¿Por qué Eduardo Ferriera?

Nacido en 1972 en Itajai en el estado de Santa Catarina en Brasil, Eduardo Ferreira encontró una imagen de Nuestra Señora de Aparecida en el patio de la casa familiar el 6 de enero de 1983. El 12 de octubre de 1987, cuatro días después de su primera comunión, Eduardo y su hermana Eliete estaban rezando delante de esta imagen cuando Eduardo vio una luz azul que salía de ella e iluminaba la habitación. El 12 de febrero de 1988 tuvo su primera visión de la Virgen, viéndola como en una gruta llena de rosas, sujetando una serpiente con el pie. Posteriormente, las apariciones se produjeron casi a diario hasta el 1 de enero de 1996, dos meses después del primer mensaje de Jesús en un hospital donde Eduardo trabajaba como enfermero.

A partir de febrero de 1997 y hasta la fecha, las apariciones a Eduardo Ferreira han tenido lugar regularmente los días 12 de cada mes, así como ocasionalmente en otras fechas. Alrededor de la misma época en que recibió los estigmas, el 2 de febrero de 1996, Eduardo entró en contacto con un segundo vidente, Alceu Martins Paz Junior (nacido en 1977), cuyas experiencias místicas incluyeron la visión de la Virgen el 9 de julio de 1996. Los dos muchachos comenzaron a evangelizar juntos, pero se enfrentaron a una gran oposición, y Eduardo recibió amenazas de muerte, incluso de miembros de su familia. Tras un periodo en el que se quedó sin hogar, Eduardo se instaló en São José dos Pinhais, en el estado de Paraná, en 1997, donde todavía reside y donde se ha construido un santuario, como se puede ver en los vídeos de las apariciones.

María aparece en estas apariciones como «Rosa Mística», título con el que se apareció a la enfermera Pierina Gilli en Montichiari-Fontanelle (1947), hecho al que se refieren repetidamente las apariciones brasileñas a Eduardo y Junior. Las apariciones han estado marcadas por un gran número de fenómenos inexplicables que se asemejan a los observados en otros lugares similares: lagunas de sangre de una estatua de la Virgen (como en Civitavecchia o Trevignano Romano), la «danza del sol» (como en Fátima o Medjugorje), la imagen de María inexplicablemente «impresa» en pétalos (como en Lipa, en Filipinas, en 1948)… En los mensajes, también encontramos referencias a numerosas apariciones marianas del pasado. Algunas de ellas han sido descartadas por la Iglesia (Montichiari, Ghiaie di Bonate, Biding, Kerizinen…), pero han suscitado un interés creciente por parte de investigadores serios, preocupados por establecer la verdad histórica y rehabilitar a místicos que podrían haber sido injustamente condenados.

Los temas principales de los mensajes a Eduardo Ferreira (más de 8000 hasta la fecha) son convergentes con la mayoría de las demás fuentes proféticas serias contemporáneas. En los últimos meses han ganado considerable atención debido a un largo mensaje recibido por el vidente en Heede, Alemania, en 2015, el lugar de las apariciones a cuatro niños justo antes de la Segunda Guerra Mundial. Este mensaje, visto más de 3 millones de veces en YouTube, parece haber predicho la actual crisis sanitaria mundial.

Autor: Moral y Luces

Moral y Luces

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: