«El retiro de Amor Conyugal está salvando cientos de matrimonios por los que nadie daría un duro»

Los retiros del Proyecto Amor Conyugal comenzaron en 2016 en Málaga y en apenas tres años se han extendido por toda España

El Proyecto Amor Conyugal, Premio ReL 2019, se ha convertido en un auténtico fenómeno que está ayudando a cientos de matrimonios en crisis y a otros tanto a profundizar en el sacramento. Y todo ello con apenas tres años de historia desde que José Luis Gadea y Magüi Gálvez empezaron estos retiros con cinco matrimonios en Málaga. En estos momentos ya hay grupos en Jerez, Sevilla, Córdoba, Granada, Toledo, Mérida, Madrid, Valencia, Alicante, Barcelona, Gerona, Valladolid, Salamanca, Pamplona San Sebastián y Bilbao. Y el número sigue creciendo.

Los iniciadores de estos retiros cuentan que a ellos acuden matrimonios de todo tipo, con mucha formación cristiana pero también con apenas conocimientos. “Vienen también matrimonios ya separados o divorciados. Salen del retiro con una gracia, una ilusión, una fuerza y esperanzas maravillosas. Y a partir de ahí cogen impulso suficiente para empezar un itinerario que ofrece el proyecto o un acompañamiento personalizado, que es otro servicio que ofrece el proyecto”.

«La Virgen ha saltado a nuestro corazón»

Y es que según explica este matrimonio “el retiro está salvando cientos y cientos de matrimonios que nadie daría un duro por ellos. Los esposos viven unas experiencias allí que al salir las comunican y esto hace que vaya corriéndose la voz”. De hecho, tanto este itinerario como algunos de estos impresionantes testimonios de varios matrimonios aparecen en el libro El Inmaculado corazón de María triunfará en mi matrimonio (Libros Libres), publicado recientemente y que se puede adquirir aquí.

osé Luis explica que aunque los retiros comenzaron en 2016, todo se remonta al año 2002, momento de la conversión de este matrimonio. Y en todos esos años hasta esta explosión “fue de crecimiento nuestro en la fe y en formación en temas de matrimonio”.

La Virgen había saltado a nuestro corazón”, confiesa Magüi, y puso en el corazón del matrimonio realizar un retiro “como un compendio de todo lo que habíamos vivido”. Su sorpresa fue al prepararlo “todo fluía de forma sencilla” y al realizarlo vieron que “era un reflejo de lo que es el matrimonio”.

Itinerario basado en las catequesis de San Juan Pablo II

“Para mí fue el asombro de algo grande que no se puede ver, no se puede palpar, pero se experimenta en el corazón”, explica esta mujer. Y todo ello a pesar de las imperfecciones quee había, del cansancio. Pero pese a todo, el retiro se convirtió en una “cascada de gracia”.

Por su parte, José Luis explica que el Proyecto Amor Conyugal se ha constituido como un itinerario para matrimonios basado en las catequesis de San Juan Pablo II. De hecho, el primero de estos retiros y germen de lo que tres años después es ya una realidad, se centró en el primer ciclo de catequesis del Papa polaco. El eslogan era: “tu matrimonio como Dios lo pensó”.

Sin saber cómo aquel primer retiro en Málaga se llenó y este esposo asegura que “todos recibimos gracias maravillosas”. En todo este proceso –aseguran- “la Virgen va siempre delante de nosotros. No sabíamos lo que estaba preparando, ni esta explosión para expandir el proyecto a tantas ciudades como ya está”.

“Los retiros son muy experienciales y donde está la clave es en las experiencias que los matrimonios viven, son experiencias conyugales. Sí hay teoría, hay revelación, sobre cómo es el matrimonio y Dios lo había pensado. Después hay una experiencia matrimonial y es en esas experiencias donde los matrimonios viven algo muy grande, donde realmente se derrama la gracia y están ocurriendo auténticos milagros. Nos sentimos como en primera fila de un milagro en masa de la Virgen”.

Cinco claves para un matrimonio feliz

Como un proyecto maravilloso de Dios, pero para vivirlo bien en un mundo hostil y con nuestros defectos humanos, José Luis y Magüi proponen también 5 ideas que hay que conocer y aceptar en la vida matrimonial:

1. Saber que el matrimonio es una llamada de Dios

«San Juan Pablo II dice que hemos sido creados uno para el otro como don de Dios; Dios ya nos pensaba para entregarnos el uno al otro; al mirarnos así, en circunstancias duras comprendemos que Dios nos quiere hablar a través del cónyuge. El catecismo dice que somos el auxilio de Dios el uno para el otro. El cónyuge, tal como es, nos va a acercar a Dios«, explica él.

«El matrimonio cristiano es responder a una llamada de Dios. Es una vida plena, pero también con sus cruces», explica ella. «Si mi cónyuge me ayuda, es una bendición; si me mortifica, me ayuda a purificarme. El otro es un bien para mí».

2. Saber que ambos esposos somos diferentes

«Si no entendemos que somos muy diferentes habrá muchas discusiones. No hay que intentar que mi cónyuge sea como yo. Precisamente, son las diferencias las que permiten que lleguemos a ser uno, que nos ayudemos uno al otro. Yo veo que mi esposa, en una reunión, capta cosas relacionales, que yo no veo, yo me quedo en lo conceptual, por ejemplo. He de salir de mi dureza de corazón, de mi aferrarme a mi visión de las cosas. Ella es generosa, yo ahorrador; yo soy puntual, ella no… Esta diferencia sirve para que nos apoyemos, para que cuando uno tenga una carencia se apoye en el otro», dice él.

«Cuando veo algo diferente miro al Cielo y me pregunto ‘¿qué es esto?’, pero eso nos hace crecer y ganar en puntos de unión, saliendo de mi cerrazón«, dice Magüi.

3. Aprender a mirarnos como Dios mira

«Mirar como Dios mira incluye esa aceptación y ese asombro y ver lo bello y lo bueno que hay en el cónyuge. Nuestra naturaleza caída nos lleva a mirar precisamente el defecto, y eso genera desánimo. Es fundamental mirar lo bueno que Dios hace en el otro. Eso genera mucho bien en la relación entre los esposos», explica Magüi.

«A nosotros nos ha ayudado mucho la oración conyugal y la promovemos en Proyecto Amor Conyugal. Cuando rezamos juntos con el Señor, Él nos enseña a mirar al otro. Vamos viendo al otro como Dios le ve. Esa oración conyugal purifica nuestra visión y nos hace ver la belleza de Dios en el otro«, dice José Luis.

«Esa belleza está en nuestra pequeñez y pobreza. Las personas miran los resultados pero Dios mira la voluntad, la pequeñez», concreta Magüi.

4. Ascética (nuestro esfuerzo) y mística (acoger la gracia de Dios)

«No nos podemos confiar en que la Gracia lo va a hacer todo sin nosotros. Dios Padre quiere que participemos en la Creación y Dios Hijo quiere que participemos en la Salvación, con nuestro sacrificio. Un matrimonio es una obra de Dios, quiere que participemos con nuestros esfuerzo. Dios lo hace casi todo y yo casi nada; Él se compromete a poner su casi-todo si yo pongo mi casi-nada. Hay entregas que podemos hacer, pero van acompañadas por la Gracia y las fecunda. Un pequeño sacrificio mío puede dar un fruto enorme, que nos sobrepasa, más allá de lo que imaginaríamos», dice José Luis.

«Si queremos entrar en una dimensión sobrenatural, con la paz, el gozo y la alegría de Dios, no podemos hacerlo sin Dios. La roca que lo edifica todo en gracia y ascética es el perdón. Es como levantar al niño pequeño si se cae: decir ‘no pasa nada’, aceptar la pequeñez, y levantarnos y perdonar», añade Magüi.

5. Poner a Cristo, en serio, entre nosotros dos

Hay personas que ponen a Cristo en el centro de su vida individual… pero no en el centro de su matrimonio. «Los cristianos sabemos que el amor es Cristo; deja de mirar fuera, aprende a conocer el Amor, y luego mírate a ti mismo», propone Magüi.

«En nuestra boda Cristo se hace presente y hace un milagro; hace que dos sean uno. Desde ese momento Cristo está entre nosotros. Y se hace presente cada vez que nos acogemos y nos entregamos mutuamente, Cristo se hace presente, y eso es la bomba atómica del amor, porque Cristo tiene una fuerza brutal, y esa onda expansiva llega a nuestros hijos, a los hijos de los hijos…», explica José Luis.

Puede adquirir aquí el libro de Amor Conyugal escrito por este matrimonio



Munilla, Emaús, Amor Conyugal, María Vallejo-Nágera, María «del Himalaya»…

Los Premios ReL 2019

Este miércoles 16 de octubre se entregará la segunda edición de los  Premios ReL con los que Religión en Libertad galardona a las personalidades o iniciativas que destacan por su trabajo multiforme y creativo a favor del Evangelio, sea en el ámbito cultural, el social, el familiar o el directamente evangelizador. El acto tendrá lugar a las 19.30 horas en el auditorio de la Facultad de Económicas de la Universidad San Pablo CEU de Madrid (calle Julián Romea, 23, entrada libre hasta completar aforo pero es prudente reservar plaza). 

Los premios este año se han concedido en 11 categorías, más un «Premio Especial» otorgado al veterano periodista Miguel Ángel Velasco y un «Premio Especial América» otorgado al cardenal venezolano Baltazar Porras. 

Proyecto Amor Conyugal, Premio «Más Familia»

El Proyecto Amor Conyugal ha sido una «explosión» en la Iglesia española. Se inició en 2016 con unos pocos grupos de matrimonios impulsados por José Luis Gadea y Magüi Gálvez y en apenas 3 años se ha implantado en 17 ciudades españolas, ayudando a muchos matrimonios a superar retos, evitar rupturas y cimentarse en la fe y el amor. 

La lógica de este itinerario y muchos testimonios de familias ayudadas por Proyecto Amor Conyugal se pueden conocer en el emocionante libro El Inmaculado Corazón de María triunfará en mi matrimonio (LibrosLibres).

Retiros de Emaús, Premio “Nueva Evangelización”

Hace unos diez años que los retiros de Emaús llegaron a España y se difundieron a gran velocidad, como una forma de avivar la fe dormida de muchas personas y de acercar la fe a los alejados. Las personas que han pasado por ellos son su mejor «publicidad»: vidas cambiadas, fe ardiente, amor a la eucaristía, deseo de compartir la fe… Los que lo reciben se esfuerzan por compartirlo.  

María Martínez, «del Himalaya», Premio “Audacia ante el Mundo”

Más de 600.000 personas han visto el impresionante testimonio en YouTube de Amaya, una joven alejada de Dios que trabajaba como enfermera abortista y vivía una vida vacía, incluso con intentos de suicidio. Pero en un viaje al Himalaya, unas experiencias místicas la sacudieron y las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta la acompañaron en un cambio de vida radical.  Pasó de feminista radical y “anticlerical” a ferviente católica. 

Hoy dedica tiempo y esfuerzo a explicar su testimonio y a defender la cultura de la vida, de la fe y la familia. Lo hace con audacia y con dulzura, sin aguar su mensaje, poniendo a Cristo y la Virgen en el centro. Muchos la llaman ya «María del Himalaya». Este miércoles acudirá a Madrid recibir el Premio ReL que reconoce esta audacia muy fecunda.

Cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida (Venezuela), Premio “Especial América”

El cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, nacido en Caracas hace 75 años, es el arzobispo de Mérida (Venezuela) y también administrador, actualmente, de la Arquidiócesis de Caracas. Es una de las voces más fuertes y claras de la Iglesia en Venezuela en estos años de pobreza y falta de libertades. No puede acudir a la entrega de premios ReL por encontrarse estos días en Roma en el Sínodo de la Amazonía pero acudirán unos sacerdotes venezolanos en su nombre. 

El cardenal simboliza el esfuerzo de la Iglesia venezolana en «el llamado a la búsqueda de una solución pacífica que respete la dignidad de la persona humana, y haga efectiva la igualdad y libertad necesarias para que la población, toda ella sin distinción, pueda vivir en paz».

José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián, Premio “Impulso Misionero”

José Ignacio Munilla recibe su premio no sólo como pastor de la diócesis de San Sebastián, sino como evangelizador en la radio y en las redes sociales. Dirige el programa Sexto Continente de Radio María, en el que dos veces por semana trata temas de actualidad.

“Al principio fui reticente a la utilización de las redes sociales. Pensaba que la radio era más que suficiente como altavoz complementario a nuestra predicación directa… Pero la experiencia me ha demostrado que existen personas en todo tipo de situaciones, y que se encierra una gran intuición en aquel versículo del evangelio de San Juan: “Echad las redes al otro lado de la barca y encontraréis” (Jn 21, 6). No podemos contentarnos con llegar solo a algunos; ya que la sed de Jesús alcanza a todos”, explica monseñor Munilla. Esa es la mentalidad que ReL quiere premiar, reconocer y fomentar.

Curso Online Science & Faith, Premio “Ciencia y Fe”

Por el curso online Science & Faith que organiza la Facultad de Teología de Cataluña han pasado ya más de 3.000 alumnos. Recibe ahora el premio «Ciencia y Fe» de ReligiónEnLibertad 2019, que recogerá su principal impulsor, Emili Marlés, sacerdote, físico y párroco de Sant Pere d’Octavià, en el histórico monasterio de Sant Cugat del Vallés (diócesis de Tarrasa).

El curso se ha consolidado desde que nació en 2014, por el impulso de profesores de la Facultad de Teología de Cataluña que tenían títulos en carreras de ciencias e interés por la divulgación científica. «Nosotros lo que mostramos es que la ciencia y la fe, cada una con su método, encajan bien, de forma armoniosa», añade Marlés.

Goya Producciones, Premio “Artes de la Imagen”

Goya Producciones, fundada y dirigida por Andrés Garrigó, recibe el Premio ReL 2019 en la categoría Artes de la Imagen, por su sostenida labor de producción y distribución de cine católico de ficción y documental. Nació en Madrid en abril de 2000 al ver «la inmensa desproporción entre el trigo y la cizaña al inicio del tercer milenio» y admirar el ejemplo de la Madre Angélica, «una audaz ‘telemonja’ de Estados Unidos, que se había adelantado a los laicos, y sembraba trigo por satélite. Ya no había excusa…»

”Nuestro esfuerzo está dando mucho fruto», comenta Andrés Garrigó: «Nuestras producciones, en más de veinte idiomas, las ven millones de personas. Y el feedback que recibimos de diversos países del mundo es muy alentador». De las dos personas que empezaron han pasado a nueve a tiempo completo, más un buen número de colaboradores.

Actualmente su proyecto estrella es Corazón Ardiente, sobre las apariciones del Sagrado Corazón de Jesús. El documental ofrece testimonios de primera mano de cuatro continentes. Su primera presentación será en el 21º Congreso Católicos y Vida Pública, en el CEU, el 16 de noviembre.

P. José Antonio Martínez Puche, op, Premio “Letras Breves”

El dominico José Antonio Martínez Puche recibirá el Premio “Letras Breves” en reconocimiento a su Evangelio diario, publicación de la que fue pionero hace ya casi 25 años, y del que se han vendido más de 16 millones de copias en Edibesa, editorial que dirigió durante años. 

Explicó así a ReL su historia: “Comencé tímidamente en 1996 a preparar mi Evangelio 1997, el primero de este tipo que aparecería en la Iglesia universal, y seguí en solitario hasta 2003. […] Creo firmemente en la fuerza intrínseca de la Palabra. No hago más que hacer como el sembrador de la parábola: esa semilla da fruto seguro”.

María Vallejo-Nágera, Premio “Buenas Letras”

La escritora María Vallejo-Nágera es galardonada en la categoría «Buenas Letras» en reconocimiento al conjunto de su labor literaria, y en particular a su último libro, Paseando por el Cielo, donde recoge testimonios personales e historias que ha ido recogiendo a lo largo de su vida y que tienen por centro el sagrario y la Eucaristía.

En los últimos años, la escritora madrileña ha publicado, además, Niña Juana en 2016 (una trama en torno a la Santa Juana, mística abadesa de Cubas de la Sagra a caballo entre los siglos XV y XVI), De María a María (2014) sobre la presencia de la Virgen en nuestras vidas, y Cielo e infierno: verdades de Dios (2012) como complemento necesario a Entre el cielo y la tierra: historias curiosas sobre el purgatorio (2007).

Convertidas casi todas sus obras en best sellers, es aún mayor su impacto espiritual sobre los lectores. «Para mi total estupor, Dios actúa con las historias que escribo», explica la autora. 

Miguel Ángel Velasco, Premio Especial del Año 2019

El veterano periodista Miguel Ángel Velasco Puente recibirá el Premio ReL Especial Año 2019. Fue corresponsal en Roma y en el Vaticano del desaparecido diario YA y de otros diarios del grupo Editorial Católica entre 1970 y 1980. Después, fue subdirector de la revista mensual Mundo Cristiano y posteriormente creador de la revista Alfa y Omega, que primero se repartía con el diario La Información, de Madrid, y en una segunda etapa, con el diario ABCDe 1994 a 2014 fue director de Alfa y Omega, que sigue encartándose cada jueves con ABC

Miguel Ángel Velasco explica que hay algo que no cambiará nunca en el periodismo, sea en la época del teletipo o la del whatsapp e Internet. «Nunca cambiará el esplendor de la verdad. […] A los cristianos Jesús nos dice: Yo soy la Verdad. ¿Nos lo creemos? Si lo creyéramos, incendiaríamos el mundo

Jóvenes de San José, Premio “Caridad en Acción”

Los Jóvenes de San José , de Barcelona, reciben el Premio ReL 2019 a la Caridad en Acción por su atención material y también espiritual a los más necesitados. «La caridad y la predicación del Evangelio van unidas», explica Marcos Vera, presidente de los Jóvenes San José: «No hay verdadera caridad si no hay un testimonio de nuestra fe«. Empezaron a trabajar con la gente sin hogar en 2009. 

«Intentamos estar con los pobres, conocerlos bien, hablar con ellos. Este contexto da pie a poder hablar de la fe. Además, en ocasiones nos acompañan sacerdotes, que atienden las confesiones de los pobres. En algunos casos hemos podido llevar a un retiro de Emaús a pobres que atendemos, y también les hemos llevado a ejercicios espirituales», dice Marcos.

Organizan salidas con diversas rutas gracias a un Banco de Alimentos que gestionan directamente gracias a las ayudas de sus benefactores. Además, disponen de un Hogar de San José donde acogen a personas para animarlas a salir de la calle y rehacer sus vidas.

Oswaldo y Arce (Grupo Salve), Premio “Música Católica”

Oswaldo Mazorra  y Arce Torres (el grupo «Salve») son un matrimonio mexicano que lleva ya 10 años en España usando la música para evangelizar  que evangeliza y lleva el mensaje del Evangelio a través de la música.

«Todo ha funcionado estos años por el boca-oreja. Empezamos a cantar por todas partes y ahora lo hacemos todos días de la semana en parroquias y colegios, sobre todo en Madrid”. Su objetivo primordial, insisten, es que su música ceda el protagonismo al Santísimo, que la música sea un instrumento para intimar con el Señor a través de la Adoración.

Aquinas American School, Premio “Educación Integral”

El colegio internacional Aquinas American School recibe el Premio Educación Integral. Su director, Antonio Arcones, acudirá a la gala de entrega. Este colegio inició su andadura en el curso 2012-13 y se define como “un colegio católico que promueve la excelencia académica, la formación tanto en habilidades como en conocimientos, y fomenta el desarrollo de personas responsables y virtuosas”. Ofrece «un currículum estadounidense cumpliendo además con los requisitos curriculares españoles, de forma que sus alumnos salen preparados para acceder a la universidad en España o en cualquier otro país”.

En Aquinas American School estudian 750 alumnos. «Pensábamos que había un hueco, y una necesidad, de que hubiera colegios internacionales católicos. En estos momentos, en España puede haber unos cien colegios internacionales de lengua inglesa. Hasta donde yo conozco, sólo dos católicos”, explicó Arcones a ReL.

El acto de entrega de los Premios ReL tiene lugar el miércoles 16 de octubre a las 19.30 horas en el Auditorio de la Facultad de Económicas de la Universidad CEU San Pablo en Madrid (calle Julián Romea, 23). Es un acto de ENTRADA LIBRE hasta completar aforo pero para asegurar plaza hay que hacer reserva gratuita a través de Evenbrite. Pincha aquí para reservar tu plaza ahora.

Vivir juntos, por fin

A Mimi le gustaba salir de fiesta. Pedía a Dios encontrar un novio que estuviera de acuerdo con su estilo de vida. Conoció a Victor, quien aceptó vivir un noviazgo cristiano. Sus amigos se sorprendían de que no convivieran en casi 5 años de relación, pero ahora son referentes entre sus amistades. Ir contracorriente le dio un gran sentido a su boda.

Guardar la vista es guardar el corazón

Una mujer decía: Quiero ser siempre leal a mi marido y que él también lo sea conmigo. Y recordó un viejo consejo: Quien guarda la vista, guarda el corazón. Efectivamente, por los ojos entran las cosas deseables, sean convenientes o inconvenientes. Educar la mirada es una lucha importante, que influye en la calidad de nuestro mundo interior.

No podemos ver todo, mirar todo, no podemos oír todo. Lo que miramos influye en nuestro mundo interior. Aprender a mirar es también aprender a no mirar. Todo lo que penetra a nuestros sentidos, penetra en nuestra conciencia. La mirada limpia es importante porque, si no hay castidad y pureza no se da el amor.

La mirada no es solamente un acto físico; es una acción humana, que expresa las disposiciones del corazón. Hay miradas de amor y de indiferencia: miradas que muestran apertura y disponibilidad para comprender, y miradas cegadas por el egoísmo.

En los siglos III, IV y V de nuestra era tenía un gran prestigio ser Padre del desierto. Una sentencia de los Padres del desierto era: «La guarda del corazón, el examen de sí mismo y el discernimiento, son las tres virtudes que guían al alma».

El corazón se guarda para el novio o la novia y para el futuro cónyuge, o bien para Dios. Guardar el corazón es, sobre todo, cultivar un amor tierno a Jesucristo.

La lucha tiene un frente dentro de nosotros mismos, el frente de las pasiones. Se trata de guardar el corazón de lo malo, pero no se trata de guardarlo por guardarlo. Podemos experimentar la rebelión del cuerpo, pero para eso están la inteligencia y la voluntad. Al tratar a Dios no prescindimos de los afectos del corazón; más aún, procuramos centrarlos en Él. Hay que procurar una oración cálida, huir de la frialdad de corazón y del sentimentalismo.

Salvador Canals dice: Guardar el corazón quiere decir conservarlo para Dios, vivir de modo que nuestro corazón sea su reino… Guardar el corazón quiere decir también amar con pureza y con pasión a quienes debamos amar, y excluir al mismo tiempo los celos, las envidias y las inquietudes, que son causas ciertas de desorden en el amar. Si imaginamos al corazón como un campo de batalla, podemos decir que esa ciencia enseña a vivir continuamente como los centinelas en las avanzadas.

Verdad es que el camino no es fácil, pero cuando el corazón ha alcanzado la purificación completa, Dios nuestro Señor, con su presencia y con su amor, ocupa el alma y todas sus potencias: memoria, inteligencia, voluntad. Y de este modo la pureza del corazón conduce al hombre a la unión con Dios.

En la escuela del corazón podemos aprender, en un instante, más cosas de cuantas nos puedan enseñar en un siglo los maestros de la tierra. Sin la guarda del corazón, por más que queramos empeñarnos, no llegaremos nunca a la santidad (Salvador Canals, Ascética meditada, Ediciones Rialp, 1962).

La gente suele decir que el amor es ciego. El ciego no es el amor sino el odio, que muchas veces no permite ver las grandes virtudes de los demás.

¿De qué les hablaría San Juan Pablo II a los franceses? Ellos presumen de ser fuertes en el amor. Pues de eso les habló en su viaje a Francia: Toda la historia de la humanidad es la historia de la necesidad de amar y de ser amados… El corazón es la apertura de todo el ser a la existencia de los demás, la capacidad de adivinarlos, de comprenderlos. Una sensibilidad así, auténtica y profunda, hace vulnerable. Por eso, algunos se sienten tentados a deshacerse de ella, encerrándose en sí mismos… Jóvenes de Francia: ¡Alzad más frecuentemente los ojos hacia Jesucristo! El es el Hombre que más ha amado, del modo más consciente, más voluntario, más gratuito… ¡Contemplad al Hombre-Dios, al hombre del corazón traspasado! ¡No tengáis miedo! “Jesús no vino a condenar el amor, sino a liberar el amor de sus equívocos y de sus falsificaciones. Fue él quien transformó el corazón de Zaqueo, de la Samaritana y quien realiza, hoy todavía, por todo el mundo, parecidas conversiones. Me imagino que esta noche, Cristo murmura a cada uno y a cada una de entre vosotros: “¡Dame, hijo mío, tu corazón!”. Yo lo purificaré, yo lo fortaleceré, yo lo orientaré hacia cuantos lo necesitan: tu propia familia, tu comunidad, tu ambiente social… El amor exige ser compartido”. Sin Dios el hombre pierde la clave de sí mismo, pierde la clave de su historia. Porque, desde la creación, lleva en sí la semejanza de Dios” (nn. 5 y 6).

Consulta de una madre soltera en aflicción

Tengo una preciosa hija, Valery, acaba de cumplir los 3 meses de edad y ha sido una enorme bendición para mí. La parte triste y difícil es que mi hija nació fuera del matrimonio. Manuel y yo fuimos novios hace 3 años, a pesar del poco tiempo que estuvimos juntos (3 meses), yo me enamoré perdidamente de él. El cumplía con todas las expectativas que yo esperaba de un hombre, trabajador, responsable, educado, deportista, divertido, con una buena autoestima, sin ningún vicio, con una familia unida y de pilón me encantaba físicamente. Manuel decidió terminar la relación con el argumento de que nos tratáramos como amigos para ver si las cosas se volvían a dar. Ingenuamente, yo viví durante estos tres años esperando que las cosas se dieran entre nosotros nuevamente. El tuvo dos noviazgos, el primero termino y en el segundo tristemente su novia falleció, eso fue hace dos años. Yo le hablé a Manuel para darle el pésame y a partir de ese momento me empezó a invitar a cenar a comer, etc. Me dijo que me quería pero que necesitaba tiempo. Un día sin más, me habló para ir a su cuarto a recoger un regalo que me había traído de un viaje y por supuesto fui, terminamos teniendo relaciones. Era la primera vez que yo estaba con un hombre y pensé que el había sido el hombre indicado con el cual yo podía perder mi virginidad. Seguimos viéndonos y tiendo relaciones, no había nada claro y yo platiqué con él. Me alejé de él. Al cabo de unos meses nos encontramos y me invító a salir, yo seguía enamorada de él, y accedí nuevamente. Reanudamos nuestros encuentros sexuales. Después salí embarazada. Le avisé y al principio se portó bien, me dijo que no me preocupara, que nos íbamos a casar. De un día para otro cambió y me dijo que no nos íbamos a casar. Durante el embarazo decidí que el se alejara de mí. El me dijo que quería dar el apellido a su hija y estar al pendiente de ella. Yo he tratado de no involucrar la relación entre él y yo con la relación entre mi hija y su padre. En estos momentos quiero pensar en el bienestar de mi hija y no alejarla de su padre. Quisiera que Manuel se alejara para siempre de nuestras vidas y no esté aquí viniendo muy a gusto a ver a la niña y queriendo tomar decisiones como si él y yo fuéramos una pareja. El pasa una aportación mensual para los gastos de Valeria. El anda saliendo con otras personas y se que en cualquier momento va a rehacer su vida y se casará con alguien que él ame. Solo de pensar en eso, me siento fatal pero se que es la realidad. Actualmente estoy en terapia porque se que mi hija me necesita y yo ya quiero olvidar a su padre, pero me cuesta mucho trabajo porque en cierta forma tenemos comunicación por Valery. Quisiera cortarle definitivamente. El me dice que seamos amigos, que salgamos con Valery. ¿Podrá darme su punto de vista por favor? espero no haber sido muy rollera pero necesitaba platicarle como ha sido todo. Gracias Espero su comentario. Karla

Estimada NN:

Gracias por tu confianza. Esas cosas tan íntimas son las que Dios quiere que también a él le platiques a solas, en tu habitación o en una iglesia. Los hombres son así: Le piden a la mujer que se les entregue y una vez que ella cede la menosprecian. Tú vales mucho, no debes de entregarte a nadie sin que haya de por medio un matrimonio, porque sino te va a seguir pasando lo mismo. Ya cometiste un error, y luego volviste a caer en él. Manuel se da cuenta de que satisfaces su pasión pero no lo elevas, no lo llevas a Dios, a la pureza. Pienso que conviene que nunca te quedes a solas con él, que te portes más seria, amable pero que no vea que a la primera te entregas, por que los varones piensan: “Lo que haga conmigo lo va a hacer con otros”. No piensan que en realidad la mujer sólo se entrega por amor. Haz el propósito firme de no ponerte en la ocasión de volver a tener relaciones con él. No te quedes sola en un lugar como una habitación o un coche. Cuida tu cuerpo, tu alma, tu intimidad. Si eres católica, acude al sacramento del Perdón para que tengas más fuerza para decir que NO. Además, así te sentirás ligera, sin culpa.

Un abrazo con cariño.

Miranda

LOS NOMBRES HAN SIDO CAMBIADOS.

Mujer hermosa en lugar de sexy

Una mujer hermosa es una mujer que posee una belleza que se hace cada vez más definida en el trato, en la conversación y en la mirada. Su hermosura está en la forma en que camina, en su forma de hablar y se presentarse. Está en la manera en que brilla desde dentro hacia afuera. Es su alma y su chispa la que la hace hermosa. Puede ser la mujer que no notas al principio, que no siempre sobresale. No se le pone el adjetivo de “sexy”, adjetivo que se usa frívolamente.

Hay cosas que hacen que la mujer sea hermosa en lugar de sexy, como que se sabe dar a respetar, que usa un lenguaje elegante, no bajo o soez. No hay mujer más bella que la que tiene un gran corazón, no hay mujer más admirable que la que tiene dignidad; no hay mujer más elegante que la que es una dama. La mujer sabia se conoce y trata de conocer a los demás. Una mujer es feliz si se sabe valorar y valora a los que la rodean.

Su vestido es no es un mero tener extrínseco, sino una manera de completar su propia humanidad. Ve la moda como una síntesis de cuerpo y espíritu; de intimidad y exterioridad. Entendida así, convierte la apariencia y la fantasía en medios de manifestación de su espíritu, de manifestar lo bello. La moda y las preferencias de cada quien son particulares, porque el gusto es una idea indeterminada que cobra significado sólo en la exposición individual de cada sujeto.

Hay una percepción de que yo soy yo, y de que sólo yo soy yo. Pero también hay la percepción de un tú posible, de una compañía adecuada. Mi cuerpo tiene la capacidad de expresar compañía. La principal palabra humana no es el cuerpo. Si una muchacha engancha por sus piernas, allí se va a quedar el novio. Allí la persona no es percibida. Luego saldrá el ser real.

El poeta Ramón López Velarde escribió:

Suave Patria: tú vales por el río /

de las virtudes de tu mujerío.

Eso quiere decir, puesto en prosa, que México vale por las virtudes de sus mujeres. El famoso investigador norteamericano, Patrick Fagan, dice que la fortaleza de un país depende de cómo la ciudadanía use la sexualidad: Si hay familias fuertes y personas castas, esa sociedad es como ciudad amurallada, impenetrable ante los avances del enemigo.

Una mujer valiente es la que tiene convicciones y no lleva una doble vida. Una mujer que sabe dar y recibir, es equilibrada, y, por tanto, tiene más capacidad para hacer felices a los demás. El Papa Francisco dice que “la mujer da armonía y sentido al mundo” (Febrero 2017).

Se ha difundido la convicción —totalmente embustera— de que la pureza es enemiga del amor. La pureza es la condición indispensable para poder amar, para amar de verdad, para amar fielmente. Si uno no es dueño de sí mismo, ¿cómo puede entregarse a otro? Y si dos personas se aman ¿deben esperar?… Si él y ella están profundamente enamorados, ¿no es suficiente eso para enlazarlos para siempre? No. Enamorarse es la cosa más fácil del mundo. Permanecer enamorados, lo más difícil. Hay que proteger y cultivar, por tanto, el amor. El matrimonio supone amor pero es mucho más que el amor. Es mucho más que un contrato (que es intercambio de bienes y servicios), es una alianza (tú eres mío y yo soy tuya). Es una promesa de fidelidad, porque el matrimonio pide exclusividad y duración. Todo el mundo quiere un amor duradero.

La biografía real de una persona son sus valores. “Cada uno se transforma en lo que hace”. Si un hombre asesina, y no reconoce que hizo una mala acción, y sigue asesinando, se convierte en un asesino. Ser hijo de Dios no se alcanza por nacimiento, sino que se llega a ser progresivamente con la profundización en la fe, con la escucha prolongada de la palabra de Dios, con su interiorización.

NOVIAZGO CRISTIANO: 5 CONSEJOS

Tras recuperar la palabra y el concepto de noviazgo como periodo de preparación para un amor auténtico y un compromiso de por vida, Marta Espíldora, de 21 años, explica en una de las Charlas GEN que organiza la Delegación de Pastoral Juvenil de la Archidiócesis de Toledo cómo vivir cristianamente esa relación para que sea realmente un buen fundamento del matrimonio.

«Hay un combate entre María y la anti-María»

Christopher West lo ve en el sexo y el anhelo de amor

Christopher West, gran divulgador de la Teología del Cuerpo, y la Virgen de Guadalupe, con toda su simbología de maternidad y virginidad

La Virgen María es un icono, a la vez, de la virginidad, del matrimonio y de la maternidad; lo es del anhelo de Dios y de la misma Iglesia, la Esposa de Cristo.

Las simbologías se acumulan fértilmente en ella, como explicó Christopher West el 1 y 2 de julio de 2019 ante unas 360 personas que habían pagado para inscribirse en en la Universidad Francisco de Vitoria en el encuentro “El Gozo de la Belleza”. 

Christopher West es el mayor divulgador de la Teología del Cuerpo desde su TOB Instituteen EEUU y en España colabora con el Instituto Desarrollo y Persona. Muchas de las enseñanzas de esa jornada se pueden encontrar en su libro “Llena estos corazones: Dios, sexo y el anhelo universal (Sindéresis).

El caso de la Virgen de Guadalupe

El icono mexicano de la Virgen de Guadalupe, “emperatriz de las Américas”, es un símbolo provida poderoso, el símbolo cristiano de la Cultura de la Vida que vence a una cultura de la muerte y de sacrificios humanos.

La cultura azteca era una cultura de violencia y sexo desordenado…como la nuestra”, explicó West, señalando la imagen de Guadalupe. “En la imagen hay signos que en la escritura y simbología azteca se leían: “virgen”, “embarazada de divinidad”, “río que fluye/cultura que prospera”.

La alternativa era mantener la vieja cultura azteca que es como la nuestra: un placer sexual desordenado que no deja pasar la vida y lleva al sacrificio humano del aborto. “El sexo ¡trata de la vida! Y cuando lo retuerces para que no de vida, toda la vida gira alrededor del sexo estéril… y termina atrayendo la muerte”, avisó West.

“Cristo viene al mundo a través de María, no viene de otra manera”, insistió.

La anti-María: sexo estéril, belleza hueca

Si hay un combate entre el Evangelio y el Anti-evangelio (Karol Wojtyla escribía sobre eso en 1976, dos años antes de ser Papa) también lo hay “entre María y la anti-María”, avisó West. “En la Biblia tenemos a la Mujer Vestida de Sol, que es la Embarazada que da a luz; y tenemos la Ramera de Babilonia, que seduce a las naciones con su belleza. La belleza puede usarse de manera muy desordenada, para seducirte hacia la muerte, mientras que María usa la belleza para llevarte hacia la luz”.

“El demonio solo puede hacer corrupciones e imitaciones deformadas. Así, la Ramera de Babilonia elige la esterilidad como algo bueno. La Mujer Vestida de Sol está embarazada, mientras que la Ramera usa el placer sin el fruto. Cualquiera de nosotros, cada vez que clicamos en pornografía, estamos sirviendo a la Ramera, seducida por ella. ¿Cómo evitarlo? Debemos dejar que María, que es la mujer perfecta que realmente buscamos, nos guíe. A través de ella viene Dios. Dios viene a nosotros a través del cuerpo de la mujer”, fue elaborando West.

María sanadora: “Te mostraré lo que de verdad buscas”

Christopher West reveló una experiencia de sanación interior gracias a la Virgen María que vivió recientemente, en noviembre de 2018.

Recordó una experiencia vergonzosa que vivió a los 14 años: intentaba quedar con una chica en el parque, por razones egoístas, pero ella le rechazó. “Volví a sentir esa vergüenza de cuando tenía 14 años. Y sentí una voz femenina, hermosa, la de Ella, y me dijo “Christopher, yo te encontraré en ese parque, y si me dejas que te lleve conmigo, te mostraré lo que de verdad buscas.” Y me asustó. Pero creía que era María y podía confiar en ella”.

“Y en oración, durante 5 meses, me fue mostrando mis experiencias malas de esa época, en ese parque. La Virgen tomaba esos recuerdos y los desarrugaba. Había allí unas rosas. Y María me decía, por cada recuerdo herido, ‘vamos a ver las rosas’, y allí veía el Misterio: Dios en su vientre. Era lo que yo buscaba de verdad: ser un niño en el vientre de María, ser regenerado en su vientre. ¿Es posible para un hombre volver al vientre de su madre?, le preguntan a Cristo. Cristo no dice que no, sino que eleva el tema. ¡Todos podemos volver a ese vientre materno de María donde ser regenerados!”

David, como un novio, se acerca con reverencia, temor y temblor, al
objeto del deseo, fascinantes, la caja dorada, la Novia de
la que ha de salir vida verdadera (Richard Gere en “King David”, 1985)

Porque, ¿qué es el Cielo? “Pasamos 9 meses intentando salir del vientre de la madre, y el resto de la vida tratando de volver, porque queremos ‘volver a casa’. Nacer es dramático: frío, luces, experiencias raras, ¡claro que los bebés lloran al nacer! Hay un deseo profundo de volver. Es el deseo de Cielo: la morada con Dios. Y el cielo en la tierra es el vientre materno”.

María, caja dorada… sin reverencia, ¡quema!

En las letanías del Rosario se recogen dos símbolos de la Biblia: “Casa de oro” “Arca de la Alianza”. Ambas se refieren a María, pero también a lo sagrado femenino, a un poder de Dios purísimo que debe tratarse con reverencia, porque de ese poder viene la vida.

“El Arca era una caja dorada y es un símbolo del Arca de la Nueva Alianza, es decir, de María. La Palabra, que es Jesús, se hace carne en la Nueva Alianza, en María. En el Antiguo Testamento vemos que los que tocan el Arca sin reverencia caen muertos. Pero los que la reverencian florecen”.

West indicaba, de distintas maneras, que también nosotros, en nuestra vida terrenal y cotidiana, debemos entender que hay que tratar con absoluta reverencia a la mujer, su poder de acoger la vida, lo sagrado femenino…

David se desnuda ante el Arca

Otro símbolo poderoso se lee en la escena en que David entiende el poder del Arca y la necesidad de volcarse en ella con reverencia. “Pidió el don de la reverencia y el Espíritu Santo le dio don de reverencia. Y David manifestó su reverencia quitándose la ropa y danzando con gozo ante el Arca”.

Hay un elemento esponsal: uno se desnuda para unirse a su cónyuge. En el texto vemos que Mikal, la esposa de David, se siente celosa, se enfada. Hay una parte del alma que se entrega locamente solo a Dios, no al cónyuge terrenal: una persona mundana puede no entenderlo y ponerse celosa.

También hay una conexión con San José, el heredero de David siglos después. Tenía miedo de traer a María-Arca a su casa. Fue necesaria la intervención de un ángel: “José, no tengas miedo de traer a María a tu casa. Tendrá un niño, Jesús, Dios salva; Dios te salva, no temas”, viene a decirle el ángel.

Christopher West, muy expresivo en su presentación en la Universidad
Francisco de Vitoria; de fondo, el «Éxtasis de Santa Teresa», de Bernini

¿Cuál es “el gozo de la belleza”?

El encuentro de West en la Universidad Francisco de Vitoria se titulaba “El gozo de la belleza”. ¿A qué se refería?

Recordando a María como Hija de Sión, símbolo del pueblo de Dios que danza de alegría ante su creador (“danza con júbilo, hija de Sión”, insiste el profeta Sofonías), West insistió: “toda la verdadera devoción a María debe verse a la luz de la danza de David ante el Arca, debemos aprender a danzar ante su belleza”.

“El gozo de la belleza es que Dios se hizo carne en la Virgen”, añadió. En Ella, que es una de nosotros, Dios es Dios con nosotros, el Dios más cercano.

Así ayuda Proyecto de Amor Conyugal a matrimonios en crisis

Redacción ACI Prensa

Los esposos José Luis Gadea y Magüi Gálvez son los iniciadores del Proyecto Amor Conyugal, que según define el mismo Gadea es “un proyecto misionero de María para el matrimonio y la familia” que surgió en la Diócesis de Málaga (España).

Gadea explica en una entrevista concedida a HM Televisión que todo comenzó tras una crisis conyugal y un matrimonio amigo les invitó a una peregrinación al Santuario de Fátima.

“Allí tuvimos una experiencia muy fuerte con la Virgen, fue nuestra conversión. La Virgen nos encomendó un proyecto para matrimonios. Muy torpemente nos dejamos llevar por las puertas que la Virgen nos abría o nos cerraba, nos dejamos guiar por ella. Nos llevó a las catequesis de San Juan Pablo II, donde descubrimos la verdad y la belleza del matrimonio”, explica Gadea en la entrevista.

A pesar de haberse casado ilusionados, su matrimonio se había desgastado por la convivencia, el día a día y las diferencias.

“Cada uno intentaba imponer su visión y generaba conflictos. Y recuerdo estar en la cama despierto pensando que esto no tenía solución. Había tal maraña de problemas que no sabíamos cómo resolverlos y cuando lo intentábamos era peor, porque no lo conseguíamos y salían a colación todos las demás problemas y no conseguíamos nada”, recuerda.

Sin embargo, en ese viaje a Fátima, Gadea asegura que “la Virgen se apiadó de nosotros”, “nos dimos cuenta que intentamos resolver los problemas en las ramas del árbol, pero ahí no se soluciona nada, se pueden llegar a pactos, pero no se llega a nada. Hay que profundizar más, ir a las raíces del amor y desde ahí se sana todo lo demás”.

Así José Luis y Magüi comenzaron a vivir lo que San Juan Pablo II decía y su matrimonio comenzó a sanar. “Dio un vuelco impresionante, comenzamos a compartir con otros matrimonios y casi sin querer ni esperarlo nació el Proyecto Amor Conyugal”.

Este proyecto se basa en reuniones, llamadas “itinerarios” para matrimonios, y actualmente también cuentan con un retiro donde “se habla de la verdad del matrimonio y su belleza. Contamos una verdad y después se vive una experiencia relacionada con esta verdad”, precisan.

En el primer retiro que organizaron “vinieron matrimonios de todo tipo, con crisis, cerca de la Iglesia, alejados. Ver cómo salieron fue impresionante”.

Pero este camino de matrimonios, según afirma Gadea, no es sólo de formación sino también de “oración y vida”.

Por eso crearon una web donde publican el evangelio del día con un comentario orientado específicamente a matrimonios “porque es nuestra vocación, nuestro camino de encuentro con el Señor y por eso es importante plantearme qué está diciendo Dios a mí como esposo”.

Otro aspecto del Proyecto de Amor Conyugal es la oración del matrimonio juntos. Según explica Gadea, tratar de “recuperar esa intimidad entre los esposos y con Dios, y rezar juntos es una manera. Construir esa intimidad con Dios une mucho más que cualquier lazo humano”.

También diariamente rezan por la vocación conyugal porque, según afirma, “salvar el matrimonio es salvar la sociedad, la Iglesia y el mundo”.

Para ayudar a vivir la vocación al matrimonio, en Proyecto de Amor Conyugal existe la figura llamada “matrimonios tutores”, es decir, matrimonios que acompañan a otros que están pasando una crisis para enseñarles a vivir esta vocación. “Hay cientos de matrimonios que crecen en su vocación o sanan sus heridas de sus crisis matrimoniales. Ésta es la maravilla que nos ha regalado nuestra madre la Virgen“, explica.  

“Estamos teniendo el privilegio de asistir a un milagro en masa de nuestra Madre, que está haciendo con muchísimos matrimonios alejados y también los que están dentro de la Iglesia, que aunque no lo parezca también hay muchas crisis que quizás no se ven. Hablan con nosotros y se ve que intentan encontrar a Dios por separado y quizás rezan todos lo días, pero el matrimonio no va bien y es porque no saben unir su fe y su vocación”.

Más información sobre este proyecto para matrimonios AQUÍ