UNA GRAN LECCIÓN

unidoscontralaapostasia

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, Chef de profesión, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres recipientes con agua y los colocó sobre fuego. En uno colocó zanahorias, en el otro huevo y en el último preparó café. La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café.

Mirando a su hija le dijo: “Querida, ¿qué ves?” -” Zanahorias, huevos y café”, fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad con el agua hirviendo; pero habían reaccionado en forma muy diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. El café sin embargo era único; después de estar en agua hirviendo, habían cambiado al agua.

“¿Cual eres tú?”, le preguntó a su hija. ¿Eres una zanahoria, que parece fuerte, pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón flexible; ¿poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, una observación o un despido, te has vuelto dura y rígida? ¿O eres como el café? El café cambia al agua hirviente, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor. Si eres como el grano de café, que cuando las cosas se ponen peor, tú reaccionas mejor y haces que las cosas a tu alrededor mejoren, entendiste todo. Todo depende del cómo. Y el cómo solo depende de ti.

¡¡VIDA MÁS ALLÁ DE LA MUERTE!!

unidoscontralaapostasia

Héctor Hernández

El 4 de octubre del año 1922, es decir, hace exactamente un siglo, el arqueólogo británico Howard Carter descubrió la tumba del Faraón Tutankamón en el Valle de los Reyes, en Egipto. Tal descubrimiento fue uno de los más grandes hallazgos de la historia de esa civilización.

La tumba, llena de grandes tesoros, estaba casi intacta. ¿Por qué los egipcios embalsamaban y momificaban los cadáveres de sus reyes?

La egiptóloga Marta Saura Sanjaume, lo explica así: «Recién coronado, el rey-dios se ocupaba de un asunto de enorme trascendencia: la construcción de su propia tumba, que deberá garantizar su existencia eterna en el más allá.»

Según la antigua cosmovisión egipcia, el cuerpo debía conservarse para hacer posible el futuro reencuentro entre el cuerpo y el alma. Como mudos y legendarios testigos de esa creencia sobreviven hasta hoy las imponentes pirámides egipcias. Preservar el cuerpo para una futura reencarnación era su forma de prepararse para la eternidad.

Es que hay algo innato en el ser humano que le dice que su existencia trasciende más allá de la muerte y a lo largo de la historia ha adoptado diversas creencias para prepararse y asegurar la vida en el más allá.

¿Existen documentos absolutamente dignos de confianza sobre el tema? ¿Hay alguien con la autoridad y el conocimiento para que nos hable con propiedad del tema? 

¡Sí! es la respuesta enfática. La Biblia es ese documento originado en Dios mismo (2 Timoteo 3:16,17; 2 Pedro 1:21) y Jesucristo es la única Persona con tal autoridad y conocimiento, puesto que Él es el Dios eterno y el hombre perfecto a la vez.

Cuando Marta y María lloraban por la muerte de su hermano Lázaro, según el relato bíblico, Jesucristo confortó sus corazones. La Biblia nos lo dice así: «Le dijo Jesús: Yo Soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?» (Juan 11:25,26.) Jesucristo no nos habla de reencarnación, pero si de la realidad de la RESURRECCIÓN. Al fin, todos resucitaremos, todos viviremos eternamente, pero cada uno lo hará en el lugar que elige en vida (Daniel 12:2; Juan 3:18,36.)

El Evangelio de Jesucristo es nuestra única opción: «Pues Dios nos salvó y nos llamó para vivir una vida santa. No lo hizo porque lo mereciéramos, sino porque ese era su plan desde antes del comienzo del tiempo, para mostrarnos su gracia por medio de Cristo Jesús; y ahora todo esto Él nos lo ha hecho evidente mediante la venida de Cristo Jesús, nuestro Salvador. Destruyó el poder de la muerte e iluminó el camino A LA VIDA Y A LA INMORTALIDAD por medio de la buena noticia.» (2 Timoteo 1:9,10; NTV.)

¡La Persona y Obra de Jesucristo anunciada en Su Evangelio es nuestra única opción de una vida eterna feliz junto a Dios! Sólo al confiar en Cristo, Usted y yo podemos unirnos a los salmistas y decir: «Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre; ÉL NOS GUIARÁ AÚN MÁS ALLÁ DE LA MUERTE.» (Salmo 48:14.). «Me has guiado según tu consejo, Y DESPUÉS ME RECIBIRÁS EN GLORIA.» (Salmo 73:24.)

¡Sólo en Jesucristo tenemos garantía de eterna salvación! ¿Ya Usted se arrepintió de sus pecados y le recibió por fe como su único Salvador?

ABERRACIONES TEOLOGICAS

“TRANSFIRIENDO UNCIONES CUERPO A CUERPO”

unidoscontralaapostasia

Mario E. Fumero

Dentro del mundo del cristianismo existen actitudes, predicas y prácticas que se salen de lo teológico y Bíblico para entrar en lo aberrante y desquiciado. Es por ello que en este artículo describiré esas acciones, que bajo la falsa interpretación de “unción”, se viene ejecutando por algunos falsos ministros llamado apóstoles, los cuales han hecho de la fe un espectáculo lucrativo y manipulativo, y no una formación y confrontación del hombre con Jesucristo para el arrepentimiento de sus pecados.

Lo primero que debo hacer es describir es el término “unción”. Esta palabra es el equivalente de ungido o mesías, lo cual se refiere a Jesucristo y procede de la palabra griega CRIO. Jesús fue el ungido para ejecutar la redención del hombre, y cuando recibimos a Cristo, tenemos en nosotros la unción o la presencia de Jesús. Así lo enseña Juan cuando dice “pero la unción que vosotros recibisteis de él (Jesús) permanece en vosotros” 1 Juan 2:27.

La palabra “Unción” tiene varias connotaciones en el N.T. usándose los siguientes términos griegos:

ALEIPÔ (aleijw): Es usada para referirse a cualquier tipo de unción relacionada con una acción de refrigerio; como lavarse, bañarse etc. (Luc 7:38 Jn 11:2), o también para referirse a la unción de los enfermos o de un cuerpo muerto (Mr 6:13,  Stg 5:14,  Mr 16:1). Aparece 8 veces en el N.T. (Jn 11:2,  12:3, Mt 6:17).

CHRIÔ (criw): Se refiere a toda acción de unción sagrada y simbólica, como la de Cristo como el Ungido (Luc 4:8, Hch 4:27, 2 Cor 1:21, Hb 1:9). Esta expresión era la que se usaba en el A.T. para referirse a la unción hecha a reyes, sacerdotes y profetas. Algunos expertos afirman que mientras “aleiphô” es una expresión mundana, “chriô” es sagrada, pero las evidencias no apoyan esta tesis[1]. Aparece unas 60 veces en las Escrituras y su equivalente hebreo era “mâšah”.

ENCHIRIÔ (egcriw):  Se refiere a la acción de untar o frotar con ungüento de aceite un objeto, cosa o persona. Aparece en Apocalipsis 3:18 y Jeremías 4:30. Puede usarse para hacer referencia a la acción de embellecer o pintarse los ojos.

MURIZÔ (murizw): Se refiere a perfume, ungüento puesto en el cuerpo para la sepultura (Mr 14:8).

En el concepto modernos de los “apóstoles” se ha dado énfasis a la “unción” como un poder especial el cual se puede transferir de una persona a otra por medio de un llamado “ungido” o nuevo mesías”, razón por lo cual actualmente tenemos muchos “cristos” o falsos apóstoles como señalo el Señor Jesús en Mateo 24:24. Estos falsos apóstoles y profetas introducen prácticas aberrantes que describiré a continuación.

LAS CAIDAS

Se ha afirmado que la unción se hace patente por medio de una caída, de manera que aquel que no se cae, no ha recibido la unción del Espíritu. En la técnica de inducir a la gente a una caída programada, se utilizan varias dinámicas como es el soplar, sacudir el saco, golpear con el micrófono, empujarlo para atrás etc.  No quiero decir que Dios, por medio del Espíritu Santo no puede tumbar a alguien. El Espíritu es soberano y puede obrar de diversas formas, pero toda manifestación, cuando es uniforme en todos, no fue un mover del Espíritu, sino una manipulación psicológica. ¿Por qué digo esto? Porque cuando Dios toca a una persona, la reacción emocional del individuo dependerá de su temperamento, y no todos actuaran de la misma forma, pues no somos clones. El ser diferente en el carácter establece que nuestras reacciones emotivas las cuales dependerán del temperamento. Es imposible que frente  una experiencia espiritual o humana todo adopten la misma reacción, cuestión de lógica. Cuando una manifestación es uniforme, indudablemente hubo predisposición y manipulación psicológica.

LA RISA SANTA

El otro fenómeno de “unción” es la llamada “risa santa”, cuyo origen data del avivamiento de Toronto que comenzó en el 1994 en Vineyard Airport, Canadá. Fue un mover prodigioso del Espíritu Santo que en su inicio produjo una manifestación real del poder de Dios, pero en ciertos aspectos se desvirtúo, escapándose del control de los líderes, apareciendo algunos excesos que se extendieron por todo el mundo, entre ellos la risa como manifestación de la llenura del Espíritu Santo. Creo que algunas personas pueden experimentar una risa bajo la influencia de la bendición de Dios, pero esta modalidad no se pude generalizar como un método admisible para todos. Recordemos que nuestras reacciones siempre están sujetas a nuestro temperamento.

TRANSFERENCIA DE UNCIÓN

Pero ahora ha aparecido una nueva honda de unción introducida por el movimiento apostólico y profético, el cual enseña y practica la” transferencia de unción”, o sea, que un apóstol o líder ungido puede pasarle su bendición y unción a otro mediante ciertas actitudes, algunas de las cuales llegan a extremos ilógicos. La última moda en la cual se hace transferencia de espíritus (principio emanado de lo esoterismo o ocultismo) que es una locura, consiste en que el pastor o «ungido» se pone de espaldas encima del que quiere recibir la «unción» el cual está en el suelo boca arriba, como lo ilustra la foto adjunta. Esta forma de actual es la enseñanza que dan los apóstoles modernos, la cual llaman «transferencia de unción de cuerpo a cuerpo».

Amado pastor o hermano, sí en tu congregación cree en «unciones», ten cuidado, porque no sería raro que muy pronto lo estés practicando. Tristemente todas estas conductas aberrantes se hacen patente en la iglesia de hoy porque ignoramos las Escrituras, y se enseña poco sobre la doctrina del Espíritu Santo. Ahora bien, como esto se vuelve moda y costumbre, si alguien lo quieres hacer, asegúrate que el «ungido» no sea tan subido de peso que pueda aplastar al que busca la unción.

Recordemos que cuando una experiencia, o manifestación espiritual se manipula e impone, podemos convertirlas en “doctrina de hombres”, ya que, al no tener base bíblica consistente, nos puede llevar a herejías destructivas. Recordemos que la palabra nos advierte que “Un poco de levadura leuda toda la masa” (Gál 5:9).


[1] -“Diccionario expositivo de palabras del N.T.”  W. E. Wine. Editorial Clie, 1984. Tomo S-Z. Página 199.

La humanidad sufrirá

San Miguel Arcángel a Luz de María de Bonilla el 28 de septiembre de 2022

Amado pueblo de nuestro Rey y Señor Jesucristo:

En adoración a la Santísima Trinidad, con honor, y en reparación por todos los seres humanos, vengo a ustedes por orden divino. Vengo a pediros una mayor dedicación hacia la Santísima Trinidad, para que las oraciones hechas «en espíritu y verdad» adquieran la fuerza necesaria para llegar a las almas que, en este momento, tienen una mayor necesidad que antes de ser tocadas por la oración desde el corazón. Vengo a llamaros a consagraros a nuestra Reina y Madre para que, siendo consagrados, seáis adoradores constantes del Santísimo Sacramento del altar.

Debes ser amor por tus hermanos y hermanas, respetando la vida de tus semejantes, ayudando a tu prójimo con lo que necesiten, especialmente espiritualmente. Introdúzcalos en el camino de la salvación eterna basado en el conocimiento de la Sagrada Escritura, para que sean hacedores de la Ley de Dios y de lo que implica la Ley, aquellos que practican los sacramentos y el amor divino, de los cuales se reciben las gracias para continuar.

Los seres humanos no han llegado a entender cómo, en cada acción que realizan, en cada trabajo que hacen, y con cada pensamiento, generan el bien o el mal. La conciencia de que la oración debe ser «orada», y al mismo tiempo puesta en práctica [1] es indispensable en este momento. Los seres humanos que descuidan la fraternidad corren el riesgo de ser un obstáculo para sus semejantes. Sean conscientes de que se encuentran en un tiempo para el arrepentimiento y el volverse a Dios, complaciéndolo. De esta manera, las cadenas que te unen se romperán, y serás nuevas criaturas, convertidas y convencidas.

Quien no tiene fe es incapaz de predicar.

Quien no tiene esperanza no predicará la esperanza.

Quien no es caridad no predicará con caridad.

Quien no es amor no predicará con amor.

El pueblo de la Santísima Trinidad debe saber que la oración concluye con la praxis de lo que se reza, para que dé el fruto de la vida eterna. La fe vacía está muerta [2], y un ser humano sin amor es una criatura vacía. Quien quiera formar parte del pueblo de Dios debe estar dispuesto a levantarse, si es necesario, por encima de sí mismo, para entrar en el camino divino y dejar atrás los trapos de la locura humana, para vivir en la práctica constante de amar la voluntad de Dios.

Has descuidado tu estado espiritual; lo habéis minimizado y no queréis renovaros ni poseer un espíritu generoso. El materialismo te ha superado hasta el punto de que no distingues cuando actúas por interés propio o por amor. La humanidad será informada de la temida bomba nuclear, y luego el silencio … Se le informará del colapso de la economía y la escasez de alimentos. ¿Y el pueblo de Dios se ha convertido? ¿Son un pueblo convertido?

La humanidad sufrirá, y el sufrimiento será escuchado por toda la creación hasta que la Mano Divina detenga lo que la criatura humana ha llevado a cabo. Y sentirás el peso de la Mano Divina y del pecado cometido contra Dios. La tierra arde y arderá. . . El ser humano no clama a Dios, sino que hace mal a su prójimo; se levanta en las calles y se convierte en una criatura irreconocible a través de su agresión.

Oren, pueblo de Dios, oren por Italia y Francia: sufrirán a causa de la naturaleza.

Oren, pueblo de Dios, oren: Argentina llorará, y en su lamento, verá a Nuestra Reina y Madre de Luján porque ella es y ha sido ofendida.

Rezad, pueblo de Dios, rezad por España: el pueblo se levantará y la naturaleza le azotará.

Oren, pueblo de Dios, oren por México, temblará: su gente sufrirá y llorará.

Amado pueblo de la Santísima Trinidad, el Enviado [3] llegará, pero ¿te reconocerá? Él verá tanta tiranía en el corazón humano y sufrirá como Cristo. Él sentirá la hipocresía en la criatura humana y los llamará a todos a Él [Cristo]. ¡Convertir! Te bendigo con mi espada. Te protejo.

Ave María más pura, concebida sin pecado

Ave María más pura, concebida sin pecado

Ave María más pura, concebida sin pecado

Comentario de Luz de María

Hermanos y hermanas, el cielo nunca nos recordará lo suficiente, una y otra vez, los deberes involucrados en la oración. La oración es más que repetir, es más que memorizar: significa entrar en el amor divino, permanecer al lado de nuestra Santísima Madre y aprender de ella para ser discípulos de nuestro Señor Jesucristo. Como raza humana, estamos viviendo en un tiempo serio, y sin embargo, la gente no cree. La unión con Cristo ha sido relegada al olvido; la humanidad ha sido dominada por el materialismo y todo lo que la rodea.

Hermanos y hermanas, necesitamos a Nuestro Señor Jesucristo y a Nuestra Santísima Madre, y necesitamos ser más piadosos. Amemos a Cristo, que voluntariamente dio su vida por cada uno de nosotros.

Amén.

Consagración al Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen María

Me encomiendo, Madre, a tu protección y a tu guía; No deseo caminar solo en medio de la tormenta de este mundo.

Vengo ante ti, Madre del amor divino, con las manos vacías,

pero con mi corazón lleno de amor y esperanza en tu intercesión.

Te suplico que me enseñes a amar a la Santísima Trinidad con tu propio amor,

para no ser indiferente a Sus llamados, ni indiferente a la humanidad.

Toma mis pensamientos, mi mente consciente e inconsciente, mi corazón, mis deseos, mis expectativas, y unifica mi ser en la voluntad trinitaria,

como lo hicisteis, para que la Palabra de vuestro Hijo no cayera sobre tierra estéril.

Madre, unida a la Iglesia, cuerpo místico de Cristo, sangrante

y despreciado en este momento de oscuridad,

Os levanto la voz en súplica, para que la discordia entre hombres y pueblos sea destruida por vuestro amor maternal.

Hoy te consagro solemnemente, Santísima Madre, toda mi vida desde mi nacimiento. Con el pleno uso de mi libertad, rechazo al diablo y sus maquinaciones, y me encomiendo a tu Inmaculado Corazón. Llévame de tu mano a partir de este momento, y en la hora de mi muerte, preséntame ante tu Divino Hijo.

Notas
↑1cf. Santiago 1:22-25
↑2Santiago 2:14-26
↑3Revelaciones sobre el Enviado de Dios: