“No comprendo por qué no lo hice antes. Me siento renovado. Es como si Dios te diera una nueva oportunidad. Y yo pienso tomarla”.

Y justamente, para personas como yo, tan imperfectas, este sacramento es un regalo del cielo. Algunos santos lo han llamado el sacramento de la alegría, porque te restaura la paz.

Ayer pensaba en ello y en las veces que he sido tentado.

En esos terribles minutos en que llega la tentación, me digo: “Si pierdo la gracia, lo pierdo todo”.  Luego acudo con Jesús en el sagrario y le cuento. Saliendo del oratorio me acerco a nuestra Madre del cielo y le pido: “Guárdame bajo tu santo manto”.

¿En qué momentos ocurre con más frecuencia? Cuando paso días sin rezar como debiera o abandono la misa diaria.

Me he dado cuenta… Sin la oración estoy perdido.  

Las grandes tentaciones, las más fuertes, suelen llegarme días previos a una fiesta religiosa importante. ¿Te ocurre igual?

Supongo que el diablo desea que perdamos la gracia para que de alguna forma ofendamos más a Dios en esos días.

Hace una semana me pasó. Me rondaba la tentación. De inmediato me dije: “No deseo perder la gracia”.  Y me ocupé en otros asuntos para ocupar la mente.

El diablo no descansa. Es muy hábil para buscar tus puntos débiles y te ataca por allí sin piedad.

Lo imagino diciéndole a Dios:

“Ese Claudio, dice amarte, y mira en lo que anda”.

Suelo decir que el diablo es malo con ganas. No te dejes. No le des gusto. 

Si caes levántate lo más pronto que puedas, haz una buena confesión y vuelve a empezar. Recuerda lo que una vez me dijo un sacerdote amigo:

“Santo no es el que nunca cae, sino el que siempre se levanta”.

Dios está pendiente, no te abandona.  Te da las gracias que necesitas y te mira ilusionado.

El resto, recorrer el camino,  depende de ti.

Haz de tu vida algo grande para Dios.

Categorías:demonio, Mundo, Religión, Testimonio Etiquetas:

CONTINÚA LA VIOLENCIA CONTRA LOS SACERDOTES EN MÉXICO

cruz

Matan a golpes a anciano sacerdote que estaba dispensado de su ministerio

El P. Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la arquidiócesis de San Luis Potosí, lamentó estos hechos y precisó que el sacerdote había sido dispensado de su ministerio en junio del 2016 por indisciplina y no por acusaciones de abusos.

11/06/17 6:07 PM

(ACI/InfoCatólica) Dos hombres mataron a golpes al sacerdote Jorge Antonio Díaz Pérez, de 69 años de edad, quien estaba suspendido de su ministerio desde junio de 2016 por cuestiones disciplinarias.

Según señalan medios locales, los presuntos asesinos acusaban al fallecido de actos de pedofilia, aunque se informó que no había denuncias en su contra ni en el tribunal eclesiástico ni en la procuraduría.

El P. Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la arquidiócesis de San Luis Potosí, lamentó estos hechos y precisó que Díaz Pérez fue dispensado de su ministerio el 10 de junio de 2016 por indisciplina y no por acusaciones de abusos.

Un boletín de la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí señala que el subprocurador de Procedimientos Jurisdiccionales, Aarón Edmundo Castro Sánchez, «dio a conocer que hay dos personas detenidas como presuntos responsables de este homicidio».

Los hechos ocurrieron la tarde del 7 de junio, cuando a través del Servicio de emergencias 911, se informó a la Policía Ministerial del Estado (PME) que en un domicilio de la calle Valente Flores, había una persona sin vida.

«Al lugar acudió de inmediato personal de la Unidad Especializada en Homicidios y Feminicidios de la PGJSLP, así como de la PME y de Servicios Periciales, quienes constataron los hechos y las primeras investigaciones arrojaron que la persona occisa vivía en esa casa, contaba con 69 años de edad y se había dedicado al servicio religioso católico».

«El occiso presentaba golpes contusos en la cabeza por un objeto contundente, así como otras lesiones en diferentes partes del cuerpo, logrando los agentes de la ministerial detener en flagrancia a dos personas del sexo masculino, una de ellas desempeña un cargo en la Dirección de Comercio del Ayuntamiento de Santa María del Río y el otro empleado de este, pero de un negocio particular», indica el texto.

Castro Sánchez dijo que los detenidos fueron puestos a disposición de la Unidad Especializada en Homicidios y Feminicidios «para deslindar responsabilidades».

Precisó además que se detuvo a «las dos personas en flagrancia, porque encontraron indicios de su presunta participación, pero aún no se les puede imputar el delito hasta que continúen las investigaciones y se aportan más elementos de prueba».

Finalmente dijo que «ya verificaron en los archivos de la Procuraduría y hasta el momento, no han encontrado denuncia alguna en contra del occiso, por lo que continuarán las investigaciones para conocer la forma en que ocurrieron los hechos».

Categorías:Mundo, Religión Etiquetas: ,