“Gracias al cáncer soy una persona distinta”

Historia publicada en el núm. 179 del semanario ALBA

04/09/2009 | Rosa Cuervas-Mons.

Durante décadas su voz ha llevado la actualidad deportiva a muchos hogares

José Mª García y Carmen García-Pumariño.
José Mª García y Carmen García-Pumariño.

españoles. Por eso, después de tantos goles, ojos al dato y saludos cordiales, resulta extraño escuchar a José Mª García hablar de sufrimiento, de superación y de prioridades vitales. Oír hablar de cáncer siempre es duro, pero el libro ‘Coraje frente al cáncer’,  del periodista Pablo Álvarez, revela, además del sufrimiento que conlleva esta enfermedad, historias de amor, de valor y de optimismo en las que la fe en Dios tiene mucho que ver. Testimonios de héroes anónimos y conocidos que confirman que, hoy en día, cáncer no es sinónimo de muerte.

La enfermedad de un periodista famoso

Fue en mayo de 2005. Una llamada telefónica le dio la mala noticia: tiene cáncer. José María García comenzó entonces una lucha encarnizada para superar la enfermedad. Dios, “que me ha dado una familia que no merezco”, su familia y el equipo médico fueron sus armas en la batalla. “Me operaron y me dieron quimioterapia y radioterapia. La quimioterapia fue terrible, terrible, terrible. Como si te pasara por encima un trolebús. (…) Cuando te dicen que tienes cáncer, se te cae el mundo encima. Lo que ocurre es que soy católico practicante y Dios me ayudó a reaccionar bien. (…)Me acompañaba mi familia. Si no llega a ser por ellos, no me doy la segunda tanda de quimioterapia”. El periodista deportivo describe así su experiencia con esta dura enfermedad, que asegura le ha convertido en otra persona. “Doy gracias a Dios porque me ha mandado el cáncer. Soy otro, lo que antes no tenía demasiada importancia ahora es vital”: un segundo de paz, de tranquilidad; todo cobra una importancia distinta, explica García, que agradece además que sus compañeros de profesión que conocían la noticia no publicaran nada, lo que le permitió vivir el proceso con mucha tranquilidad.

El testimonio de José María García, un héroe conocido, no es aislado. Como él, hay muchos héroes anónimos que han luchado contra la enfermedad con un optimismo casi increíble. Ellos, que se consideran parte de un club, saben mejor que nadie lo importante que es comprobar que al cáncer se le puede vencer. Ninguno de ellos sabía cuánto valor residía en su interior, pero todos coinciden al afirmar que la capacidad de sacrificio y de superación del ser humano es mucho mayor de lo que imaginamos.

Enferma de cáncer a los 15 años

Con 15 años se enteró de que tenía cáncer. Hoy, con 21, Carmen García-Pumariño estudia Derecho y quiere ser juez. Ahora celebra dos cumpleaños, el del día de su nacimiento y el aniversario de su curación. Sus principales apoyos en la lucha contra el cáncer fueron sus padres, su familia, sus amigas y la fe. “Siempre estuve convencida de que las cosas irían bien. Intenté dar ánimos a mis padres. Nunca lloré delante de ellos, ni ellos delante de mí. (…) Creo que el 60 por ciento del éxito es la mentalidad y el 40 por ciento el tratamiento“. “Mis amigos dicen que les ayudo a ver la vida de otra forma y eso da sentido a lo que pasé. Si ahora me dan a elegir entre haber tenido cáncer y no haberlo tenido,me quedo con la enfermedad“. Carmen -que descubrió que no se puede aplazar la felicidad sino ser feliz en el presente- vivió sus peores momentos cuando se dio cuenta de lo cerca que tenía la muerte. “Entonces sólo me quedó rezar. (…) Esto ocurrió cuando se murió el mejor amigo de mi padre a causa de los efectos de la quimioterapia. Otro día me di pena a mí misma y aprendí que lo peor en los enfermos de cáncer es la autocompasión”. Para luchar contra esta tentación de compadecerse de uno mismo, contra el avance de la enfermedad y contra el miedo al sufrimiento trabajan los psicólogos, médicos y enfermeras que pueblan los servicios de oncología. Ellos también libran su propia batalla, y su participación en el libro Coraje frente al cáncer pretende dar respuesta a los interrogantes de enfermos y familiares: ¿Cómo ayudar?, ¿es bueno conocer siempre el diagnóstico? En este sentido no caben las generalizaciones, pero todos afirman que el optimismo es esencial a la hora de plantar cara al cáncer.

Por eso, y aunque en el libro se recogen casos de enfermedades con desenlace fatal, se han destacado aquí dos historias con final feliz, dos victorias que puedan animar a los combatientes a ganar su particular batalla.

El Grupo Intereconomía ficha a Fernández de la Cigoña

El Grupo Intereconomía ficha a Fernández de la Cigoña como nuevo responsable de información religiosa de La Gaceta de los Negocios


El analista religioso Francisco José Fernández de la Cigoña se hará cargo a partir de ahora de la información religiosa en La Gaceta de los Negocios. Según ha sabido Religión Confidencial, el Grupo Intereconomía, nuevo propietario del rotativo, quiere reforzar especialmente los contenidos religiosos del periódico, y por ello ha fichado a uno de los más conocidos comentaristas de la actualidad religiosa en España. En la actualidad Fdez. de la Cigoña, conocido por su blog ‘La Cigüeña de la Torre’, que publica en Religión Digital, colabora también en Infocatólica y hasta hoy mismo en la Cadena Cope.

Polémico en muchas ocasiones y habitual de las excusivas religiosas, Francisco José Fernández de la Cigoña es abogado y licenciado en Ciencias Económicas y se dedica a la historia eclesial contemporánea.

A pesar de su marcado carácter económico, la información religiosa ha sido una de las señas de identidad de La Gaceta de los Negocios en los últimos años.

Otra de las decisiones tomadas por los nuevos propietarios de La Gaceta será convertir el semanario Alba en un suplemento del periódico que abordará cuestiones de familia, como ha venido haciendo hasta ahora.