Luisa consagró a la gente a Satanás

Luisa Lomeli

Ex Maestro de Feng Shui

Durante 15 años, la mexicana Luisa Lomeli fue maestra de Feng Shui, una variante New Age de la brujería china dedicada a armonizar supuestas corrientes de energía similares al Reiki pero, en lugar de en cuerpos, en espacios. Acosada por extraños acontecimientos, pronto se enteró de que Dios usó a otra bruja para su regreso a la fe.

Luisa Lomeli nació en una familia católica, recibió el bautismo, la comunión y fue a la escuela de acuerdo con su fe. Una vida que, como le explica a Jaime Duarte, fundador del Centro de Investigación New Age (CISNE), contrastaba con la ausencia de vida religiosa en su vida cotidiana.

Consagrar a las personas a Satanás

No le tomó mucho tiempo dar sus primeros pasos en el ocultismo y la Nueva Era. «Comencé con la programación neurolingüística, reiki, curación y me convertí en consultor de Feng shui sanando la tierra y las casas … Estaba totalmente en lo oculto», relata.

De hecho, fue una de las pioneras en introducir el Feng shui en México y una exitosa maestra de esta disciplina. Desde el principio fue reconocida como «una excelente bruja. Ella creía que estaba ayudando a las personas que acudían a ella, pero más tarde se enteró de que lo contrario era cierto. «No te imaginas que estás metiendo a la gente en cosas terribles: estás consagrando la casa y la gente a Satanás», advierte.

Durante años, el éxito aparente acompañó a Lomeli y a las brujas que la seguían, pero cuanta más influencia tenía, más «fracaso» sentía. «Gané mucho dinero que nunca pude disfrutar, porque Satanás te quita todo y te hace vivir en la miseria. A veces ni siquiera tenía suficiente para comer, todo era para viajar por todo el mundo y perfeccionar la técnica: me dio fama y dinero y [el demonio] se encargó de recogerlo todo de mí».

Sirviendo al diablo «sin control».

Luisa, cada vez más «contaminada» por lo que creía que eran energías negativas llegó a participar en un curso para lograr la clarividencia, donde a través de ciertos rituales podía «obtener poderes, ver más allá de la realidad y acceder al conocimiento» oculto.

En una de las sesiones fue víctima del llamado «síndrome kundalini», una dolencia que puede ir acompañada de brotes psicóticos, la sensación de entrar y salir de dimensiones sin control, escuchar voces o tener experiencias extrasensoriales, y también sintió hormigueo continuo.

Eso no sería nada comparado con lo que comenzaría a sucederle algún tiempo después. «Yo era una bruja […] Me contaminé por completo. Cuando toqué fondo dejé de trabajar, sufrí cosas terribles y a las 3:00 de la noche sentí que algo me atrapaba. Fui a ver a miles de brujas y chamanes, pero no pude encontrar a nadie que me sanara», dice.

Una bruja la llevó a la fe

Hundida, Luisa pidió consejo a otra bruja y ella le recomendó una «receta» para la curación: tenía que ir a la Iglesia y pedir que «se le impusieran los Evangelios en latín». Hacía años que no había abandonado todo lo relacionado con su fe, pero cuando entró recuerda haber sentido «paz y calidez».

«Fue algo impactante, no podía dejar de llorar y estaba muy feliz. Vi que la Eucaristía era un milagro y cuando terminó la Misa tuve miedo de dejar la Iglesia. Dios está realmente aquí», pensó.

Ese día permaneció horas en la iglesia, comenzó a ir a misa con frecuencia y más tarde aprendió a rezar el rosario, pero continuó con sus prácticas, cursos y materiales de la Nueva Era.

«Unos días más tarde volví a sentir hormigueo y cuando dije que pertenecía a la Iglesia, los demonios comenzaron a atacar. Me pasaron cosas horribles», explica.

Salir de la Nueva Era, casi imposible

Sólo entonces se dio cuenta de que había abierto puertas que nunca hubiera imaginado. «Cuando fui a confesarme, el sacerdote me envió un rosario que no tenía idea de cómo orar. [A partir de entonces] Rezaba siete rosarios al día, estaba en la iglesia toda la mañana y pasaba años con muchos exorcistas, pero poco a poco empecé a tener mi corazón en la Iglesia», dice.

También recuerda que durante su conversión comenzaron a sucederle «cosas terribles», que más tarde entendió como una forma del diablo de hacerle pensar que no tenía que continuar por ese camino.

Hoy, advierte continuamente desde su propio canal de YouTube y en las entrevistas que da para que nadie «se meta en eso, no hay salida». También se dirige a aquellos que, como ella, están considerando abandonar las prácticas ocultas y les aconseja que «saquen todas las cosas de la Nueva Era de la casa. Un año después lo tiré todo», dice.

Tras «un proceso sumamente doloroso» desvincularse de una vida dedicada al ocultismo y la brujería, Luisa advierte a sus seguidores que no empiecen a involucrarse en este tipo de prácticas y agradece «la recompensa de un Dios que no se deja conquistar por bendiciones», entre otras la conversión de su familia, el fin de sus ataques espirituales e incluso el trabajo que consiguió al quedarse sin ninguna dedicación como bruja y Feng. instructor de shui. Actualmente, se dedica al acompañamiento y consejería de familias desde la fe.

Rel

Halloween o Holy Wins

Por Jaime Velázquez

Resulta hasta gracioso ver a los niños, y otros no tan niños, disfrazarse en esta fecha e ir de puerta en puerta pidiendo“¿dulces o truco?”. Pues bien, nos hemos acostumbrado tanto a esta“celebración” que hay incluso quienes piensan que es un “Día de Muertos”   al estilo estadounidense. Pues no, no es así.

La palabra

Para comprender esta tradición que poco a poco se va arraigando en nuestra sociedad, es importante destacar el origen del Halloween. Empezaremos diciendo que la palabra “Halloween” tiene un origen católico, pues es una deformación lingüística de la frase «All Hallow’s   Eve» (Vigilia de todos los Santos) que conmemoraba la fiesta de Todos   los Santos, que desde el siglo IX se conmemora universalmente en la Iglesia   Católica en los días 1º de noviembre, por instrucción del Papa Gregorio IV.

Esta fiesta de víspera católica, a causa de las enfermedades, como la peste bubónica que mató casi a la mitad de la población   europea en el siglo XIV, se fue deformando en una sátira de la muerte misma,   de ahí que los franceses representaban figuras decorativas alusivas a nuestra propia mortalidad, ya sea mediante cuadro o caracterizaciones, dando lugar al hecho de que hoy los niños se disfrazan para salir a pedir dulces a las   calles. En aquellas épocas no se disfrazaban de momias o brujas, sino de   personajes famosos en cada sociedad.

¿Dulce o truco?

La costumbre de pedir dulces conlleva un origen aún   más perverso. Durante el siglo XVI, Inglaterra había adoptado el Anglicanismo   a causa de la lujuria del rey Enrique VIII, a quien el Papa Clemente VII le   negó una nulidad matrimonial con Catalina de Aragón, generando la ruptura de   la fidelidad religiosa.

A causa de esta ruptura y el surgimiento del anglicanismo, el pueblo católico   fue perseguido por casi 200 años, incluso estaba prohibida, bajo pena de   muerte, toda celebración religiosa católica. No sobra decir que durante esta   época, muchos católicos, sacerdotes, religiosos y laicos encontraron el   martirio.

Siendo el Rey de Inglaterra Jaime I, se descubrió un intento de asesinato en su contra por parte de católicos cansados de la opresión legal y religiosa. Para conmemorar este hecho, se fue haciendo costumbre en los primeros días del mes de noviembre, que jóvenes anglicanos, con máscaras, salieran a las   calles a exigir a los católicos que les entregaran cerveza y comida para celebrar el fallido intento de asesinato.

Estas costumbres emigraron y se arraigaron en las comunidades de colonos en América, pero no fue hasta el surgimiento del   mercantilismo que el Halloween tomó fuerza. Es a partir de la década de los   20’s del siglo pasado que se conmemoró por primera vez un desfile al estilo   Halloween en los Estados Unidos. Así que la fiesta, como la conocemos hoy,   tiene un origen reciente.

Satanismo

Comprendiendo el sentido anticatólico de la fiesta del Halloween, siendo una deformación de la víspera de la Fiesta de Todos los   Santos, aunado con el abuso de grupos religiosos contra los católicos, es que la Iglesia Católica siempre se ha pronunciado en contra de esta celebración,   no solo por su contenido histórico, sino por las corrientes de pensamiento   que en ella se ven involucradas.

La correspondencia entre el Halloween y el satanismo   no solo obedece al tipo de disfraces, sino a un verdadero sentido de   adoración satánica. El sumo sacerdote satanista Anton LaVey, quien además   escribió «La biblia satánica” decía que esa era la fiesta más importante   del satanismo. Como dato curioso, Anton Lavey murió en el hospital St. Mary   de Londres, un hospital católico, y su registro de fallecimiento es de fecha   31 de Octubre de 1997, aunque se especula con la veracidad de esta fecha.

Otras fiestas ocultistas y espiritistas tienen lugar   en todo el mundo en esta fecha, y ha sido adoptada como fecha principal en el   surgimiento de los cultos nuevos, como son la Wicca y la New Age. Y como ya   sabemos, eso solo es por simple superstición.

El culto a lo grotesco

La lógica nos lleva a pensar que entre más grotesco sea algo, menos atractivo debería ser para el ser humano, pues en este caso, resulta lo contrario. La sociedad actual se ve fuertemente atacada por el “culto a lo grotesco”. Entre más repulsivo sea, mejor.

Los efectos del mercantilismo, del consumismo y, por qué no decirlo, de la estupidez humana, nos llevan a dar un culto absurdo a lo grotesco. Y eso incluye muchos aspectos de nuestras vidas, no solo en el Halloween. Cada día nos vamos haciendo inmunes a lo repulsivo. Aspectos de la vida cotidiana como la sexualidad, la vestimenta, la cultura urbana, los   espectáculos, la música se van vaciando de la belleza, sustituyéndose por lo   grotesco, por la fealdad.

Y Halloween es el ejemplo perfecto de esta falsa   cultura. Pues entre más feo te veas, mejor; entre más repulsivo seas, mejor;   entre más violento luzcas, mejor. Celebramos a la maldad y la representamos   en nuestros propios hijos, como si de verdad quisiéramos que fueran zombies,   brujas, momias, asesinos o monstruos. Muchos dirán que es solo un disfraz y   solo piden dulces, sin embargo, les vamos inculcando una ideología de que lo   malo es permitido, es válido ser malo, aunque sea por un día. Eso es   relativismo puro, un relajamiento en la vida de la virtud, una nube en la   formación de la conciencia de nuestros hijos.

Padres de familia

Independientemente del origen y sentido de la fiesta del Halloween, deben considerar algo más próximo en riesgo. Deben tomar en cuenta que no es prudente que los niños anden por las calles tocando de casa en casa pidiendo dulces. Están al alcance de la mano de cualquiera que quiera   lastimarlos, o incluso introducirlos al mundo de las drogas. Aún si los acompaña un adulto, es una ocasión de riesgo que debe considerarse   seriamente.

Para los adolescentes y jóvenes resulta en una   atractiva ocasión para divertirse y no pocas veces, termina en excesos de   alcohol u otras sustancias, lo que puede ser otro factor de riesgo. La   recomendación es simple, no celebren Halloween, no tenemos motivo alguno para   hacerlo. Ni siquiera es fiesta nuestra, es importada de comunidades con un   pasado anticatólico y no ofrece un mensaje válido, es solo celebrar lo   grotesco.

Opción

En países como Chile y Francia, se pretende dar un   cambio radical a esta fiesta y darle un cauce más positivo, o mejor dicho, más cristiano: retomar el All Hallow’s Eve del siglo IX. En Chile, por ejemplo, se pretende celebrar “El día de la Primavera” y que los niños se   disfracen de ángeles, santos y princesas, dejando de la lado las caracterizaciones grotescas.

El Episcopado Francés ha lanzado desde hace varios años, una fuerte campaña de publicidad del verdadero y correcto sentido de la Víspera de la Fiesta de   Todos lo Santos Se pretende sustituir el Halloween por el Holy Wins (La Santidad Gana) de una forma creativa, dando auge a lo santo, a lo bueno, a lo limpio, a lo puro; y no a lo grotesco.

El Beato Juan Pablo II dijo con toda claridad:

«San Odilón deseó exhortar a sus monjes a rezar de modo especial por los difuntos.   A partir del Abad de Cluny comenzó a extenderse la costumbre de interceder   solemnemente por los difuntos, y llegó a convertirse en lo que San Odilón   llamó la Fiesta de los Muertos, práctica todavía hoy en vigor en la Iglesia   universal».

«Al rezar por los muertos -dice el Santo Padre-, la Iglesia contempla sobre todo   el misterio de la Resurrección de Cristo que por su Cruz nos obtiene la   salvación y la vida eterna. La Iglesia espera en la salvación eterna de todos sus hijos y de todos los hombres».

Vivir de manera correcta la celebración de la Víspera de la Fiesta de Todos los Santos solo nos puede traer como consecuencia una sola cosa, las Gracias Divinas por medio de la intercesión de Todos los Santos, a quienes rendimos honor y gloria por ceñir en ellos la corona de la victoria.

No celebres el Halloween, celebra el All Hallow’s Eve, como la iglesia lo ha venido haciendo desde hace 12 siglos. Vive y conoce tu fe.

El peligro de leer libros o ver películas de Harry Potter

Aquí puede ver temas que aparecen en todos los libros de Harry Potter.  Y … ¿podemos los católicos y cristianos permitir que nuestros hijos lean esta clase de material que casi seguramente los llevará a interesarse en el ocultismo y a practicar ellos mismos la brujería y la hechicería, tal como enseñan los libros de Harry Potter?

¿Realmente quiere usted que su niño desarrolle un interés en temas como los que se exponen a continuación?

1.    El Libro Habitual de Encantamientos, 2do. Grado

2.     Rompa con un Alma en Pena– La definición del Diccionario de un Alma en Pena: » es un espíritu femenino que en el folklore Gaélico [Brujería] se creía que anunciaba la muerte en la familia gimiendo y llorando fuera de la casa.»

3.     Vagando con Demonios Necrófagos– La definición del Diccionario de un Demonio Necrófago es la siguiente: 1.» Uno quién se deleita en lo que repugna, macabro, o asqueroso. 2.»Un ladrón de tumbas»; 3. «Un espíritu malévolo; espíritu del mal…o demonio que viola las sepulturas y se alimenta de los cadáveres». El verbo, «vagar», una vez definido, arroja aun más luz reveladora sobre la verdad de Harry Potter. La definición del diccionario es la de «vagar sin destino fijo o rumbo; ir en busca de placer o entretenimiento.» Por lo tanto, Harry Potter y sus amigos estaban en la Escuela de Hogwarts para aprender a «vagar en busca de diversión y entretenimiento en compañía de los demonios que violaban las sepulturas y se alimentaban de sus cadáveres»

4. Fiestas con Brujas- Definición del Diccionario de una bruja: «Una anciana que es repulsiva en apariencia; una bruja; una encantadora, hechicera; un demonio femenino. Dios prohíbe a Su pueblo que se ponga en contacto con brujos, hechiceros y demonios, bajo la pena de la Muerte como Castigo.  La Biblia nos dice:  “No se dirijan a los brujos ni a los que llaman a los espíritus; no los consulten, no sea que con ellos se manchen: ¡Yo soy Yavé! (Levitico 19, 31) y  “Si alguno se dirige a los que consultan a los espíritus o a los brujos para prostituirse con ellos, volveré mi rostro y lo eliminaré de su pueblo. Santifíquense, pues y sean santos, porque yo soy Yavé, el Dios de ustedes. Guarden mis preceptos y práctíquenlos…» (Levítico 20, 6-8)

5. Viajes con Duendes – Definición del Diccionario de un duende: «criatura sobrenatural … presentada de diversas maneras como un enano amistoso, algunas veces dañinas, otras como un gigante peligroso que vive en cuevas, o en las colinas, o debajo de los puentes.»

6. Excursiones con Vampiros – Definición del Diccionario de un vampiro: «…Cuerpo reanimado que se levanta de la tumba de noche para morder y luego chupar la sangre de las personas que están durmiendo.» ¡Así que, Harry Potter y sus compañeros de clases de Hogwarts asisten a una clase que les enseñará a tomar viajes con criaturas satánicas como éstas!

7. Paseando con Hombres lobos–Definición del Diccionario de un hombre lobo:«…persona transformada en lobo o capaz de asumir la forma de un lobo.» Esta transformación no es única en el Satanismo, sino que se hace únicamente en los niveles más avanzados de la Brujería. Las fuertes posesiones demoníacas se requieren igualmente. Este procedimiento se llama también «Cambio de Forma», y se hace con demonios que asumen otras formas a parte de la de lobo. Por cierto, ya es bien común este término y este hecho en otras películas.

8. Un Año con el Yeti– Definición del Diccionario de la palabra «Yeti»: «Abominable Muñeco de nieve».

Cuándo el cuarto libro de Harry Potter, Cáliz de Fuego, estaba a punto de ser introducido a la Venta, las personas en todo el mundo acudieron en masas para comprarlo; muchas librerías organizaron fiestas de Harry Potter, y animaban a los jóvenes de todas las edades a asistir a las fiestas vestidos con disfraces como se describe en uno de los libros de Harry Potter. Jóvenes de todas las edades en cantidades de miles vinieron a estas fiestas, vestidos con disfraces de brujos y magos. Sin embargo, las escenas más chocantes fueron aquéllas en que los jóvenes hacían fila para que les fuera tatuada la marca del rayo resplandeciente en medio de sus frentes, clara alusión a la MARCA DE LA BESTIA que, condena el Apocalipsis: “…Si alguno adora a la bestia y a su imagen y se deja macar la frente o la mano, tendrá que beber también el vino embriagante de Dios, que está preparado, puro, en la copa de su enojo. Será atormentado con fuego y azufre ante los santos ángeles y ante el Cordero. No hay reposo  ni  de día ni de noche, para los que adoren a la bestia, ni para quienes se dejan marcar con la marca de su nombre . El humo de su tormento se eleva por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 14, 9-11)

  La decisión final sobre si sus hijos lean o no a Harry Potter es suya. ¿Va usted  a permitir que sus hijos vayan a la Escuela de Magia y Brujería de Hogwarts con Harry Potter y sus amigos, para que descubran–aparte de otras cosas–como vagar con demonios necrófagos, saquear lapidas y comer carnes de cadáveres?

Ahora, cuando su hijo venga de la Escuela con una tarea para leer el liEl peligro de leer libros o ver películas de Harry Potterbro de Harry Potter y hacer un informe del mismo, usted ya tiene argumentos con que oponerse a que su hijo sea inducido hacia el ocultismo y en última instancia hacia el reino de satanás.