Mensaje de Dios Padre a Joseph Melvin

QUE nadie os seduzca con fútiles razonamientos; que por esas cosas viene la ira de Dios sobre los rebeldes; no tengáis, pues, parte con ellos. Porque erais un tiempo tinieblas; mas ahora, luz en el Señor. Caminad como hijos de la luz porque el fruto de la luz consiste en toda bondad y justicia y verdad. Examinad lo que es grato al Señor; y guardaos de tener parte en las obras infructuosas de las tinieblas, antes bien, desenmascaradlas y reprochadlas; pues las cosas que ellos ocultamente hacen, repugna decirlas. Y todas esas cosas, al ser desenmascaradas, son manifestadas por la luz; que todo lo que se manifiesta, luz es. Por lo cual dice: ‘Despierta, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y Cristo te iluminará’.

Mirad, pues, con gran circunspección cómo andáis, no como necios, sino como sabios, aprovechando el tiempo, porque los días son malos. Por eso no seáis insensatos, sino entended cuál es la voluntad del Señor.» (Efesios 5, 6-17).

A continuación encontraréis el mensaje de Dios Padre entregado a Joseph Melvin. Le habló con estas palabras:

«Os bendigo, hijos Míos. Envié a Mi Hijo Jesús a vivir entre vosotros para redimiros y abriros los cielos. Con Mi Hijo envié al Espíritu Santo entre todos los que creéis en Jesús y deseáis seguirlo. Ahora vivís en Mi luz pues sabéis que Yo soy la luz. Los que viven en Mi luz viven conmigo y sólo hacen lo que es agradable para Mí. La luz también os ayuda a tener un mejor entendimiento de las cosas de Dios y a vivir en la verdad.

Os exhorto a todos a despertaros ahora y a seguir a Jesús, Mi Hijo, en la luz. Hoy mucha gente vive en la oscuridad y su amigo es el maligno. Cometen todo tipo de pecados contra Mí y quieren mantener esas cosas ocultas. No temáis traer esos actos malignos a la luz y exponer al mundo lo que está sucediendo. Quiero especialmente poner en evidencia el pecado horrible del aborto, la matanza de los no nacidos; todos los pecados sexuales cometidos fuera del matrimonio; todos los pecados causados por el alcohol y las drogas; y todos los robos que hay; también se adoran ídolos alrededor del mundo, lo cual Me está invitando a dejar caer Mi brazo sobre su maldad.

Estáis llamados, hijos Míos, a cumplir la voluntad de vuestro Señor; conocéis los mandamientos que os di. Rezad con regularidad y os bendeciré con muchos dones.»

Padre Melvin