Ahí comenzó su vuelta a Dios

La famosa actriz mexicana Karyme Lozano

Le pidieron que posara desnuda en una película… y ahí comenzó su vuelta a Dios

La popular actriz mexicana nos habla de su fe, su conversión («soy una bebé, 3 años de conversa») y su visión del cine y del amor.

Actualizado 13 noviembre 2011

Pablo Ginés/Forum Libertas

Karyme Lozano, actriz mexicana muy conocida en Hispanoamérica por sus telenovelas y últimamente por la película «Cristiada», que se estrenará pronto en España y EEUU, siempre creyó en Dios, pero de una forma confusa e inmadura

Su vida sentimental era igual de confusa y, como ella misma admite, «si me hablaban de castidad, me reía». Pero precisamente el pudor fue lo que le llevó a reflexionar y a tener una experiencia del Espíritu Santo, tomando un café con un amigo, que de repente cambió su vida radicalmente.

– Karyme, ¿podrías concretar exactamente cómo fue el momento de tu conversión plena a Dios?
– Pese a vivir en un mundo superficial, yo tenía cierta inquietud espiritual, buscaba a Dios en religiones raras, en la meditación… Pero lo que me cambió de verdad empezó así: una revista me pedía posar completamente desnuda, algo que nunca había hecho aún. Yo, con la mente, pensaba, «sí, ¿por qué no?» Pero mi corazón me decía: «no, no lo hagas». Yo no tenía nada clara mi fe pero tenía un altarcito con una imagen de Jesús, yo ya le pedía cosas a Dios, y le pregunté: «¿qué hago?» Fui demorando la sesión del desnudo durante tres semanas, sin decidirme…

– ¿Te presionaban?
– Sí, me llamaban, y mucha gente me decía: «otras actrices se desnudan, está bien, es artístico..». Pero mi corazón, en el fondo, quería escuchar otra cosa. Y rezaba: «Jesús, hazme ver la verdad de mi vida«. Entonces pensé en hablar con Eduardo Verástegui, actor mexicano como yo. La gente me decía que Eduardo ahora vivía en la fe, que hablaba de Dios incluso en entrevistas generalistas. Pensé: «Eduardo es el único en nuestro ambiente que me dirá que no haga el desnudo». ¡Pero él no estaba en el país, estaba de viaje en Europa!

– ¿Y qué pasó?
– Pues que quedé con un amigo de Eduardo que también era un converso reciente. Fueron cuatro horas apasionantes, con un café, hablando con él de Dios, de los valores, los sacramentos… ¡y la abstinencia! Él era novato en la fe pero el Espíritu Santo le iluminaba, le daba las palabras exactas. Él mismo luego me dijo «no sé ni cómo me salían esas palabras». Mira, si a mí me hablaban antes de abstinencia, yo me reía. Pero allí, en esa charla de café, de golpe lo entendí todo. Entendí de golpe la belleza de la abstinencia, de la castidad. ¡Fue el Espíritu Santo! Era un «antes no y ahora sí». Y me puse a llorar. Lloré porque entendía cómo había ofendido a Dios en mi vida.

– Jesús dice que «el Espíritu Santo convence de pecado» [en Juan 16,18]…
– Eso fue lo que me pasó. Y nadie me lo había explicado. Allí tuve claro, de golpe, el tema del pecado. Y más cosas. Y le dije a Dios: «te doy gracias porque me has hablado con claridad; ahora dime cómo vivirlo en la familia, en la sociedad; ya no voy a echarme atrás, te lo entrego todo, mi vida mi carrera, y sólo pido que me guíes». Y así estoy: soy una bebé en la fe, llevo menos de tres años de conversa.

– Tú has sido madre soltera, muchos te han visto como un icono de belleza… ¿Qué dirías a los jóvenes sobre el amor?
– Yo he vivido en la fama y el éxito. He probado drogas, no muchas, pero gracias a Dios que no me enganché a ellas, porque otros quedaron atrapados con menos. Vi el ambiente de las parejas, el todos con todos… pero era todo un vacío de tristeza, de crudeza moral. ¡Nada de eso da verdadera felicidad!

– ¿Y como es ahora tu vida sentimental?
– Tengo novio, también es católico practicante y vivimos la castidad y esperaremos hasta que nos casemos. Es un hermoso camino. Yo dije sí a Dios y él me dio un hombre bueno. Si te mantienes firme, atraes a gente que piensa como tú y te respeta. Es una relación hermosísima, porque estás por la persona, no por su cuerpo. En la castidad ves el verdadero amor, no la mera pasión. Lo estoy viviendo por primera vez en mi vida. Por eso, a los jóvenes les digo que no se rindan, que lo intenten y no se arrepientan de vivir así.

– ¿Cómo es tu vida espiritual o de oración?
–  Igual que hacemos ejercicio para mantener el cuerpo, hay que fortalecer también el alma. Tengo un director espiritual, un sacerdote. Hay que fortalecerse para que no te tumbe el Enemigo (el «Patotas» le llamo yo). Intento ir a misa diaria y rezar el rosario cada día, pero no siempre lo consigo. Creo que es importante la confesión. Pido mucho la intercesión de la Virgen, sobre todo en mi relación de pareja, ¡es superimportante que nos cubra con su manto!

– ¿Tienes algún santo preferido?
– Me gusta Santa Rita de Casia. Por cierto, que hay una película bonita sobre Santa Rita, que es fácil de encontrar. También tengo un pariente santo en la familia, Rafael Guízar y Valencia, un santo mexicano, es un mártir de la época de los cristeros. Yo le pedía mucho a San José por un buen marido. Y le rezo a San Miguel Arcangel en momentos de angustia o preocupación. También acudo a una Virgen de Guadalupe bendecida que me regaló mi mamá. En fin, mucha oración. Le platico mucho a Dios. Cuando flaqueo, Dios me recuerda que Él es lo importante. La comunión me da mucha fortaleza, luz de Dios, ¡es como unas pilas espirituales, da energía! 

– Háblanos de «Cristiada», la película ambientada en la guerra de los cristeros, en México.
– Tiene un mensaje universal, no es una película religiosa. El tema central es la amistad, la unión que hace la fuerza, el luchar por la libertad en la época de los cristeros. El presidente impedía la libertad de religión, cerraron las iglesias… Pero el enfoque de la película no es lo católico, sino que el ser humano ha de luchar por su libertad y sus creencias. Gracias a esos héroes hoy tenemos libertad para la fe, para nuestras creencias y valores. 

– ¿Cómo ves el cine actual?
– Hay mucho cine amarillista, porque dicen que vende la violencia extrema, con drogas, sexo… Muchos directores van por esa rama. Pero el público está dispuesto a pagar por una película que le haga salir contento, con mensaje. El cambio empieza por el consumidor… Por ejemplo, «The Blind Side», protagonizada por Sandra Bullock, fue un gran éxito, era una película comercial pero con mensaje…. Y vendrán más, gracias al público. Por lo tanto, consumamos buen cine, que sea positivo para la sociedad. «Cristiada» es una película comercial, puede ser un gran éxito, entretiene a toda la familia y su mensaje es universal.

Canonización de la primera numeraria del Opus Dei

Salvadora del Hoyo Alonso (Dora)

Echevarría pide testimonios para la causa de canonización de la primera numeraria del Opus Dei

El prelado de la Obra publica un edicto en el que dice que «existen las condiciones» para introducir la Causa.

Actualizado 13 noviembre 2011

ReL

El prelado del Opus Dei, monseñor Javier Echevarría, considera que existen las condiciones para introducir la causa de canonización de Salvadora del Hoyo Alonso (Dora) por lo que ha solicitado testimonios sobre la primera numeraria auxiliar de la Obra.

Así lo ha hecho Echevarría a través de un edicto publicado en el ingreso de la iglesia prelaticia de Santa María de la Paz (Roma) en el que pide la contribución de quienes tengan testimonios significativos o escritos sobre Dora del Hoyo.

En el comunicado, el prelado señala que después del fallecimiento de Dora en 2004 «comenzaron a manifestarse señales claras de la sólida y extendida fama de santidad» que llevaron a centenares de personas a enviar espontáneamente a las autoridades del Opus Dei «relaciones escritas y firmadas», enviadas de manera espontánea por fieles de la Prelatura que han vivido con Dora testimoniando su «ejemplar vida cristiana».

Por los testimonios recibidos, y de acuerdo con las normas vigentes, el prelado asegura que ha llegado a la «conclusión de que existen las condiciones para introducir la Causa de canonización de Salvadora del Hoyo Alonso (Dora)».

Finalmente, monseñor Echevarría invita «a todos los fieles de la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei que consideren tener noticias útiles en relación con la Causa, tanto a favor como en contra, así como escritos de Dora del Hoyo o documentos referentes a su persona y obra, a que los den a conocer con entera libertad, permitiendo así que las investigaciones alcancen su fin y la verdad resulte plenamente esclarecida».

Su biografía

Dora del Hoyo Alonso nació el 11 de enero de 1914, en Boca de Huérgano (León, España). Sus padres, cristianos ejemplares, la educaron desde pequeña para ser una buena hija de Dios. En Bilbao, el 14 de marzo de 1946, pidió la admisión en el Opus Dei. Desde el primer momento, Dora supo corresponder con fidelidad a la llamada divina. Destacaba en ella la devoción eucarística -la Santa Misa era el centro y la raíz de su vida interior-, un tierno amor a la Santísima Virgen y a San José, y el recurso confiado a su Ángel Custodio. El 27 de diciembre de 1946, por invitación de San Josemaría, se trasladó a Roma, donde vivió hasta el final de su vida.

Supo descubrir el significado santificador y apostólico que se esconde detrás de cada acción aparentemente trivial, conjugando el espíritu de servicio y la competencia profesional. Desde Roma colaboró en la formación de mujeres del mundo entero y contribuyó a la labor apostólica del Opus Dei en todos los ambientes de la sociedad.

Falleció el 10 de enero de 2004. Sus restos mortales reposan en la Cripta de la Iglesia prelaticia de Santa María de la Paz, Viale Bruno Buozzi, 75, Roma.

Monseñor Echevarría sobre Dora

Sobre Dora, Monseñor Javier Echevarría ha dicho en 2010: “Dora tuvo una gran importancia para el Opus Dei, por su fidelidad y por su trabajo perfectamente acabado, adornado con su humildad de hacer y desaparecer. Fue discípula de la escuela de la Virgen, según el espíritu de San Josemaría. Por eso ha sido tan eficaz hasta el final de su vida. No quiso ninguna gloria, ninguna consideración y entregó el cien por cien, toda su vida.

Fue una mujer de fe. Era la primera Numeraria Auxiliar, y se fió de lo que Dios le pedía a través de San Josemaría. Vivía la esperanza, que le llevaba a saber que el Opus Dei se dilataría y llegaría a ser lo que hoy contemplamos. Y todo eso, por su amor a Dios, tan grande que le impedía estar pendiente de ella misma: giraba en torno al Señor y a las demás. Tenemos una gran intercesora, a quien debemos mucho agradecimiento. Aprendió de nuestro Fundador que lo más importante es servir, servir y servir, al Señor y a las almas.”

Entre cristianos, musulmanes y prácticas vudú

Del 18 al 20 de noviembre

 El Papa en Benín: entre cristianos, musulmanes y prácticas vudú

 Las claves del viaje de Benedicto XVI al país africano explicadas por un obispo beninés.

 Actualizado 9 noviembre 2011

 Rome Reports

Benedicto XVI visita África a finales de noviembre. Estará tres días en Benín. Según los organizadores, será un viaje breve pero muy significativo porque se reunirá con obispos de todo el continente

El obispo Barthélemy Adoukonou, secretario del Pontificio Consejo para la Cultura y originario de Benín, sigue muy de cerca los preparativos. “Benín ha preparado la visita del Papa con ilusión. La iglesia local se ha esforzado mucho durante casi un año, que es cuando se anunció el viaje. También el gobierno ha hecho de todo para que el Santo Padre pueda ir a Benín”, asegura.

Benedicto XVI aterrizará en Benín el viernes 18 de noviembre para entregar su primer documento oficial sobre África. La exhortación apostólica con sus reflexiones tras el Sínodo sobre este continente celebrado en el Vaticano en octubre de 2009. Será una guía para los obispos del continente para los próximos años

“En la misa en Cotonú dará a la iglesia africana este nuevo documento, la exhortación apostólica sobre el Sínodo de África. Será un momento muy importante, porque tras el primer Sínodo que definió la Iglesia en África como familia de Dios, este segundo Sínodo nos lleva a esforzarnos en la transformación de la sociedad”, explica Adoukonou.

El Papa viaja a Benín también para celebrar el 150 aniversario de la evangelización del país. Durante la visita irá las ciudades de Cotonú y Ouidah, conocerá el seminario más antiguo de la costa oeste africana y rezará ante la tumba del cardenal Bernardín Gantin, quien fue predecesor del cardenal Ratzinger como decano del colegio de cardenales y falleció hace tres años. 

Es el segundo viaje de Benedicto XVI a África y el tercero de un Papa a Benín, donde Juan Pablo II estuvo en dos ocasiones

“Estuve en las dos visitas de Juan Pablo II. Lo que más me impactó fue su amor por África. Vino también el cardenal Gantin que era la gran figura beninesa en el Vaticano. La llegada de Juan Pablo II fue como una fiesta, una inmensa alegría para todos”, dice el obispo. 

Benín tiene unos 9 millones de habitantes, de los que el 44% son cristianos, el 30% practican la religión tradicional del vudú, el 25,5% son musulmanes. Dos millones y medio de la población total son católicos.

Asesinato de una bebé por una secta

Un episodio espeluznante

La policía investiga el asesinato de una bebé por una secta hace 30 años

Un miembro del grupo ha denunciado que la enterraron en un caserío de Navarra.

Actualizado 8 noviembre 2011

Cruz Morcillo/ABC

Se llamaba Ainara, y poco más se sabe de los escasos catorce meses que duró su vida. Con esa edad desapareció, hace casi treinta años, y su huella quedó sepultada en el olvido. Pero no todos los que conocieron al bebé y las extrañas circunstancias que le tocó vivir la borraron de su mente. Según ha podido saber ABC, hace un tiempo alguien decidió que ya era hora de hablar y denunció un episodio espeluznante, una confabulación de fanatismo y miedo de la que la pequeña Ainara fue la víctima.

Esta persona contó que los padres de esa niña pertenecían a una secta, un grupo de sumisos que habían establecido su base en un caserío de Lesaka (Navarra). Allí debió de criarse la niña, en ese ambiente de anulación, hasta el día de su muerte. Según el denunciante, los propios padres ofrecieron a la hija en sacrificio a su comunidad como los adeptos que entregan su patrimonio, su voluntad y su dinero. Y el sacrificio se consumó: Ainara —explicó— fue asesinada y enterrada cerca de la casona en la que vivía el grupo.

A raíz de esta información, el Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona abrió una investigación, que está en marcha, para intentar aclarar este oscuro episodio. La «operación Ainara», de la Comandancia de la Guardia Civil de Navarra, busca poner luz a un delito de asesinato y encubrimiento. Los agentes han buscado y encontrado a casi una decena de supuestos miembros de la secta, que según el informante se disolvió al cabo de unos años.

Esta misma semana han sido imputados y llamados a declarar ex adeptos en Elda (Alicante), L´ Escala (Gerona), Rota (Cádiz) y Hoyo de Manzanares (Madrid), además de llevarse a cabo numerosas gestiones en Navarra. La investigación es secreta, por el delicado asunto y el tiempo transcurrido. Según ha podido saber ABC, el pacto de silencio se ha mantenido inquebrantable y los que en su día fueron partícipes, autores o encubridores del asesinato de Ainara han retomado una vida normal, con una perfecta integración que lava su pasado de miedo y adhesión. En Gerona viven tres de los ex miembros de la secta, y otros dos en Madrid. Uno de los imputados es médico.

Cuando Ainara desapareció, hubo quien preguntó por ella. Sus padres confirmaron a algunos allegados que había muerto. Inventaron un viaje al Reino Unido, donde, según explicaron, la pequeña sufrió un ictus del que no se recuperó, y decidieron enterrarla allí. Con esa farsa justificaron que no hubiera partida de defunción de la niña. La Guardia Civil no ha confirmado si entre los imputados están los progenitores. El denunciante marcó una zona donde supuestamente enterraron a la niña, pero ahora hay que encontrarla. Han pasado treinta años y era un bebé. La tarea no será sencilla.

«Las apariciones de El Escorial»

Su autor es José María Zavala

Inmaculada Galván presenta este jueves en Madrid «Las apariciones de El Escorial»

Se trata de la primera gran obra de investigación sobre los mensajes y las experiencias que vive la vidente Luz Amparo Cuevas desde 1981.

Actualizado 8 noviembre 2011

ReL

Este jueves 10 de noviembre, a las 19.30 horas, la periodista Inmaculada Galván presentará en Madrid el libro Las apariciones de El Escorialjunto a su autor, José María Zavala, y Enrique Rivera, editor de LibrosLibres. El acto tendrá lugar en el salón de actos de la Parroquia de Nuestra Señora de la Concepción, en el barrio de Pueblo Nuevo (calle Arturo Soria, 5, metro Ciudad Lineal, línea 5).

Inmaculada Galván, actualmente en 13TV, es uno de los rostros más conocidos de la televisión madrileña, tras quince años presentando en Telemadrid el programa Madrid Directo. Posteriormente estuvo en TVE presentando el magazine matinal Esta Mañana.

El libro que será presentado, Las apariciones de El Escorial, es la primera gran obra de investigación sobre los fenómenos que suceden en la localidad madrileña desde el año 1981, cuando Luz Amparo Cuevas declaró haber visto a la Virgen María, quien desde entonces le habría transmitido numerosos mensajes invitando a la oración, la conversión y la penitencia.

Las apariciones tuvieron lugar junto a un fresno en la finca llamada Prado Nuevo, donde el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha autorizado la celebración de una misa pública cada primer sábado de mes, o cuando la afluencia de fieles así lo justifique.

José María Zavala, escritor y periodista, autor de diversos estudios sobre la Guerra Civil y sobre la Familia Real española, y de una obra sobre el Padre Pío de la que ha vendido ya seis ediciones, ha entrevistado por primera vez para Las apariciones de El Escorial a todas las personas del entorno más próximo a la vidente, ya anciana y con la salud quebrantada. Y ha recogido también abundantes testimonios sobre los fenómenos extraordinarios que rodean a Luz Amparo Cuevas: estigmas, bilocaciones, introspección de conciencias, etc.

Asimismo, el libro recoge la experiencia de numerosas personas que han descubierto a Dios o han intensificado su fe en Prado Nuevo, y de algunas conversiones que han tenido lugar a raíz de las apariciones.

 FICHA TÉCNICA  COMPRA ONLINE
Título: Las apariciones de El Escorial TiendaLibres
Autor: José María Zavala
Editorial: LibrosLibres
Páginas: 290 páginas + 32 de fotos
Precio 20,00 euros

Salvaron personalmente a una judía

Descubrimiento de un historiador judío

Pío XII, vestido de franciscano, y Pablo VI, de sacerdote común, salvaron personalmente a una judía

El Papa y su entonces secretario de Estado y luego sucesor en la Cátedra de Pedro, Giovanni Montini, habrían ingresado al gueto de Roma.

Actualizado 9 noviembre 2011

Aci

El Venerable Papa Pío XII no solo ayudó a salvar a casi 900 mil judíos durante la Segunda Guerra Mundial sino que también él mismo y en persona ayudó a varios de ellos en la ciudad de Roma, según afirma un experto historiador judío.

Hace poco Gary Krupp conoció el relato de una judía cuya familia fue rescatada gracias a la intervención directa del Vaticano. «Hay una carta inusual, escrita por una mujer que aún vive en el norte de Italia, quien dijo que participó con su madre, su tía y otros parientes en una audiencia con Pío XII en 1947«.

Junto a Pío XII estaba su Secretario de Estado, el entonces Mons. Giovanni Montini, que sería luego el Papa Pablo VI.

Reconocidos por una mujer judía

«Su tía miró al Papa y dijo: ‘usted estaba vestido como franciscano’, y miró a Montini quien estaba a su costado y le dijo ‘y usted como un sacerdote común. Me sacaron del gueto y me llevaron al Vaticano’. Montini le dijo inmediatamente: ‘silencio, no repitan esta historia«.

Krupp cree que estas afirmaciones son ciertas porque están en la línea del carácter de Pío XII quien «necesitaba ver con sus propios ojos cómo eran las cosas».

«Solía salir en su carro a zonas bombardeadas de Roma, y ciertamente no tenía miedo. De la misma forma lo puedo ver entrando al gueto para ver lo que estaba sucediendo», afirma el experto historiador.

Pave de Way Foundation

Krupp y su esposa Meredith son los fundadores de la Pave the Way Foundation iniciada en 2002 para «identificar y eliminar los obstáculos no teológicos entre las religiones». En 2006 líderes católicos y judíos le solicitaron investigar el «escollo» de la reputación del Papa Pío XII durante la guerra. Con este descubrimiento, Wall, un neoyorkino de 64 años cree que finalmente ha logrado un gran avance.

Judíos que defienden a Pío XII

«Somos judíos. Crecimos odiando el nombre de Pío XII. Creíamos que era antisemita, creíamos que era un colaborador de los nazis, todas las cosas que se dicen de él, las creíamos».

Krupp está de acuerdo con las conclusiones de otro historiador judío y diplomático israelí, Pinchas Lapide, quien afirma que las acciones del Papa Pío XII y del Vaticano permitieron salvar a aproximadamente 897 mil judíos durante la guerra.

Pave the Way tiene unas 46 mil páginas de documentación histórica que sostiene esta afirmación, que ahora ofrecen en su sitio web junto a numerosas entrevistas con testigos presenciales e historiadores.

«Creo que es una responsabilidad moral, esto no tiene nada que ver con la Iglesia Católica. Sólo tiene que ver con la responsabilidad judía de reconocer a un hombre que en realidad salvó a un enorme número de judíos en todo el mundo mientras estaba rodeado de fuerzas hostiles, infiltrado por espías y bajo amenaza de muerte».

Krupp explicó que una de las formas de esta ayuda se dio a través de la red de nunciaturas apostólicas en todo el mundo con las que se sacaba a los judíos perseguidos en Europa. Por ejemplo, entre 1939 y 1945 el Vaticano solicitó 800 visas para entrar a la República Dominicana. Esta acción y otras similares permitieron salvar a más de 11 mil judíos solo de esa forma.

Conspiración de la KGB

Pave the Way también tiene evidencia que demuestra que la reputación que manejan los enemigos de la Iglesia sobre el Papa Pío XII nace como una conspiración de la KGB rusa. Un exoficial de esta institución, Ion Mihai Pacepa, precisa que todo fue complot soviético.

Krupp precisa que los comunistas querían «desacreditar al Papa luego de su muerte, para destruir la reputación de la Iglesia Católica y, más importante para nosotros, para aislar a los judíos de los católicos. Tuvieron éxito en esas tres áreas».

En su opinión todo esto está cambiando ahora. Cuando lo escuchan hablar, dice Krupp, «muchos judíos han estado extremadamente agradecidos. ‘Me siento feliz de escuchar eso. Nunca quise creer esto de él (Pío XII), especialmente los que lo conocimos».