Archivo

Archive for the ‘Canonización’ Category

Pablo VI, el Papa que yo conocí, será santo

Memorias de un vaticanista español sobre un pontífice que sufrió duras críticas e incomprensiones dentro de la misma iglesia

Con Pablo VI canonizado este año ya tendremos otro papa santo. El siglo XX ha dado cuatro papas santos, al menos por el momento: Pío X, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II. Están abiertas las causas de los papas Juan Pablo I y Pío XII.

La mayor parte del pontificado de Pablo VI, hoy a punto de ser canonizado, lo pasé como corresponsal de prensa en Roma. El Papa Montini, como le llaman los italianos, conocía la Iglesia por dentro en cuanto que fue el encargo de asuntos internos de la Secretaría de Estado, con Pío XII, y había participado intensamente en la primera fase del Concilio Ecuménico Vaticano II como cardenal de Milán, y después como Papa en la segunda parte hasta su clausura.

Montini era un hombre muy consciente de su misión, pues como Obispo de Roma, como Papa, debía confirmar en la fe a los fieles católicos, y ser al mismo tiempo signo de unidad. Buscó la vía del diálogo en todo, aun cuando este diálogo parecía imposible, como con los países comunistas (la Ostpolitik que llevó a cabo el paciente arzobispo Agostino Casaroli), o con las comunidades de base que querían, unos, romper la disciplina con la Iglesia (el caso de dom Franzoni abad de la basílica de san  Pablo Extramuros, convertido al comunismo) y otros que rechazaban la doctrina del Concilio (el del arzobispo francés Marcel Lefebvre que no aceptaba algunos documentos como la reforma litúrgica: ambos fueron suspendidos de su sacerdocio).

También sufrió mucho el Papa Montini con el llamado Catecismo Holandés, que contenía expresiones no aceptables por la doctrina de la Iglesia. Tuvo el valor de cambiar la jerarquía holandesa, con el nombramiento del obispo Gijsen, obispo de Roermond. O en España que también cambió la jerarquía para hacerla más fiel al Concilio y menos fiel al franquismo.

En su doctrina figura en primerísimo lugar la encíclica Humanae Vitae (julio de 1968) sobre el control de la natalidad. Este documento fue muy criticado, incluso por obispos como los del Canadá, que esperaban una “apertura” al control de natalidad por medios artificiales. El documento ha sido reconocido y aceptado por los sucesivos documentos sobre la familia: la Familiaris Consortio, 1981, de san Juan Panlo II, y la “Amoris Laetitia”, 2016, del papa Francisco. La Humanae Vitae empuja a fomentar la investigación científica sobre planificación natural de los nacimientos.

En el cuerpo doctrinal el Papa Montini confirmó el celibato del sacerdocio para la iglesia Latina (manteniendo la praxis de las iglesias orientales que tienen sacerdotes célibes y sacerdotes casados, es decir que se ordenan después de contraer matrimonio). A este tema dedicó un Sínodo universal (1971) en el que se rechazó la ordenación de hombres casados al sacerdocio, en la iglesia Latina.

Otra encíclica que es recordada, por carácter social, es la Populorum Progressio y la que desarrolló los decretos conciliares, la “Ecclesiam Suam”.

La voluntad firme y decidida del Papa en mantener a toda costa el Depósito de la Fe junto con la unidad de los católicos, no encajaba con su talante de intelectual, dubitativo y con los ataques duros que los medios de comunicación y no pocos eclesiásticos y teólogos le hacían sufrir todos los días. Le tocó vivir un post-concilio donde fallaban aquí y allá el respeto a la doctrina y mermaban la autoridad del Papa y de los obispos.

En Italia, vio con mucho dolor el asesinato de su íntimo amigo Aldo Moro por el grupo terrorista Brigadas Rojas, poco antes de morir. El Papa ofició unos funerales solemnes en la catedral de Roma que es la Basílica de San Giovanni in Laterano (San Juan de Letrán), en mayo de 1978. Dos meses después moría el Papa en el Vaticano.

Mucho dolor le causó también la ley italiana sobre el divorcio (se llamaba del “piccolo divorzio”) introducida por un referéndum.

Andaba el Papa con paso lento. Era un Papa afable. El trato era de una persona cariñosa. Lo hacía con todos. Me tocó, por decisión de mis colegas en el Vaticano, seguir la primera visita de los reyes de España, don Juan Carlos y Doña Sofía, al Papa. Fue el primer viaje al exterior de los Reyes después de su entronización, a la muerte del general Franco, en 1975.

El Rey era portador de un mensaje claro, convencido de que agradaría al Papa: España, tras la dictadura de Franco, será un país democrático. La noticia fue muy agradable al Papa que había tenido un largo enfrentamiento con el régimen franquista. Yo le vi contento y se deshizo en cordialidad, cuando estaban en el estudio privado de Pablo VI en el intercambio de regalos. Me puse tan cerca que me tomaron como un joven diplomático español.

Pablo VI era un intelectual, y afrancesado. Su Secretario de Estado era Jean Villot, un cardenal francés. Sin embargo, tenía que tomar decisiones a veces drásticas para mantener íntegra la doctrina y la unidad de la Iglesia, como Papa y Obispo de Roma. Su mejor ayudante y brazo derecho en esta tarea, fue el arzobispo toscano (nació cerca de Florencia), Giovanni Benelli, un eclesiástico decidido y ejecutivo. 

Pablo VI fue tal vez el Papa más criticado durante su pontificado, porque tuvo que enfrentarse a los problemas que surgen después de los concilios: la indisciplina y la tergiversación de la doctrina. Por eso pienso que fue un Papa incomprendido en su tiempo. Leía la prensa y esta le criticaba generalmente por “no ir más allá”, por “no atreverse” a hacer reformas que pedían algunos eclesiásticos que tenían mucho predicamento en los medios de comunicación.

Recuerdo aquel 29 de junio de 1972, fiesta de los santos Pedro y Pablo. Pablo Vi en una alocución dijo: “El humo de satanás ha entrado por algunas grietas de la Iglesia”. Sus palabras tuvieron enormes repercusiones en la prensa: (“¿A estas alturas habla de Satanás?”), decían algunos. El Papa sufría por estos comentarios. Era un Papa incomprendido. Pero él insistió, esta vez en noviembre del mismo año que Satanás es “un ser vivo, espiritual, pervertido y pervertidor. Terrible realidad. Misteriosa y pavorosa… Es el enemigo número uno… Sabemos que este Ser oscuro y perturbador en verdad existe, y actúa con maliciosa astucia” (15 de noviembre).

El papa Pablo VI se había convertido así en un hombre incomprendido hasta sus últimos días. Recuerdo cuando sus ejercicios espirituales (1976), en la primera semana de Cuaresma, los predicó el cardenal de Cracovia, Karol Wojtyla, futuro papa Juan Pablo II y santo. De allí salió el libro del cardenal Wojtyla “Signo de contradicción”, que encajaba perfectamente con la labor de Pablo VI y que los cardenales vieron el ejemplo a seguir en el propio Karol Wojtyla y lo eligieron Papa.

Al papa Montini no le gustaba hablar sin leer un texto. Era meticuloso, no quería ser interpretado mal. Un día nos recibió a los periodistas extranjeros. Tras su alocución, el Papa habló con franqueza, sin papeles, que los periodistas teníamos que referir e interpretar lo dicho y hecho por el Papa, pero nos equivocábamos al pensar que el Papa era Giovanni Montini. “Cuando habla el Papa –dijo—lo hace inspirado por el Espíritu Santo; ya no es el hombre Montini, sino el Espíritu quien habla a través suyo”. Señaló que era natural que muchos periodistas no creyentes no lo creyeran así, pero él dijo que sabía por experiencia que así era. Era el día en que se firmó la pax sobre el Vietnam, entre Le Duc Tho y Henry Kssinger (1973).

Pablo VI no consiguió en el Vietnam, que estaba en plena guerra, la “tercera vía”, a pesar de que no era seguida por muchos obispos y clero de aquél país, pues veían que si llegaba el comunismo serían perseguidos o enviados a campos de trabajo, como así ocurrió.

Otro de los puntos de fricción del Papa Montini fue insistir en el diálogo con los países del Este, para lo que se valió del diplomático refinado, el arzobispo Agostino Casaroli. El Papa, incluso contra los católicos que vivían y eran perseguidos en los países comunistas, mantuvo este diálogo pensando que un día la Iglesia tuviera unos mínimos de libertad frente al ateísmo y al materialismo oficiales, típicos de las dictaduras comunistas. Preparó sin duda el camino que después remató magistralmente el Papa venido del Este comunista, de Polonia, Karol Wojtyla.

El Papa Montini moría plácidamente en el Vaticano en 1978.

Categorías:Canonización, Mundo, Santos Etiquetas:

Los Niños Mártires de Tlaxcala serán santos

web-tlaxcala-children-martyrs-alejandrolinaresgarcia-cc

Papa Francisco aprobó su futura canonización

Papa Francisco aprobó entre otras causas, los votos de los miembros de la Congregación sobre la canonización de los beatos Cristoforo, Antonio y Juan, adolescentes mártires asesinados por odio a la fe en México en el año 1529.

Se trata de los protomártires de América que ya fueron beatificados por Juan Pablo II en la Basílica de Guadalupe durante la segunda visita del pontífice a México.

Sus historia estremecen: asesinados en el siglo XVI por odio a la fe

En el año de 1527 el indígena Cristóbal, fue martirizado por su padre Axotécatl, uno de los más distinguidos Señores de la ciudad de Tlaxcala. Axotécatl fue obligado a enviar a sus cuatro hijos con los frailes franciscanos, a fin de que aprendieran los principios de la fe cristiana. Cristobal no sólo aprendió los principios sino que se convirtió e intentó apartar a su padre de la idolatría y embriaguez.

Su padre intentaría matarlo a golpes. No pudo y finalmente lo asesinó en una hoguera. Lo arrojó cuando el fuego estaba en mayor voracidad.

El beato Antonio fue nieto de Xicoténcatl, señor de Tizatlán y fue martirizado en 1529 a la misma edad que Cristóbal entre los doce a trece años.

El beato Juan era un vasallo de Antonio ya que era originario del mismo lugar y prácticamente tenía la misma edad sirviéndole como su criado personal a Antonio.

En 1529 el fraile dominico Bernardino Minaya se dirigía a la evangelización del estado sureño de Oaxaca, al pasar por Tlaxcala, solicitó apoyo a los frailes franciscanos para su misión solicitando que le acompañaran algunos de los niños que eran educados por los franciscanos por lo que voluntariamente decidieron participar Juan, Antonio y un niño más que sobrevivió a la misión.

Al pasar por Tepeaca, los niños fueron enviados solos a Tecali y Cuautinchán, al llegar ahí, Antonio se metió a una casa a recoger ídolos para proceder después a su destrucción, quedándose Juan en la puerta; de repente llegaron dos hombres con macanas y golpearon a Juan quien murió al instante.

Antonio salió de la casa e increpó a los hombres diciéndoles que habían asesinado a un inocente ya que él era quien tomó sus ídolos y los rompió en su presencia por lo cual los hombres irritados mataron al niño también.

Categorías:Canonización, Mundo Etiquetas: , ,

Conoce al “sacerdote del Rosario”

16 marzo 2017 1 comentario

Implicó a estrellas de Hollywood en una cruzada de oración

web-father-patrick-peyton-bobby-driscoll-rita-johnson-1952-congregation-of-the-holy-cross

Las producciones del sacerdote Patrick Peyton presentan a actores como Bing Crosby, Loretta Young y Gregory Peck

En mitad de la Segunda Guerra Mundial, el padre Patrick Peyton, un sacerdote de la Congregación de la Santa Cruz, sabía que solo había una cosa que las familias de toda la nación necesitaban hacer para garantizar la paz dentro y fuera de su hogar: rezar el rosario.

Sus padres le habían enseñado la importancia del rosario en su país natal, Irlanda, cuando toda la familia se arrodillaba diariamente para rezar el rosario. Además, el padre Peyton creía que la Santísima Madre le había curado milagrosamente de la tuberculosis mientras estudiaba en el seminario y por eso hizo el juramento de difundir Su amor por todo el mundo.

Pero ¿cómo podría él, un inmigrante irlandés insignificante en Estados Unidos, llegar a millones de personas para hablarles del poder del rosario?

Sin tener ninguna formación ni contactos en los medios de comunicación de masas, el padre Peyton fue a Nueva York y convenció a una mujer de la cadena de radio Mutual Broadcasting System de que la nación necesitaba un programa de radio católico. Esta mujer no cristiana decidió dar una oportunidad al padre Peyton con una condición: tenía que contar con la ayuda de estrellas de Hollywood.

El padre Peyton, nervioso, llamó al cantante y actor Bing Crosby y, de alguna manera, con la ayuda de Nuestra Señora, consiguió convencerle para que se uniera a la causa. El programa de radio se emitió por primera vez el 13 de mayo de 1945 y contó con la colaboración del “arzobispo Spellman de Nueva York, el presidente Harry Truman, Bing Crosby y los padres y hermanas de la familia Sullivan de Iowa dirigiendo el rosario (…). El padre Peyton terminó el programa con un apasionado llamamiento a que las familias rezaran juntas el rosario por la paz”.

El éxito del primer programa fue enorme y los oyentes pedían más.

El padre Peyton inició así su cruzada de oración para conseguir que su programa se emitiera de forma regular y fundó la productora Family Theater Productions en 1947 con estrellas de Hollywood dispuestas a apoyarle en su labor.

Sus diferentes producciones continuarían incluyendo a estrellas como “Grace Kelly, Gregory Peck, Rosalind Russell, Jimmy Stewart, Helen Hayes, Ronald Reagan, James Dean, Natalie Wood, Robert Young, Raymond Burr, Lucille Ball, Bob Newhart, Jack Benny, Loretta Young y Frank Sinatra”.

La radio era solo el principio para el padre Peyton, que se expandió hacia la producción televisiva y cinematográfica con la ayuda de sus amigos de Hollywood. Su nueva empresa llegaría a producir más de 800 programas de radio y 83 especiales de televisión donde participaban las mayores estrellas del momento.

Según Family Theater Productions, incluso “dieron al célebre productor/director George Lucas (Star Wars) su primer crédito para películas —como ayudante de cámara— a mediados de los 60 para el corto The Soldier, protagonizado por William Shatner”.

Además, el padre Peyton continuaría liderando concentraciones en torno al rosario por todo el mundo, atrayendo a nutridas multitudes allá donde iba. Pronto empezó a conocérsele como “El sacerdote del Rosario” y popularizó la frase “la familia que reza unida permanece unida”.

El padre Peyton continuó su labor de difundir el rosario hasta su fallecimiento en 1992. Su vida sigue siendo una inspiración para todos, en especial para los que quieren usar los medios de masas para la promoción del Evangelio.

El 1 de junio de 2001, el cardenal Sean Patrick O’Malley abrió oficialmente la causa para su canonización y en 2015 se presentó en el Vaticano la Positio, “un informe de 1.300 páginas que estudia su vida y ministerio por una virtud heroica y una vida de santidad”. Actualmente está en proceso de revisión y, una vez aprobado el caso, el padre Peyton sería declarado Venerable. Ya existen dos potenciales milagros sucedidos con su intercesión que podrían considerarse una vez concluida esta fase del proceso.

«Para el pueblo, ya es santa»

Envían a Roma 15.000 folios y 5 posibles milagros de sor Lucía

sor-lucia-juan-pablo-ii

Sor Lucia vivió en un convento la gran parte de su vida

Ya ha concluido la fase diocesana de la causa de canonización de sor Lucia y ahora toda la documentación se enviará a Roma. La pregunta que circula en Portugal y en el ámbito católico es si durante el centenario de las apariciones en Fátima, en el que estará presente el Papa Francisco, se anunciará su beatificación.

La postuladora de la causa, la religiosa Angela Coelho tiene clara la santidad de la vidente tras haber trabajado durante años en este proceso que ha quedado plasmado en más de 15.000 folios. Alfa y Omega recoge algunos de los puntos centrales que explica Coelho a la agencia de los obispos portuguesa:

“Mucha gente no entiende por qué se tiene que hacer este proceso, porque, para el pueblo, Lucía ya es santa”, la carmelita Ángela Coelho, en una extensa entrevista a la agencia de la Conferencia Episcopal Portuguesa Ecclesia.

Ana Sofia, otra carmelita del convento que ha colaborado en la Causa, explica que las religiosas que convivieron con ellas no tenían ninguna duda tampoco sobre su santidad, pero han tenido sumo cuidado en que las “cosas estuvieran bien atadas”. “Es una persona que vivió según la voluntad de Dios, con fidelidad, y eso que vi con mis ojos, que toqué con mis manos, me ayudó mucho, después, cuando me confiaron este trabajo”.

Cinco posibles milagros

La ceremonia tendrá lugar en el carmelo de Santa Teresa de Coimbra, donde sor Lucía falleció en 2005. Tres años después, con permiso del Papa Benedicto XVI, se abrió la causa, sin esperar a los cinco años que prescribe el derecho canónico. Esta tarde se sellará el resultado de la investigación llevada a cabo, un documento con más de 15.000 páginas que se enviará a la Congregación para las Causas de los Santos.

sor_lucia_de_fatima

Durante las investigaciones, que se han prolongado durante nueve años, han surgido cinco hechos aparentemente inexplicables que podrían haberse obtenido gracias a la intercesión de sor Lucía. No ha sido esta su preocupación principal, pues “es la Santa Sede la que se preocupa” por los posibles milagros una vez confirmadas las virtudes heroicas de un siervo de Dios.

La fase diocesana se ha encargado, sobre todo, de investigar si “la vidente de Fátima practicó las virtudes heroicas que se esperan de un santo canonizado”. Sor Ángela subraya que, a pesar de no ser esta la prioridad, se ha visto además que “se alcanzaron muchas gracias” por su intercesión.

70.000 cartas

En su investigación, las carmelitas de Coimbra, junto con las Religiosas de la Alianza de Santa María, han estudiado su diario espiritual, además de transcribir y archivar una a una miles de cartas guardadas en 70 bolsas. “Recibió más de 70.000 cartas, y respondió prácticamente a todas”, explica la hermana Ángela. Por eso, las religiosas intentaron contactar con los remitentes, para localizar las respuestas de sor Lucía.

pastorcitos-fatima

En este 2017 se cumplen cien años de la aparición de la Virgen a tres niños, Lucia, Jacinta y Francisco

A pesar del estricto régimen del Carmelo, sor Lucía “tenía autorización” para responder a las cartas, y “le indicaron que conservara las cartas que fuera recibiendo, lo que hizo desde los años 70”. También “recibía a muchas personas”. De hecho, recibió la visita de casi una cincuentena de cardenales. Otra de las visitas que recibió fue la de Mel Gibson. Ese día, recuerda la hermana Ana Sofía, muchas hermanas estaban emocionadas, pero no tanto la vidente, que “no tenía ninguna noción” de quién era el actor y director cinematográfico.

“¿Me quedo aquí sola?”

Cuando la Virgen se apareció a los pastorcillos en Cova de Iría, Lucía dos Santos, de 10 años, era la mayor. También fue la única que sobrevivió a esos años, pues Francisco murió en 1919 y Jacinta en 1920. En la aparición del 13 de junio de 1917, la Virgen se lo había anunciado a los niños. Al saber la noticia, Lucía preguntó, triste: “¿Me quedo aquí sola?”. La Virgen le respondió: “No, hija. ¿Y tu sufres mucho? No te desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá a Dios”.

En 1921, con 14 años de edad y cuatro años después de los hechos de Fátima, Lucía ingresó en el colegio de las Hermanas Doroteas en la localidad de Vilar, cerca de Oporto. En 1928 se trasladó al convento de esta orden en Tuy, Pontevedra y luego al convento que la orden tenía en la ciudad de Pontevedra. Allí, en 1925, se le volvió a aparecer la Virgen. En 1946 volvió a Portugal y en 1948 decide ingresar en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra en régimen de clausura, profesando votos al año siguiente. Allí permaneció hasta el 13 de febrero de 2005, cuando falleció con 97 años.

Fue en las apariciones posteriores a Fátima donde la Virgen reveló a Lucía las condiciones para ofrecer cinco primeros sábados, confesando, comulgando y rezando y meditando el rosario, en reparación por los pecados. También en estas apariciones le insistió en que el Papa debía consagrar Rusia a su Inmaculado Corazón.

Se abre el proceso de canonización de Madre Garnier

21 noviembre 2016 Deja un comentario

¿Una hostia transformada en carne y sangre en manos de un sacerdote?

Monja londinense que asistió a este milagro

web-priest-hands-holdinh-host-c2a9c2a9-fabio-lotti-shutterstock

El Vaticano ha autorizado la apertura del proceso de canonización de Madre Adèle Garnier, la fundadora de las Hermanas de Tyburn [1].

Después de que la Congregación para las Causas de los Santos declarara no haber encontrado “ningún obstáculo” en su candidatura, Mère Garnier recibió el título de Sierva del Señor. La homenajeada falleció en 1924 en el convento de Tyburn, situado junto al Marble Arch, en Londres. El progreso en su proceso probablemente será anunciado formalmente más adelante este año en una declaración del Vaticano.

Apertura del proceso de canonización

El obispo Joseph de Metz-Noblat, de la diócesis de Langres (cerca de donde se crio la Madre Garnier), en Francia, ha sido quien ha dirigido una petición al Vaticano para la apertura del proceso de canonización. En 2012, un sacerdote italiano llamado Gianmario Piga escribió una biografía espiritual de la hermana en la que analizaba con detalle sus cartas y otros escritos.

En este libro, El Camino de la Madre Adele Garnier, el padre Piga la desvela como una mística que ha tenido experiencias comparables a las de grandes autores espirituales, como santa Teresa de Ávila y san Juan de la Cruz. También habla de una carta que escribió la hermana a Charles Sauvé, un amigo del sacerdote, en la que describe una visión de una hostia consagrada que se transforma en carne y sangre.

En sus propias palabras: “En el momento en que el sacerdote tomó una hostia para ponerla en el cáliz, levanté los ojos para adorarla y contemplarla”. Y continúa más adelante: “Oh, si supiera usted qué fue lo que vi y cómo ahora sigo conmovida e impresionada por esta visión” (…). “Los dedos del sacerdote estaban rojos en el lado derecho de la hostia, como manchados de sangre aún húmeda”.

[1] Pertenecientes a la Congregación de las Adoratrices del Sagrado Corazón de Jesús de Montmartre.

D. José Luis Múzquiz, un intercesor “rápido” y universal

Cinco años después de la apertura de la Causa de canonización de D. José Luis Múzquiz, su postulador, Fr. Dave Cavanagh, constata una devoción creciente, un poder de intercesión “eficaz”, y la extensión de favores, especialmente, entre jóvenes de todo el mundo.

El 2 de junio se cumplen cinco años de la apertura de la Causa de canonización de D. José Luis Múzquiz, uno de los tres primeros sacerdotes del Opus Dei, que ayudó a san Josemaría a extender la labor de la Obra por numerosos países, especialmente Estados Unidos.

Cinco años son pocos, pero suficientes para poder hacer un balance del desarrollo de la causa con Fr. Dave Cavanagh, postulador de la misma. Resalta, entre otras cosas, la velocidad con la que actúa la intercesión de don José Luis ante los favores que se le piden y que la mayoría de los que han comunicado una gracia concedida a través de él son jóvenes de lugares y tipos de ayudas recibidas muy variados y muy internacionales.

El próximo mes de junio hace 5 años que se abrió la Causa de canonización de D. José Luis Múzquiz. ¿En qué situación se encuentra el proceso en estos momentos?

La fase diocesana de la Causa de canonización de D. José Luis se abrió el 2 de junio de 2011 y concluyó el 22 de marzo de 2014 con un acto solemne presidido por el Cardenal O’Malley. A continuación se enviaron a Roma las actas de la causa, es decir el testimonio oral y la evidencia documentada recogidos durante este proceso de investigación para determinar si D. José Luis vivió las virtudes en grado heroico y constatar la fama de santidad y de favores. La Congregación para la Causas de los Santos de Roma ya ha emitido el decreto de validez del proceso diocesano instruido en Boston y, en consecuencia, se dio paso a la fase romana. Durante esta fase se estudiarán las Actas del proceso en vistas al juicio definitivo.

¿Crece su fama de santidad después de que se haya abierto la causa?

Después de la apertura de la causa de canonización un número creciente de personas ha tenido la oportunidad conocer a D. José Luis, sentirse removidos por el ejemplo de su vida y experimentar su intercesión. Para muchos, el encuentro inicial con D. José Luis ha tenido lugar a través de una breve biografía titulada Echando raíces y, también, por el documental Everday Holiness que se ha venido transmitiendo periódicamente en televisión. Se puede obtener más información sobre estos títulos y sobre favores recientes en la página web de su causa: www.josephmuzquiz.org

¿Se constata la extensión universal de la devoción privada universal? (Algunos ejemplos)

No deja de sorprenderme la variedad de personas que rezan a D. José Luis. Nos llegan favores de procedencia muy diversa…no sólo de Estados Unidos sino de todo el mundo: un día es una madre de Massachusetts, que nos cuenta la conversión de sus hijos; otro día es una joven en busca de un apartamento asequible en la ciudad universitaria de Salamanca en España, o un doctor de Texas cuyo joven paciente quedó curado, o los padres agradecidos de un niño de Miami que, después de un embarazo con complicaciones serias, nació sano, o una estudiante en Trinidad que quiere compartir cómo D. José Luis le ayudó a vender la furgoneta…

UNA CARACTERÍSTICA LLAMATIVA DE SU INTERCESIÓN ES QUE MUCHOS COMENTAN, DESPUÉS DE HABERLE PEDIDO ALGO ES QUE D. JOSÉ LUIS “ACTÚA RÁPIDO”

Supongo que no debería sorprenderme, pues D. José Luis era un trotamundos y ayudó a una gran variedad de personas a través de su ministerio sacerdotal.

¿Hay algún tipo de favores concedidos por la intercesión de D. José Luis en los que se esté especializando: económicos, familiares, sacerdotes, ingenieros, laborales…?

Una característica llamativa de su intercesión es que muchos comentan, después de haberle pedido algo es que D. José Luis “actúa rápido”, algo que era ciertamente un rasgo característico de su personalidad. Cuando tenía que hacer algo, lo hacía sin retrasos. ¡Parece que ahora, cuando alguien necesita ayuda, también la obtiene rápidamente!

Jose-Luis-Muzquiz-sacerdote-opusdei_20160526121804787451

Fr. Dave Cavanagh es el postulador de la causa de canonización de D. José Luis Múzquiz.

Se puede detectar una continuidad entre lo que hacía en vida y lo que continúa haciendo en los favores concedidos a través de su intercesión: además de los favores médicos, mucha gente destaca haber recibido ayuda para resolver necesidades de alojamiento, encontrando el lugar adecuado a un precio razonable, o consiguiendo los medios necesarios para costearlo.

ME PARECE QUE LA ORACIÓN DE LA ESTAMPA EXPRESA BIEN LA ESENCIA DEL CAMINO AL QUE FUE LLAMADO Y QUE SECUNDÓ CON FIDELIDAD

También nos han llegado narraciones de favores relacionados con los estudios, la búsqueda de trabajo o la solución de alguna necesidad económica apremiante.

Otros favores tienen que ver con la solución de problemas técnicos o de ordenadores, lo cual no sorprende en absoluto si tenemos en cuenta que D. José Luis era ingeniero; o con la superación de los pequeños desafíos de la vida ordinaria, como encontrar aparcamiento en una calle muy transitada de Manhattan.

D. José Luis siempre tuvo especial preocupación por la santidad y las necesidades de sus hermanos sacerdotes, y ahora lo hace a través de su intercesión.

¿D. José Luis llega también a la gente joven?

Ya en vida mostró un gran interés por los jóvenes, que encontraron en D. José Luis alguien que les entendía y, en muchos casos, les ayudó a descubrir su vocación. Una proporción elevada de los favores recibidos en esta oficina provienen de estudiantes, profesionales jóvenes y recién casados.

¿Cuáles son las claves de la vida de D. José Luis que ilustran, de manera particular, su lucha por la santidad?

Las palabras que vienen inmediatamente a mi mente cuando pienso en D. José Luis son: santidad en la vida ordinaria, alegría, paz, sencillez, profundo interés por los demás, quererles uno a uno, como personas, y un total olvido de sí mimo. Me parece que la oración de la estampa expresa bien la esencia del camino al que fue llamado y que secundó con fidelidad; pues trabajó con gran generosidad, sencillez, constancia y alegría en sus deberes ordinarios de cada día. Así es como vivió su vocación siendo y haciendo el Opus Dei.

Oración por intercesión de José Luis Múzquiz.

Como sacerdote enviado por san Josemaría para iniciar la tarea apostólica del Opus Dei en los Estados Unidos, abrió las mentes y los corazones de multitud de personas para descubrir la búsqueda de la santidad en medio del mundo. Enseñó este mensaje del único modo en que podía echar raíces: siendo ejemplo vivo de un camino que podían seguir y que les llevaría a gustar y ver la alegría y la paz de su propia vida, el fruto de su entrega.

Categorías:Canonización, Mundo, Opus Dei

Madre Teresa será canonizada el 4 de septiembre

Papa Francisco firmó los decretos: el cura Brochero y Sánchez del Río subirán juntos a los altares el 16 de octubre

web-mother-teresa-cura-brochero-joselito-tc3barelio-cc-public-domain

El papa Francisco firmó este martes 15 de marzo los decretos para la canonización de Madre Teresa, el adolescente mexicano mártir José Sánchez del Río y el sacerdote argentino José Gabriel del Rosario Brochero.

La Sala de Prensa de la Santa Sede informó que el Papa presidió esta mañana el Consistorio Público Ordinariopara la canonización de cinco beatos. La beata Madre Teresa será canonizada en una ceremonia única  que se realizará el domingo, 4 de septiembre.

El beato Sánchez del Río, y el cura Brochero subirán a los altares juntos el domingo 16 de octubre. La nota no indica los lugares de la ceremonia.

Además de los ya mencionados, están en la lista: la religiosa sueca María Isabel Hesselblad, quien refundó la orden del Santísimo Salvador de santa Brígida; y el sacerdote escolapio polaco Estanislao Papczynski, fundador de la Orden de Clérigos Marianos de la Inmaculada Virgen María. Estos dos últimos beatos, serán canonizados antes, el 05 de junio de 2016.

Madre Teresa

El pasado 17 de diciembre, el Papa había aprobado el decreto de la intercesión de la beata en el milagro de curación total e inexplicable de una hombre brasileño antes enfermo de un tumor al cerebro.

Madre Teresa de Calcuta, con su nombre de pila Anjeze Gonxhe Bojaxhiu, nacida en Albania (Skopje 1910 – Calcuta, 1997), fue beatificada por Juan Pablo II el 19 de octubre de 2003.

El Papa en el Ángelus pasado recordó a la próxima santa, al mencionar a las cuatro hermanas Misioneras de la Caridad asesinadas en Yemen.

“Rezo por ellas y por las otras personas que murieron en el ataque, y por los miembros de la familia. Estos son los mártires de hoy y no ocupan las primeras páginas de los periódicos, no son noticia. Ellos dan su sangre por la Iglesia”, exclamó.


Lee Las diez frases más impactantes de Madre Teresa de Calcuta


El niño mártir será santo

El beato José Sánchez del Río, mexicano (1913-1928), mártir, laico, víctima en 1928 a sólo 15 años de persecución religiosa, será santo.

Aleteia ha narrado el milagro de Joselito realizado a una joven madre, Paulina Gálvez, que imploraba salud para su pequeña hija, Lupis, que se sanó de infarto cerebral, meningitis, tuberculosis y convulsiones, sin explicación médica.

El cura a caballo y por la sierra

En el decreto también aparece el nombre del cura argentino José Gabriel del Rosario Brochero. El Papa ya había aprobado en enero el milagro atribuido a la intercesión del beato, más conocido como el “Cura Gaucho”.

El Papa argentino canonizará el 16 de octubre al que será el primer santo nacido y fallecido en la Argentina, en una causa que tuvo un especial relanzamiento con el Año Sacerdotal en el país sudamericano.

La Iglesia aprobó la curación milagrosa de Camila, una niña que había sido brutalmente golpeada víctima por la violencia familiar en octubre de 2013 y tras meses de agonía, en enero de 2014, inició una rápida recuperación.

La bisabuela le pidió al cura Brochero que la sanara. Camila lleva hoy una vida normal.

“Nacido en 1840 en la zona de Córdoba, dedicó su vida a ir a buscar a la gente”, escribió hace menos de tres años el Papa.

Se trasladó kilómetros subido en una mula, a través de las zonas pobres, sólo para estar cerca de todo el mundo. Murió en enero de 1914 en “Villa del Tránsito’, que poco después pasó a llamarse Villa Cura Brochero.

Un sacerdote y una religiosa a los altares el 5 de junio 

Durante el consistorio celebrado esta mañana también se decretó la canonización del sacerdote escolapio polaco Estanislao Papczynski, que vivió en 1600, fundador de la Congregación clérigos marianos de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

Y la de María Elizabeth Hesselblad, que murió en Roma el 24 de abril de 1957, religiosa sueca, fundadora de la congregación de las Hermanas de la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida, proclamada beata por Juan Pablo II el 9 de abril de 2000.