Los hispanos se anotan un triunfo

Si la obligación de verificar la elegibilidad de empleo hubiese llegado a la versión final del paquete de estímulo fiscal promulgado este martes por el presidente Barack Obama, el resultado habría sido potencialmente devastador para millones de trabajadores indocumentados en Estados Unidos.

La previsión establecía que cada empleador que quisiera beneficiarse del el masivo plan de ayuda del gobierno debía certificar antes el estatus legal de sus trabajadores.

Pero una sistemática campaña -tanto pública como a puerta cerrada- de todas las organizaciones hispanas con alguna capacidad de llegar a los legisladores finalmente logró que la cláusula desapareciera del paquete enviado a la Casa Blanca.

Lea: Obama firma ley de estímulo

El requisito estaba presente en el proyecto aprobado por la Cámara de Representantes y fue objeto de debate hasta el último minuto en la sanción de la Cámara de Senadores.

Pese a que los líderes del Congreso anunciaron el miércoles pasado que habían logrado compatibilizar ambas versiones, todavía les llevaría hasta el viernes eliminarlo del paquete.

Una amputación que se logró contra la voluntad de la inmensa mayoría de los legisladores republicanos y con el repudio de las organizaciones que abogan por una política migratoria más restrictiva.

Lea: Los números del paquete

Quién se beneficia

Marcha de inmigrantes en EE.UU. Los empresarios están preocupados por el costo adicional del sistema.

Los que defienden la obligatoriedad de uso del e-Verify -nombre con el que se conoce a este programa- sostienen que es la única manera de asegurarse de que el dinero de los contribuyentes beneficie a los legítimos destinatarios en vez de terminar creando empleos para los inmigrantes indocumentados.

«Esto ha sido una traición a los intereses de los trabajadores estadounidenses», le dijo a BBC Mundo Ira Mehlman, director nacional de Medios de la Federación para la Reforma Inmigratoria en Estados Unidos (FAIR, por sus siglas en inglés).

Para el portavoz de este grupo, uno de los más visibles entre los que reclaman límites más estrictos al ingreso de inmigrantes, la eliminación del requisito de verificación fue «un acto deliberado bajo la presión de los intereses empresariales y los grupos étnicos en EE.UU.».

La inclusión del e-Verify hubiese creado una complicación innecesaria para las empresas y dañado a muchos trabajadores que sí tienen autorización para trabajar o que incluso son ciudadanos estadounidenses
Laura Vázquez, analista del NCLR

Actualmente, el e-Verify es un sistema de uso voluntario por medio del cual las empresas pueden contrastar la información suministrada por un postulante a un puesto de trabajo con la base de datos de la Administración del Seguro Social y así verificar su elegibilidad para trabajar en EE.UU.

Para el Consejo Nacional de La Raza, la mayor organización hispana del país, éste hubiera sido el peor momento para ampliar el programa y volverlo obligatorio.

(En vez de enredarse en el debate inmigratorio) «lo importante es que la legislación se enfoque en responder a la crisis económica en que estamos inmersos», le dijo a BBC Mundo Laura Vázquez, una analista del NCLR.

«La inclusión del e-Verify hubiese creado una complicación innecesaria para las empresas y dañado a muchos trabajadores que sí tienen autorización para trabajar o que incluso son ciudadanos estadounidenses», argumentó.

Plagado de errores

Barack Obama Barack Obama firmó este martes la ley de estímulo económico.

El obstáculo más visible para aquellos que promueven el e-Verify es que la propia agencia que lo creo -el Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés)- lo tiene actualmente en revisión, bajo la sospecha de estar plagado de errores.

El último estudio independiente comisionado por el DHS concluyó que la base de datos utilizada «todavía no está lo suficientemente actualizada para los requerimientos de una verificación precisa».

La tasa de error estimada es particularmente alta -alrededor del 10%, en el caso de los residentes o ciudadanos estadounidenses nacidos fuera del país.

La fabricante de microchips Intel, uno de las compañías más grandes de Estados Unidos, -por ejemplo- padeció el rechazo inicial del 12% de los 1.360 trabajadores que había contratado entre enero y julio de 2008.

La empresa cuestionó las 143 consultas objetadas, tras lo cual una investigación más detallada comprobó que todos los postulantes eran residentes legales en el país.

Hasta el momento sólo unos 107.000 empleadores de los aproximadamente 7.400.000 registrados en el país se han adherido al sistema.

La misma titular del DHS, Janet Napolitano, decidió postergar recientemente la obligatoriedad de uso del e-Verify para los contratistas que quieran hacer negocios con el estado, una norma que debía entrar en vigor en marzo próximo.

Empresarios preocupados

Trabajadores de la construcción El gobierno espera revivir la economía con la construcción.

La oposición al e-Verify puso circunstancialmente en la misma vereda a la Cámara de Comercio de EE.UU. y a las organizaciones hispanas.

Los empresarios están preocupados por el costo adicional que representaría la implementación del sistema, hasta tal punto que incluso en diciembre pasado ya habían demandado al DHS por el intento de obligar su uso a los contratistas del estado.

En particular está el tema de los riesgos legales, como explicó a BBC Mundo Angelo Amador, director de Políticas Migratorias de la Cámara .

«Si uno rechaza a una persona y resulta que eso fue un error del sistema, entonces esa persona puede llegar a demandarlo, y si alguien debe hacerse responsable por ello, ese es el gobierno pues es su programa».

Pero tal vez el argumento más meneado por todos es la demora que introduciría en la recuperación que el paquete de estímulo justamente busca incentivar.

La construcción, por ejemplo, un rubro donde descansan buena parte de las esperanzas del gobierno para revivir la economía, es un fuerte empleador de mano de obra no calificada y por lo tanto muy susceptible de terminar enredada con el e-Verify.

Lea: Muy «Cerca de la Cerca»

Sin final a la vista

Si quieren realmente estimular la economía, los empleos tienen que ir a aquellos que se van a gastar la plata aquí y no para los extranjeros ilegales que enviarán el dinero en remesas a sus países de origen
Ira Mehlman, el portavoz de FAIR

Ira Mehlman, el portavoz de FAIR, ve el problema a través de un prisma completamente distinto.

«Si quieren realmente estimular la economía, los empleos tienen que ir a aquellos que se van a gastar la plata aquí y no para los extranjeros ilegales que enviarán el dinero en remesas a sus países de origen», razonó.

Aunque quienes se oponen a la verificación obligatoria -y entre ellos en particular las organizaciones hispanas- se hayan anotado una valiosa victoria con su exclusión del plan de estímulo, la batalla por el e-Verify está muy lejos de haber terminado.

La extensión del programa voluntario, que vence en marzo próximo, probablemente se logre mediante una ley independiente y en algún momento seguramente alcanzará un nivel de fiabilidad que deje a sus detractores sin argumentos sólidos.

Cuando era gobernadora de Arizona, Napolitano, la actual titular del DHS, fue una de las primeras en firmar una ley que obligaba a los empleadores a utilizar la base de datos del gobierno federal para certificar a sus trabajadores.

Hace sólo uno pocos días recordó a todos que ella es una «una encendida defensora» del programa.

«Uno tiene que lidiar también con el costado de la demanda y no sólo con la oferta frente al problema de la inmigración ilegal, y el e-Verify es una parte importante de esa lucha», aseguró.

Lo ideal sería que al menos, hasta que se acuerde una solución integral al problema, el debate migratorio no se dirima enmascarado en cada una de las leyes que pasen por el Congreso.

Lea: Obama firma, Brasil se queja

Autor: Moral y Luces

Moral y Luces

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: