«Hoy hay que ser extremadamente fuerte para elegir quedarse en casa»

Con más de 700.000 seguidores en Instagram, es uno de los rostros de moda en redes sociales y acaba de publicar su primer libro, Limpieza, orden y felicidad (Planeta, 2022). Pero no es una influencer al uso. Su familia numerosa y la “fórmula mágica” son su mejor carta de presentación.

Por Marta Peñalver / Fotografías: Bespoke 23

Aunque le cuesta reconocerse como tal, es toda una influencer, pero su especialidad no son las pasarelas ni las firmas de lujo. Lo suyo es algo, a priori, no tan atractivo: la limpieza, el orden y la gestión familiar. Pero ¿cómo una madre de familia numerosa (tiene siete hijos) ha conseguido colarse en el olimpo de la red social de las fotos bonitas y posadas con sus recomendaciones sobre cómo quitar manchas imposibles o cómo mantener el orden en casa? Según ella, “al final todos queremos estar a gusto en nuestra casa, y eso pasa por hacer cosas que no son siempre las más apetecibles”. 

La pregunta del millón: ¿de dónde saca tantos trucos?
Son trucos de toda la vida. Yo pensaba que no funcionaban, pero en la pandemia empecé a probar algunos y me di cuenta de que me faltaba el tercer ingrediente: la paciencia. Después llegaron la “fórmula mágica”  y la laca.

Que han sido sus mayores éxitos…
La fórmula mágica no la descubrí yo, me la enseñó una chica a la que pedí permiso para usarla. Lo que sí he hecho ha sido ir probando sus aplicaciones y sus complicaciones. La laca ha sido toda una sorpresa. Yo sabía que quitaba manchas de tinte de pelo, pero luego he ido descubriendo otras mil aplicaciones, muchas veces gracias a seguidoras que la han probado, por ejemplo, con desteñidos.

¿Hay alguna mancha que se le resista?
¡Sí! Cuando se guardan las prendas de polipiel, muchas veces se pega el color y eso no he conseguido sacarlo… ¡Me da una rabia!

¿Cómo pasó de Bego a la Ordenatriz?
Todo empezó cuando mi padre murió. Al principio fui atravesando un duelo normal con días mejores y peores, pero al año y pico me di cuenta de que había caído en un pozo: me había desorganizado por completo. 

¿A qué se refiere?
Todo se tambaleaba en mi vida: se me olvidaban las citas médicas de mis hijos, la casa estaba desordenada… Y dije: “Tengo que hacer algo”. Entonces cayó en mis manos el libro de Marie Kondo (una famosa consultora de la organización) y me dije: “¡Oye, que esto de ser organizada se aprende!”. Entonces hice un curso para ser organizadora profesional, pero llegó la pandemia y nos encerraron. Así que empecé a compartir por Instagram trucos que iba probando y que funcionaban, vi que a la gente le gustaba y poco a poco fue creciendo la cuenta.

En ese proceso, ¿Qué lugar tuvo su fe?
La fe me ayudó mucho con la pérdida de mi padre. No evitó el dolor, el dolor siguió estando, pero quizá lo canalizaba de otra manera. La gente me ve como estupenda, pero en realidad soy un desastre. La fe me ayuda a enfocarlo todo desde el agradecimiento.

Mucha gente tiraba las prendas desteñidas o vivía con la mancha de rotulador en el sofá antes de conocerla… ¿Es consciente de cuánto bien hace?
A mí me encanta ayudar a darle una segunda vida a prendas que antes se desechaban. Pero sobre todo me alegra contribuir a cambiar el punto de vista de la gente: ya no estamos tan atacados con que la casa esté perfecta, ahora parece que aceptamos que hay que usarla y que, sobre todo si tenemos niños pequeños, la casa se mancha…Pero casi todo tiene solución.

Usted le da valor al trabajo menos valorado y reconocido, pero que es muy necesario: el trabajo de casa. 
Es cierto que parece que el trabajo dentro de casa no tiene valor… Pero una casa es mucho más: es nuestro hogar, donde volvemos después de todo el día, donde somos nosotros mismos, donde están nuestros seres más queridos… y ahí es donde está la vida. A todos nos gusta tener la casa bien. Pero la casa es para vivirla sin agobios, para disfrutarla.  Y cuando se mancha llega una parte menos bonita, que es la limpieza, que se puede afrontar como una pesadilla o como algo necesario para sentirnos a gusto.

“Mis hijos no se van a acordar de que la casa estaba ordenada, sino de que su madre estaba cuando la necesitaban”

Hoy en día renunciar a una carrera profesional para quedarse en casa cuidando a la familia parece que está mal visto; parece que solo vale ser un alto ejecutivo, especialmente si hablamos de la mujer… ¿Qué opina?
Es evidente que ha habido un cambio cultural enorme desde la época de nuestros padres y hoy en día hay que ser extremadamente fuerte para elegir quedarse en casa porque es un trabajo que no se valora en ningún sentido. Pero si pensamos en nuestras madres o abuelas que no trabajaban nos daremos cuenta de cuánto bien nos ha hecho que estuvieran disponibles. Las cosas que nos dan la felicidad casi nunca están remuneradas: hacer caso a un hijo, consolar a un amigo, darte un paseo con tu marido… En el libro Los cinco mayores arrepentimientos de los que van a morir, escrito por la enfermera de paliativos Bronnie Ware, cuenta que mucha gente cuando se está muriendo se arrepiente de no haber estado más tiempo con su familia. Y aunque es cierto que siempre empezamos a trabajar por nuestra familia, a veces el trabajo nos absorbe demasiado. 

Es creyente, y su libro empieza con unas palabras de la Madre Teresa de Calcuta. ¿Qué inspiración ha encontrado en ella para su día a día?
La Madre Teresa de Calcuta cuenta varias cosas que me han ayudado mucho. Cuando llegó a la India y le daban un bocadillo para pasar el día, ella se lo daba a los pobres. Empezó a desmayarse por la falta de comida, y vio que si ella se caía no podría seguir ayudando a los demás. Mi primera enseñanza con ella es: cuídate a ti misma. Y aunque a mí siempre me había parecido egoísta ocuparme de mí misma, me di cuenta de que si yo estoy mal, los demás no estarán tan bien. También ella dice que un hogar sobre todo es imperfecto, y eso me gusta porque el amor suple todas esas imperfecciones. No aspiro a que todo esté ordenado y limpio siempre, pero lejos de ser pesimista sé que el amor suple esas carencias. ¿Mis hijos de qué se van a acordar? ¿De que la casa estaba superordenada? No, de que su madre les ponía una tirita cuando se hacían una herida y de que los consolaba cuando lo necesitaban. Me acuerdo de una entrevista en la que Penélope Cruz contó que después de conocer a la Madre Teresa se preguntaba:  “¿Cómo vuelvo yo ahora a mi vida después de lo que he visto aquí?” .Y la Madre Teresa le dijo:  “Esa es tu vida. Tenemos que vivir en nuestra vida, donde estemos, pero siempre con amor” . 

Top 3 de la Ordenatriz

«Fórmula mágica»: Se la enseñó una seguidora y se ha convertido en su seña de identidad. Limpiador y desengrasante son útiles para limpiar prendas o superficies que no se pueden meter en la lavadora.

Laca: Un potente desincrustante que quita manchas de pegamento, desteñidos y chicles pegados entre otros.

Percarbonato: Blanqueante en polvo efectivo, sobre todo en prendas y superficies blancas.

Artículo publicado en la edición número 66 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

Mark Wahlberg llama a 18,5 millones de seguidores en Instagram a rezar el Rosario

“Estoy recibiendo muchos mensajes de personas que rezan todos los días y encuentran la paz”

El actor estadounidense Mark Wahlberg, abiertamente católico y que acaba de terminar de interpretar el papel protagónico en la película Father Stu (El milagro del Padre Stu), sobre un exboxeador que se convierte en sacerdote católico, ha exhortado a sus más de 18,5 millones de seguidores en Instagram a rezar, especialmente el Rosario.

La estrella se ha asociado con la aplicación católica Hallow, una de las más populares en Estados Unidos en la categoría de aplicaciones religiosas. Wahlberg recita todos los misterios del Santo Rosario, así como la tradicional oración del Anima Christi y una invocación al Espíritu Santo. La aplicación también ofrece a sus usuarios una serie de archivos de audio de la película Father Stu.

Sobre la experiencia del rosario, Mark Wahlberg comentó:

“Recibo muchos mensajes de personas que rezan todos los días y encuentran paz, sobre todo mensajes maravillosos sobre el rezo del Rosario junto a mí”.

Es cuando el actor aprovecha para invitar a los millones de sus seguidores en Instagram a “permanecer unidos en oración” y rezar el Rosario con él en la app.

Entre los comentarios a la publicación de Mark Wahlberg sobre el Rosario, hay muchas expresiones de gratitud por su testimonio, así como declaraciones de que la iniciativa que comenzó en asociación con la aplicación Hallow está ayudando a las personas a orar más.