Inicio > Audiovisual, Mundo, Religión, Testimonios > «Bendito paladar»

«Bendito paladar»

Las protagonistas son Sor Beatriz y Sor Liliana

El programa de cocina «Bendito paladar», de 13tv, consigue nuevas vocaciones para el convento

Además de haberse convertido en un éxito de audiencia, el programa de cocina de las monjas atrae a nuevas postulantas.

Actualizado 10 marzo 2012

Europa Press

Las monjas Concepcionistas Franciscanas de Segovia, conocidas por sus programas de cocina en televisión, preparan un segundo libro con 200 nuevas recetas “universales y de fácil preparación“, aquellas que llevaron a la pequeña pantalla a través de ´Bendito Paladar´, de 13tv.

En la nueva colección han aportado todas las hermanas. Aunque viven en clausura consagradas a la oración, hace siete años pusieron en marcha un obrador y se aventuraron a abrir una pequeña ventana para la venta de repostería. La idea alcanzó tal repercusión que pronto tuvieron que diversificar su producción.

El ponche segoviano

En el convento de Escalona aprendieron nuevas variedades y las ´Isabelas´ de Valladolid les ensañaron a hacer roscones. Sor María Ruth ´sacó´ la receta de los polvorones y también la del ponche segoviano, la última incorporación.

Hace algo más de tres años, la productora Abyana se interesó por la actividad de estas monjas, que inspiró los programas ´Bocaditos de Cielo´ y ´Divinos Pucheros´ que emitió Canal Cocina.

Dos libros de recetas

La joven Sor Liliana y su mentora Sor Beatriz, encargadas de cocinar desde el convento de Licenciado Peralta, ganaron entonces una gran popularidad. A finales de 2010 publicaron su primer recetario, ´Delicias Celestiales´, con 200 dulces tradicionales, cremas, bizcochos, tartas, mousses, hojaldres y soufflés.

La experiencia no quedó ahí. Con la apertura de la cadena de TDT 13tv, difusora de los valores de la Iglesia, las franciscanas segovianas aprovecharon el tirón y decidieron mostrarse de nuevo ante las cámaras.

Grabaron 60 programas, todo para ayudar al nuevo canal, pero también para alimentar vocaciones, comunicar el mensaje del Señor y demostrar que clausura es también sinónimo de normalidad, que las monjas “no son bichos raros”.

“Y lo conseguimos, logramos transmitir lo que queríamos mientras cocinábamos”, reconoce Sor Liliana, que ha pasado once de sus 26 años en el convento y que no entiende por qué a la gente le da tanta vergüenza hablar de Dios. “Ahora dicen que hay que ser libre y que practicando la religión se cae en contrariedades”, se escama.

Éxito televisivo en 13tv

El eco de ´Bendito Paladar´ fue rotundo, se convirtió en uno de los espacios más vistos de la cadena. Ahora, han convencido otra vez a las hermanas para que recopilen sus recetas en un nuevo libro, que según presumen llevará como título el nombre del programa.

El tomo, cuya introducción ya está lista, recoge recetas de todo tipo, carnes, pescados, ensaladas y postres, todas ellas “muy sencillas”, a la mano de quienes no saben manejarse entre fogones.

“Sor Beatriz aporta los huevos rellenos, Sor Ángeles los filetes rusos, hay lomo a la naranja, plátanos delicia, flanes, pastas de canela*”, explica Liliana, quien se apresura a aclarar que son composiciones ya inventadas, pero que guardan el toque propio del convento.

Nuevas vocaciones tras el efecto televisivo

Mientras habla de su pasión por la cocina, inculcada por Sor Beatriz, esta religiosa colombiana relata cómo tras su paso por televisión algunas postulantas han querido instalarse en la comunidad.

Liliana alude sobre todo a una joven de Sevilla, que acudió atraída por los programas, pero que finalmente regresó a su tierra. “Para quedarse aquí es necesaria una vocación muy fuerte”, dice la hermana, quien no deja de recordar que es Dios el que elige quién se queda y que, a pesar de la alegría transmitida en la pantalla, las Concepcionistas Franciscanas también sufren y tienen problemas.

Además de postulantas interesadas, el salto a la fama ha llevado al convento nuevos clientes, muchos visitantes y felicitaciones. Los pedidos, que antes se limitaban principalmente a gente de la capital, llegan ahora también desde ciudades como Pamplona, Valencia, Barcelona, Sevilla o las vecinas Ávila y León.

Repercusión eclesial

Sor Liliana señala que los obispos han llamado para trasladar su enhorabuena por las dotes culinarias y que llegan grupos preguntando por las estrellas de la tele. A menudo, desde la ventanilla en la que reparten sus bollos, firman autógrafos en estampas, en ejemplares de ´Delicias Celestiales´ o en las cajas de las pastas, y se prestan a alguna foto.

“Todo sea por hacer feliz a la gente”, comenta, a la vez que rememora su último viaje a casa, cuando a unos momentos de tomar un avión a Colombia fue reconocida por una multitud en el aeropuerto. “Me dio mucha vergüenza, tuve que firmar autógrafos”, se sonroja.

Las Concepcionistas Franciscanas recuerdan el paso por Canal Cocina y 13tv como una “bonita experiencia”, que les ayudó además a hacer unos pequeños arreglos en el edificio, pero insisten en que aquello “ya pasó”.

Desde su primera incursión en televisión, han sido muchas las cadenas que han querido contratar a estas religiosas, pero ellas prefieren centrarse ahora en sus prioridades, que son sus oraciones.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.
Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 163 seguidores

%d personas les gusta esto: