Un padre que siempre le acompaña

Para él, Álvaro del Portillo es un padre que siempre le acompaña

topic

Los padres de José Ignacio Ureta Wilson, niño chileno sanado por la intercesión de Alvaro del Portillo mostraron, esta mañana en Madrid, su testimonio sobre cómo el futuro beato cambió sus vidas.
Su madre, Susana Wilson, explicaba hoy en Madrid: “Esta situación, esta historia, nos ha unido mucho más como matrimonio y como familia, haciendo que nuestro amor por Dios sea más constante y profundo”.

Igual se mostró el padre del pequeño, Javier Ureta, que se mostró agradecido a Álvaro del Portillo y declaró que por eso está en Madrid, para dar gracias: “Nos hizo tanto bien esta situación, que sabiendo el final, la volveríamos a vivir por el bien que nos trajo a todos”.

Su historia merece la pena ser contada

Susana narró cómo, conforme iban rezando la estampa de Álvaro del Portillo, recomendación dada por su madre, su hijo mejoraba:“No perdí la esperanza y le pedí a todos mis amigos que le rezaran, y José Ignacio se recuperó. Para que un milagro se haga real hay que encomendarse a un solo santo y a nadie más, y rezarle con esperanza”.

Javier contó cómo está su hijo actualmente: “Mi hijo ahora corre, salta, es un niño normal y así le tratamos, pero sí tiene un sentido sobrenatural de agradecimiento a Dios. Para él Álvaro del Portillo es un padre que siempre le acompaña”. Y su  madre recalcó: “Por eso a nuestro hijo pequeño le pusimos Álvaro, por agradecimiento al futuro beato”.

Milagro aprobado por el Vaticano

José Ignacio nació el 10 de julio de 2003 con un análisis clínico grave en Santiago de Chile y dos días después de su nacimiento fue sometido a una operación. Pero durante su recuperación, al cabo de poco tiempo, su situación empeoró. La noche del 29 de julio tuvo una crisis epiléptica y los médicos decidieron realizar una intervención cardio-quirúrgica paliativa. Tras ella, el día 2 de agosto, José Ignacio entró en paro cardíaco durante más de media hora pero las oraciones a Álvaro del Portillo hicieron que se produjera el milagro que hace posible mañana su beatificación en Valdebebas.

La declaración de la curación como milagrosa ha pasado un largo y exhaustivo proceso, primero en la diócesis de Santiago de Chile y posteriormente en la Santa Sede, donde fue examinado por el Consejo de médicos y el examen de los teólogos de la Congregación de las Causas de los Santos. Por último, los Cardenales y Obispos miembros de la Congregación de las Causas de los Santos dictaminaron que está probado sólidamente que el caso debe ser considerado como un milagro.

Bautizó al hijo de un comunista con un zapato y agua

Con 85 años, se lo cuenta al Papa Francisco

Sor María cuenta cómo bautizó al hijo de un comunista con un zapato y agua en la brutal Albania atea

Actualizado 23 septiembre 2014

EWTN/Aci/ReL

 

Sor María Caleta, de 85 años, cuenta cómo difundía la fe en la Albania atea, cuando estaba prohibido y castigado
Sor María Caleta, de 85 años, cuenta cómo difundía la fe en la Albania atea, cuando estaba prohibido y castigado

Durante el encuentro que sostuvo el domingo 21 de septiembre el Papa Francisco con los sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y movimientos laicales en la Catedral de San Pablo de Tirana, la hermana religiosa Francisca Estigmatina, Sor María Caleta, de 85 años, relató cómo en medio del brutal régimen comunista ella daba testimonio de fe.

Sor María contó al Santo Padre que desde muy joven había sentido el “llamado del Señor sin saber todavía lo que significaba ser religiosa”, ella vivía con sus padres, era hija única y gracias a las oraciones y los consejos de su tío sacerdote, tuvo la ayuda “para emprender este camino”.

La religiosa asistió al convento de las Hermanas Franciscanas Estigmatinas por siete años, pero por el régimen comunista se vio obligada a abandonar el convento y regresó a su casa junto a sus padres y a asistir a su tío el sacerdote que estaba en prisión, quien ahora su nombre junto al de su amiga (la única mujer de la lista y hermana de su misma congregación) está en proceso de canonización.

Al morir sus padres, Sor María vivió sola y supo “mantener viva la fe en el corazón de los fieles aunque de manera clandestina. El Señor me ha regalado tanta fe que he podido ayudar también a otros bautizados, no sólo a los niños de los pueblos sino también de aquellos que se acercaban a mi puerta y sólo después de haber tenido la certeza que no me habían denunciado”.

Recordó en particular la vez que regresando a casa del trabajo “por el camino sentí que una voz me llamaba, era una mujer con una niña en brazos que llegó corriendo y me pide bautizarla”.

Sor María que aún era laica “tenía miedo porque sabía que era la mujer de un comunista y le dije que no tenía con qué bautizarla porque estábamos en la carretera, pero por el gran deseo que tenía me dijo que en el canal cercano había agua, yo le dije que no tenía con qué tomar el agua, pero ella insistía que yo bautizase a su niña, a continuación viendo su fe me quité el zapato que era de plástico y con él tomé el agua del canal y la bauticé”.

Prosiguiendo con su testimonio al Santo Padre, la religiosa le contó de otras bendiciones que había tenido en medio de la persecución.

sor_maria_caleta

“Además gracias al consentimiento de los sacerdotes guardaba el Santísimo Sacramento en un gabinete de mi casa que llevaba a las personas enfermas y a punto de morir”.

“He prestado un servicio religioso que tampoco yo sé cómo lo he hecho, cuando pienso en ello me pregunto cómo hemos podido soportar tantos terribles sufrimientos, pero sé que el Señor nos ha dado la fuerza, la paciencia y la esperanza”, resaltó.

“El Señor ha dado la fuerza a aquellos que había llamado, de hecho me ha recompensado de todos los sufrimientos también aquí en la tierra”, expresando que luego que se abrieran las Iglesias al terminar el régimen del comunismo “he tenido la fortuna de hacerme religiosa, deseo común de tantos otros sacerdotes y hermanas”.

La religiosa también señaló que no sabe cómo dar gracias a Dios por este día “he tenido el privilegio de estar con su Santidad y pedir la bendición para mi y para mi tío sacerdote y para las hermanas Estimatinas para la parroquia donde he nacido y he desempeñado mis servicios hasta hoy, para los Obispos, los sacerdotes, las religiosas y para todo el pueblo albanés”, concluyó.

La homosexualidad y la Presencia

Actualizado 25 septiembre 2014

No hace falta tener vista de águila para poder ver y percibir una Presencia. Está y se mueve con los rasgos que la caracterizan, su exquisita delicadeza, libre de prejuicio y cargada de amor. 

Esta Presencia está ahí porque quiere

Está con los suyos y busca los momentos y lugares más insospechados, como cuento más adelante. Y como no puede ser de otra manera no hace distinciones, está con todos con los que le ven y con los que no le distinguen o conocen.

paisaje
Esta realidad que voy a contar ahora es un pequeño reflejo de esta Presencia real y silenciosa aunque a veces descarada, que quien busca estar cerca de los suyos. Con los suyos me estoy refiriendo a los que se saben heterosexuales y los que se sienten homosexuales.

Petición de ayuda en la red

Hace unos días recibí un mensaje de un joven de 30 años. Como hace habitualmente, se había conectado hacía un rato a un chat en busca de una pareja homosexual anónima, simplemente para tener un encuentro anónimo y pasajero.

Él lo contaba así:

«Esta tarde he entrado en un chat para buscar sexo con otros hombres y he pedido ayuda en la conversación general. Ha aparecido un tío que me ha dejado el enlace en el que aparecía este correo (una página de Religión en Libertad). Misteriosamente me ha pedido que rece por él y se ha desconectado. No sé muy bien qué es esto, pero estoy un poco desesperado».

Es esa desesperación escribe este párrafo acompañado de un descriptivo correo donde cuenta sobre su vida, episodios salpicados de sufrimiento, amor, debilidad, lucha, abandono desesperado, pero donde se ve desvelada a menudo una Presencia.

«Primero hombres y luego santos»

Este es un principio de vida que me ayuda a encontrar el equilibrio entre lo humano y lo divino. La casa se empieza a construir por los cimientos.

¿Qué relación tiene esto con la terapia de cambio y la AMS no deseada?

Cuando me preguntan en qué consiste la terapia de cambio que trabajo con personas con que experimentan AMS no deseada (atracción al mismo sexo), les hablo de desarrollo personal, de la necesidad de desaprender hábitos adquiridos y ya asimilados, de la importancia de hacer suyas herramientas sencillas y eficaces que le ayudan a creer en sí mismos y completar carencias afectivas – emocionales que han quedado desatendidas por diferentes causas provocando el quiebre personal que experimentan.

No tengo que hacer un acto de fe, lo veo

Observo y soy testigo de los avances que se dan en las personas con las que trabajo. Sé que no es mérito mío, ellos bien saben que es su esfuerzo y su lucha perseverante. Les acompaño y siempre trato de estar ahí pero la lucha y el éxito que buscan les pertenecen.

Debo decir que en todos ha estado y está la Presencia velada, silenciosa, a veces exigente y siempre real.

Es un honor para mí ser espectadora.

Elena Lorenzo Rego 
elena@elenalorenzo.com

Si quieres conocer más sobre la AMS no deseada y la terapia de cambio visita:  www.elenalorenzo.com

 

Colegios de las familias y para las familias

Cincuenta años de Fomento de Centros de Enseñanza

Que los padres son los primeros responsables de la educación de sus hijos es un principio universalmente aceptado en las sociedades libres. Hace cincuenta años, unas familias españolas lo tomaron completamente en serio y pasaron a la acción. Ellas mismas pusieron en marcha las escuelas donde sus hijos recibirían la formación que querían para ellos, sin esperar a que alguien les resolviera el problema. Fundaron así Fomento de Centros de Enseñanza, que hoy cuenta más de treinta colegios surgidos por el mismo impulso.

20140918colegios-de-las-familias-y-para-las-familias_art

Fomento de Centros de Enseñanza, que ahora celebra su 50 aniversario, tiene una historia que arrancó de una sugerencia de S. Josemaría Escrivá, el fundador del Opus Dei. Él, al difundir el mensaje de buscar la santidad en las situaciones propias de los cristianos corrientes, hablaba a padres y madres de su responsabilidad como primeros educadores de los hijos. Les animaba, así, a implicarse en las escuelas para asegurar la continuidad de la educación que ellos daban en casa. Cuando le preguntaban cómo podrían hacerlo concretamente, les sugería que ellos mismos las promoviesen. Así nació Fomento.

El grupo de madres y padres que comenzaron Fomento recurrió a expertos en educación, como los catedráticos Víctor García Hoz y Tomás Alvira, que perfilaron un proyecto pedagógico basado en los ideales inspiradores de la iniciativa. Son, de forma resumida, la dignidad de la persona, el sentido trascendente de la vida y de las tareas cotidianas, la educación orientada a la superación personal y al trabajo en común.

El primer colegio fue Ahlzahir, en Córdoba. Luego siguieron otros, hasta un total de 35 en la actualidad, repartidos en 11 comunidades autónomas. Los alumnos –chicas y chicos– suman más de 24.000, atendidos por más de 2.500 profesionales.

Desde 1997, la oferta educativa de Fomento se completa con el Centro Universitario Villanueva, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, donde se imparten enseñanzas de grado en Derecho, Empresa, Comunicación, Educación y Psicología. El Centro cuenta unos 2.500 alumnos.

Fomento introdujo desde el principio la tutoría personal, como forma de aplicar la educación personalizada

Protagonistas: los padres

Hoy día, la necesidad de que los padres se impliquen en el colegio o el principio de educación personalizada están muy extendidos, y aparecen recogidos en las legislaciones. Así, el Consejo Escolar del Estado (España) subraya que una mayor participación de los padres “se corresponde con un mayor éxito escolar”. No se dice que los alumnos y sus familias sean “clientes” de la escuela o beneficiarios de un servicio: ellos, junto con los profesores y directivos del centro, forman la “comunidad educativa”.

Pero hace cincuenta años, eso era una novedad. Fomento se adelantó logrando que las familias promovieran colegios y participaran en su creación y desarrollo, e introduciendo la tutoría personal, como forma de aplicar la educación personalizada. Desde el origen de Fomento, todos los alumnos reciben asesoramiento personal de un tutor, que además se entrevista periódicamente con los padres para coordinar el esfuerzo educativo de ellos y el del colegio.

La implicación de los padres es clave. Decía el Prof. Tomás Alvira: “Un colegio de Fomento es una comunidad educativa constituida por padres, profesores y alumnos. Si un colegio gozara de la mejor organización pedagógica que puede darse actualmente y dejase de tener esa interrelación entre padres, profesores y alumnos, le faltaría lo esencial y, en realidad, no respondería a la idea fundamental de Fomento de Centros de Enseñanza”.

Para reforzar el protagonismo de las familias en el proyecto educativo de Fomento, ya desde el principio se creó la asociación de padres en cada colegio, que más tarde se unieron en una federación. Entre otras actividades, las asociaciones organizan programas de formación para madres y padres.

Igualdad de oportunidades para chicas y chicos

Desde su inicio, Fomento optó por la educación diferenciada, que no consiste simplemente en que chicos y chicas estén en clases o colegios distintos. Hace cincuenta años existían muchos centros no mixtos, pero en gran parte empleaban una fórmula que debería llamarse “educación separada”. En particular, se enseñaban a las chicas algunas materias distintas y se las orientaba a profesiones “femeninas”.

Los colegios de Fomento han servido de inspiración a iniciativas similares de España y otros países

En los centros de Fomento, desde el principio, ellas y ellos siguen los mismos planes de estudio, con el mismo nivel académico y sin diferencia de expectativas profesionales. Lo que se hace es enseñarles respetando el estilo de aprendizaje de cada sexo y su ritmo de maduración. Por eso puede decirse que la educación diferenciada promueve una igualdad real de oportunidades. Es un modelo que se aplica con éxito en otros muchos colegios, incluso públicos, de diversos países, como Gran Bretaña, Australia, Estados Unidos.

Inspiración para otros

Junto con el trabajo en equipo y el cuidado de la formación permanente de los profesionales, otra característica es la búsqueda de la innovación educativa. En la actualidad, Fomento desarrolla diferentes proyectos pedagógicos en todos los niveles de enseñanza, desde Educación Infantil hasta Bachillerato: en Educación Infantil, por ejemplo, el Proyecto Magic Dragon, para el aprendizaje temprano del inglés, o las “Matemáticas Divertidas”.

Los colegios de Fomento han servido de inspiración a iniciativas similares de España y otros países. Para transmitir su experiencia, Fomento tiene un departamento de asesoramiento externo que colabora con más de 250 instituciones de 30 países.

Forman parte de esa colaboración los programas para profesionales de la enseñanza, que Fomento ofrece también al personal de otras instituciones educativas, tanto de España como de otras naciones. Es el caso del Máster en Dirección de Centros Educativos, para responsables de colegios, o del Máster en Asesoramiento Educativo Familiar, dirigido a profesores, que se imparte desde hace veinte años en distintos países latinoamericanos.

Servicio a la sociedad

Las comunidades educativas que son los colegios de Fomento se prolongan aun después de que los alumnos completen sus estudios. Tras cincuenta años de vida, Fomento cuenta con unos 80.000 antiguos alumnos, y una buena parte de ellos mantienen contacto con sus compañeros de promoción y antiguos profesores, o al cabo del tiempo se convierten a su vez en padres de alumnos. Desde hace cuatro años, los Premios Fomento se conceden a personas e instituciones que destacan por su servicio a la sociedad. Entre ellas, se reconoce a mujeres y hombres que estudiaron en colegios de Fomento.

En la última entrega de estos premios, el pasado mes de abril, el director general de Fomento, Joan Curcó, se refirió a la contribución de las sucesivas promociones de alumnos salidas de los colegios. “Hoy”, dijo, a los padres, profesores y alumnos “hemos de añadir a los antiguos alumnos, hombres y mujeres, a quienes Fomento ha tratado de educar como ciudadanos libres, responsables y comprometidos con la sociedad en la que viven”.

Otro milagro del padre Pío

Otro milagro del padre Pío: atendió al cardenal Midszenty en la cárcel

Nuevo testimonio sobre el don de la bilocación que el santo había recibido

topic (1)

La santidad del sacerdote capuchino Francesco Forgione -nacido en Pietrelcina, Italia el año 1885- era una devota certeza para muchos fieles, antes de los “dones” que la historia y testigos consignan: estigmas, bilocaciones (estar en dos lugares al mismo tiempo), capacidad de leer las conciencias al confesar, mediar en oración para que Dios sanare a personas… Antes incluso  que el santo Papa Juan Pablo II lo canonizara oficialmente el 16 de junio del año 2002 como san Pio de Pietrelcina y cuya fiesta la Iglesia celebra el 23 de septiembre.

Francesco fue ordenado sacerdote el 10 de agosto de 1910 en la Catedral de Beneveto, y el 28 de julio de 1916 se estableció en San Giovanni Rotondo, donde permaneció hasta su muerte, el 23 de septiembre de 1968. Es allí donde se inicia el apostolado de Francesco (padre Pio) que toca el corazón de los pobres y enfermos… los del cuerpo y el alma, sus predilectos. Salvar almas era su norte y quizás por ello también el demonio le dedicó permanentes acosos que Dios permitió acorde al misterio salvífico que deseaba expresar a través de Padre Pío.

Cientos de libros, películas y sitios en internet dan cuenta de su vida y la acción de la gracia de Dios que por su mediación muchos alcanzan incluso en nuestros días. Por ello sus muchos se devotos se alegrarán con las revelaciones que contiene el libro Padre Pio. La sua chiesa, i suoi luoghi, tra devozione storia e opere d’arte… según señala en un reciente artículo el conocido vaticanista Andrea Tornielli.

El testigo que entrevistó al propio Padre Pío

En la obra dice Andrea T., está el relato de Angelo Battisti, director de la Casa Alivio del Sufrimiento y dactilógrafo de la Secretaría de Estado del Vaticano. Battisti fue uno de los testigos en el proceso de beatificación del santo religioso.

El Cardenal József Mindszenty, arzobispo de Esztergom, Primado y Regende de Hungría, fue encarcelado por las autoridades comunistas en diciembre de 1948 y condenado a prisión perpetua el año siguiente.

Fue falsamente acusado de conspirar contra el gobierno socialista. Pasó ocho años en la cárcel y en prisión domiciliar hasta ser liberado durante la revuelta popular de 1956, cuando se refugió en la delegación comercial de los Estados Unidos, en Budapest, hasta 1873, año en que Paulo VI impuso su salida y su renuncia a la arquidiócesis.

En aquellos años de prisión se habría dado la bilocación, que llevó al Padre Pio hasta la celda del Cardenal.

Batista describe como sigue en el referido libro la escena milagrosa:

“El capuchino estigmatizado, mientras se encontraba en San Giovanni Rotondo, fue a llevarle al Cardenal el pan y el vino destinados a transformarse en el cuerpo y sangre de Cristo. (…).»

“Es simbólico el número de registro del detenido impreso en su pijama de presidiario: 1956, año de la liberación del Cardenal.»

“Como es sabido – cuenta Battisti – el cardenal Mindszenty fue preso, colocado en la cárcel y vigilado permanentemente. Con el pasar del tiempo, crecía fuertemente su deseo de poder celebrar la Santa Misa.»

“Una mañana, se presentó delante de él el Padre Pio, con todo lo que él precisaba. El Cardenal celebra su misa y el Padre Pio le sirve (como acólito). Después conversaron y, al final, el Padre Pio desaparece con todo lo que había llevado.»

“Un padre venido de Budapest me habló confidencialmente sobre el hecho, preguntando si yo podría obtener una confirmación del Padre Pio. Le dije que si yo hubiese preguntado una cosa de esas, el Padre Pio me habría expulsado a los rezongos.»

Pero una noche de marzo de 1965, al final de una conversación, Battisti preguntó al capuchino estigmatizado:

– Padre, ¿el Cardenal Mindszenty lo reconoció a usted?

– Después de una primera reacción de irritación, el santo respondió:

– “Nosotros nos encontramos y conversamos, ¿y a ti te parece que no me habría reconocido?”

Confirmando así la bilocación a la cárcel, que habría sucedido algunos años antes.

“Entonces – agrega Battisti – el Padre Pio se volvió triste y agregó: «El diablo es feo, pero lo habían dejado más feo que el diablo»”, refiriéndose a los malos tratos que sufría.

Lo que demuestra que el Padre Pio lo había socorrido desde el inicio de la prisión, porque no se puede concebir, humanamente hablando, cómo el Cardenal fue capaz de resistir a todo el sufrimiento a que fue sometido y que él describe en sus memorias.

El Padre Pio entonces concluyó: “Acuérdese de rezar por ese gran confesor de la Fe, que tanto sufrió por la Iglesia”.

 

Canonización de Popieluszko

Un milagro en Francia abre la vía a la canonización de Popieluszko

El obispo de Crétiel anuncia la apertura de la investigación de la curación de un enfermo de cáncer a punto de morir

topic

La impresionante y repentina curación de un hombre a punto de morir a causa de un cáncer en un hospital francés será estudiada como posible milagro para la canonización del sacerdote polaco Jerzy Popieluszko.
 
El obispo de Crétiel, monseñor Michel Santier, anunció oficialmente, este sábado durante una  misa celebrada en el monasterio de la Anunciación de Thiais, en el departamento francés de Val-de-Marne, la apertura de la investigación.
 
“Uno siempre es demasiado pequeño para una gracia así; ante el paso de Dios, uno se siente pequeño”, confió a Radio Vaticano, sin ocultar su emoción ante esta impresionante aventura espiritual. Él había confiado su diócesis precisamente a la intercesión del mártir polaco durante un viaje a Polonia, un año antes de esta curación, el 14 de septiembre de 2012.
 
El mundo recuerda a este sacerdote torturado y asesinado por la policía política polaca en 1984 que se convirtió en el icono de la resistencia polaca al régimen comunista.
 
El padre Jerzy Popieluszko fue beatificado en 2010 en una ceremonia organizada en Varsovia a la que asistió su madre, fallecida después.
 
Para su beatificación no necesitó el reconocimiento de un milagro porque es un mártir, pero es distinto para la canonización. Y es justamente esta curación la que podría reconocerse como el milagro que inicie el proceso.
 
La curación ocurrió en el hospital Albert-Chenevier, en un hombre que tenía un cáncer. Según el obispo de Créteil, “los médicos habían decidido suspender el tratamiento y le habían dicho a su esposa que era el final. Ella ya había contactado con las pompas fúnebres”.
 
Pero una hermana polaca de la capellanía del hospital la convenció para que acudiera a un sacerdote. “El padre Bernard Brien, que acababa de ser ordenado sacerdote en “vocación tardía” y había nacido el mismo día que el mártir polaco (el 14 de septiembre de 1947), le dio el sacramento de los enfermos y terminó sacando una imagen del padre Popieluzko. Rezó, se dirigió al Señor diciendo: “hoy es nuestro cumpleaños. Tienes que hacer algo, es el momento de intervenir”.
 
En unos instantes, él abrió los ojos. A la mañana siguiente, la hermana fue a visitarlo; vio que no estaba en su cama y creyó que había fallecido. Después le vio de pie caminando. El informe de los médicos ha constatado que ya no tenía células cancerígenas”, relata el prelado.
 
Corresponde al ordinario del lugar, en este caso el obispo de Créteil, anunciar oficialmente la apertura de la investigación para la canonización del padre Popieluszko.
 
“La hermana polaca estaba muy contenta, es ella quien informó a Varsovia”, recuerda monseñor Santier.
 
“A petición del cardenal Nisz, arzobispo de Varsovia, que ha informado a la Congregación de los santos, abrimos este sábado la investigación para reconocer la presunta curación milagrosa y esta congregación instruirá y la presentará al Papa, que toma la decisión definitiva –añadió-. Después, si se reconoce esta curación, se iniciará el proceso de canonización del padre Popieluszko».

«El Padre Pío cambió nuestras vidas»

«Un juego de amor»: su dura historia hasta el matrimonio

José Mª Zavala y su esposa cuentan en un libro su conversión: «El Padre Pío cambió nuestras vidas» 

Actualizado 23 septiembre 2014

Carmelo López-Arias / ReL

El Padre Pío jugó un papel fundamental en la conversión y en la vida matrimonial de José María y Paloma.
El Padre Pío jugó un papel fundamental en la conversión y en la vida matrimonial de José María y Paloma.

Tras una extensa y diversa trayectoria como escritor, con obras de investigación histórica en torno a la Guerra Civil o a los Borbones, o de gran calado espiritual bajo forma de apasionantes relatos periodísticos, como Padre Pío o Así se vence al demonioJosé María Zavala ofrece a sus lectores en su último libro un giro importante.

Junto a su esposa, Paloma Fernández, ha escrito un testimonio personal sobre la vida de ambos antes de conocerse, sus dolorosas experiencias previas en la vida de pareja, la conversión religiosa que ambos experimentaron de la mano del santo de los estigmas, y el duro camino que desde entonces hubieron de recorrer hasta sellar con el sacramento del matrimonio una convivencia que -comprendieron- no era agradable a Dios.

Un juego de amor. El Padre Pío en nuestro camino al matrimonio sale a la venta este martes 23 de septiembre, no por casualidad la fecha en la que se conmemora la festividad de San Pío de Pietrelcina, pues fue el día de 1968 en el que murió uno de los más grandes santos en la historia de la Iglesia.

– ¿Cuándo y por qué deciden hacer públicos momentos y circunstancias tan íntimos de su vida? 
-José María: El único afán de ayudar a los demás a través de nuestro testimonio de dolor, amor y felicidad en el Señor que todo lo puede y todo lo llena de sentido. A nadie le gusta hacer un “striptease espiritual” de su propia vida. Pero hace cuatro años ya que mi director espiritual nos animó a contar nuestra experiencia, convencido de que serviría de acicate a tantos matrimonios con problemas, separados, divorciados… necesitados de Dios en esta sociedad que ha renegado de Jesucristo. Y he aquí, ahora, el resultado de la Providencia.

-Paloma: Hace unos meses, mientras José María impartía varias charlas sobre el Padre Pío por España, vio con claridad que había llegado el momento de aportar nuestros testimonios. Yo me resistí al principio. Me daba una vergüenza terrible contar episodios íntimos de mi vida que sólo él y yo conocíamos. Pero finalmente me convencí de que debía dar el paso. Ahora es el Señor quien actuará como estime oportuno en los corazones de los lectores para que retornen a Él si están alejados, como nosotros lo estuvimos durante tantos años, o se acerquen aún más a la fuente de la verdadera felicidad.

un_juego_de_amor_baja

Pincha aquí para adquirir Un juego de amor.

-¿Por qué esa experiencia puede resultar útil a otras personas?
-José María: Precisamente por la existencia de uno de los principales males que aquejan a nuestra sociedad: la crisis del matrimonio y de la familia. Nuestro testimonio puede hacer mucho bien a las almas.

Nos dirigimos a todos los públicos: separados que han perdido el sentido de su matrimonio, divorciados convencidos en conciencia de que su matrimonio jamás existió y que por lo tanto es nulo, o casados como Dios manda que no valoran lo suficiente el inmenso tesoro de su matrimonio sacramental.

-Paloma: Tratamos de ayudar también a matrimonios con hijos en trámites de separación; matrimonios incluso de Misa y Comunión diarias que están a punto de romperse por la acción perniciosa del diablo. Recuerdo que don Gabriele Amorth, exorcista oficial del Vaticano, le dijo a José María cuanto le entrevistó en Roma para su libro Así se vence al demonio que el propio Satanás se había regocijado durante un exorcismo por disolver hoy tantísimos matrimonios.

-Hay quien habla del divorcio como una auténtica “epidemia”. ¿A qué se debe?
-José María: Paloma acaba de señalar al verdadero culpable: el demonio, el príncipe de este mundo, como aparece retratado en los Santos Evangelios. En una sociedad, como decía, que ha renegado de Cristo es natural que el perverso diablo cause estragos en tantas almas. O se está con Dios, o se está con el diablo. No hay término medio. A los tibios, Jesús los vomitará de su boca. El demonio es un consumado experto en provocar la división entre los esposos, que a menudo empieza por discusiones absurdas por motivos que provocarían hilaridad pero que a la larga minan la convivencia y armonía entre los cónyuges afectando también a los hijos.

-Paloma: En el fondo, es una gran falta de amor, de entrega incondicional de la mujer al hombre, y viceversa. El matrimonio verdaderamente feliz empieza por la renuncia a uno mismo para hacer feliz al otro. ¿Qué hizo Jesús? Dar Amor sin esperar recibir nada a cambio. ¿Qué hizo la Virgen María, sino estar pendiente de San José y de su Hijo, olvidándose de Ella misma? De hecho, sólo es posible ser feliz haciendo felices a los que tienes más cerca, empezando por tu propio marido.

-¿Qué papel jugó el sacramento de la confesión en el giro de 180 grados que dio su vida de pareja?
-José María: Fue un antes y un después en mi vida, como si volviese a nacer. Y en verdad renací a la gracia de Dios. Sobre todo, cuando un sacerdote, hijo espiritual del Padre Pío, me dijo, mientras leía mi alma, todos y cada uno de los pecados que cometí desde que hice la Primera Comunión, con seis años.

La Penitencia te permite ser como el hijo pródigo del Evangelio: lo importante es pedir perdón al Señor por nuestros muchos y graves pecados sabiendo que Él nos abraza con su infinita misericordia. Hemos sido creados del barro, como dice el Génesis, y sólo si nos dejamos moldear por el Gran Alfarero llegaremos a ser realmente felices.

Yo lo he experimentado en propia carne: durante muchos años fui un verdadero ególatra, rodeado de todos los placeres materiales de la vida. Lo tenía todo; o, ingenuo de mí, pensaba que lo tenía. Pero me faltaba lo más importante: Dios. Sólo cuando me hinqué de rodillas en el confesonario, tras una conversión tumbativa en cuestión de segundos, durante la cual lloré a mares por haber ofendido a Dios tantos años, empecé a ser feliz de verdad.

Ahora le doy gracias al Señor cada día por la mujer y los hijos que me ha dado, por todo lo que me ha regalado, empezando por mi propia existencia y la posibilidad de alcanzar la Vida Eterna por su infinita misericordia. Y por supuesto: le doy gracias también por los sufrimientos que me han servido para llegar hasta aquí y seguir purificando mi alma y las de mis prójimos.

-Paloma: Suscribo todo lo que ha dicho José María. La primera vez que salí del confesonario, tras muchos años sin pisarlo, sentí como si volase. Dejé allí todos mis pecados, como si esa tremenda carga hubiese dejado de existir. ¿Cabe un milagro más grande que ése? ¡Volver a nacer! Eso mismo es lo que yo también experimenté.

-¿Realmente puede ayudar un sacerdote, al fin y al cabo célibe, a solventar un problema matrimonial?
-Paloma: Hay sacerdotes que conocen los problemas de los matrimonios como el pasillo de su casa, porque llevan años confesándolos o dirigiéndolos espiritualmente. Son portadores además de un arma eficacísima para la estabilidad matrimonial: la confesión. Estando en gracia de Dios, garantizamos la salvación de nuestro matrimonio. El matrimonio es un sacramento y, como tal, lleva aparejado la gracia santificante para vivirlo con éxito, es decir, con verdadero amor.

Jesús mismo lo advierte en el Evangelio: sin Él no podemos hacer nada. Si estamos lejos de Jesús, somos más vulnerables a los ataques del maligno, que busca nuestra destrucción. Pero si confesamos con regularidad, rezamos el Santo Rosario en familia (“La familia que reza unida, permanece unida”), y revivimos la Pasión de Jesús en la Santa Misa tenemos la ayuda divina garantizada.

-¿Cómo ven la petición del cardenal Kasper de que el inminente sínodo permita comulgar a los divorciados vueltos a casar por lo civil?
-José María: ¿Comulgar los divorciados vueltos a casar? Eso sería un sacrilegio como la copa de un pino. Significaría atentar contra la doctrina de Jesucristo. El mero hecho de plantearlo ya me parece grave: ¿Es pecado cometer un sacrilegio? Porque, al parecer, se va a debatir sobre eso mismo; es decir, sobre si, como usted dice, se puede abrir la mano en esta cuestión.
San Pablo, el apóstol de los gentiles, no tiene pelos en la lengua: “El que come y bebe sin discernir el Cuerpo [de Cristo], come y bebe su propia condenación” (1 Corintios 11, 27-29).

El propio Catecismo de la Iglesia Católica tampoco deja el menor resquicio a la duda en su punto número 1.650, donde asevera: “Si los divorciados se vuelven a casar civilmente, se ponen en una situación que contradice objetivamente la ley de Dios. Por lo cual no pueden acceder a la comunión eucarística mientras persista esta situación”.

Pueden, eso sí, hacer una “comunión espiritual”. Y si en verdad piensan en conciencia que su matrimonio no ha existido a los ojos de Dios, la Iglesia pone a su disposición los tribunales eclesiásticos para que emprendan un proceso de nulidad, tal y como hicimos nosotros.

-¿Cómo vivieron ustedes esa limitación de no poder comulgar?
-Paloma: Durante todo el tiempo que vivimos en pecado mortal jamás se nos ocurrió recibir al Señor en semejante estado. Y cuando decidimos vivir como hermanos, luchando por nuestras respectivas nulidades matrimoniales, procuramos siempre estar en gracia de Dios recurriendo antes a la confesión para poder comulgar.

Digo esto, porque por desgracia hay sacerdotes que recomiendan hoy a los feligreses comulgar siempre, sin necesidad de confesarse, apelando a una falsa misericordia, que no es la Misericordia de Dios, con mayúsculas.

José María y yo conocemos varios casos y rezamos por esas personas. Y nos preguntamos, doloridos: ¿Para que instituyó entonces Jesús el sacramento de la Penitencia?

Una cosa es ser caritativo con los demás, y otra muy distinta ofender al Señor donde más le duele: en la Eucaristía.

Jesús ya nos advierte en el Evangelio: “Entrad por la puerta angosta, porque amplia es la puerta y ancho el camino que conduce a la perdición, y son muchos los que entran por ella”. Y añade: “No todo el que dice: “Señor, Señor”, entrará en el Reino de los Cielos”.

-“El Padre Pío en nuestro camino al matrimonio”, reza el subtítulo del libro. ¿Cómo intervino?

-José María: Le conocimos providencialmente en un momento muy delicado de nuestras vidas. Irrumpió en ellas para ayudarnos cuando nos sentíamos más desamparados. Y desde entonces no hemos dejado de sentir su presencia para que no abandonemos el camino que conduce a la verdadera felicidad. Paloma le vio un día y yo, aunque nunca le haya tenido delante, palpo cada día su presencia e incluso sus tirones de orejas cuando no me porto bien con Jesús.

Paloma: El Padre Pío es, valga la redundancia, un padre bueno y tierno que no hizo otra cosa aquí que sufrir para salvar almas como las nuestras. Ya advirtió en vida que daría mucha más guerra muerto que vivo, y es la pura verdad. ¡Cuántas conversiones, como las nuestras, están teniendo lugar hoy por la intercesión de este gran santo canonizado por Juan Pablo II!

Mienten quienes aseguran que la nulidad es cosa de ricos y famosos», afirma José María Zavala; en el libro cuentan su testimonio matrimonial

-¿Es riguroso un proceso de nulidad? Se los acusa de caros y lentos…
-José María: Mienten como bellacos quienes aseguran que la nulidad es cosa de ricos y famosos. Ni Paloma ni yo lo somos, y la conseguimos gracias a la verdadera Misericordia de Dios. Y como nosotros, otras muchas parejas a las que conocemos.

Tampoco es cara, porque si uno acredita que no tiene suficientes ingresos le adjudican un abogado gratuito y sólo debe pagar las tasas del tribunal, que es una cantidad irrisoria. A nadie, repito, con problemas económicos se le impedirá emprender un proceso de nulidad. Paloma y yo podemos dar fe de ello.

Otra cosa es la lentitud. Depende del caso: yo tardé nueve largos años por razones que el lector entenderá si lee nuestro libro, pero Paloma lo consiguió en mucho menos tiempo. Depende, insisto, del caso y las circunstancias. Lo normal suelen ser uno o dos años.

-Paloma: Lo que de verdad importa es la convicción interna de cada uno en la nulidad de su matrimonio. A Dios sólo le importa la verdad. Si ésta se disfraza de una falsa misericordia, de nada vale. El proceso de nulidad matrimonial no es una pantomima. Si alguien miente sobre su vida para obtenerla, deberá rendir luego cuentas a Dios. Hay que decir siempre la verdad, aunque duela, como me dolió a mí. Pero ahora doy gracias a Dios por la inmensa felicidad que me regala cada día estando casado con José María. ¡Gloria a Dios!

-¿Qué aconsejarían a quienes estén en este momento al borde de una ruptura matrimonial?

-José María: Que lean nuestro libro. Dios quiera que les ayude a valorar de verdad el inmenso tesoro que están a punto de arrojar por la borda. Nosotros, que sufrimos lo indecible para obtenerlo, sabemos muy bien que no tiene precio.

-Paloma: ¡Ánimo a todos los que sufren una crisis matrimonial! Sólo con Amor pueden salvarla. El Padre Pío resumía su vida de sufrimiento y felicidad con una sola frase: “Todo es un juego de amor”. Si hay amor de verdad, el Amor de Dios, no hay obstáculo insalvable. Fuera egoísmos y discusiones absurdas. Una buena confesión y… ¡adelante!

 

La sublime vocación del padre William

A los 51 años cumplió su sueño de toda la vida

La sublime vocación del padre William, sacerdote por dos días: fue ordenado en su lecho de muerte 

Actualizado 21 septiembre 2014

Aciprensa

Momento en el que monseñor Choby convierte en sacerdote a William Carmona.
Momento en el que monseñor Choby convierte en sacerdote a William Carmona.

Tenía 51 años de edad y para su familia era una “vocación tardía”. Cuando el seminarista colombiano William Carmona se acercaba por fin al sueño de ser sacerdote le diagnosticaron un agresivo cáncer al colon. Su obispo decidió que estaba listo y logró recibir el orden sacerdotal dos días antes de partir a la Casa del Padre.

El P. William Carmona falleció el 10 de septiembre en San Antonio, Texas. El lunes 8, fiesta de la Natividad de la Virgen María, fue ordenado diácono y sacerdotedesde su lecho en una emotiva ceremonia celebrada en el hospital Christus Santa Rosa.

El sacerdote, de origen colombiano, cursaba el cuarto año de teología y se preparaba para comenzar su último año de preparación para la ordenación como diácono en la diócesis de Nashville, Tennesee.

Mons. David Choby, Obispo de Nashville, decidió adelantar la ordenación luego que los médicos informaran que la enfermedad había ingresado a fase terminal

El Padre Carmona creció en Antioquia, Colombia, en el seno de una familia de 13 hermanos. Según reveló en la solicitud que presentó para ingresar al seminario de Nashville, la primera vez que consideró convertirse en sacerdote tenía 12 años de edad, pero no contaba con los recursos para su formación sacerdotal.

A fines de los 90 decidió ingresar al seminario en Colombia. Obtuvo una licenciatura de filosofía.Trabajó en una tienda de ropa y alimentos para mantenerse en el seminario. Estudió Administración de Empresas en la Universidad del Sur de Antioquia y trabajó como miembro de seguridad del gobierno colombiano.

Se mudó a Estados Unidos en el año 2000 y quería ingresar a un seminario en California pero sus conocimientos del idioma Inglés no le bastaron para continuar. Comenzó a trabajar como encargado de pastoral juvenil en una parroquia y en el año 2008 fue aceptado como seminarista de la Diócesis de Nashville.

william_carmona

William Carmona, seminarista, en una
fotografía de 2012.

En diálogo con ACI Prensa desde Colombia, Miriam Carmona, la hermana mayor del Padre William, aseguró que su familia siempre esperó la voluntad de Dios: “En medio de la tristeza porque estaba tan mal, su ordenación ha sido una bendición muy grande y es que en una familia de pecadores, uno tiene muchos errores. Que llegue un sacerdote a la familia es una bendición muy grande. Gracias a Dios cumplió su sueño, porque él luchó y luchó”, afirmó Miriam.

Narró que en diciembre pasado, su hermano visitó Medellín y ya estaba muy enfermo. “Él no se quejaba de nada. Lo veíamos delgado, comiendo muy poco, pero él no se quejaba de nada. Nos decía ‘todo está bien, no se preocupen por nada. Arriba de Dios no vive nadie’”, agregó.

“Mi hermano era una gran persona, muy alegre. De pequeño salía a jugar con los niños a la procesión. El santo de mi pueblo es el Milagroso Cristo de Cañas Gordas, Antioquia. Él salía con los niños a jugar a la procesión con las tapas de la cocina, con la ropa que encontraba y que la envolvía como sotana y salía a la procesión”, recordó.

El Padre William era “lo más sublime que mi familia tenía porque mi papá quiso mucho a los sacerdotes. Mi papá era un hombre de mucha oración y era muy especial en eso. Y William tuvo mucha influencia de mi padre. Él siempre luchó por salir adelante y fue muy buen hermano, muy calmado, con mucha paz”.

La ordenación
Para el Obispo de Nashville, la ordenación del Padre Carmona refleja cómo «nuestras propias vidas se transforman en la muerte y resurrección de Jesús».

“La alegría y la satisfacción en la administración del sacramento del orden, es un punto culminante en la vida de cualquier obispo, pero tener la oportunidad de celebrar el sacramento por el que tanto se espera mientras se enfrenta a la certeza de la muerte hizo que fuera más conmovedor”, afirmó Mons. Choby.

Tennessee bishop and priest talk with gravely ill seminarian in intensive care room at Texas hospital

El obispo Choby, a la derecha, y el padre Gervan Menezes,
a la izquierda, visitan a William Carmona en el hospital días antes de su ordenación.

El Padre Carmona yacía en una cama clínica durante la ordenación. Ahí el Obispo le impuso las manos, le dieron una estola y lo ungió con los óleos sagrados.

Durante la homilía, Mons. Choby recordó que la redención y la salvación no «depende de lo que logran los seres humanos» y dijo que el Padre Carmona al ser ordenado «participa en lo que es más central en la vida de la fe, que es el misterio de la muerte y resurrección del Señor.»

ordenacion_obispo_carmona

«Tu es sacerdos in aeternum [Eres sacerdote 
para toda la eternidad]»: William Carmona esperó durante
toda su vida escuchar estas palabras sobre sí.

Aunque el Padre Carmona fue incapaz de responder verbalmente al celebrante durante su ordenación, había expresado su consentimiento antes de la ceremonia según explicó Mons. Choby a los presentes.

Unas 200 personas, incluyendo sacerdotes, amigos y estudiantes del Seminario de la Asunción, llegaron al centro médico para asistir a la ordenación. La música estuvo a cargo de un coro de seminaristas.

Tras la ceremonia, que duró una hora y media, el Padre Carmona regresó a la unidad de cuidados intensivos. Sus restos del Padre Carmona serán trasladados a Colombia recibir sepultura.

Ceremonia completa de la ordenación sacerdotal

(Las órdenes comienzan en el minuto 33.)

El abuso sexual infantil se puede prevenir y sanar

El abuso sexual infantil se puede prevenir y sanar: si trabajas con niños o jóvenes, te interesará

Actualizado 22 septiembre 2014

ReL

La mayoría de los abusos los comete alguien de la familia o el entorno del menor
La mayoría de los abusos los comete alguien de la familia o el entorno del menor

Muchos problemas emocionales y personales en la juventud y la vida adulta tienen su raíz en maltratos sexuales sufridos en la infancia. Hay fuentes que calculan que entre el 15% y 20% de la población ha sufrido abusos sexuales en la infancia. La mayoría de las víctimas eran niñas (dos o tres chicas por cada niño varón así dañado)

Es difícil medir este fenómeno: se suele considerar que sólo un 2% de los casos se denuncian, según recoge el libro «Abusos sexuales en niños y adolescentes», de la psicóloga Maribel Martínez. 

Cuando el abuso se da dentro de una familia (así es en hasta el 85% de casos de abuso), muchas veces la madre lo sabe pero calla por miedo a su pareja, o por temor a que la familia se desmorone. Sólo el 50 por ciento de los niños revela el abuso y de éstos sólo el 15 por ciento es denunciado y finalmente el 5 por ciento procesado, asegura el libro.

Puesto que la mayoría de los abusos los protagoniza un pariente o persona cercana, la víctima no sólo sufre un momento traumático, sino que siente traicionada una relación y espacio donde esperaba seguridad, y a veces el trato con el agresor se mantiene mucho tiempo.

Con el tiempo este daño puede desembocar en depresión, drogodependencia, ataques fóbicos, pánico, traumas ante la sexualidad, rechazo al sexo opuesto…

Las edades de más riesgo son, para las niñas, entre los 6 y los 8 años; para los niños, entre los 11 a 13 años, cuando atraen no tanto a pederastas propiamente dichos como a efebófilos, homosexuales que buscan seducir jóvenes ya puberescentes. 

Internet favorece hoy el contacto entre agresores, que comparten fotos, técnicas de acercarse a los menores, trucos para engañar a los padres, se animan unos a otros a pasar del «ver y fantasear» al actuar… 

Por eso es más necesario que nunca que las personas que trabajan con jóvenes, niños y adolescentes sepan ayudar a los niños y jóvenes que han pasado por esta situación, y también que sepan prevenir y reducir daños. 

La asociación Redime y la Plataforma Crece+ organizan en Madrid una sesión de una mañana sobre el tema dirigido a médicos, psicólogos, terapeutas, orientadores, educadores, docentes, agentes de pastoral y demás personas que trabajan con niños y jóvenes, o que se tratan con personas que han sufrido este problema en su pasado. 

REDIME (www.redime.net) tiene años de experiencia y acompañamiento en este trabajo. 

La sesión de formación tiene lugar este sábado 27 de septiembre y aún es posible reservar plaza.
https://www.facebook.com/events/654979464588967/

Organiza la plataforma CRECE + en colaboración con la Fundación Solidaridad Humana www.fsh.es

Sábado 27 de septiembre de 11 a 14h.
Lugar del evento: c/ Oña, 175, local posterior. 
28050 Madrid
Precio: 30€