Archive

Archive for the ‘Testimonios’ Category

Riesgos de alentar la homosexualidad en jóvenes

DENUNCIAN QUE A MENUDO SE CONFUNDE A LOS MENORES

Pediatras de EEUU alertan de los riesgos de alentar la homosexualidad en jóvenes

El Colegio de Pediatras de Estados Unidos (ACP), presidido por el Dr. Thomas Benton, envió una carta y una hoja de datos a las 14.800 escuelas de todo el país en la que explica que es dañino reforzar la inseguridad sexual en los jóvenes.

Actualizado 19 abril 2010

R./R.ReL

Entre las conclusiones que los pediatras de Estados Unidos han trasladado a casi 15.000 escuelas también se encuentra que «la atracción homosexual está determinada por una combinación de influencias familiares, ambientales, sociales y biológicas», «la mayoría de alumnos (más del 85%) con atracción del mismo sexo adoptarán finalmente una orientación heterosexual si es que no se alienta lo contrario» y «el estilo de vida homosexual, especialmente para los hombres, genera graves riesgos de salud».

Otra consideración importante que hacen, en medio de las presiones para imponer la ideología de género en las escuelas de Estados Unidos es que «declarar y validar la atracción por el mismo sexo en los años adolescentes es prematuro y personalmente dañino»,informa ACI.

Sobre estas medidas, explica el Dr. Den Trumbull, Vicepresidente del ACP, «como pediatras, nuestro primer interés es la salud y el bienestar de los niños y jóvenes. Estamos muy preocupados porque cada vez en más lugares, la desinformación y la forma incorrecta de asumir cosas están guiando a educadores bien intencionados a adoptar políticas que son en realidad dañinas para los jóvenes que lidian con la confusión sexual».

Sobre esta valiosa información, Christine Vollmer, Presidenta de Alliance for the Family y la Alianza Latinoamericana para la Familia (ALAFA) y directora del equipo creador del programa «Aprendiendo a Querer»), comenta que «es maravilloso tener todo esto perfectamente claro, para proceder correctamente ante la “bien intencionada” pero mal colocada “aceptación”. Nuestro currículum de 12 años tiene claras líneas para entender y acompañar a los niños y adolescentes en las distintas etapas de la madurez», incluyendo la confusión sexual.

«En palabras del Dr. Benton, “los adolescentes experimentan confusión sobre muchas cosas, incluyendo la orientación sexual y la identidad de género, y son particularmente vulnerables a las influencias del ambiente”. Lo que se necesita es un currículum sólido que pueda alentar el crecimiento del carácter a través del autoconocimiento a la luz de los valores universales», asegura.

Alí Agca quiere visitar el santuario de Fátima

EL GOBIERNO LUSO ESTUDIA LA PETICIÓN

Alí Agca quiere visitar el santuario de Fátima el mismo día que Benedicto XVI

Alí Agca ya había manifestado meses antes de salir de prisión en enero de este año, que su deseo era retirarse a Portugal. Pero la coincidencia con la visita del Santo Padre invita a pensar que es la última excentricidad del turco.

Actualizado 20 abril 2010

R.R./ReL

El turco Mehmet Ali Agca, que pasó 19 años en la cárcel por intentar matar al Papa Juan Pablo II en 1981 y más de 10 años por matar a un periodista turco en 1979, ha solicitado a Portugal permiso para visitar el santuario de Fátima el mismo día que Benedicto XVI tiene previsto realizar una visita.

En una carta enviada al primer ministro portugués, José Sócrates, el abogado de Agca pide que su cliente pueda visitar Fátima el próximo 13 de mayo. El letrado menciona además que Portugal ha rechazado la solicitud de Agca de obtener la nacionalidad portuguesa.

En la carta enviada al primer ministro luso el pasado 16 de marzo se destaca que «Agca cree que su destino fue escrito en Fátima, por lo que desea viajar allí personalmente el 13 de mayo para rezar en la Iglesia de la Virgen María», informa Efe.

«Debido a que el Papa Benedicto XVI estará en la ciudad de Fátima el mismo día, pide negociar (sobre el permiso)», concluye el letrado en la carta.

El Gobierno portugués todavía no ha tomado una decisión formal al respecto y el asunto se encuentra actualmente en manos del Ministerio del Interior luso.
Agca fue puesto en libertad el pasado 18 de enero y desde entonces ha solicitado, sin éxito, la nacionalidad de varios países europeos.

Además, ha pedido poder viajar a Roma para visitar la tumba de Juan Pablo II.

MEMORIAS DEL PADRE AMORTH

Los 75.000 combates de un exorcista contra los demonios

El padre Gabriele Amorth es un sacerdote paulino. Antes de ello, luchó en la guerra, fue partisano y se licenció en jurisprudencia. Teólogo mariano, fue durante muchos años directos de la prestigiosa revista paulina Madre di Dio, hasta que el cardenal Ugo Poletti le confió el cargo oficial de exorcista.

Actualizado 20 abril 2010

Antonio Gaspari/Zenit

En más de 25 años de actividad, Amorth ha realizado más de 70.000 exorcismos. Por ello está considerado el exorcista más experto en el mundo.
Marco Tosatti, antes vaticanista del diario La Stampa, autor de innumerables libros, le entrevistó, publicando sucesivamente el volumen Memorie di un esorcista (Memorias de un exorcista).
El libro es una especie de testamento espiritual, en el que Amorth narra la lucha contra el maligno: una serie impresionante de historias que atestiguan, según explica a ZENIT el propio Tosatti en esta entrevista, la presencia, la influencia, pero también la liberación del mal.
– ¿Qué es un exorcista y quién es en particular el padre Amorth?
– Un exorcista es un sacerdote que ha recibido de su obispo – el único autorizado a realizar este tipo de intervenciones – la autorización para liberar a las personas afectadas por fenómenos demoníacos, como infestación, vejación y posesión. Gabriele Amorth es el presidente honorario de la asociación de exorcistas fundada por él hace muchos años, y probablemente el exorcista más conocido del mundo. En abril cumplirá 85 años y sigue con su batalla…
– ¿Existe verdaderamente el demonio?
– Quien es cristiano no puede dejar de creer que existe un espíritu puro, que ha rechazado a Dios, y que actúa de forma ordinaria y extraordinaria – rarísima – en el mundo.
– ¿Quién es y que hace? ¿Cómo se manifiesta y de qué forma los exorcistas distinguen sus influencias en las personas?
– Es un ángel caído, a la cabeza de otros seres parecidos a él. En su acción ordinaria intenta empujar a las personas al pecado, para conquistar sus almas. Su acción extraordinaria es ciertamente más misteriosa. Con el permiso de Dios, realiza acciones contra las personas, llegando, en algunos casos, hasta la posesión (la cual sin embargo no pueden tocar el alma). Los exorcistas, con las oraciones del ritual y el uso de los sacramentos, intentan liberar a las víctimas de esta acción negativa.
– ¿Por qué la Iglesia ha instituido la figura del exorcista?
– Jesucristo dio mandato a sus discípulos de predicar el Evangelio, curar a los enfermos y expulsar a los demonios. Durante varios siglos en la cristiandad no existía la figura del exorcista: todo cristiano podía hacerse soldado en esta batalla. Y aún hoy cristianos sencillos pueden decir, y dicen, oraciones de liberación. Y algunos santos – padre Pío, por ejemplo – sin ser exorcistas liberaban a las personas víctimas de la influencia demoníaca. Hay que decir que en los últimos años, evidentemente en respuesta a una necesidad creciente., cada vez más obispos se ven obligados a nombrar sacerdotes para este tipo de trabajo pastoral.
– ¿Cuánto hay de sugestión y cuánto hay de verdad en las muchas personas que creen estar poseídas por el demonio?
– De lo que se me ha dicho en mi investigación, los casos reales de posesión, vejación o infestación son muy, muy raros. Gabriele Amorth, y creo que también sus colegas actúan de esta forma, no recibe a nadie que no se haya dirigido antes, en busca de ayuda, a la medicina oficial. Y a pesar de esta precaución, ve que en muchos casos no se identifica un origen maléfico de los trastornos. Pero aunque raros, los casos de influencia demoníaca existen, y son impresionantes.
– ¿De qué forma los hombres pueden escapar a las tentaciones del pecado y del mal?
– Huir al ataque de las tentaciones creo que es imposible; una vida limpia y cristiana puede ayudarnos a no ceder a esas mismas tentaciones.
– El demonio siempre ha acechado a la Iglesia. El Papa Pablo VI dijo una vez: «el humo de Satanás ha entrado en la Iglesia». Juan Pablo II y Benedicto han denunciado varias veces la presencia de la cola del diablo en muchas acciones que atacan a la cátedra de Pedro. En estos días se asiste a un ataque sin precedentes contra el actual Pontífice. ¿Qué opina?
– Benedicto XVI, como Juan Pablo II antes que él, indicó en los temas morales y en la defensa de la vida y de la familia la batalla central de la Iglesia en nuestros tiempos. Es una batalla contra la cultura dominante en gran parte del mundo occidental, y sobre todo en los medios de comunicación. Es evidente el intento de desacreditar a la Iglesia y al Papa precisamente para debilitar el impacto de su enseñanza. También de forma evidentemente instrumental e incorrecta, confiando en el efecto negativo del ataque sobre la opinión pública, que a menudo no tiene los instrumentos ni el tiempo para verificar con ponderación la calidad de las acusaciones. Y es tanto más extraordinario en cuanto que si hay alguien que busca, que ha buscado siempre, hacer limpieza en la Iglesia, este es precisamente Joseph Ratzinger. Me parece que por desgracia, nuestra profesión no está viviendo uno de sus momentos más felices.

Esclarecedora homilía sobre cómo afrontar la pederastia

ESCRITA EN EEUU EN 2002, MANTIENE SU VIGENCIA

Casi una década de éxito en la Red de una esclarecedora homilía sobre cómo afrontar la pederastia

Desde que estallaron los escándalos de los abusos cometidos por algunos sacerdotes no han sido pocos los intentos para determinar cómo responder a tal situación. Muchos no aciertan: eliminar el celibato. Otros proponen mejorar la formación en los seminarios. No es suficiente. Son cada vez más los convencidos de que «la única respuesta a este escándalo es la santidad».

Actualizado 20 abril 2010

Enrique Rivera/ReL

Las homilías, lamentablemente, son olvidadas por los fieles ni bien concluir la misa. Sin embargo, hay otras que son recordadas por años. Esto es lo que viene sucediendo con una de un sacerdote que ensaya la «única respuesta» para la crisis generada por los casos de pederastia en la Iglesia. Pronunciada en ocho minutos, lleva ya ocho años dando vueltas a través del correo electrónico entre miles de feligreses. «La única respuesta adecuada a este terrible escándalo es la santidad», sentencia.
En su homilía pronunciada en 2002, el padre Roger J. Landry de la diócesis norteamericana de Fall River (Massachusetts), señala que ante este escándalo, uno que muchos «que durante largo tiempo han tenido aversión a la Iglesia a causa de algunas de sus enseñanzas morales o doctrinales lo están usando como pretexto para atacar a la Iglesia como un todo», los católicos deben asumir el hecho de que «a veces los elegidos de Dios lo traicionan (a Jesús)».
El  padre Landry, ordenado por el hoy arzobispo de Boston, cardenal Sean O´Malley, entonces obispo de Fall River, prelado de reconocida trayectoria por su lucha contra los casos de abusos sexuales en el clero en los Estados Unidos, señala que no basta asegurarse, por ejemplo, que nadie con predisposición a la pedofilia sea ordenado o que se apoye a las víctimas, medidas por demás necesarias pero que aún son insuficientes: «¡La única respuesta adecuada a este terrible escándalo, la única respuesta auténticamente católica a este escándalo es la santidad!», asevera.
Para el párroco de la parroquia de San Antonio de Padua, «¡toda crisis que enfrenta la Iglesia, toda crisis que el mundo enfrenta, es una crisis de santidad! La santidad es crucial, porque es el rostro auténtico de la Iglesia».
En otro momento Landry lamenta que «este escándalo es como un perchero enorme donde algunos trataran de colgar su justificación para no practicar la fe». Por ello asegura que «la santidad es tan importante».
«Mientras que todos nosotros quizá tengamos que padecer tales insultos y falsedades por causa de Cristo, -reconoce Landry- de hecho debemos regocijarnos. Es un tiempo fantástico para ser cristianos hoy, porque es un tiempo en el que Dios realmente necesita de nosotros para mostrar su verdadero rostro».
«Ahora es el tiempo para que los verdaderos hombres y mujeres de la Iglesia se pongan de pie. Ahora es el tiempo de los santos», concluye.

La rosa frente a la esvástica

La resistencia a Hitler de un grupo de jóvenes católicos


18/04/2010 | Fernando Paz

Sophie Scholl, miembro del grupo inicial de La Rosa Blanca.

Aunque el nacional-socialismo tenía un gran ascendente sobre los estudiantes alemanes, en las zonas católicas las cosas eran ligeramente distintas. Desde que empezase a crecer al compás de la crisis de 1929, el nazismo de Hitler había barrido Alemania como una ola de entusiasmo. Sus adeptos se reclutaban en mayor proporción entre los jóvenes de clase media, protestantes y que habitaban en ciudades de mediano tamaño y zonas rurales.

Las grandes urbes cosmopolitas, las clases trabajadoras con tradición sindical y las zonas católicas se resistían. De todas ellas, y dentro del espectacular aumento de la popularidad nazi entre los alemanes durante los años treinta, quienes mejor resistieron el embrujo hitleriano fueron, sin duda, las regiones alemanas católicas.

‘Revolución conservadora’

La oposición católica fue más un planteamiento de principios que otra cosa. En la Alemania de aquellos años, cualquier encuesta hubiera arrojado un resultado abrumadoramente positivo para Hitler como el personaje más popular del país. Y las cosas no eran muy diferentes entre los católicos.

A los jóvenes cristianos había, desde luego, ciertas cosas que no les gustaban, pero eso, en general, se desligaba de Hitler. Una cosa era el Führer y otra el partido; mientras el segundo fue cosechando un rechazo creciente entre la población, Hitler jamás perdió su ascendente popular. Fueron ciertos jóvenes, a través de la oposición al nazismo, quienes más hicieron por acercar a las distintas confesiones cristianas entre sí. Algunos de ellos se dieron cuenta de que no había posibilidad real de disociar a Hitler de los peores aspectos del régimen.

En el verano de 1942 la guerra, en términos generales, marchaba bien para Alemania, aunque su prolongación comenzaba a sembrar una tenue inquietud en la población. Los bombardeos aún no habían irrumpido en la vida del alemán medio con la brutalidad con que lo harían en los años siguientes. Y la Wehrmacht extendía su poderío desde las torrenteras del Volga hasta las playas de Biarritz, y desde el círculo polar ártico hasta las arenas del Sahara.

Fue en ese contexto que se formó un grupo de resistentes constituido por jóvenes soldados de vuelta del frente. Médicos en formación, habían sido autorizados a regresar a sus estudios y completarlos en la universidad de Munich. Sus nombres: Hans Scholl, Alexander Schmorell, Christoph Probst y Willy Graf. Una chica llamada Sophie, hermana de Hans, se unió a ellos. A partir del núcleo inicial de estos cinco jóvenes, se fue ampliando el círculo de estudiantes hasta abarcar un número considerablemente mayor que incluía también profesores y artistas, entre los que hay que reseñar el de Kurt Huber.

El tono dominante en el grupo era el que se asimila ideológicamente a lo que se denomina “revolución conservadora”, aunque indudablemente presentaron una tendencia cristiana bastante marcada. Willi Graf era católico tradicional y Probst se haría bautizar antes de ser decapitado. Una de las confesiones de Sophie a la Gestapo fue que el “hombre debe obedecer antes a Dios que al Estado”. Hacía tiempo que había llegado a la conclusión de que el nacional-socialismo y el cristianismo eran incompatibles. Sophie manifestó que ella -y no sólo ella- tenía el convencimiento de que la guerra se perdería y que ello no era negativo, porque de la derrota nacería un orden más elevado, de inspiración cristiana.

En abril de 1942, los hermanos Scholl y sus compañeros de conspiración leyeron la homilía que había pronunciado el obispo de Münster, von Galen, el verano anterior, en la que denunciaba la deriva anticristiana del régimen y su propósito de legalizar el programa de eutanasia para los enfermos mentales, los incurables y los minusválidos. Los jóvenes se sintieron particularmente impresionados por cuanto se dieron cuenta de que no estaban solos.

Finalmente, los jóvenes se atrevieron a dar el salto. En el mes de junio, en la universidad de Munich, aparecieron octavillas firmadas por una grupo llamado “La Rosa Blanca”. El nombre estaba tomado del romancero español del poeta Clemens Brentano, que por entonces estaba leyendo Hans Scholl. Al mismo tiempo, algunos de los miembros del grupo hacían proselitismo en Hamburgo, donde encontraron cierto eco en círculos también universitarios. Poco después, los hermanos Scholl eran destinados a labores militares, Hans al frente ruso y Sophie a una fábrica de Ulm. Otros muchos estaban también en idéntica tesitura. El grupo, ya de por sí escasamente coordinado, sufrió algo cercano a la dispersión.

Acción y sabotaje

El 13 de enero de 1943, el Gauleiter de Munich, Paul Giesler, se dirigió a una muchedumbre de estudiantes universitarios que aguardaban sus palabras con motivo del 470 aniversario de la Universidad Ludwig-Maximilian. Alemania pasaba por la crisis de Stalingrado, que estaba a punto de desenlazarse en tragedia y cuyo fin, rumoreado sotto voce a lo largo del país, era ya previsible.

Las palabras del dirigente nazi resonaban en el mármol universitario, instando a los estudiantes a mostrarse agradecidos por la posibilidad que el Tercer Reich les brindaba de permanecer estudiando, mientras otros jóvenes de su edad se batían el cobre en las heladas estepas rusas. Los estudiantes observaban al jerarca con muestras de desaprobación, que se hizo abierta cuando comenzaron las groseras alusiones a la condición sexual de las estudiantes. Aquello provocó una protesta generalizada, en la que las chicas se quitaron los zapatos para golpear la balaustrada. El crescendo de golpes tuvo que ser reprimido por las SS que guardaban al jerarca nazi.

En la universidad se arrojaron más octavillas en los días siguientes. En ocasiones, parecían no tener nada que ver unas con otras -reflejo de la falta de organización del grupo-, y principiaron a aparecer en distintas universidades del país (todas en la región sur de Alemania y en Austria, zonas donde la mayoría católica auguraba una mejor acogida). Llamaban a luchar contra el partido, apelaban a la derrota de Stalingrado y la muerte de trescientos mil soldados, y aludían a la máquina de guerra atea.

* Reportaje íntegro en el número 273 del semanario, desde el 16 de abril en los quioscos

Paternidad irresponsable

17/04/2010 | Alfonso Basallo *

Los del pijama no serían lo que son sin sus siete hijos.

Nuestra sobrina mayor, 30 añitos, va por el segundo niño y ya ha comenzado el bombardeo. Irresponsable, suicida, antiecológica…; sólo les falta acusarla de yihadista. La han puesto de vuelta y media dando una opinión que nadie les ha pedido. Los autores, padres de 7 genios, conocemos el percal. Os vais a enterar.

Todo el mundo se ha vuelto superresponsable de repente y han convertido el advenimiento, lactancia y primeros pucheros del hijo en una costosísima operación, un acontecimiento cósmico, caro y único (sobre todo único) como la llegada del hombre a la Luna. ¡Así no hay quien se embarace! Pero ¿es eso la paternidad responsable? Porque muchos se quedan en la responsabilidad y el kilómetro cero (cero hijos o si acaso uno, y gracias). No es eso, no es eso. La paternidad es un regalo.

Y ante ese maravilloso atributo, la facultad de engendrar nuevos seres humanos y de completar la Creación, no cabe otra actitud que el agradecimiento. La primera responsabilidad que tenemos como padres no es coger una calculadora… es no parar de dar gracias. Como dice una vieja película de hidalgos mexicanos, “si existiera una estación del agradecimiento (…) te la dedicaría entera”. No sé si ves por dónde van los tiros.

El problema es que en 2010 la vida no se acepta como un don, sino como una rutina. Muchas parejas en Occidente creen que transmitir la existencia a otros es hacerles una faena. No procrean porque no creen en la vida, porque no esperan nada de ella. De manera que lo único que les queda es Ikea, el lambrusco para soportar el tedio y los planes de las vacaciones. Si a una unión conyugal le quitas la fecundidad, te cargas el amor…

Esto no quiere decir que el número de hijos sirva para medir el amor de la pareja. Un matrimonio puede tener uno o dos hijos y ser tan pata negra como uno de familia numerosa. Cada pareja tiene la medida de su generosidad. Sólo queremos subrayar dos cosas:

1. Que el hijo jamás puede ser considerado como un estorbo. La vida siempre es un bien, nunca un mal.

2. Que el matrimonio, por definición, está abierto a la vida. Y que optar por el cálculo en lugar de la magnanimidad es no haber entendido de qué va el amor.

Es verdad que pueden darse situaciones muy duras para muchas parejas. Se trata de conjugar la naturaleza del amor con las vueltas que da la vida. La generosidad no es incompatible con la razón: somos seres con cabeza y existe la posibilidad de distanciar los hijos, por razones objetivamente graves. Pero siempre llega un momento en que uno, en el interior de su corazón, intuye si está diciendo sí a la vida o si está regateando por comodidad.

¡Claro que hay dificultades! Comenzando por las económicas. Pero es inútil esforzarse… con los hijos nunca salen las cuentas. De nada sirven los cálculos, la familia es deficitaria por definición. Como todas las grandes empresas de la Humanidad (el descubrimiento de América fue una ruina), movidas por grandes ideales. Casarse y tener hijos suele implicar apuro económico y, de alguna forma, empobrecimiento. Pero la riqueza que proporciona supera con creces la estrechez material.

Los dos del Pijama no seríamos lo que somos sin los siete (dos chicos y cinco chicas) que hemos tenido. Seguramente sin ser conscientes de ello, nos han aportado mucho, nos han regalado amor y nos han hecho crecer.

*Alfonso Basallo es periodista de Intereconomía, padre de familia y autor del libro Pijama para dos

(pijamapara2@hotmail.com)

La aventura de un misionero en Africa

Padre Christopher Hartley: desierto, peligros y esperanza

O al menos, poner en peligro su vida no le preocupa tanto como llevar a cabo su misión. Por ejemplo, el padre Christopher Hartley. Curtido en el Bronx durante trece años, en la Calcuta de la Madre Teresa durante otros tantos o en los bateyes de la República Dominicana, donde vivía amenazado de muerte, el padre Christopher comienza ahora una nueva misión evangelizadora en una de las zonas más pobres y conflictivas de Etiopía, la región de Ogaden, junto a la frontera de Somalia. Un paisaje desolador. Piedras, arena y miseria. Y peligro. Y, ahora, también esperanza.

En junio de 2008, el padre Christopher decidió asentarse en el pueblo de Gode, en mitad del desierto y epicentro de innumerables guerras entre Etiopía y Somalia. Era la primera vez que la Iglesia católica llegaba a esa zona donde la población es musulmana. Partiendo de la donación de 6 hectáreas de terreno arenoso, aunque fértil, y 200 metros del río Wabe Shebele, lleno de cocodrilos, el proyecto del padre Christopher es ayudar a esas gentes, en su dignidad, en su formación, en su calidad de vida. “Yo he venido aquí para servirles. Revelarles el Amor de Dios no con palabras, sino con mi entrega, con mi amistad, con mis actos. Ellos, por su religión, no pueden recibir la Eucaristía, pero sí su fruto, que es darse a los demás”.

Vive apasionadamente

De eso, el padre Christopher sabe bastante, porque lleva entregándose a los demás desde que se ordenó sacerdote. Nacido en 1960, de padre inglés y madre española, ingresó en el seminario a los 15 años y se doctoró en teología en Roma. De familia acomodada y privilegiado intelecto, siempre se comentó (en familia) que podía haber tenido una prometedora carrera cardenalicia, pero durante trece años sirvió a los más pobres de la comunidad hispana en el Bronx, Nueva York; allí se ganó el respeto y el cariño de todos sus feligreses y también de los que no lo eran.

“Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal”, decía la Madre Teresa. Una lección que el padre Christopher aprendió (y practicó) a su lado, en los años que compartió con ella en Calcuta. Allí conoció la más profunda miseria, y también el más profundo amor; y lo aprendió directamente de quien mejor lo conocía y quien mejor lo ejercitaba, la Madre Teresa.

“Ella para mí fue, sobre todo, madre; madre de mi vocación. Me enseñó a amar con un amor que yo jamás había conocido. Me enseñó que el amor es terco y tenaz. Me enseñó a reconocer el rostro del crucificado en cada pobre. Que la vida es don y por eso sólo tiene sentido cuando se entrega. Me enseñó, por último, que la vida es una maravillosa aventura y que sólo de nosotros depende vivirla apasionadamente o conformarnos con existencias irrelevantes.”

El padre Christopher siempre ha elegido vivir su vida apasionadamente y, desde luego, su existencia no ha sido irrelevante. Ni para los habitantes del Bronx, ni para los pobres de Calcuta, ni, especialmente, para los trabajadores del azúcar en los bateyes dominicanos.

El 5 de septiembre de 1997, justo el día en que murió la Madre Teresa, él llegaba a un nuevo rincón de miseria: San José de los Llanos, en la República Dominicana. Allí, los emigrantes haitianos que acudían a las plantaciones de caña de azúcar malvivían en condiciones de semiesclavitud, trabajando jornadas interminables por unos céntimos, hacinados en barracones sin luz ni agua ni camas ni dignidad.

El padre Christopher luchó por ellos y por sus derechos, se enfrentó a los dueños de las plantaciones y logró llevar luz y agua a sesenta poblados, crear comedores para los niños y, por primera vez en la historia, un contrato que establecía un día de descanso a la semana, una cama por trabajador y un sueldo de 2,4 euros por cada jornada.

Además, levantó un centro educativo, un taller de costura, una unidad de atención primaria y un hospital de cien camas especializado en atención materno-infantil. Y también les llevó a Dios, recorriendo cada día los campamentos en su maltrecha furgoneta, para recordarles que Él está siempre con los más pobres.

El polvo del desierto

Pero sus logros no cayeron bien entre muchos dominicanos, que vieron en el misionero una amenaza para la imagen de su país; ni, sobre todo, entre los magnates del azúcar, que vieron en él una amenaza para su negocio y su poder.

En 2006, tras recibir numerosas amenazas de muerte, la propia Iglesia lo apartó de los bateyes y del peligro y lo llevó de vuelta a Europa. Pero no dejó de defender los derechos de su grey en la miseria: regresó meses después con una delegación de congresistas de EEUU para mostrarles las condiciones de vida en los bateyes; protagonizó el documental The Prize of Sugar y ya en Francia, organizó en varias ciudades la exposición de fotografía “Esclavos en el paraíso”.

“Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más”. Parece como si la Madre Teresa hablara directamente de su querido padre Christopher. Después de su batalla dominicana, buscó el rincón más pobre, miserable y peligroso de África en el que pudiera continuar su labor misionera, y lo encontró en Gode, Etiopía. Terrorismo, guerras, niños soldados, hambre, enfermedades, desierto, olvido… el lugar perfecto para comenzar una misión al servicio de los desfavorecidos. Una oportunidad de llevar un mensaje de esperanza en medio de la desolación. Y en medio de ninguna parte: “El cura más próximo está a tal distancia que para confesarme tengo que coger un focker”.

El padre Christopher es el primer sacerdote católico que llega a esa región, de mayoría musulmana. Y ahora casi el único occidental, después de la expulsión de todas las ONG. Pero el misionero tiene muy claro por qué está ahí: “Estoy allí porque soy sacerdote. No pretendo disimular la misión que Cristo me ha encomendado y no disimulo para ser más simpático o recibir más ayudas o estar más seguro. Yo estoy allí para que pueda estar Él. Y para entregarme a toda esta gente, tan necesitados también de calor humano. El Amor de Dios ha llegado a este rincón de África”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 504 seguidores