El proyecto de ley de Utah que protege a los menores provoca que un sitio pornográfico bloquee el acceso a todo el estado

Washington D.C., 2 de mayo de 2023 / 15:00 pm

Un proyecto de ley de Utah que está diseñado para evitar que los menores accedan a la pornografía en línea entrará en vigencia el miércoles 3 de mayo, lo que llevará al sitio web Pornhub a bloquear el acceso a su sitio web en todo el estado.

La legislación, que el gobernador Spencer Cox firmó en marzo, requiere que las entidades comerciales que proporcionan pornografía u otro material dañino para menores verifiquen la edad de una persona antes de que la persona pueda acceder al material. También responsabiliza a los editores y distribuidores si no cumplen con las reglas.

Cuando el proyecto de ley entre en vigencia, los pornógrafos deberán verificar la edad de un usuario de una de tres maneras.

El sitio web puede verificar la edad a través de una tarjeta de información digitalizada, que es un archivo de datos en un dispositivo móvil que contiene todos los elementos de datos visibles en la cara y el reverso de una licencia o tarjeta de identificación. Puede verificar la edad a través de un servicio de verificación independiente de terceros que compara la información personal del individuo de bases de datos disponibles comercialmente. Por último, puede utilizar cualquier método comercialmente razonable que se base en datos transaccionales públicos o privados para verificar la edad de la persona.

Las entidades comerciales que no verifiquen la edad de un usuario a través de uno de estos medios serán responsables de los daños resultantes de que un menor acceda al material, lo que incluye los costos judiciales y los honorarios de abogados. La ley no impone ninguna responsabilidad penal a la entidad; más bien, solo impone responsabilidades civiles. Dichas entidades también tienen prohibido retener información de identificación sobre el individuo y pueden ser consideradas civilmente responsables si retienen dicha información.

Sin embargo, ni los proveedores de Internet ni los motores de búsqueda enfrentarán ninguna responsabilidad si un menor accede a la pornografía.

Pornhub y otros sitios web pornográficos operados por su empresa matriz MindGeek detuvieron el acceso a todos los visitantes con sede en Utah al prohibir que las direcciones IP del estado ingresen al sitio web. Cuando alguien de Utah intenta acceder al sitio web, la persona se encuentra con un mensaje que indica que la compañía ha «tomado la difícil decisión de deshabilitar completamente el acceso a nuestro sitio web en Utah«.

«Si bien la seguridad y el cumplimiento están a la vanguardia de nuestra misión, dar su tarjeta de identificación cada vez que desea visitar una plataforma para adultos no es la solución más efectiva para proteger a nuestros usuarios y, de hecho, pondrá en riesgo a los niños y su privacidad», decía el mensaje. Además, afirmó que «creemos que la mejor y más efectiva solución para proteger a niños y adultos por igual es identificar a los usuarios por su dispositivo y permitir el acceso a materiales y sitios web con restricción de edad basados en esa identificación».

CNA contactó al patrocinador del proyecto de ley, el senador Todd Weiler, para obtener comentarios, pero no recibió una respuesta al momento de la publicación.

Aunque la mayoría de los estados no requieren que los pornógrafos verifiquen la edad de una persona, un proyecto de ley similar se convirtió en ley en Louisiana el 1 de enero de este año. Pornhub y otros sitios web importantes de pornografía cumplieron con las reglas en Louisiana.

Weiler le dijo a Fox 13 que espera que Pornhub cumpla con la ley como lo hizo en Louisiana.

«Están cumpliendo con la ley [de Louisiana], que es esencialmente la misma», dijo Weiler en un mensaje de texto. «Así que espero que eventualmente cumplan con Utah también».

En diciembre pasado, el senador Mike Lee, republicano de Utah, presentó una legislación federal que requeriría que los sitios web pornográficos verifiquen la edad de un usuario para evitar que los menores accedan a la pornografía. Sin embargo, los legisladores no han avanzado en la propuesta.

Aunque los sitios web de pornografía han afirmado que intentan evitar que los menores accedan a su contenido, un informe publicado por Common Sense Media encontró que la gran mayoría de los niños han visto pornografía.

El informe encontró que el 73% de los niños entre las edades de 12 y 17 años habían visto pornografía en línea y el 54% había visto pornografía cuando llegaron a los 13 años. Alrededor del 15% de los adolescentes encuestados dijeron que vieron pornografía por primera vez a los 10 años o menos y la edad promedio a la que un encuestado vio pornografía por primera vez fue de 12 años.

Ayuda para la adicción a la pornografía

El uso de la pornografía y la adicción han tenido un costo demostrable en los matrimonios y la salud espiritual. CNA informó el mes pasado que una nueva plataforma de discusión y oración en línea llamada SOS Porn Deliverance se lanzó recientemente en inglés bajo el patrocinio del programador informático italiano Beato Carlos Acutis.

Integrity Restored es otro apostolado católico que ofrece ayuda a aquellos que luchan contra la adicción a la pornografía.

Nueva plataforma online lucha contra la adicción a la pornografía

bajo el patrocinio del Beato Carlo Acutis

Por Solène Tadié

París, Francia, abr 18, 2023 / 14:00 pm

El uso de la pornografía y la adicción son fuentes de angustia en los matrimonios modernos y una razón importante para las tasas de divorcio más altas en los últimos 20 años. La accesibilidad de la pornografía en Internet, así como una pérdida de espiritualidad y el significado del sexo y el matrimonio, ha dado lugar al uso generalizado de la pornografía.

Esta realidad es la razón de una nueva plataforma de discusión y oración en línea llamada SOS Porn Deliverance, que se lanzó recientemente bajo el patrocinio del programador informático italiano Beato Carlos Acutis.

La plataforma, disponible en inglés desde el 19 de marzo, fue lanzada originalmente en 2020 en francés por la asociación de evangelización en línea Lights in the Dark, fundada en 2015.

Desde entonces, la asociación ha desarrollado varias plataformas temáticas para anunciar el Evangelio a las periferias de la Iglesia, incluidos los temas de la vida después de la muerte, la Sábana Santa de Turín y el significado de la Navidad y el Día de San Valentín. Los «misioneros electrónicos» están presentes en cada plataforma para responder a las preguntas en vivo de los usuarios de Internet.

Esta última iniciativa dedicada a abordar la adicción a la pornografía fue vista por sus fundadores como una prioridad dadas las cifras recientes sobre el divorcio, que revelan que la adicción a la pornografía puede ser responsable del 56% de los divorcios en los Estados Unidos y que el contenido pornográfico constituye el 25% del tráfico mundial de video en Internet en todo el mundo. Solo en Francia, el 21% de los jóvenes de 14 a 24 años ven pornografía al menos una vez a la semana. En los Estados Unidos, una gran mayoría de los menores de 17 años tienen acceso a la pornografía.

«Queremos dar a conocer y amar a Cristo a nuestros contemporáneos que aún no lo conocen, sabiendo que Jesús puede liberarlos de sus cadenas, es decir, sus adicciones», dijo a CNA Jean-Baptiste Maillard, cofundador de Lights in the Dark. «Ofrecemos la oportunidad a los afectados por este flagelo de conversar confidencialmente con un misionero electrónico capacitado en esta misión, que es ante todo escuchar con compasión y dar testimonio del amor de Dios en nuestras vidas».

Un viaje de sanación de 30 días llamado «Freedom Adventure» también está disponible para los usuarios de Internet que pueden recibir apoyo de los aproximadamente 1.100 patrocinadores en la plataforma. Los patrocinadores recientemente dedicaron sus intenciones cuaresmales de oraciones a aquellos que luchan contra la adicción a la pornografía.

El Beato Carlo Acutis, una de las primeras y más famosas figuras de la evangelización en línea y una referencia clave para Luces en la Oscuridad desde su fundación, también está en el centro de esta iniciativa, que incluye una oración de liberación a través de su intercesión.

La oración recibió el visto bueno del arzobispo de Bourges (centro de Francia), Jérôme Beau, así como la aprobación de la madre de Acutis.

«También escribimos al Papa Francisco en agosto de 2022 y nos complació recibir una respuesta tres semanas después en la que nos alentó a ‘continuar llegando a los heridos y frágiles, en busca de significado en sus vidas’ y a ser ‘un faro de esperanza’ para aquellos que están desanimados y tristes «, dijo Maillard. «El Santo Padre también nos animó a ‘cuidar de los miembros frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestros pueblos'».

El fundador de Lights in the Dark también indicó que desde su creación en francés en septiembre de 2020, SOS Porn Deliverance ha llegado a aproximadamente 20,000 personas afectadas por la adicción a la pornografía. Representan los perfiles más diversos: hombres y mujeres de todas las edades, incluidos algunos sacerdotes, religiosos y seminaristas.

A largo plazo, Maillard y su equipo de Lights in the Dark tienen como objetivo establecerse más ampliamente en el mundo de habla inglesa con una mayor capacitación de misioneros electrónicos voluntarios que podrían trabajar en varias plataformas, creando nuevas comunidades nacionales dinámicas.

«Nuestra mano extendida es [proveer] a todas estas personas, especialmente a los adictos a la pornografía, un verdadero salvavidas, que a veces han estado esperando durante varias décadas», explicó Maillard, quien también informó varios casos de curación profunda a través de la intercesión de Carlo Acutis. Muchos de esos testimonios están disponibles en el sitio web.

«Estos testimonios alientan a muchos adictos que escuchan sobre estas buenas noticias», dijo Maillard. «Les muestra que salir de la pornografía, con la ayuda de Dios, es realmente posible».

El uso desenfrenado de la pornografía causa una «falta tóxica de masculinidad»

Advierte un orador católico


Por Peter Pinedo

Sala de prensa de Washington, D.C., 11 de enero de 2023 / 15:15 pm

«No existe tal cosa como la masculinidad tóxica», cree el autor católico, orador y fundador de Chastity Project, Jason Evert. Más bien, el corazón de muchos de los problemas sociales actuales es «una falta tóxica de masculinidad» provocada por el consumo desenfrenado de pornografía, dice.

«Adolescentes y pornografía«, un informe publicado por Common Sense Media el martes, reveló que el 73% de los adolescentes, o casi 3 de cada 4, han consumido pornografía.

La edad promedio de la primera exposición de los adolescentes a la pornografía es de 12 años, según el informe. Para la mayoría de estos niños (58%), su primera exposición a la pornografía fue accidental mientras navegaban por las redes sociales y la web.

«El gran cambio de juego», dijo Evert a CNA en la conferencia católica SEEK23 de la semana pasada en St. Louis, «sin duda ha sido el teléfono».

«No hay duda al respecto. Quiero decir, la aceleración de la adicción a la pornografía tanto para hombres como para mujeres», dijo, «se ve exacerbada por la cantidad de tiempo que pasan en las redes sociales en lugar de vivir en el mundo real».

El autor y orador católico Jason Evert hablando en el SEEK23 en St. Louis en enero de 2023. ENFOQUE Instagram
El autor y orador católico Jason Evert hablando en el SEEK23 en St. Louis en enero de 2023. ENFOQUE Instagram

Los problemas de los adolescentes y los jóvenes con la pornografía solo se han profundizado en los últimos años como resultado del aislamiento provocado por los cierres de COVID y la cultura posterior al confinamiento, afirmó Evert.

«Mucha gente piensa: ‘Oh, ese es un problema de hombres'», dijo Evert. Pero desde los cierres de COVID, Evert dijo que ha visto «una aceleración masiva de la cantidad de mujeres jóvenes adictas a la pornografía».

Los problemas de hombres y mujeres con la pornografía están intrínsecamente ligados entre sí, explicó Evert.

Incluso los círculos católicos practicantes no están libres de problemas de pornografía.

«Estas pobres mujeres jóvenes vienen a mí, mujeres atractivas, solteras, católicas y devotas, que no pueden encontrar un esposo piadoso porque dicen: ‘Incluso los buenos en un grupo católico de jóvenes adultos todavía están enganchados a la pornografía'», dijo Evert.

Para Evert, la pornografía es una gran mentira que ha estado seduciendo a los hombres durante años. Esta adicción está en la raíz de la falta de masculinidad auténtica de la sociedad.

«Es solo una falta de masculinidad real en la cultura, eso es lo tóxico», dijo Evert. «Son absorbidos por el pensamiento: ‘Oh, soy libre, puedo dejar de fumar cuando quiera’. Y luego se despiertan y tienen 26 años, y es como, ‘Espera un minuto, ¿no debería tener una novia, o un prometido, o esposa, o dos hijos ahora, y todo lo que tengo son mis momentos eróticos con mi computadora portátil?'»

Si bien la sociedad a menudo afirma que la masculinidad es la culpable de los problemas que afectan a la cultura, Evert dice que el problema es el afeminamiento, nuevamente debido a la pornografía.

«La pornografía para mí es el factor número 1 que está castrando a los hombres», dijo Evert.

«Es afeminamiento, y lo que quiero decir con eso no es feminidad, no me refiero a la homosexualidad», enfatizó. Más bien, como Santo Tomás de Aquino definió el término, afeminamiento significa «cuando un hombre se niega a dejar ir lo que es placentero para hacer lo que es arduo y difícil», dijo Evert.

«Es un apego desmesurado a los placeres que debilita tu voluntad propia, y eso hace que un hombre sea afeminado», dijo.

«Se necesita mucha curación», dijo Evert, «porque estos niños y jóvenes pueden parecer 28 años afuera, pero ese tipo ha estado enganchado a la pornografía desde que tiene 12 años, y emocional y espiritualmente todavía tiene 12. Este no es un hombre adulto. Este es alguien que ha sido afeminado por la pornografía porque no puede decir que no a los placeres que se le ofrecen, porque no tiene la fuerza para hacer lo que es difícil».

La industria del porno, que según el New York Times generó $ 15 mil millones en ingresos el año pasado, también representa una seria amenaza para la Iglesia Católica, enfatizó Evert.

«Realmente está impidiendo que muchas personas descubran su vocación al sacerdocio o la vida matrimonial», explicó Evert.

La adicción a la pornografía se ha vuelto tan frecuente entre los jóvenes, dijo Evert, que muchos hombres jóvenes «no tienen idea» de cómo interactuar con niñas y mujeres «sin mirarla a través de estos lentes de pura lujuria».

«No se da cuenta de cuánto tejido cicatricial se ha acumulado en su propio corazón en la forma en que se relaciona con los seres humanos femeninos», dijo Evert.

En una cultura inundada por la pornografía en Internet y la adicción desenfrenada a la pornografía, el mensaje de Evert a los jóvenes es «tu sexualidad tiene valor gracias a ti; tú eres el regalo». A través de su trabajo con el Proyecto Castidad, ha llegado a más de 2 millones de estudiantes, ofreciendo charlas, libros y recursos en línea para ayudar a los jóvenes a descubrir la libertad de la castidad.

LA PIEDRA DEL MOLINO

Jesús dijo a sus discípulos:
«Las cosas que causan pecado ocurrirán inevitablemente,
pero ¡ay de aquel a través de quien ocurren!
Sería mejor para él si le pusieran una piedra de molino alrededor del cuello y lo arrojaran al mar que hacer pecar a uno de estos pequeños».
(Evangelio del lunes, Lc 17:1-6)

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán satisfechos.
(Mateo 5:6)

Hoy, en nombre de la «tolerancia» y la «inclusión», los crímenes más atroces —físicos, morales y espirituales— contra los «pequeños» están siendo excusados e incluso celebrados. No puedo permanecer en silencio. No me importa cuán «negativo» y «sombrío» o cualquier otra etiqueta que la gente quiera llamarme. Si alguna vez hubo un momento para que los hombres de esta generación, comenzando con nuestro clero, defendieran al «más pequeño de los hermanos», es ahora. Pero el silencio es tan abrumador, tan profundo y extendido, que llega a las mismas entrañas del espacio donde ya se puede escuchar otra piedra de molino precipitándose hacia la tierra.

Un ángel poderoso tomó una piedra como una enorme piedra de molino y la arrojó al mar y dijo: «Con tal fuerza Babilonia la gran ciudad será derribada, y nunca más será encontrada». (Apocalipsis 18:21)

Babilonia, dijo el Papa Benedicto, es un «símbolo de las grandes ciudades irreligiosas del mundo».[1]San Juan describe por qué con vívido detalle:

Caído, caído está Babilonia la grande. Se ha convertido en un refugio para los demonios. Ella es una jaula para cada espíritu inmundo, una jaula para cada pájaro inmundo, una jaula para cada bestia inmunda y repugnante … Apártense de Ella, pueblo mío, para no tomar parte en sus pecados y recibir una participación en sus plagas. (Apocalipsis 18:2, 4)

En 2006, escribí Cómo saber cuándo un castigo está cerca citando la misma Escritura anterior. Por supuesto, los inocentes han sido víctimas encada generación de los «perversos y malvados» desde el día en que Caín asesinó a Abel. Pero lo que diferencia a nuestra generación de cualquier otra es que la corrupción de los jóvenes es global y ubicua a través del fenómeno de Internet.

Es demasiado perturbador entrar en grandes detalles sobre lo que está ocurriendo hoy. Sin embargo, la «palabra ahora» que me veo obligado a escribir encuentra su eco en mensajes recientes supuestamente de Nuestra Señora a videntes de todo el mundo.

No quiero llorar más; Como sabéis, los tiempos se acercan a gran velocidad… Los tiempos están llegando a su fin…[2]—Nuestra Señora a Valeria Copponi , 9 de noviembre de 2022

Reflejando ese mismo capítulo en Apocalipsis donde el ángel arroja la piedra de molino, Nuestra Señora ofreció esperanza sin blanquear la realidad:

Amados hijos, las plagas serán tantas como los pecados del mundo… Amados hijos, tengan confianza porque el nuevo tiempo no está muy lejos; será un tiempo de amor, de paz, donde no habrá dolor, sino sólo alegría, y finalmente sólo actuarán para el bien. —a Gisella Cardia, 5 de noviembre de 2022

Esta generación está viviendo en mucho pecado, mayor que la de Sodoma y Gomorra (Génesis 19:1-30). En este momento, la taza está casi vacía. —Nuestra Señora a Luz de María, 6 de noviembre de 2022

Y finalmente,

El Altísimo me permite estar con ustedes y ser alegría para ustedes y el camino en la esperanza, porque la humanidad se ha decidido por la muerte. —Nuestra Señora de Medjugorje a Marija, 25 de octubre de 2022

Estos son sin duda ultimátums, en parte, porque una vez que atacas a la juventud a una escala tan global, atacas el futuro mismo. Hoy, el asalto a los inocentes y su inocencia por parte de los nuevos «Herodes» de nuestro tiempo está tomando muchas formas:

Los nuevos Herodes

A través de la pornografía. Casi todos los hombres y mujeres jóvenes de hoy han sido tocados por este flagelo global que mancha el alma y la drena de pureza e inocencia. La destrucción en los hombres jóvenes, en particular, podría afectar a las familias de las generaciones venideras.

• A través de la ideología de género. La introducción en las escuelas del transgenerismo, que uno puede elegir su género, como si estuviera separado de su sexo biológico, es un experimento social atroz que ha tomado un giro verdaderamente diabólico. Ahora, educadores y políticos[3]están presionando para que a los niños se les extirpen los senos y se les alteren los genitales permanentemente, sin el permiso de los padres, para ayudarlos en su «creatividad de género».[4]Esto es un crimen. En las sorprendentes palabras del comediante radical y a menudo malhablado Bill Maher:

Son niños, todo son fases. La fase de dinosaurio, la fase de Hello Kitty… ¿Género fluido? Los niños son fluidos en todo. Si los niños supieran lo que quieren ser a los ocho años, el mundo se llenaría de vaqueros y princesas. Quería ser pirata. Gracias a Dios, nadie me tomó en serio y me programó para la extirpación de ojos y la cirugía de pata de clavija. —National Review, 23 de mayo de 2022

Pero las consecuencias no son motivo de risa. Joey Maiza nació mujer y a la edad de 27 años, médicamente hizo la transición a «hombre». Estuvo en terapia de reemplazo hormonal (testosterona) durante 8 años, tuvo una mastectomía doble en 2014 y una histerectomía parcial en 2016. Ahora está en el proceso de destransición médica de nuevo a mujer. Este es su desgarrador mensaje al mundo:

La complementariedad del hombre y la mujer, cumbre de la creación divina, está siendo cuestionada por la llamada ideología de género, en nombre de una sociedad más libre y justa. Las diferencias entre el hombre y la mujer no son por oposición o subordinación, sino por comunión y generación, siempre a «imagen y semejanza» de Dios. Sin entrega mutua, ninguno puede comprender al otro en profundidad. El sacramento del matrimonio es un signo del amor de Dios por la humanidad y de la entrega de Cristo por su Esposa, la Iglesia. —PAPA FRANCISCO, Discurso a los obispos puertorriqueños, Ciudad del Vaticano, 08 de junio de 2015

A través de enfermedades de transmisión sexual. Con esta completa agitación de la sexualidad humana y la experimentación, no es de extrañar que las enfermedades de transmisión sexual en los Estados Unidos estén «fuera de control» y en proporciones epidémicas.[5]así como en Canadá[6]y gran parte de Occidente.[7]Recordemos que en el relato de 1958 de El comunista desnudo donde el ex agente del FBI, Cleon Skousen, reveló con detalles impactantes cuarenta y cinco objetivos comunistas, tres de ellos eran:

# 25 Romper los estándares culturales de moralidad mediante la promoción de la pornografía y la obscenidad en libros, revistas, películas, radio y televisión.

#26 Presentar la homosexualidad, la degeneración y la promiscuidad como «normal, natural, saludable».

#40 Desacreditar a la familia como institución. Fomente la promiscuidad, la masturbación y el divorcio fácil.

A través de la censura. Al censurar a Dios, la oración y la discusión del cristianismo en las escuelas, los jóvenes se están formando en la ideología atea y a menudo marxista.

#17 Toma el control de las escuelas. Utilícelos como correas de transmisión para el socialismo y la propaganda comunista actual. Suavizar el currículo. Obtener el control de las asociaciones de profesores. Pon la línea del partido en los libros de texto.

# 28 Eliminar la oración o cualquier fase de expresión religiosa en las escuelas sobre la base de que viola el principio de «separación de la iglesia y el estado». —El comunista desnudo

• A través de las drogas y su creciente legalización. En Estados Unidos, una crisis de fentanilo está «explotando» a medida que el consumo de drogas se ha disparado[8]con un aumento dramático en las muertes por metanfetamina y cocaína.[9]Esto, mientras Europa ha reemplazado a América como el principal mercado de cocaína.[10]

A través de medidas pandémicas: la nueva normalidad. Gran parte de la «desesperación conductual» en los últimos tiempos se debe a los últimos tres años y a un cruel experimento con los jóvenes, a quienes no solo se les robaron los recuerdos de la infancia a través de los encierros, sino que en muchos lugares, se les dañó emocional y físicamente por mandatos como el uso de máscaras.

Los niños nacidos durante la pandemia de coronavirus muestran un rendimiento cognitivo, motor y verbal reducido en comparación con los niños nacidos antes de la pandemia, según un nuevo estudio. —15 de agosto de 2021; israelnationalnews.com; ver: «Impacto de la pandemia de COVID-19 en el desarrollo cognitivo de la primera infancia: hallazgos iniciales en un estudio observacional longitudinal de la salud infantil»

Se culpa a las reglas de COVID por la caída del 23% en el desarrollo de los niños pequeños: un estudio inquietante muestra que los puntajes en tres pruebas cognitivas clave se desplomaron entre 2018 y 2021, con las reglas de máscaras faciales entre los posibles culpables. —26 de noviembre de 2021, dailymail.co.uk

A medida que algunas regiones comienzan a jugar con la imposición de mandatos de máscaras al público nuevamente,[11]La ciencia[12]continúa siendo ignorado de los dañosmasivosque esto causa, muy especialmente, a los «pequeños»:

… Enmascarar a los niños es tan absurdo, ilógico, absurdo y potencialmente peligroso como tratar de detener «todos los casos de Covid» o «detener Covid a toda costa». Las máscaras no son necesarias para los niños debido al riesgo casi nulo en los niños. —Paul E Alexander MSc, PhD, 10 de marzo de 2021; aier.org

Margarite Griesz-Brisson MD, PhDhabía advertido que la privación crónica de oxígeno a través del uso de máscaras, especialmente para los jóvenes, amplifica «los procesos degenerativos en su cerebro». Por lo tanto, dice, «para los niños y adolescentes, las máscaras son un absoluto no-no».[13]De hecho, un estudio publicado en mayo de 2022 encontró que usar una máscara facial resulta en la exposición a concentraciones peligrosas de dióxido de carbono en el aire inhalado, incluso cuando la máscara se usa durante solo cinco minutos cuando se está sentado quieto.[14]Sin embargo, elabuso infantilcontinúa.[15]

A través del suicidio. La desesperación, sin esperanza, tiene consecuencias dramáticas. Los suicidios en los Estados Unidos aumentaron un 29% entre los adolescentes de 15 a 19 años durante la década anterior.[16]En Europa, las visitas a la sala de emergencias por actos suicidas, pensamientos suicidas y trastornos del estado de ánimo han aumentado en todos los grupos de edad entre los jóvenes en 2022.[17]El suicidio es la segunda causa principal de muerte entre las personas de entre 15 y 29 años, una tendencia que se ha desarrollado en los últimos 13 años. La rama española de Save the Children advirtió que los problemas de salud mental entre los niños se habían triplicado durante la pandemia, con un 3% reportando pensamientos suicidas. En Croacia, ha habido un aumento del 57,1% en los suicidios en el grupo de edad de 15 a 25 años. En Bulgaria y Polonia, los suicidios también están disminuyendo en general, pero los casos entre niños y adolescentes están aumentando.[18]

Las leyes de eutanasia extremadamente liberales de Canadá, que, el próximo año, se extenderán para incluir a personas que sufren de problemas de salud mental y potencialmente menores, han sido criticadas por recordar la forma en que los nazis trataron a las personas con discapacidades por parte de un destacado académico en el campo. —Gus Alexiou, Forbes, 15 de agosto de 2022

[Los nazis] usaron médicos para asesinar a los más débiles de [su] sociedad. ¡Pensé que los médicos acordaron después de la Segunda Guerra Mundial no hacer cosas como esta! ¡El trabajo de un médico es ayudar a las personas, mejorarlas, no matarlas y renunciar a ellas cuando son niñas! —Tucker Carlson, comentario de FoxNews, 26 de octubre de 2022; lifesitenews.com

• A través de la destrucción deliberada por poderosos globalistas de un futuro de libertad, ambición y espíritu empresarial. Aparte de las medidas pandémicas que fueron sincronizadas y financiadas por multimillonarios de todo el mundo, los intentos incomprensibles de destruir la energía de los combustibles fósiles, restringir los fertilizantes para los cultivos y las sanciones autodestructivas contra Rusia han resultado en un colapso casi total de la economía global. Todo esto es una destrucción deliberada del orden actual para acorralar a la humanidad en identificaciones digitales y monedas digitales de tal manera que cada movimiento y transacción pueda ser vigilado y controlado.

Todo esto nos ha llevado al borde de una hambruna provocada por el hombre que ha puesto a cientos de millones más al borde de la inanición, especialmente a los niños.

… una tormenta perfecta encima de una tormenta perfecta… 345 millones… Dentro de eso hay 50 millones de personas en 45 países llamando a la puerta de la hambruna. Si no llegamos a estas personas, habrá hambruna, hambre, desestabilización de naciones a diferencia de todo lo que vimos en 2007-2008 y 2011, y habrá una migración masiva. —El Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley, 23 de septiembre de 2022, apnews.com

¿Cómo proteger a tu hijo de la pornografía?

Un informe del Senado francés sobre la industria de la pornografía, presentado el 28 de septiembre por la delegación por los derechos de la mujer, denuncia el acceso demasiado fácil a la pornografía y subraya los estragos en las adolescentes. Ante este fenómeno, ¿cómo proteger a tu hijo?

Un impactante informe que pone de manifiesto una escalofriante realidad: cada vez más menores están expuestos a una pornografía cada vez más violenta, y esto a una edad cada vez más temprana. 

Dos tercios de los menores de 15 años y un tercio de los menores de 12 ya han estado expuestos a imágenes pornográficas, voluntaria o involuntariamente. 2,3 millones de menores consultaron sitios pornográficos en 2021 en Francia, y la edad media del primer visionado de una película pornográfica es de 14 años. Cifras que estremecen al darse cuenta de la magnitud del daño que la pornografía produce en la psiquis de los niños o adolescentes, que tienen poca o ninguna capacidad para distanciarse de las imágenes recibidas.

Las consecuencias son numerosas y preocupantes: traumatismos, trastornos del sueño, atención y alimentación, visión distorsionada y violenta de la sexualidad, dificultades para establecer relaciones con personas del sexo opuesto, hipersexualización precoz, desarrollo de conductas de riesgo o violentas, etc. 

Ante este flagelo, ¿cómo adviertes y proteges a tu hijo?

«Hoy, ante los cambios de la sociedad y la evolución de los medios de información, no hablar con tu hijo significa dejarlo en peligro real», subraya Inès de Franclieu, especialista en educación afectiva y sexual y fundadora de Com’je t’aime: «No hay tiempo que perder para ofrecerle a su hijo palabras verdaderas y tranquilizadoras sobre el cuerpo sexual, para darle una base sólida y saludable para comprender lo que es el amor.» 

1 EDUCAR EN SEXUALIDAD.

«Si los niños quieren acceder a contenidos pornográficos, es principalmente porque tienen dudas sobre la sexualidad«, observa Olivier Gérard, jefe de la división de uso de medios digitales de la Unión Nacional de Asociaciones de Familia (Unaf), escuchado por los relatores. 

Por lo tanto, una forma de proteger a su hijo de imágenes impactantes es, en primer lugar, atreverse a hablar sobre la sexualidad con su hijo. «Dar a un niño y a un joven una sólida educación afectiva y sexual es el mejor baluarte contra la pornografía», afirman Philippe Barbet y Laura Bertail, autores del folleto 12 preguntas que debes hacerte para proteger a tus hijos de la pornografía (AFC/Téqui). «Si ha descubierto el verdadero significado de la sexualidad y el amor, podrá resistir mejor los espejismos de la pornografía».

Una educación que comienza temprano, con palabras adecuadas a la edad del niño, y que continúa a lo largo de su crecimiento. «Es fundamental emprender la educación afectiva y sexual de tu hijo desde temprana edad, es decir a partir de los 3 años. Y hablar de ello con regularidad. No cada tres o cinco años, ¡sino todos los años!», insistió a Aleteia la psicóloga Véronique Lemoine.

2 ALERTAR SOBRE LA EXISTENCIA DE IMPACTANTES IMÁGENES.

Junto a una educación en la vida afectiva y sexual, es necesario advertir a tu hijo sobre las imágenes que puede encontrar en Internet. 

De hecho, según una encuesta de Ifop de 2017, más de la mitad de los adolescentes de 15 a 17 años se han topado involuntariamente con un extracto de video pornográfico, al buscar en Internet, al descargar una película o un dibujo animado, o al discutir en las redes sociales…

Para el doctor Patrice Huerre, psiquiatra infantil, que se sienta en el tribunal de París para casos de menores, la exposición de los niños a contenido pornográfico es inevitable. Por lo tanto, corresponde a los padres advertirles para protegerlos mejor: «Los padres deben educar a sus hijos sobre el inevitable encuentro con contenido inadecuado en la web».

¿Cuál es la edad adecuada para hablar de ello? Para la AFC, depende de las condiciones de vida del niño: ¿tiene teléfono con Internet? ¿Toma el transporte público? ¿A menudo tiene que investigar en Internet? ¿Él ve películas en streaming? En cualquier caso, sea cual sea su entorno, los autores recomiendan advertir a su hijo a partir de los 9 años, en CM1.

Pero ¿qué decir? Las palabras no son fáciles de encontrar. No se trata de asustarlo, ¡no de hacer que quiera verlo por sí mismo! ¿Y cómo no temer dañar su inocencia? Para Sabine Duflo, hay que tener palabras sencillas: «Si un día te encuentras con imágenes impactantes, y pueden aparecer en cualquier momento en Internet, no te haces responsable. Es una gran industria que apunta a los adolescentes para ganar dinero. Dímelo y aléjate, no mires, porque estas imágenes romperán tu sueño. Un día crecerás, te enamorarás, es algo bonito de vivir, y si miras estas imágenes, no podrás vivirlo».

El cuadernillo de AFC también ofrece las siguientes fórmulas: «En Internet se pueden ver imágenes donde hombres y mujeres desnudos juegan a hacer el amor pero de una manera que no es del todo cierta: estas imágenes son impactantes y en ocasiones violentas. O de nuevo: «Un amigo puede mostrarte algunos. Te sentirás incómodo y disgustado. Es una buena reacción. Esto significa que debemos negarnos rotundamente».

3 FOMENTAR EL DIÁLOGO.

Un niño debe poder confiar en este tema, y ​​si ha sido confrontado con un video pornográfico, debe poder decir lo que le sorprendió. 

Esto requiere por parte de los padres una actitud de escucha y empatía. «Si ya ha visto imágenes pornográficas, es muy raro que el niño hable de ello espontáneamente con sus padres», explica sin embargo Sabine Duflo. «Porque tiene vergüenza y se siente culpable por las imágenes que encontró. Por lo tanto, es importante tener cuidado de no juzgar, sino asegurarle que no es culpable. También es bueno para el niño escuchar que la pornografía es un truco y que, en realidad, los amantes tienen gestos suaves y tiernos.«

Cuando un niño ya ha visto imágenes pornográficas, protegerles significa advertirles sobre la naturaleza adictiva de la pornografía. «La atracción de estas imágenes, si uno sucumbe a ellas, se convierte en una verdadera droga. Cuando empiezas, es muy difícil parar», subraya Inès de Franclieu. De ahí el interés de hacer entender a un niño que ya ha visto pornografía que estas imágenes le marcan, y que sólo puede deshacerse de ellas a fuerza de voluntad, y posiblemente gracias a una ayuda exterior.

La actitud de benevolencia y diálogo no excluye la firmeza y la autoridad. «Se trata de proteger a los niños de un grave peligro que luego requiere imponer una prohibición o sancionar cuando no se han respetado las normas establecidas», avanzan los autores del cuadernillo de AFC. Reglas que se refieren en particular al uso de pantallas y controles parentales.

4 INSTALAR CONTROLES PARENTALES.

Además de la prevención, a través de una sólida educación para la vida afectiva y sexual, y el diálogo, también es buena idea implementar soluciones técnicas para limitar el acceso a la pornografía o la apertura intempestiva de ventanas pop-up

Existen filtros para computadoras, tabletas o teléfonos de proveedores de servicios de Internet. Y muchas aplicaciones de control parental (Family Link, Qustodio, Xooloo Parents) te permiten restringir el acceso a Internet, especialmente a sitios dudosos, o bloquear motores de búsqueda.

“Los padres tuvieron la impresión de que el trabajo estaba hecho desde el momento en que se implementaron las herramientas. »

Sin embargo, ningún control parental permanece confiable para siempre. Estas no son soluciones rápidas. Thomas Rohmer, presidente de Open (Observatorio de la paternidad y la educación digital), lamenta que «muchas veces se haya presentado erróneamente el control parental como una especie de solución milagrosa. Los padres tenían la impresión de que el trabajo estaba hecho desde el momento en que se desplegaron las herramientas en la familia», dijo a los senadores.

Pero algunos programas de control parental desaparecen durante las actualizaciones de la computadora o ya no funcionan cuando el dispositivo está en modo de «ahorro de energía». 

Por último, muchos jóvenes expertos en informática pueden sortear fácilmente los cortafuegos. Un estudio de Ifop de 2021 muestra que el 40% de los jóvenes conoce la existencia de dispositivos tipo VPN, de los cuales el 9% sabe usarlos. Una VPN (red privada virtual) es un software informático que le permite cifrar sus datos y cambiar su dirección IP. Por lo tanto, es posible acceder a contenidos que están bloqueados por un proveedor de servicios de Internet.

La naturaleza imperfecta de las soluciones técnicas hace que la cuestión educativa sea crucial. Apoyar a tu hijo en un mundo donde la pornografía está a un clic de distancia significa estar disponible y cerca de tu hijo, estar interesado en lo que está pasando, estar al día con las últimas aplicaciones de moda, estar atento a su comportamiento… Esto es sin duda cómo las palabras vendrán a hablarle del significado profundo de la sexualidad y sugerirle que tome el hermoso y exigente camino del verdadero amor.

Muchas almas están pereciendo en el infierno a causa del pecado de la pornografía

Mi muy querida y amada hija, escucha Mi Santísima Palabra mientras advierto a la humanidad de la urgencia de rogar a Mi Padre por el perdón de sus pecados.

El tiempo es corto ahora, ya que La Advertencia está casi sobre nosotros. Nunca pospongas para mañana lo que necesitas hacer hoy. El remordimiento por tus pecados es crucial, antes de pedir que tus pecados sean perdonados. Porque sin remordimiento genuino es inútil.

Tantas almas ennegrecidas veo en tu mundo, hija Mía. Hay poca Luz y si fueras testigo de las profundidades a las que el hombre ha caído, te sorprenderías. Tantos millones de Mis hijos se sumergen diariamente, en un abismo de corrupción pecaminosa, del cual les resultará imposible alejarse a menos que oren por ellos. Están ciegos a la Verdad e incluso si se les mostrara Mi Luz ahora, se retorcerían y se esconderían de Mí. Oren por ellos.

Mis hijos que son culpables de pecado odioso, disfrutan del hecho de que su mal comportamiento es aplaudido por su valor de entretenimiento. La pornografía se filtra en tantos hogares de todo el mundo, por canales de televisión, que presentan estas atrocidades malvadas como diversión inofensiva y humorística, estos mismos canales que se niegan a decir Mi Nombre. La violencia también se glamoriza no solo en la televisión, sino también en los juegos, lo que los hace tan aceptables que la gente ahora considera que el acto de violencia es algo natural.

Los demonios de Satanás, cuando entran en las almas, comienzan a manifestarse en el cuerpo humano para que sus actos se vuelvan claramente visibles para Mis seguidores, que se estremecen de horror ante lo que tienen que dar testimonio. El cuerpo humano, infestado de demonios satánicos, se comportará grotescamente. Sus movimientos físicos serán distorsionados y emularán mensajes satánicos utilizados por el maligno para seducir a personas débiles de ideas afines. Las almas débiles, vacías de amor por Dios, serán atraídas hacia ellas y eventualmente las emularán para que ellas también honren a Satanás y a todo lo que Él representa en la forma en que ellas también se comportan.

Hijos, ¿no pueden ver cómo obra Satanás? Mis seguidores, deben decírselo a aquellos que no entienden cómo trabaja en el negocio pornográfico. Aquí es cuando Satanás se dispone a destruir almas y succionar a los participantes en fuego eterno. Aquellos culpables de comportamiento sexualmente desviado y aquellos que hacen alarde de sus cuerpos de una manera obscena e inmoral sufrirán un dolor insoportable por la eternidad.

Ayuda a salvarlos ahora, hijos, porque no tienen idea de cómo su impureza inmoral me disgusta. Están cubiertos de oscuridad. Tráiganlos a Mí, para que Mi Luz pueda abrazarlos y salvarlos de los fuegos del Infierno.

Los pecados de la carne son aborrecibles para Mí. Tantas almas están pereciendo en el infierno debido al pecado de la pornografía y los actos sexualmente desviados. Hágales saber cuál será su destino a menos que muestren remordimiento.

Encuentra tu persona vitamina

Dice Marian Rojas:

He investigado mucho sobre sexualidad, ésta no nos deja inmunes. Hay que entender cuando es una herida y cuando es algo bueno. Hay que llega a nuestro corazón. Desde pequeños adquirimos patrones que luego influyen en nuestra vida madura. Lo que vivimos en casa es lo que consideramos normal y conocido. A medida que te vas haciendo mayor, vemos que existe otro campo. Esos son los cimientos emocionales y, ante ello, hay que analizar para sanar heridas, para no repetir el mismo patrón.  Hay cosas que no vemos como “amenaza” porque hay un patrón inconsciente que repite el patrón vivido en casa, o es posible que esa persona se vaya al extremo. Por ejemplo, una persona que ha vivido con un padre alcohólico puede no ver mal que su novio lo sea.

Hay que conocer si fui amado en casa o no. Quien vive resentido no es feliz. Si miro atrás y escuece es que sigue haciendo daño ese hecho. ¿Cómo me tocaron en la infancia? ¿Me pegaron? Es fundamental que el niño reciba abrazos, besos, caricias y manifestaciones de cariño. Hay gente que se siente incómoda si los abrazan. En México la gente abraza, en Estados Unidos, no.

Si me han tocado feo o haciéndome daño, me influye cuando me tocan o me abrazan. La oxitocina es la hormona del parto y de la lactancia. Es la hormona de cuando te tocan y te quieren bien. Todos necesitamos la oxitocina, y a veces la oxitocina nos la dan las mascotas. Nos la da la persona que nos escucha con atención.

Con la pandemia bajó la oxitocina en la persona, con la sana distancia. Cuantas personas están solas y lo que les ayudan son las mascotas. No hay que nos aíslen porque nos enfermamos y no tenemos la vía de escape que nos ayuda tanto.

¿Cómo regular nuestro estrés? Esto se debería de manejar en las escuelas y universidades. Hay que tener dos o tres nociones básicas. Si nuestro organismo recibe una amenaza hay un pico de cortisol, puede haber taquicardia, por ejemplo, si te dicen que a tu hijo algo le ha pasado.

A veces se cae el pelo porque estoy con mucho cortisol. Nuestro organismo se pone en alerta por algo real o por algo imaginario. Muchas de las cosas que nos preocupan, el 90% de lo que imaginamos, no suceden pero me intoxico con cortisol. El cortisol inhibe la regeneración de células.

La sensación de opresión en el pecho me lleva a que no respirar con profundidad. Puedo llegar a tener una colitis ulcerosa. Me inflamo con la depresión, la dermatitis, la colitis, el estreñimiento, la hinchazón abdominal, se me caen mechones de pelo… Se agota mi sistema inmune. No duermo bien, me despierto con frecuencia, estoy irritable. Eso puede llevar a ataques de ansiedad o a la tristeza, por estar meses en estado de alerta.

Muchas de las crisis de pareja es una crisis donde abunda el cortisol, hay una intoxicación fuerte.

Cuando uno ve pornografía, como consecuencia, tiene irregularidades en su sexualidad. ¿Cómo buscas la satisfacción en ello? Cuando al cerebro le metes mucha dopamina con la pornografía, el cerebro siente mucho placer, pero luego no sabes regularte.

Estamos en mundo de gratificación instantánea. Hay que enseñarle a las nuevas generaciones que no todo es a golpe de clic, por ello la gente no tolerancia a la frustración.

Necesitamos una generación que busque la verdad, que sepa elevarse y posponer la recompensa. Eso fortalece mi corteza prefrontal, eso es lo que nos hace seres superiores. Pero si busco la gratificación instantánea se debilita la corteza prefrontal del cerebro.

La lectura es al cerebro lo que el ejercicio al cuerpo. Pero ese desconectar con la lectura o la oración que cada uno sepa, ayuda al ejercicio del cerebro. Vamos a tener una población con muchos problemas neurológicos porque la gente no lee, no ejercita su cerebro.

El hecho de estar quietos, ayuda a que los niños no sean demasiado activos o demasiado estimulados. Por eso es bueno que lean al menos media hora, los que han aprendido a leer, o más lectura si son más grandes.

La psiquiatría es una rama de la amistad”, dice Enrique Rojas (su papá, que es psiquiatra).

Hay personas que llegan a su consulta para temas que no han tratado o verbalizado con nadie. Se dilata tres horas porque quiere llegar al fondo. Les explica con un esquema lo que puede suceder en su cerebro. Le pregunto sobre sus cimientos emocionales. Hay que manejar factores de estrés y personalidad, y el paciente debe mejorar en conocimiento propio. Ante el estrés estás vulnerable y somatizas de alguna manera específica. ¿Qué te sube el cortisol? Hay obsesivos de tiempo, de limpieza, de enfermedad…

Hay que desactivar factores de estrés.

A veces funcionan medicinas naturales (probióticos, omega 3, etc.), y otras necesitan otra medicación, es un impermeable, pero la gente tiene que vivir la vida. Que la medicación no se prolongue toda la vida.

Hay que trabajar las heridas del pasado, gestionar el presente y quitar el miedo al futuro, que es la ansiedad. El miedo paraliza. Luego se hace un acompañamiento. Cuando uno se conoce, se siente aliviado, porque sabe por qué se dispara tal o cual síntoma.

Cuando uno tiene algo ultra doloroso, a veces hay que guardarlo, y hay que contar lo que más duele a un amigo (a), un familiar que nos ame y esté preparado para entender, al psiquiatra o al sacerdote. Necesitamos a una persona que nos escuche y no nos juzgue, que sea una persona vitamina, una terapeuta vitamina. Cuesta pedir ayuda.

Marian dice que hay que ser capaz de disfrutar lo bueno y gestionar lo malo. Cuando no disfrutes lo bueno piensa que algo me pasa y debo pedir ayuda. No tener la vergüenza de decir que lo estamos pasando mal. Ha sido una etapa difícil.

Psiquiatra Marian Rojas Estapé

Fighting the Demon of Pornography

Having written a book on the topic of masculinity, I have received my fair share of questions and comments from readers about how to deal with the scourge of internet pornography.

Before I continue, I will herein refer to pornography as “evil images” because I believe that is what they are and what they should be called. In addition, some words are “triggers” for men who struggle with this particular vice. Therefore, I think it is good to use a term that does not sanitize the diabolical nonsense and calls it what it is.

Evil images have ruined marriages, they have ruined vocations, and they have ruined souls. I will not venture to categorize the hierarchy of vices that are available to mankind in any specific order, but those damnable images would be near the top of the list.

There are a host of great resources out there to help men deal with the issue, which affects men of all stripes and all ages. It is my contention that as good as the available tools and psychological aids are in helping men to combat the satanic habit, a certain disposition is necessary for a man to have any success: a hatred for evil and the demon of evil images.

There is a moment in C.S. Lewis’ Perelandra where the protagonist of the sci-fi tale—Elwin Ransom—literally beats the devil to death with his bare hands. If you have not read Lewis’ The Space Trilogy, please do; it is remarkable. At any rate, without giving too much away, Ransom finds himself on a fictional Venus embroiled in an attempt to stop the devil from ruining the innocence of a new race of quasi-humans. It is not a catechetical work, and Lewis takes many an artistic license to tell a wonderful tale, but the moral of the story is magnificent.

At one point, Ransom finds himself arguing with the pseudo-incarnation of the devil who is attempting to tempt a woman who is like an Eve figure. After days of nauseating argument with the demonic intelligence, the hero of the story decides that “enough is enough,” and he wakes up with the motivation to beat Satan to a pulp, even if it kills him.

There is a moment where the reader takes a look into the main character’s interior dialogue, and Lewis writes of the exhilaration of a “proper hatred” of pure evil. He writes it as if this sort of feeling wouldn’t be possible on earth, as the story takes place in a setting that is like Earth before the Fall, thus the juxtaposition of good and evil is stark and without vagueness.

However, Lewis wrote this book in the 1950s, long before every man woman and child could carry around a catalogue of evil imagery on their mobile phone. The ancient Druids would blush at the amount of perverted revelry the average person has at his fingertips.

I think we should righteously channel our inner Elwin Ransom and view the devil of pornography as he viewed the actual devil in Lewis’ masterpiece—we should all revel in beating the demon of evil images to death, no matter the cost.

Is there a level of hatred for those infernal images that is strong enough?Can you hate the thing that is ruining your family, your Church, your marriage, and your shot at eternal salvation enough? I do not think so.

If we really understood what those damned moving pictures do to souls and virtue, we would be ripping our garments and putting on sackcloth and ashes. Evil images are not just a bad habit, they are not just a bad idea—they are evil itself animated in LED-transmitted hieroglyphs etched with all the power of Hell.

It is hard to quantify what those things have done to the human race. If God struck us all down tomorrow for playing so fast and loose with such evil, I would only ask “what took You so long?”

If an intruder came into your home in the middle of the night brandishing a weapon, what would you do? I imagine you would not reason with the man, and you would be justified with giving him an ammo-powered welcome that would be his comeuppance. 

Now, how much more violence should you level at the demon of evil images who you invite into your heart and soul? He, too, brandishes a weapon—it is a rifle that shoots mortal-sin-tipped bullets right into the center of your soul. There is no limit as to what should be done to such a lamentable creature as this. “And fear ye not them that kill the body, and are not able to kill the soul: but rather fear him that can destroy both soul and body in hell” (Matthew 10:28). 

There is no fate that is too undignified for the intruder who brings evil images into your home and mind—he is a criminal of existential proportion.

Often, men will tell me that they have “tried everything” to stop partaking in Hell’s imagistic economy of sin; but they haven’t. 

Men watch the nauseating pictures almost exclusively on tablets, smartphones—phones that make them act like idiots—and computers/TV. If you have an issue and you still own a smartphone, please do not tell me you have actually tried until you cast the device into a pit of fire.

Isn’t that a bit extreme? Yes. The fires of Hell are extremely hot, and the risk of destroying your marriage and your children because of your own bad habit is an extreme endeavor indeed. 

There are a million excuses to be sure: “I need my phone for work,” you say. Fine, get another job. “You don’t understand, that tablet is really useful for other things,” I am told. You’re right, it is a useful device that demons use to damn your soul.

Can you imagine if a man who struggled with the bottle continued working as a bartender or bouncer? This is what it is like for a man when he thinks he can simply get an internet filter on his iMac and everything will be okay. If you are truly addicted, there are so many layers of dopamine and vice that must be peeled back. You cannot play around in the same bad neighborhood and expect to not be shot.

If you have a device that belongs to the devil, please, smash it to pieces, burn the dust and particles, and then call a good priest to exorcise your home and anything that ever had anything to do with that habit.

Fighting fire with fire is sometimes appropriate, and it is a fun metaphor to consider. However, a bit of cold therapy is appropriate in this case.

It is a bit of an old wives’ tale that a single cold shower will cool down the loins of a man in a bestial state of mind, but it is not wholly untrue.

When we immerse ourselves in a cold tub or shower—or your backyard in January on this side of the COVID-19 curtain—we experience a flood of oxygen and blood to our extremities as a response to the frozen stimulus. If a man is struggling with evil images, I highly recommend that he embraces the old cold-shower remedy, but as a habit. 

Addictions foster a flood of blood and hormones to the brain, and they are so strong that they essentially numb his ability to think about anything else except for the vice. Cold therapeutic activity offers a similar experience, as the polar-bear plunge basically cancels your brain’s ability to think about anything other than warming up. Only 2-3 minutes are necessary to do the trick.

Also, there is a bit of a euphoric feeling when temperature regulation is reached, which is a lawful pleasure rather than an unlawful one.

In addition, cold showers and the like force a man to build habits of virtue self-mastery that his evil-images habit shows are lacking.

You might look at it this way—it is better to freeze a bit on Earth than to burn forever in Eternal Hell Fire.

“Hay medios para proteger a los menores de la pornografía”

El Dr. Carlos Chiclana, experto en psiquiatría y profesor en la madrileña Universidad San Pablo CEU, le ha dedicado buen tiempo al estudio de los perjuicios provocados por la pornografía. Ver llegar a su consulta a personas que le confesaban tener problemas por este hábito y que le pedían ayuda, lo empujó a interesarse más en ello, a publicar un libro (Atrapados en el sexo: Cómo liberarte del amargo placer de la hipersexualidad).

Recientemente, Chiclana y la Dra. Gemma Mestre-Bach han realizado una revisión bibliográfica para determinar cuántas investigaciones han tocado el tema de los daños que causa el porno específicamente en la mente y la conducta de los más jóvenes.

Según explican en la introducción, “los efectos perjudiciales han sido ampliamente estudiados en población adulta, [pero] los estudios en niños y adolescentes siguen siendo escasos, probablemente debido a las dificultades en el procedimiento, las limitaciones éticas de la temática en cuestión, la ignorancia sobre esta realidad y la rápida colonización que la pornografía ha hecho de las redes sociales, series y vídeos a los que los adolescentes tienen acceso ilimitado. Ni los padres ni los investigadores han llegado a tiempo para conocer esta realidad que se ha impuesto”.

Dr. Carlos Chiclana
Dr. Carlos Chiclana

Para haber pasado ya varias décadas desde la aparición de Internet –que ha facilitado a los menores de edad el acceso a esos contenidos–, puede sorprender la lentitud en definir si el porno implica para ellos perjuicios concretos, indiscutibles:

— De las investigaciones examinadas por ustedes, queda en claro que no existe consenso respecto a si el porno modifica o no las conductas de los adolescentes. ¿A qué se debe la disparidad de criterios?

— La experiencia clínica apunta a que la pornografía afecta de manera notable la conducta de los adolescentes, y así lo muestran muchos estudios, aunque por ahora son insuficientes. Son necesarios más, con más participantes y con seguimiento durante años.

La ciencia, mejor sin presiones

— Una adicción implica la adopción de un hábito dañino para la persona. Muchos casos demuestran que el consumo de materiales porno puede, por lo repetitivo y por la búsqueda de sensaciones e imágenes más fuertes, clasificarse como tal. Pero algunas asociaciones de psiquiatras –como la Asociación Americana de Psiquiatría (APA)– rehúyen el tema y el término. ¿Se están imponiendo intereses no científicos?

— La APA refiere que son necesarias más investigaciones científicas, y considero que tiene razón. No es sano que la ciencia se vea alterada por ideologías, presiones mediáticas o sociales, por la moral, la religión o por intereses económicos.

Es lícito rechazar la pornografía por muchos motivos, como la violencia contra la mujer, la corrupción de menores, los abusos, su relación con la trata de personas, el daño moral a la persona, etc., pero estos motivos no son suficientes para considerar su consumo una patología psiquiátrica. Esto hay que demostrarlo y hay todavía muchos interrogantes.

En 2013 la APA rechazó, debido a falta de evidencia empírica y consenso científico, la propuesta de inclusión de este posible trastorno en el Manual Diagnóstico (DSM-5), en el que la dependencia de la pornografía habría sido incluida como un especificador del trastorno hipersexual. Más recientemente, la Organización Mundial de la Salud ha incluido en la CIE-11 el diagnóstico de “trastorno de conducta sexual compulsiva” como un trastorno de control de los impulsos, en el área de los problemas de salud sexual, bajo el cual se incluiría el uso compulsivo de la pornografía.

Se estudia si este trastorno es una adicción comportamental, pero los expertos que participaron en el diseño de la CIE-11, adoptaron un enfoque conservador, al categorizarlo como un trastorno de control de los impulsos, porque aún es escasa la evidencia que lo demuestre.

Para considerar una conducta como adictiva, se debe verificar la frecuencia y la duración de la conducta, la dependencia y los síntomas de abstinencia

¿Todo el que consume pornografía se convierte en un adicto y experimenta numerosas consecuencias negativas, tanto a nivel personal como a nivel interpersonal? La respuesta es no. Muchas personas consumen pornografía e integran esta conducta en su proyecto vital de la forma que ellas consideran.

Es posible identificar tres escalones cualitativos: en el primero de ellos se encuentran personas que consumen pornografía de modo esporádico y recreativo, y que pueden detener la conducta sin dificultad. Habrá consecuencias personales, sociales, familiares, morales, etc., pero no hay patología médica.

En un nivel medio se encontrarían aquello que hacen un uso problemático de la pornografía. La utilizan para regular sus emociones; la frecuencia, la intensidad o el tiempo dedicado son excesivos; gastan dinero de forma desproporcionada, y experimentan consecuencias negativas en su vida sexual. No pueden decir “no” a esta conducta. Estos comportamientos problemáticos requerirían de ayuda profesional.

Finalmente estarían aquellas personas que han generado una dependencia. Esta ha recibido distintos nombres, aunque el más extendido sería el de adicción a la pornografía. Para considerar una conducta como adictiva se tienen que reunir varios criterios médicos, como la frecuencia y duración de la conducta, la dependencia y los síntomas de abstinencia si no la puedes llevar a cabo.

Incidencias negativas concretas

— En su experiencia como psiquiatra, ¿ha tratado casos de adolescentes que puedan encajar en la categoría de pornoadictos?

— Sí; en nuestra consulta atendemos desde hace años a adolescentes que reúnen los criterios para considerar que tienen una adicción comportamental a la pornografía. Son más numerosos los que presentan un uso problemático de la pornografía.

— ¿En qué medida puede el consumo de porno influir la conducta de una persona joven? Se habla de una alteración del funcionamiento cerebral…

— Desde el punto de vista neurobiológico, existen evidencias que muestran alteraciones en estructuras anatómicas cerebrales, al estudiarse con resonancia magnética funcional, electroencefalografía, medidas neuroendocrinas y marcadores neurofisiológicos.

El adolescente “enganchado” al porno no necesariamente muestra signos exteriores de adicción; lo puede llevar en secreto

Aún no se sabe con certeza si estas alteraciones forman parte de las causas del trastorno y favorecen la aparición de un uso problemático de la pornografía, o si, por el contrario, este deterioro neurobiológico es una consecuencia del propio consumo excesivo de pornografía.

Es posible que el consumo se inicie en la etapa adolescente y estas alteraciones neurobiológicas aparezcan de forma paulatina a lo largo de la edad adulta. Sin embargo, al no existir pruebas empíricas, los resultados deben ser interpretados con cautela, debido a las posibles diferencias entre el desarrollo y la madurez cerebral de los adolescentes y los adultos.

— Para un adolescente, ¿cuáles serían, en lo social, los signos más problemáticos derivados de estar “enganchado” al porno?

— No es obligatorio que en lo social se muestren signos de que una persona está enganchada al porno, porque se puede llevar en secreto. Si hablamos de consecuencias sociales y relacionales, el uso de pornografía puede relacionarse con el desarrollo de actitudes permisivas sexuales, la instrumentalización de la sexualidad, el desarrollo de estereotipos de género, la visión de la mujer como un objeto, las jerarquías de género, las actitudes agresivas en el ámbito sexual, la “autoobjetificación”, una alteración de la imagen corporal, una mayor preocupación sexual, mayor probabilidad de reportar victimización física y sexual, relaciones sexuales de riesgo, mayor uso del sexting, encuentros con múltiples parejas sexuales, expectativas irreales sobre la relación sexual, alteraciones en la respuesta y satisfacción sexual y peor calidad de las relaciones afectivas.

También se ha sugerido que el uso de pornografía puede afectar el rendimiento escolar, favorecer el consumo de sustancias y conductas delictivas, fomentar un estilo de vida menos saludable, una sintomatología depresiva y psicosomática, e incitar a acudir a sexo de pago.

Por su parte, algunos autores afirman que la pornografía puede tener efectos positivos, como aumentar el conocimiento sexual, potenciar la autoestima sexual y el deseo en la pareja, aliviar el estrés, disminuir el aburrimiento y generar sensaciones de apoyo e incremento de la satisfacción sexual.

A pesar de toda la información existente respecto a las posibles consecuencias del consumo de pornografía, los resultados son contradictorios y no cuentan con el apoyo unánime de la comunidad científica. Con los datos actuales no se pueden hacer afirmaciones robustas sobre la causalidad de dichas asociaciones. Por ello es necesario realizar más investigaciones sobre las posibles consecuencias del consumo de pornografía en los adolescentes y las variables mediadoras de estas consecuencias.

— Una de las posibles consecuencias de esta práctica sería una mayor agresividad. Algunos investigadores, sin embargo, solo contemplan este resultado como derivación del visionado de porno violento. ¿Qué ha constatado Ud.?

— La realidad en la consulta es que hay adolescentes que sí presentan mayor agresividad y en el último año hemos atendido varios casos de abusos intrafamiliares de adolescentes sobre hermanos o hermanas. Pero una serie de casos no explica toda la realidad.

Algunos estudios muestran que los niños y adolescentes que usaban pornografía eran más propensos a mostrar conductas agresivas que aquellos que no la usaban. Sin embargo, otros no encontraron relación.

Diversos estudios muestran que la exposición a material pornográfico violento generaba un aumento de casi seis veces la probabilidad de comportamiento sexualmente agresivo e incrementaba la frecuencia de agresiones sexuales, y sugieren que habría relación con el abuso y la coerción sexual. Además, se asoció con todos los tipos de violencia en el noviazgo y su aceptación.

Parece, por tanto, que exclusivamente la pornografía violenta podría asociarse a conductas sexuales agresivas, aunque tal asociación es altamente controvertida y requiere de más evidencia empírica para poder obtener resultados concluyentes.

— En contraposición a la variante anterior, ¿se puede hablar de un porno amable, inocuo, llanamente recreativo?

— Hay quienes consideran que puede existir un porno ético, educativo y feminista si cumple los siguientes criterios: ser realizado por actores profesionales, bien pagados, tratados con dignidad y respeto; con los que se acuerde qué harán y qué no, con consentimiento; sin daños físicos, mentales, infecciosos o psicológicos; con disfrute y diversión; que refleje la diversidad de cuerpos, deseos y prácticas sexuales; que no participen menores ni haya relación con la trata de personas, y que paguen todos los impuestos. Si todo el porno fuera así, sería un avance, se reduciría la violencia y el daño a personas.

No obstante, nunca recomendaría su consumo a niños ni adolescentes, no lo utilizaría para la educación sexual, y ni siquiera como entretenimiento. Animaría a quien lo defiende a que se plantee si cumple de verdad una ética de mínimos: que no atente contra algún derecho fundamental, que sea bueno en sí mismo y que no genere perjuicios físicos y psicológicos a personas específicas.

“No es una batalla perdida”

— ¿Es posible, una vez cesado el consumo de porno, restaurar las conexiones cerebrales al punto en que se hallaban en el minuto anterior a la primera vez? ¿Cuál es la esperanza más cierta para quienes se proponen abandonar este hábito?

— Sí, se puede abandonar este hábito y es posible volver a llevar una vida sexual sana e integrada con el propio proyecto de vida. ¡Claro que hay esperanza! Los estudios muestran la eficacia de la terapia cognitivo-conductual, y hay programas terapéuticos específicamente diseñados. Para prevenir las consecuencias perjudiciales del consumo de pornografía será de interés desarrollar programas de educación afectivo-sexual integradores.

— Con la omnipresencia de Internet y la facilidad con que los adolescentes comparten contenidos digitales, impedir su acceso al porno puede ser como intentar poner puertas al campo. ¿Hay modos efectivos de hacerlo, o esta es una batalla en gran medida perdida?

— No es una batalla perdida: sí hay medios para proteger a los niños y adolescentes de la exposición temprana a la pornografía. El principal es la educación sexual desde la infancia, a cargo de los padres y en coordinación con colegios y asociaciones. Además, se pueden emplear filtros de educación parental y medidas legales que los protejan de la exposición temprana e involuntaria.

Actualmente está pendiente en España la aprobación de una ley de medios audiovisuales que cumpla una directiva del Parlamento Europeo. Tal como se indica en el anteproyecto de ley, se han de tomar “las medidas necesarias para la protección de los menores en el servicio de intercambio de vídeos a través de plataforma respecto de los programas, los vídeos generados por usuarios y las comunicaciones comerciales audiovisuales que puedan perjudicar su desarrollo físico, mental o moral y, en todo caso, impedir el acceso a escenas que contengan violencia gratuita o pornografía”.

A muchos profesionales nos parece que la directiva, y su consecuente aplicación en cada Estado miembro, puede ser una buena oportunidad para que se regule el acceso a contenidos pornográficos, de forma que se proteja a los menores y se promueva una educación sexual integral y de calidad.