La revolución sexual de la “Humanae vitae”

GLORIA HUARCAYA 20.JUL.2018

Alana Newman encarna los efectos de la revolución sexual contra la que desea rebelarse. Su vida ha estado marcada por la dolorosa huella de tener un padre biológico anónimo, un donante de esperma a quien aún no conoce personalmente. Esposa, madre de familia y artista profesional, ha producido un riguroso documental, Sexual Revolution: 50 years since Humanae Vitae, que denuncia las falsas promesas del 68 e invita a una nueva “revolución” en el amor, inspirada en la Revelación.

En mayo de 1968, jóvenes estudiantes tomaron las calles de París para proclamar la “imaginación al poder” y hacer de la “libertad sexual” una cuestión política. Pocos meses después, el 25 de julio, el Papa Pablo VI publicaba la encíclica Humanae vitae.

— Cuando tenías veinte años fuiste defensora de la reproducción con participación de terceros y del aborto. ¿Cómo cambiaste tan radicalmente?

— Bueno, esto fue pura gracia. Encontré al donante 19 (mi padre biológico) y unos pocos detalles de su identidad. Supe que era de ascendencia polaca y educado en el catolicismo. Entonces, el hombre polaco católico más famoso del mundo era el Papa Juan Pablo II. Así que me interesé en él como mi padre sustituto. Él era accesible, tenía libros que podía leer. Sentí como si me conectara con mis ancestros y mi identidad al conocerlo mejor. Y en mi activismo encontré la teología católica del cuerpo, la más comprensiva y empática para tratar la concepción con donantes. Su empatía y la forma en que me trataron, como un ser humano completo, sin asco ni burlas, me atrajeron. Y una amistad me ayudó a cambiar mis puntos de vista.

Aprender de “Amor y responsabilidad”

“La teología católica del cuerpo es la más comprensiva y empática para tratar la concepción con donantes”

— ¿Recuerdas algún libro en especial que te removiera?

— Amor y responsabilidad fue el primero. Recuerdo haber pensado lo opuesto que resultaban sus enseñanzas a las prácticas de la reproducción asistida. Juan Pablo II enseñó que el amor es cultivado a través de los actos de hacerse responsable sobre alguien. A los donantes de óvulos y esperma se les pide cero responsabilidades y, por tanto, se pierden el amor. Y para las madres portadoras es imposible anular por completo su sentido de responsabilidad sobre el bebé, porque aún continúa creciendo dentro de su vientre. Así que las portadoras suelen demostrar amor real cuando la vida de los bebés está en juego. Por ejemplo, cuando el ultrasonido descubre anormalidades físicas, los padres que hicieron el encargo quieren el aborto rápidamente, pero las madres portadoras demuestran su amor, protestando en contra de esos abortos.

— No resulta fácil vincular las técnicas de reproducción asistida con la revolución sexual. Tú afirmas que estos procedimientos “esconden la verdad” y “vulneran los derechos de los niños”. ¿Podrías explicarlo?

Cuando una persona vende sus óvulos o esperma anónimamente, está escondiéndose de su hija o hijo, del derecho del niño por nacer y de su identidad. Toda persona lleva dentro el deseo de conocer a su padre y a su madre. La donación anónima de gametos deja un vacío: de autocomprensión, de verdad sobre uno mismo.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que los niños tienen derecho a un nombre, a una ciudadanía, a ser criados por su madre y su padre siempre que sea posible, y el derecho a no ser vendidos o traficados. Estos procedimientos, obviamente, niegan el derecho natural a un padre y una madre, y puedo argumentar que definitivamente niegan el derecho a no ser vendido o traficado. La maternidad subrogada internacional y el “turismo reproductivo” están incluso negando el derecho a la nacionalidad.

Superar la infertilidad de manera más humana

— ¿Cuáles fueron tus motivaciones para producir Sexual Revolution y cuál es el impacto que deseas alcanzar?

“Toda persona lleva dentro el deseo de conocer a su padre y a su madre. La donación anónima de gametos deja un vacío: de autocomprensión, de verdad sobre uno mismo”

— Comenzó como un intento de documentar mi proceso de encontrar a mi padre biológico. Nuestro interés, sin embargo, cambió, y nos preocupamos más por encontrar la esperanza de que sí es posible superar la infertilidad de una manera más humana. Y en mi viaje, realmente he llegado a creer que la anticoncepción hormonal contribuye en gran medida a la infertilidad porque crea un ambiente tóxico y cultiva comportamientos tóxicos. Es un estrógeno sintético puro, que devasta nuestras capacidades reproductivas. También ha provocado muchas enfermedades de transmisión sexual y retrasos en la procreación, que son razones importantes por las que las personas buscan la reproducción asistida y con participación de terceros.

Espero que la película en sí misma aliente a la gente a aprender la Planificación Familiar Natural (PFN), o mejor aún, a enseñarla. Y espero que les transmita una buena lección de historia sobre los desarrollos paralelos de la anticoncepción frente a la PFN, y les deje un fuerte deseo de querer asociarse con los científicos y las personas santas que desarrollaron la PFN y la Humanae vitae.

— ¿Por qué estás segura de que los esposos Billings, los científicos que desarrollaron la PFN, fueron santos?

— Se está planteando abrir su causa de canonización. No quiero pronunciar esta palabra (“santidad”) a la ligera, pero fueron muy obedientes a la solicitud de un sacerdote de investigar sobre la PFN. Al principio, el Dr. Billings no estaba interesado, pero se enganchó cuando conoció a parejas que luchaban contra la infertilidad. Hicieron su trabajo por amor. Escucharon a las mujeres. Viajaron por el mundo, enseñando a los más pobres entre los pobres y evitaron innumerables abortos y esterilizaciones forzadas. Y si miras las fotos de ellos en la vejez, puedes ver cuánto se amaron.

Los científicos de los métodos naturales

— ¿Además del contenido de la Humanae vitae, qué otras historias podemos encontrar en el documental?

— Nos adentramos bastante en las biografías de los doctores Sanger, Pincus y Rock, los “malos de la película”, quienes están detrás del desarrollo de la anticoncepción hormonal. También mostramos a los doctores John y Evelyn Billings, James Brown y Erik Odeblad, que fueron los responsables del desarrollo de la PFN.

“Las predicciones de la ‘Humanae vitae’ demuestran su poder profético. Todas se han hecho realidad”

Todos los métodos basados en el reconocimiento de la fertilidad se basan en las investigaciones que hicieron. Y los vemos hacer un viaje fascinante a China y la India. Hemos entrevistado a sus hijos. A mi esposo le gusta decir acerca de Jesús: “Sabes, Dios no envió su presentación en PowerPoint. Necesitábamos una persona de la vida real en Jesús para hacernos comprender y hacernos entusiastas”. Bueno, creo que lo mismo es cierto para la PFN. Nadie se enamora de un sistema de gráficas. En nuestra película intentamos que la gente realmente se enamore de estos científicos.

— ¿Cuál crees que ha sido el mensaje más impactante del beato Pablo VI?

— Las cuatro predicciones que demuestran su poder profético. Cuando las explico, la gente se queda con la boca abierta. Todas se han hecho realidad y todos están ansiosos de arreglar el desastre que hemos hecho.

— ¿Y cuáles son esas predicciones?

— No quisiera decir mucho, ¡para que vean la película! Pero una de ellas fue que los gobiernos usarían su fuerza para controlar a la población. El Dr. Steven Mosher lo explica y es fascinante.

— ¿Cómo crees que podemos arreglar “el desastre”?

— Aprendiendo los métodos de la PFN y convirtiéndonos en monitores. Aprendiendo también la teología del cuerpo y enseñándola. Pienso que estas son cuestiones muy concretas que podemos hacer juntos y marcar una gran diferencia.

Gloria Huarcaya 
Instituto de Ciencias para la Familia, Universidad de Piura

Los millennials optan por la sexualidad natural

La salud sexual y reproductiva es uno de los temas que mayor interés suscita entre las mujeres. Según parece, la generación Y de los millennials (20-35 años) rechaza la píldora anticonceptiva y recurre a los métodos naturales de planificación familiar para el control de su fertilidad.

El ginecólogo es quien informa y, casi siempre, recomienda el método que considera más apropiado a cada mujer para el control de la fertilidad. Hoy en día, esta tendencia está evolucionando y la elección personal prima sobre la prescripción médica, en función de los valores y creencias de cada mujer o pareja, quienes eligen el método que mejor se adapta a sus deseos y situación.

Actualmente, el 60% de las mujeres europeas sigue optando por la píldora como método de planificación familiar pero las jóvenes millennials, chicas nacidas entre 1980 y el año 2000 , están marcando tendencia y apuestan por el retorno a los métodos naturales basados en la observación de los síntomas y señales durante el proceso de la ovulación. Esta tendencia, reflejada recientemente por la revista Vogue,  en auge, se produce gracias a que las chicas de hoy buscan mucha información en internet y saben que los métodos hormonales provocan molestias, efectos secundarios a largo plazo e incluso que pueden incrementar el riesgo de desarrollar un cáncer.

Método hormonal vs método natural 

El caso más conocido de método artificial es la píldora, cuya introducción en los años 60 significó un hito de la reivindicación feminista. En ese momento, sin embargo, los efectos adversos que podía ocasionar, a largo plazo, se desconocían.

Los efectos que produce la píldora hormonal sobre el cuerpo femenino son diversos y su principal función es alterar el ciclo natural de la ovulación para evitar el embarazo:

  • Detiene la ovulación con la supresión de la glándula pituitaria y provoca un periodo “artificial”
  • El sangrado es más ligero que el de un periodo regular
  • Altera los niveles de estrógeno y progesterona y de otras hormonas

Además, se han descrito otros efectos que, aunque no se dan en todos los casos, también aparecen uno o varios con relativa frecuencia:

  • Dolores de cabeza
  • Aumento de peso
  • Náuseas
  • Ayuda a la regulación del ciclo menstrual
  • Riesgo de trombosis

Ésta, entre otras razones, se aventura como de las causas que explica porqué se está recuperando el valor de no interferir en la sabiduría de la madre naturaleza. Un estudio del NHS (Servicio Nacional de Salud) del Reino Unido demuestra que el uso de métodos artificiales de planificación familiar se redujo en más de un 13 % entre 2005 y 2015 y se mantiene su tendencia a la baja.

La mirada se fija ahora en los métodos naturales que se basan en la observación de los hechos biológicos del ciclo de menstrual de la mujer. Son pues un medio para controlar la fertilidad y devolver a la mujer la posibilidad de conocer su propio cuerpo. A diferencia de los anticonceptivos, estos métodos sirven tanto para prevenir como para planificar el embarazo.

Así, a través de estos métodos se logra reconocer el periodo fértil del ciclo menstrual y los periodos infértiles situados antes y después de la fase ovulatoria. De esta manera, la pareja puede aprovechar este conocimiento para facilitar el embarazo, al decidir mantener relaciones sexuales durante el periodo fértil. Por el contrario, si deciden evitar un posible embarazo, optarán por no relacionarse sexualmente durante este periodo fértil.

Es cierto que, por diferentes motivos, su eficacia ha sido cuestionada durante los últimos 50 años pero, igual de veraz es que en la actualidad, los expertos aseguran que estos métodos funcionan si se siguen bien las pautas. Añaden también como ventaja el hecho de que no perjudican la salud de la mujer.

Lo explica bien la Dra. Jane Dickson, la planificación familiar natural puede ser tan eficaz como la píldora; pero solo si se ejecuta a la perfección y el 100 % de las veces”

Es importante no olvidar que hay casos que requieren una mayor vigilancia, por ejemplo en mujeres con un ciclo irregular, postparteras, con ovarios poliquísticos u otros condicionantes de enfermedad previa (diabetes).

El método sintotérmico

En la actualidad quienes optan por controlar su vida sexual y reproductiva a través de los métodos naturales se deciden principalmente por aplicar el método sintotérmico de doble comprobación, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este método podría considerarse como una síntesis de los métodos naturales científicamente estudiados a nivel mundial.

Sabemos que los métodos naturales no son nuevos pues desde hace mucho tiempo se sabe que en el ciclo de la mujer hay días fértiles e infértiles. De hecho, los primeros métodos con base científica fueron los del calendario o ritmo desarrollados por el japonés Ogino y el austríaco Klaus en los años 30. Pero, a diferencia de estos métodos empleados en el siglo pasado, el método sintotérmino ya no se basa en cálculos estadísticos sino en la auto-observación e interpretación metódica de los cambios cíclicos de la mujer, principalmente de la secreción del moco cervical y de la temperatura corporal basal a lo largo del ciclo menstrual.

Para aplicar este método es imprescindible la implicación de los dos miembros de la pareja, pues afecta a su conducta sexual. También exige el aprendizaje y aplicación diaria de sus reglas. El equipo de expertas dirigido por Anna Otte ha publicado un manual titulado “Cómo reconocer la fertidad. El método sintotérmico” que está dirigido a aquellas parejas que quieren empezar a entender este método natural. Sus explicaciones son claras y ofrece ejemplos prácticos para facilitar su comprensión y aplicación.

Si quieres comprar el libro, pincha la portada: 

La tecnología favorece la aplicación de métodos naturales 

La era tecnológica ha significado una auténtica revolución aportando nuevos modelos de relación y sistemas de vida de las personas. La herramienta más notoria es, sin duda, internet que ha abierto unas enormes posibilidades de comunicación y acceso a la información. Internet nos da recursos y nos proporciona la  capacidad de gestionar de manera virtual  muchos aspectos de nuestra vida, por ejemplo, para desarrollar nuestro trabajo, para estar al día e informarnos de todo aquello que nos interesa, para relacionarnos con otras personas, para preguntar y responder, para  acceder a información de todo tipo y aprender sin límite.

La salud sexual y reproductiva es uno de los temas que mayor interés y consultas genera por parte de las millenials, mujeres que hoy tienen entre 20-35 años, que han crecido usando tecnología comunicativa, y están en la plenitud de su etapa de fertilidad. Es una generación que, a diferencia de anteriores, sí tiene la posibilidad de informarse y crearse una opinión sobre las alternativas que existen para la  planificación de su fertilidad pero, además, quieren saber cómo funciona  su ciclo, saber cuáles son las ventajas y los riesgos de cada método y, finalmente, cómo planificar sus embarazos.

Las  aplicaciones móviles (App’s) relacionadas con todo tipo de temas de salud se cuentan por millones.  En Aleteia ya os propusimos en su día una de ellas, WomanLog, un calendario del ciclo menstrual que ayuda a detectar la ovulación y los días fértiles. Permite indicar el comienzo del periodo y los síntomas que observa a lo largo del ciclo además de llevar un control de la temperatura basal. Para prevenir la pérdida de esta información, la aplicación realiza periódicamente copias de seguridad que envía por correo electrónico.

Esta vez, os proponemos una nueva: Clue Calendario menstrual y de ovulación Claro está que el primer paso para tomar una decisión que afecte a vuestra salud es tener conciencia y conocer bien cómo funciona vuestro cuerpo. Lo que venga después es una elección de cada una.

Rocío P. Benavente nos da su opinión:  “Mi favorita: Clue la ‘app’ que seguiré utilizando de todas las que empecé probando y la más utilizada por mis encuestadas. El diseño de Clue en grises, rojos, verdes y azules y con toda la información científicamente relevante para que sepas qué significa cada uno de los síntomas que puedes registrar, cómo de comunes son y con qué momento del ciclo están relacionadas. Sin eufemismos y citando los estudios científicos de los que está extraída la información”. 

Clue está clasificada como la mejor aplicación de seguimiento menstrual gratuita por la revista Obstetricia y Ginecología, una publicación del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).

 

Métodos naturales en la paternidad responsable

15 razones para usar los métodos naturales en la paternidad responsable

Juanjo Romero

Evelyn y John Billings

La cuestión central no es el método, es el fin: apertura a la vida. Pero los medios también son importantes. Quizá sea útil dedicar algún tiempo a explicar en qué consisten, soy consciente de que hay mucha desinformación. Me apunto el tema. Los últimos avances técnicos y científicos ayudan a que los «métodos naturales» sean más exitosos, y, recordémoslo, sirven también para aumentar las posibilidades del embarazo.

Es el típico asunto que saca de sus casillas a defensores obstinados y contumaces de píldoras, DIUs gomas y abortos, qué se le va a hacer. Y, sí, abortos, que en muchos casos es un anticonceptivo más, el último, el de la «interrupción» que no puede ser reanudada cuando todo lo demás ha fallado.

Pero el uso de anticonceptivos no sólo tiene una dimensión teológica y moral, también la tiene social y humana, o quizá, precisamente porque tiene una trascendencia moral la tiene social, los «diez mandamientos» sirven de salvaguarda de nosotros mismos.

Hay quien lo vio muy claro, proféticamente diáfano, como Pablo VI en la Humanae Vitae, que se ha constituido el mayor signo de contradicción del cristiano en la sociedad moderna; o quien ha sido valiente con su propia experiencia y reconoce los estragos que produce en las familias y en el alma, como Raquel Welch.

Como todavía habrá escépticos, aporto datos de un estudio curioso, Divorce Rate Comparisons Between Couples Using Natural Family Planning & Artificial Birth Control, de esos a los que los estadounidenses son tan aficionados (y tienen tantos medios y datos, todo hay que decirlo).

Los autores, Physicians for life han correlacionado un montón de variables con aquellas parejas que usan métodos anticonceptivos artificiales y los que no.

Como viene a decir Mattew Warner en su blog: no voy a distinguir causas y efectos, todos están mezclados (algo así como no sé qué es antes, la gallina o el huevo). Comparto sus claras conclusiones, los matrimonios que usan métodos naturales:

  • son mejores, más fuertes y estables.
  • tienen más sexo
  • su vida es más feliz y satisfactoria
  • proporcionan a los hijos la madre y el padre que se merecen
  • no matan a sus bebés

Leer más… »