Inicio > Familia, Mundo, Testimonios, Vientres de Alquiler > «Madres de alquiler: ¿una subclase de mujeres?»

«Madres de alquiler: ¿una subclase de mujeres?»

Negocio turbio y lucrativo: mujeres y niños son mercancías 

El documental sobre el útero de alquiler 

Actualizado 30 enero 2014                                                    

Benedetta Frigerio / Tempi.it

Tras haber realizado un vídeo sobre el drama de las mujeres que venden sus óvulos y otro sobre el de los bebés probetas, Jennifer Lahl, fundadora y presidente del Center for Bioethics and Culture Network (www.cbc-network.org), ha conseguidoentrevistar a algunas mujeres que han alquilado el propio útero a parejas estériles

El contenido del nuevo cortometraje está sintetizado en el título “Breeders: a subclass of women?” (“Madres de alquiler: ¿una subclase de mujeres?”).

Mujeres y niños son “una mercancía”
También en este trabajo emerge un cuadro de dolor análogo al de las dos películas anteriores: 

– hijos entendidos como “derechos” de los padres; 
– un mercado que las trata como mercancía; 
– mujeres destruidas, convencidas de que hacían algo bueno; 
– prácticas ilegales y descontroladas; una industria en expansión.

«No soy una subrogada – explica una mujer llorando – sino su madre, pensaba que habría podido permanecer vinculada a ellos pero…» 

«Creía que era una cosa hermosa pero… estaban a punto de salir de la habitación y les dije: “¡Por favor, dejádmelo ver!”».

Una experiencia que desgasta
En el documental intervienen también expertos, médicos y juristas. Entre estos últimos hay quien explica la gravedad de episodios que suceden en claro contraste también con la ley. Una mujer explica cómo la práctica ya está tolerada: «Una de las voluntarias del hospital llegó y dijo: “Aquí tenemos un caso de maternidad subrogada”». Por último, una pareja desvela con tristeza que «intentar formar una familia fuera de la norma es algo que realmente desgasta…»

Explotando a las mujeres pobres
El equipo de rodaje, dirigido por Lahl, intentó también ir a la India para enseñar la explotación de las mujeres más pobres de los países del tercer mundo. 

Pero durante el rodaje las entrevistas fueron interrumpidas bruscamente cuando la agencia que recluta a las muchachas entendió que la finalidad era mostrar la verdad: «Todo nuestro equipo fue dañado y la película fue secuestrada. Estamos ante un negocio poderoso y rico que no quiere desvelar toda la historia. Las mujeres son tratadas como animales de cría» ha explicado Lahl.

(Traducción de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares)

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: