Enseñar a las chicas el valor de la modestia y la castidad

Concursante en «America´s Next Top Model»

Una «Modelo Top» deja el glamour para enseñar a las chicas el valor de la modestia y la castidad

La bella Leah Darrow deja una exitosa carrera en Nueva York para «no perder» su alma y dice que mucho del modelaje es «deshumanizante».

Actualizado 22 enero 2011

Kathleen Gilbert/Notifam

Leah Darrow, la hija mayor de una familia profundamente católica del sur de Estados Unidos, contó en un reciente artículo publicado en el National Catholic Register que su epifanía se produjo cuando un día le dijeron que vistiera una ropa muy provocativa en una sesión de fotos para una revista internacional. A pesar de su incomodidad, ella consintió, diciéndose a sí misma que sólo era un trabajo.

Pero después llegó lo que ella llama un momento de gracia, justamente antes que se sacaran las últimas fotos: de repente tuvo una visión de ella misma, mirando a Dios cara a cara después de la muerte, y no teniendo nada para mostrar de su vida.

“Yo sabía que en la forma en que estaba viviendo, no estaba siendo auténtica con mi fe”, recordó ella. Se fue a su casa de Nueva York, llamó a su padre y le dijo: “Si no vienes a buscarme, voy a perder mi alma”. El manejó desde St. Louis para recogerla.

Eso fue suficiente para impulsarla por un nuevo camino. Ahora la joven mujer, alguna vez concursante en la popular serie “America’s Next Top Model”, ha abandonado una glamorosa carrera para dedicarse a un trabajo de tiempo completo en el que transmite a las niñas su visión respecto al valor de la virtud quizás menos valorada de todas: la castidad.

“Aunque no todo el modelaje es malo, mucho de él es deshumanizante. La dignidad de la persona tiene pequeña importancia”, explicó ella. “Sólo eres un cuerpo. También es muy importante a qué fiestas vas y con quien estás. Mucha gente está triste en la industria, aunque lo disimulan. Se supone que sólo haz de hacer tu trabajo, ser una profesional”.

La modestia es «bastante atractiva»

Ella dice que la modestia no es sólo una cuestión del vestir, sino también de discreción en aquellas cosas como el discurso y las emociones.

Dijo que “la modestia es más que simplemente la longitud de una falda”. “Tiene que ver con nuestras conversaciones, sobre cómo tratamos a la gente y sobre cómo amamos a los otros”.

“La modestia protege nuestra pureza y el misterio de una persona. En nuestra sociedad, tiene mala fama, pero en realidad es bastante atractiva”.

Darrow, quien está cursando un Master en teología pastoral en la Universidad Ave Maria, dice que descubrió su trabajo al extender su mano a jóvenes chicas agridulces. “Cuando hablo, usualmente tengo chicas que vienen a mí, llorando y diciendo ‘he perdido mi virginidad’. Esto me rompe el corazón. Es por eso que he dedicado mi vida a ser una defensora de las mujeres”, dijo.

 

Presionan para que no enseñen la castidad

La Federación Española de Sociedades de Sexología

«Científicos» del sexo presionan para que los colegios católicos de Valencia no enseñen la castidad

Critican que se enseñe la sexualidad con contenidos morales, religiosos e ideológicos en detrimento de los científicos.

Actualizado 24 enero 2011

Europa Press

La Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS) criticó ayer los «componentes religiosos» en los que se basa la educación sexual que se imparte en algunos colegios de la Comunitat Valenciana, en detrimento de la información científica.

La FESS expresó en un comunicado su «preocupación» ante la política que ha adoptado la Generalitat Valenciana en este tema, ya que «aparta a los profesionales de la sanidad de la educación sexual de los colegios privados concertados». La federación explicó que el Plan Integral de Salud Sexual para el año 2011 establecido por el Ejecutivo valenciano permite «completa libertad» a los orientadores de cada centro para elegir la metodología y los contenidos a impartir en este tipo de asignaturas.

De esta forma, según la FESS, muchos colegios católicos de la Comunitat Valenciana han decidido impartir el material didáctico ofrecido por el Instituto Valenciano de Fertilidad, Sexualidad y Relaciones Familiares (IVAF), que cuenta con «fuertes componentes religiosos».

La «virtud de la castidad»

Según el colectivo de Sociedades de Sexología, este instituto «podrá introducir ahora como pilar de los contenidos en esta materia la promoción de la continencia y la ´virtud de la castidad´, apartando a los profesionales de la Salud Sexual de la docencia». De este modo, los niños y jóvenes de la Comunitat «no recibirán la información científica que necesitan para evitar problemas de salud en este aspecto».

La presidenta de la FESS, Miren Larrazábal, hizo hincapié en que todo asunto referido a la educación «debe basarse en conocimientos científicos, no en ideologías, moral o religión» porque, en caso contrario, «se puede correr el riesgo de que la educación sexual sea instrumentalizada tanto políticamente como religiosamente».

Larrazábal explicó que fue precisamente en Valencia, en la declaración del Congreso de Sexología celebrado en esta ciudad en 1997, donde se dieron a conocer los primeros derechos sexuales, entre los que se incluye que «todas las personas tienen derecho a lo largo de todo el ciclo vital a una educación sexual adecuada a su edad, que favorezca el desarrollo de recursos y estrategias que posibiliten nuestro placer sexual como un componente de nuestro bienestar personal y relacional».

Para la responsable de la FESS, «no se puede educar en esta materia según la opinión moral de cada uno» sino que ha de ser «con datos objetivos».

Perjuicio para los alumnos

Larrazábal reiteró que «la decisión de la Generalitat de permitir la entrada en varios colegios de materiales didácticos no basados en evidencias científicas sino en ideas morales, ideológicas o religiosas redundará en perjuicio, única y exclusivamente, de los alumnos de estos centros» quienes, de esta forma, «no podrán recibir la adecuada información para afrontar con total libertad decisiones claves en su vida sexual futura».

La FESS reclamó la vuelta al sistema anterior, que «primaba la información científica y evitaba la inclusión de conclusiones morales que no explican la realidad de la sexualidad humana», y la vuelta de los profesionales sanitarios al control del currículum de la asignatura.

 

 

Los cristianos pueden participar en Facebook y Twitter

Destaca sus potenciales, aplicaciones y riesgos

El Papa invita a los cristianos a participar en Facebook y Twitter con confianza y creatividad

«Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital», Mensaje para la 45ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

Actualizado 24 enero 2011

Zenit

Benedicto XVI invita a los cristianos a unirse a las redes sociales, en su Mensaje para la 45ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que este año se celebra el 5 de junio.

Este lunes, fiesta de san Francisco de Sales, la Oficina de Información de la Santa Sede hizo público el texto del Mensaje, titulado Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital.

“Deseo invitar a los cristianos a unirse con confianza y creatividad responsable a la red de relaciones que la era digital ha hecho posible, no simplemente para satisfacer el deseo de estar presentes, sino porque esta red es parte integrante de la vida humana”, afirma el Papa.

“Los creyentes, dando testimonio de sus más profundas convicciones, ofrecen una valiosa aportación, para que la red no sea un instrumento que reduce las personas a categorías, que intenta manipularlas emotivamente o que permite a los poderosos monopolizar las opiniones de los demás”, indica.

“Por el contrario -continúa-, los creyentes animan a todos a mantener vivas las cuestiones eternas sobre el hombre, que atestiguan su deseo de trascendencia y la nostalgia por formas de vida auténticas, dignas de ser vividas”.

El Pontífice dirige una invitación especial a los jóvenes “a hacer buen uso de su presencia en el espacio digital”.

Y destaca la contribución de las nuevas tecnologías en la preparación de la próxima Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Madrid en agosto.

Auténticos y reflexivos

Benedicto XVI ofrece diversas reflexiones sobre la propagación de la comunicación a través de internet, sus potenciales, sus aplicaciones y sus riesgos.

Destaca que “también en la era digital, cada uno siente la necesidad de ser una persona auténtica y reflexiva”.

“El anhelo de compartir, de establecer ´amistades´, implica el desafío de ser auténticos, fieles a sí mismos, sin ceder a la ilusión de construir artificialmente el propio ´perfil´ público”, afirma.

El Papa explica que “cuanto más se participa en el espacio público digital, creado por las llamadas redes sociales, se establecen nuevas formas de relación interpersonal que inciden en la imagen que se tiene de uno mismo”.

“Es inevitable que ello haga plantearse no sólo la pregunta sobre la calidad del propio actuar, sino también sobre la autenticidad del propio ser”, continúa.

Riesgos

Entrando a analizar los riesgos de internet y en concreto de las redes sociales, subraya que “la presencia en estos espacios virtuales puede ser expresión de una búsqueda sincera de un encuentro personal con el otro, si se evitan ciertos riesgos, como buscar refugio en una especie de mundo paralelo, o una excesiva exposición al mundo virtual”.

Para ayudar a reflexionar, el Papa invita a los internautas a plantearse varias preguntas: “¿Quién es mi ´prójimo´ en este nuevo mundo?, ¿Existe el peligro de estar menos presentes con quien encontramos en nuestra vida cotidiana ordinaria?”

“¿Tenemos el peligro de c aer en la dispersión, dado que nuestra atención está fragmentada y absorta en un mundo ´diferente´ al que vivimos?, ¿Dedicamos tiempo a reflexionar críticamente sobre nuestras decisiones y a alimentar relaciones humanas que sean realmente profundas y duraderas?”.

En su Mensaje, Benedicto XVI indica también “algunos límites típicos de la comunicación digital: una interacción parcial, la tendencia a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior, el riesgo de construir una cierta imagen de sí mismos que suele llevar a la autocomplacencia”.

Estilo cristiano de presencia

Sin embargo, el Papa insiste en que “si se usan con sabiduría”, las nuevas tecnologías “pueden contribuir a satisfacer el deseo de sentido, de verdad y de unidad que sigue siendo la aspiración más profunda del ser humano”.

Y se refiere a “un estilo cristiano de presencia también en el mundo digital, caracterizado por una comunicación franca y abierta, responsable y respetuosa del otro”.

Según el Obispo de Roma, “comunicar el Evangelio a través de los nuevos medios significa no sólo poner contenidos abiertamente religiosos en las plataformas de los diversos medios, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital y en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio”.

Asimismo, “tampoco se puede anunciar un mensaje en el mundo digital sin el testimonio coherente de quien lo anuncia”, continúa.

El estilo cristiano de presencia en el mundo digital implica la tradicional llamada del cristiano a responder a quien pida “razón de su esperanza”.

También exige “estar muy atentos con respecto a los aspectos de ese mensaje que puedan contrastar con algunas lógicas típicas de la red”.

“El valor de la verdad que deseamos compartir no se basa en la ´popularidad´ o la cantidad de atención que provoca”, advierte.

En este sentido, Benedicto XVI invita a dar a conocer la verdad del Evangelio “en su integridad, más que intentar hacerla aceptable”, ya que “debe transformarse en alimento cotidiano y no en atracción de un momento”.

Añade que esa verdad “incluso cuando se proclama en el espacio virtual de la red, está llamada siempre a encarnarse en el mundo real” y destaca la importancia de “las relaciones humanas directas en la transmisión de la fe”.

Por último, pide para quienes trabajan en la comunicación, de quienes es patrón san Francisco de Sales, “la capacidad de ejercer su labor conscientemente y con escrupulosa profesionalidad”.