Inicio > Historia, Mundo, Religión, Testimonios > Apariciones de la Virgen en Ruanda (1)

Apariciones de la Virgen en Ruanda (1)

Actualizado 1 diciembre 2013

En la década de los 80 del siglo XX la Virgen estuvo muy activa. Varias manifestaciones tuvieron lugar en estos años: En Garabandal comenzaron las apariciones en el año 1961, pero en Medjugorje, en Prado Nuevo (El Escorial), en Ruanda, etc., fueron en esta década de los 80. Seguramente muchos lectores no conozcan bien las apariciones tan importantes que tuvieron lugar en Ruanda, y que fueron aprobadas por la Jerarquía de la Iglesia. Ofrecemos en este post un relato de las mismas que me llega por e-mail de Jorge Abril.

En Kibeho (Rwanda) la Virgen se presentó en lengua local invitando a la conversión, a la oración y al ayuno.

…VER VIDEOS…

El 19 de agosto de 1982, mostró a las videntes terribles batallas, ríos de sangre, y cadáveres sembrados por todas partes como aviso de lo que sucedería si los rwandeses no se convertían. Estas revelaciones están documentadas años antes de la masacre.

En 1994 sucedió esa masacre donde murieron más de un millón de personas.

En Kibeho (Rwanda), al inicio de la década de 1980, la Virgen se apareció a siete adolescentes: tres de ellas internas en un pensionado regido por las Hermanas Benebikira, en un medio pobre, y otras tres campesinas y una pastor.

Los videntes empezaron a tener apariciones de Jesús y María en forma independiente, conformando un grupo a partir del paso del tiempo y ante la guía que la propia Madre Celestial les brindaba.

Según el relato de los videntes, la Virgen se presentó en lengua local como «Nyina wa Jambo» -«Madre del Verbo»-, invitando a la conversión, a la oración y al ayuno. Esta aparición también se conoce como Nuestra Señora de los Dolores. 

UBICACIÓN Y MOMENTO HISTORICO DE RWANDA

Ruanda está situada en el centro de África y es uno de los países más pobres del mundo, siendo su economía esencialmente agrícola. La mayor parte de sus habitantes son católicos, mientras un porcentaje de personas profesan cultos africanos y una minoría es musulmana.

Por siglos, los Tutsis, gente de altísima estatura, dominaron a los Hutus, siendo las dos tribus predominantes en Ruanda. Una guerra civil terminó con el dominio de los Tutsis en 1959 y muchos de ellos salieron exiliados hacia otros lugares de África. En 1963 exiliados Tutsis invadieron el país con un falso golpe de estado que terminó en una terrible matanza. Rivalidades entre los Hutus llevaron a un golpe que llevó a Juvenal Habyarimana, católico, a la presidencia, sustituyendo a Gregoire Kayibanda, quien había gobernado por 11 años.

Después de una invasión y otro golpe asestado por los Tutsis, se estableció una democracia multipartidista. Muchas luchas raciales llevaron a un acuerdo de paz en 1993, entre el gobierno y los rebeldes del Frente Patriótico Rwandés, liderado por los Tutsis.

Cuando la Virgen apareció en Ruanda en 1981, la situación política era muy compleja y los conflictos étnicos parecían aumentar, llegando a confrontaciones violentas entre las tribus dominantes.

Kibeho es una población de 50.000 habitantes situada al sur de ese país cerca de la frontera con Burundi. 

LA HISTORIA DE LAS APARICIONES

descargaEl 28 de noviembre de 1981, a la 12:35 hs, en el comedor de la escuela de Kibeho, Alphonsine Mumureke (17 años), oyó una voz que la llamaba: “Hija mía”. Se dirigió hacia el pasillo y vio a una bella mujer. La describe así: “Tenía un vestido blanco sin costuras y en la cabeza un velo también blanco. No sabría definir el color de su piel, pero era de una belleza incomparable. Tenía las manos juntas a la altura del pecho, con los dedos hacia el cielo”.

La joven le preguntó: “¿Quién eres?”. La respuesta fue: “Yo soy la Madre del Verbo”. Y siguió: “Vengo a tranquilizarte porque he escuchado tus oraciones. Querría que tus compañeras tuvieran fe porque no creen con fuerza suficiente”.

La experiencia se repitió al día siguiente, domingo 29 de noviembre, y durante el mes de diciembre, cada sábado, siempre en el comedor o en el patio de la escuela.

La primera reacción de los profesores y alumnas fue de escepticismo. Nadie le creía. Sus compañeras afirmaban que la oían hablar en otros idiomas como francés, inglés, kinyarwanda y otros, que no conocían. Muchos la ridiculizaban. Pero poco después otras jóvenes afirmaron haber tenido también apariciones de la Santísima.

Según Alphonsine, “la Virgen vino a Kibeho para preparar a la humanidad para la venida de su Hijo”. Alphonsine siguió teniendo apariciones durante un período de varios años y afirmaba tener un secreto, confiado a ella por la Virgen, el cual no debía revelar hasta que Ella no se lo indicara.

La última aparición a Alphonsine tuvo lugar el 28 de noviembre de 1989, a los siete años de la primera. Alphonsine fue filmada durante algunas apariciones. Un doctor de la comisión de investigación de la Iglesia examinó a la joven durante la aparición.

En enero de 1982, fue Nathalie Mukamazimpaka, una joven de 18 años, muy equilibrada y tranquila, quien vio a la Virgen, casi por 2 años, hasta el 3 de diciembre de 1983.

El 2 de marzo de 1982 , Marie Claire Mukamgango, de 21 años comienza a tener apariciones. Éstas terminaron el 15 de setiembre del mismo año. Había expresado en diversas ocasiones que no creía en esas cosas. La Virgen le habló 18 veces, siempre en el colegio de Kibeho; y le encargó la misión de difundir la devoción del Rosario de los Siete Dolores de María.

Más tarde el número de videntes aumentó, llegando a ser siete. Otras tres jóvenes y un joven aseguraban recibir apariciones de la Virgen María y de Jesús. Ellos son Stephanie Mukamurenzi, de 14 años; Agnes Kamagaju, de 22, y Vestine Salima, también de 22 años. Esta última era musulmana, pero en 1983 recibió el bautismo. Ella es la primera que dice haber visto a Jesús el 13 de abril de 1982, quien se le presentó como “el Pastor de toda la tierra”.

Poco después, Segatashya (convertido luego con el nombre de Emmanuel), sin ningún conocimiento de la religión cristiana, aseguraba haber visto también a Cristo en julio de 1982. Después de las apariciones se convirtió tomando el nombre Emmanuel. Le enseñó el Padre Nuestro y el catecismo. Emmanuel relata:“Yo no sabía nada de la Iglesia ni de Jesús. La primera vez que entré en una iglesia fue después de la aparición. No sabía hacer la señal de la cruz, ni conocía el significado de la cruz que veía en la misión”. El Señor le confió luego una misión evangelizadora que realizó, no sin dificultades, en los países vecinos. Expulsado de Burundi, ha tenido éxito en Zaire en 1986 y 1987, y evangeliza ahora su propio país.

LOS MENSAJES

La Virgen enseñó: la importancia del rosario, la oración sincera, penitencia, amar, tener una fe viva, conversión, sobre todo un llamado a la reconciliación. También llamó a la renuncia del pecado. Se lamentó de la idolatría, irreverencia, materialismo, hipocresía, inmoralidad sexual. Y dijo que dejar de ir por dos caminos, es necesario seguir uno solo, que lleva a Cristo.

Alphonsine dice que la Virgen vino a preparar a la humanidad para la venida de su Hijo:
“El mundo está llegando a su fin. El regreso de Jesús está muy cercano… La Reina de los Angeles viene a aconsejarnos que nos preparemos para la venida de su Hijo. Tenemos que sufrir con Jesús, rezar y ser apóstoles para prepararnos para su venida”.

Emmanuel recibió también advertencias de nuestra Madre Celestial:
“No queda mucho tiempo para prepararse para el juicio final. Deben cambiar sus vidas, renunciar al pecado. Oren y prepárense para su propia muerte y para el fin de los tiempos. Deben prepararse, mientras aún queda tiempo. Aquellos que hagan el bien, irán al Cielo. Si hacen el mal, se condenarán a sí mismos sin oportunidad de apelación alguna. No pierdan tiempo y empiecen ya mismo a orar y hacer el bien. No queda mucho tiempo, y Jesús está volviendo”.

Jesús también le dijo a Emmanuel:
“Mucha gente trata a su prójimo deshonestamente. El mundo está lleno de odio. Ustedes sabrán que mi segunda venida está cerca cuando vean el estallido de guerras religiosas. Entonces, sepan que yo estoy en camino”.

La Virgen María también le dijo a los videntes:
“Yo he venido a prepararle el camino a Mi Hijo, para vuestro bien, y ustedes no quieren comprender. El tiempo que resta es poco, y ustedes están como distraídos y ausentes. Están concentrados en las cosas de este mundo, que son pasajeras. He visto a muchos de mis hijos perderse, y he venido a mostrarles el camino verdadero”. 

El 5 de agosto de 1982, María le dice a Natalia:
“Yo les hablo pero ustedes no comprenden. Los quiero poner de pie pero permanecen en tierra. Los llamo pero están sordos. ¿Cuándo harán lo que les pido? Permanecen indiferentes a todos mis reclamos. Pero ¿cuándo entenderán? ¿cuándo se interesarán de lo que quiero decirles? Les doy muchas señales pero siguen incrédulos. ¿Hasta cuándo seguirán sordos a mis llamadas? “.

A María Clara le dice:
“Cuando me hago ver por alguien para hablarle, lo que quiero es dirigirme a todo el mundo. Si ahora vengo a la parroquia de Kibeho, ello no significa que sólo venga para Kibeho o para la diócesis de Butare o quizás para Rwanda o tal vez para el África. Yo me dirijo a todo el mundo”.

En otra ocasión le dice a la misma vidente:
“Les pido el arrepentimiento. Si recitaran esta corona (la de los siete dolores) meditando, entonces tendrían la fuerza para arrepentirse. Hoy muchos no saben más pedir perdón. Esos colocan nuevamente a mi Hijo en la Cruz. Porello he querido venir a recordarles, sobre todo aquí en Rwanda, porque aquí hay aún personas humildes que no están aferradas al dinero y a las riquezas”.

En la última aparición a Alphonsine, María le dice:
Para los jóvenes: “Diles que no destruyan su futuro con una forma de vida equivocada, que puede ser un peso muy grande en su futuro. No pierdan el Cielo por el mundo. Tienen la fuerza para pelear un buen combate. Dejen que los jóvenes que rezan con fervor lo sigan haciendo e ignoren a los que dicen que están perdiendo su tiempo. Aquellos que rezan tendrán su recompensa. Oren, oren, oren… sigan el Evangelio de mi Hijo”.

A las familias: “En momentos de dificultades y grandes pruebas, recuerden ala Sagrada Familia de Nazareth, que tuvo una vida de dificultades en medio de gran pobreza. No olviden que Dios es más poderoso que toda la maldad del mundo”.

Para aquellos que están consagrados a Dios: “Sus vidas son muy importantes para Dios. Deberán permanecer fieles a sus votos. Los sacerdotes en particular, se deben ofrecer ellos mismos mientras ofrecen el santo sacrificio de la misa”.

Para los que tienen autoridad: “Están llamados a servir. Si roban al pueblo, arruinan al servicio al cual han sido llamados. Compartan, no asesinen, no persigan, respeten los derechos del hombre, porque si actúan en contra de los derechos del hombre, no tendrán éxito y esto se volverá contra ellos mismos”.

A los intelectuales: “Han recibido el conocimiento para ayudar a otros a llegar a la verdad, que es Dios. Profesar el ateísmo insulta y ofende a Dios”.

Categorías:Historia, Mundo, Religión, Testimonios Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: