Cuerpo de Cristo: comunidad cristiana

Me llamo Guillermo. Soy seminarista del Seminario Redemptoris Mater de Caracas, en Venezuela. Pertenezco a las comunidades neocatecumenales de Masnou, Barcelona. Les escribo porque quiero dar gloria a Dios de ver cómo llevo para seis años en Venezuela, en el Seminario, y veo la fidelidad del Señor para conmigo. Al principio, pensaba que no iba a durar mucho, ya que por parte de la inestabilidad política me daba mucho miedo y, por otro lado, por mis limitaciones propias veía cómo siempre el Maligno me interpretaba la Historia, pero hasta el día de hoy puedo decir que el Señor ha sido fiel y que el Señor no defrauda. El Señor me curó de la droga. Vivía un infierno y el Señor se hizo presente en este sufrimiento concreto y me lanzó a una misión que me supera totalmente, para mostrar Su misericordia, y mostrarla en otro lugar donde hay muchos que viven esclavizados. He visto a Jesucristo, porque me ha curado de la droga, pero lo he visto en su Cuerpo: la comunidad cristiana. Se dijo el día 30 de diciembre en la madrileña plaza de Colón: «Llegamos hasta donde las instituciones no lo hacen».

Autor: Moral y Luces

Moral y Luces

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: