Archive

Posts Tagged ‘Papa Francisco’

¡No deberíamos preocuparnos por Medjugorje!

Arzobispo Henryk Hoser

 

uxv6xgyzngvufgptn9rrtdrrzdirgmchvhundaiosbfhouyycaet9fv5cx31klx2in1nldch_uzogdy4ittussholfa

The Hill of Podbrdo is the place where the Medjugorje events started. It is on this hill that Our Lady first appeared to six children back in 1981. Ever since then the hill is known as the Apparition Hill. Along the steep, rocky path that leads from the houses there are 15 bronze reliefs which represent the joyful, sorrowful and glorious mysteries of the Rosary.

The Statue of Our Lady, Queen of Peace, at the top of the hill, was placed there for the 20th anniversary of the apparitions and it marks the Apparition Site.
———
Podbrdo je mjesto samih početaka međugorskih događanja. Na ovom brdu se Gospa prvi put ukazala djeci davne 1981. godine. Od tada je ovo brdo poznato kao Brdo ukazanja. Uz kamenu, strmu, stazu koja vodi sve od kuća, nalazi se 15 brončanih reljefa koji predstavljaju radosna, žalosna i slavna otajstva krunice.

Kip Gospe, Kraljice mira, postavljen je na vrhu brda za dvadesetu godišnjicu ukazanja, te označava mjesto prvih ukazanja.

(By Mate T. Vasilj)

El enviado del papa Francisco aclara su misión y pide oraciones “para acercarme lo más posible a una verdad objetiva”

Si ha florecido una devoción mariana en Medjugorje, si llegan allí semejantes multitudes, es que es un lugar donde continuará la veneración, ya que Nuestra Señora puede ser venerada en cualquier lugar, especialmente donde esta veneración es tan fructífera, según escuchamos por los numerosos testimonios”, cuenta a Aleteia el arzobispo Henryk Hoser, enviado especial de la Santa Sede a Medjugorje, una pequeña localidad de Bosnia y Herzegovina cercana a la frontera con Croacia.

¿Cuándo partirá hacia Medjugorje?

Hace poco escuché que supuestamente ya estoy allí y que he sido milagrosamente sanado por la Santísima Virgen María… Bromas aparte, mi primera visita a Medjugorje, de orientación, empezará a finales de marzo.

Primero me reuniré con el nuncio apostólico en Bosnia y Herzegovina y con el arzobispo de Sarajevo. Luego, naturalmente, me reuniré con el obispo local de Mostar y con los monjes franciscanos que trabajan en el santuario. Pero antes que nada, escucharé atentamente diferentes opiniones y examinaré la situación pastoral local.

Esta será su primera visita al santuario. Sin embargo no va a ser su primera misión especial, ¿cierto?

Es cierto que nunca he visitado en persona Medjugorje, pero muchos de los fieles de mi diócesis de Varsovia-Praga van allí y estoy muy familiarizado con sus relatos.

También es verdad que no va a ser mi primera misión como enviado especial del Papa. Hasta ahora he desempeñado tres misiones de este tipo. Dos visitas apostólicas fueron breves; pasé dos semanas en Togo y en Benín, respectivamente. Allí examiné cuestiones de los seminarios. La tercera misión fue larga; pasé un año y medio en Ruanda inmediatamente después del genocidio. Esta experiencia me da el valor para embarcarme en otra visita, a Medjugorje.

En lo referente a las apariciones marianas en Medjugorje y su autenticidad, clarifique para nuestros lectores la situación actual. 

En 2010 la Santa Sede designó una comisión doctrinal especial encabezada por Su Eminencia el cardenal Camillo Ruini. En 2014 la comisión concluyó su operación y entregó sus conclusiones al Santo Padre. A continuación remitió el caso a la Congregación para la Doctrina de la Fe. A fecha de hoy, la Congregación todavía no ha adoptado su posición final. 

Su misión no concierne únicamente a las apariciones en sí, sino que es de carácter pastoral. Sin embargo, no todo el mundo entiende por qué un arzobispo polaco recibe una misión especial de Francisco. Un sitio web anunció que usted va a “examinar el conflicto en relación a las apariciones marianas”. 

La misión que se me ha confiado es complementaria a lo que ha logrado la comisión doctrinal. Todos los años el santuario recibe la visita de dos o dos millones y medio de peregrinos de todo el mundo. Se ha convertido en un lugar carismático. El hecho de que Medjugorje sea visitado por tantísimos fieles que, sin duda, se ven espiritualmente enriquecidos allí, es algo que hay que tener en mente.

La demanda de cuidado pastoral en este lugar es inmensa. Imagine: hay 50 confesionarios en el lugar. El problema es que a menudo no hay bastantes confesores que hablen diferentes idiomas.

Mi misión, según ha quedado estipulada en el comunicado oficial de la Santa Sede, es examinar de cerca la situación pastoral local, en particular las necesidades de los peregrinos. También está previsto que indique posibles iniciativas pastorales nuevas. El objetivo subyacente es mejorar el alcance pastoral y coordinar mejor las acciones pastorales locales.

Después de la designación del enviado especial y la publicación de una carta de un obispo local que desautoriza la autenticidad de las apariciones, muchos fieles del mundo están preocupados. ¿Su peregrinaje fue en vano? ¿Sus oraciones fueron incorrectas?, se preguntan. ¿Podría, como enviado pastoral papal, explicar la situación actual y disipar sus preocupaciones?

¡De ninguna forma deberíamos preocuparnos! La Iglesia no se ha pronunciado todavía sobre la autenticidad de las apariciones. Deberíamos esperar pacientemente a la postura final. No se trata en absoluto de la primera situación en la que la Iglesia se toma su tiempo en tomar una decisión, en especial dado que la forma de las apariciones marianas en Medjugorje distan notablemente de las anteriores apariciones que todos conocemos.

Además, este asunto no cambiará nada la doctrina de la Iglesia en relación a la veneración mariana.Si ha florecido una devoción mariana en Medjugorje, si llegan allí semejantes multitudes, es que es un lugar donde continuará la veneración, ya que Nuestra Señora puede ser venerada en cualquier lugar, especialmente donde esta veneración es tan fructífera, según escuchamos por los numerosos testimonios.

El Santo Padre es consciente de ello, así que desearía examinar no solo la situación pastoral en Medjugorje, sino también, de ser necesario, encontrar métodos para mejorar la atención pastoral hacia los peregrinos en este lugar, tan fuertemente dedicado a Nuestra Señora.

Permítame aprovechar esta oportunidad para trasladarle el saludo de los editores y lectores del portal católico Aleteia y desearle una recuperación completa y rápida. ¿Querría dirigirse a nuestros colaboradores y lectores?

Me gustaría pedir a los lectores de Aleteia que rezaran por el éxito de mi misión en Medjugorje. Me embarco en esta misión en representación de la Iglesia, por encargo del Santo Padre. Quiero que esta misión se acerque lo más posible a una verdad objetiva y que produzca resultados muy buenos y concretos.

Soy un emisario de la Iglesia, pero la Iglesia debería rezar por mí, al igual que rezó en su momento por san Pedro y san Pablo. Después de todo, la oración es la fuerza motora de nuestras acciones en la Iglesia, tanto las tangibles como las invisibles.

El arzobispo Henryk Hoser, obispo de la diócesis de Varsovia-Praga, nació en 1942 en Varsovia. Graduado universitario en Medicina, en 1968 entró en la Sociedad del Apostolado Católico (Palotinos). Tras obtener los títulos de Filosofía y Teología y ser ordenado sacerdote, marchó a París y luego a una misión en Ruanda (1975–1996). En 1978 estableció un Centro Médico y Social en Kigali y lo dirigió durante 17 años. También creó el Centro de Formación Familiar (Action Familiale). Después de la guerra civil de Ruanda, la Santa Sede lo designó visitador apostólico en Ruanda. En 2005, Juan Pablo II lo nombró arzobispo y secretario auxiliar de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y director de las Obras Misionales Pontificias. En 2008, Benedicto XVI lo nombró obispo de la diócesis de Varsovia-Praga. El 11 de febrero de 2017 el papa Francisco lo designó enviado especial de la Santa Sede para Medjugorje. A comienzos de 2017, el arzobispo Hoser reveló que padece malaria.

Las últimas palabras del “santo del quirófano” a sus 7 hijos

El papa Francisco autoriza que prosiga la causa de beatificación de Vittorio Trancanelli

web-vittorio-trancanelli-postulazione-vittorio-trancanelli

El médico Vittorio Trancanelli, moribundo llamó alrededor de su lecho de muerte a todos sus hijos y a su esposa para declararles que eran sus tesoros más grandes y que por ellos nada fue un sacrificio, sino un regalo de amor. “Por este motivo valió la pena vivir, no para ser alguien, hacer carrera o tener dinero”, fueron sus últimas palabras en 1998.

Médico del Hospital Silvestrini en Perugia, casado con Lia Sabatini, cayó gravemente enfermo en 1976, un mes antes del nacimiento de Diego, el único hijo natural. La enfermedad (durante varios años) y el trabajo no le detuvieron a él y a su esposa en su misión de dar un hogar a siete chicos, tratándolos como hijos, algunos de ellos con discapacidad.

El papa Francisco ha autorizado los decretos de la Congregación para la Causa de los santos que reconocen al médico Trancanelli “virtudes heroicas”. El Pontífice ha recibido en audiencia al cardenal Angelo Amato, S.D.B., prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, este lunes 27 de febrero por la mañana.

En dichos decretos de la Congregación se reconocen las virtudes heroicas del “Siervo de Dios” Vittorio Trancanelli, laico, padre de familia nacido el 26 de abril de 1944 en Spello, provincia italiana de Perugia (región de Umbria) y muerto el 24 de junio de 1998.

Los pacientes de Trancanelli lo reconocen también como un médico cariñoso y atento a sus necesidades, de corazón abierto para recibir a los niños que lo necesitaban, animado por una profunda fe y deseo de ser misionero. “Humanizando el hospital donde trabajaba” y fundando una “casa de acogida”. Algunos ya lo llaman “el santo del quirófano”. El obispo de Perugia le indica como “el santo laico de nuestro tiempo”.

Trancanelli y su esposa inspiraron la red de solidaridad creada por otras familias y que lleva por nombre “Asociación En el valle de Mamre”. Un proyecto de familias unidas que prestan acogida a mujeres y niños que los necesitan.

La Santa Sede concedió la apertura de la causa de beatificación el pasado 22 de junio de 2006, ahora llegó el nuevo decreto firmado por papa Francisco, quien ha siempre pedido a los laicos de escapar del clericalismo y no ventanear ante los problemas de la vida y de la sociedad.

El Pontífice autoriza a seguir adelante con otras seis causas: 

El Papa reconoció el martirio del Siervo de Dios Tito Zeman, salesiano prisionero y martirizado por el régimen comunista checoslovaco, nacido el 4 de enero y asesinado en odio a la fe el 8 de enero de 1969.

Se reconocen también las virtudes heroicas del Siervo de Dios Ottavio Ortiz Arrieta, obispo nacido en Lima el 19 abril 1879 y fallecido en Chachapoyas, Perú, el 1 marzo 1958. Fue el primer sacerdote salesiano en Perú y evangelizó en zonas marginadas y lejanas.

En el mismo decreto de autorización se establecen las virtudes heroicas del Siervo de Dios Antonio Repiso Martínez de Orbe, sacerdote de la Compañía de Jesús fundador de la Congregación de las Hermanas del Divino Pastor en México; que nació el 8 de febrero 1856 y murió el 27 de Julio de 1929.

También las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Maria de las Mercedes Cabezas Terrero, fundadora del Instituto Religioso de las Obreras Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús, nacida el 19 de diciembre 1911 y fallecida el 30 de septiembre 1993; las de la Sierva de Dios Lucia dell’Immacolata, religiosa consagrada de la Congregación de las Ancelle della Carità nacida el 26 de mayo 1909 y muerta el 4 de julio 1954, y las del Siervo de Dios médico pediatra, Pietro Herrero Rubio, laico; nacido en Alicante (España) el 29 abril de 1904 y muerto el 5 noviembre de 1978.

Categorías:Mundo, Santos Etiquetas: , ,

Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida

Papa Francisco anunció el miércoles el establecimiento de un Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida

20160817-farrellstainedglass

A través de un Motu Proprio, el Papa Francisco anunció el miércoles el establecimiento de un Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida. El Prefecto del nuevo Dicasterio será el irlandés Obispo Kevin Joseph Farrell, quien actualmente se encuentra sirviendo como Obispo de Dallas.

En su Carta Apostólica el Papa expresó que el nuevo Dicasterio será “gobernado por estatutos especiales” y que todas las responsabilidades y funciones de los actuales Consejos Pontificios para los Laicos y por la Familia serán transferidas al nuevo Dicasterio a partir del 1ero. de septiembre. Después de dicha fecha los dos Consejos en cuestión dejarán de existir.

Como una Madre amorosa, escribió el Papa, a lo largo de los siglos la Iglesia ha mostrado su preocupación por los laicos, la familia y la vida, siendo testigo del amor misericordioso de nuestro Señor por la humanidad y queremos asegurar que “las riquezas de Jesucristo sean derramadas apropiadamente y profusamente entre los fieles”.

Por este motivo, estamos actuando rápidamente para que «los Dicasterios de la Curia Romana puedan responder a la situación de nuestros tiempos y adaptarnos a las necesidades de la Iglesia universal. En particular, nuestros pensamientos se vuelven hacia los laicos, la familia y la vida, a quienes queremos ofrecer nuestro apoyo y ayuda para que sean testigos activos del Evangelio en nuestros tiempos y signos de la bondad del Señor”.

Fuente: News.va

Categorías:Mundo, Opus Dei, Religión Etiquetas: ,

ISIS responde al Papa

Nuestra religión es de guerra y nosotros te odiamos

El Estado Islámico teme al Papa Francisco e intenta instrumentalizarlo

terrorism

La revista online del Estado Islámico, Dabiq, publicada mensualmente en inglés, dedica su último número a atacar enfáticamente al Papa Francisco. Entre otras cosas, el Papa es criticado por haber rezado por las víctimas de la masacre en Orlando, Florida, donde un criminal inspirado por el grupo fanático mató a 49 personas en un club gay de la ciudad.

El “razonamiento” (?) de los fanáticos es simple: si el Papa ora por las personas asesinadas en ese ataque, significa que la religión de los “infieles” cristianos está colocándose al lado de los homosexuales y, por tanto, “ensuciándose aún más” con la secularización.

La revista de los terroristas afirma también que “Francisco dejó la religión de lado para seducir a la opinión pública” y “conquistar el mayor apoyo posible en la cruzada contra las naciones musulmanas”. Según los teóricos del Estado Islámico, esa “conspiración” incluiría la participación incluso de los sectores musulmanes que se inclinan a la democracia y los “derechos occidentales”.

schermata-2016-08-02-alle-16-14-57

“Destruyamos la cruz”

La portada de la revista ya empieza convocando: “¡Destruyamos la cruz!”. La frase aparece sobrepuesta a la imagen de un militante que arranca el símbolo del cristianismo del tejado de una iglesia, además de repetirse en cada una de las 82 páginas de la edición.

Los artículos son intercalados con entrevistas y “testimonios” como el de Umm Khalid al-Finlandiyyah, combatiente que partió desde Finlandia para unirse a la milicia fanática. Es llamativa, también, la foto de un niño rubio corriendo feliz en un jardín de Oriente Medio, con la leyenda: “Niños musulmanes criados en tierras del Islam”.

“Top 10” de las ejecuciones

Pero lo peor aún está por venir: en las últimas páginas, que las revistas occidentales generalmente reservan a entretenimento y ocio, la revista de los yihadistas trae lo que llama “Los 10 mejores videos del Estado Islámico”, mostrando ejecuciones cobardes, y una sección llamada “Por la espada”, con fotos de cabezas cortadas y cuerpos apedreados, acompañados de textos igualmente hediondos.

Precedente

La revista ya había puesto al Papa Francisco en su punto de mira en septiembre pasado, durante los intensos ataques de aviones rusos y franceses contra el Estado Islámico en Siria. La inteligencia norteamericana investigó con prioridad los riesgos contra Francisco después de la publicación, por la revista, de una foto de él al lado de otros religiosos; el título hablaba del “papa cruzado”, mientras que el subtítulo presentaba a los “apóstatas gubernamentales”.

Para la inteligencia americana, se trata más bien de un intento de usar la popularidad del pontífice con el fin de llegar al mayor número de personas posible.

El bebé que nació… ¡durante una misa del Papa!

Cuando Francisco hablaba del nacimiento de Jesús las contracciones se hicieron más fuertes

baby

Sylwia Blady no iba a ver al papa Francisco en Czestochowa. Pero finalmente se decidió a visitar el santuario de Jasna Gora por su amiga Beata, que quería ir a la misa celebrada por el Obispo de Roma este jueves. Beata estaba embarazada de nueve meses, pero todavía quedaba tiempo hasta la fecha prevista para el parto.

Las dos amigas se encontraron en Czestochowa. Tomaron un tranvía hasta la avenida de la Bienaventurada Virgen María y se unieron a una inmensa multitud al amanecer.

Los creyentes esperaban con impaciencia al invitado de honor, que no debía tardar, escoltado por las autoridades gubernamentales y por coches de policía.

Por el estado avanzado de gestación de Beata, las amigas no intentaron abrirse camino entre la multitud: buscaron un lugar más tranquilo, lejos de los excitados peregrinos.

¡Un niño nos ha nacido!

Una contracción. Después otra. Sylwia se preocupó, pero Beata le tranquilizó: “Seguramente es una falsa alarma. No hay que inquietarse. Todavía queda tiempo para el nacimiento”.

Sylwia confió en ella. Incluso aunque hubiera comenzado el trabajo de parto, normalmente hay un gran espacio de tiempo entre la primera contracción y el parto.

La misa continuó. La primera y la segunda lectura fueron acompañadas por otra contracción.

Después llegó el momento del Evangelio y la homilía tan esperada del Papa, que se refirió a las palabras de san Pablo sobre la venida de Dios, que envió a la tierra a su Hijo nacido de una mujer.

Sylwia comentó riendo que incluso el papa Francisco hablaba de nacimiento, pero Beata ya no rió. Se estremecía de dolor. A pesar de otra contracción, aseguró a su amiga que no era nada serio.

Sylwia ya no escuchó más la homilía del Papa. Su mente iba muy deprisa. Recordó las palabras del Papa al principio de la misa: “Dios se aparece niño nacido de mujer”. Se estremeció. ¡Es lo que estaba a punto de suceder, ante sus ojos!

¡Dios se nos aparece! ¡Ahora! ¡En este bebé que va a nacer!

Bendición del Papa

De repente las dos amigas se dieron cuenta por fin de lo que pasaba. Afortunadamente una ambulancia esperaba no muy lejos de allí. Al ver a esta mujer embarazada, su rostro torcido de dolor, el equipo médico comprendió la situación. Tras examinar a Beata, decidieron ir al hospital más cercano.

Pregunté a Sylwia qué sintió entonces: “En circunstancias normales hubiera entrado en pánico; pero en ese momento sentía emociones maravillosas que no sentía desde hacía tiempo. Mis ojos iban y volvían de Beata a la imagen de la Virgen de Jasna Gora, y pensé que se parecían mucho”.

En una entrevista con Aleteia, Sylwia recuerda: “Una vez en la ambulancia, nos reímos con los enfermeros. No recuerdo ninguna frase seria ni sombra de inquietud”.

“Beata quería retrasar la ambulancia para recibir la Santa Comunión, pero el doctor le sugirió que yo la recibiera en su favor”.

Sylwia permaneció cerca del santuario. Como le pidió Beata, recibió la Comuniónen favor de su bebé.

No puede explicarlo pero el Papa, de manera milagrosa, se enteró de la noticia de este nacimiento. Y pidió a su secretario de prensa que le dijera a Beata que le da su bendición, así como a su bebé.

¡Clara Francisca!

El bebé nació a las 14,31h en un hospital de Czestochowa. Justo antes de la hora de la Divina Misericordia, eje de la enseñanza del papa Francisco.

Sus padres la han llamado Clara, nombre que habían escogido desde hacía mucho tiempo. Y decidieron darle un segundo nombre: Francisca.

Sylwia explica: “Bromeamos diciendo que el Santo Padre tendría que ser su padrino”.

Para acabar, pedí a Sylwia qué siente hoy. ¿Lo considera un milagro? ¿Una gracia? ¿Un signo? Ella sonríe: “Para mí es una increíble ola de gracia. El 28 de julio de 2016 lo recordaré como un gran día. Contaré esta historia a mis hijos”.

Y añade: “Estoy segura de que esta jornada es un inmenso don de Dios”, “no esperaba un don de Dios así, me ha transformado”.

“Antes de salir de Czestochowa, volví a la avenida que lleva al santuario. Elevé los ojos para admirarlo y llena de gratitud alabé al Señor en voz alta: Gloria a ti, Padre Santísimo, al Hijo y al Espíritu Santo –concluye-. No dejé de sonreír en el camino de vuelta, mi corazón estaba lleno de una alegría nueva”.

Categorías:Familia, Mundo Etiquetas: ,

¿Quieres sobornar a un alemán para ayudar a los judíos?

Una conversación con Józef Walaszczyk, uno de los Justos entre las Naciones que se reunirá con el papa Francisco el viernes

walaszczyk_front (1)

Józef Walaszczyk, nacido en 1919, apodado ‘el segundo Schindler’. Durante la Segunda Guerra Mundial salvó las vidas de 53 judíos y, como reconocimiento, recibió en 2002 el título de Justo entre las Naciones. El próximo viernes, junto a otros Justos, se reunirá con el papa Francisco en Auschwitz.

Roman Polański le escribió una carta después de leer sus memorias, en la que decía que si hubiera conocido su historia antes de rodar El Pianista, habría hecho una película sobre él.

¿Por qué puso en peligro su vida para salvar las de otros?

Así me había criado, es parte de mi actitud personal. Fuimos la primera generación nacida tras la Primera Guerra Mundial, éramos patriotas y cristianos. Cuando Hitler invadió Polonia, ofrecimos resistencia por naturaleza. También era un asunto de solidaridad nacional: los judíos eran diferentes de nosotros, los polacos, pero eran de los nuestros.

En cierto modo, salvó a Irena Front por su belleza. 

Conocí a una chica maravillosa y nos hicimos amigos. Supe que era judía cuando de repente apareció la Gestapo en el hotel donde estábamos. Entonces, Irena me contó que su nombre no era Bartczak, sino Front, y que era judía.

¿Cuál fue la primera reacción de usted?

Por un lado estaba enfadado porque no se hubiera molestado en decírmelo antes. Por otro lado, nunca perdí los nervios e intenté pensar en una forma de salir de un aprieto tan difícil.

Así que escondió rápidamente a Irena detrás de un armario y fingió ante los agentes de la Gestapo que tenías molestias estomacales.

No quiero alardear demasiado, pero tuve unos nervios de acero. Después de todo, ya había sido detenido unas cuantas veces y había tenido que huir para salvar la vida.

walaszczyk_front

En cierta ocasión casi le ejecutan también

En una estación en Nowe Miasto los alemanes habían rodeado el tren en el que viajaba transportando documentos para el Ejército Nacional clandestino polaco (el AK). Los alemanes empezaron a registrar a los pasajeros pero, afortunadamente, mis camaradas en armas del AK estuvieron atentos y, de alguna forma milagrosa, mi equipaje desapareció.

Aunque un pasajero sin equipaje resultaría sospechoso a los alemanes

Empezaron a interrogarme a golpes y patadas. Me hicieron saltar mientras un soldado disparaba ráfagas bajo mis piernas y otro sobre mi cabeza. Luego, decidieron ejecutarme.

Allí de pie ante el pelotón de fusilamiento, únicamente esperaba escuchar las dos palabras definitivas: … drei, Feuer! Cerré los ojos para no ver el fuego de los rifles y justo entonces escuché: Halt! No podía creer que siguiera vivo.

Pero salía de la sartén sólo para caer en las brasas

Precisamente. El comandante Hoffman dijo que ese castigo sería demasiado indulgente para mí: “Te llevaré a la comisaría de policía y ya hablaremos allí”. Deseé haber recibido el disparo, porque no sabía si sobreviviría al interrogatorio.
Los alemanes arrestaron allí hasta 300 personas. Nos distribuyeron en dos filas y nos pusieron camino de una estación de policía militar. Durante el trayecto, un policía militar en motocicleta llegó para ver a Hoffman y le entregó un sobre. Era una carta de la Gestapo donde se decía que debían liberarme inmediatamente porque yo era “fundamental para el funcionamiento de la fábrica”.

Se refiere a una fábrica de harina de patata de la que usted era gerente.

Exacto. Me salvó un alemán conocido mío, el señor Albrecht. Si los nazis me hubieran fusilado, el documento lo habría recibido un hombre muerto. 

Tenía contratados a cerca de 200 personas en su fábrica, incluyendo a 30 judíos.

Cuando los alemanes iban a cerrar el gueto de Rawa Mazowiecka, mi amigo judío, el señor Wengrow, vino a verme para pedirme que empleara a un grupo de 40 jóvenes judíos fuertes, entre los que estaban sus hijos. Yo quise ayudarle, porque él también me había hecho un favor antes.

¿Qué tipo de favor?

Una vez me arruiné por completo jugando a las cartas en Varsovia (ríe). Al volver a casa traté averiguar qué podía hacer, dudaba si pedir a mi madre que me prestara dinero para pagar mis deudas.

Una situación embarazosa. 

Mucho. Y este judío, Wengrow, viene y me dice: “¿Por qué está usted tan triste, señor Ziutek. Usted debe de tener algún problema. Lo sé; le vendría bien algo de dinero. ¿Cuánto?”. Y me prestó el dinero. Así que cuando se me acercó pidiendo que diera trabajo a jóvenes judíos, fui al Arbeitsamt (oficina de empleo) e intenté hablarlo con el director Miller. Él sacó una pistola y me dijo: “¿Quieres sobornar a un alemán para salvar judíos?”. Sin embargo, conseguimos llegar a un acuerdo, aunque las condiciones del director eran estrictas: sólo podría contratar a 30, no 40, que además deberían obtener un sello del Arbeitsamt cada dos semanas, y cada sello sólo podía entregarse a cambio de un pequeño “pago de facilitación”. Le estuve visitando durante casi 2 años para recibir el sello y pagarle el soborno.

Hasta que los alemanes pusieron el ojo sobre la fábrica…

Cierto día llamé al Arbeitsamt para organizar la próxima reunión para prolongar los permisos. La secretaria me dijo que el señor Miller no estaba en la oficina y que no sabía cuándo volvería, a lo que añadió que quería que fuera allí lo antes posible. Percibí algo extraño. Dije a mi personal que no fuera a trabajar y les advertí para que se escondieran tan pronto vieran camiones alemanes. Los que me hicieron caso sobrevivieron. 

A veces se refieren a usted como ‘el segundo Schindler’.

Son palabras de Roman Polański. Después de leer mis memorias me escribió una carta diciéndome que de haber conocido mi historia antes de rodar El Pianista, habría hecho una película sobre mí.

¿De dónde sacó usted el dinero para pagar a Miller?

En la gestión de la fábrica, yo era responsable de grandes cantidades de dinero que, de todas formas, iban a parar a los alemanes…

Para poder salvar a Irena (en otra ocasión) tuvo que reunir un kilo de oro en nada menos que cinco horas.

Un amigo me llamó y me dijo que la Gestapo había detenido a Irena. Fui a la comisaría de policía; el Ejército Nacional tenía agentes dentro. Una vez allí, supe que Irena había sido detenida junto a un grupo de otros 20 judíos. Si quería poder liberarla, tenía que reunir un kilo de oro para las 5 pm; y era cerca de mediodía. Entonces los alemanes eliminarían la causa de los archivos y liberarían a los judíos.

Y lo consiguió. 

Tenía que conseguirlo; de otra forma Irena habría muerto.

Y de esta forma salvó a 20 personas que ni siquiera conocía.

La Gestapo los condujo en una furgoneta hasta mi casa. En cuanto se aseguraron de que había conseguido todo el oro, liberaron a los judíos, que saltaron del vehículo y desaparecieron en la oscuridad. No existe otro caso, que yo sepa, en el que la Gestapo de Varsovia liberara “voluntariamente” a 21 judíos.

Irena y usted rompieron después de la guerra…

Nuestra relación empezó a deteriorarse bajo circunstancias normales. Más tarde, Irena empezó una relación con mi amigo de Londres.

Y aun así fue ella la que quiso que recibiera el título de Justo entre las Naciones.

Una vez me llamó y me dijo que quería que nos viéramos. Entonces me dijo que no le quedaba mucho de vida y que quería presentar mi nombre. Yo accedí. Y luego se produjo una situación curiosa. Pasado un tiempo, la hija de Irena me llamó para decirme: “Hay unos judíos que no paran de llamarnos preguntando por ti. ¿De qué va todo esto?”. Resulta que la hija de Irena no tenía ni idea del linaje judío de su madre. Hace poco vino a verme el nieto de Irena porque quería saber más de su abuela, ya fallecida. 

¿Hay algo de lo que se arrepienta ahora?

En retrospectiva, creo que algunas veces arriesgué demasiado.

¿Por ejemplo?

Cuando entré en el gueto de Varsovia. Muchas personas ahora agradecen mis acciones, pero con la perspectiva del tiempo, creo que esto fue pura bravuconería. Había un tranvía que atravesaba el gueto pero que no se detenía allí. Los pasajeros iban vigilados por la policía alemana. Soborné al conductor del tranvía y a los policías para que, al entrar en el gueto, el tranvía redujera la velocidad, así que salté, me puse una banda en el brazo con la Estrella de David e hice algunos negocios allí. Regresé de la misma forma.

¿Por qué fue un riesgo tan extremo?

No tenía plan de contingencia. Tampoco tenía garantías de que el tranvía me fuera a recoger a la vuelta, ni de que no hubiera algún espía a bordo. 

¿Qué hacía allí usted exactamente?

Ayudar a mis amigos. Eran unos médicos a los que yo quería sacar del gueto, pero no querían saber nada de eso porque sus familias enteras estaban allí.

¿Qué piensa cuando vuelve la vista atrás sobre su historia?

He reflexionado muchas veces sobre ello, y creo que de no ser por la ayuda de Dios, no habría sobrevivido a todo aquello. En muchísimas ocasiones conseguí salir con vida de situaciones prácticamente desesperadas.

¿Espera con entusiasmo el encuentro con el papa Francisco?

Francisco es un hombre cercano y abierto. No hay orgullo en él ni mantiene las distancias. Me gustaría hablar con él de muchas cosas, pero no sé si tendré oportunidad. La verdad es que sí, estoy deseando conocerle.

web-sprawiedliwy-wc59brc3b3d-narodc3b3w-c59bwiata-anna-sosnowska

Aprender a perdonar

Los cristianos debemos encargarnos del anuncio alegre del perdón

web-forgiveness-son-father-shutterstock_324692477-altanaka-ai

Al proclamar el año jubilar de la misericordia, el Papa Francisco recordó que los cristianos debemos encargarnos del anuncio alegre del perdón, aun sabiendo que a veces la reconciliación es difícil. Varias personas que han tenido el valor de perdonar aparecen en el cuarto video de la serie “En marcha. Maneras de ayudar a los demás”.

Preguntas para el diálogo

— ¿Qué dificultades podrían tener las personas que aparecen en el video para perdonar?

— ¿Cómo han superado esas dificultades?

— ¿Cómo influyen el trato con Dios, la oración y la recepción de los sacramentos en quien debe pedir perdón y en quien debe perdonar?

— ¿Por qué el perdón trae consigo paz y alegría?

Propuestas de acción

— Pide perdón a Dios con frecuencia a través de actos de contrición.

— Acude periódicamente a la confesión sacramental, que es fuente de gracia y de perdón.

— Solicita al Señor la gracia de saber perdonar siempre —lo grande y lo pequeño, aunque cueste— y pídele que no tengan lugar en ti el rencor, el resentimiento o el deseo de venganza.

— Reza frecuentemente por quienes te han ofendido y por aquellos a los que has ofendido.

— Lleva a la práctica estas palabras del Papa Francisco: «Os pido algo, ahora. En silencio, todos, pensemos… que cada uno piense en una persona con la que no estamos bien, con la que estamos enfadados, a la que no queremos. Pensemos en esa persona y en silencio, en este momento, oremos por esta persona y seamos misericordiosos con esta persona» (Ángelus, 15 de septiembre de 2013).

— Si debes reconciliarte con una persona, porque la has ofendido o porque te ha ofendido, reza por ella y toma la iniciativa.

Meditar con la Sagrada Escritura

— Tú eres un Dios dispuesto a perdonar, clemente y misericordioso, lento a la ira y lleno de bondad (Nehemías 9,17).

— «Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?». Jesús le contesta: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete» (Mateo 18, 21-22).

— Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen (Lucas 23, 34).

— Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden (Mateo 6, 12).

— Si perdonáis a los hombres sus ofensas, también os perdonará vuestro Padre celestial, pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas (Mateo 6, 14-15).

— Sobrellevaos mutuamente y perdonaos cuando alguno tenga quejas contra otro. El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo (Colosenses 3, 13).

— Desterrad de vosotros la amargura, la ira, los enfados e insultos y toda maldad. Sed buenos, comprensivos, perdonándoos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo (Efesios 4, 31-32).

Meditar con el Papa Francisco

— ¡Dios perdona siempre! No se cansa de perdonar. Somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón. Pero Él no se cansa de perdonar (Homilía, 23 de enero de 2015).

— El perdón de las ofensas deviene la expresión más evidente del amor misericordioso y para nosotros cristianos es un imperativo del que no podemos prescindir. ¡Cómo es difícil muchas veces perdonar! Y, sin embargo, el perdón es el instrumento puesto en nuestras frágiles manos para alcanzar la serenidad del corazón. Dejar caer el rencor, la rabia, la violencia y la venganza son condiciones necesarias para vivir felices (Misericordiae Vultus, 9).

— Nos resulta difícil perdonar a los otros. Señor, concédenos tu misericordia para ser capaces de perdonar siempre (Tweet, 29 de noviembre de 2013).

— El perdón es una fuerza que resucita a una vida nueva e infunde el valor para mirar el futuro con esperanza (Misericordiae Vultus, 10).

— En el seno de la familia es donde se nos educa al perdón, porque se tiene la certeza de ser comprendidos y apoyados no obstante los errores que se puedan cometer (Homilía, 27 de diciembre de 2015).

— El amor de Cristo llena nuestros corazones y nos hace capaces de perdonar siempre (Tweet, 2 de mayo de 2015).

Meditar con san Josemaría

— Perdonar. ¡Perdonar con toda el alma y sin resquicio de rencor! Actitud siempre grande y fecunda.
—Ese fue el gesto de Cristo al ser enclavado en la cruz: “Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen”, y de ahí vino tu salvación y la mía (Surco, n. 805).

— Esfuérzate, si es preciso, en perdonar siempre a quienes te ofendan, desde el primer instante, ya que, por grande que sea el perjuicio o la ofensa que te hagan, más te ha perdonado Dios a ti (Camino, n. 452).

— El Señor convirtió a Pedro —que le había negado tres veces— sin dirigirle ni siquiera un reproche: con una mirada de Amor.
—Con esos mismos ojos nos mira Jesús, después de nuestras caídas. Ojalá podamos decirle, como Pedro: “¡Señor, Tú lo sabes todo; Tú sabes que te amo!”, y cambiemos de vida (Surco, n. 964).

Artículo originalmente publicado por Opus Dei

 

 

 

 

Categorías:Mundo, Opus Dei Etiquetas: , ,