Primera publicación en el mundo dedicada a los exorcismos

Se llama «Egzorcysta» 

Lanzan en Polonia la primera publicación en el mundo dedicada a los exorcismos 

Será mensual, tendrá 62 páginas a color, tirará 15.000 ejemplares y costará poco más de dos euros. En Polonia hay 120 exorcistas. 

Actualizado 12 septiembre 2012 

ReL

Unos sacerdotes católicos polacos, aprovechando la popularidad de que goza actualmente el exorcismo en su país, se han aliado con un editor para lanzar una revista mensual que es, según ellos, la primera en el mundo dedicada exclusivamente a la caza del demonio, tal y como informa la Agencia France-Press. 

El primer número de la revista Egzorcysta, de 62 páginas, fue publicado por la editorial Polwen, que tiró 15.000 ejemplares para venderlos a 10 zloty (2,34 euros, 3,10 dólares). Incluye artículos con títulos como «Satanás es una realidad» y «New Age, el aspirador espiritual».

«El aumento del número de exorcistas en Polonia, que ha pasado de cuatro a más de 120 en 15 años, es muy elocuente», declaró el padre Aleksander Posacki, profesor de filosofía, teología, demonólogo y exorcista, en una conferencia de prensa realizada el lunes en Varsovia por el lanzamiento del mensual.

Exorcismos auténticos y gratuitos

Irónicamente, el sacerdote atribuyó el aumento de las posesiones por el demonio en uno de los países más católicos de Europa al cambio del comunismo ateo por el capitalismo de mercado, en 1989. 

«Esto se debe indirectamente al cambio de sistema, el capitalismo crea más oportunidades para hacer negocios en el campo del ocultismo. Predecir el futuro se ha convertido incluso en una categoría de trabajo para el fisco», declaró el padre Posacki a la AFP. 

«Si la gente puede ganar dinero con eso, por supuesto que eso va a prosperar y el daño espiritual aumentará también» dijo, apresurándose a añadir que un exorcismo auténtico es absolutamente gratuito.

El sacerdote, que también forma parte de una comisión internacional de expertos exorcistas de la Iglesia Católica, señaló «la impotencia de las diferentes escuelas de psicología y psiquiatría» frente a comportamientos extremos que las terapias convencionales no logran sanar. 

«La posesión es lo que resulta de cometer el mal. Robar, matar y otros pecados», declaró a la prensa, agregando que los demonios son expulsados siguiendo un protocolo de oraciones rituales que fueron aprobadas en 1999 por el papa polaco Juan Pablo II.

Confusión con enfermedad mental

Otro sacerdote exorcista, el padre Andrzej Grefkowicz, reveló que había mucha demanda de exorcistas, los que en Varsovia tenían una lista de espera de tres meses. 

Según él, los sacerdotes exorcistas trabajan con psiquiatras para no confundir una enfermedad mental con una posesión. «Yo invito a psiquiatras a las reuniones cuando tengo dudas sobre un caso, y a menudo ambos llegamos a la conclusión de que se trata de una enfermedad mental, de histeria, y no de posesión», indicó el padre Grefkowicz.

 

Prácticas que alejan al hombre de Dios

Hermana María Blanca Lacambra SV 

«El ocultismo, el esoterismo, la Nueva Era o la santería alejan de Dios», denuncia una religiosa 

Se incrementan estas prácticas que debilitan a la persona y sus convicciones. 

Actualizado 8 junio 2012 

Zenit/José Antonio Varela Vidal 

Días atrás, mientras celebraba su 85 cumpleaños, el papa Benedicto XVI aseguró que “el mal quiere dominar en el mundo y es necesario luchar contra el mal”. 

A fin de conocer más sobre el exorcismo, las posesiones diábolicas y la acción “encubierta” del diablo en el mundo, hablamos con la hermana María Blanca Lacambra, religiosa española de las Siervas de la Verdad, quien fue llamada por el arzobispo de San Juan en Puerto Rico para que apoye al sacerdote exorcista de dicha archidiócesis, con la oración y el ayuno…

– Vemos que se habla mucho hoy sobre el exorcismo y la demonología, e incluso usted ha venido hasta Roma para participar en un curso al respecto, ¿no?
– Yo estoy interesada en este tema porque participo del grupo del ministerio de liberación y exorcismo de la archidiócesis de San Juan en Puerto Rico. Hemos venido casi todos los miembros del grupo a un curso en Roma, porque consideramos que mientras más aprendamos, más podremos luchar contra las fuerzas del maligno. El curso nos está abriendo los ojos y veo que estamos en consonancia con lo que están diciendo, lo que me da mucha alegría. Nosotros ayudamos con la oración y el ayuno a nuestro exorcista, el padre Ricardo, pero el que realmente trabaja es él como exorcista.

– Esto no se ve implementado en todas las diócesis del mundo…
– Considero que tendría que haber este ministerio en todas las diócesis porque hay muchas personas que están aplastadas por este mal espiritual, y no hay personas idóneas y preparadas para ayudarlas. Hago aquí hago una exhortación a los señores obispos, para que abran los ojos y vean el deterioro espiritual de muchos que se consideran católicos, pero que están embaucados por un fanatismo religioso y esotérico que los conduce a muchas cosas indeseables… Cristo debe reinar en nuestros corazones, en nuestros pueblos y en el mundo entero, y esto se hará cuando hagamos todo lo posible por erradicar la fuerza del maligno.

– ¿Cuales son la señales evidentes de una posesión?
– Hay muchas señales parecidas a las de los enfermos mentales. Hay psiquiatras a quienes les mandamos personas, porque vemos que están en depresión, tienen alucinaciones ó presentan otros síntomas raros. Pero cuando estos profesionales muy dignos por supuesto, ven que no es de su especialidad, nos los mandan a nosotros y se los presentamos al padre Ricardo. Hay que trabajar mucho con las personas aquejadas de este mal pero lasexperiencias con Dios, la asiduidad en la vida sacramental y la devoción a María nuestra Madre, son factores que se tienen muy en cuenta en cuanto a la liberación de las personas.

– ¿Qué otras evidencias se pueden distinguir?
– Es curioso ver cómo personas que quieren estar cerca de Dios, y recibir los sacramentos, sienten unas fuerzas internas negativas tan grandes que les impiden hacerlo, y en el momento más inoportuno aparece la señal del demonio en él o en ella. Hay mucha contaminación a nuestro alrededor; el ocultismo es uno de los factores más importantes y no nos damos cuenta que los horóscopos, y sobre todo la Nueva Era, el espiritismo y la santería, están debilitando a la persona de tal forma que la está separando de la Verdad.

– Pareciera que el diablo está muy activo en el mundo…
– Muy activo, más de lo que creemos.

Del heavy metal a sacerdote católico

Hoy predica y reza contra la brujería y las sectas

Del heavy metal, las bandas violentas, la brujería y el ocultismo, a sacerdote católico

Algunos de sus amigos eran pistoleros, otros traficaban con drogas, él tenía 5 novias al mismo tiempo, bebía mucho alcohol y leía libros de rituales y magia. En tres ocasiones vio la muerte de cerca y empezó a reflexionar. Pero fue un grupo de oración lo que cambió su vida.

Actualizado 12 noviembre 2011

Pablo Ginés/ReL

Juan Gonzalo Calleja nació y se crió en Medellín, Colombia. A los 14 años empezó a escuchar heavy metal, vestir de negro, llevar cadenas, pelo de punta y una estética oscura. Mataba conejos o murciélagos y los clavaba en el armario de su habitación, como parte de su decoración, entre carteles de temática heavy. 

Con el tiempo, se interesó también por la brujería y se hizo con libros de temática oculta. Pasaban los años y su situación se agravaba. En la calle formaba parte de una pandilla con los que bebía mucho y se iba de fiesta. Algunos de ellos estaban implicados en temas de drogas. 

Un amigo en el infierno

Pero vivió una serie de «encuentros» con la muerte, que lo hicieron reflexionar algo. Mataron a uno de sus camaradas, y en el funeral su grupo de amigos insistió en que se levantase la tapa del féretro para despedirse de su compañero. «Estaba todo deformado, con moretones, labios cosidos… y pensé: Juango, el infierno existe y tu amigo está en él«.

Después, hablando con sus amigos, fue descubriendo que eran más peligrosos de lo que pensaba. Uno le comentó que había matado a varias personas y que no le molestaba, pero que «el único muerto que no me quito de la mente fue el primero; recuerdo los pedazos de sesos en la acera«. Juango le escuchaba y pensó por un momento: «¿Con qué gente estoy?»

En una discoteca, Juango se peleó con un tipo. Quedaron para continuar la pelea, Juango con un cuchillo, el otro con una gran pistola. Por suerte para él, su pandilla le protegió y habló con su adversario para que desistiese. 

Un accidente para pensar en la muerte

Pero lo que de verdad le hizo reflexionar fue un accidente de circulación en que creyó que iba a morir: «vi mi vida en fotografías, en imágenes, tal como está ante los ojos de Dios. Y me hizo pensar. Y entendí que todo el mundo estaba organizado para que no me parase a pensar».

Fue entonces cuando él, que había estado alejado de Dios desde su infancia, se acercó al capellán de su universidad y le pidió permiso para fotocopiar el Credo, para rezarlo. Pero aún se mantenía en una vida confusa cuando un grupo de oración de la Renovación Carismática Católica, de amigos de sus padres, vinieron a su casa. Los carismáticos estaban hablando de temas relacionados con el demonio, algunos participaban como ayudantes en oraciones de liberación y exorcismos, y al joven Juango le pareció interesante. Les escuchó y les invitó a visitar su habitación.

Obsesión demoníaca por la música oscura

Allí entró Roberto Vega, con experiencia en temas de actividad demoníaca. Consultado en el documental de Juan Manuel Cotelo de la serie «Te puede pasar a ti«, Vega explica que «hay cuatro niveles de acción del Maligno: la tentación, la obsesión, la opresión y la posesión, que es muy poco usual; este chico tenía obsesión por esa música, esa estética…»

Roberto le planteó: «¿por qué no tiras todo esto?» Juango sintió que «mi alma quería pero mi cuerpo no; sería dejar todo lo que yo había sido». ¡Era un salto al vacío… hacia Dios! Pero aceptó, y Roberto fue arrancando carteles con motivos satánicos y malignos. Y dijo: «en ese cajón hay algo». Y efectivamente, allí estaban los libros de magia. Destruido todo este material, los miembros del grupo oraron por Juango con el gesto de la imposición de manos, «y sentí como un calor que quemaba, pero que ardía de amor, una paz, Dios dentro de mí». Se integró en un grupo de 200 jóvenes carismáticos de la ciudad.

Más miedo al confesionario que a una pistola

El siguiente reto fue ir a confesarse. «A mí me habían metido un revólver en la boca y no me habían asustado, pero me daba miedo enfrentarme a un cura en el confesionario», explica Juango con humor en «Te puede pasar a ti«. Al final, dio el paso: «mire padre, me pasa esto, esto y esto…» Y afirma que «sentí aún más paz que con la oración de la imposición de manos».

También tenía que reordenar su vida sentimental: había llegado a tener 5 novias al mismo tiempo. Se quedó con la más seria, católica, pero finalmente sintió el llamado a la vida sacerdotal. Cuando se lo dijo a ella, supo por la familia que la joven había intentado suicidarse, pero después, con oración, la chica cambió su enfoque: «El Señor me ha dicho que no soy nadie para interponerme», le admitió ella, serena.

Sacerdote contra el ocultismo

Juango fue ordenado sacerdote en 2002. Pasó un tiempo como misionero en una zona pobre de Argentina, y después volvió a Colombia. Hoy forma parte de la asociación «Victoria de la Cruz»  (www.victoriadelacruz.com), especializada en temas de liberación, sectas y actividad demoniaca. Publicó un libro sobre el tema: «Contra la Brujería«, y predica en retiros y encuentros carismáticos, muy populares en Colombia. 

Su testimonio, dramatizado con agilidad, humor y contextualizado por expertos, es el primero de la serie de reportajes «Te puede pasar a ti«, de Juan Manuel Cotelo, el cineasta de «La Última Cima«.