Día de la Vida

Obispos piden la abolición de la ley del aborto y de la reproducción asistida en España
“Un solo aborto es un enorme fracaso de nuestra sociedad”, aseguran

.- De cara a la celebración en muchas diócesis y asociaciones españolas del Día de la Vida el próximo 25 de marzo, la Conferencia Episcopal Española (CEE) pidió “la abolición de los supuestos en los que el aborto está despenalizado” e hizo un llamado, “en un momento preocupante de nuestra historia”, a asumir el “desafío cultural” de promover una auténtica “Cultura de la Vida”.

En un mensaje de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida de la (CEE), los prelados expresan su preocupación por la situación actual en España en el terreno de la vida y constatan que se plantea un verdadero “desafío cultural”, “un cambio sin precedentes en el corazón y la conciencia de nuestras familias y de la sociedad”.

Como respuesta a este desafío, los obispos proponen un compromiso cada vez mayor en la ayuda eficaz a las madres, “la atención a las situaciones donde la vida de una persona está en peligro”. En este sentido, la comisión episcopal valora positivamente “el precioso servicio que tantas asociaciones ofrecen a las madres embarazadas para que puedan llevar adelante su embarazo”, como la iniciativa Red Madre. “La sociedad tiene la responsabilidad de ofrecer a estas mujeres la posibilidad de elegir que su hijo llegue a nacer. Por eso, un solo aborto es un enorme fracaso de nuestra sociedad”, señala.

Para generar una cultura de la vida, el Episcopado resalta que “siendo insustituible la acción asistencial, no basta esta acción” pues se necesita sobre todo “fomentar entre los propios católicos una experiencia de fe”, es decir, la conversión. “Todos contribuimos a la cultura de la muerte cuando nos sometemos a la mentalidad consumista, cuando hacemos del poder, del dinero, del estatus o del éxito social, los criterios que rigen el valor de la vida humana. Por eso, la conversión es siempre la primera responsabilidad de los católicos en relación con la vida”, señalan los obispos.

En el mensaje, los prelados piden a los intelectuales “generar una argumentación adecuada a nuestro tiempo y que pueda iluminar la conciencia social”, a las “personas públicas que se comprometan por la causa de la vida”, y también a las “instituciones académicas, universitarias y culturales que promuevan en nuestra sociedad el valor de la vida”.

Más adelante, plantean la “necesidad de incidir en las leyes y las políticas sociales”, pues

“una cultura de la vida, si es verdadera y no sólo un eslogan ideológico, incidirá necesariamente en la política”. Al respecto, los obispos denuncian que “en el campo del aborto y de la reproducción asistida, tenemos en España unas leyes que atentan contra la vida, y que por tanto tienen que ser abolidas”.

“Pedimos a la sociedad y a los políticos la abolición de los supuestos en los que el aborto está despenalizado, porque es una ley gravemente injusta, instamos a las instituciones sanitarias a que persigan estos abusos. Es una grave responsabilidad de las autoridades”, aseguran.

“Gravísima amenaza de la eutanasia

La CEE ve con mucha preocupación “la campaña que, desde diversos ámbitos, se realiza para promover la aceptación social de la eutanasia”. A su entender, “la metodología es la que se empleó en la legalización del divorcio: se presentan casos dramáticos para que el sentimiento, aparentemente ‘bueno’ y ‘piadoso’ de ‘ayudar” al enfermo que sufre, se imponga al recto juicio. Es, pues, una manipulación que no por sutil es menos real”.

“Por otra parte, si consideramos la situación de la práctica del aborto en España, es clara la falacia de los que abogan por una despenalización de la eutanasia en determinados supuestos y con unas rigurosas condiciones. ¿Cómo pueden garantizar que para la eutanasia se cumplirán esas condiciones que en el aborto se ignoran?”, cuestionan.

Finalmente, la comisión llama a “una acción decidida a favor de la vida” recordando que “la verdad del evangelio exige la coherencia de los católicos en todas las dimensiones de la vida, y también en la vida pública”.

“Es cierto que la primera y más directa responsabilidad respecto de las leyes es de los políticos que las promueven, pero los ciudadanos tenemos la responsabilidad de no respaldar a quienes promueven leyes que atentan, de un modo u otro, contra el valor sagrado de la vida. El bien de la sociedad requiere que cada uno asuma más seriamente su propia responsabilidad, también el conjunto de los cristianos como pueblo, en la construcción de un futuro más humano”, concluyen.

Repudio total

PRD cambia estrategia y lanza proyecto para legalizar aborto en todo México
Obispos mexicanos, padres de familia, iglesias cristianas: todos unidos en defensa de la vida

.- Los obispos mexicanos, distintas organizaciones de padres de familia, grupos cristianos, y gran cantidad de ciudadanos expresaron su total repudio al proyecto anti-vida que el senador Pablo Gómez del Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentó en el Senado mexicano para despenalizar el aborto a nivel nacional de modo irrestricto, dentro de las 12 primeras semanas de gestación.

Este proyecto anti-vida fue calificado como ley «injusta, irresponsable y criminal«, en un comunicado firmado por el vocero de la arquidiócesis de México, Hugo Valdemar Romero, en el que también convoca a una serie de acciones «pacíficas de protesta» y jornadas de oración por los no nacidos.

«Queremos decirles a quienes piensan de manera antidemocrática e intolerante que la Iglesia no callará, pues si quiere ser fiel a su Señor, tiene el deber profético de denunciar el pecado, el mal y la injusticia», indica la nota de prensa.

Por su parte, la oficina de prensa de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) emitió un comunicado titulado «Forma cruel de discriminación», en el que recordó que «el respeto a la vida humana no es algo que se impone a los cristianos solamente; basta la razón para exigirlo, basándose en el análisis de lo que es y debe ser una persona. Existen derechos que la sociedad no puede conceder porque son anteriores a ella, pero que tiene la misión de preservar y hacer valer: los derechos reconocidos por la mayoría de las naciones en la Declaración Universal de los Derechos Humanos».

«El primer derecho de una persona es su vida. Es el derecho fundamental, condición para todos los demás. Por esto debe ser protegido más que ningún otro. No corresponde ni a la sociedad ni a las autoridades civiles reconocer este derecho a unos y negárselo a otros«, prosigue el texto y añade que «nuestros legisladores cargan sobre su conciencia la responsabilidad de proteger los derechos fundamentales de toda persona. Es preciso hacerles llegar nuestro sentir».

«En una sociedad democrática, es oportuno y necesario dialogar con todos los grupos de la sociedad antes de tomar decisiones fundamentales. Intentar silenciar las voces que disienten con la propia es signo de autoritarismo, intolerancia y exclusión«, precisa la oficina de prensa de la CEM.

Cristianos por la vidaA su vez, los líderes de las principales iglesias cristianas de México expresaron su rechazo a este proyecto de ley abortista en conferencia de prensa. En el acto estuvieron representadas la Iglesia Católica, la anglicana, la Ortodoxa Griega y la evangélica, además de la Sociedad Bíblica de México, Pastores Unidos por México, Barra Nacional de Abogados Cristianos y el Foro Intereclesiástico Mexicano.En este reunión, el portavoz de la arquidiócesis de México, Víctor Hugo Valdemar, calificó de «absurda, sanguinaria, antidemocrática y fascista» la iniciativa, y destacó el hecho de que «la defensa de la vida» haya logrado unir a varias iglesias distintas. «El hombre no está sobre la ley divina, sobre la ley de Dios, y cuando pretende hacerlo es una actitud de soberbia demoníaca», agregó Valdemar.

Del mismo parecer fue el arzobispo ortodoxo griego Atenágoras, quien recordó que «la familia es la base de toda la comunidad» y opinó que «un acto de sexo no es sólo para satisfacción» del individuo. Por su parte, Eduardo Rangel, en nombre de Pastores Unidos por México, exhortó a que existan en la sociedad «jóvenes limpios, sanos, que se comporten decentemente para llegar a tener una familia».

Marcha por la vidaDe otro lado, la organización católica Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) convocó «a todas las personas de buena voluntad y no sólo a los católicos» a acudir este domingo a una marcha por la vida en el Distrito Federal.La marcha finalizará en la Basílica de Guadalupe con una Misa presidida por el Cardenal Norberto Carrera. «Somos decenas de organizaciones las que estamos indignadas porque los asambleístas quieren legalizar el asesinato que es el aborto provocado«, dijo en conferencia de prensa Guillermo Bustamante, Presidente de la UNPF.

Para convocar a la marcha se han distribuido en las iglesias y centros de culto 50 mil afiches en los que se ve a la Virgen de Guadalupe llorando con varios bebés en sus manos.

«La Iglesia tiene el pleno derecho no sólo a señalar fuertemente el crimen abominable del aborto, sino también a orientar a sus fieles a no votar por aquellos candidatos que estén a favor del aborto provocado o de las uniones homosexuales«, afirmó Bustamante.

El presidente de la UNPF señaló que los «ministros de culto» de cualquier fe que estén a favor de la vida «no se pueden callar ante un tema de su total competencia».

A este clamor por la defensa de los no nacidos y la familia, también se sumó el Obispo de San Cristóbal de las Casas, Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, quien en un comunicado titulado «Campaña orquestada contra la familia» denunció que algunos sectores políticos están «luchando por despenalizar más el aborto, cobijados con la bandera de proteger la salud de la mujer. Esto es perfectamente plausible, siempre y cuando no esté en juego la vida del ser humano que lleva en su seno. Hay que conocer a quién se da el voto, para no ser colaboradores de asesinatos incontables».

«Y si los legisladores, contradiciendo su bautismo, se empeñan en destruir la familia y la vida humana con las leyes que están aprobando, debemos enraizar más nuestra fe y no dejarnos engañar por estas corrientes ideológicas contrarias al plan de Dios», añadió.

Actualmente las leyes mexicanas permiten el aborto en caso de violación, malformación del bebé y en caso de peligro para la vida de la madre.

Legalización del aborto es una estafa

Aborto con máscara de «terapéutico» es un asesinato y su legalización una estafa
Legalización del aborto es una estafa, no soluciona nada

LIMA, 20 Mar. 07 / 12:40 am (ACI).- La Comisión de Familia y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) emitió un comunicado en el que tras advertir que en América Latina «se cierne la amenaza cada vez más agresiva e insistente de la despenalización y legalización del aborto, presentado bajo la máscara de ‘terapéutico’», insistió que éste es y seguirá siendo un «asesinato» y la legalización de su práctica una «estafa,» pues «no solucionada nada».

El texto presentado con ocasión de la celebración del Día del Niño por Nacer en Perú señala que ninguna de las circunstancias en las que se inicia una nueva vida con la concepción -«el nuevo ser puede ser querido o no deseado, quizá no esperado; estar en el seno materno o en una lámina de laboratorio, quizá en un congelador; haber sido generado por amor o en la violencia, en el calor de un hogar o en la frialdad de una irresponsable inconciencia»-, «modifica la verdad científica, que se mantiene incólume y no cambia: estamos frente a un ser humano, tan valioso como uno ya nacido«.

El comunicado episcopal titulado «Ama, Celebra y defiende la vida» recuerda también que «la violencia -aunque se le quiera silenciar o disfrazar de buenas intenciones- no engendra la paz«.

La Comisión advierte sobre los agresivos e insistentes intentos en América Latina y Perú por despenalizar y legalizar el aborto «presentado bajo la máscara de ‘terapéutico’, propuesto incluso como ‘solución’ al drama del embarazo que porta un niño malformado o que es fruto de una violación» y subraya con firmeza que «a pesar de la máscara con que se le cubra, el aborto ‘terapéutico seguirá siendo el asesinato de un ser humano a manos de otro«.

«Dejémonos interpelar por la verdad. La muerte no puede traer paz a la sociedad, menos aún al corazón de la mujer madre. La legalización del aborto es una estafa, no soluciona nada. Trabajemos juntos soluciones auténticas y realistas a los problemas sociales y al drama humano de enfrentar un embarazo difícil», concluye el documento.

Oportuna aclaración

Explican por qué muerte de Echevarría sí es caso de eutanasia

.- La Federación Española de Asociaciones Provida divulgó un comunicado en el manifiesta su «profundo disgusto y preocupación por la muerte de Inmaculada Echevarría» y explica que se trató de «un claro caso de eutanasia pasiva» al implicar la «omisión de un medio proporcionado y necesario«.

Según esta entidad a Echevarría «se le desconectó el respirador en el proceso normal de su enfermedad, esto es un dato muy importante, no habían cambiado las circunstancias médicas, la desconexión se ha producido sólo por la petición de la paciente. Las consecuencias de esta decisión pueden ser más graves de lo que muchos creen, y lo saben bien los que han tomado este caso como bandera».

«Somos conscientes de la dureza de la situación de Inmaculada, como lo es la de tantos enfermos con distintas patologías, a veces más graves que la suya y lamentamos que esta mujer no haya recibido la ayuda necesaria para aceptar la enfermedad y sentir que su vida, desde la discapacidad, es tan valiosa como la del más sano. Es triste saber que su hijo y los padres adoptivos de éste, al enterarse de su situación quisieron cuidarla y quererla y no aceptó esta ayuda. No juzgamos a Inmaculada, sí su decisión, la de las autoridades sanitarias y la de todos los que han estado detrás», agrega.

En el texto, firmado por la presidenta de entidad, Alicia Latorre, se afirma que «la filosofía de fondo que ha motivado la decisión de retirar el respirador, bajo apariencia de compasión, es profundamente injusta y no tiene ninguna justificación ética».

«Desde la Federación Provida instamos a los poderes públicos y a toda la sociedad a proporcionar a todos los enfermos un cuidado integral y un apoyo real a todos los niveles según su enfermedad. Asimismo es necesario orientar y ayudar a las familias que atraviesan circunstancias muy difíciles cuando alguno de sus miembros sufre determinadas enfermedades. La solución nunca puede ser eliminar al paciente, ni directamente ni retirándole los medios ordinarios y necesarios para la vida», concluye.

Basta de verdades a medias sobre píldora del día siguiente

.- El Consorcio de Médicos Católicos de esta capital criticó la iniciativa del Gobierno argentino de distribuir gratuitamente la potencialmente abortiva píldora del día siguiente en el sistema público de salud, dado que entre sus efectos está la posibilidad de evitar que un óvulo fecundado se implante en el útero materno.

En un comunicado firmado por su Presidente, Carlos Carranza Casares, la organización cuestionó que las autoridades de salud digan que el fármaco «no es abortivo, cuando en realidad lo es, o que utilicen verdades a medias para engañar a la población».

Asimismo, señalaron que la píldora actúa fundamentalmente impidiendo la implantación del embrión en la mucosa del útero y que la distribución de la misma se agrava porque será repartida obligatoria y gratuitamente en los hospitales y en las obras sociales sin ningún tipo de control clínico previo ni posterior a su ingestión.

«Por los problemas de salud que puede ocasionar dará lugar a juicios de responsabilidad médica por lesiones graves y aún homicidios culposos, a los que ordenaron repartirlas y a los que las repartan. Estas pastillas tienen mucho mayor concentración de hormonas que las habituales pastillas anticonceptivas que se toman diariamente, por tanto pueden provocar grandes graves daños en la salud de la mujer», anotaron.

Los médicos bonaerenses recordaron también que en ocasiones, el embarazo es provocado por la violación de un familiar o un desconocido. Sin embargo «este hecho delictuoso grave no autoriza, de ninguna manera, a cometer otro delito, como el del homicidio de un inocente que está en el vientre de su madre».

Agregaron que «los prospectos que acompañan a la mayoría de las cajas que contienen las píldoras, tienen escrito que impiden la anidación y en el extranjero dicen que impide la implantación del óvulo fecundado».

«Las autoridades lo reconocen, pero para repartirlas se basan en que no son abortivas sin fundamento científico, puesto que consideran que la vida humana recién comienza con la implantación del embrión en el útero. Dicen que antes de la implantación, ese conjunto de células no es un ser humano y equivocadamente lo llaman pre embrión. No existe en biología y embriología ese periodo», indicaron.

Finalmente, los miembros del Consorcio de Médicos Católicos recordaron que es muy importante que a pocos días de celebrar el Día del Niño por Nacer, todos los argentinos recordemos que «la Constitución Argentina protege la vida del niño desde la concepción y no autoriza en ningún momento que se le mate».

Venezolanos participarán en Semana por la Vida 2007

.- Para que los venezolanos defiendan integralmente el valor de la vida humana ante la serie de amenazas que se ciernen contra ella, el Departamento de Pastoral Familiar e Infancia de la Conferencia Episcopal Venezolana realizará del 19 al 25 de marzo la Semana por la vida 2007.

Según los organizadores, el evento busca que niños y adultos tomen conciencia de que «la vida humana es sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción de Dios y permanece siempre en una especial relación con el creador, su único fin».

Para encontrar todo el material necesario para participar en la Semana Por la Vida puede ingresar a: www.cev.org.ve 

Abortado por error

Caso de italiano «abortado por error»
«No era un grumo de células sino un niño sano», precisa líder pro-vida

ROMA, 14 Mar. 07 / 03:53 am (ACI).- El Presidente de Movimiento por la vida italiano, Carlo Casini, precisó que el bebé italiano que sobrevivió a un aborto y que murió días después del intento fallido de acabar con su vida, «no era un grumo de células sino un niño sano, un hijo que habría podido venir al mundo si el embarazo hubiera seguido un poco».
«El caso florentino del aborto-viviente, es decir, de un cuerpecito de 25 cm y 500 gramos que batalla después de haber salido del cuerpo materno emitiendo algunos sonidos, finalmente habla», escribe Carsini al iniciar su editorial del próximo número de la revista mensual «Sí a la vida».
La sospecha de una malformación que no existía y el subsiguiente intento de aborto generaron «una conmoción en la gente que hubiera sido menor si la televisión la hubiera ignorado», mostrando así «una cultura en la que tiene derecho a vivir el sano y no quien tiene alguna necesidad de ser curado», precisa el líder pro-vida.
Casini explica que vivimos en «una cultura horrible ante la que le hace falta urgentemente reaccionar» para lo cual propone «realizar obligatoriamente la autopsia a todos los fetos abortados hasta el tercer más además de indicar un diagnóstico que permita saber verdaderamente el estado de las cosas».
Finalmente también sugiere «aplicar la ley del modo menos perverso posible haciendo prevalecer el principio de preferencia del nacimiento» sobre cualquier otra opción.