Mark Wahlberg llama a 18,5 millones de seguidores en Instagram a rezar el Rosario

“Estoy recibiendo muchos mensajes de personas que rezan todos los días y encuentran la paz”

El actor estadounidense Mark Wahlberg, abiertamente católico y que acaba de terminar de interpretar el papel protagónico en la película Father Stu (El milagro del Padre Stu), sobre un exboxeador que se convierte en sacerdote católico, ha exhortado a sus más de 18,5 millones de seguidores en Instagram a rezar, especialmente el Rosario.

La estrella se ha asociado con la aplicación católica Hallow, una de las más populares en Estados Unidos en la categoría de aplicaciones religiosas. Wahlberg recita todos los misterios del Santo Rosario, así como la tradicional oración del Anima Christi y una invocación al Espíritu Santo. La aplicación también ofrece a sus usuarios una serie de archivos de audio de la película Father Stu.

Sobre la experiencia del rosario, Mark Wahlberg comentó:

“Recibo muchos mensajes de personas que rezan todos los días y encuentran paz, sobre todo mensajes maravillosos sobre el rezo del Rosario junto a mí”.

Es cuando el actor aprovecha para invitar a los millones de sus seguidores en Instagram a “permanecer unidos en oración” y rezar el Rosario con él en la app.

Entre los comentarios a la publicación de Mark Wahlberg sobre el Rosario, hay muchas expresiones de gratitud por su testimonio, así como declaraciones de que la iniciativa que comenzó en asociación con la aplicación Hallow está ayudando a las personas a orar más.

Ángeles y demonios ante el árbol de la vida

Una invitación a mirar la cruz para contemplar, aprender y experimentar el amor transformador de Dios

Nos acercamos a celebrar el tiempo más sagrado e importante, por lo menos para el mundo católico, y es la Semana Santa o Semana Mayor, como también se le conoce.

A lo largo de la Cuaresma nos hemos venido preparando con ayuno, oración y limosna, para disponer nuestros corazones y recibir las gracias que la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor nos quiere dar.

En estos días previos a este gran misterio de amor de Dios hacia el hombre, te invito a mirar al árbol de la cruz, donde estuvo clavada la salvación del mundo.

La cruz es, aún hoy en día, un escándalo al que ocultamos los ojos o volteamos la cara. Simplemente no la queremos ver, no la entendemos.

Y sin embargo, iremos a proclamar “Fulget crucis mysterium” (Resplandece el misterio de la cruz).

Ese misterio de amor debe resplandecer en cada una de nuestras vidas y ha de brillar en nuestros corazones.

Un misterio cósmico

La cruz es un misterio que, como lo ha dicho el Papa Benedicto XVI, abarca el cielo y la tierra.

Es un misterio cósmico, y en este sentido abarca a toda la creación: visible e invisible, a ángeles y hombres.

La cruz ha sido llamada desde antiguo como el verdadero árbol de la vida. Parece un contrasentido, que en el madero donde hay dolor, sufrimiento, muerte, sea, al mismo tiempo, el árbol de la vida.

Y es que precisamente el árbol de la cruz remite a ese árbol que menciona el libro del Génesis, el árbol de la vida y el árbol del bien y del mal.

Lo que el demonio te dice sobre la cruz

Del árbol del bien y del mal, por insinuación del ángel caído, el diablo y Satanás, Adán y Eva son seducidos. Y cometen el primer pecado, el pecado original.

Hoy día esa voz seductora continúa presentando la cruz como lo que no es. El demonio sigue alentando a comer y disfrutar de todos los placeres y excesos sin límites ni medidas ni mandamientos.

De esta manera, la cruz se presenta como un impedimento a este anhelo por vivir a plenitud que hay en el hombre.

La cruz habla de sacrificio, cuando lo que el hombre quiere es disfrutar y vivir; la cruz habla de pobreza y despojamiento cuando el hombre lo que quiere es la riqueza y el poder. Se quiere gozar de la vida, sin restricciones y sin renuncias.

Ante el vacío y la muerte, la ayuda de los ángeles de la vida

web-angel-statue-cross-clouds-neale-cousland-shutterstock_81230815.jpg

Conocemos las consecuencias de escuchar esta voz seductora: la muerte. Esta vida sin restricciones ni límites, sin sacrificios, no lleva sino al abismo de un vacío, cuya recompensa no es otra que la muerte.

Son estos ángeles caídos los que traen la muerte. Jesús mismo habla de ellos al decir que son homicidas desde el principio.

Es un momento dramático para la humanidad, en el que Adan y Eva son expulsados del paraíso, se pierde la amistad con Dios y entra la muerte, solo para nombrar algunas de las consecuencias dejadas por el pecado original.

Pero en ese momento vienen en ayuda del hombre los ángeles de la vida. Ellos traen consuelo y esperanza al hombre.

El gran consuelo

CROSS

Myriams-Fotos | Pixabay CC

De acuerdo con la leyenda de “la vida de Adán y Eva”, libro apócrifo, cuando Adán cae enfermo y se acerca a morir, Eva envía a su hijo Set a buscar el árbol de la vida.

Pero no puede encontrar el camino de regreso, y en ese momento el arcángel San Miguel sale a su encuentro. Y, si bien es cierto, le anuncia que Adán moriría, también le anuncia un gran consuelo.

El arcángel le habría dicho que después de 5.500 años, vendría el Rey bondadoso, Cristo, el Hijo de Dios. Y ungiría con el óleo de su misericordia a todos los que creyeran en él:

“El óleo de la misericordia se dará de eternidad en eternidad a cuantos renaciesen por el agua y el Espíritu Santo. Entonces, el Hijo de Dios, rico en amor, Cristo, descenderá en las profundidades de la tierra y llevará a tu padre al Paraíso, junto al árbol de la misericordia”.

Los santos ángeles de la vida nos traen esa buena nueva, hay un consuelo para la humanidad que busca la vida.

El sorprendente poder de Dios

cross-3051123_960_720

Esa vida se encuentra ya no en el árbol del bien y del mal del Paraíso, sino en el árbol al cual ha subido el Salvador, Nuestro Señor Jesucristo.

es de este árbol de donde viene la palabra de la vida y ya no de la muerte. No viene la palabra de la tentación, sino del poder salvador del amor de Dios.

De ahí que estos ángeles de la vida muestren y conduzcan siempre hacia ese madero de la misericordia, en la cual el hombre encuentra esa vida plena y alcanza la libertad que tanto anhela.

Si el árbol del bien y del mal fue la derrota para el hombre y el triunfo del tentador, del demonio, este otro árbol, el madero de la Cruz, será la victoria para los ángeles y los hombres.

Por qué los ángeles rodean la cruz

054_arts0237973.jpg

Leemage via AFP

San Germán de Constantinopla en un sermón sobre la Cruz exclama que los serafines vuelan formando la figura de una cruz y cantando sin cesar himnos de victoria.

Este mismo padre de la Iglesia, señala que los ángeles suben y bajan en torno a la cruz.

Todos los santos ángeles se encuentran alrededor de la cruz. Y la razón es que allí está el que está está por encima de toda potestad y principado angélico. Allí está su señor y Creador, el Rey de la gloria: Jesús de Nazaret.

Acércate al lugar de salvación

GIRL, KISS, CROSS

Por esta razón, entre más nos acerquemos a la cruz, los ángeles tienen un mayor poder de influencia sobre nuestra vida. Porque la Cruz es, como dice san Pablo, fuerza de Dios y sabiduría de Dios (1 Co 1,24).

En una antigua homilía pascual, un obispo se refería de esta manera a la Cruz:

“Este árbol es alimento para mi hambre,
manantial para mi sed, manto para mi desnudez…

Este árbol es mi protección cuando temo a Dios,
mi apoyo cuando vacilo,
premio cuando lucho, trofeo cuando venzo.

Este árbol es para mí ‘sendero angosto y camino estrecho’ (cf Mt, 7,13s),
escala de Jacob, camino de ángeles,
sobre la cual está de verdad ‘en pie el Señor’ (cf Gn 28,13)”.

El eje del universo

La cruz se ha convertido en el eje del universo, donde ángeles y hombres contemplamos, aprendemos y experimentamos esta gran obra de amor transformador de Dios.

Un amor que expulsa todo temor, que crea una vida nueva. Y los anhelos de inmortalidad y una vida plena se realizan.

Desde aqui, deseo a todos una feliz pascua de Nuestro Señor resucitado. En unión con nuestros buenos ángeles proclamemos con gran alegría y agradecimiento:

“¡Oh cruz, trofeo de la victoria de Cristo sobre los enemigos!
¡Oh cruz, que estás plantada en la tierra y das fruto en el cielo!
¡Oh nombre de la cruz, rebosante de todo! ¡Conozco tu misterio!».

Católica Nueva York

Catedral de San Patricio, Nueva York. Erigido en 1878

Tenía poco más de veinte años. No recuerdo el día ni el año, solo que debo haber tenido entre 22 y 24 años, probablemente en el extremo más joven del rango de edad. Estaba en mis años de pregrado, estudiando historia en CUNY Queens College, trabajando tardes y fines de semana con mi padre para su empresa de paisajismo mientras tomaba clases por la noche. Cuando la gente preguntaba «¿qué haces?» y yo les decía que soy paisajista, siempre asumían que cortaba el césped en los suburbios de Long Island, donde he vivido toda mi vida y sigo viviendo hasta el día de hoy. Es decir, hasta que les decía: «no, mi padre y yo trabajamos en Manhattan». Luego pasaría por un spiel sobre cómo plantaríamos árboles, flores y cosas de este tipo. Mi padre había sido dueño del negocio desde que tenía 23 años, después del fallecimiento de su propio padre, mi abuelo John, a quien nunca había conocido. Él se jubilará pronto, pero yo también pasé horas con él, mi hermano, mi amigo o solo haciendo este mismo trabajo. Algunos entienden la belleza única, y en cierto sentido, grosera y el esplendor del entorno que es la ciudad de Nueva York (NYC). Otros no pueden y no quieren, eso es igual de bueno. Fue en un día particular en la primavera de mis primeros veinte años que las puertas se abrieron a una iglesia mientras ya me había estado enamorando de la Iglesia, y comencé a entender la magia de lo que los turistas podrían llamar «la gran manzana», pero lo que simplemente llamamos «la ciudad».

Si el lector vive en Nueva York (NY), le insto a que haga el viaje a la ciudad y tome un metro o taxi hasta la calle 76 y Lexington Ave. Allí verá la Iglesia Católica Romana de San Juan Bautista. Mi padre, mi hermano y yo habíamos trabajado en la iglesia hace algunos años y, como joven católico entusiasta, cuando vi el interior de este lugar, solo pude pensar en el título de la autobiografía de C.S. Lewis: Sorprendido por la alegría. De hecho, la imponente belleza del lugar era literalmente asombrosa. Hablando con el sacerdote, a quien no nombraré, recuerdo que mi padre le preguntó «¿dónde está tu collar?» y el sacerdote nos dijo lo buena que era Lady Gaga cuando fue a la escuela allí en un intento poco entusiasta y francamente patético de parecer «normal». Nosotros, no solo como católicos sino como neoyorquinos, hemos sido testigos de la decadencia de dos de las instituciones y lugares más bellos y misteriosos del mundo: la Iglesia Católica Romana y la Ciudad de Nueva York, y esta pequeña anécdota ilustra bien el tema general de este artículo. Siempre estaré enamorado tanto de la Iglesia como de la ciudad y consideraré a ambos «hogar», en muchos aspectos. Tengo la intención de hacer lo mismo que el autor «Griffin Hasbury» había hecho al escribir el libro Vanishing New York: How a Great City Lost its Soul, y es escribir una pieza que es una carta de amor a la una vez hermosa y católica Nueva York, pero también un lamento por lo que se ha convertido, aunque mostraré al lector que no se le ha dado del todo su golpe mortal.

Dame tus cansados, tus pobres, tus masas apiñadas que anhelan respirar libres, la miserable basura de tu repleta orilla. Envíame estos, los sin hogar, la tempestad, ¡levanto mi lámpara al lado de la puerta dorada!

Palabras del poema de Emma Lazarus The New Colossus. Más conocido que el poema en sí y la propia poeta es donde se pueden encontrar las palabras, es decir, en el pedestal de la Estatua de la Libertad. Mientras escribo esto, solo han pasado tres días desde el fallecimiento de Alice von Hildebrand. Nació en Bélgica, el 11 de marzo de 1923, y el lugar de su fallecimiento fue New Rochelle, Nueva York, un suburbio del norte de Nueva York. A principios del verano de 1940, Alemania invadió Bélgica mientras Alice von Hildebrand (entonces Alice Jourdain) tenía solo 17 años. Ese mismo año, la joven Alice Jourdain cruzó el océano Atlántico y llegó a los Estados Unidos, donde estudiaría en el Manhatanville College de Purchase, Nueva York. Es aquí donde conocería al eminente filósofo y a su futuro esposo, un tal Dietrich von Hildebrand. Este encuentro se convertiría en un matrimonio de dos refugiados de la Segunda Guerra Mundial.

Caminando por el East Village, solo quiero llorar por el estado de todo … es como una casa de hermanos en todas partes… ¿Dónde están los verdaderos bichos raros? ¿Los verdaderos marginados? Son una raza que se desvanece aquí. [1]

Esta fue una cita dada al Daily Beast por la actriz de cine independiente Chloë Sevigny, referenciada en Vanishing New York de Hasbury. Hasbury y yo, aunque diferimos ideológicamente, nos afligimos por el mismo lugar y lo mismo: una Ciudad de Nueva York que una vez estuvo rebosante de carácter y vida, ahora un páramo de corporaciones multimillonarias y grandes bancos. Donde una vez hubo Pastrami y cafeterías, ahora están Duane Reades y Chase Banks. La «gentrificación» es el enemigo nombrado en Vanishing New York, sin embargo, Hasbury siente nostalgia por la ciudad de Nueva York que fue el hogar de beatniks, poetas, artistas y revolucionarios. En mi opinión, los verdaderos artistas y revolucionarios (o tal vez contrarrevolucionarios) están mejor representados por hombres como Dietrich von Hildebrand y su esposa Alice von Hildebrand, entre innumerables otros buenos y siempre únicos católicos de Nueva York.

En el verano de 1934, Adolf Hitler nominó a Franz von Papen para ser embajador en Austria para el Tercer Reich. Así es como Von Papen habló de su mayor enemigo ideológico en el país de Austria: «ese maldito Von Hildebrand es el mayor obstáculo para el nacionalsocialismo en Austria … Nadie causa más daño». [2] El propio Von Hildebrand había estado en Viena, la capital de Austria, desde 1933, un año antes de los comentarios de Von Popen. El tiempo de Von Hildebrand en Austria no sería permanente. Él y su entonces esposa Gretchen von Hildebrand, que falleció en julio de 1957, partieron en el último tren hacia Pressburg, la capital de Eslovaquia. Este sería el último tren en partir antes de la invasión nazi de Viena, de hecho, la Gestapo llegó a la casa de Von Hildebrand buscándolo poco después de su partida. No sería hasta el año 1940 que Dietrich Von Hildebrand finalmente llegó a Nueva York, donde enseñaría en la Universidad de Fordham y viviría el resto de su vida. [3]

Tal vez sea un mero accidente de la historia, tal vez no sea una coincidencia en absoluto, o tal vez sea ambas cosas, pero la historia de Nueva York podría dar al lector y al autor una comprensión de por qué este estado notoriamente liberal proporcionaría un hogar y un refugio para el tipo de hombre que fue Von Hildebrand, y por qué se podría argumentar que son hombres como él en quienes vive el espíritu de este lugar. Nueva York era y no es como sus contrapartes del noreste. El término operativo aquí es gedoocultuur, es decir, «tolerancia holandesa». Nueva York fue colonizada por los holandeses en el siglo XVII que, aunque calvinistas, no eran tan puritanos como lo eran los colonos ingleses de Massachusetts y el resto de Nueva Inglaterra. Habsury cita La isla en el centro del mundo de Russel Shorto, quien explica que «la República Holandesa en la década de 1600 era la sociedad más progresista y culturalmente diversa de Europa». Como dice acertadamente Hasbury, la ciudad proporciona «un puerto seguro para intelectuales y autores exiliados». [4] ¡Ninguno podría encajar mejor en esta descripción que Von Hildebrand!

¿En qué sentido está «desapareciendo» Nueva York desde un punto de vista católico? ¿Se ha ido la ciudad de Nueva York que una vez fue el hogar de Von Hildebrand, e incluso del Venerable Fulton Sheen, el Arzobispo John Hughes e incluso Thomas Merton? Podemos mirar un artículo en el New York Times escrito en 2015 para algo parecido a una respuesta a la pregunta. El artículo describe la escena de dos cierres de parroquias en el upper east side y el lower east side de Manhattan, el primero de los cuales es la parroquia de Nuestra Señora de la Paz, donde se cita a la feligresa Dooner Lynch diciendo: «Este es el comienzo de nuestra crucifixión, nuestro Viernes Santo, los clavos clavados en el ataúd de Nuestra Señora de la Paz». Desde entonces, Nuestra Señora de la Paz se ha «fusionado» con la parroquia de San Juan Vianney y el edificio que fue el antiguo hogar de Nuestra Señora de la Paz fue arrendado al Patriarcado Copto Ortodoxo de Nueva York y Nueva Inglaterra y ahora es la parroquia copta ortodoxa de Santa María y San Marcos. Aunque los coptos ortodoxos son formalmente herejes monofisitas, son al menos litúrgicamente ortodoxos, y este ejemplo es un ejemplo de cómo la cáscara hueca de las principales Iglesias católicas a menudo son desplazadas por aquellos que no han perdido su alma o corazón, al trivializar su praxis litúrgica. De las reformas litúrgicas del rito romano que ocurrieron después del Concilio Vaticano II, Dietrich von Hildebrand dijo lo siguiente:

Verdaderamente si a uno de los demonios en las cartas screwtape de C.S. Lewis se le hubiera confiado la ruina de la liturgia, no podría haberlo hecho mejor. [5]

La correlación entre las reformas que ocurrieron después del concilio y el éxodo fuera de la Iglesia es marcada y su impacto en la Iglesia, en términos generales, ha sido negativo, sin embargo, será útil evaluar las estadísticas a mayor escala y ver cómo también se aplican al tema de esta misiva, es decir, mi amada Nueva York.

«¡Ningún cambio pasará más allá de la Estatua de la Libertad!», exclamó el cardenal Francis Spellman, arzobispo de Nueva York de 1939 a 1967. Como es obvio para la mayoría, si no para todos, que leerán esto, el cardenal Spellman no pudo cumplir su promesa, ya que murió antes de que se cerrara el Concilio Vaticano II y, de hecho, la implementación de las reformas del concilio fue tan amplia en Nueva York como en cualquier otro lugar. Aunque algunos plantean preguntas sobre el pasado del cardenal Spellman, ese no es el tema de este artículo, por lo que lo dejaré sin abordar y apreciaré la declaración por lo que es: un maravilloso ejemplo de fanfarronería y retórica de Nueva York.

¿Cuál es la sombría realidad de la situación en la Iglesia en general y aquí en Nueva York? Considere algunas estadísticas: la encuesta Leading Catholic Indicators de Kenneth C. Jones mostró que para 1999, el 77% de los católicos estadounidenses no creían que uno debiera asistir a misa el domingo para ser un buen católico y solo el 17% de los jóvenes varones católicos creían en un sacerdocio exclusivamente masculino. [6] La estadística más condenatoria, sin embargo, provino de Pew Research en 2019, que encontró que solo un tercio de los católicos estadounidenses creen que Cristo está verdaderamente presente en la Eucaristía.

Ahora nos remitimos al artículo en el New York Times para ver que tales cambios sin precedentes precedieron a un colapso sin precedentes en la Nueva York católica. Cuando se escribió ese artículo hace 7 años, la Arquidiócesis de Nueva York estaba experimentando «la mayor revisión de la estructura parroquial» en su historia, que incluyó el cierre de «casi 40 edificios de iglesias«. Los cierres de iglesias fueron parte de un «plan de reorganización«, una forma elegante y eufemística de decir «control de daños», por parte de la Arquidiócesis, que reduciría el número de parroquias en un veinte por ciento. Las dos razones principales citadas como catalizador del «plan de reorganización» fueron los cambios demográficos y la disminución del número de sacerdotes. Haciéndose eco de nuevo del lamento de Chloë Sevigny: «¿Dónde están los verdaderos parias?» ¿Dónde está Von Hildebrand? ¿Deben los hombres como mi padre experimentar una Iglesia aburguesada por la corriente principal y los sacerdotes que intentan complacer haciendo referencia a Lady Gaga? En muchos aspectos, esto es lo que nos queda aquí en Nueva York, de hecho, las estadísticas lo confirman. Sin embargo, podemos estar seguros de que las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia de Cristo a nivel mundial, ni siquiera aquí en mi estado natal.

Aparentemente, no parece que Von Hildebrands se quede en esta gran ciudad, haciendo enemigos de los tiranos hasta el punto de escapar por poco de sus ataques asesinos. Esta ausencia, sin embargo, es sólo ostensible. He visto el espíritu de la Nueva York católica vivo e incluso próspero, pero como Nuestro Señor en el pesebre, puede que no siempre esté donde esperas encontrarlo y no es obvio a menos que sigas la estrella sobre la guardería que te lleva allí.

¿A qué me refiero entonces?

Me refiero a la dirección espiritual que recibo del Padre John Wachowicz, aquí mismo en Long Island. Me refiero a encontrarme con hombres como Charles A. Coulombe después de las Vísperas Solemnes en la Iglesia del Santísimo Redentor de East Village. Me refiero a estrechar la mano del sacerdote que organizó el evento en esa misma iglesia esa misma noche.

En el libro de Hasbury, hay una imagen de un mural callejero en el que está escrito «el East Village está muerto«. Un lugar descrito como «un espacio poco común… un refugio largamente buscado para aquellos que nunca se sintieron como en casa en ningún otro lugar. Misántropos solitarios… poetas, punks, activistas». [7] De hecho, el autor da otros ejemplos de tipos de personajes menos que sabrosos, pero sostengo que los verdaderos activistas, los verdaderos poetas y, desde el amplio mandato de vacunación de Nueva York que se anunció días después de la visita del Sr. Coulombe, los verdaderos parias se pueden encontrar dando charlas y firmas de libros en los sótanos de las iglesias. Tal vez estos mismos parias se pueden encontrar en una sotana o vestidos y cantando una misa alta, la misma misa que ahora es un paria de los boletines de la iglesia en todas partes. El espíritu de NY vive verdaderamente en nuestros contrarrevolucionarios. Aquellos que aman la poesía de los salmos y la música del canto, que pueden escuchar eco de una iglesia del centro mientras pasean por una acera de la ciudad, susurrando «ven y ve» al transeúnte. Si bien el autor de Vanishing New York y yo tuvimos la tentación de escribir el obituario de Nueva York, solo sé que la extraña belleza que es Nueva York no está muerta, solo necesitas saber dónde buscar y a quién preguntar para encontrarla.

Foto de Joseph Barrientos en Unsplash

[1] Jeremiah Moss, Vanishing New York: How a Great City Lost its Soul (Nueva York, NY 2017), pág. 22.

[2] Dietrich von Hildebrand, My Battle Against Hitler (Nueva York: Image, an Imprint of the Crown Publishing house), introducción.

[3] Alice von Hildebrand, El alma de un león (San Francisco, CA: Ignatius Press, 2000), 295.

[4] Moss, op. cit., 33-34.

[5] Dietrich von Hildebrand, El viñedo devastado, trans. Crosby y Teichert (Roman Catholic Books: 1973), pág. 71.

[6] Padre Matthias Gaudron, El Catecismo de la Crisis en la Iglesia (Kansas City, MO: Angelus Press 2014), 4.

[7] Musgo, 15.

Publicada una instrucción vaticana para las escuelas católicas

Ary Waldir Ramos Díaz. Las escuelas católicas están llamadas a ser constructoras de unidad: “El Papa propone el camino de la unidad por encima del conflicto”.  

La Congregación para la Educación Católica ha publicado este martes 29 de marzo una instrucción sobre la Identidad católica para instituciones educativas en línea con “una cultura del diálogo”. El texto de la instrucción puede leerse aquí

El cardenal Giuseppe Versaldi comenta la instrucción de hoy sobre la «identidad» de la escuela Católica: «El objetivo es formar comunidades en las que siempre haya respeto por las personas«. «Queremos reiterar los principios de gradualidad y proporcionalidad para evitar enfrentamientos».

El documento se propone difundir la declaración conciliar Gravissimum educationis quese propuso exponer solo “algunos principios fundamentales sobre la educación cristiana, máxime en las escuelas”

Para saber más sobre el contexto del documento leer la noticia en Moral y Luces

Estos países se unirán al Papa para la consagración de Rusia y Ucrania a María

La consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María es un suceso histórico e importante para la fe católica que reunirá a fieles de los cinco continentes para pedir, con el Papa, la intercesión de la Virgen por la paz en el mundo.

La consagración se realizará el 25 de marzo en la Basílica de San Pedro durante la tradicional celebración penitencial “24 horas para el Señor”, iniciativa de Cuaresma en la que, en años anteriores, el Pontífice ha confesado a algunos fieles y ha recibido también la absolución de parte de otro sacerdote.

Si bien la consagración se realizará desde Roma (Italia), el Papa Francisco ha manifestado en varias oportunidades que quiere que los fieles se unan a este acto desde donde se encuentren.

De hecho, el 15 de marzo el Vaticano anunció que “el mismo acto, el mismo día, será realizado” en el Santuario de la Virgen de Fátima (Portugal), por el Cardenal Konrad Krajewski, limosnero pontificio, “como enviado del Santo Padre”.

También, el 18 de marzo el Vaticano informó que el Papa Francisco “ha invitado a los obispos de todo el mundo y a los sacerdotes a unirse a él en la oración por la paz” y en la consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María.

De igual modo, luego del rezo del Ángelus del 20 de marzo, el Santo Padre llamó a los fieles de todo el mundo a que se unan a este “acto solemne de consagración de la humanidad”.

“Invito a todas las comunidades y a todos los fieles a unirse a mí el viernes 25 de marzo, Solemnidad de la Anunciación, para realizar un acto solemne de consagración de la humanidad, especialmente de Rusia y Ucrania, al Corazón Inmaculado de María, para que Ella, la Reina de la Paz, obtenga la paz para el mundo”, dijo el Papa Francisco.

Por eso, las conferencias episcopales de los países de Hispanoamérica, anunciaron que, además de participar en la transmisión en vivo desde Roma, rezarán la oración de consagración a María desde sus territorios. A continuación, compartimos algunos de ellos:

Argentina

La Conferencia Episcopal Argentina anunció que el 25 de marzo, el presidente del Episcopado, Mons. Oscar Ojea, celebrará la Misa en la Basílica Nuestra Señora de Luján a la 1:00 p.m. (hora local), donde rezará especialmente por la paz en Ucrania y Rusia y el mundo entero.

El Prelado invitó “a concelebrar a los obispos que les sea posible” y señaló que en todos los santuarios y diócesis del país se rezará esta “oración fervorosa por la paz entre los pueblos”.

Bolivia

La Conferencia Episcopal Boliviana señaló que el 25 de marzo a las 12:00 m. rezarán “por la paz en Rusia y Ucrania” desde la Basílica Menor de San Francisco; e informó que lo transmitirán desde su cuenta de Facebook y YouTube.

Además, el vicepresidente del Episcopado en Bolivia y Arzobispo de Sucre, Mons. Ricardo Centellas, dijo que las diferentes diócesis del país también rezarán la oración de consagración en los horarios y lugares que definan.

“Como católicos debemos ser partícipes de este momento de mucho simbolismo y emotividad, se trata de orar en permanente pedido del cese de la guerra y seguros estamos que, gracias a esa oración y entrega de fe a la Virgen María, pronto anunciamos el fin de este conflicto”, dijo.

Nicaragua

El Cardenal Leopoldo José Brenes, Arzobispo Metropolitano de Managua, dijo que el 25 de marzo a las 10:00 a.m., a través de “los medios de comunicación y redes sociales de la Iglesia” se unirán “a la oración de consagración” que realizará el Papa Francisco.

Luego, al mediodía celebrará la Misa en la Catedral de Managua y rezará la oración de consagración. Indicó que el resto de obispos del país también lo harán desde sus diócesis. Además, pidió al clero que ofrezca el rezo y meditación del Viacrucis y la Eucaristía vespertina “por las intenciones del Papa” y recen la oración de consagración con sus parroquias.

Finalmente, anunció que a las 8:00 p.m. el canal católico de Nicaragua – 51 Tv transmitirá la oración de consagración para que las familias puedan rezarla ante una imagen de la Virgen.

México

Los obispos de México anunciaron que el 25 de marzo se unirán de forma virtual a la oración de consagración que recitará el Papa Francisco, pero además la rezarán al mediodía durante la Misa por la Solemnidad de la Anunciación.

Los obispos señalaron que la Eucaristía será presidida por el Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo de México, en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en Ciudad de México. Además, animaron a los fieles a sumarse desde la catedral o santuario mariano más importante de sus respectivas diócesis.

Perú

La Conferencia Episcopal Peruana dijo que el 25 de marzo los obispos se unirán a la consagración de Rusia y Ucrania. Además, señaló que el Arzobispo de Arequipa, Mons. Javier Del Río Alba, presidirá el acto de consagración desde la Catedral de Arequipa después de la Misa de las 7:00 p.m.

El Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren animó al clero de su jurisdicción a ofrecer “a las 11:00 a.m. o en el principal horario de la tarde” una “Eucaristía especial” y rezar al final la oración de Consagración al Inmaculado Corazón de María.

Además, animó a los superiores y superioras de las comunidades de vida consagrada, responsables de movimientos eclesiales, hermandades y cofradías, y directores de los colegios católicos a rezar esta oración desde las 11:00 a.m. en una sencilla liturgia, frente a una imagen de la Virgen, en especial, la advocación de la Virgen de Fátima.

España

La Conferencia Episcopal Española (CEE) publicó un video donde el Cardenal Juan José Omella, presidente de la CEE, animó a los católicos a participar en la consagración de Rusia y Ucrania convocada por el Papa Francisco para el 25 de marzo.

El Purpurado invitó a todos “los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos”, a que participen en el rezo de la oración de consagración a la Virgen María, ya sea desde las catedrales, iglesias, sus parroquias o incluso desde casa.

Panamá

La Conferencia Episcopal de Panamá señaló en un video en Twitter que los obispos del país se unirán a la consagración de Rusia y Ucrania del 25 de marzo a las 11:00 a.m. “desde sus respectivas catedrales”

“En la Arquidiócesis de Panamá la consagración se hará en todas las parroquias y la ceremonia oficial tendrá lugar en el Santuario del Inmaculado Corazón de María, iniciando con la Misa a las 10:30 a.m., que será transmitida por FETV Panamá y Radio Hogar”, indica el video.

Colombia

La Conferencia Episcopal de Colombia informó a ACI Prensa que el 25 de marzo se realizará una Eucaristía al mediodía en la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, que será presidida por el Obispo de Chiquinquirá, Mons. Luis Felipe Sánchez Aponte.

Asimismo, señaló que las jurisdicciones de todo el país se pueden unir a la transmisión en vivo de esta Eucaristía, a través del Facebook y YouTube del Episcopado colombiano y del canal de televisión local Caracol TV.

Costa Rica

La Conferencia Episcopal de Costa Rica señaló que se unirá al Papa Francisco en la consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María.

Asimismo, señaló que el 25 de marzo a las 10:00 a.m. realizarán una Misa por la paz desde la Basílica Nuestra Señora de los Ángeles en Cartago. La Eucaristía podrá ser escuchada desde Radio Fides 93.1 FM.

Paraguay

La Conferencia Episcopal Paraguaya informó que los obispos del país acompañarán el “solemne acto litúrgico” de la Consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María desde “sus respectivas diócesis”.

San Salvador

El Arzobispado de San Salvador anunció que los obispos del país se reunirán el 25 de marzo en la Catedral de San Miguel, Santuario de la Reina de la Paz, para unirse a la consagración de Rusia y Ucrania por el Papa Francisco.

Invitaron “a todos a participar, ya sea presencialmente en San Miguel o desde sus hogares”, siguiendo la transmisión en vivo de la Televisión Católica Arquidiocesana “TVCa y la cadena de radios católicas en nuestro país”.

La Conferencia Episcopal de Guatemala, la Conferencia Episcopal de Ecuador y la Arquidiócesis de Santiago de Cuba, también anunciaron que se unirán al Papa Francisco en este importante acto de consagración.

Mírate como te ve Jesús

Imagina que pudieras verte como te ve Jesús. Incluso en medio de nuestros pecados, luchas y fracasos, Jesús nos mira con amor como Su Amado. Todo lo que nos pide es que nos encontremos con su mirada y nos enamoremos de Él a cambio.

Esta semana, nos volvemos hacia Jesús y nos dejamos ver plenamente por Él, no importa dónde nos encontremos en la vida. No tengas miedo de presentarte ante Jesús sin esconderte y permite que Dios te vea claramente y te ame completamente.

Dios quiere darte más. ¿Cómo vas a responder esta Cuaresma?

El P. Mark Toups, un experimentado director espiritual, guía a los lectores hacia el interior para invitar al Señor a sanar aquellas áreas donde más lo necesitan. Sigue el mismo formato que más de cien mil personas disfrutaron en Adviento con sus populares diarios ¡Alégrate! Los lectores recibirán una guía diaria, así como vídeos complementarios, para ayudar a entrar más profundamente en la Cuaresma y permanecer centrados durante toda la temporada.

El Compañero de Cuaresma de la Ascensión: Año C
Presentado por el Padre Mark Toups
Productora: Julia Bernetsky
Productor/Director: Matt Pirrall
DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA: Sean Boyd
Producción/Edición: Coronation Media

«Salimos con los niños en pijama»

una familia española en misión en Odessa relata su huida de la guerra

María y su familia

Llevaban tres años y medio en Ucrania. María Polanco, su marido y sus hijos cuentan un camino en el que Dios ha estado muy presente

Hay momentos, instantes, en los que las palabras alcanzan todo su sentido. Pensaba esto mientras daba la bienvenida a la familia de María Polanco. Quería ampliar la frase con: “Bienvenidos… a casa”. Pero, hasta unas 72 horas antes, su hogar estaba en Ucrania.

Dispuestos a abortar

Para contar la historia de María, tenemos que retroceder unos años, al momento en el que una jovencísima pareja, llena de temores, estaba dispuesta a abortar al bebé que esperaban. Pero ese bebé tenía el apoyo de una super-familia. Una familia cuyos miembros estaban de misión en Viena y que, al conocer la situación de estos jóvenes, se pusieron en contacto con ellos, les invitaron a pasar una semana en su casa, y, a fuerza de cariño, les despejaron cualquier duda: “No es un error, es una bendición”, “Sí a la vida”. “Nos transmitieron justo las palabras que nos hacían falta”, decían nuestros protagonistas. Allí, al lado de esa familia, empezaron a comprender lo que era una familia en misión.

«El motor que nos encendió»

“Volvimos a casa, nos casamos, y estábamos muy agradecidos.El Señor nos había dado el ciento por uno por nuestros pecados, nos había dado gratuitamente todo: una boda preciosa, un piso, un trabajo… Ese agradecimiento fue el motor que nos encendió las ganas de darnos más. Con la ayuda de los catequistas, intentamos discernir si era el momento, si era oportuno ser familia en misión. Después de rezarlo, de hablarlo y de ponderarlo, estábamos seguros de que era nuestro momento. Nos fuimos a una convivencia de una semana en Italia. Al final de la convivencia se hace un sorteo en el que se pide al Espíritu Santo que sea la mano inocente. Se sortean los lugares donde los obispos han pedido familias en misión entre las familias que están dispuestas”. Les tocó Odessa, en Ucrania.

Aquí puedes ver imágenes de María y su familia:

María Polanco, familia en misión en Odessa

Galería fotográfica

Suenan tambores de guerra

En Ucrania había más familias en misión. Entre ellas, una familia de Castellón, que les facilitó mucho la adaptación. Tres años y medio después de ese diciembre de 2018 en que viajaron a Ucrania, se empezaron a plantear la vuelta de manera abrupta. Con mucha indecisión por la pena de dejar vacía la misión. Pero empezaban a sonar tambores de guerra. Las dudas de si volver o esperar se fueron disipando cuando, la semana pasada, ya empezaron a notar otro ritmo en la tensión. El ejército ruso entró en el Donbass, supuestamente para apoyar, para proteger a los rusos de los ucranianos. Pero sabían que era una provocación, que era sobrepasar una de las líneas rojas.

Sin tiempo para despedidas

“Queríamos habernos ido el viernes, despedirnos de la gente y cerrar toda esta etapa con calma. Pero el miércoles se aprobó la ley marcial y autorizaron las armas en la calle. Eso fue el gran detonante para acelerar la partida”. Así que decidieron irse el jueves por la mañana. Con ayuda de unos amigos, cargaron la furgoneta y llenaron el depósito de gasolina. Pero la noche les sorprendió con los primeros bombardeos: “Salimos corriendo con los niños en pijama y sin despedirnos de nadie. No pudimos decir adiós a toda esa gente que tanto cariño nos había dado.”

“Salimos corriendo con los niños en pijama y sin despedirnos de nadie. No pudimos decir adiós a toda esa gente que tanto cariño nos había dado.”

Los niños, gracias a Dios, llevaron todo esto con mucha naturalidad. María y Darío pusieron todo el esfuerzo en quitarle hierro a la situación a modo “Benigni”. Forraron las ventanas de la furgoneta con esterillas para evitarles lo que se pudiese ver a través de ellas. Así que no vieron ni un solo de los tanques que invadían las carreteras. Pero la mayor sí que intuía que algo estaba pasando. Era consciente de que su madre le había dicho que vendrían a España cuando saliesen las flores y ya no hubiese nieve. Con cuatro añitos, se daba cuenta de que lo que pasaba no era bueno, pues salían con mucha nieve y en pijama.

MISSION
María y los suyos van a llevar a Ucrania en el corazón.

@mariapolancordg

Afortunadamente, durante el tiempo que llevó superar los tres kilómetros de cola que había para pasar la frontera (en hora y media habían avanzado un metro), los niños estuvieron completamente dormidos y, cuando se despertaron, ya habían llegado a Hungría. En esa cola pudieron practicar la frase de Diego Blanco: “Reza, espera, y no te preocupes”.

¿Volver cuando todo esto termine? La verdad es que, hoy por hoy, no sabrían qué decir. Pensaban decidir si seguir en misión o no durante este verano. Una guerra aceleró los tiempos… Las puertas no están cerradas, pero ahora tienen claro que su misión es la del día a día aquí, en Valencia. Bienvenidos… a casa. Why not?

Puedes seguir a María Polanco en su perfil de Instagram.

Lo que “esconden” las espinilleras de Luka Modrić

El delantero del Real Madrid muestra su amor a Jesucristo y a su familia segundos antes de entrar al campo.

Luka Modrić es uno de los grandes jugadores de fútbol internacional. Es Balón de Oro. En el último partido de Champions del Real Madrid contra el Paris Saint Germain mostró su excelente trabajo como centrocampista.

Si en octubre de 2020 vieron El Clásico de Real Madrid – Barcelona, quizá recuerdan que cuando entró Luka Modrić en el segundo el tiempo, las cámaras de televisión lo captaron besando repetidas veces sus espinilleras segundos antes de entrar al campo.

LUKA MODRIC

No es la primera vez que lo hacía, y es que hay una historia muy bonita detrás de esta especie de ritual que, además, pareciera traerle muchas bendiciones. Por ejemplo, en aquel partido, metió el tercer gol del Real Madrid, y en el partido contra el PSG facilitó el segundo gol de Benzema.

LUKA MODRIC

En sus espinilleras, el futbolista de origen croata tiene impresa una foto de su familia y otra de Jesucristo.Para él, la religión es fundamental en su vida. Cuando ganó el Balón de Oro en el 2018 dijo que su familia cercana es la que le da fuerzas para seguir cruzando fronteras y cosechando frutos.

LUKA MODRIC

Además, este accesorio que protege sus piernas tiene otro significado muy especial para él. Modrić viene de una familia muy humilde. Su infancia transcurrió en plena guerra de los Balcanes. Su padre fue llamado por el ejército croata. A su abuelo lo asesinó un grupo de serbios cerca de su casa y él y su madre tuvieron que huir a Zadar.

LUKA MODRIC

Allí se hospedaron en un hotel. Modrić no paraba de jugar a fútbol. Incluso, años después, un antiguo recepcionista bromeó diciendo que él rompía más cristales con el balón que las propias bombas.

Allí fue descubierto por Tomislav Basic, jefe de la cantera de Zadar. Este recuerda que le hizo unas espinilleras de madera a Modric (que aún conserva) porque su familia apenas tenía dinero para sobrevivir.

LUKA MODRIC

Mucho ha cambiado desde entonces, incluso sus espinilleras, que ahora son de fibra de carbono; sin embargo, algo se mantiene igual: su sentimiento de que lo más importante es la familia.