Explosivo incremento del divorcio en España

Sin reconciliación

Explosivo incremento del divorcio en España por ley anti-familia

«Divorcio exprés» ha decretado la extinción de la separación matrimonial

Pareja de Novios

MADRID, 16 Nov. 07 / 01:19 am (ACI).- La separación matrimonial dejaba alguna posibilidad de reconciliación. Pero en España esta esperanza ha sido asfixiada. Desde su entrada en vigor hace dos años, la ley del «divorcio exprés» ha traído como consecuencia un explosivo incremento de las rupturas definitivas de las parejas españolas.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el 2006 los divorcios constituyeron el 87 por ciento de las rupturas matrimoniales en el país. En 2004, un año antes de la reforma legislativa, los divorcios constituían sólo el 38.

El informe revela que el número de divorcios en 2006 fue de 126 mil 952, es decir 74,3 por ciento más que el año anterior.

La duración media de los matrimonios disueltos en el año 2006 fue de 15,1 años, aunque la mayor parte de las separaciones se produjeron tras 20 años de vida matrimonial. El INE destaca el excepcional aumento de los matrimonios disueltos antes de un año que es tres veces superior al número registrado en el año 2005, como resultado de la ley de «divorcio exprés».

¿Dos es numeroso?

IPF exige rectificar enmienda que considera falsificar concepto de familia numerosa

FamiliaMADRID, 15 Nov. 07 / 10:49 pm (ACI).- El Presidente del Instituto de Política Familiar (IPF), Eduardo Hertfelder, exigió rectificar la enmienda al proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado del 2008, aprobada por el Congreso y que considera a las familias monoparentales con dos hijos como familias numerosas, pues se está falsificando el concepto de familia numerosa y se discrimina a numerosos colectivos familiares con situaciones especiales.

Hertfelder dijo que es cierto que las familias monoparentales, así como otras familias con situaciones especiales, tienen unas necesidades específicas por las cuales deben ser apoyadas por las administraciones públicas, pero ello no quiere decir que se les deba favorecer con medidas destinadas a otros fines. «Las familias con necesidades especiales deben recibir un trato adecuado que les permita afrontar su situación especial», expresó.

En ese sentido, recordó que la Ley de Protección de Familias Numerosas señala que este tipo de familias presentan una problemática particular por el coste que representa «el cuidado y educación de los hijos o el acceso a una vivienda adecuada a sus necesidades. Estas circunstancias pueden implicar una diferencia sustancial con el nivel de vida de otras familias con menos hijos o sin ellos».

La solución, explicó, no es dar el calificativo de «numerosa» a cualquier familia, sino aplicar «una política familiar que remueva los obstáculos que impiden a los padres tener los hijos que desean», así como implantar políticas de acuerdo a las necesidades de cada tipo de familia.

«Es necesaria una auténtica política familiar que plantee las necesidades de la familia, adaptando las medidas a cada situación, huyendo de este parche, incoherente y demagógico que hizo que en la última Ley de reforma de la Seguridad Social se equiparase a la familia numerosa con las familias de viudos con dos hijos, y ahora se plantee la de otras familias monoparentales en la tramitación de los Presupuestos Generales», señaló.