Que está por venir con la pandemia

más Incertidumbre, menos certezas, más resiliencia

Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular Universidad ISALUDBuenos Aires. Argentina.

No sabemos qué hacer, estamos confundidos, la incertidumbre supera el avance del conocimiento científico y el esfuerzo de los equipos, la inversión de los estados, los próximos doce meses definirán qué haremos dijo Anthony Fauci. No sabemos cuando una persona está completamente vacunada. Los títulos de anticuerpos bajan a los seis meses. ¿La inmunidad baja proporcionalmente o hay memoria inmunológica?. No será necesario investigar más esto, y concentrar los esfuerzos realizar vacunas contra las variantes de preocupación. Estas nuevas vacunas Con la tecnología de ARNm patentada por Pfizer y Moderna, pero que debería ser concesionada a los países que pueden multiplicar su fabricación. Producir vacunas con el componente antigénico de la cepa de preocupación que hoy son delta y omicron. Este es un posteo basado en un un trabajo publicado hoy en el JAMA que plantea estas controversias editorializadas. No saber qué hacer implica tener buena información centralizada, testear mucho más, vacunar rápidamente, aumentar la atención en las medidas no farmacológicas de aislamiento. Esperamos un Tsunami de contagios como dice la OMS.

La descripción de la imagen no está disponible.

Definir «completamente vacunado«

Algunos científicos creen que la evidencia muestra que las personas están completamente vacunadas después de solo 2 dosis y que los llamados refuerzos ahora recomendados para muchas personas en los Estados Unidos, el Reino Unido, Italia, Francia, Alemania e Irlanda logran poco más que «pulir la respuesta inmune de los afortunados», como Giovanna Borsellino, MD, PhD, profesora de inmunohematología en la Fundación Santa Lucía de Roma. Con el SARS-CoV-2 «galopando libremente» en países de bajos ingresos donde pocas personas han sido vacunadas, dijo, «esto es científicamente irresponsable y moralmente inaceptable». -Esto más que un concepto científico habla de que es una desigualdad injusta, porque los que tienen dosis en exceso se aplican un refuerzo, mientras que una parte importante de la humanidad no puede acceder. Como ocurre con muchos otros servicios de salud. Pero en este caso afecta, claramente la contención de la variante. Ya que las dos últimas cepas de preocupación una surgió en la India y la otra en Sudáfrica. Por la inmunización asimétrica de la humanidad.

Los miles de millones necesarios para pagar las vacunas de refuerzo para todos los adultos estadounidenses, según lo prometido por la administración Biden en agosto, podrían proporcionar un mayor rendimiento por el dinero si se gastan en otras políticas, como mejorar la aceptación de la vacuna entre 1 de cada 5 adultos estadounidenses que no han recibido una sola dosis o revender o donar dosis a países que no tienen suficientes primeras o segundas dosis para todos. como autores de la Escuela de Medicina de Harvard señalaron en un reciente artículo de opinión.

Pero algunos científicos argumentan que no se puede esperar que las primeras 2 dosis de las vacunas de ARNm COVID-19 proporcionen inmunidad duradera porque se administraron con solo 3 o 4 semanas de diferencia. La tercera dosis representa la finalización del régimen de vacunación primaria, no un refuerzo, según esta hipótesis.

«Cuando lanzaron las vacunas de 2 ARNm [ARN mensajero], las colocaron bastante juntas. Lo hicieron porque estaban en una situación desesperada. El problema con eso es que cuando se colocan tan juntas, no obtienes una protección duradera», explicó Peter Hotez, MD, PhD, en una entrevista. «Cuando dimos esas primeras 2 dosis tan juntas, básicamente nos compramos una vacuna de 3 dosis».

De acuerdo con la «Guía general de mejores prácticas para la inmunización»de los CDC, «como regla general, disminuir el intervalo entre las dosis en una serie de vacunas de dosis múltiples puede interferir con la respuesta y la protección de los anticuerpos». Hotez P señaló que la respuesta inmune se dispara más alto y más rápidamente después de una tercera dosis de vacuna de ARNm administrada 8 meses después de la segunda dosis que después de las primeras 2 dosis administradas con solo unas pocas semanas de diferencia. La incertidumbre, el avance de los casos, la mortalidad, la carencia de un tratamiento antiviral efectivo, y la necesidad de combatir la crisis económica desencadenada por el aislamiento, el lockdown, la disminución de la producción industrial, el cierre de fronteras, de los viajes, amenazó con causar más daño que la pandemia.

Sin embargo, es poco probable que las dosis anuales sean necesarias, dijo Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Baylor College of Medicine y codirector del Centro para el Desarrollo de Vacunas del Hospital Pediátrico de Texas. «Creo que hay una alta probabilidad de que podría ser 3 [dosis] y hecho».

Todo lo que se afirma, por el momento forma parte de un inventario de conocimientos que requieren más tiempo de comprobación.

Dado que los primeros participantes de ensayos clínicos recibieron vacunas contra el COVID-19 hace solo un año y medio, es difícil predecir cuánto tiempo durará la inmunidad que provocan. Sin embargo, la experiencia con otras vacunas y los estudios recientes que examinan la durabilidad de la respuesta inmune a las vacunas COVID-19 hasta ahora proporcionan sólo indicios.

Memoria larga

Uno de los principales argumentos para los refuerzos de la vacuna COVID-19 ha sido la observación de que los anticuerpos anti-SARS-CoV-2 disminuyen con el tiempo,lo que se ha visto con otras vacunas. Si bien los anticuerpos son relativamente fáciles de evaluar, los ensayos aún no están estandarizados, y los científicos aún no han determinado qué tan bajos pueden ir los títulos y aún así ser protectores, lo que se conoce como un correlato de inmunidad.

Además, los anticuerpos neutralizantes son solo 1 componente del sistema inmunológico. «Afortunadamente, el sistema inmunológico tiene múltiples capas de protección», dijo en una entrevista Akiko Iwasaki, PhD, inmunobióloga de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale y el Instituto Médico Howard HughesLos glóbulos blancos llamados células T y B de memoria se mantienen en guardia durante años, listos para montar una defensa, incluida la generación de anticuerpos, contra un antígeno en particular en caso de que alguna vez aparezca o reaparezca. Las células de memoria «se reclutan rápidamente en el sitio de la infección», explicó Iwasaki. «Responden rápidamente haciendo más clones de sí mismos, por lo que comienzan a defenderse».

Son esas células de memoria las que mantienen a las personas infectadas con SARS-CoV-2 fuera del hospital, anotó Paul Offit, MD, director del Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia.

«Para prevenir enfermedades graves, todo lo que realmente necesitas es memoria inmunológica. Si nos fijamos en las vacunas COVID, eso se está retrasando», dijo Offit, miembro del Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados de la FDA, que recomendó que la agencia autorice el uso de emergencia de los refuerzos de las 3 vacunas COVID-19 disponibles en los Estados Unidos. «Creo que la premisa para administrar dosis de refuerzo es aún débil».

El 19 de noviembre, la FDA autorizó ambas vacunas de ARNm como refuerzo para las personas de 18 años o más que han sido completamente vacunadas.

Gran parte de la evidencia de los disparos de refuerzo ha venido de Israel, el primer país en impulsarlos. «Las tasas de enfermedad comenzaron a bajar», anotó Offit. «Israel afirmó que era debido a sus impulsores». Sin embargo, señaló, las tasas de COVID-19 también habían comenzado a caer casi al mismo tiempo en los Estados Unidos, que aún no habían comenzado a ofrecer vacunas de refuerzo.

Un estudio reciente de Borsellino y sus coautores respalda a Offit. Los investigadores monitorearon las respuestas de células T y anticuerpos a la proteína espiga del SARS-CoV-2 en 71 trabajadores de la salud y científicos sanos durante un tiempo de hasta 6 meses después de recibir la primera de sus 2 dosis de la vacuna BNT162b2 (Pfizer-BioNTech) COVID-19.

El estudio encontró que la vacunación indujo una respuesta sostenida de las células T. «Creo que la respuesta celular inducida por las vacunas tiene todos los requisitos previos para durar mucho más de 6 meses», anotó Borsellino.

«Por supuesto, uno desearía tener títulos altos de anticuerpos esterilizantes para siempre, y este no es el caso de estas vacunas», agregó. «Pero los datos clínicos muestran claramente que la protección contra la enfermedad grave sigue siendo alta».

Ella y sus coautores ahora tienen datos de hasta 10 meses después de la primera dosis de la vacuna, lo que confirma una respuesta persistente de células T, dijo Borsellino. «Nuestros datos, y los de otros, se superponen con lo que se sabe de otras vacunas exitosas, incluso si no son para virus respiratorios».

Fuera de un estudio de investigación, no es posible que las personas vacunadas o sus médicos determinen con precisión si la inmunidad ha disminuido, a menos que se enfermen gravemente con COVID-19. La FDA ha autorizado el uso de emergencia de una serie de pruebas de anticuerpos, pero la agencia aconseja que no deben usarse para evaluar la inmunidad al SARS-CoV-2, especialmente después de la vacunación.

Y en marzo, la FDA autorizó el uso de emergencia de la prueba T-Detect COVID de Adaptive Biotechnologies para evaluar la respuesta de las células T en personas que sospechan que anteriormente podrían haber sido infectadas con SARS-CoV-2. Sin embargo, Adaptive Biotechnologies señala en su sitio web: «No se ha establecido la importancia clínica de un resultado positivo o negativo después de la vacunación contra covid-19, y el resultado de esta prueba no debe interpretarse como una indicación o grado de protección contra la infección después de la vacunación».

Como explicó Iwasaki, «No sabemos si un ‘sí’ [resultado positivo] significa que estás protegido o un ‘no’ [resultado negativo] significa que no estás protegido».

Aún así, Fauci insiste y mantiene la esperanza de la posibilidad de kits de prueba estandarizados en el hogar para medir los anticuerpos neutralizantes en una gota de sangre, dado que la tecnología ya existe. «No va a ser una ciencia perfecta», señaló, «pero creo que a medida que pase el tiempo, obtendremos mejores y mejores pruebas».

Grandes expectativas

Los datos emergentes muestran consistentemente que la efectividad de la vacuna contra las infecciones asintomáticas y leves por COVID-19 disminuye con el tiempo, aunque la protección contra la enfermedad lo suficientemente grave como para requerir hospitalización generalmente sigue siendo alta, señaló recientemente la Organización Mundial de la Salud.

«En general, no se encuentran personas en cuidados intensivos [con COVID-19] que hayan sido vacunadas», dijo en una entrevista Norman Baylor, PhD, ex director de la Oficina de Investigación y Revisión de Vacunas de la FDA. «Así que sabemos que las vacunas están funcionando».

Sin embargo, para muchas personas, la protección contra el COVID-19 grave no es lo suficientemente buena, una actitud que parece ayudar a impulsar la demanda de refuerzos.

Por supuesto, nadie quiere estar enfermo y faltar al trabajo, la escuela o las actividades sociales. Pero, dijo Offit, hay otra razón por la que las personas quieren evitar incluso el más leve de los síntomas de COVID-19: les preocupa desarrollar COVID prolongado, síntomas que persisten durante semanas o incluso meses después de la fase aguda de la enfermedad.

«Se puede contraer COVID durante mucho tiempo incluso por una infección leve», anotó Iwasaki. «Creo que el miedo es justificable».

Solo unos pocos estudios han investigado la probabilidad de que las personas vacunadas experimenten COVID durante mucho tiempo después de infectarse con SARS-CoV-2. Un estudio reciente de 1497 trabajadores de la salud en Israel que estaban completamente vacunados con BNT162b2 encontró que solo 39 de ellos habían documentado infecciones irruptivas por SARS-CoV-2, la mayoría con síntomas leves o sin síntomas. Sin embargo, 7 u 8 tenían síntomas que duraban más de 6 semanas, incluyendo una pérdida persistente del olfato, tos y fatiga.

Otro estudio reciente recopiló datos autoinformados de 8400 adultos comunitarios en el Reino Unido que habían confirmado la infección por SARS-CoV-2 después de su primera o segunda vacuna contra el COVID-19. En comparación con un grupo de control de individuos infectados no vacunados, los individuos infectados que habían tenido 2 dosis de vacuna tenían aproximadamente la mitad de probabilidades de experimentar síntomas durante 28 días o más. Los participantes del ensayo habían sido vacunados con BNT162b2, ARNm-1273 (Moderna) o ChAdOx1-S/nCoV-19 (AstraZeneca), que no está disponible en los Estados Unidos.

Y un estudio que utiliza las bases de datos electrónicas de atención médica del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) de los Estados Unidos, que se publicó el 15 de noviembre antes de que se completara la revisión por pares, encontró que entre las personas con COVID-19 confirmado, las que habían sido vacunadas tenían menos probabilidades que las que no lo habían experimentado secuelas posagudas, incluida la muerte. Sin embargo, entre las 16 035 personas vacunadas con COVID-19, incluidas las que no habían sido hospitalizadas durante la fase aguda, los riesgos de muerte y secuelas posagudas fueron leves pero no triviales, anotaron los autores. Mantener la efectividad de la vacuna mediante la optimización de los calendarios de vacunación y los refuerzos y el empleo de intervenciones no farmacéuticas como el enmascaramiento puede reducir las infecciones irruptivas y, por lo tanto, reducir el riesgo de COVID-19 prolongado, concluyeron los autores.

Aspirando a prevenir incluso los estornudos de la infección por SARS-CoV-2 pone el listón más alto para las vacunas COVID-19 que para otras vacunas, Iwasaki, Offit y Fauci estuvieron de acuerdo.

«Nunca le hemos pedido a las vacunas contra la influenza que hagan eso», dijo Fauci. «No se puede esperar que una vacuna lo proteja por completo de infectarse». Sin embargo, las personas hospitalizadas con influenza estacional eran menos propensas a experimentar cualquier tipo de secuelas que las personas vacunadas hospitalizadas con COVID-19, encontró el estudio de VA.

Los malos mensajes de salud pública que agrupan erróneamente las infecciones asintomáticas y graves no han ayudado a reducir las expectativas del público sobre las vacunas COVID-19, dijo Offit.

Por ejemplo, señaló que los informes de noticias sobre el juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh recientemente vacunado que recientemente dieron positivo por COVID-19 a menudo lo describieron como una infección «innovadora», lo que implica que la vacuna no había hecho su trabajo, a pesar de que era asintomático.

Y cuando el presidente Joe Biden dijo en un discurso del 18 de agosto que un refuerzo era la mejor manera de protegerse contra las variantes del SARS-CoV-2 que podrían surgir, «simplemente le dijo a la nación que no está completamente vacunado a menos que reciba una tercera dosis», dijo Offit.

¿Boosters vs Variants?

Algunos panelistas en las recientes reuniones del comité asesor de la FDA para discutir las terceras dosis de las vacunas COVID-19 mRNA-1273 y BNT162b2 cuestionaron por qué los fabricantes no consideraron actualizar sus llamados refuerzos para apuntar a la variante Delta, ahora responsable de prácticamente todas las infecciones por SARS-CoV-2 en todo el mundo, de la misma manera que las vacunas contra la influenza estacional cambian cada año.

En respuesta, la vicepresidenta sénior de Moderna, Jacqueline Miller, MD, dijo a los miembros del comité el 14 de octubre que su compañía está investigando vacunas dirigidas a variantes de SARS-CoV-2 en lugar del aislado de SARS-CoV-2 de tipo salvaje, u original de Wuhan-Hu-1. Por ahora, sin embargo, los refuerzos de ARNm-1273 y BNT162b2 son los mismos que las primeras 2 inyecciones (aunque la de Moderna es la mitad de la dosis), que se basan en la proteína espiga del SARS-CoV-2 de Wuhan-Hu-1.

Hasta ahora, sin embargo, las vacunas contra el SARS-CoV-2 parecen estar resistiendo a la variante Delta.

En un estudio reciente, Iwasaki y sus coautores analizaron el desarrollo de anticuerpos anti-SARS-CoV-2 y respuestas de células T en 40 trabajadores de la salud que habían recibido 2 dosis de la vacuna mRNA-1273 o BNT162b2. Algunos de los participantes tenían una infección previa por SARS-CoV-2.

Los investigadores recolectaron muestras de sangre de los participantes del ensayo 6 veces, desde antes de la vacunación hasta 98 días después de la primera dosis, y expusieron las muestras a 16 variantes diferentes del SARS-CoV-2, incluido Delta.

En general, la sangre de los trabajadores de la salud retuvo la capacidad de neutralización contra todas las variantes, aunque las muestras de individuos previamente infectados mostraron una mejor capacidad de neutralización en general que la sangre de individuos que nunca habían sido infectados.

Los hallazgos apuntan «a los refuerzos de la vacuna como una estrategia futura relevante para aliviar el impacto de las variantes emergentes en la actividad neutralizante de anticuerpos», escribieron Iwasaki y sus coautores.

La mayoría de las vacunas son de 2, 3 o 4 dosis y están hechas, a excepción de las vacunas contra la influenza y el tétanos y la difteria.

Los virus de la influenza cambian lo suficiente cada año como para requerir vacunas anuales contra la influenza (tenga en cuenta que no se llaman refuerzos) modificadas para atacar a las cepas circulantes. Y aunque la Organización Mundial de la Salud no recomienda los refuerzos contra el tétanos y la difteria, los CDC aconsejan obtenerlos cada década (un estudio de 2020, sin embargo, sugirió que los refuerzos contra el tétanos y la difteria son innecesarios).

MONOPOLY: Who Owns the World?

“Best Documentary Ever!”

Humanity’s leading voices in the fields of science, healthcare, law and journalism are speaking out. Listen to these heroes of humanity, who risk everything to inform you about what is truly happening in the world today.

“This is simply one of the top 5 most important videos ever produced and seen.”

“This is the shot that needs to be heard around the Globe!”

“Should be required viewing by all humans on earth.”

“What a brilliant documentary.”

“This is a brilliant piece of work.”

Heridas del seno materno

P. Francisco Javier Luzón

En la Biblia se habla de que “en el seno te consagré”, se reconoce la importancia del medio fetal. Puede haber heridas en la gestación. Y hay oraciones de sanación. El bebé se entera de todo de modo neurohormonal. Ahora los pediatras le están dando importancia a esto. Es importante la sanación del inconsciente. Renacer en el agua y en el Espíritu. Decirle a la Virgen: “Madre mía, vuelve a gestarnos”. Hay que hacer oración de sanación por parte del sacerdote.

13 min.

El costo financiero y humano del error médico

Realizado por el Betsy Lehman Center for Patient Security.

En las dos últimas décadas se han realizado progresos considerables en la mejora de la seguridad de la asistencia sanitaria de los pacientes. Gran parte de este trabajo ha sido realizado por hospitales en Massachusetts y en todo el país. Sin embargo, el error médico continúa causando cientos de miles de muertes y lesiones cada año en los Estados Unidos

Los eventos de seguridad prevenibles ahora ocurren en 115 de cada 1,000 hospitalizaciones,3 costando a los pagadores un promedio de $8,000 por admisión.

Para aumentar nuestro conocimiento sobre el impacto del error médico prevenible en Massachusetts, el Centro Betsy Lehman realizó dos estudios.

El primer estudio analizó el valor de un año de datos de reclamos de seguro de salud para contar el número de errores médicos en una variedad de entornos de atención médica utilizando casi 100 códigos de diagnóstico que estudios anteriores de Acerca de este informe han demostrado estar asociados con daños prevenibles para el paciente.

Luego midió el costo de los servicios de atención médica después del error.

El segundo estudio comenzó con una encuesta de muestra aleatoria de 5,000 hogares de Massachusetts que identificó a casi 1,000 personas que informaron haber experimentado un error médico en su propio cuidado o en el cuidado de un miembro del hogar o de una familia cercana en los cinco años anteriores. En una encuesta de seguimiento, 253 de estas personas compartieron información detallada sobre los impactos de esos errores y sobre la comunicación o el apoyo que recibieron de los proveedores de atención médica después de los errores.

En resumen, los proveedores de Massachusetts en todos los lugares donde se brinda atención médica enfrentan los mismos desafíos de seguridad del paciente que persisten en todo el país.

Este estudio descubrió casi 62,000 errores médicos, que fueron responsables de más de $ 617 millones en reclamos de seguro de atención médica en exceso en un solo año, solo superando el uno por ciento de los gastos totales de atención médica del estado para 2017.

Debido a que algunos de los tipos más comunes de errores (por ejemplo, errores de medicación y diagnóstico) no se pueden identificar de manera confiable utilizando datos de reclamos de seguro de salud, estas cifras subestiman tanto la incidencia total como el costo. De nuestras encuestas, aprendimos que muchas de las personas que reportan experiencias recientes con errores médicos están sufriendo daños conductuales, físicos, emocionales y financieros duraderos.

Las personas informan que han perdido la confianza en el sistema de salud y algunas evitan no solo a los médicos y las instalaciones responsables de sus lesiones, sino a la atención médica por completo. Además, la mayoría de los encuestados expresaron su insatisfacción con la forma en que sus proveedores de atención médica se comunicaron con ellos después de los errores.

Un hallazgo importante y prometedor es que en los casos en que los proveedores se comunicaron más abiertamente, los pacientes reportan menos daño emocional y evitan la atención médica. Los desafíos son grandes, pero también lo son las oportunidades de mejora, particularmente en Massachusetts. Además de presentar los hallazgos de la investigación, este informe propone una respuesta coordinada a través de la cual los proveedores, los legisladores y el público del Commonwealth pueden comenzar a acelerar la mejora de la seguridad y la calidad, y una vez más liderar a la nación en un desafío urgente de atención médica.

Las inversiones en la mejora de la seguridad en Massachusetts y a nivel nacional están marcando la diferencia, particularmente en los hospitales. A principios de este año, la Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica y los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) publicaron datos que muestran que nueve tipos de afecciones adquiridas en hospitales (HACs, por sus propios días) disminuyeron en casi un millón de casos entre 2014 y 2017, lo que significó más de 20.000 muertes en hospitales y un ahorro de $7.7 mil millones a nivel nacional.

En Massachusetts, una variedad de iniciativas colaborativas de mejora de la seguridad y la calidad están en marcha, por ejemplo, una red de innovación para la mejora de la salud dirigida por la Asociación de Salud y Hospitales de Massachusetts y una Red de Mejoramiento de la Calidad Perinatal y Neonatal administrada por March of Dimes. Las colaboraciones de aprendizaje anteriores han dirigido con éxito los riesgos de seguridad, como el sobre diagnóstico de las infecciones del tracto urinario, la comunicación de los resultados críticos de las pruebas y los errores de medicación.

Sin embargo, muchas fuerzas conspiran contra la implementación consistente y generalizada de los planes de seguridad y las mejores prácticas, incluyendo:

• Complejidad. La gran complejidad y el ritmo de la medicina moderna generan riesgos de seguridad nuevos y en evolución que exigen ciclos interminables y continuos de mejora. Las consecuencias de seguridad no deseadas de los registros médicos electrónicos19 son solo un ejemplo. A veces, los riesgos subyacentes no están dentro del control directo de los proveedores, por ejemplo, el etiquetado poco claro de los medicamentos o dispositivos por parte de los fabricantes.20

• Cultura. Tanto los proveedores como los pacientes han apreciado la habilidad individual, la autonomía y la responsabilidad sobre el trabajo en equipo y la estandarización necesarios para garantizar la seguridad en el sistema de atención médica actual.21,22 Y algunas prácticas y organizaciones médicas carecen de culturas de seguridad en las que cada miembro del personal se sienta responsable y facultado para hablar sobre los riesgos y los eventos adversos sin temor a represalias.19 ,23

• Prioridades contrapuestas. Los líderes del cuidado de la salud están lidiando con muchas presiones que compiten.24 Hacer de la seguridad una prioridad principal significa asumir la difícil tarea del cambio de cultura.25 Otras barreras pueden incluir la sensación de que los objetivos de seguridad ambiciosos son inalcanzables, o que la propia organización ya es tan segura como puede ser.

• Fundamento fáctico. Los sistemas actuales para detectar, informar y analizar eventos adversos y riesgos de seguridad no siempre producen suficientes datos significativos para informar suficientemente a los líderes de las organizaciones de atención médica o para guiar la mejora a nivel del sistema.19,23,26

 • Incentivos desalineados. En muchos casos, a los proveedores todavía se les paga no sólo por los servicios de atención médica que resultan en daños prevenibles, sino por los servicios adicionales requeridos por el daño.26 Además, el retorno de la inversión para implementar mejoras de seguridad a nivel de proveedor puede parecer demasiado poco confiable para los líderes ejecutivos y sus órganos de gobierno.

Lo que sabemos, y no sabemos, sobre el error médico en Massachusetts y por qué es importante

ESTIMACIÓN DEL COSTO ANUAL DE LOS OBJETOS EXTRAÑOS QUE QUEDAN EN EL CUERPO DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Se identificaron 262 pacientes en datos de reclamaciones con códigos de diagnóstico de objetos extraños retenidos.

¿A QUIÉN ENCUESTAMOS Y QUÉ SABEN SOBRE EL ERROR MÉDICO?

Los estudios muestran consistentemente que los pacientes y las familias son excelentes observadores del error médico. En algunos casos, son más propensos que sus médicos a detectar errores, y son correctos la mayor parte del tiempo cuando informan de errores. Pero son a menudo reacios a hablar para arriba o a presentarse por miedo de ofender a sus clínicos o por la creencia de que sus preocupaciones no serán tomadas seriamente o no harán una diferencia.36,37 encontramos que la mayoría de la gente está dispuesta a discutir sus experiencias cuando está preguntada. En la encuesta inicial, 736 de los 988 encuestados que nos dijeron que habían experimentado un error médico aceptaron ser contactados de nuevo para entrevistas en profundidad. De los 253 a los que pudimos llegar, todos eran mayores de 18 años, y los mayores tenían 91. Casi una cuarta parte de estas personas viven en hogares que ganan menos del 139% del nivel federal de pobreza; casi la mitad tenía ingresos iguales o superiores al 400% del nivel federal de pobreza. Más de uno de cada tres vive en un hogar donde alguien tiene un título universitario o avanzado de cuatro años. Más del 40% de los encuestados eran hombres y casi el 60% eran mujeres.

El grupo más numeroso nos habló de los errores que habían ocurrido a su cargo (33%). Otros nos hablaron de errores en el cuidado de sus padres (16%), hijos (15%), cónyuge (12%) y otros miembros de la familia (25%). Del 67% que dijo que el error le sucedió a un familiar o familiar, más de uno de cada cuatro (27%) fueron responsables de tomar decisiones sobre el cuidado de esa persona cuando ocurrió el error médico. Uno de cada tres (33%) los encuestados informaron haber experimentado múltiples errores médicos en los últimos seis años. Les pedimos a estas personas que se centraran en el único error que mejor recordaban al responder a las preguntas de nuestra encuesta. Dos nuevos estudios van más allá de los sistemas de notificación existentes para llenar vacíos importantes en lo que sabemos sobre los costos de los errores médicos “A veces, cuando las personas reciben atención médica, se cometen errores. Estos errores a veces no resultan en ningún daño; a veces pueden resultar en tratamiento adicional o prolongado, discapacidad o muerte. Este tipo de errores se llaman errores médicos”.

Usando un año de reclamos de los datos de APCD y Medicare del estado de 2013,32 identificamos 42,927 eventos de daños prevenibles que ocurrieron en entornos que brindan servicios cubiertos por seguro de salud, principalmente hospitales, centros de cirugía ambulatoria, consultorios médicos y hogares de ancianos.

Durante los 12 meses siguientes a cada error, también identificamos $ 518 millones en reclamos de seguro de salud en exceso asociados con el daño al paciente. Para varios eventos comunes de daños prevenibles que no se pueden identificar completamente en los datos de reclamos o que la metodología establecida no tuvo en cuenta —caídas, errores de medicación, infecciones por SARM y C. difficile— pudimos complementar las cifras de incidencia con datos parciales de estudios revisados por pares e informes de incidentes relacionados con ingresos hospitalarios,38-48 y aplicar otras estimaciones de costos establecidas para estas condiciones.49 Esto agregó 19,055 incidentes y $ 99 millones en costos excesivos a nuestro Cálculos. En general, encontramos 61,982 eventos de daños prevenibles y más de $ 617 millones en reclamos de seguro de salud en exceso, justo por encima del uno por ciento de los gastos totales de atención médica del estado.50 De los 98 tipos de errores que se pueden encontrar en los datos de reclamos, los 10 errores más frecuentes representan el 71% de todos los errores. Siete de los 10 errores más frecuentes también estuvieron entre los 10 errores más costosos. Nuestros hallazgos sobre los tipos más frecuentes de errores siguen un patrón similar al estudio nacional anterior en el que se basó, con siete de los errores más frecuentes que hacen las listas de los 10 mejores en ambos estudios.31 Tal alineación sugiere que no solo los proveedores de Massachusetts enfrentan muchos de los mismos desafíos de seguridad que sus contrapartes nacionales, sino que la metodología del estudio nacional es válida según se aplica a Massachusetts. Nuestros hallazgos de costos son, a su vez, reforzados por los resultados de nuestra encuesta a los residentes de Massachusetts. Casi dos tercios de los encuestados que informaron experiencia con errores médicos también informaron que el error resultó en una necesidad de atención adicional, incluidas estancias hospitalarias más largas, servicios de rehabilitación o visitas adicionales al médico.

LOS 10 ERRORES MÁS FRECUENTES

LOS ERRORES MÉDICOS TIENEN IMPACTOS DURADEROS EN LA SALUD FÍSICA LOS ERRORES MÉDICOS TIENEN IMPACTOS DURADEROS EN LA SALUD EMOCIONAL

El error médico también se asoció con impactos duraderos en la salud emocional. Entre los encuestados que informaron que el error ocurrió de tres a seis años antes de la encuesta, un tercio informó que todavía se siente ansioso, más de una cuarta parte sigue sintiéndose triste, enojado y poco más de uno de cada cinco dice que está deprimido. Los encuestados que informaron de un error tres a seis años antes también fueron los más propensos a sentirse como si hubieran sido abandonados o traicionados por los proveedores involucrados.

• TRANSPARENCIA

• CULTURA

• APRENDIZAJE DE LOS SISTEMAS DE SALUD

• APOYO A PACIENTES Y PROVEEDORES

  1. TRANSPARENCIA Construir la base fáctica a través de los datos es esencial para comprender los riesgos de seguridad del paciente, para permitir que los proveedores comparen el progreso y para la rendición de cuentas del sistema de atención médica. Sin embargo, nuestros sistemas actuales no están bien alineados con las necesidades de información de los proveedores, los pacientes y los responsables de la formulación de políticas.

VISIÓN: El panorama de la información de seguridad y calidad en Massachusetts permite el seguimiento y la tendencia de los riesgos clave de seguridad en todos los entornos de atención y apoya la mejora.

2. CULTURA El cambio sostenible puede ser impulsado por líderes ejecutivos y juntas que priorizan la seguridad y la calidad y adoptan prácticas de gestión y liderazgo basadas en la evidencia. Una cultura de seguridad del paciente prioriza la identificación de errores y cuasi-errores, y la implementación de mejoras en el sistema para prevenir daños futuros.

 VISIÓN: El liderazgo ejecutivo y los órganos de gobierno de las organizaciones de atención médica están informados y comprometidos en la mejora de la cultura y los resultados de seguridad

Cómo Massachusetts puede liderar el camino en la seguridad del paciente 4.

APOYO

Los médicos y el personal realizan un trabajo que puede tener un costo físico o emocional, especialmente en casos de eventos adversos e incluso violencia en el lugar de trabajo. Los pacientes y las familias también pueden verse afectados por eventos adversos en su atención. La comunicación abierta, el apoyo entre pares y otras mejores prácticas pueden mejorar el bienestar de los pacientes y del equipo de atención por igual. Sin embargo, pocas organizaciones de atención médica de Massachusetts han instituido programas integrales de apoyo.

VISIÓN: Los pacientes y las familias reciben apoyo después de eventos adversos; los trabajadores de la salud afectados por eventos adversos y el estrés y la violencia en el lugar de trabajo reciben la ayuda que necesitan. Los miembros del Consorcio incluirán asociaciones de proveedores de atención médica y sociedades profesionales de Massachusetts, planes de salud, grupos de investigación y defensa de la seguridad del paciente y agencias estatales de atención médica.

EL CONSORCIO DE SEGURIDAD Y CALIDAD DE LA ATENCIÓN MÉDICA DE MASSACHUSETTS …

• Establecer un foro para amplificar los esfuerzos de las muchas organizaciones cuya participación es necesaria para acelerar el progreso y apoyarlas en lo que están mejor situadas para hacer

• Proporcionar la columna vertebral administrativa necesaria para involucrar y apoyar a todas las partes interesadas públicas y privadas esenciales

• Identificar oportunidades para reintegrar la seguridad con iniciativas de mejora de la calidad en curso • Identificar oportunidades para adaptarse a la seguridad y sistemas de gestión y cultura de las mejores prácticas de seguridad de las industrias no relacionadas con la atención médica

• Facilitar la participación del estado en el Comité Directivo Nacional de Seguridad del Paciente

• Mantener la seguridad y la calidad en el ojo público

  • APRENDIZAJE DE SISTEMAS DE SALUD

Las organizaciones de atención médica se enfrentan a un ciclo continuo de riesgos persistentes y emergentes. Sin embargo, muchas organizaciones de atención médica, en particular los proveedores no hospitalarios, aún no han implementado un conjunto integral de sistemas de seguridad y prácticas de gestión. Estas estructuras fundacionales, así como las iniciativas de mejora dirigidas a riesgos específicos, pueden fomentarse a través de actividades de aprendizaje colaborativo que convoquen a organizaciones de pares e involucren a pacientes y familias. Sin embargo, actualmente no existe un sistema coordinado para garantizar que todos los proveedores tengan acceso a estas oportunidades o que estas actividades estén alineadas para lograr las prioridades de seguridad de Massachusetts.

VISIÓN: Los proveedores en todos los entornos de atención médica tienen un plan de seguridad del paciente y la capacidad de implementar y mantener la mejora. El papel de los pacientes y las familias en la seguridad es reconocido y aceptado.

Conclusion

Nuestra investigación muestra que, a pesar de las inversiones y ganancias de los últimos años, el error médico sigue siendo un desafío persistente en todos los entornos de atención médica, incluso en Massachusetts. El daño prevenible de estos errores impone costos significativos en el sistema de atención médica del estado e impactos físicos, emocionales y financieros duraderos en los pacientes y las familias. Pero las oportunidades para lograr un impacto medible están al alcance de la mano, y ahora es el momento de escalar estrategias probadas para acelerar la mejora de la seguridad en todo el estado. Nuestros hallazgos sobre los efectos atenuantes de la comunicación abierta sobre el daño emocional y la evitación de la atención médica sugieren fuertemente que tanto los pacientes como los proveedores se beneficiarían de la implementación de programas probados que facilitan conversaciones difíciles después de eventos adversos. Evitar que estos eventos ocurran en primer lugar requerirá un compromiso y una coordinación a largo plazo para garantizar que los principios de la cultura de seguridad y la alta confiabilidad se entretejen en el tejido de la prestación de atención médica en todos los entornos, desde hospitales hasta consultorios médicos, hogares de ancianos, centros de atención de urgencias y más. Massachusetts enfrenta los mismos desafíos que otros estados cuando se trata de la seguridad del paciente, sin embargo, nuestro liderazgo en investigación e innovación médica y nuestros logros en el ámbito de las políticas de salud nos hacen únicos. Esta dedicación y conocimientos, combinados con una historia de colaboración en desafíos apremiantes de atención médica, posicionan a Massachusetts como un modelo para la nación en materia de seguridad del paciente, también.

Respuestas inmunitarias contra las variantes del SARS-CoV-2

Tras la vacunación heteróloga y homóloga

Publicado por saludbydiaz

Los enfoques de vacunación basados en vectores virales y en ARNm actualmente aprobados contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) consideran solo la vacunación homóloga de primer impulso de toda campaña de vacunación, pero la aparición de efectos adversos por la administración de la vacuna de Astra Zeneca, llevó a la realización de una vacunación heteróloga, que no solo demuestra que es efectiva, sino que podría ser mas beneficiosa. estas experiencias que se deberían corroborar en pocas semanas en Argentina, abrirá una perspectiva más favorable en la posibilidad de combinar Astra Zeneca con Sputnik, cuyo segundo componente es difícil de elaborar y producir.

Después de los informes de eventos tromboembólicos, varios gobiernos europeos recomendaron usar ChAdOx1-nCov-19 (ChAd) de AstraZeneca solo en individuos mayores de 60 años, dejando a millones de individuos ya preparados para ChAd con la decisión de recibir una segunda inyección de ChAd o un impulso heterólogo con vacunas basadas en ARNm.

Sin embargo, tales combinaciones no se han probado hasta ahora.

Utilizamos la cohorte de profesionales de la salud covid-19 contact study de la Facultad de Medicina de Hannover para monitorear las respuestas inmunitarias preparadas por ChAd antes y 3 semanas después del refuerzo con ChAd(n = 32) o BNT162b2 de BioNTech/Pfizer(n = 55).

Aunque ambas vacunas aumentaron la inmunidad inducida, BNT 162b2 Biontech indujo frecuencias significativamente más altas de células T CD4 y CD8 específicas de picos y, en particular, altos títulos de anticuerpos neutralizantes contra las variantes B.1.1.7, B.1.351 y P.1 de preocupación del coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2.++

Principal

La primera vacuna aprobada contra el COVID-19 fue la vacuna de ARNm formulada por nanopartículas lipídicas BNT162b2 (Comirnaty, BNT), que fue desarrollada por BioNTech/Pfizer. Se demostró que la TNB era segura y 95% efectiva en la prevención de COVID-19 (ref. 1). Del mismo modo, ChAdOx1-nCov-19 (Vaxzevria, ChAd), una vacuna vectorizado por adenovirus de chimpancé deficiente en replicación desarrollada por la Universidad de Oxford en colaboración con AstraZeneca, tenía un perfil de seguridad aceptable, aunque con una eficacia algo menor del 70,4% contra el COVID-19 sintomático (ref. 2). Estos datos, junto con la eficacia de otras vacunas, incluidas las de Moderna3 y Johnson & Johnson4, aumentó la esperanza de un final rápido de la pandemia del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2).

Sin embargo, en la primera quincena de marzo de 2021, las vacunas con ChAd se detuvieron después de los informes de trombocitopenia moderada a grave y casos inusuales de trombosis en vacunas.5,7. Este nuevo síndrome, llamado trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna6 o trombosis con síndrome de trombocitopenia, parece ser inducida por anticuerpos dirigidos contra el factor plaquetario 4 que conducen a la activación plaquetaria8. A pesar de las preocupaciones, la Agencia Europea de Medicamentos concluyó que los beneficios de la vacunación con ChAd superan los riesgos potenciales para un individuo (https://www.ema.europa.eu/en/news/astrazenecas-covid-19-vaccine-benefits-risks-context; consultado el 17 de junio de 2021), y ChAd sigue siendo una herramienta valiosa contra el COVID-19. Sin embargo, muchos países recomendaron a los vacunados, que recibieron la primera dosis de ChAd, que tuvieran una vacuna de ARNm o que eligieran entre vacunas basadas en ChAd o en ARNm como segunda dosis (de impulso). Un informe inicial del Estudio Com-COV aleatorizado del Reino Unido sugirió una reactogenicidad más a corto plazo de los programas heterólogos de impulsos primario9.

Además, las mutaciones en la proteína espiga del SARS-CoV-2 conducen a variantes de preocupación (VoC) de rápida expansión, incluyendo las variantes B.1.1.7 (Alfa), B.1.351 (Beta), P.1 (Gamma, anteriormente denominadaS B.1.1.28.1) y B.1.617.2 (Delta)10, que suscitó preocupación por la contención de las variantes del SARS-CoV-2 a través de la vacunación. Los anticuerpos inducidos por las vacunas BNT y ChAd neutralizan eficientemente la variante B.1.1.7, y la neutralización de las variantes P.1 y B.1.351 parece reducirse11,12,13. Además, la vacunación contra el BNT ha demostrado ser aproximadamente un 13% y un 28% menos protectora contra el desarrollo de COVID-19 sintomático para las variantes B.1.1.7 y B.1.351, respectivamente.14. Del mismo modo, se ha informado de que la protección contra el COVID-19 sintomático después de la vacunación con ChAd se reduce ligeramente para la variante B.1.1.715, mientras que no se observó ninguna protección contra el COVID-19 leve a moderado causado por la variante B.1.35116. Queda por determinar si los regímenes heterólogos de primo-impulso pueden inducir respuestas inmunes iguales o incluso más fuertes contra las nuevas variantes virales en comparación con los regímenes homólogos de impulso primaria

Para analizar la eficacia del calendario heterólogo de vacunación de primer impulso, utilizamos nuestra cohorte de profesionales de la salud (HCPs) del Estudio de Contacto COVID-19 (CoCo, por sus, HCPs)17,18 y respuestas monitoreadas a los programas de tratamiento de la vacuna covid-19 homóloga y heteróloga (Métodos). A los vacunados HCP de la Escuela de Medicina de Hannover que recibieron una dosis de ChAd se les ofreció elegir entre las vacunas ChAd y BNT para una segunda dosis. Para determinar la inmunogenicidad de los regímenes inmunes homólogos y heterólogos, estudiamos 129 vacunas ChAd-preparadas sin la infección anterior SARS-CoV-2, de quienes 32 eligieron la energía homóloga y 55 eligieron la estimulación heteróloga. Para la comparación, se incluyó un grupo de 46 BNT/BNT vacunados con HCP. El calendario de vacunación y extracción de sangre se muestra en la Fig. 1a, con información demográfica adicional (edad y sexo) en la Fig. 1a–c. Un análisis retrospectivo reveló que el pico medio anti-SARS-CoV-2 IgG (anti-S IgG) e IgA había disminuido en un 42% y 66%, respectivamente, desde los títulos medios 30 d después de ChAd primo a poco antes de la estimulación, lo que es similar a las disminuciones en los individuos vacunados con BNT /BNT (Datos Extendidos Fig. 2a,b). En particular, encontramos niveles similares de anticuerpos Anti-S IgG e IgA en los grupos ChAd/ChAd y ChAd/BNT antes del booster, lo que indica que ambos grupos respondieron igual de bien después del cebado con ChAd

(Fig. 1b).1: Respuestas inmunitarias humorales más fuertes contra todas las variantes de SARS-CoV-2 después de la vacunación heteróloga chAd/BNT versus chad/chad homóloga.

Fig. 1

Después de la inmunización del aumentador de presión, las respuestas crecientes de IgG e IgA del anti-punto (s) fueron encontradas en ambos grupos. La vacunación heteróloga con ChAd/BNT llevó a un aumento significativo de 11,5 veces para la IgG anti-S(P < 0,0001) en comparación con un aumento de 2,9 veces después de la vacunación homóloga con ChAd(P < 0,0001) (Fig. 1b y Fig. 2cde Extended Data). Las diferencias en la IgG anti-S no fueron influenciadas significativamente por la edad o el sexo de los participantes (Datos Extendidos Fig. 2d). Se observaron cambios similares para la IgA anti-S (Fig. 1b),lo que indica mejores respuestas inmunitarias humorales después de la inmunización heteróloga de estimulación primo. Las concentraciones de IgG e IgA anti-S después de la vacunación con ChAd/BNT estaban dentro del rango de individuos completamente vacunados con BNT/BNT (Datos extendidos Fig. 2b y Datos extendidos Fig. 3a,b).

A continuación se determinó la frecuencia y el fenotipo de las células B portadoras de inmunoglobulinas unidas a la membrana específicas para la proteína espiga (Métodos y datos extendidos Fig. 4). Curiosamente, en muestras tomadas antes de la vacunación de refuerzo, las células B de memoria específicas de picos se pudieron detectar en solo el 53,1% (17/32) de los vacunados del grupo ChAd/ChAd y en solo el 43,6% (24/55) de los vacunados del grupo ChAd/BNT. Por otra parte, si está presente, las células B de memoria específicas del pico representaron solamente un raro (~0.003%) población de células B de sangre entera, sin diferencia significativa entre los grupos ChAd/ChAd y ChAd/BNT (Fig. 1c,círculos abiertos). Por el contrario, las células B de memoria específicas de picos aumentaron significativamente en todos los vacunas de los grupos ChAd/ChAd y ChAd/BNT después de la vacunación de refuerzo (Fig. 1c,puntos llenos). En contraste con las respuestas del anticuerpo anti-S, las vacunas heterólogas de ChAd/BNT y homólogas de ChAd/ChAd llevaron a la extensión de las células de B punto-específicas de la memoria a un grado similar. El aumento de las frecuencias de las células B de memoria específicas de espiga después de la inmunización de refuerzo, combinado con el aumento de las cantidades de anticuerpos específicos de pico, ponen de relieve la importancia de la vacuna de refuerzo para la protección completa contra la infección por SARS-CoV-2.

Para probar la actividad neutralizante de los anticuerpos inducidos por la infección o la vacunación, recientemente desarrollamos un ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA) basado en la prueba de neutralización del virus sustituto (sVNT)19. Adaptamos el sVNT para incluir proteínas spike de los B.1.1.7, P.1 y B.1.351 VoC(Métodos). Para validar estos nuevos ensayos, se aplicaron sueros de vacunas que habían sido recientemente probadas por su capacidad neutralizante, aplicando la prueba de neutralización del virus de la estomatitis vesicular (VSV) basada en la prueba de neutralización del virus (pVNT)12. Comparando los resultados obtenidos usando pVNT con los de los sVNTs recientemente desarrollados, observamos un alto grado de correlación entre ambos ensayos, con R2 valores que oscilan entre 0,50 y 0,69 (Datos extendidos Fig. 5). Estos hallazgos demuestran que el sVNT es adecuado para evaluar cuantitativamente la capacidad de neutralización de los anticuerpos inducidos por la vacunación, no solo contra la cepa de Wuhan, sino también contra las variantes B.1.1.7, P.1 y B.1.351 del SARS-CoV-2.

Aplicando ensayos de sVNT, encontramos que 81 de 88 participantes tenían anticuerpos neutralizantes contra la cepa de Wuhan en plasma previo al impulso. Por el contrario, los anticuerpos neutralizantes contra las variantes B.1.1.7 (17/88), P.1 (12/88) y B.1.351 (5/88) fueron menos frecuentes (Fig. 1d y Fig. 6de Extended Data). A las 2-3 semanas después de la inmunización de refuerzo, las frecuencias y títulos de anticuerpos neutralizantes contra la cepa de Wuhan aumentaron en los grupos ChAd/ChAd y ChAd/BNT, con títulos que alcanzaron valores más altos en este último grupo (Fig. 1d y Fig. 6de Extended Data). Las diferencias entre el ChAd y la vacunación de refuerzo BNT se hicieron aún más evidentes al analizar la capacidad de neutralización de los anticuerpos inducidos contra el VoC. En el grupo ChAd/ChAd, la inmunización de refuerzo aumentó la neutralización de la variante B.1.1.7 en algunos individuos, pero no mostró ningún efecto contra las variantes P.1 y B.1.351 (Fig. 1d y Extended Data Fig. 6). Por el contrario, la inmunización de refuerzo con BNT indujo anticuerpos neutralizantes a altas frecuencias contra todos los VoC analizados. En el grupo ChAd/BNT, todos los participantes tenían anticuerpos neutralizantes contra las variantes B.1.1.7 y P.1, y todos menos dos participantes también tenían anticuerpos neutralizantes contra la variante B.1.351 (Fig. 1d y Extended Data Fig. 6). En el grupo ChAd/BNT, la capacidad de neutralización post-boost fue más alta contra la cepa wuhan, seguida de la variante B.1.1.7 y menos eficiente contra las variantes P.1 y B.1.351 (Fig. 1d y Extended Data Fig. 6). En conjunto, estos datos indican que la inmunización de refuerzo llevó a un aumento de anticuerpos neutralizantes en ambos grupos de vacunación y que la vacunación de refuerzo de BNT heteróloga indujo eficientemente anticuerpos neutralizantes contra todos los VoC probados.

Además de las respuestas inmunitarias humorales, también se analizaron las frecuencias y fenotipos de las células T específicas de espigas(Métodos y datos extendidos Fig. 7). Las frecuencias de células T CD4 específicas de espiga en muestras de sangre recogidas antes de la vacunación de refuerzo fueron significativamente más altas para ambos grupos de vacunación en comparación con los péptidos MNE (control) o DMSO solos (Fig. 2a y Fig. 8de Extended Data). No se encontraron diferencias significativas entre los grupos ChAd/ChAd y ChAd/BNT (Fig. 2a,círculos abiertos). Después de aumentar, las frecuencias para las células T CD4 específicas de espiga aumentaron en ambos grupos y fueron significativamente más altas en el grupo ChAd / BNT (Fig. 2a,puntos llenos). El mismo efecto fue observado para las células de T punto-específicas CD8. Estas células estaban presentes en frecuencias similares en ambos grupos antes de impulsar y aumentaron de frecuencias después de impulsar. De nuevo, el impulso con BNT indujo frecuencias más altas que el impulso con ChAd (Fig. 2b,puntos rellenos). En cuanto a la distribución de células T CD8 específicas de espiga productoras de interferón (IFN)-γ o factor de necrosis tumoral (TNF)-α, la aplicación de ambas vacunas de refuerzo condujo a un aumento en la proporción de células productoras de ambas citoquinas simultáneamente (Fig. 2c). El aumento significativo en las células T productoras de IFN-γ específicas de espiga en el grupo ChAd/BNT pero no en el grupo ChAd/ChAd fue confirmado por la medición de citoquinas en sobrenadantes después de la estimulación del péptido spike SARS-CoV-2 (Fig. 2d).++++

figure2

Debido a la abrupta recomendación de varios gobiernos europeos de suspender el uso de ChAd en la población joven y de mediana edad, se creó una situación única en la que se aplicaron regímenes de vacunación heterólogos de primer impulso a pesar de la falta de información disponible sobre los aspectos de inmunogenicidad y seguridad.

Este estudio proporciona penetraciones en el resultado inmunogénico de protocolos homólogos y heterólogos de la vacunación con dos vacunas: BNT y ChAd. La comparación cabeza a cabeza de los vacunados preparados con ChAd que recibieron una inmunización de refuerzo de ChAd o BNT reveló que ambos regímenes mejoraron las respuestas inmunitarias humorales y celulares.

Aunque esta configuración no permitió la aleatorización de los participantes, y somos, por lo tanto, incapaces de excluir completamente los factores de confusión, nuestro estudio reveló que el grupo impulsado con BNT mostró respuestas inmunes significativamente más fuertes que el grupo impulsado con ChAd.

Las respuestas de la célula de T CD4 y CD8 dirigidas contra los epítopos de la proteína del punto eran más altas en frecuencias, y las células produjeron más IFN-γ sobre el reestimulación. Asimismo, el grupo impulsado con BNT desarrolló títulos más altos de anticuerpos anti-spike de la proteína de las subclases de IgG y de IgA, y estas diferencias no fueron influenciadas perceptiblemente por edad o sexo. Cabe señalar que estos anticuerpos fueron altamente eficientes en la neutralización de los tres VoC probados en el presente estudio.

Anteriormente se informó que los vacunados inmunizados con BNT/BNT también desarrollan anticuerpos neutralizantes contra el VoC++20.

Confirmamos estos hallazgos en el presente estudio utilizando datos de los participantes de la cohorte del Estudio CoCo que también fueron inmunizados con BNT/BNT. Nuestros datos indican que los individuos vacunados con BNT/BNT y vacunados con ChAd/BNT desarrollan anticuerpos neutralizantes en grados similares de 2 a 3 semanas después de la vacunación de refuerzo. Asimismo, las inmuno respuestas del grupo de ChAd/ChAd estaban en la gama de resultados divulgados anterior11,12,13,21. Aunque habría sido interesante caracterizar también inmuno respuestas en una cohorte de la gente inmunizada con BNT/ChAd, tales individuos no estaban disponibles a nosotros. Queremos acentuar que nuestros datos obtenidos en HCPs sobre todo sanos y relativamente jóvenes no se pueden generalizar a la gente mayor o a los grupos pacientes específicos. Otra limitación de nuestro estudio es que no pudimos probar la actividad neutralizante contra la variante Delta y recopilar datos sobre seguridad y reactogenicidad después de la vacunación.

Se necesitan estudios prolongados, idealmente incluyendo criterios de valoración clínicos, para caracterizar aún más las respuestas inmunitarias no solo en cohortes heterólogamente inmunizadas. Será de particular importancia examinar la actividad neutralizante contra la nueva VoC, como la variante Delta, y cuánto tiempo se mantienen las respuestas inmunitarias protectoras, tanto en individuos que tienen un riesgo elevado de desarrollar COVID-19 grave como en individuos que son conocidos por montar respuestas inmunitarias deterioradas.

métodos

Participantes

Los participantes para este análisis fueron del Estudio CoCo (Registro Alemán de Ensayos Clínicos, DRKS00021152), que comenzó en marzo de 2020 y es un estudio observacional en curso, prospectivo y que monitorea la inmunoglobulina IgG anti-SARS-CoV-2 y las respuestas inmunitarias en 1.493 HCP en la Escuela de Medicina de Hannover y en individuos con contacto potencial con el SARS-CoV-2 (refs. 18,22). An amendment from December 2020 allowed us to study the immune responses after COVID-19 vaccination. According to German regulations, HCPs were prioritized for SARS-CoV-2 vaccination, and HCPs at Hannover Medical School received first doses of either the BNT vaccine after 6 January or the ChAd vaccine after 16 February 2021. In general, booster vaccination took place approximately 21 d after BNT prime and 2–3 months after ChAd prime. Booster vaccination of ChAd-primed HCPs started on 3 May 2021, and individuals could choose to receive either ChAd or BNT for second vaccination. We assumed that about 25% of all ChAd-primed vaccinees would opt for a homologous booster. The power calculation, performed with G*Power (v3.1.9.6), determined that a sample size of 30 individuals in each arm is sufficient to detect clinically meaningful differences within each group, assuming that spike protein-specific IgGs double from first vaccination (mean, 95 relative units (RU) ml−1, with an s.d. of 113 RU ml−1) y cuando se utiliza una prueba tpareada de dos colas para las diferencias entre medias con una potencia del 95% y un nivel de significancia del 1%. Sobre la base de los cálculos anteriores y una tasa de pérdida esperada de seguimiento del 10%, se invitó a 130 vacunas preparadas con ChAd de la cohorte del Estudio CoCo a donar sangre antes de que comenzara su impulso a principios de mayo de 2021. La programación de las citas para la vacunación fue coordinada por un equipo de vacunación independiente de acuerdo con la disponibilidad de la vacuna. Después del consentimiento informado por escrito, se obtuvieron muestras de sangre periférica por venopunción. Por orden de llegada, realizamos nuestro análisis estadístico formal una vez que al menos 30 individuos en cada brazo habían recibido una vacuna de refuerzo y habían pasado el día 13 después del refuerzo. Excluyeron a un individuo con la infección anterior SARS-CoV-2, según lo determinado por IgG positivo de la nucleocápsis anti-SARS-CoV-2 (NCP) antes de vacunas. Los participantes eran 25% hombres y 75% mujeres, con una edad media de 38 años (rango 19-64 años) y, por lo tanto, representativos de todas las vacunas del Estudio CoCo (72% mujeres, 28% hombres; edad media 40 años, rango 19-67 años). Después de la recolección de sangre, separamos el plasma de la sangre de EDTA o heparina de litio (S-Monovette, Sarstedt) y lo almacenamos a −80 °C hasta su uso. Para la estimulación con piscinas peptídicas de SARS-CoV-2, se utilizó sangre completa o células mononucleares de sangre periférica (PBMCs) de muestras de sangre entera aisladas por centrifugación de gradiente de Ficoll.

pVNT

Los pVNTs se realizaron en la Unidad de Biología de Infecciones del Centro Alemán de Primates en Göttingen como se describió anteriormente12. Brevemente, las partículas pseudotipadas rabdovirales se produjeron en células 293T transfectadas para expresar la variante deseada de SARS-CoV-2-S inoculada con VSV*DG-FLuc, un vector del virus de la estomatitis vesicular deficiente en replicación (VSV) que codifica para la proteína fluorescente verde mejorada y la luciferasa de luciferasa (FLuc) en lugar de la proteína VSV-G (amablemente proporcionada por Gert Zimmer, Instituto de Virología e Inmunología, Mittelhäusern, Suiza). Las pseudopartículas producidas se recogieron, se eliminaron de los desechos celulares por centrifugación y se almacenaron a −80 °C hasta su uso. Para los experimentos de neutralización, se mezclaron e incubaron volúmenes iguales de partículas pseudotipadas y muestras de plasma inactivadas por calor (56 °C, 30 min) diluidas en serie en medio de cultivo durante 30 min a 37 °C. Posteriormente, las muestras, junto con las partículas pseudotipadas no expuestas al plasma, se utilizaron para experimentos de transducción. El ensayo se realizó en placas de 96 pozos en las que las células Vero fueron inoculadas con las respectivas mezclas de partículas/plasma pseudotipadas. La eficacia de la transducción se analizó a las 16-18 h después de la inoculación midiendo la actividad de FLuc en células lisiadas (Cell Culture Lysis Reagent, Promega) utilizando un sustrato comercial (Beetle-Juice, PJK) y un luminómetro de placa (Hidex Sense Microplate Reader, Hidex) con el software Hidex Sense Microplate Reader (v0.5.41.0).

serología

Se determinó la serología de IGG SARS-CoV-2 por ELISA cuantitativo (dominio de proteína espiga anti-SARS-CoV-2 S1/dominio de unión a receptores (RBD) IgG SARS-CoV-2 QuantiVac, Euroimmun) de acuerdo con las instrucciones del fabricante (dilución 1:400 o 1:600). Proporcionamos niveles de anticuerpos expresados en RU ml−1 evaluado a partir de una curva de calibración, con valores superiores a 11 RU ml−1 definido como positivo. Se realizaron mediciones anti-SARS-CoV-2 S1 spike protein domain IgA o anti SARS-CoV-2 NCP IgG según las instrucciones del fabricante (Euroimmun) y se expresaron cantidades de anticuerpos como relación IgA (densidad óptica (OD) dividida por calibrador). Usamos un AESKU. LECTOR (AESKU. GROUP) y el software Gen5 versión 2.01 para su análisis.

sVNT para variantes del SARS-CoV-2

Para determinar los anticuerpos neutralizantes contra el pico de Wuhan, el B.1.1.7-spike (Alfa), el P.1-spike (B.1.1.28.1; Gamma) y las variantes de B.1.351-spike (Beta) de SARS-CoV-2-S en plasma, modificamos nuestro sVNT recientemente establecido19. En este ensayo, el receptor soluble para el SARS-CoV-2 —la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2)— se une a placas de 96 pocillos a las que se pueden unir diferentes RBDs purificados etiquetados de la proteína espiga del SARS-CoV-2 una vez añadidos al ensayo. El atascamiento es revelado más a fondo por un anticuerpo peroxidasa-etiquetado de la anti-etiqueta y una cuantificación colorimétrica. La preincubación de la proteína espiga con suero o plasma de pacientes convalecientes o vacunas impide la posterior unión a ACE2 en diversos grados, dependiendo de la cantidad de anticuerpos neutralizantes presentes. En detalle, las placas Maxisorp 96F (Nunc) fueron recubiertas con proteína hACE2-Fc (IgG1) soluble recombinante a 300 ng por pozo en 50 μl de tampón de recubrimiento (30 mM Na2co3, 70 mM NaHCO3, pH 9,6) a 4 °C durante la noche. Después del bloqueo con hACE2-Fc (IgG1), las placas se lavaron con PBS, 0,05% Tween-20 (PBST) y se bloquearon con el diluyente de ensayo BD OptEIA durante 1,5 h a 37 °C. Mientras tanto, las muestras de plasma se diluyeron en serie tres veces a partir de la 1:20 y luego se preincubaron durante 1 h a 37 °C con 1,5 ng de espiga recombinante de SARS-CoV-2 RBD de la cepa wuhan (Trenzyme), la variante B.1.1.7 (N501Y; Alfa), la variante B.1.351 (K417N, E484K, N501Y; Beta) o la variante P.1 (K417T, E484K, N501Y; Gamma) (los tres últimos de SinoBiological), todos con una C-terminal His-tag. El diluyente del ensayo BD OptEIA fue utilizado para preparar la muestra del plasma así como las diluciones del RBD. Después de la preincubación con RBDs de espiga sars-CoV-2, se dieron muestras de plasma en las placas MAXISORP ELISA recubiertas de hACE2 durante 1 h a 37 °C. Sars-CoV-2 espiga RBDs pre-incubadas con tampón sólo sirvió como controles negativos para la inhibición. Las placas se lavaron tres veces con PBST y se incubaron con un anticuerpo conjugado conjugado con peroxidasa de rábano picante (HRP) (clon HIS 3D5, proporcionado por Helmholtz Zentrum München) durante 1 h a 37 °C. El anticuerpo sin encuadernado fue quitado por seis lavados con PBST. Una señal colorimétrica fue desarrollada en la reacción enzimática de HRP con el substrato cromogénico 3,3′,5,5′-tetramethylbenzidine (CONJUNTO DEL REACTIVO DEL SUBSTRATO DE BD OptEIA TMB). Un volumen igual de 0,2 M H2así que4 se añadió para detener la reacción, y las lecturas de absorbancia a 450 nm y 570 nm se adquirieron utilizando un lector de microplacas SpectraMax iD3 (Dispositivos moleculares) utilizando el software SoftMax Pro versión 7.03. Para cada pocillo, el porcentaje de inhibición se calculó a partir de los valores de OD después de la resta de los valores de fondo como: Inhibición (%) = (1 − Valor de OD de la muestra/Valor promedio de RBD OD de SARS-CoV-2 S) × 100. Los títulos neutralizantes de sVNT se determinaron como la dilución con reducción de unión > media + 2 s.d. de valores de una piscina plasmática que consistía en tres muestras de plasma pre-pandemia.

Piscinas de péptidos de proteína SARS-CoV-2

Pedimos 15 aminoácidos (aa)-largo y 10 aa-superpuestos péptidos que abarcan toda la longitud de SARS-CoV2-Spike (-S) (total 253 péptidos), -Membrana (-M) (total 43 péptidos), -Nucleocápsido (-N) (total 82 péptidos) o -Envoltura (-E) (total 12 péptidos; el péptido no. 4 no se pudo sintetizar) de GenScript. Todos los péptidos liofilizados se sintetizaron con una pureza superior al 95% y se reconstituyeron a una concentración de 50 mg ml−1 en DMSO (Sigma-Aldrich), excepto nueve péptidos superpuestos SARS-CoV2-S (nos. 24, 190, 191, 225, 226, 234, 244, 245 y 246), dos para SARS-CoV2-M (nos. 15 y 16), uno para SARS-CoV2-N (no. 61) y los 12 péptidos SARS-CoV2-E que se disolvieron a 25 mg ml−1 debido a problemas de solubilidad. Todos los péptidos en las existencias de DMSO se almacenaron a −80 °C hasta que se utilizaron.

Ensayo de reestimulación de células T

Los PBMCs, aislados usando un gradiente de Ficoll, fueron resuspended en una concentración de 20 × 106 células por ml en medio RPMI completo (RPMI 1640 (Gibco)) suplementadas con 10% de FBS (GE Healthcare Life Sciences), piruvato de sodio de 1 mM, 50 μM de β-mercaptoetanol y 1% de estreptomicina-penicilina (todo Gibco). Para el estímulo, las células fueron diluidas con volúmenes iguales de piscinas del péptido que contenían la S-proteína o la mezcla de M, de N- y de E-proteínas. Las piscinas del péptido fueron preparadas en RPMI completo que contenía brefeldin A (Sigma-Aldrich) en una concentración final de 10 μg ml−1. En la mezcla final, cada péptido tenía una concentración de 2 μg (~1,2 nmol) ml−1, a excepción de los péptidos SARS-CoV2-S 24, 190, 191, 225, 226, 234, 244, 245 y 246, los péptidos SARS-CoV2-M 15 y 16 y el péptido SARS-CoV2-N 61, que se utilizaron a una concentración final de 1 μg ml−1 debido a problemas de solubilidad. Como control negativo, estimulamos las células con DMSO, utilizadas en volumen máximo correspondiente a la cantidad de DMSO en piscinas peptídicas (igual al 5% de DMSO en volumen medio final). En cada experimento, utilizamos células estimuladas con forbol-12-miristato-13-acetato (Calbiochem) e ionomicina (Invitrogen) a una concentración final de 50 ng ml−1 y 1.500 ng ml−1, respectivamente, como control positivo interno. Las células se incubaron durante 12-16 h a 37 °C, 5% de CO2. Después del lavado, las células fueron resuspended en el almacenador intermediario de los MACS (PBS complementado con el 3% FBS y 2 milímetros EDTA). La unión a anticuerpos no específicos se bloqueó mediante la incubación de muestras con suero de ratón al 10% a 4 °C durante 15 min. A continuación, sin lavado, una mezcla de anticuerpos anti-CD3-AF532 (UCHT1; nº 58-0038-42, lote nº 2288218; Invitrogen; 1:50), anti-CD4-BUV563 (RPA-T4; núm. 741353, lote n.º 9333607; BD Biociencias; 1:200), anti-CD8-SparkBlue 550 (SK1; no. 344760, lote no. B326454; BioLegend; 1:200), anti-CD45RA (HI100; no. 740298, lote no. 0295003; BD Biociencias; 1:200), anti-CCR7 (G043H7; no. 353230, lote no. B335328; BioLegend; 1:50), anti-CD38 PerCP-eF710 (HB7; no. 46-0388-42, lote no. 2044748; Invitrogen; 1:100) y Zombie NIR Fixable Viability Kit (no. 423106, lote no. B323372; BioLegend) fue agregado. Después de la tinción durante 20 minutos a temperatura ambiente, las células se lavaron antes de que se fijaran y permeabilizaran (nº 554714, BD Biosciences) de acuerdo con el protocolo del fabricante. Después, los cytokines intracelulares fueron manchados usando anti-IFN-PE-Cy7 (B27; no. 506518, no de la porción. B326674; BioLegend; 1:100), anti-TNF-AF700 (Mab11; no. 502928, lote no. B326186; BioLegend; 1:50) y anti-IL-17A-BV421 (BL168; no. 512322, lote no. B317903; BioLegend; 1:50) durante 45 min a temperatura ambiente. El exceso de anticuerpos se lavó y se adquirieron células en un citómetro de flujo espectral Cytek Aurora (Cytek) equipado con cinco láseres que funcionaban a 355 nm, 405 nm, 488 nm, 561 nm y 640 nm. Todos los datos de citometría de flujo se adquirieron utilizando la versión 2.2.0 de SpectroFlo (Cytek) y se analizaron con FCS Express 7 (Denovo).

Análisis citométrico de flujo de células B específicas de espiga

Los leucocitos totales fueron aislados de sangre entera usando erythrolysis en la solución del cloruro de amonio 0,83%. Las células aisladas se lavaron, contaron y resuspendieron en PBS y se tiñeron durante 20 minutos a temperatura ambiente con una mezcla de anticuerpos que contiene anticuerpos enumerados en la Fig. 4 de Extended Data junto con la proteína spike-mNEONGreen (5 μg por reacción; la producción se describirá en otra parte). Después de un lavado, las muestras fueron adquiridas en un citómetro de flujo espectral, y los datos fueron analizados según lo descrito arriba.

Cuantificación de la liberación de IFN-γ y TNF-α

A continuación, se estimularon 0,5 ml de sangre completa con las partes seleccionadas por el fabricante del dominio SARS-CoV-2 S1 de la proteína espiga durante un período de 20-24 h. Se llevaron a cabo controles negativos y positivos de acuerdo con las instrucciones del fabricante (Ensayo de liberación gamma de interferón SARS-CoV-2 (Euroimmun)). Después de la estimulación, los sobrenadantes se recogieron después de la centrifugación y se examinaron mediante el kit LEGENDplex (BioLegend) de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Los datos de mediciones duplicadas se adquirieron con un citómetro de flujo LSR II (BD Biosciences) utilizando el software FACSDiva versión 8.0.1 de BD y se analizaron con el software LEGENDplex Data Analysis Software Suite, Gen5 versión 2.01.

10 principales errores y peligros de medicamentos a partir de 2020

Este boletín para los que trabajamos en seguridad de pacientes es un clásico de citación y lectura obligatoria. Con el Dr. Fabían Vitolo co dirigimos la Diplomatura en seguridad de Pacientes: UNIVERSIDAD ISALUD. Siempre nos referimos a esta publicación. En seguridad tecnológica y de medicamentos. Este años la sexta versión comienza en Julio. Siempre renovada, modificando los contenidos y la bibliografía año tras año, para renovar nuestro compromiso. Convocar a los mejores en esta disciplina, e intercambiar con las personas de todo el país.

El final de 2020 marcó un hito importante para ISMP al celebrar 25 años de publicación de este boletín, ¡la Alerta de Seguridad de Medicamentos ISMP! Cuidados Agudos, cada 2 semanas. Su disposición a reportar voluntariamente errores y peligros de medicamentos a ISMP, y a utilizar proactivamente la información que publicamos en el boletín de noticias para prevenir errores y peligros similares, nos motiva e inspira ya que, juntos, seguimos aprendiendo sobre las causas de los errores de medicación y cómo prevenirlos.

Reflexionando sobre nuestro año más reciente de publicación de boletines informativos, ISMP ha identificado los 10 principales errores y peligros de medicamentos (Tabla 1) que aparecieron en la Alerta de seguridad de medicamentos ISMP! durante 2020. 

La lista no se basa únicamente en los problemas notificados con mayor frecuencia o en aquellos que han causado las consecuencias más graves a los pacientes, aunque se consideraron estos factores. En su lugar, identificamos errores y peligros que han sido persistentes y que se pueden evitar o minimizar con cambios en el sistema y la práctica. Sabemos que ha sido un año extremadamente difícil para los proveedores de atención médica dada la actual pandemia de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). Dos de los 10 principales errores y peligros de medicamentos están estrechamente asociados con la pandemia: errores con las vacunas COVID-19 y peligros asociados con el posicionamiento de las bombas de perfusión fuera de las habitaciones de los pacientes con COVID-19. Además de los dos peligros relacionados con la pandemia, creemos que las otras ocho cuestiones merecen atención y prioridad en el próximo año.

Tabla 1. Los 10 principales errores y peligros de medicamentos de 2020

1Prescribir, dispensar y administrar opioides de liberación prolongada (ER) a pacientes con opioides ingenuos
2No utilizar bombas de perfusión inteligentes con sistemas de reducción de errores de dosis (DERS) en entornos perioperatorios
3Errores con oxitocina
4Peligros asociados con el posicionamiento de las bombas de perfusión fuera de las habitaciones de los pacientes con COVID-19
5Errores con las vacunas COVID-19
6Uso del método de verificación retrospectivo y proxy “syringe pull-back” durante el compuesto estéril de farmacia
7Combinar o manipular productos estériles disponibles comercialmente fuera de la farmacia
8Pérdida de medicamentos en el tubo al administrar infusiones de pequeño volumen a través de un conjunto de administración primaria
9Errores de ruta incorrecta (inyección intraespinal) con ácido tranexámico
10Uso de abreviaturas, símbolos o designaciones de dosis propensas a errores
  1. Prescribir, dispensar y administrar opioides de liberación prolongada (ER) a pacientes con opioides ingenuos

La prescripción inadecuada de opioides de ER a pacientes ingenuos con opioides ha causado graves daños y la muerte. ISMP, así como la Administración de Alimentos y Medicamentos de estados Unidos (FDA, por susnos, por susnos) han advertido a los profesionales sobre este conocido problema durante décadas. Sin embargo, la prescripción inadecuada de opioides sigue ocurriendo, a menudo debido a un déficit de conocimiento sobre los peligros asociados con la prescripción de opioides de ER a pacientes ingenuos con opioides y/o no comprende la diferencia entre opioides-nóveto y tolerante a opioides. Por ejemplo, en 2020, ISMP publicó varios nuevos informes relacionados con la prescripción de parches Fenta NYL a pacientes opioides- ingenuos, ancianos, a veces para tratar el dolor agudo o debido a una “alergia” codeína que era una intolerancia a medicamentos menores. Los parches de FentaNYL solo se deben recetar a pacientes tolerantes a opioides para el manejo del dolor lo suficientemente intenso como para requerir un tratamiento opioide diario, las 24 horas del día y a largo plazo. Esto es tan crítico para la seguridad que, en 2018, ISMP pidió la eliminación de la prescripción de parches fentaNYL a pacientes opioides-ingenuos y / o pacientes con dolor agudo en nuestras mejores prácticas de seguridad de medicamentos dirigidos para hospitales. En 2020, esta Mejor Práctica se incorporó a una nueva Mejor Práctica para verificar y documentar el estado opioide del paciente (ingenuo vs. tolerante) y el tipo de dolor (agudo vs. crónico) antes de prescribir y dispensar opioides de ER.

Para ello, ISMP recomienda primero establecer definiciones para pacientes opioides- ingenuos y tolerantes a opioides (por ejemplo, siguiendo las definiciones de inserción del paquete fentaNYL), y luego desarrollar e implementar un proceso estándar para recopilar y documentar el estado opioide de cada paciente y el tipo de dolor (si el dolor está presente). Los sistemas de entrada de pedidos deben establecer por defecto la dosis inicial y la frecuencia más bajas al iniciar pedidos de opioides de ER, y se deben construir alertas interactivas para confirmar la tolerancia a los opioides al prescribir y dispensar opioides de ER. Distinguir entre alergias verdaderas e intolerancias a medicamentos al recopilar información sobre alergias. Elimine el almacenamiento de parchesfenta NYL en gabinetes dispensadores automatizados (ADC) o como stock unitario en lugares clínicos donde se trata principalmente el dolor agudo (por ejemplo, en el departamento de emergencias [ED], quirófano, unidad de cuidado post-anestesia, áreas de procedimiento). Nuestra encuesta de 2020 mostró un bajo cumplimiento de muchas de estas recomendaciones.

  1. No utilizar bombas de perfusión inteligentes con sistemas de reducción de errores de dosis (DERS) en entornos perioperatorios

Nuestras Directrices actualizadas (2020) para optimizar la implementación segura y el uso de bombas de infusión inteligentes recomiendan el uso de bombas inteligentes con DERS en toda la organización, incluso en entornos perioperatorios, para todas las perfusiones (incluidas las soluciones hidratantes) y dosis de bolo/carga. Sin embargo, el uso de bombas inteligentes con DERS por parte de los proveedores de anestesia en entornos perioperatorios es limitado debido a barreras y desafíos únicos. Una barrera común para el uso óptimo de bombas inteligentes con DERS en entornos perioperatorios es que puede que no haya una clara expectativa del liderazgo para que los proveedores de anestesia utilicen bombas inteligentes con DERS. Muchos proveedores de anestesia no entienden las capacidades de las bombas inteligentes, incluidas las capacidades de carga/dosis de bolo. Los proveedores de anestesia también pueden sentir que los límites de dosis/infusión suaves y duros establecidos en la bomba son inaceptables, a menudo porque no se han incluido al construir la biblioteca de anestesia/medicamentos perioperatorios. En muchas organizaciones, las bombas inteligentes se utilizan en el quirófano utilizando un ajuste de “modo de anestesia”. Sin embargo, la organización puede no entender que, en algunas bombas, los ajustes de “modo de anestesia” reducen todas las paradas duras a paradas blandas, lo que permite modificaciones fáciles de los límites de dosificación /concentración que nunca deben ser desviados.

El liderazgo debe establecer claramente que se espera el uso de bombas inteligentes con un DERS comprometido en entornos perioperatorios para todas las perfusiones y dosis de carga/bolus (excepto cuando la tasa de solución hidratante es mayor de lo que permite la bomba). Involucrar a los proveedores de anestesia al construir la biblioteca de bombas inteligentes. Cuando sea posible, implementar límites duros superiores e inferiores para dosis de medicamentos, concentraciones, tasas de perfusión, y dosis de carga / bolo, y restringir el uso de bombas en “modo de anestesia” si afecta a la individualización de los límites de perfusión. Exigir a los proveedores de anestesia que utilicen la función de bolo (si está disponible) con límites duros para dosis catastróficas, y no permita la administración de dosis de bolo aumentando la tasa de la perfusión. La educación práctica sobre cómo utilizar bombas inteligentes con DERS, incluida la función de dosis de bolo, junto con las evaluaciones de competencias deben implementarse para todos los proveedores de anestesia. Se alienta a las organizaciones a analizar los datos de la bomba para comprender cualquier barrera al uso eficaz de bombas inteligentes con DERS en el entorno perioperatorio.

  1. Errores con oxitocina

En 2020, isMP llevó a cabo un análisis de los errores de oxitocina,muchos de los cuales causaron hiperestimulación del útero, que puede resultar en angustia fetal, ruptura uterina, o una cesárea de emergencia. Lamentablemente, se han notificado algunas muertes maternas, fetales y neonatales. Más de un tercio de los errores notificados se asociaron con viales similares y confusión de etiquetas. Por ejemplo, los viales genéricos de oxitocina y PITOCIN de la marca son similares a los viales de ondansetron de varios fabricantes, que tienen tapas verdes. Varios errores recientes de dosificación de 10 veces fueron causados por la confusión de etiquetas con viales de oxitocina de 1, 10 y 30 ml (Fresenius Kabi). Las etiquetas muestran prominentemente “10 unidades USP/ml”, con el volumen total en el vial en la parte inferior de la etiqueta, haciendo que el personal piense que sólo había 10 unidades en total en cada vial. Algunos errores de prescripción fueron causados por la selección de la droga incorrecta en las pantallas de entrada de pedidos al buscar utilizando sólo las primeras letras de un nombre de medicamento (por ejemplo, “OXY10” para la oxitocina frente aCODONEoxi ; “PIT” para Pitocina vs PITRESSIN [marca de vasopresina descontinuada]). Ocasionalmente, las órdenes verbales de “Pitressin” eran malinterpretados como Pitocin y dispensados, o viceversa. Los errores de administración a menudo estaban relacionados con etiquetas incompletas u omitidas en soluciones de oxitocina preparadas por enfermeras, lo que a menudo conducía a intercambios de bolsas de perfusión. Se notificaron numerosos errores en los que se mezcló una bolsa de oxitocina con una infusión de líquido hidratante o magnesio.

Para evitar errores de oxitocina, exija a los prescriptores que utilicen al menos cinco letras de un nombre de medicamento al buscar sistemas electrónicos. Evite las infusiones de oxitocina preparadas para enfermeras y, en su lugar, tenga oxitocina dispensadora de farmacia en bolsas etiquetadas listas para administrar en concentraciones estandarizadas. Asegúrese de que las etiquetas del vial de oxitocina (y la perfusión premezclada) sean claras con respecto a la cantidad de medicamento por volumen total. Utilice la tecnología de escaneo de códigos de barras al almacenar ADC y al preparar y administrar infusiones. Infunda todas las soluciones de oxitocina a través de una bomba de infusión inteligente con un DERS comprometido. Deseche inmediatamente las bolsas de perfusión de oxitocina descontinuadas.

  1. Peligros asociados con el posicionamiento de las bombas de perfusión fuera de las habitaciones de los pacientes con COVID-19

Durante la pandemia COVID-19, algunos hospitales han colocado bombas de infusión fuera de las habitaciones de los pacientes CON COVID-19 para conservar el equipo de protección personal (EPP), reducir la exposición del personal y mejorar la capacidad de escuchar y responder a las alarmas de las bombas de manera oportuna. Esto se ha logrado mediante el uso de conjuntos de extensiones. La longitud y el diámetro interno del tubo de extensión larga pueden afectar el volumen de líquido necesario para el cebado, los caudales y el tiempo que tardan los medicamentos y las soluciones en llegar a un paciente. Las dosis involuntarias de bolo de medicamento que quedan en el conjunto de extensión se pueden administrar a un paciente al lavar el tubo largo. Las alarmas de oclusión pueden retrasarse a caudales bajos o volverse excesivas a caudales altos. El tubo de extensión larga (y los cables eléctricos) pueden suponer un peligro de tropiezo y enredarse y desconectarse. El escaneo de códigos de barras del paciente y el medicamento puede ser más difícil, y ciertos componentes de un doble control independiente pueden llegar a ser difíciles o imposibles en algunas situaciones.

Aunque reconocen que esto no es ideal, los hospitales deben sopesar el riesgo frente al beneficio de colocar las bombas de perfusión fuera de las habitaciones de los pacientes con COVID-19. Si se ha tomado la decisión de localizar bombas fuera de las habitaciones, la planificación y reevaluación periódica del proceso es una necesidad. Un informe especial de ECRI puede ayudar a guiar la selección y el uso de conjuntos de extensión larga para este propósito e incluye otros factores (por ejemplo, viscosidad de fluidos) que deben tenerse en cuenta. Realice rondas periódicas de la bomba de perfusión en el pasillo para verificar la precisión de los líquidos y medicamentos que infunden, así como los ajustes de la bomba. Además, compruebe que el tubo no esté desconectado o que se pueda tropezar. Desarrollar un proceso temporal que permita que algunos componentes de escaneo de códigos de barras y/o controles dobles independientes se produzcan antes de la administración del medicamento. Por ejemplo, debido a que las enfermeras no pueden escanear el código de barras en la banda de identificación del paciente, algunos hospitales fijan el nombre del paciente, la fecha de nacimiento y un código de barras en la bomba o polo intravenoso (IV) ubicado fuera de la habitación. Al final de la pandemia o cuando las bombas ya no se encuentran en los pasillos, descontinúe las medidas de identificación temporal y haga que el personal vuelva a los procesos de verificación vigentes antes de la pandemia.

  1. Errores con las vacunas COVID-19

Los resultados del análisis de los recientes errores de la vacuna contra la gripe (gripe) se pueden utilizar para prevenir errores durante las campañas de vacunas COVID-19 que comenzaron en diciembre de 2020. Entre los factores que contribuyen comúnmente a los errores de vacunación contra la gripe que también podrían ser un factor de riesgo para las vacunas COVID-19 se incluyen: nombres de vacunas similares, etiquetas y envases; almacenamiento no estimado del refrigerador/congelador; errores de mezcla/dilución; barreras de comunicación con los pacientes; no comprobar/documentar la administración en el sistema de información sobre inmunización (IIS); excursiones de temperatura; y la imposibilidad de utilizar tecnologías como el escaneo de códigos de barras durante las inmunizaciones masivas.

También revisamos los primeros errores de vacuna COVID-19 notificados voluntariamente a ISMP desde mediados de diciembre de 2020. Numerosos errores de dilución con la vacuna Pfizer-BioNTech han llevado a sobredosis cuando se utilizó muy poco diluyente, a menudo 1 ml en lugar de 1,8 ml. En un caso, los pacientes recibieron todo el contenido del vial sin diluir. En una clínica, los pacientes recibieron inyecciones intramusculares (IM) de casirivimab de Regeneron (anticuerpo monoclonal) en lugar de la vacuna Moderna debido a la etiquetación vaga del anticuerpo monoclonal, que incluía un nombre en clave de producto, no el nombre establecido. Se notificaron vacunas desperdiciadas por programación ineficiente o “no shows”, al igual que la administración de la vacuna a pacientes menores de lo indicado. Se notificaron algunas reacciones alérgicas. (Véase también el informe de seguridad [a la derecha] sobre los errores de vacuna COVID-19.)

Al planificar campañas de vacunación COVID-19, asegúrese de que los lugares de vacunación tengan suficiente espacio para evaluar a los pacientes antes de la vacunación, observarlos después de la vacunación y tratar a los pacientes que experimentan una reacción, todo mientras se mantienen el distanciamiento social y otras medidas pandémicas. Proporcionar a los vacunadores una hoja informativa para la vacuna o vacunas que se están utilizando y verificar su competencia con respecto al almacenamiento y preparación de vacunas, la evaluación del paciente, la identificación del lugar de inyección de vacunas adecuado,la administración y el tratamiento de emergencia de la anafilaxia. Asegúrese de que el proceso de programación de la vacuna incluya un sistema confiable para confirmar las citas. También establecer un proceso estándar para tratar con las dosis sobrantes al final del día. Si es posible dentro del plazo para la estabilidad de la vacuna, pida a la farmacia que verifique el número de vacunas necesarias cada día y dispensar jeringas predibujadas y etiquetadas de la vacuna. Utilice jeringas/agujas de bajo volumen muerto para extraer tantas dosis como sea posible de los viales de la vacuna. En todos los lugares de vacunación, prepárate para tratar inmediatamente una reacción alérgica.

  1. Uso del método de verificación retrospectivo y proxy “syringe pull-back” durante el compuesto estéril de farmacia

En nuestra encuesta de 2020 sobre los sistemas y prácticas de compuestos estériles de farmacia,sólo la mitad de los encuestados informaron que siempre es fácil identificar con certeza qué medicamentos, diluyentes y volúmenes se utilizaron al verificar la preparación de preparaciones estériles compuestas (CSP). Los encuestados con la menor confianza en el proceso de verificación citaron debilidades en el método de verificación de “extracción de jeringa” de proxy de postproducción obsoleto. Con este método, se inyecta un ingrediente de la jeringa en el recipiente final, y luego el émbolo se retira a la cantidad de la jeringa que se inyectó. Es esta jeringa “retirada” la que se comprueba para determinar la exactitud de la cantidad inyectada. Es posible que no se detecten errores si la jeringa no refleja la cantidad real añadida o si la jeringa no está asociada con el envase correcto. ISMP ha recibido múltiples informes de errores dañinos o fatales, principalmente la preparación de la concentración/fuerza incorrecta o el uso del producto/diluyente incorrecto, que estaban específicamente relacionados con un sistema de verificación fallido utilizando el método de “retroceso de la jeringa”.

En 2016, nuestras mejores prácticas de seguridad de medicamentos dirigidos para hospitales introdujeron una recomendación para realizar una verificación independiente para garantizar que los ingredientes y volúmenes adecuados se hayan preparado antes de su adición al contenedor final. Específicamente, la Práctica Recomendada requiere la eliminación de los métodos de proxy para verificar los ingredientes CSP, incluido el método de “extracción de jeringas”. En su lugar, la mejor práctica recomienda el uso de tecnología para ayudar en el proceso de verificación (por ejemplo, escaneo de códigos de barras, verificación gravimétrica, robótica, software de flujo de trabajo IV) para evitar errores que no se detectarían con el método de “retroceso de jeringas”. En 2020, isMP amplió el alcance de esta práctica recomendada a todos los CSP eliminando un requisito mínimo para realizar una verificación independiente previa para medicamentos de alta alerta y CSP para pacientes de alto riesgo y vías de administración y alto riesgo. Hoy en día, instamos a las organizaciones a eliminar el método de verificación de “retroceso de jeringas” y a llevar a cabo una verificación independiente de todos los ingredientes de CSP antes de su adición al contenedor final.

  1. Combinar o manipular productos estériles disponibles comercialmente fuera de la farmacia

Nuestra reciente encuesta de 2020 sobre la mezcla fuera de la farmacia mostró que esta práctica propensa a errores ocurre a menudo durante situaciones de emergencia, en su mayoría sin capacitación formal, y que hay desviaciones y desafíos de procedimiento significativos asociados con la práctica que contribuyen al riesgo. Los encuestados nos dijeron que los medicamentos para empujar por vía intravenosa, las perfusiones intermitentes intravenosas, las inyecciones de IM y las perfusiones continuas intravenosas eran los inyectables estériles más frecuentes preparados fuera de la farmacia, principalmente por enfermeras, proveedores de anestesia y médicos. Casi la mitad de los encuestados nos dijeron que no han sido entrenados formalmente para esta compleja tarea. Las mayores preocupaciones expresadas por los encuestados fueron la falta de espacio, apresurarse a través del proceso de preparación, los problemas de etiquetado, la mezcla por memoria, las interrupciones y distracciones, y las preocupaciones sobre la esterilidad y la precisión. Casi un tercio de los encuestados estuvo al tanto de los errores asociados en el último año, en particular los errores de preparación.

Utilice los resultados de esta encuesta para provocar discusiones internas sobre la necesidad de limitar la preparación de mezclas fuera de la farmacia tanto como sea posible y cómo aumentar el uso de productos preparados por la farmacia y el fabricante, listos para usar. Si su organización no participó en esta encuesta, puede descargarla haciendo clic aquí,realizarla internamente y revisar los resultados para identificar sus vulnerabilidades y establecer un plan de mejora. Su objetivo para 2021 debe ser reducir significativamente la necesidad y la frecuencia de la mezcla fuera de la farmacia.

  1. Pérdida de medicamentos en el tubo al administrar infusiones de pequeño volumen a través de un conjunto de administración primaria

Cuando un paciente tiene un dispositivo de acceso vascular (por ejemplo, bloqueo salino) sin una solución primaria continuamente infundida y compatible, las perfusiones intermitentes de pequeño volumen (50 a 100 ml) a menudo se administran utilizando un conjunto de administración primaria más largo (a través de la bomba o la gravedad) conectado directamente al dispositivo de acceso vascular del paciente. Esto puede conducir a una infradosificación significativa porque el volumen residual restante en el conjunto de administración primaria puede no administrarse al paciente. Los conjuntos de administración primaria contienen varias cantidades de volumen residual en el tubo (por ejemplo, el conjunto de perfusión de la bomba BD Alaris contiene unos 25 ml). En un sistema de salud, es probable que se administren alrededor de 360.000 perfusiones de pequeño volumen al año a pacientes a dosis más bajas de las prescritas mediante conjuntos de administración primaria,lo que podría tener un impacto clínico en los resultados de los pacientes.

Para reducir el riesgo de pérdida de medicamentos en el tubo de los conjuntos de administración primaria, administre perfusiones intermitentes de pequeño volumen utilizando un conjunto secundario más corto. También es importante incrustar un fluido portador adecuado en los conjuntos de pedidos para que se prescriban junto con las infusiones intermitentes de pequeño volumen, si es necesario. Un fluido portador es una pequeña bolsa (50 a 250 ml) de fluido compatible que se utiliza como perfusión primaria para permitir la administración de la perfusión intermitente a través de un conjunto de administración secundario. Una vez completada la perfusión intermitente, el líquido portador se infunde para eliminar el medicamento residual del tubo.

  1. Errores de ruta incorrecta (inyección intraespinal) con ácido tranexámico

ISMP continúa recibiendo informes que involucran la inyección intraestacional accidental de ácido tranexámico en lugar de un anestésico local destinado a la anestesia epidural o espinal. Bupivacaína, ropivacaína y ácido tranexámico a veces se envasan en viales con la misma tapa de color azul. Cuando los viales están de pie en posición vertical en el almacenamiento, los profesionales han recogido un vial basado en el color de la tapa y no se han dado cuenta de que era el vial equivocado. Errores de ruta incorrectos con ácido tranexámico es el único tipo de error repetido de nuestra lista 2019 de los 10 principales errores de medicamentos y peligros,y es el único peligro que llegó al nivel de activación de la Red Nacional de Alerta durante 2020. El mes pasado, la FDA anunció que revisará el etiquetado de ácido tranexámico para resaltar la vía iv de administración y fortalecer las advertencias para incluir el riesgo de errores de ruta incorrectos. La inyección intraestacional accidental de ácido tranexámico produce daños graves en el paciente, con una tasa de mortalidad del 50%.

Instamos a los profesionales a comprar estos productos de diferentes fabricantes para ayudar a diferenciar su apariencia y / o considerar preparaciones alternativas (por ejemplo, bolsa premezclada, jeringas preparadas en farmacia o infusiones). Evite el almacenamiento vertical de los viales para que las etiquetas estén siempre visibles. Almacene los viales de ácido tranexámico lejos de otros viales similares y añada una etiqueta auxiliar a los viales para resaltar la vía de administración intravenosa. Cuando sea posible, utilice el escaneo de códigos de barras antes de la dispensación y administración. Exela Pharma Sciences fabrica una bolsa premezclada de 1 g/100 ml de ácido tranexámico, que debe utilizarse cuando proceda, o hacer que la farmacia prepare minibags para reducir el riesgo de mezclas. Transición a jeringas y conectores NRFit para anestésicos locales para evitar que se conexión con medicamentos destinados a uso INTRA.

  1. Uso de abreviaturas, símbolos o designaciones de dosis propensas a errores

Las abreviaturas, los símbolos y ciertas designaciones de dosis son una conveniencia, un ahorro de tiempo, un medio de ajustar una palabra, frase o dosis en un espacio restringido y una manera de evitar errores ortográficos. Sin embargo, a veces son malinterpretados, malinterpretados o malinterpretados, ocasionalmente resultando en daño al paciente. ISMP ha publicado repetidamente errores resultantes de una interpretación errónea de abreviaturas, símbolos y expresiones de dosis propensas a errores, en particular las asociadas con dosis/unidades de medida, rutas de administración, abreviaturas de nombres de medicamentos y abreviaturas de boticario/hogar.

A finales de la próxima semana, planeamos publicar la lista ISMP actualizada de 2021 de abreviaturas, símbolos y designaciones de dosis propensas a errores. Nuestra lista actualizada incluye abreviaturas, símbolos y designaciones de dosis que se notificaron a ISMP y que con frecuencia han sido malinterpretadas e implicadas en errores dañinos o potencialmente dañinos. NUNCA deben utilizarse cuando se comunica información médica verbal, electrónica y/o en aplicaciones manuscritas. En 2021, animamos a las organizaciones a revisar nuestra lista actualizada y a usarla para crear o actualizar la lista de abreviaturas “No usar” de su organización. Las abreviaturas, símbolos y designaciones de dosis propensas a errores que se incluyen en la lista “No usar” de la Comisión Conjunta (estándar de gestión de la información IM.02.02.01) se resaltan en la lista ISMP, al igual que las abreviaturas, símbolos y designaciones de dosis propensas a errores que son relevantes principalmente en las comunicaciones manuscritas.

Lo que dice Dr. Roberto Petrella del Covid

El COVID no es el nombre de un virus, es el nombre de un plan internacional para el control y la reducción de la población. El Covid es un pretexto para poder vacunar a la población mundial. Lo que nos quieren inyectar son unas vacunas peores que las que hasta el momento han puesto. Covid significa certificado de identificación de vacunación con inteligencia artificial. Sería un verdadero descenso al infierno con el fin de despoblar a la tierra en un 80%. No hay que hacerse pruebas porque no son confiables. Estamos sanos. Ser portador del virus no significa estar enfermos ni ser personas que dañan. Desechen las vacunas, una vez vacunados estaremos severamente enfermos y débiles. Lo único que salvará a la humanidad es evitar las vacunas. Y no hay que caer en la trampa de las pruebas. Con esto, no puedes decir que no has sido advertido.

Covid 19 quiere decir programa de exterminio en masa. Estos bastardos no dicen la verdad en los medios de comunicación social. Los políticos se están comportando deshonestamente. Las personas no vacunadas serán repudiadas por la sociedad, no podrán ir a lugares públicos y en el futuro tendrán que vivir recluidos en su casa. Esto está sucediendo ya en algunas ciudades de China. Todo está preparado para la vacunación en masa. Yo prefiero la muerte a la vacuna.

Dr. Roberto Petrella  Beforeritsnews

Envejecer con dignidad

Tengo 68 años. Soy Oscar Frese, médico de Monterrey, México. Catedrático de Medicina en TecSalud. Estoy casado y tengo tres hijos y cuatro nietos. Soy un liberal respetuoso.
RESPUESTAS Y CONSEJOS
¿A qué edad nos morimos? En promedio, a los 88 años las mujeres, a los 86 años los hombres. Pero se puede prolongar esta edad con calidad de vida, mejorando alimentación, hábito de actividad física y manejando el estrés. Se trata de llegar a ese final sin depender de otros.
Sin molestar
– ¡Eso es ser generoso! Cuidarse y prepararse para no molestar a los demás. “Envejece bien, quien ha vivido bien”, dijo Pitágoras. Y vives bien si piensas en los demás.
¿Qué es envejecer?
– Ir perdiendo capacidades, pero mientras puedas valerte… ¡envejeces bien!
Pues envejezco bien.
– Es el envejecimiento normal: vas adaptándote a paulatinas pérdidas. ¡Lo indeseable es el envejecimiento patológico!
¿Qué es un envejecimiento patológico?
– Un envejecimiento prematuro que te conduce a la dependencia.
¿Es muy frecuente?
– Se da en el 12% de los mayores de 65 años: consume muchos recursos públicos.
¿Qué ocasiona ese envejecimiento prematuro?
– Una enfermedad acelerada… o que esa persona no se ha cuidado bien. ¡Y esto depende de cada uno, es perfectamente evitable!
No tanto si soy pobre…
– Es verdad que el poder económico y un buen sistema sanitario público palían el envejecimiento prematuro. ¡Pero hay muchas otras cosas que puedes hacer!
Le escucho
– Haz ejercicio. Come de todo, en horas regulares y poca cantidad. Evita el sobrepeso. Duerme siete horas. No fumes ni te intoxiques. Mantén la presión arterial entre 8 y 12. Mantén el colesterol bajo…
Factores fisiológicos y psicológicos: hay circunstancias que pueden envejecerte mucho, como la muerte de un ser querido, el desempleo, las4 penurias económicas…
¿Algún consejo al respecto?
Procura mantener siempre una actitud activa y positiva. Sonreír, reír. ¡Un día no reído es un día perdido!
Otro consejo
– Cultiva tus amistades. Construye tu propia red social. Será tu soporte cuando seas mayor. ¡Esto es fundamental!
¿Por qué?
– Porque la soledad es la peor compañera: ensimisma, entristece, deprime, produce erosión cognitiva… ¡Te envejece!
¿Tener amigos rejuvenece, pues?
– Sí, desde luego. Y también tener siempre un proyecto: estudiar algo, practicar un deporte…Colaborar en una actividad solidaria.
¿Envejeces mejor si eres solidario?
– Sí, porque eso genera paz interior, tranquiliza el ánimo, te sientes bien íntimamente. ¡Trata bien a la gente de tu entorno, sé amable! Una mala cara no soluciona nada.
¿Por qué se da entre ancianos el síndrome de Diógenes?

– Acumulan como si así fuesen a vivir más. La lección es que sólo existe el presente: ¡vive el día de hoy! con la mochila ligera.
¿Con pocas cosas?
– Sí, y en un espacio sencillo, luminoso, alegre, cómodo. No recargado.
¿Cómo juegan amor y sexo en la vejez?
– El amor es imprescindible: permite vivir más intensamente. Importa la complicidad en la pareja, la ternura, ¡y tocarse…! El sexo puede expresarse en una caricia, un beso, no en aquel que tuvimos.
Cite un peligro al acecho del anciano
– Una caída. El anciano arrastra los pies… y ahí está la alfombra. ¡Fuera alfombras! Y desniveles, escalones, bañeras. Plato de ducha a ras de suelo.
¿Por qué es tan peligrosa la caída?
– A esas edades, una operación por rotura de fémur comporta riesgo de infección hospitalaria, urinaria, respiratoria, fiebre… y entrar en la cascada de la dependencia.
*Prevengamos caídas, pues*
– Calzado cómodo. Al levantarse, hacerlo despacio para evitar cambios de presión y mareos. Y empuñaduras en el baño.
¿Jubilarse envejece?
– Sólo si esperas reconocimientos, recompensas, visibilidad: hay que acogerse a la propia red de amigos. Y no sentirse un estorbo ni caer en el “síndrome del mayordomo”.
Explíquese
– No permitir que te haga nadie tus gestiones: ¡preserva tu autonomía! Y vive en tu propio espacio, o estorbarás. Y sufrirás: eso envejece. Por mucho que te quieran y te adoren… procura cuidarte tú.
Algunos se deprimen al constatar su decadencia física
– Preocuparse demasiado de la apariencia externa es infructuoso: lo mejor es velar por el interior, por un espíritu activo y positivo.
¿Cómo prepara usted su vejez?
– Voy despejando todo lo que pueda estresarme y me pregunto: “¿Qué quiero hacer?”.
¿Y qué se responde?
– Seguir recibiendo a pacientes y ayudar a otros con mi experiencia.
Resuma qué hacer para envejecer bien: Cuida de la propia salud, mima a la red de amigos, sé optimista, sé solidario, respeta a la gente del entorno. Y déjalo todo planificado para tu final: ceremonia, entierro, testamento. Dejar eso a los que se quedan es egoísta. Que nadie tenga que estresarse por tu causa ¡es la máxima generosidad!
COLABORA CON LA NATURALEZA, NO DESTRUYAS LOS BIENES DE LA VIDA, PONTE A SU DISPOSICIÓN PARA QUE TE SIRVAN
Dr. Oscar Frese. Especialista en Medicina Interna. Medicina de Adultos. Catedrático TEC Salud. Edificio DELTA 518.

«un acto objetivamente eutanásico»

Expertos en Bioética califican la muerte de Vincent Lambert

Vicente Lambert con su hermana Anne

El Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia considera que “la muerte de Vincent Lambert tras retirarle la hidratación y la alimentación es un acto objetivamente eutanásico, ya que, aunque padecía graves lesiones cerebrales, no estaba en coma ni en fase terminal”, informa la agencia de noticias Zenit.

El enfermero francés, en estado vegetativo desde 2008, falleció tras permanecer nueve días sin hidratación y nutricióncomo consecuencia de la decisión que tomó la justicia francesa tras considerar que mantenerle con vida podría considerarse obstinación terapéutica.

Lambert sufrió un accidente de tráfico y desde entonces se encontraba en estado vegetativo. Tras una dura batalla legal con sus padres, que deseaban seguir apostando por su vida, el hospital de Reims le retiró la alimentación e hidratación y lo sedaron.

Se hizo en contra de la voluntad de sus padres y de dos hermanos, que habían agotado las vías judiciales para impedir que se retiraran los cuidados que lo mantenían con vida. Sin embargo, su mujer llevaba seis años pidiendo la muerte de su marido, ya que aseguraba que ese hubiera sido su deseo, aunque no lo dejó expresado en un testamento vital.

Retirar el soporte vital, como pueden ser la hidratación o la alimentación, solo sería éticamente válido, en caso de riesgo inminente de muerte y existencia de sufrimientos intensos bien contrastados. Sin embargo, en este caso concreto no nos parece que existiera ese riesgo, dado que Lambert llevaba en el mismo estado desde 2008 y no parecía que su salud hubiera empeorado significativamente en las últimas semanas”, apuntan desde el Observatorio de la UCV.

“La mejor solución ética a los problemas de salud graves del final de la vida “son los cuidados paliativos y no la eutanasia”, añade el Observatorio: “Las soluciones ante el final de la vida pasan por tratar la muerte como una etapa natural en la que se ayude a los enfermos, respetando su dignidad como persona, de forma que ante situaciones dramáticas y terminales se reduzca el dolor del paciente y no al paciente. En este sentido, la única respuesta ética posible son los cuidados paliativos”.

“Queremos destacar también que la muerte de cualquier ser humano siempre es digna, pues la dignidad es intrínseca a la naturaleza humana. El objetivo no es conseguir una muerte digna sino una muerte sin dolor”, aducen.

La necesidad de una inversión pública en cuidados paliativos

Por el contrario, según el Observatorio de la UCV, “lo que el Estado sí debería atender y legislar es para una mayoría de ciudadanos enfermos y sus familiares que están reclamando a voces unos cuidados paliativos de calidad. Aquí sí que existe un deber del Estado de universalizar el derecho y el acceso a estos cuidados, invirtiendo económicamente tanto como sea necesario para hacerlos realidad”.

Estos esfuerzos solo se pueden alcanzar “a través del compromiso de los gobernantes y la colaboración de sociedades compasivas y solidarias con los más vulnerables, que pongan en marcha equipos multidisciplinares de profesionales médicos, enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, asistentes espirituales”.

“Actualmente, en todos los casos de sufrimiento causado por dolores físicos y/o mentales, la medicina paliativa ya ha demostrado su eficacia para neutralizarlos o al menos disminuirlos. Y la sedación paliativa, cuando está indicada medicamente, puede controlar los síntomas refractarios intratables que mucha vez constituyen la causa de sufrimientos intensos”.

Existen otras respuestas “a la fragilidad y al sufrimiento humano al final de la vida o ante una enfermedad incurable”, según el Observatorio de la UCV, que son “más acordes con lo que la dignidad de los enfermos y sus familias merecen, con nuestra propia auto-representación como sociedad progresista y comprometida con sus miembros más débiles. Todas ellas empiezan por una necesaria inversión pública en cuidados paliativos”.

Confusión generada

Bruno Cazin, sacerdote y médico, vicario general de la diócesis de Lille, considera que se ha generado mucha confusión en torno a Vincent Lambert. “Se ha dicho que estaba al final de su vida, algo que es falso. Estaba en una situación de desventaja extrema: su conciencia era mínima pero no para interrumpir sus tratamientos, solo justificables como parte de un final de la vida o en una situación de obstinación irrazonable, debido a un sufrimiento insoportable. Ninguna de estas condiciones se cumplió para Lambert”.

Bruno Cazin, sacerdote y médico, vicario general de la diócesis de Lille

Declaraciones del Dicasterio para laicos, familia y vida

El cardenal Kevin Farrell en representación del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y la Pontificia Academia para la Vida, firmó y emitió un comunicado sobre el caso.

En él, ambas instituciones declararon compartir plenamente las manifestaciones realizadas del arzobispo de Reims, Monseñor Éric de Moulins-Beaufort y de su obispo auxiliar Monseñor Bruno Feillet ante el caso de Vincent Lambert.

Igualmente, reiteraron que la interrupción de la alimentación y de la hidratación supone una “gran violación de la dignidad de la persona” y subrayaron que el estado vegetativo, aunque grave, “no compromete de ninguna forma la dignidad de las personas que se encuentran en esta condición, ni sus derechos fundamentales a la vida y a los cuidados, entendidos como una continuidad de la asistencia humana básica”.

Además, destacaron que la interrupción de los consabidos cuidados básicos constituye “una forma de abandono del enfermo fundada en un juicio despiadado sobre su calidad de vida, expresión de una cultura del descarte que selecciona las personas más frágiles e indefensas sin reconocer su unicidad y su inmenso valor” y añaden que “la continuidad de la asistencia es un deber ineludible”.

Por último, manifestaron su deseo de que se encontraran “soluciones eficaces” que salvaguardaran la vida de Vincent Lambert y aseguraron la oración del Santo Padre y de toda la Iglesia para que así ocurriera.

El Papa Francisco se pronuncia

Por su parte, el Papa Francisco ha lamentado la muerte del enfermero francés, afirmando en su cuenta de Twitter: “Que Dios Padre acoja en sus brazos a Vincent Lambert”. “No construyamos una civilización que elimina a las personas cuya vida consideramos que ya no es digna de ser vivida: toda vida humana tiene valor, siempre”, ha exhortado el Pontífice.