Inicio > Discapacidad, Mundo, Testimonio > Nada es imposible, ni siquiera en silla de ruedas

Nada es imposible, ni siquiera en silla de ruedas

Sue Austin la mujer que bucea a pesar de su discapacidad

Postrada en cama por 4 años por una dolorosa enfermedad, Sue Austin a los 16 años recibe de regalo una silla eléctrica, y desde ese día descubre su ansiada libertad.

En una charla TED efectuada en enero del 2014, esta mujer británica, nos cuenta por qué la discapacidad es una situación que puede ser curada a través del poder terapéutico del arte. Y ha conjugado su arte al buceo, creando una silla acuática consiguiendo como ella misma dice la completa libertad a 360 grados en el espacio, provocando en ella una gran éxtasis de alegría que contagia a quien la ve diciendo: “ yo quiero una de esas”.

Categorías:Discapacidad, Mundo, Testimonio Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: