Carta de Bernardette al Papa León XIII

Artículo que apareció en el n. 260 de la Revista francesa Le Sourire de Marie (traducida al alemán por M. Jean Mittel-Bergep y apareció en Der Schwarze Brief en el No. 45/98 del 4-XI-98 Verlag Claus Peter Clausen D-Lippstadt y, a su vez, apareció en la revista española María Mensajera).

En 1879 Bernardita Soubirous escribió al Papa León XIII para hacerle saber mensajes de la Madre de Dios. De las cinco profecías, cuatro se han cumplido ya. La carta, considerada perdida durante 120 años, ha sido encontrada por el Padre francés Antoine La Grande en el Vaticano, cuando buscaba documentos sobre los milagros de Lourdes.

Esta carta al Papa, escrita antes de la muerte de Bernardita, comprende cinco mensajes de la Santísima Virgen acerca de los acontecimientos de nuestro siglo y el futuro después del año 2000. El contenido de la carta nunca ha sido publicado.

El Padre La Grande descubrió este escrito en diciembre de 1997, en un armario metálico en el sótano de la biblioteca vaticana. Son cinco páginas separadas y sobre cada página se encuentra una revelación.

1. La primera profecía habla sobre todo del desarrollo del santuario de Lourdes después de la muerte de Bernardita. Describe la expansión de Lourdes como lugar de peregrinación y habla sobre la eficacia de la fuente de curaciones.

2. Este mensaje anuncia una serie de importantes descubrimientos científicos, tales como la explotación de la energía eléctrica, la lámpara incandescente, el gramófono y otros aparatos eléctricos.

3. La tercera profecía se refiere a la toma del poder en Alemania por Hitler y al nazismo; en los años 30 en que se producirá algo terrible, terminando con una guerra en la que casi todas las naciones estarán implicadas.

4. Los esfuerzos del hombre para salir al espacio se anuncian en el cuarto mensaje (anuncio que también se hace en el Mensaje de Amsterdam). Alrededor del año 70 los americanos tendrán éxito en llegar a poner un pie en la luna. Profecía cumplida en 1969, cuando el americano Neil-Armstrong fue el primero en caminar por ella.

5. La última profecía, la más larga de las predicciones dice así: «Santidad: la Santa Virgen me ha dicho que al finalizar el siglo XX terminará también la era de las ciencias. Una nueva era de fe comenzará en toda la tierra. Quedará probado que es Dios quien ha creado al mundo y al hombre. Será el principio del fin de la ciencia, en la que dejarán de creer los hombres. Millones de hombres volverán de nuevo a Cristo y la autoridad de la Iglesia será más grande que nunca.

La razón por la que muchos hombres rechazarán a los científicos será por la soberbia osadía de doctores tratando de conseguir una criatura como resultado de un cruce del hombre y el animal. Los hombres reaccionarán sintiendo hasta lo más profundo de su corazón que ahí se da algo inadmisible. En un primer momento no se sabrá como impedir la creación de esos monstruos, pero finalmente se acabará con los científicos como se acaba con una manada de lobos.

Cerca del año 2000 se asistirá al choque entre mahometanos y naciones cristianas. Habrá una batalla terrible en la que perderán la vida 5,650,451 soldados y una bomba muy destructiva será lanzada sobre una ciudad de Persia. Pero al fin vencerá el signo de la Cruz y todos los musulmanes se convertirán al cristianismo. Seguirá un siglo de paz y de felicidad porque todas las naciones depondrán las armas. Seguirá una gran riqueza porque el Señor va a derramar su bendición sobre los creyentes. En toda la tierra no habrá una sola familia que viva en la pobreza y padezca hambre. A un hombre de cada diez dará Dios el poder de curar las enfermedades de los que pidan ayuda. En consecuencia, de estos milagros se oirán los gritos de alegría de muchos. El siglo XXI será denominado «Segunda Era de Oro de la Humanidad».