Dios tiene un 62% de probabilidades de existir

Dios tiene un 62% de probabilidades de existir, según el cálculo de un ensayista alemán


Vasek lo calcula viendo que hay un universo, que éste es «bastante improbable», que existen los místicos, el mal y la evolución. (Publicado el 17 de noviembre de 2006).

O hay Dios, o no hay Dios. ¿Debemos atribuir un 50% de probalidad a cada posibilidad?   Ya en el s.XVII Blaise Pascal -genial matemático, jugador, inventor del cálculo de probabilidades y místico- enunció su famosa «apuesta de Pascal». O hay Dios, o no la hay. Si lo hay, pero apuesto que no lo hay, me arriesgo a perderlo todo (ir al infierno). Si no lo hay, pero vivo como si hubiese un Dios, no pierdo nada y tengo una vida virtuosa. Me sale a cuenta vivir creyendo en Dios, comenta Pascal como jugador consumado y calculador.   Pero el periodista y ensayista alemán Thomas Vasek fue algo más allá, e hizo hace tres años en la revista alemana P.M. su cálculo a partir de una fórmula que ya planteara hace 250 años el pastor presbiteriano Thomas Bayes, añadiéndole algunas ideas del físico Stephen D. Unwin (del libro La probabilidad de la existencia de Dios, del 2005).   Resultado: hay un 62% de probabilidad de que Dios exista. Vasek baja 5 puntos el cálculo del físico Unwin, que le daba un 67% a Dios.   El cálculo se hace así. Se parte de asumir que la probabilidad básica es un 50%: o Dios existe, o no existe, y no sabemos qué es más probable, así que asumimos ese 50% de base.

Tenemos a partir de aquí 5 ámbitos de indicios para reflexionar:

Va bien pararse a reflexionar

1) Asumimos que el Universo existe. ¿Qué es más probable, dado que hay un Universo: que éste haya surgido por la acción de un Creador o que no? Vasek considera que es «algo más posible» un Universo surgido de un Creador que uno que ha salido de la nada. Esto eleva la pausibilidad de Dios a un 67%.

2) Asumimos que es un Universo bastante improbable: sus leyes físicas penden de un hilo muy fino; una variación diminuta y el Universo colapsaría. Y sin embargo no se produce esta variación. Parece haber un orden. Vasek aumenta la pausibilidad de Dios a un 80%.

3) Asumimos que los seres vivos evolucionan y se transforman. ¿Hay un Dios, una mente providente, una teleología -voluntad- dirigida? ¿O la evolución es autosuficiente? Vasek piensa que ambas posibilidades son igualmente factibles, así que no afecta a la probabilidad acumulada del 80%.

4) Asumimos que los hombres pueden reconocer el bien y el mal. Que el hombre tenga conciencia moral habla a favor de Dios (¿quién se la ha enseñado, en qué se basa la misma idea de un «debe ser, es bueno»?) Pero la sola existencia del mal moral le parece a Vasek que contradice la idea de que existe Dios, y que la existencia del mal baja radicalmente la pausibilidad de un Dios creador a un 45%.

5) Asumimos que hay muchas personas con experiencia mística y religiosa. El testimonio de muchas personas de valía hace que la pausibilidad de Dios aumente hasta un 62%.

Y todo ello sin reflexionar sobre las 5 vías de Santo Tomás, el sentido del arte-belleza, el instinto de vida eterna (único instinto natural que tienen los hombres y que nada en la Tierra satisface, pues el instinto sexual o de nutrición lo satisfacen cosas reales, como el sexo y la comida; argumento popularizado por C. S. Lewis).   Es una aportación a un debate que asume así un tono probabilístico. Y hay espacio para más aportaciones.

Autor: Moral y Luces

Moral y Luces

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: