Los españoles huyen de Venezuela

Los españoles huyen de la Venezuela de Hugo Chávez

19.11.07

Más de 40.000 españoles han tenido que dejar el país caribeño por las reformas que lleva adelante el régimen chavista. Se cree que después de diciembre, cambiará «radicalmente» la forma de vida.

Los españoles que eligieron el país que hoy dirige el gorila rojo para vivir desde hace décadas cada vez se dan más cuenta que vivir bajo el régimen de Hugo Chávez se hace insostenible, por eso huyen de a miles.

«Este país va a cambiar radicalmente«, afirma desde Caracas Manolo Rodríguez, quien llegó a la capital venezolana en 1944 y ya está preparando su regreso a Orense junto a su familia.

Muchos inmigrantes consideran que dentro de dos semanas, cuando se vote el referéndum que dará amplios poderes al actual mandamás Chávez, habrá cambios drásticos en la vida política y económica del principal productor petrolero de América Latina.

El temor aumentará además a partir del fuerte entredicho que protagonizaron el rey Juan Carlos de España y Chávez en la cumbre de las Américas en Chile, hace pocas semanas.

¿Tienen ellos a la pequeña Madeleine McCann?

«Ví a la novia de Murat llevando una niña envuelta en una sábana»

Novia de Murat

PD/Agencias).- El caso ha dado un giro dramático. Un nuevo testigo, citado por los tabloides británicos, asegura que los secuestradores fueron Robert Murat -amigo de los McCann- y su novia. Ambos pasearon días después de la desaparición de Madeleine con una niña y hay quien afirma haber visto a la mujer, llamada Michaela Walczuch, entregando a la pequeña a un hombre que esperaba en un coche.

«Ví a la novia de Robert Murat llevando una niña envuelta en una sábana». La prensa británica ha iniciado una nueva vía de desarrolllo de teorías en torno al caso de la niña desaparecida en Praia da Luz hace casi siete meses.
Murat y su novia Michaela Walczuch

Si el pasado viernes toda la prensa se hacía eco de las palabras de una amiga de los Mc Cann, ahora trasciende la declaración de un nuevo testigo que asegura que Robert Murat y su novia pasearon días después de la desaparición de Madeleine con una niña.

Según el diario Mirror, que cita la declaración de un testigo, la mujer,llamada Michaela Walczuch, de 34 años, le entregó la pequeña a un hombre que esperaba en un coche.

El Daily Mail, más cauto, afirma que la investigación finalizará antes de Navidades.

Así lo ha concluido una investigación llevada a cabo por la agencia española Método 3, contratada por los Mc Cann, según el diario británico. Los hechos habrían ocurrido el 5 de mayo en el centro de Portugal, a unos 150 kilómetros de donde fue vista la niña por última vez.

Maddie McCannEl portavoz de los Mc Cann, Clarence Mitchell, ha dicho que Kate y Gerry están tremendamente contentos con esta nueva rueba, pese a que esperan que haya una confirmación oficial de los hechos, relatados de momento por la citada agencia española de detectives».

Murat, que hasta la fecha había sido el principal investigado por la policía portuguesa, vuelve al centro de las sospechas, ahora, junto a su pareja.

El ‘caso Madeleine’ da un nuevo giro

Scotland Yard ha decidido investigar de nuevo a Robert Murat, el hombre que se convirtió en el primer sospechoso tras la desaparición de la pequeña, hace ya más de seis meses.

Esta decisión de investigar a Murat se debe a la declaración de un testigo, cuya identidad está protegida, que asegura haber visto al sospechoso junto a su novia en Portugal el pasado 5 de mayo, justo dos días después del suceso.

Así, el hombre explicó que sospechó de ellos porque su comportamiento no era normal y porque, en todo momento, intentaban ocultar a la niña que les acompañaba.
Padres de Maddie McCann

Tras la declaración del testigo, la policía inglesa investiga de nuevo la relación de Murat con el secuestro de Maddie el pasado mes de mayo.

Pero además, ahora, las fuerzas de seguridad sospechan que su actual pareja, Michaela Walczuch, está implicada en el asunto, ya que hay un testigo que asegura haberlos visto junto a Madeleine dos días después de su desaparición.

El hombre, cuya identidad está protegida, recurrió la semana pasada a la agencia de detectives española ‘Método 3’, contratada por los McCann, tras reconocer a los sospechosos en la televisión.

Según su testimonio, explica el ‘Daily Mail’ en una información recogida por Otr/press, la pareja no se comportaba de una forma normal y trató ocultar en todo momento a la pequeña que les acompañaba.

El hombre dice que vio a la mujer y la niña en una furgoneta mientras un hombre permanecía a su lado de pie y llegó a identificar a Walczuch en varias fotografías.

Tras esta declaración, los detectives se pusieron en contacto con Scotland Yard para llevar conjuntamente la investigación del caso.

Este episodio relatado por el testigo coincidiría con la versión de los amigos del matrimonio inglés. Jane Tanner, que cenaba con Kate y Gerry en el restaurante del complejo cuando Madeleine desapareció, aseguró haber visto a un hombre con una niña en brazos durante la noche, aunque no le dio importancia.

Seguros de encontrarla viva

Además, la descripción tanto de ella como del hombre coinciden y ambas podrían referirse a Murat. A pesar del tiempo desde ese suceso, ‘Método 3’ explica que estas declaraciones avivan las esperanzas que mantienen ellos y la familia, de que Madeleine fue secuestrada y que está viva en algún lugar.

Francisco Marco, jefe de la agencia declaró:

«estamos seguros, al 100%, de que ella está viva y estamos muy, muy cerca de encontrar al secuestrador».

Tras hacerse pública la noticia, Walczuch, que reside en Lagos, muy cerca de Paria da Luz (Portugal) abandonó su casa y aseguró que no quiere hacer declaraciones sobre el suceso.

La mujer de 34 años conoció a Murat mientras ambos trabajaban en Lagos. Ella estaba casada, pero su marido declaró que conocía la aventura de su mujer, pero que culpaba a Murat de haber roto su matrimonio de 11 años.

La verdad, dígala quien la diga

 Por Carmen Pérez Rodríguez

CieloToda verdad, dígala quien la diga, viene del Espíritu Santo. Me encanta esta convicción de Sto. Tomas de Aquino. La verdad, venga de donde venga. Hay que ser ciego, o inculto para no ver como un hombre llamado Tomás de Aquino fue audaz en la búsqueda de la verdad, en la libertad de espíritu para afrontar nuevos problemas y en la honradez intelectual. No tuvo miedo a la verdad y por eso la encontraba. Juan Pablo II lo llamó apóstol de la verdad porque la buscaba sin reservas y supo hace una síntesis única entre razón y fe. ¿Si se cree en la verdad, en la capacidad del hombre para conocer, para investigar, para progresar ¿cómo no ver que la fe y la razón son como las dos alas con las que nos sumergimos y progresamos en su contemplación?

En el corazón del hombre está el deseo por conocer la verdad, cierto que esto supone, en definitiva, el deseo, aunque sea inconsciente, de conocer a Dios, la Suma Verdad. Perdón por la digresión, que voy a hacer pero me parece fundamental para la convicción que estoy comentando. Aristóteles fue la gran enciclopedia de la ciencia antigua, su obra es como un potencial, un capital intelectual que se transmite a lo largo de los siglos y de las sociedades. Ha sido el gran pedagogo de varias civilizaciones: griegos alejandrinos, sirios, árabes, judíos y por Sto. Tomás de Aquino, lo fue de la cristiana. Porque Tomás de Aquino no tenía miedo a ningún tipo de conocimiento: la verdad dígala quien la diga, viene del Espíritu Santo. Es una anécdota que cuento con alegría. Un alumno del curso de orientación universitaria, mejor digo el nombre, Juanmi Cereceda, lanzó en clase una bonita afirmación, imaginación, suposición, fantasía, como lo quieran llamar, que le salio del alma: si Aristóteles hubiera nacido en el siglo XIII hubiera sido tomista.

¿Por qué esta digresión? Pues por eso mismo, porque la verdad dígala quien la diga, bienvenida sea. Si Tomás de Aquino hubiera tenido miedo, inseguridad en la verdad ¿creen que hubiera estudiado como estudió a Aristóteles y escrito su Suma teológica? Y hacer oraciones tan impresionantes como el Te adoro con fervor Dios que estás bajo estas formas escondido, se engaña en Ti, la vista, el tacto, el gusto, pero tu palabra engendra fe rendida… ? Me han comentado que a algunas personas, no les gusta que cite por ejemplo a Freud, a Nietzsche, o Marx, o a quien sea, cierto, que precisamente estos tres que acabo de citar han sido llamados «maestros de la sospecha», y lo serán. Pero y ¿descubrir y comprender lo que de bueno y de verdad han aportado? A mí me hace mucho bien encontrar rayos de verdad, chispas de verdad, en todo el pensamiento humano. Somos seres creados a imagen y semejanza de Dios, luego viene nuestra libertad para afirmar o negar. No puedo entender que se tenga miedo a ver lo que de verdad hay en unos y en otros. No es nada saludable una postura cerrada y temerosa, esto como dice un gran convertido, Chesterton, produce agnósticos agresivos, animadversión, y un pobre juicio incluso en los que se llaman creyentes sobre la propia fuerza y verdad del cristianismo. A veces nuestras posturas cristianas adoptan tonos inquisitoriales fuera de contexto, carentes de oportunidad y falta de luces que nos caracterizan como impertinentes para la misma riqueza de la verdad de Cristo. Leo y releo la Fides et ratio, es formidable. Oí en Madrid, en el Palacio de Congresos, al cardenal Prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe, Joseph Ratzinger, nuestro querido Papa actual Benedicto XVI, una conferencia en la que afrontó la cuestión de la verdad: Fe, verdad y cultura. Presentaba la gran encíclica a la que me acabo de referir: Fides et ratio. No estamos aprisionados en el cuarto de los espejos de las interpretaciones, podemos y debemos buscar el acceso a lo real, que está tras las palabras y se muestra a través de ellas. La confianza en la búsqueda de la verdad es lo que mantiene al hombre en su dignidad. Es un hecho que cuando las distintas filosofías de la vida apagan el diálogo con el pensamiento de la fe, se ven vacías de contenido. La desorientación ante la cuestión de la verdad se ha convertido en ira contra ella. La cuestión de la verdad es esencial en nuestra vida, y así lo ve la fe cristiana, y por eso la fe tiene que ver inevitablemente con el pensamiento humano. A un concepto estático de fe y cultura el Papa opone constantemente una comprensión dinámica y comunicativa de la cultura. La fe no crea división, aunque muy frecuentemente en la vida es «signo de contradicción». La renuncia a la verdad es la mayor enfermedad del hombre. La fe, día a día, se profundiza y se purifica. Es el mismo Papa el que cita a Marx porque en el corazón de su radical reinterpretación, vive del horizonte de esperanza que había asumido de la tradición judía. En todo hombre está el anhelo de verdad, aunque la niegue, y este anhelo estalla en sus interpretaciones. Toda verdad, dígala quien la diga, viene del Espíritu Santo.

Dejar de Fumar

La física puede ayudar a dejar el tabaco

17.11.07 | 13:50.

Cigarrillo(PD).- El doctor Claude Piró, licenciado en Medicina por la Universidad de Tolouse (Francia), ha desarrollado una nueva técnica para dejar de fumar. La principal novedad de este tratamiento, denominado Terapia Fotónica Antiadicciones, es que se basa en la física pura.

El proceso es muy complejo basado en resonancias y estimulaciones fotónicas fue aplicado por Piró en el desarrollo de un tratamiento contra el tabaquismo.

Según él, «esta terapia permite liberarse del tabaco porque desaparece la necesidad de cualquier estímulo externo, mediante la recuperación del funcionamiento espontáneo natural de las células de cada persona».

El 92,3% dejó de fumar

De las 1.200 personas sometidas al tratamiento en los dos últimos años, antes de la sesión, el 84,6% se encontraba en un estado de fuerte ansiedad por el deseo de encender un cigarrillo, e inmediatamente después de acabar la misma se sentían tranquilos y con total indiferencia hacia el tabaco. Al cabo de seis meses, el 92,3% de esos fumadores seguía sin probar el tabaco.

Por lo visto, la ayuda consiste en liberar al paciente de la adicción. Una vez liberado, se deja de fumar sin tener que sustituir el tabaco por ningún otro elemento y sin síndrome de abstinencia.