Serie sobre bioética y derecho a la vida

Televisión católica española lanza serie sobre bioética y derecho a la vida

MADRID, 26 Dic. 06 (ACI).- El canal de televisión de inspiración católica “Popular TV” lanzó este martes 26 de diciembre una ambiciosa serie que aborda los temas más controvertidos referidos a la defensa de la vida, la familia y la bioética.

La serie, que se emite de martes a viernes a las 10:00 p.m. –hora de España- durante las próximas dos semanas, se titula “La Cultura de la Vida”.

Entre los temas que abordará la serie se encuentran:

Orígenes de la Bioética

  1. El Aborto Hoy
  2. Procreación Artificial
  3. Células Madre
  4. Prevenir el SIDA
  5. Eutanasia y Legalidad
  6. Cuidados Paliativos
  7. Bioética y Comunicación

Los horarios y canales de difusión en las diversas regiones de España están disponibles en la página web de Popular TV

El hombre aún necesita a Dios

El hombre que ha llegado a otros planetas y navega por Internet, aún necesita a Dios

VATICANO, 25 Dic. 06 (ACI).- A medio día de este 25 de diciembre, Día de Navidad,  el Papa Benedicto XVI  pronunció su saludo navideño en 62 idiomas junto con su bendición » Urbi et Orbi» –a la Ciudad y al Mundo-, a la vez que   pronunció un conmovedor llamado a la conversión de los hombres al Salvador y a la paz en las regiones más conflictivas del mundo.

Hablando en español, el Pontífice dijo, «¡Feliz Navidad! Que la Paz de Cristo reine en vuestros corazones, en la familias y en todos los pueblos».

Luego, hizo un enérgico llamado en el que destacó que el hombre de hoy, marcado por sorprendentes logros tecnológicos , no ha respondido aún a sus anhelos más profundos, y necesita de Dios más que nunca, porque aún muere de hambre y sed, de consumismo desenfrenado y del vacío interior; y por ello de esta humanidad surge, más que nunca, un desgarrador llamado espiritual que evidencia que el hombre es el mismo de siempre, en necesidad de ser salvado.

A partir de esta afirmación, el Pontífice lanzó un llamado específico por la Paz en Tierra Santa , en el Líbano, en Irak y en Sri Lanka, entre otros.

Este es el mensaje completo pronunciado por el Santo Padre:

 "Salvator noster natus est in mundo" (Misal Romano).

¡"Nuestro Salvador ha nacido en el mundo"! Esta noche, una vez más, hemos escuchado en nuestras Iglesias este anuncio que, a través de los siglos, conserva inalterado su frescor. Es un anuncio celestial que invita a no tener miedo porque ha brotado una "gran alegría para todo el pueblo" (Lc 2,10). Es un anuncio de esperanza porque da a conocer que, en aquella noche de hace más de dos mil años, "en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor" (Lc 2,11). Entonces, a los pastores acampados en la colina de Belén; hoy, a nosotros, habitantes de este mundo nuestro, el Ángel de la Navidad repite: "Ha nacido el Salvador; ha nacido para vosotros. ¡Venid, venid a adorarlo!".

Pero, ¿tiene todavía valor y sentido un "Salvador" para el hombre del tercer milenio? ¿Es aún necesario un "Salvador" para el hombre que ha alcanzado la Luna y Marte, y se dispone a conquistar el universo; para el hombre que investiga sin límites los secretos de la naturaleza y logra descifrar hasta los fascinantes códigos del genoma humano? ¿Necesita un Salvador el hombre que ha inventado la comunicación interactiva, que navega en el océano virtual de internet y que, gracias a las más modernas y avanzadas tecnologías mediáticas, ha convertido la Tierra, esta gran casa común, en una pequeña aldea global? Este hombre del siglo veintiuno, artífice autosuficiente y seguro de la propia suerte, se presenta como productor entusiasta de éxitos indiscutibles.

Lo parece, pero no es así. Se muere todavía de hambre y de sed, de enfermedad y de pobreza en este tiempo de abundancia y de consumismo desenfrenado. Todavía hay quienes están esclavizados, explotados y ofendidos en su dignidad, quienes son víctimas del odio racial y religioso, y se ven impedidos de profesar libremente su fe por intolerancias y discriminaciones, por ingerencias políticas y coacciones físicas o morales. Hay quienes ven su cuerpo y el de los propios seres queridos, especialmente niños, destrozado por el uso de las armas, por el terrorismo y por cualquier tipo de violencia en una época en que se invoca y proclama por doquier el progreso, la solidaridad y la paz para todos. ¿Qué se puede decir de quienes, sin esperanza, se ven obligados a dejar su casa y su patria para buscar en otros lugares condiciones de vida dignas del hombre? ¿Qué se puede hacer para ayudar a los que, engañados por fáciles profetas de felicidad, a los que son frágiles en sus relaciones e incapaces de asumir responsabilidades estables ante su presente y ante su futuro, se encaminan por el túnel de la soledad y acaban frecuentemente esclavizados por el alcohol o la droga? ¿Qué se puede pensar de quien elige la muerte creyendo que ensalza la vida?

¿Cómo no darse cuenta de que, precisamente desde el fondo de esta humanidad placentera y desesperada, surge una desgarradora petición de ayuda ? Es Navidad: hoy entra en el mundo "la luz verdadera, que alumbra a todo hombre" (Jn 1, 9). "La Palabra se hizo carne, y acampó entre nosotros" (ibíd. 1,14), proclama el evangelista Juan. Hoy, justo hoy, Cristo viene de nuevo "entre los suyos" y a quienes lo acogen les da "poder para ser hijos de Dios"; es decir, les ofrece la oportunidad de ver la gloria divina y de compartir la alegría del Amor, que en Belén se ha hecho carne por nosotros. Hoy, también hoy, "nuestro Salvador ha nacido en el mundo", porque sabe que lo necesitamos. A pesar de tantas formas de progreso, el ser humano es el mismo de siempre: una libertad tensa entre bien y mal, entre vida y muerte. Es precisamente en su intimidad, en lo que la Biblia llama el "corazón", donde siempre necesita ser salvado. Y en la época actual postmoderna necesita quizás aún más un Salvador, porque la sociedad en la que vive se ha vuelto más compleja y se han hecho más insidiosas las amenazas para su integridad personal y moral. ¿Quién puede defenderlo sino Aquél que lo ama hasta sacrificar en la cruz a su Hijo unigénito como Salvador del mundo?

"Salvator noster", Cristo es también el Salvador del hombre de hoy. ¿Quién hará resonar en cada rincón de la Tierra de manera creíble este mensaje de esperanza? ¿Quién se ocupará de que, como condición para la paz, se reconozca, tutele y promueva el bien integral de la persona humana, respetando a todo hombre y toda mujer en su dignidad? ¿Quién ayudará a comprender que con buena voluntad, racionabilidad y moderación, no sólo se puede evitar que los conflictos se agraven, sino llevarlos también hacia soluciones equitativas? En este día de fiesta, pienso con gran preocupación en la región del Oriente Medio, probada por numerosos y graves conflictos, y espero que se abra a una perspectiva de paz justa y duradera, respetando los derechos inalienables de los pueblos que la habitan. Confío al divino Niño de Belén los indicios de una reanudación del diálogo entre israelitas y palestinos que hemos observado estos días, así como la esperanza de ulteriores desarrollos reconfortantes. Confío en que, después de tantas víctimas, destrucciones e incertidumbres, reviva y progrese un Líbano democrático, abierto a los demás, en diálogo con las culturas y las religiones. Hago un llamamiento a los que tienen en sus manos el destino de Irak, para que cese la feroz violencia que ensangrienta el País y se asegure una existencia normal a todos sus habitantes. Invoco a Dios para que en Sri Lanka, en las partes en lucha, se escuche el anhelo de las poblaciones de un porvenir de fraternidad y solidaridad; para que en Dafur y en toda África se ponga término a los conflictos fraticidas, cicatricen pronto las heridas abiertas en la carne de ese Continente y se consoliden los procesos de reconciliación, democracia y desarrollo. Que el Niño Dios, Príncipe de la paz, haga que se extingan los focos de tensión que hacen incierto el futuro de otras partes del mundo, tanto en Europa como en Latinoamérica.

"Salvator noster": Ésta es nuestra esperanza; este es el anuncio que la Iglesia hace resonar también en esta Navidad. Con la encarnación, recuerda el Concilio Vaticano II, el Hijo de Dios se ha unido en cierto modo a cada hombre (cf. Gaudium et spes, 22). Por eso, puesto que la Navidad de la Cabeza es también el nacimiento del cuerpo, como enseñaba el Pontífice san León Magno, podemos decir que en Belén ha nacido el pueblo cristiano, cuerpo místico de Cristo en el que cada miembro está unido íntimamente al otro en una total solidaridad. Nuestro Salvador ha nacido para todos. Tenemos que proclamarlo no sólo con las palabras, sino también con toda nuestra vida, dando al mundo el testimonio de comunidades unidas y abiertas, en las que reina la hermandad y el perdón, la acogida y el servicio recíproco, la verdad, la justicia y el amor.

Comunidad salvada por Cristo. Ésta es la verdadera naturaleza de la Iglesia, que se alimenta de su Palabra y de su Cuerpo eucarístico. Sólo redescubriendo el don recibido, la Iglesia puede testimoniar a todos a Cristo Salvador; hay que hacerlo con entusiasmo y pasión, en el pleno respeto de cada tradición cultural y religiosa; y hacerlo con alegría, sabiendo que Aquél a quien anuncia nada quita de lo que es auténticamente humano, sino que lo lleva a su cumplimiento. En verdad, Cristo viene a destruir solamente el mal, sólo el pecado; lo demás, todo lo demás, lo eleva y perfecciona. Cristo no nos pone a salvo de nuestra humanidad, sino a través de ella; no nos salva del mundo, sino que ha venido al mundo para que el mundo se salve por medio de Él (cf. Jn 3,17).

Queridos hermanos y hermanas, dondequiera que os encontréis, que llegue hasta vosotros este mensaje de alegría y de esperanza: Dios se ha hecho hombre en Jesucristo; ha nacido de la Virgen María y renace hoy en la Iglesia. Él es quien lleva a todos el amor del Padre celestial. ¡Él es el Salvador del mundo! No temáis, abridle el corazón , acogedlo, para que su Reino de amor y de paz se convierta en herencia común de todos. ¡Feliz Navidad!

Se desarmó el Belén

– Hace unos días saltó a la opinión pública una noticia ocurrida en el Colegio de las Lagunas de Mijas Costa (Málaga). La directora desmontó el Belén que los alumnos de 1º ESO habían hecho en clase de Religión y lo tiró a la basura, despreciando el trabajo, la asignatura y, mucho peor, todo lo que el Belén significa: el Nacimiento de Jesús. El argumento es que “un centro laico no puede contar con manifestaciones religiosas”. Lo más grave de este asunto, al margen de lo meramente religioso, es que una directora de un Colegio Público, dependiente de la Junta de Andalucía gobernada por el PSOE, no ha respetado las creencias religiosas de los alumnos lo cual, según la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Málaga, puede ser un delito tipificado en el art. 525 del Código Penal vigente. La Delegación de Educación justifica a la directora, argumentando que esta actividad no fue notificada. Una vergüenza de comunicado oficial en los días previos a la Navidad.
Se ha pedido el cese de la directora por herir la sensibilidad de los pobres chicos de primero de ESO, que se habían esmerado en hacer un trabajo, y tirar a la basura toda su ilusión. Además, la profesora de religión ha visto totalmente desprotegida su dignidad como docente y no respetada su libertad de cátedra dentro del aula.

Este laicismo que nos invade, imperativo al que estamos sometidos los cristianos por no poder hacer uso de nuestra libertad religiosa es, en el fondo, una discriminación que ya viene de lejos. Está lleno de un rencor y un complejo que demuestran intolerancia, falta de talante, incultura, fundamentalismo y falta de sensibilidad y respeto hacia los ciudadanos. ¿Qué será lo próximo: impedir los desfiles procesionales de Semana Santa en la calle, prohibir la celebración pública del Corpus Christi, impedir que Benedicto XVI vuelva a España…?

Este gesto, absurdo y destructivo, retrata a esta directora de colegio, no como defensora de las libertades ni como buscadora de la excelencia educativa o de difíciles equilibrios que sólo existen en una atormentada cabeza, sino como una persona incapaz de respetar aquello con lo que no está de acuerdo. La discrepancia y la variedad de opiniones nos enriquecen, siempre que exista el respeto, por eso, lo que ha ocurrido en este centro educativo tiene un nombre: intolerancia.

Talleres de ”orientación sexual”

Talleres de »orientación sexual» desorientan a los jóvenes

Hace unos días me sorprendió la noticia que leí en un periódico de tirada provincial: un Colectivo de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales impartía Talleres sobre Orientación Sexual en 50 Institutos de la provincia de Málaga, para un total de un millar de alumnos aproximadamente de 3º de ESO y de edades comprendidas entre los 14 y 15 años.
Las respuestas a los cuestionarios que se pasaron eran reveladoras y demostraban la confusión general en materia de Orientación Sexual de la mayoría del alumnado y de los que elaboraron el cuestionario.
Este Colectivo de Gays y Lesbianas, Transexuales y Bisexuales, según fuentes consultadas, lleva impartiendo desde hace 5 años Talleres sobre Orientación Sexual en la provincia de Málaga, a través de un convenio con el Ayuntamiento de Málaga – gobernada por el PP – y la Diputación Provincial – gobernada por el PSOE -.

El argumento para realizar estos talleres es que “en esas edades se enfrentan a numerosas dudas sobre su sexualidad y a peligrosos prejuicios”, según indicaba el mencionado colectivo que ha sido elegido para orientarlos. El cuestionario que pasan a los alumnos, y sobre el que se basa el taller, tiene preguntas como estas: ¿un hombre afeminado es homosexual? ¿Quién se relaciona con homosexuales puede llegar a ser gay? ¿Los heterosexuales tienen más riesgo de contagiarse de SIDA? ¿Las mujeres se hacen lesbianas cuando son poco atractivas?¿Los homosexuales quieren cambiar de sexo, quieren ser mujer? ¿Siempre se puede distinguir un gay por el aspecto físico? ¿Un niño puede criarse en una familia con padres gays?

Las dudas van a seguir surgiendo entre los jóvenes si no reciben una Educación Sexual de calidad por parte de sus padres, que son a quienes corresponde en primer lugar. Es la familia, como unidad básica en la que se constituye la sociedad, la que debe educar a los hijos en todos los ámbitos de la vida y máxime en materia de sexualidad.

En el caso que nos ocupa, este millar de alumnos de Málaga, van a ser orientados sexualmente por “Colega” – que así se llama este colectivo de gays y lesbianas -. Si los padres conocen de qué tratan las actividades extraescolares de sus hijos, es preocupante y denota pasotismo. Si no lo saben, deberían interesarse, porque, viendo el cuestionario que se ha elegido para impartir los talleres de educación sexual comprenderán que se está haciendo proselitismo gay en los colegios.

¿Dejaremos que nuestros adolescentes, que están en un momento crucial para la formación de su personalidad, sean educados en colegios donde los valores que se les inculcan no tienen nada que ver con lo que los padres les enseñamos en casa ?

ENLACES RELACIONADOS:
Educacion sexual, una tarea de los padres
La educación afectiva y sexual en los textos escolares

Ola de laicismo

Una ola de laicismo nos invade– En algunas instituciones de la Administración Pública, en la mayoría de los casos, dentro del ámbito de los colegios públicos se ha comenzado a eliminar todo símbolo religioso y, en concreto, crucifijos, belenes y villancicos. El resultado ha sido dispar pues, mientras la directora de uno de esos colegios tiró directamente a la basura las figuras que habían realizado los alumnos, en cambio, en otro el director tuvo que plegarse a la presión de los padres y dar marcha atrás en su decisión de suprimir el popular «Nacimiento».En Zaragoza, el Sindicato de Estudiantes de Izquierdas (SEI) convocó una concentración de protesta con la que pretendía boicotear la tradicional misa con que el instituto Goya, de la misma ciudad, celebra el inicio de las fiestas navideñas.

Bajo el lema «Fuera la Religión de la escuela pública» el SEI organizó una protesta en la misma puerta del instituto a las diez de la mañana, unos minutos antes de que comenzara la celebración eucarística, a la que el sindicato considera «un atentado directo contra la educación laica». Las reacciones ante las pretensiones de este piquete laicista llegaron poco más tarde desde la CONCAPA (Confederación Católica de Padres de Alumnos) que lo valoró como «un hecho grave» y una «intolerable expresión de acoso a la libertad de los padres y alumnos del centro que desean libremente asistir a la misa».

La asociación que representa a los padres católicos hizo público un comunicado en el que valoraba que este tipo de demostraciones «no hacen sino crispar la convivencia de los españoles, fomentando la división en lugar de la tolerancia» y pedía a los «responsables políticos» que «condenen abiertamente estas restricciones a las libertades constitucionales» y dejen de «apoyar con su silencio» estos actos. Un silencio que consideran «especialmente grave» por la complicidad que supone con la «ilegal petición de nacionalización de los colegios concertados o la retirada de la clase de religión de los centros públicos». CONCAPA ha habilitado un correo electrónico (concapa@concapa.org) para que se pueda denunciar «cualquier discriminación o imposición en este sentido».

La última instrucción pastoral aprobada en la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Española ya alertaba de la ola de laicismo que está sacudiendo a España. En concreto, los prelados advertían de que «España se ve invadida por un modo de vida en el que la referencia a Dios es considerada como una deficiencia en la madurez intelectual y en el pleno ejercicio de la libertad». El documento añadía que «parece que lo único correcto y a la altura de los tiempos es manifestarse como agnóstico y partidario de un laicismo radical y del relativismo moral como única mentalidad compatible con la democracia». «Se trata de la voluntad de prescindir de Dios en la visión y la valoración del mundo».

Ante esta ola de laicismo que nos invade ¿dónde estamos los católicos? ¿No vamos a defender nuestros derechos como cristianos, nuestra libertad religiosa? ¿Vamos a seguir esperando que nos impongan todas estas situaciones desde el silencio, sin hacer nada? Creo que muchos de nosotros deberíamos ser valientes y salir del armario… porque parece que ahora lo difícil es ser cristiano.

C.S. Lewis y la Iglesia Católica 2

Por qué C.S. Lewis nunca se convirtió al Catolicismo, sin embargo atrajo innumerables conversiones.

SAN FRANCISCO, 8 de Septiembre de 2003

Cuarenta años después de su muerte, muchos se han preguntado por qué C.S. Lewis – el gran literario Cristiano del Siglo XX, quien afecto espiritual y profundamente a muchos de sus contemporáneos Católicos y Protestantes – nunca se convirtió oficialmente al Catolicismo. Lewis es acreditado como una persona que ha jugado un papel fundamental en la atracción de muchas conversiones al Catolicismo – Como Peter Kreeft, Thomas Howard e incluso Joseph Pearce, el autor de un nuevo libro que explora bastamente esta cuestión, y presenta nuevas perspectivas respecto a este gran escritor Cristiano

C.S. Lewis y la Iglesia Catolica (Ignatius Press, September 2003) por el mundialmente aclamado biógrafo literario, Joseph Pearce, se introduce en todas las cuestiones, preguntas y factores respecto a por qué Lewis – mientras que «Católico» en muchos aspectos de su fe y devoción Cristiana – nunca ingreso formalmente a la Iglesia Católica. Pearce nos da un acabado y detallado análisis del puzzle tanto histórico, biográfico, teológico y literario de Lewis y su relación con la Iglesia Católica Lewis creía en los sacramentos de la Iglesia, y hablaba de la «Bienaventurada Virgen» hacia su confesión regularmente a su sacerdote Anglicano, creía en el Purgatorio, e incluso se refería a la Eucaristía como la Misa! Criado en la Protestante Belfast en el Norte de Irlanda, Lewis típicamente evitaba comenzar discusiones respecto a las asperezas entre los Protestantes y los Católicos, o comenzaba diálogos sobre sus verdaderas inclinaciones religiosas.

El acercamiento exhaustivo de Pearce en examinar la faceta espiritual de C.S. Lewis en el colorido libro, de 220 páginas a sido argumentado por el investigador y asistente más famoso de Lewis, Walter Hooper. Hooper ya había proveído ayuda a Pearce en otros de sus libros sobre grandes literatos Cristianos, como en Literary Converts (Ignatius Press, 2000) and Tolkien: A Celebration (Ignatius Press, 2001).

«He escrito este libro para aquellos que comparten mi amor por Lewis, sin importar si comparten mi amor por la Iglesia Católica» dice Pearce, quien se convirtió al Catolicismo en 1989, y agrega que, el rol de Lewis en su conversión «no fue insignificante» Pearce ve a C.S. Lewis como uno de los dos grandes literatos del Cristianismo ortodoxo del siglo XX, el otro siendo G.K. Chesterton.

Leyendo a GKC, «El Hombre Eterno» (The Everlasting Man), el antiguo ateismo de Lewis fue «sacudido desde sus raíces» Aunque otros seis años debieron pasar para que Lewis aceptara la fe Cristiana como propia, el da crédito a «El Hombre Eterno» que le permitió «ver toda la historia del Cristianismo puesta en una forma que parecía… tener sentido» Luego la fe Cristiana de Lewis influencio enormemente sus cuentos para niños, sus libros, su poesía y su famosas emisiones radiales durante la Segunda Guerra Mundial por la BBC. Incluso la esposa de Lewis, Joy Gresham, antiguamente «Judía Atea» y comunista, se convirtió al Cristianismo, parcialmente como un resultado de leer los libros de Lewis. «Increíblemente los libros de Lewis se están vendiendo más ahora que en su propio tiempo,» dice Pearce, quien cree que los Católicos y Cristianos de todas las edades deberían estar familiarizados con la filosofía anti´liberal y anti-secularista de Lewis.

El Autor literario, Richard Purtill, quien recientemente publicó Tolkien: Myth, Morality & Religion (Ignatius Press, 2003), esta de acuerdo enteramente. «C.S. Lewis es tan popular con Católicos como con Protestantes … Las diferencias entre Católicos y Protestantes ortodoxos es tan pequeña comparada con las diferencias entre los «modernos» Católicos y Protestantes: lo que Pearce llama ‘Mire Christianity’ en oposición al Mere Christianity,» dice Purtill.

James Como, autor de «Branches to Heaven: The Geniuses of C.S. Lewis» dice, «Pearce a dado en el clavo a la gran Pregunta no Preguntada [de por qué Lewis nunca se convirtió al Catolicismo] y produjo una respuesta tanto con músculo cuanto con corazón… atrevida, autoritaria, discriminadora, intelectual y bastamente sugestiva… Lo que daría por ver a Lewis leyendo esto!» Y Peter Kreeft, autor de «C.S. Lewis for the Third Millennium», dice, «Este libro continua la obra maestro de Joseph Pearce, guiándonos a través de los Literatos Ingleses del Siglo XX. Un gran ensamblaje de datos relevantes que forman una penumbra llena de luces en Lewisiana.» Finalmente, el renombrado experto internacional en Lewis y editor de » The Collected Letters of C.S. Lewis», Walter Hooper, dice, «Si hay alguien que habría Ganado un argumento sobre el Catolicismos con Lewis, ese hubiera sido Joseph Pearce. El comparte el extraordinario don de C.S. Lewis de iluminar todo lo que escribe»

C.S. Lewis y la Iglesia Católica 2

Por qué C.S. Lewis nunca se convirtió al Catolicismo, sin embargo atrajo innumerables conversiones.

SAN FRANCISCO, 8 de Septiembre de 2003

Cuarenta años después de su muerte, muchos se han preguntado por qué C.S. Lewis – el gran literario Cristiano del Siglo XX, quien afecto espiritual y profundamente a muchos de sus contemporáneos Católicos y Protestantes – nunca se convirtió oficialmente al Catolicismo. Lewis es acreditado como una persona que ha jugado un papel fundamental en la atracción de muchas conversiones al Catolicismo – Como Peter Kreeft, Thomas Howard e incluso Joseph Pearce, el autor de un nuevo libro que explora bastamente esta cuestión, y presenta nuevas perspectivas respecto a este gran escritor Cristiano

C.S. Lewis y la Iglesia Catolica (Ignatius Press, September 2003) por el mundialmente aclamado biógrafo literario, Joseph Pearce, se introduce en todas las cuestiones, preguntas y factores respecto a por qué Lewis – mientras que «Católico» en muchos aspectos de su fe y devoción Cristiana – nunca ingreso formalmente a la Iglesia Católica. Pearce nos da un acabado y detallado análisis del puzzle tanto histórico, biográfico, teológico y literario de Lewis y su relación con la Iglesia Católica Lewis creía en los sacramentos de la Iglesia, y hablaba de la «Bienaventurada Virgen» hacia su confesión regularmente a su sacerdote Anglicano, creía en el Purgatorio, e incluso se refería a la Eucaristía como la Misa! Criado en la Protestante Belfast en el Norte de Irlanda, Lewis típicamente evitaba comenzar discusiones respecto a las asperezas entre los Protestantes y los Católicos, o comenzaba diálogos sobre sus verdaderas inclinaciones religiosas.

El acercamiento exhaustivo de Pearce en examinar la faceta espiritual de C.S. Lewis en el colorido libro, de 220 páginas a sido argumentado por el investigador y asistente más famoso de Lewis, Walter Hooper. Hooper ya había proveído ayuda a Pearce en otros de sus libros sobre grandes literatos Cristianos, como en Literary Converts (Ignatius Press, 2000) and Tolkien: A Celebration (Ignatius Press, 2001).

«He escrito este libro para aquellos que comparten mi amor por Lewis, sin importar si comparten mi amor por la Iglesia Católica» dice Pearce, quien se convirtió al Catolicismo en 1989, y agrega que, el rol de Lewis en su conversión «no fue insignificante» Pearce ve a C.S. Lewis como uno de los dos grandes literatos del Cristianismo ortodoxo del siglo XX, el otro siendo G.K. Chesterton.

Leyendo a GKC, «El Hombre Eterno» (The Everlasting Man), el antiguo ateismo de Lewis fue «sacudido desde sus raíces» Aunque otros seis años debieron pasar para que Lewis aceptara la fe Cristiana como propia, el da crédito a «El Hombre Eterno» que le permitió «ver toda la historia del Cristianismo puesta en una forma que parecía… tener sentido» Luego la fe Cristiana de Lewis influencio enormemente sus cuentos para niños, sus libros, su poesía y su famosas emisiones radiales durante la Segunda Guerra Mundial por la BBC. Incluso la esposa de Lewis, Joy Gresham, antiguamente «Judía Atea» y comunista, se convirtió al Cristianismo, parcialmente como un resultado de leer los libros de Lewis. «Increíblemente los libros de Lewis se están vendiendo más ahora que en su propio tiempo,» dice Pearce, quien cree que los Católicos y Cristianos de todas las edades deberían estar familiarizados con la filosofía anti´liberal y anti-secularista de Lewis.

El Autor literario, Richard Purtill, quien recientemente publicó Tolkien: Myth, Morality & Religion (Ignatius Press, 2003), esta de acuerdo enteramente. «C.S. Lewis es tan popular con Católicos como con Protestantes … Las diferencias entre Católicos y Protestantes ortodoxos es tan pequeña comparada con las diferencias entre los «modernos» Católicos y Protestantes: lo que Pearce llama ‘Mire Christianity’ en oposición al Mere Christianity,» dice Purtill.

James Como, autor de «Branches to Heaven: The Geniuses of C.S. Lewis» dice, «Pearce a dado en el clavo a la gran Pregunta no Preguntada [de por qué Lewis nunca se convirtió al Catolicismo] y produjo una respuesta tanto con músculo cuanto con corazón… atrevida, autoritaria, discriminadora, intelectual y bastamente sugestiva… Lo que daría por ver a Lewis leyendo esto!» Y Peter Kreeft, autor de «C.S. Lewis for the Third Millennium», dice, «Este libro continua la obra maestro de Joseph Pearce, guiándonos a través de los Literatos Ingleses del Siglo XX. Un gran ensamblaje de datos relevantes que forman una penumbra llena de luces en Lewisiana.» Finalmente, el renombrado experto internacional en Lewis y editor de » The Collected Letters of C.S. Lewis», Walter Hooper, dice, «Si hay alguien que habría Ganado un argumento sobre el Catolicismos con Lewis, ese hubiera sido Joseph Pearce. El comparte el extraordinario don de C.S. Lewis de iluminar todo lo que escribe»

C.S. Lewis y la Iglesia Católica

C.S. Lewis and the Catholic Church
de Joseph Pearce

Hay muchos Protestantes y Católicos que han sido profundamente afectados y espiritualmente cambiados por los escritos de C.S. Lewis,incluidos muchos conversos al Catolicismo que acreditan que C.S. Lewis jugo un papel importante en sus conversiones. Pero el hecho irónico y perplejo es que el mismo Lewis, mientras que «Católico» en muchos aspectos de su fe y devoción, nunca se convirtió al Catolicismo romano. Muchos se han preguntado el por qué.

Joseph Pearce, un aclamado biógrafo y un gran admirador de Lewis, es el escritor ideal para contester esa pregunta. La relación de Lewiscon la Iglesia Católica Romana es un tópico intrigante e interesante que interesa tanto a los Católicos como a los Protestantes. Pearce se envuelve en todos los asuntos, preguntas y factores respecto a este puzzle en cuestión. El nos entrega un análisis detallado respecto de los pedazos históricos, biográficos, teológicos y literarios de este puzzle.

El encuentra los objetos que forman a Lewis teológica y espiritualmente respecto a sus escritos en relación con su cercanía a la Iglesia Católica. Este bien escrito libro nos trae nuevas perspectivas sobre el pensamiento de este escritor Cristiano, y debería prender nuevas discusiones entre los lectores de Lewis y traer consigo un mayor entendimiento de las creencias espirituales de C.S.Lewis.

«Joseph Pearce ataca la gran Pregunta no Preguntada y produce una respuesta con fuerza y Corazón. ¿Cuán buena es la respuesta? Atrevida,autoritaria, iminando, intelectualmente dubitativa y bastamente sugestiva. Este libro es un banquete de argumentos tan provocativos e importantes que nos invitan a ver que el maestro mismo encontraría irresistible. Qué daría yo por ver a Lewis revisando este libro!»

Iniciativa exitosa para evitar el divorcio

Llega a España una iniciativa exitosa para evitar el divorcio

Publicado el Miércoles, 06 de diciembre de 2006 ( Álvaro de Juana – LA RAZÓN – 6/12/2006) –

«Estoy preocupado porque no existe comunicación con mi pareja»; «vivimos en la misma casa, pero separados sentimentalmente» o «nos sentimos perdidos y no encontramos la manera de cambiar de situación» son algunos pensamientos que a más de un matrimonio se le han podido pasar por la cabeza. En los últimos cinco años, según las estadísticas, los divorcios y las separaciones han aumentado hasta un 45,7 por ciento y cada 4 minutos un matrimonio se rompe. Sin embargo, llega a España Retrouvaille, un movimiento católico que ofrece a todas estas personas la oportunidad de reconciliarse y reconstruir de nuevo la situación familiar poniendo fin a todos esos problemas.

Redescubrir, como se traduce su nombre en nuestra lengua, llega a España de la mano del movimiento cristiano Encuentro Matrimonial, conocido por los numerosos frutos que de él han surgido en el ámbito de la institución familiar. Y no sólo para prestar sus conocimientos a los católicos con estas dificultades, sino también para todos los no creyentes que quieren alcanzar una solución y salvar así su vida conyugal.

El proyecto desembarca en España, concretamente en Valencia, tras innumerables éxitos en México, Alemania, Francia o Hawai, entre otros muchos lugares, donde más del 70 por ciento de los asistentes han reconducido su crisis matrimonial. Canadá fue el primer país en comprobar su eficacia cuando en 1977, en Québec, diversos matrimonios de este movimiento apostólico advirtieron la necesidad de celebrar un retiro durante un fin de semana con parejas que atravesaban un bache en su vida familiar. De esta forma comenzó la formación de una serie de comunidades de las que hoy hay más de 150 en todo el planeta.

En enero, tres matrimonios y un sacerdote se harán cargo de esta iniciativa e intentarán que también sea un éxito en la ciudad del Turia. Si así fuere, los responsables de Retrouvaille non descartan comenzar esta experiencia en otras ciudades españolas. El proceso en el que se basa es sencillo y se divide en tres etapas: en la primera, la pareja será entrevistada para conocer su situación; el siguiente paso es la celebración de una convivencia durante un fin de semana, y en tercer y último lugar, se procede al seguimiento del problema, profundizando en las dificultades que el matrimonio vive.

Testado por los jueces.Vicente Cogollos es el responsable de llevar adelante la experiencia de Retrouvaille en nuestro país. «Pensamos que va a ir muy bien. Es una iniciativa que está naciendo y que poco a poco va a ir creciendo», explica. Vicente se muestra contento porque varios matrimonios ya se han puesto en contacto con ellos de cara al inicio del proyecto. «A través del arzobispado y de los párrocos estamos dándolo a conocer», indica, con la confianza puesta en que «tenga éxito y podamos ir a otras ciudades, porque en todo el mundo está haciendo muchísimo bien». Incluso, «en EE UU, hay jueces que, ante una solicitud de divorcio, mandan primero realizar (al matrimonio que tiene la intención de romper la convivencia) esta experiencia, para que cambien de opinión», afirma Vicente. Por eso, todo aquel que que necesite contactar con los responsables de «Retrouvaille» (Encuentro Matrimonial) en Valencia, puede llamar al 629134529 o al 6798017257.

Web: http://www.retrouvaille.org/

Nuevo servicio del Arzobispado de Madrid en su página web

El Arzobispado de Madrid inaugura un nuevo servicio en su página web denominado El Papa on-line

2006-12-14

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La archidiócesis de Madrid ha inaugurado un nuevo servicio en su página web —www.archimadrid.es— denominado ‘El Papa on-line’, en la que diversos teólogos y expertos en religión comentan los discursos, encíclicas y alocuciones del Pontífice, informó hoy el arzobispado.

El objetivo de dicho sitio será, además de difundir los mensajes originales del Santo Padre, dar a conocer «con claridad el alcance y significado» de los mensajes de Su Santidad.