Disney se pliega al lobby gay

Una pareja abiertamente homosexual en su última película de animación

Directivos de la compañía reconocen estar trabajando para implementar la agenda gay en las películas infantiles.

Disney sigue cumpliendo con el compromiso de difundir contenido queer y LGTB en sus producciones para niños. En esta ocasión la protagonista es «Mundo extraño«, la nueva película de animación dirigida por Don Hall (Big Hero 6, Raya y el último dragón) y Qui Nguyen (coguionista en Raya y el último dragón). Inspirada en las novelas de aventuras de Julio Verne, la película incluye entre sus personajes a una pareja abiertamente homosexual.

La nueva película «Mundo extraño» se centra en un grupo de exploradores que navega por tierras desconocidas y ha sido producida por el veterano Roy Conli (El jorobado de Notre Dame, Big Hero 6, Enredados). Se estrenará en España el día 25 de noviembre.

Todo un plan marcado

Una de las escenas de la película muestra al hijo (Ethan) en una actitud de timidez frente al chico que le gusta, en ese momento el padre entra en la estancia y dice: «¡Qué gusto conocerte! Mi hijo habla de ti todo el tiempo».

La hoja de ruta gay de los directivos de Disney ya fue denunciada, hace solo unos meses, por el periodista Rod Dreher, en The American Conservative. Uno de los primeros ejemplos que se menciona es el de Latoya Raveneau, productora ejecutiva de Disney, que reconoció haber implementado una agenda gay en la programación, así como contenidos queer.

«Nuestros jefes fueron muy acogedores con mi nada secreta agenda gay. Sentí un impulso, una sensación de que no tenía que tener miedo a que dos personajes (queer) se besasen. Añadía contenidos queer a la programación siempre que podía. Nadie podía detenerme», comentó en su día en un vídeo.

La película trata de un grupo de exploradores que navega por tierras desconocidas.

Sin embargo, el adoctrinamiento gay del gigante cinematográfico ha chocado de frente con las autoridades del Estado de Florida, en el que se encuentra su sede. El gobernador Ron de Santis prohibió este mismo año adoctrinar o emitir contenidos de identidad de género en las guarderías y hasta tercer grado de primaria.

Una medida con la que, lógicamente, no estuvo de acuerdo la propia Disney. «Nuestro objetivo como empresa es que esta ley sea derogada. Estamos dedicados a defender los derechos y la seguridad de miembros LGBTQ+ de la familia Disney, así como de la comunidad LGBTQ+ en Florida y en todo el país», comentó la compañía.

‘Lightyear’ de Pixar incluirá una escena de besos ‘del mismo sexo’

(LifeSiteNews) — En sintonía con la agenda LGBTQ, la nueva película derivada de Toy Story de Pixar, «Lightyear», presentará una escena de besos del «mismo sexo».

Según Variety, «Lightyear» está listo para restaurar una escena de besos entre personas del mismo sexo entre dos personajes femeninos que inicialmente fue eliminada de la película por ejecutivos de Disney. Según los informes, la decisión de «restaurar» la escena se tomó después de que los empleados se indignaron porque el CEO de Disney, Bob Chapek, no adoptó una postura más firme contra el proyecto de ley de Derechos de los Padres en la Educación de Florida.

En una declaración que Variety atribuye a «los empleados LGBTQIA + de Pixar y sus aliados», los trabajadores pro-LGBT afirman que además de estar indignados por la conducta de Chapek en torno al proyecto de ley de Florida, también se han sentido constantemente frustrados con los ejecutivos corporativos de Disney en general, alegando que han cortado «casi todos los momentos de afecto abiertamente gay» de las películas de Pixar.

La frustración de los trabajadores con Chapek en particular proviene de lo que perciben como una condena insuficiente del proyecto de ley de educación de Florida, que busca proteger a los niños pequeños de la escuela de que se les enseñe ideología sexual radical. Hasta ahora, Chapek no solo se opuso públicamente al proyecto de ley, sino que incluso prometió $ 5 millones a la Campaña de Derechos Humanos y otros grupos llamados «derechos» LGBT.

El proyecto de ley en sí, que ha sido apodado el proyecto de ley «No digas gay» por los críticos pro-LGBT, en realidad no prohíbe el uso de la palabra gay, sino que busca proteger a los niños de tercer grado o menos de que se les enseñen ideas radicales con respecto a la «identidad» de género y la «orientación» sexual.

«La instrucción en el aula por parte del personal de la escuela o terceros sobre orientación sexual o identidad de género puede no ocurrir en el jardín de infantes hasta el grado 3 o de una manera que no sea apropiada para la edad o el desarrollo de los estudiantes de acuerdo con los estándares estatales», dice el texto del proyecto de ley, que fue aprobado en el Senado de Florida el 8 de marzo.

El proyecto de ley establece además que «el personal del distrito escolar no puede desalentar ni prohibir la notificación y participación de los padres en decisiones críticas que afecten la salud o el bienestar mental, emocional o físico de un estudiante», incluida la adopción de una nueva «identidad de género».

A pesar de las críticas de izquierda, la legislación propuesta ha generado un fuerte apoyo de muchos republicanos, que han argumentado que las escuelas no deberían instruir a los niños pequeños sobre la ideología sexual radical.

El senador estatal republicano Danny Burgess dijo a NBC News que el proyecto de ley reafirma el derecho de los padres por encima de los administradores escolares con respecto a sus hijos.

«Este proyecto de ley dice que los padres tienen derecho a criar a sus hijos no termina cuando entran en un aula. Este proyecto de ley reconoce que los padres no son el enemigo», dijo Burgess.

«El proyecto de ley simplemente dice que debería haber un límite de edad en ciertas discusiones. No es un concepto nuevo, ni es radical», agregó.

Jon Schweppe, director de políticas del American Principles Project, dijo a The Daily Wire que la legislación propuesta por Florida es «sobre el respeto de los derechos de los padres y la protección de los niños«.

«Los padres no deberían tener que temer enviar a sus hijos a la escuela pública en Estados Unidos, pero lo hacen porque los ideólogos despiertos se han obsesionado con enseñar a los niños de tan solo cinco años que pueden cambiar su género».

¡¡DESDE @MORALYLUCES DESACONSEJAMOS EL VISIONADO DE ESTE AUDIOVISUAL PARA NIÑ@S DEBIDO A QUE PUEDE SER PERJUDICIAL DEBIDO A QUE NOS QUIEREN HACER VER (@AGENDA 2030) COMO NORMAL LO QUE NO ES!!.

LO NORMAL ES QUE SE BESEN PERSONAS DE DIFERENTE SEXO (HOMBRE & MUJER).

¡¡VIVA CRISTO REY Y LA IMACULADA VIRGEN MARIA!!