Sintonizando con la ciencia y la fe

Durante este último año, he estado involucrado en la producción de una serie de programas de Ciencia y Fe para Radio María Inglaterra. Radio Maria England es una estación de radio católica con sede en Cambridge y es parte de la Familia Mundial de Radio María que tiene 86 sucursales en todo el mundo. Una cosa que hemos notado hasta ahora en nuestra serie Ciencia y Fe es lo bien que nuestros oyentes responden a las historias sobre las vidas de los grandes científicos católicos. Por ejemplo, poco después de emitir nuestro episodio sobre cosmología y el sacerdote católico belga P. Georges Lemaître, alguien de una organización llamada Equipping Christian Leadership in an Age of Science (ECLAS) se puso en contacto con nosotros diciendo que quería ayudarnos a encontrar al próximo Georges Lemaître. Como resultado de esta conversación, solicitamos y recibimos una generosa subvención de ECLAS para financiar nuestra próxima serie de Radio Maria Science and Faith. Ya sea que tengamos éxito o no en encontrar al próximo Georges Lemaître, esperamos que al menos podamos inspirar a las personas a interesarse activamente tanto en su fe católica como en la ciencia. Uno puede presentar buenas razones filosóficas y teológicas de por qué la ciencia y la fe católica pueden coexistir felizmente, pero nada es tan convincente como el testimonio de alguien que está muy dotado en la ciencia y que también tiene el don de la fe.

El P. Lemaître fue muy bendecido con estos dos dones. Desde una edad temprana, Georges sobresalió en matemáticas, pero también expresó interés en la teología. Tenía nueve años cuando le dijo por primera vez a su padre que quería ser sacerdote. En una ocasión, el joven Lemaître se entusiasmó particularmente con un pasaje del Libro del Génesis que parecía presagiar algunos de los desarrollos en la ciencia. Sin embargo, uno de sus maestros de ciencias y mentores, el P. Ernest Verreux, trató de someter el entusiasmo de Lemaître, diciendo que era solo una coincidencia y que lo más que podemos decir es que ocasionalmente uno de los profetas hizo una suposición científica correcta. Lemaître tomó en serio el consejo de su mentor, y se cree que, muchos años después, Lemaître pudo haber ofrecido en privado al Papa Pío XII consejos similares después de que el Papa pronunciara un discurso que sugería que la teoría cosmológica de Lemaître dio testimonio del Fiat lux del Génesis.

Después de la escuela secundaria, Lemaître comenzó a estudiar ingeniería civil en la Universidad de Lovaina, pero no pasó mucho tiempo antes de que estallara la Primera Guerra Mundial. Durante los años siguientes, Lemaître se vio atrapado en los horrores de la guerra de trincheras. Esta experiencia profundizó aún más el sentido de Lemaître de una vocación sacerdotal, pero también fue mientras estaba en las trincheras que leyó el libro de Henri Poincaré sobre electricidad y óptica. Esto inspiró a Lemaître a cambiar de ingeniería civil a estudiar matemáticas y física una vez que regresó a la universidad. En 1920 completó un doctorado en matemáticas, y comenzó a formarse para el sacerdocio diocesano, siendo ordenado en 1923.

Al año siguiente, ganó una beca para estudiar la teoría general de la relatividad de Einstein con Sir Arthur Eddington en el St Edmund’s College, Cambridge. No pasó mucho tiempo antes de que Lemaître comenzara a comprender algunas de las fascinantes consecuencias de la teoría de Einstein, consecuencias que incluso el propio Einstein encontró difíciles de aceptar. Lemaître fue capaz de demostrar que la teoría de Einstein predecía que todo el universo debería estar expandiéndose. Cuando Lemaître explicó su resultado a Einstein en la Conferencia Solvay de 1927, Einstein respondió: «Tus cálculos son correctos, pero tu física es abominable». Einstein, como muchos físicos de la época, estaba casado con la idea de un universo eternamente estático.

El mismo año, Lemaître publicó su resultado, pero fue ignorado en gran medida por la comunidad física. Eso fue hasta 1929 cuando Edwin Hubble publicó sus hallazgos astronómicos de que el universo se estaba expandiendo como Lemaître había predicho.

En 1932, Lemaître publicó una sugerencia aún más radical: según la teoría de Einstein, el universo no puede haber existido infinitamente lejos en el pasado, sino que debe haberse expandido desde un punto infinitamente denso. Esta teoría ahora se conoce como el Big Bang. En 1933, Einstein se había impresionado mucho más con Lemaître, describiendo su teoría como una interpretación hermosa y satisfactoria de los rayos cósmicos como reliquias del origen del universo. Fue durante este tiempo que la prensa comenzó a tratar a Lemaître con el mismo tipo de asombro de celebridades que siguió a Einstein. Cuando Einstein y el padre Lemaître, en su collar de perro, fueron vistos en una conversación profunda, la broma era que estaban discutiendo el «corderrito», una referencia al término Lambda en las ecuaciones de campo de Einstein.

Puedes leer más sobre la inspiradora vida de Lemaître en el libro de John Farrell The Day without Yesterday. Si está interesado en escuchar a los científicos católicos de hoy, puede averiguar sobre la próxima serie de Ciencia y Fe de Radio María buscando en Google «Viajes de fe en la ciencia». Los católicos han contribuido mucho a los desarrollos científicos, y es justo que dejemos que sus voces sean escuchadas.

Este artículo apareció por primera vez en la edición de marzo de 2022 de la Heraldo CatólicoSuscríbete hoy.

«De nuevo hay que vencer a las serpientes y matar a los dragones»

Este jueves 17 de marzo se celebra San Patricio y aunque la gran fiesta del patrón de los irlandeses no podrá celebrarse en las calles como cada año, en cada casa se puede venerar a este gran santo evangelizador, que llegó como un esclavo a la isla de la que luego sería su gran evangelizador.

Joseph Pearce, uno de los grandes intelectuales católicos de nuestro tiempo, reflexiona en The Catholic World Report sobre San Patricio en el día de su fiesta, y sobre cómo está la situación del catolicismo en este gran país católico así como en su vecina Reino Unido, donde en estos momentos legislaciones que atentan contra la moral católica se han convertido en un derecho, como por ejemplo el aborto.

“De nuevo hay que vencer a las serpientes y matar a los dragones”, afirma Pearce, recordando como la tradición dice que San Patricio logró echar de Irlanda todas las serpientes fuera de la isla, motivo por el cual ahora no existen allí estos reptiles. Y San Jorge, patrón de Reino Unido, es igualmente conocido por haber vencido al dragón.

De este modo, Pearce asegura que “quizá deberíamos rezar para que San Patricio se una a San Jorge, santo patrón de Inglaterra… para que estos guerreros celestiales ayuden a los verdaderos hijos de Erin (Irlanda) y de Albión (Inglaterra) a derrotar a las serpientes que gobiernan a sus desdichados países con sus lenguas viperinas y sus venenos letales”.

Puedes leer aquí el artículo íntegro en español escrito por Joseph Pearce con motivo de San Patricio.

Articulo adaptado del original publicado en marzo de 2020

¿Por qué un alma improbable?

Un hombre norteamericano, que desea permanecer en el anonimato, y a quien llamaremos Walter, una vez fue odiosamente ruidoso, fanfarrón y se burló de la fe católica, incluso hasta el punto de arrancar las cuentas del rosario de su madre de sus manos orantes, dispersándolas por el suelo. Luego pasó por una profunda conversión.

Un día, su amigo y compañero de trabajo, Aarón, que recientemente había sufrido una conversión en Medjugorje, le entregó a Walter un libro de los mensajes de María en Medjugorje. Llevándolos con él a la Catedral del Santísimo Sacramento durante su descanso para almorzar de su trabajo como corredor de bienes raíces, devoró los mensajes y rápidamente se convirtió en un hombre diferente.

Poco después, le anunció a Aaron: «Hay una decisión que tengo que tomar en mi vida. Necesito decidir si debo consagrar mi vida a la Madre de Dios».

«Eso es genial, Walter», respondió Aaron, «pero son las 9 a.m., y tenemos trabajo que hacer. Podemos hablar de eso más tarde».

«No, necesito tomar esa decisión ahora mismo», y Walter despegó.

Una hora más tarde, regresó a la oficina de Aaron con una sonrisa en su rostro y dijo: «¡Lo hice!»

«¿Hiciste qué?»

«Consagré mi vida a nuestra Señora».

Así comenzó una aventura con Dios y Nuestra Señora que Walter nunca podría haber soñado. Mientras Walter conducía a casa desde el trabajo un día, una intensa sensación en su pecho, como una acidez estomacal que no le dolía, de repente lo abrumó. Era una sensación de placer tan fuerte que se preguntó si tendría un ataque al corazón, por lo que se retiró de la autopista. Entonces escuchó una voz que creía que era Dios el Padre: «La Santísima Madre te ha elegido para ser usado como un instrumento de Dios. Te traerá grandes pruebas y gran sufrimiento. ¿Estás dispuesto a aceptar esto?» Walter no sabía lo que esto significaba, solo que se le pedía que lo usaran de alguna manera como instrumento de Dios. Walter estuvo de acuerdo.

No mucho después de eso, Nuestra Señora comenzó a hablarle, especialmente después de recibir la Sagrada Comunión. Walter escuchaba su voz a través de locuciones interiores, en palabras tan claras para él como las suyas, y ella comenzó a guiarlo, darle forma y enseñarle. Pronto Nuestra Señora comenzó a hablar a través de él a un grupo de oración semanal que creció y creció.

Ahora bien, estos mensajes, que alientan, moldean, desafían y fortalecen el remanente fiel de estos tiempos, los últimos tiempos, están disponibles para el mundo. Colectivamente, están disponibles en el libro: She Who Shows the Way: Heaven’s Messages for Our Turbulent Times. Los mensajes, que fueron examinados a fondo por varios sacerdotes y encontrados libres de todo error doctrinal, son respaldados de todo corazón por el arzobispo emérito Ramón C. Argüelles de Lipa.

¿Por qué Valeria Copponi?

La historia de Valeria Copponi de recibir locuciones del cielo comenzó cuando estaba en Lourdes acompañando a su esposo militar en peregrinación. Allí escuchó una voz que identificó como su ángel de la guarda, diciéndole que se levantara. Luego la presentó a Nuestra Señora, quien dijo: «Serás mi cenáculo», un término que solo entendió años después cuando un sacerdote lo usó en el contexto del grupo de oración que comenzó en la ciudad natal de Roma, Italia. Estas reuniones, en las que Valeria entregaba sus mensajes, se celebraban primero dos veces al mes los miércoles, luego semanalmente a petición de Jesús, a quien dice que vio en la iglesia de Sant’Ignazio en relación con una reunión con el jesuita estadounidense, el P. Robert Faricy. El llamado de Valeria ha sido confirmado por varias curaciones sobrenaturales, incluida una de la esclerosis múltiple, que también involucró el agua milagrosa en Collevalenza, la «Lourdes italiana» y el hogar de la monja española, Madre Speranza di Gesù (1893-1983), actualmente en proceso de beatificación.

Fue el P. Gabriele Amorth quien animó a Valeria a difundir sus mensajes fuera del cenáculo de oración. La actitud del clero es predeciblemente mixta: algunos sacerdotes son escépticos, mientras que otros participan plenamente en el cenáculo.

Lo siguiente es de las propias palabras de Valeria Copponi, como se indica en su sitio web y se traducen del italiano: http://gesu-maria.net/. Otra traducción al inglés se puede encontrar en su sitio en inglés aquí: http://keepwatchwithme.org/?p=22

«Soy un instrumento que Jesús usa para hacernos probar su Palabra para nuestros tiempos. Si bien no soy digno de esto, acepto con gran temor y responsabilidad este gran regalo, entregándome totalmente a Su Divina Voluntad. Este carisma extraordinario se llama «locuciones». Esto implica palabras interiores que vienen, no de la mente en forma de pensamientos, sino del corazón, como si una voz las «hablara» desde adentro.

Cuando empiezo a escribir (digamos, bajo dictado), no soy consciente del sentido del todo. Sólo al final, al releer, entiendo el significado de la totalidad de las palabras «dictadas» a mí más o menos rápidamente en un lenguaje teológico que no entiendo. Inicialmente, lo que más me maravilló fue esta escritura «limpia» sin eliminaciones ni correcciones, más perfecta y más exacta que un dictado ordinario, sin ningún cansancio de mi parte; todo sale bien. Pero sabemos que el Espíritu sopla donde y cuando Él quiere, y así con gran humildad y reconociendo que sin Él no podemos hacer nada, nos disponemos a escuchar la Palabra, Quién es el Camino, la Verdad y la Vida».

Luisa consagró a la gente a Satanás

Luisa Lomeli

Ex Maestro de Feng Shui

Durante 15 años, la mexicana Luisa Lomeli fue maestra de Feng Shui, una variante New Age de la brujería china dedicada a armonizar supuestas corrientes de energía similares al Reiki pero, en lugar de en cuerpos, en espacios. Acosada por extraños acontecimientos, pronto se enteró de que Dios usó a otra bruja para su regreso a la fe.

Luisa Lomeli nació en una familia católica, recibió el bautismo, la comunión y fue a la escuela de acuerdo con su fe. Una vida que, como le explica a Jaime Duarte, fundador del Centro de Investigación New Age (CISNE), contrastaba con la ausencia de vida religiosa en su vida cotidiana.

Consagrar a las personas a Satanás

No le tomó mucho tiempo dar sus primeros pasos en el ocultismo y la Nueva Era. «Comencé con la programación neurolingüística, reiki, curación y me convertí en consultor de Feng shui sanando la tierra y las casas … Estaba totalmente en lo oculto», relata.

De hecho, fue una de las pioneras en introducir el Feng shui en México y una exitosa maestra de esta disciplina. Desde el principio fue reconocida como «una excelente bruja. Ella creía que estaba ayudando a las personas que acudían a ella, pero más tarde se enteró de que lo contrario era cierto. «No te imaginas que estás metiendo a la gente en cosas terribles: estás consagrando la casa y la gente a Satanás», advierte.

Durante años, el éxito aparente acompañó a Lomeli y a las brujas que la seguían, pero cuanta más influencia tenía, más «fracaso» sentía. «Gané mucho dinero que nunca pude disfrutar, porque Satanás te quita todo y te hace vivir en la miseria. A veces ni siquiera tenía suficiente para comer, todo era para viajar por todo el mundo y perfeccionar la técnica: me dio fama y dinero y [el demonio] se encargó de recogerlo todo de mí».

Sirviendo al diablo «sin control».

Luisa, cada vez más «contaminada» por lo que creía que eran energías negativas llegó a participar en un curso para lograr la clarividencia, donde a través de ciertos rituales podía «obtener poderes, ver más allá de la realidad y acceder al conocimiento» oculto.

En una de las sesiones fue víctima del llamado «síndrome kundalini», una dolencia que puede ir acompañada de brotes psicóticos, la sensación de entrar y salir de dimensiones sin control, escuchar voces o tener experiencias extrasensoriales, y también sintió hormigueo continuo.

Eso no sería nada comparado con lo que comenzaría a sucederle algún tiempo después. «Yo era una bruja […] Me contaminé por completo. Cuando toqué fondo dejé de trabajar, sufrí cosas terribles y a las 3:00 de la noche sentí que algo me atrapaba. Fui a ver a miles de brujas y chamanes, pero no pude encontrar a nadie que me sanara», dice.

Una bruja la llevó a la fe

Hundida, Luisa pidió consejo a otra bruja y ella le recomendó una «receta» para la curación: tenía que ir a la Iglesia y pedir que «se le impusieran los Evangelios en latín». Hacía años que no había abandonado todo lo relacionado con su fe, pero cuando entró recuerda haber sentido «paz y calidez».

«Fue algo impactante, no podía dejar de llorar y estaba muy feliz. Vi que la Eucaristía era un milagro y cuando terminó la Misa tuve miedo de dejar la Iglesia. Dios está realmente aquí», pensó.

Ese día permaneció horas en la iglesia, comenzó a ir a misa con frecuencia y más tarde aprendió a rezar el rosario, pero continuó con sus prácticas, cursos y materiales de la Nueva Era.

«Unos días más tarde volví a sentir hormigueo y cuando dije que pertenecía a la Iglesia, los demonios comenzaron a atacar. Me pasaron cosas horribles», explica.

Salir de la Nueva Era, casi imposible

Sólo entonces se dio cuenta de que había abierto puertas que nunca hubiera imaginado. «Cuando fui a confesarme, el sacerdote me envió un rosario que no tenía idea de cómo orar. [A partir de entonces] Rezaba siete rosarios al día, estaba en la iglesia toda la mañana y pasaba años con muchos exorcistas, pero poco a poco empecé a tener mi corazón en la Iglesia», dice.

También recuerda que durante su conversión comenzaron a sucederle «cosas terribles», que más tarde entendió como una forma del diablo de hacerle pensar que no tenía que continuar por ese camino.

Hoy, advierte continuamente desde su propio canal de YouTube y en las entrevistas que da para que nadie «se meta en eso, no hay salida». También se dirige a aquellos que, como ella, están considerando abandonar las prácticas ocultas y les aconseja que «saquen todas las cosas de la Nueva Era de la casa. Un año después lo tiré todo», dice.

Tras «un proceso sumamente doloroso» desvincularse de una vida dedicada al ocultismo y la brujería, Luisa advierte a sus seguidores que no empiecen a involucrarse en este tipo de prácticas y agradece «la recompensa de un Dios que no se deja conquistar por bendiciones», entre otras la conversión de su familia, el fin de sus ataques espirituales e incluso el trabajo que consiguió al quedarse sin ninguna dedicación como bruja y Feng. instructor de shui. Actualmente, se dedica al acompañamiento y consejería de familias desde la fe.

Rel

El visionario de Fátima vio y confirmó las apariciones de Nuestra Señora de Medjugorje

A medida que el Vaticano continúa su Comisión internacional que investiga las apariciones en curso de Medjugorje, bajo el liderazgo del cardenal Camillo Ruini y la FCD, la Santa Sede no debe ignorar un hecho importante, pero poco conocido, sobre estas apariciones marianas. Fueron confirmados como auténticos por la principal vidente de Fátima, la hermana Lucia dos Santos, quien no solo confirmó sino que también informó haber experimentado apariciones de Nuestra Señora de Medjugorje en el convento.

Según el propio sobrino de sor Lucía, el padre Salinho, un sacerdote salesiano que vive en Portugal, sor Lucía continuó recibiendo visiones de la Virgen María mucho después de 1917, y algunas de estas apariciones de la Virgen hablaron a sor Lucía del trabajo continuo de la Virgen en Medjugorje. Este informe del Padre Salinho fue documentado por la autora francesa Hermana Emmanuel Maillard en su libro Medjugorje, Triumph of the Heart! (Queenship, 2004), una edición revisada de la obra popular anterior de la Hermana Emmanuel, Medjugorje: los años 90. El Papa Juan Pablo II se reunió con la hermana Emmanuel, se le dio una copia de su libro anterior y, por lo tanto, este conocimiento, entre el principal visionario de Fátima y las apariciones en Medjugorje, puede no haber sido ajeno al Vaticano.

Esta es una revelación muy importante, porque una de las cosas que la Iglesia busca, al evaluar las apariciones, es la coherencia entre las apariciones de María. Fátima y Medjugorje ya tienen una inmensa cantidad en común; desde el milagro del sol danzante que se ha registrado en cada lugar, una vez en Fátima y numerosas veces en Medjugorje, hasta referencias al Inmaculado Corazón de María en la devoción de Fátima y Medjugorje, hasta el programa espiritual de oración diaria , especialmente el Rosario – Misa, ayuno y penitencia para la salvación de los pecadores en cada sitio; a representaciones increíblemente similares de visiones de la vida después de la muerte, particularmente del infierno, que fueron dadas tanto a los videntes de Fátima como a Medjugorje por su aparición. La coherencia es evidente. Ahora incluso hay un informe de un sacerdote católico y un miembro de la familia del principal visionario de Fátima, que la propia Hermana Lucía experimentó apariciones de Nuestra Señora hablando sobre su trabajo en Medjugorje; y, por lo tanto, Sor Lucía supuestamente confirmó las apariciones de Medjugorje a través de sus propias revelaciones privadas de la Virgen.

Esta revelación también pone en duda muchas teorías que los críticos de Medjugorje han defendido, quizás la más notoriamente Donal Anthony Foley, el autor británico que, en su libro, Understanding Medjugorje, lioniza las apariciones de Fátima mientras (literalmente) demoniza las apariciones de Medjugorje, retratando los dos sitios de apariciones como si no tuvieran nada en común. Bueno, si Foley y los críticos de ideas afines creen en la autenticidad de las visiones de Sor Lucía, entonces se hace difícil dudar de que la Virgen no aparezca en Medjugorje, ya que la propia Hermana Lucía confirmó este mismo hecho, después de que se lo dijera su experiencia de aparición de la Virgen María. Lamentablemente, este informe del sobrino de sor Lucía no se ha distribuido ampliamente. Pero muestra que el Papa Juan Pablo II no estaba solo en la convicción de que Medjugorje completa Fátima, y que los dos sitios comparten la misma fuente espiritual: la Madre de Dios.

Curiosamente, del reciente libro de Monseñor Slawomir Oder sobre el Papa Juan Pablo II, Por qué es un santo, recibimos la confirmación de que el Papa consideraba a Medjugorje el cumplimiento de Fátima, explicando en 1984: «Medjugorje es la continuación de Fátima, es la finalización de Fátima». Ahora vemos que esta convicción del Papa no fue simplemente una opinión personal, ya que incluso la propia vidente de Fátima, Lucía dos Santos, proclamó lo mismo, que la misma Virgen que se le apareció en Fátima continuó apareciendo a ella en el convento, y le contó a Sor Lucía de su trabajo continuo – de la Virgen – en Medjugorje.

Es digno de mención, al subrayar esta conexión, que Sor Lucía y el Papa Juan Pablo II mantuvieron una amistad de por vida. Uno se pregunta si alguna vez discutieron juntos la presencia de Nuestra Señora en Medjugorje, ya que ambos tenían la convicción de que la Virgen de Fátima continuó su trabajo en la aldea bosnia. Aunque nunca podríamos saberlo con certeza, ya que ambas partes han fallecido, esto no sería una imposibilidad, ya que Juan Pablo II proclamó que Medjugorje es la continuación y finalización de Fátima en 1984, mientras que se reunió con Sor Lucía solo dos años antes, cuando el Papa estaba en Fátima el 13 de mayo de 1982, para agradecer a la Virgen por salvar su vida de un intento de asesinato. Este fue el mismo día en que Nuestra Señora de Medjugorje dijo a los videntes en Yugoslavia: «Sus enemigos intentaron matarlo, pero yo lo he protegido».

Lo interesante de las experiencias visionarias de Lucía con la Virgen es el hecho de que no terminaron cuando ella era una niña. Es cierto que la última aparición en los campos de Cova da Iria cerca de Fátima, que resultó en el milagro del sol danzante que fue presenciado por un estimado de 70,000 personas, concluyó el 13 de octubre de 1917. Sin embargo, incluso después de la conclusión de estas apariciones públicas, Sor Lucía continuó recibiendo revelaciones privadas de la Virgen María como monja en su celda. La misma Virgen María que vino a ella cuando era niña en Fátima continuó apareciendo a Lucía como una mujer adulta en el convento. Las apariciones duraron hasta altas horas de la vida de Lucía, incluso después de que la Virgen supuestamente comenzó a aparecer en Medjugorje a seis jóvenes croatas en 1981.

Lucía dos Santos fue la única visionaria que quedó de Fátima que vivió el siglo XX y el XXI. Poco después de que comenzaran las apariciones de Fátima a tres niños pastores en 1917, dos de los niños, Jacinta y Francisco Marto, hermano y hermana, fallecieron. Francisco murió de neumonía bronquial en 1919, mientras que Jacinta desarrolló un caso grave de pleuresía y murió en un hospital de Lisboa un año después. Francisco estaba a dos meses de cumplir once años, y Jacinta estaba a solo un mes de celebrar su décimo cumpleaños. Fue Lucía quien vivió hasta la vejez.

Se convirtió en monja de clausura, haciendo sus votos perpetuos el 3 de octubre de 1934 bajo el nombre de Sor Maria das Dores – María de los Dolores – en el Instituto de las Hermanas de Santa Dorotea en el convento de Tuy, España. Más tarde, Lucía regresaría a Portugal y se convertiría en Carmelita Descalza el 31 de mayo de 1949, tomando el nombre de Sor María Lucía de Jesús y el Inmaculado Corazón en el convento carmelita de Santa Teresa en Coimbra. Sor Lucía murió en el convento a la edad de 97 años el 13 de febrero de 2005.

Por Daniel Klimek

Desde ministryvalues.com

¿Por qué Pedro Regis?

Vidente de Nuestra Señora de Anguera

Con 4921 mensajes supuestamente recibidos por Pedro Regis desde 1987, el cuerpo de material asociado con las supuestas apariciones de Nuestra Señora de Anguera en Brasil es extremadamente sustancial. Ha atraído la atención de escritores especializados como el conocido periodista italiano Saverio Gaeta, y últimamente ha sido objeto de un estudio de la investigadora Annarita Magri. A primera vista, los mensajes pueden parecer repetitivos (una acusación también dirigida con frecuencia a los de Medjugorje) en términos de su énfasis constante en ciertos temas centrales: la necesidad de dedicar la vida totalmente a Dios, la fidelidad al Verdadero Magisterio de la Iglesia, la importancia de la oración, las Escrituras y la Eucaristía. Sin embargo, cuando se consideran durante un período más largo, los mensajes de Anguera tocan una amplia variedad de temas que no contienen nada incompatible con las enseñanzas de la Iglesia o las revelaciones privadas aprobadas. 

La posición de la Iglesia hacia las apariciones de Anguera es comprensiblemente de cautela; al igual que con Zaro di Ischia, se ha establecido una comisión a efectos de evaluación. Sin embargo, hay que decir que la posición de Mons. Zanoni, el actual Arzobispo de Feira de Santana, con responsabilidad diocesana para Anguera, es ampliamente solidaria, como se puede ver en esta breve entrevista (en portugués con subtítulos italianos): Haga clic aquí

Y el arzobispo Zanoni ha aparecido públicamente en Anguera junto a Pedro Regis, y bendiciendo a los peregrinos.

Debería ser obvio que el contenido de estos mensajes no puede tener un origen demoníaco debido a su estricta ortodoxia teológica. Es cierto que el influyente dominicano canadiense François-Marie Dermine ha acusado a Pedro Regis en los medios católicos italianos de recibir los mensajes por «escritura automática». El vidente, él mismo, ha refutado esta hipótesis de manera directa y convincente (haga clic aquí). Para ver a Pedro compartiendo los mensajes que ha recibido, haga clic aquí.

Al examinar más de cerca las opiniones del P. Dermine con respecto a la cuestión general de la revelación privada contemporánea, rápidamente se hace evidente que tiene una teológica a priori contra cualquier profecía (como los escritos del P. Stefano Gobbi) y considera que la llegada de una Era de Paz es una visión herética. En cuanto a la posibilidad de que Pedro Regis pudiera haber inventado cerca de 5000 mensajes en un periodo de casi 33 años, hay que preguntarse qué posible motivación podría tener para hacerlo. En particular, ¿cómo pudo Pedro Regis haber imaginado el extenso mensaje #458, que recibió públicamente mientras estaba arrodillado durante casi dos horas el 2 de noviembre de 1991? ¿Y cómo podría haberlo escrito en más de 130 hojas de papel numeradas de antemano, con el mensaje deteniéndose perfectamente al final de la página 130? Pedro Regis, él mismo, tampoco era consciente del significado de algunos de los términos teológicos empleados en el mensaje. Se estima que alrededor de 8000 testigos estuvieron presentes, incluidos periodistas de televisión, porque Nuestra Señora de Anguera había prometido el día anterior dar una «señal» a los escépticos.

Película Father Stu

Basada en una historia real, Father Stu es un drama honesto, divertido y finalmente edificante sobre un alma perdida que encuentra su propósito en un lugar inesperado. Cuando una lesión pone fin a su carrera como boxeador amateur, Stuart Long (Mark Wahlberg) se traslada a Los Ángeles soñando con el estrellato. Mientras se gana la vida como dependiente de un supermercado, conoce a Carmen (Teresa Ruiz), una profesora católica de escuela dominical que parece inmune a su encanto de chico malo. Decidido a conquistarla, el agnóstico empieza a ir a la iglesia para impresionarla. Pero al sobrevivir a un terrible accidente de moto se pregunta si puede utilizar su segunda oportunidad para ayudar a otros a encontrar su camino, lo que le lleva a darse cuenta de que está destinado a ser un sacerdote católico. A pesar de una devastadora crisis de salud y del escepticismo de las autoridades eclesiásticas y de sus distanciados padres (Mel Gibson y Jacki Weaver), Stu persigue su vocación con valor y compasión, inspirando no sólo a sus allegados sino a innumerables personas en el camino.

Escrita para la pantalla y dirigida por Rosalind Ross, y protagonizada por el nominado al Oscar® Mark Wahlberg (Mejor Actor de Reparto, Infiltrados, 2006) como el Padre Stu, junto al ganador del Oscar® Mel Gibson (Mejor Director, Braveheart, 1995), la nominada al Oscar® Jacki Weaver (Mejor Actor de Reparto, Silver Linings Playbook, 2012) y Teresa Ruiz (Narcos). La película está producida por Mark Wahlberg, Stephen Levinson y Jordon Foss y producida ejecutivamente por Miky Lee, Colleen Camp, Rosalind Ross, Patrick Peach y Tony Grazia.

Estreno el 15 de Abril en todo el mundo

El secreto del Padre Loring

Sus últimas palabras: “Ave María Purísima”

El sacerdote Jorge Loring, jesuita, falleció este miércoles, solemnidad de la Natividad del Señor, en Málaga a los 92 años de edad, donde se encontraba grave después de haber sufrido un ataque cerebrovascular. En los últimos años su salud había decaído considerablemente y había sido sometido a numerosas intervenciones quirúrgicas.

Dios le llamó al cielo el mismísimo día de Navidad, a las 3 de la tarde, hora de la Divina Misericordia. Según trascendió, expiró rezando el Santo Rosario y sus últimas palabras fueron “Ave María Purísima”.

Síntesis de su vida

El Padre Loring nació en Barcelona en 1921. Bisnieto de Jorge Loring y Oyarzábal e hijo del ingeniero Jorge Loring Martínez, estudió seis años en el Colegio de Nuestra Señora del Pilar, de los marianistas de Madrid.

En el verano de 1936, durante la Guerra Civil, los republicanos asesinan a su padre en Madrid. Se traslada a Málaga donde estudia el bachillerato en el Colegio San Estanislao de Kostka y regresa a Madrid para cursar ingeniería en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI), ordenándose sacerdote en 1954, a la edad de 33 años en la Compañía de Jesús.

Es reconocido en España y en toda Hispanoamérica por sus acciones de difusión y evangelización que durante muchos años ha realizado por televisión y radio, además de haber impartido conferencias por todo el mundo.

Ha escrito varios libros, siendo el más popular el titulado «Para Salvarte«, que ha alcanzado la edición número sesenta y tres, superando el millón de ejemplares vendidos en España, siendo editado también en Méjico, Ecuador, Perú, Chile, EE.UU., Egipto, Israel, Rusia, etc.

Además de sus publicaciones, ha grabado algunas de sus conferencias en video, y ha aparecido en emisoras de televisión como EWTN.

Mis encuentros con él

En la segunda quincena de julio de 2012 estuve unos días de vacaciones en Cádiz, y visitando la iglesia de Santiago Apóstol, me encuentro con la sorpresa de ver un confesionario que indicaba los horarios de confesión del P. Jorge Loring en ese lugar.

Contacté con él, le comenté que siendo joven de la Acción Católica me formé doctrinal y espiritualmente con sus libros, especialmente con “Para Salvarte” y que su figura y testimonio sacerdotal había sido para mí una gran luz en mis momentos de discernimiento espiritual camino al sacerdocio.

En esa conversación le propuse grabarle una entrevista donde compartiera vivencias sacerdotales y apostólicas, perfilando ese diálogo como un legado espiritual para que muchos, como yo un día, pudiesen ser iluminados por tan alto testimonio de celo apostólico.

Me respondió afirmativamente y ahí quedó ese extenso testimonio grabado –todavía inédito- que está repleto de sentidas anécdotas y reflexiones profundas sobre el sacerdocio y el celo por las almas, entrevista que se ha convertido para mí -al volver a escucharla en estos días conociendo la gravedad de su estado- en un auténtico legado espiritual, un verdadero testamento sacerdotal.

Poco más de un mes de ese primer encuentro, el 1 de septiembre del 2012, asumí mis funciones como director espiritual del Seminario San Bartolomé de la diócesis de Cádiz y Ceuta y me encuentro que esa misma iglesia de Santiago donde le conocí, ahora era parte de mi ministerio sacerdotal y por las vueltas que tiene la vida, ¿quién me lo iba a decir?… en estos dos últimos años lo tuve de vecino en el confesionario que está junto al mío en esa misma iglesia.

A partir de ese momento nos encontramos innumerables veces en la Iglesia de Santiago, él yéndose o volviendo de confesar, yo por comenzar o habiendo celebrado la misa, nos cruzábamos compartiendo siempre edificantes conversaciones.

El secreto del Padre Loring

El Padre Loring, jesuita, ha sido un apóstol de los grandes, un dignísimo hijo de san Ignacio de Loyola, que hasta sus últimos días ha sido incansable discípulo, apóstol y misionero de Jesucristo. ¿Cuántos como yo hemos crecido y nos hemos formado cristianamente con su libro «Para salvarte»?

¿Cuál ha sido su secreto? Vivió siempre teniendo como fundamento una fe sólida. Fue coherente en la fidelidad hasta en el detalle: fe y vida eran una sola realidad para él. Puso a trabajar con la gracia de Dios unas facultades innatas que convirtió en dones sagrados: trabajador incansable por el Reino y comunicador vehemente y apasionado de Jesucristo.

Hoy elevamos una oración por su alma al Dulce Niño de Belén, con la certeza de que pronto estará con Aquel a quien llevó por el mundo entero, “con alma grande y generosidad” al decir de san Ignacio de Loyola, con una vida dedicada a la evangelización y siempre junto a su Madre, María Santísima, a quien le dedicó sus últimas palabras.

“Para Salvarte”

El inolvidable padre Loring

“Para que vivas felizmente, tengas una fe ilustrada y te salves”, para eso escribió el padre Jorge Loring una enciclopedia católica que va por la 64ª edición

La primera vez que el padre Loring me salvó fue cuando tuve que escribir unas palabras sobre “el relativismo moral en nuestra sociedad”.

Con la hoja en blanco y comenzando a preocuparme, un compañero de trabajo me mostró un video donde un sacerdote español muy enérgico, para su avanzada edad, exponía el tema. Todo un personaje.

Quedé enganchada con su argumentación lógica, apelando al sentido común, y sobre todo, con su gran convicción. Hablaba con la certeza de quien sabe está anunciando la Verdad.

Ingeniero no, sacerdote sí

¿Quién era ese cura tan erguido y simpático? Era el mundialmente famoso sacerdote español Jorge Loring (1921-2013).

Father Jorge Loring 2

© DR

Primero conocí los videos que grabó para EWTN. Luego encontré en la web su enciclopedia: Para Salvarte. Enciclopedia del Católico del siglo XXI.

Antes de entrar a la Compañía de Jesús, el padre Loring estudiaba ingeniería aeronáutica. Su papá, el famoso ingeniero Jorge Loring Martínez (pionero de la aviación civil en España), tenía una fábrica de aviones y su plan era encargarse de la empresa familiar. Entonces lo invitaron a unos ejercicios espirituales y al finalizarlos, dijo adiós a los aviones para elevarse al sacerdocio.

“Voy a escribir un catecismo para adultos”

¿Cómo llegó a escribir una enciclopedia? Todo comenzó cuando era novicio, por allá en los años 40 y lo enviaron a catequizar en la cárcel.

Vio que los prisioneros tenían “un cacao mental”, en materia religiosa, donde se mezclaban la verdad con muchas falsedades.

Entonces buscó un manual para guiarlos, pero sólo había catecismos para niños y textos “que eran un ladrillo”.

Ante la carencia de material, se vio en la necesidad de escribir un catecismo para adultos. Al principio era un pequeño folleto de 10 páginas, para los presos. Luego, evangelizando a militares, un coronel le propuso juntarlas en un libro.

Reunió todo el material que tenía en un texto, y fue mejorándolo año tras año, hasta convertirlo una enciclopedia que ha vendido más de 1.300.000 ejemplares, y ya va por la edición 64.

A la par con la enciclopedia, el padre Loring nos dejó un gran ejemplo: ponerse en marcha y confiar en la ayuda que importamos del Cielo.  Con razón, una de sus frases favoritas era:

Dios lo hace casi todo y uno no hace casi nada; pero Dios no hace su casi todo, si uno no hace su casi nada

”Doy doctrina sobre 500 temas”

JORGE LORING

Youtube

¿Qué contiene esta enciclopedia?: “Procuro decir todo lo que un católico tiene que saber sobre su fe… y si alguien me hace notar que falta algo, lo incluyo”.

Todo lo que a uno se le ocurra, sobre la fe cristiana, y sobre temas clave, allí está: el origen del universo, el evolucionismo, Jesucristo, los sacramentos, el aborto, las iglesias protestantes, extraterrestres, la clonación…

Y lo que uno nunca pensaría, también está allí: donación de órganos,  el manuscrito del qumrán, la deuda externa… y un larguísimo etcétera.

En la web hay una versión resumida de esta enciclopedia, que comienza con “El origen del cosmos”.

Allí explica de manera sencilla, agradable y muy bien documentada, cómo podemos “conocer a Dios por las huellas que ha dejado en la creación”. Nos deja muy claro que la fe cristiana es perfectamente razonable.

¡No faltó nada!

Todo está explicado de manera muy sencilla y con apego a la doctrina de la Iglesia católica. Al respecto dijo:

“Yo en materia de tecnología voy en punta, pero en cuestión de doctrina voy detrás del Papa”.

También encontramos el listado de todos los Papas desde san Pedro hasta el Papa Francisco, cómo bendecir la mesa, cómo rezar el rosario, cómo hacer un examen para confesarse, cómo consagrar la casa al corazón de Jesús, el credo, y hasta una lista de libros espirituales recomendables.

Un sacerdote inoxidable

Era incansable. En la web hay un video donde aparece el padre Loring a los 91 años, en México, en la Feria del Libro de Guadalajara, conversando sobre su enciclopedia.

Lúcido, enérgico y desparpajado, como siempre, dijo que ese era su viaje número 80 a Latinoamérica.

Al finalizar el programa, el presentador le pidió un mensaje para sus muchos seguidores en Latinoamérica; esto dijo:

Sean fieles a Cristo, y su vida será un acierto

Evangelizó hasta el final de su vida y defendió la fe cristiana con ardor, fue un gran apologeta.

En lo personal, lo mejor que me enseñó es que uno no puede convencer si no está convencido.

En internet están muchos de sus videos, y claro, no faltan los comentarios de los cibernautas: “Loring es un tipazo”, “Inolvidable el padre Loring”, “Es un verdadero sacerdote”.

Me sumo a todos ellos, el padre Loring era inteligente, elocuente, coherente, diligente, apasionado, incansable, vivaz y mucho más, pero el adjetivo que mejor le calza es…inolvidable.