Necesitas el Alimento de la Eucaristía

San Miguel Arcángel a Luz de María de Bonilla el 12 de mayo de 2022

Amados hijos de Nuestra Señora del Rosario de Fátima: en este día de fiesta los invito como pueblo de Dios a aceptar el llamado de nuestra Reina a rezar el Santo Rosario, perseverando en este acto de fe, de amor, de gratitud y al mismo tiempo de reparación por las ofensas cometidas por esta generación contra nuestro Rey y Señor Jesucristo y contra nuestra Reina y Madre. La humanidad continúa tropezando debido a su dominante «Babel interna» [1], dejando atrás el orden, la paz, el respeto, el amor al prójimo, la caridad y el perdón. La confusión se ha apoderado de la humanidad, que ha levantado su «Babel interna», inflando los egos humanos para que sus metas no sean de paz sino de dominación y poder.

Nuestra Reina extiende su mano a los sencillos y humildes de corazón… a los que aman «en espíritu y en verdad»… a aquellos que, sin intereses mezquinos, buscan el bien común sin descuidar a los seres humanos que están agobiados por los pecados y que, en arrepentimiento, buscan el perdón para salvar sus almas. Nuestra Reina y Madre desea que todos Sus hijos sean salvos, por eso ella va entre esta humanidad, moviendo los corazones para que se ablanden. Necesitas el alimento de la Eucaristía… Es urgente que reciban el alimento Divino con total reverencia y debidamente preparados.

Esta vez y sus acontecimientos te están poniendo a prueba; por lo tanto, de ahora en adelante, ofrézcanse, bendigan, oren, sacrifiquen en reparación por los pecados y como ofrenda por su conversión personal y la de sus hermanos y hermanas. Hijos de Nuestra Señora: con el Santo Rosario en vuestras manos, prepárense para ser firmes en la fe. Este momento es decisivo.

Los conflictos avanzan y los ejércitos cegados por la ambición de conquista avanzarán a pesar de todo; profanarán iglesias, que tendrán que ser cerradas para que ya no sean profanadas, y la humanidad será vencida por el dolor y la desolación. Por lo tanto, nutran con el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Rey y Señor Jesucristo.

Ten en cuenta que el Ángel de la Paz [2] llegará acompañado de nuestra Reina. El cielo brillará en el anuncio de una maravilla tan grande de Amor Divino, ya que los hombres no son dignos de un acto de amor tan grande por parte del Padre Eterno. El Ángel de la Paz es esperanza para los que perseveran, protección para los humildes y oprimidos, y refugio para los desamparados.

Sed verdaderos hijos de Nuestra Reina y Madre; permítele guiar e interceder por cada uno de vosotros para que bajo su protección resistáis con fe firme durante el paso de la prueba y para que no caigáis en la perversidad del Anticristo. Como Príncipe de las legiones celestiales, os alerto para que maduren en la fe dadas las pruebas que la humanidad enfrentará.

Los terremotos continuarán con mayor fuerza; oren por aquellos que sufrirán como resultado.

Ama a nuestra Reina y Madre; atesorarla como una perla preciosa, venerarla– ella es la Madre de nuestro Rey y Señor Jesucristo. La Santísima Trinidad ha confiado la protección de cada uno de vosotros a nuestra Reina y Madre en este momento tan crítico en la historia humana. Amados, sed firmes en la fe, mantened la unidad y el amor fraterno. Así es como los cristianos deben ser reconocidos, en el amor fraterno. [3]. Con mis legiones celestiales y mi espada en lo alto los protejo y los bendigo.

Ave María más pura, concebida sin pecado
Ave María más pura, concebida sin pecado
Ave María más pura, concebida sin pecado

Comentario de Luz de María

Hermanos y hermanas: en esta fecha tan especial para el cristianismo y con el tono de este llamamiento de nuestro respetado San Miguel Arcángel, se nos muestra la urgencia de permanecer en un estado de alerta espiritual, no por miedo, sino trabajando y actuando dentro de la Divina Voluntad. San Miguel Arcángel nos lleva a mirar dentro de nosotros mismos, dentro de la torre de Babel del egoísmo, la envidia, la codicia, el resentimiento, de olvidar deliberadamente a Nuestro Señor Jesucristo y a Nuestra Reina y Madre, facilitando que el enemigo del alma penetre dentro de los seres humanos y los haga servir en sus filas.

Este no es un momento fácil … ¡Cuántas personas son indiferentes a la realidad en la que vivimos! Es doloroso ver que las almas se están perdiendo debido a la confusión causada por las ideologías que han entrado en la Iglesia y debido a la apatía en la lucha contra el mal. ¡Cuántos de los hijos de Dios no son conscientes de lo que está por venir y adquieren conocimiento de lo que está por venir por medios que distorsionan la verdad!

Hermanos y hermanas, Nuestra Señora del Rosario de Fátima ya nos ha revelado lo que ahora estamos viviendo como humanidad; no podemos ocultarlo, así como no podemos ocultar la esperanza contenida en su mensaje: al final, Mi Inmaculado Corazón triunfará. Sin perder la fe en la protección divina, en la protección materna y en la protección de San Miguel Arcángel y sus legiones celestiales, alcemos la voz y digamos:

Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Pido perdón por aquellos que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.

Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Pido perdón por aquellos que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.

Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Pido perdón por aquellos que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.[4]

Amén.

Notas

↑1cf. Gn 11:1-9
↑2Revelaciones sobre el Ángel de la Paz:
↑3cf. Jn 13, 35
↑4Oración enseñada por el Ángel a los niños de Fátima. Nota del traductor.

Autor: Moral y Luces

Moral y Luces

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: