Basta de verdades a medias sobre píldora del día siguiente

.- El Consorcio de Médicos Católicos de esta capital criticó la iniciativa del Gobierno argentino de distribuir gratuitamente la potencialmente abortiva píldora del día siguiente en el sistema público de salud, dado que entre sus efectos está la posibilidad de evitar que un óvulo fecundado se implante en el útero materno.

En un comunicado firmado por su Presidente, Carlos Carranza Casares, la organización cuestionó que las autoridades de salud digan que el fármaco «no es abortivo, cuando en realidad lo es, o que utilicen verdades a medias para engañar a la población».

Asimismo, señalaron que la píldora actúa fundamentalmente impidiendo la implantación del embrión en la mucosa del útero y que la distribución de la misma se agrava porque será repartida obligatoria y gratuitamente en los hospitales y en las obras sociales sin ningún tipo de control clínico previo ni posterior a su ingestión.

«Por los problemas de salud que puede ocasionar dará lugar a juicios de responsabilidad médica por lesiones graves y aún homicidios culposos, a los que ordenaron repartirlas y a los que las repartan. Estas pastillas tienen mucho mayor concentración de hormonas que las habituales pastillas anticonceptivas que se toman diariamente, por tanto pueden provocar grandes graves daños en la salud de la mujer», anotaron.

Los médicos bonaerenses recordaron también que en ocasiones, el embarazo es provocado por la violación de un familiar o un desconocido. Sin embargo «este hecho delictuoso grave no autoriza, de ninguna manera, a cometer otro delito, como el del homicidio de un inocente que está en el vientre de su madre».

Agregaron que «los prospectos que acompañan a la mayoría de las cajas que contienen las píldoras, tienen escrito que impiden la anidación y en el extranjero dicen que impide la implantación del óvulo fecundado».

«Las autoridades lo reconocen, pero para repartirlas se basan en que no son abortivas sin fundamento científico, puesto que consideran que la vida humana recién comienza con la implantación del embrión en el útero. Dicen que antes de la implantación, ese conjunto de células no es un ser humano y equivocadamente lo llaman pre embrión. No existe en biología y embriología ese periodo», indicaron.

Finalmente, los miembros del Consorcio de Médicos Católicos recordaron que es muy importante que a pocos días de celebrar el Día del Niño por Nacer, todos los argentinos recordemos que «la Constitución Argentina protege la vida del niño desde la concepción y no autoriza en ningún momento que se le mate».

Venezolanos participarán en Semana por la Vida 2007

.- Para que los venezolanos defiendan integralmente el valor de la vida humana ante la serie de amenazas que se ciernen contra ella, el Departamento de Pastoral Familiar e Infancia de la Conferencia Episcopal Venezolana realizará del 19 al 25 de marzo la Semana por la vida 2007.

Según los organizadores, el evento busca que niños y adultos tomen conciencia de que «la vida humana es sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción de Dios y permanece siempre en una especial relación con el creador, su único fin».

Para encontrar todo el material necesario para participar en la Semana Por la Vida puede ingresar a: www.cev.org.ve 

Abortado por error

Caso de italiano «abortado por error»
«No era un grumo de células sino un niño sano», precisa líder pro-vida

ROMA, 14 Mar. 07 / 03:53 am (ACI).- El Presidente de Movimiento por la vida italiano, Carlo Casini, precisó que el bebé italiano que sobrevivió a un aborto y que murió días después del intento fallido de acabar con su vida, «no era un grumo de células sino un niño sano, un hijo que habría podido venir al mundo si el embarazo hubiera seguido un poco».
«El caso florentino del aborto-viviente, es decir, de un cuerpecito de 25 cm y 500 gramos que batalla después de haber salido del cuerpo materno emitiendo algunos sonidos, finalmente habla», escribe Carsini al iniciar su editorial del próximo número de la revista mensual «Sí a la vida».
La sospecha de una malformación que no existía y el subsiguiente intento de aborto generaron «una conmoción en la gente que hubiera sido menor si la televisión la hubiera ignorado», mostrando así «una cultura en la que tiene derecho a vivir el sano y no quien tiene alguna necesidad de ser curado», precisa el líder pro-vida.
Casini explica que vivimos en «una cultura horrible ante la que le hace falta urgentemente reaccionar» para lo cual propone «realizar obligatoriamente la autopsia a todos los fetos abortados hasta el tercer más además de indicar un diagnóstico que permita saber verdaderamente el estado de las cosas».
Finalmente también sugiere «aplicar la ley del modo menos perverso posible haciendo prevalecer el principio de preferencia del nacimiento» sobre cualquier otra opción.