Sobre la Santa Misa

El Señor le reveló a Santa Gertrudis la Mayor: “Vuestra oración es sumamente potente y efectiva durante la consagración en la Santa Misa -es decir en la elevación-. Cada vez que alzas la vista para contemplar el Santísimo Sacramento, tu lugar en el cielo se eleva un tanto más”.

Santa Faustina Kowalska narra en su Diario: Un día Jesús me dijo que castigaría a una ciudad, a la más bella de nuestra patria. Vi la ira de Dios… En silencio he orado. Después de un rato Jesús me dijo: “Niña Mía, únete durante la Santa Misa conmigo y ofrece al Padre celestial la Sangre y heridas mías para desagraviar los pecados de esta ciudad. Repítelo sin parar durante toda la Santa Misa por siete días”. Al séptimo día vi a Jesús en una nube blanca, me miró amablemente y me dijo: “Por ti bendigo a toda la patria”.

La Misa ocupa en la vida de la Iglesia el mismo lugar central que el Calvario en la obra de la Redención, dice el Catecismo.

¿Qué es la Santa Misa?… Es un diluvio de gracias que parte de la Cruz; un Gólgota siempre presente; es Cristo que se sacrifica incesantemente en medio de nosotros.

El sacrificio del calvario tuvo lugar una sola vez pero su virtualidad se extiende a la historia entera. En la Misa, la eternidad se introduce en el tiempo pero no para destruir el tiempo sino para poner de manifiesto que el tiempo, todo el tiempo, también el tiempo vulgar está transido de eternidad. Además, la Santa Misa es el más poderoso acto de desagravio para expiar los pecados. A la hora de la muerte, el más grande consuelo será las Misas oídas en vida. Ningún poder de la tierra puede darnos más de lo que recibimos en Misa.

Criterios de autenticidad de las apariciones y revelaciones

De la Congregación para la Doctrina de la Fe, de 1978                       

El Vaticano publica en su web los criterios de autenticidad de las apariciones y revelaciones 

Ayudará a juzgar «presuntas apariciones y revelaciones, mensajes, locuciones y fenómenos extraordinarios». 

Actualizado 23 mayo 2012 

ReL

La Santa Sede ha publicado en su sitio web un documento que contiene los criterios para discernir la autenticidad o no de apariciones, revelaciones personales y otros fenómenos extraordinarios.

Se trata de la primera versión oficial en español de estas normas que fueron aprobadas en 1978 por el Papa Pablo VI pero que fueron conocidas sólo en la versión original latina en medios especializados.

Estas «Normas sobre el modo de proceder en el discernimiento de presuntas apariciones y revelaciones» es un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe y llevan la firma de los entonces prefecto Cardenal Franjo Šeper y del secretario, el sacerdote dominico Jérôme Hamer.

El documento vaticano se encuentra en la sección de «Documentos disciplinares» de la Congregación para la Doctrina de la Fe bajo el título «Normas sobre el Modo de Proceder en el Discernimiento de Presuntas Apariciones y Revelaciones».

Para leer el documento pinche aquí.

Asimismo, aparece publicada en la página web del dicasterio vaticano un «Prefacio» a las Normas firmado por el actual prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal William Levada.

Para leer el Prefacio pinche aquí.