Un profundo afecto a España

Juan Pablo II siempre tuvo un profundo afecto a España

El cardenal Julián Herranz presentó ayer, en el Instituto Teológico Compostelano, su último libro, dentro de los actos programados con motivo del 25 aniversario de la visita del Papa Juan Pablo II a la capital gallega. El ejemplar A las afueras del Jericó. Recuerdos de los años con Josemaría y Juan Pablo II, revive los años con el fundador del Opus Dei, san Josemaría Escrivá, y su trabajo en la Santa Sede al servicio de Juan XXIII, Juan Pablo I, Cardenal Julián HerranzJuan Pablo II y Benedicto XVI.

El cardenal Julián Herranz vivió cerca del anterior pontífice durante veintiséis años. «Sería difícil sintetizar quién era Juan Pablo II, pero si tuviese que elegir una palabra sería enamorado. Un fiel enamorado de Cristo», señaló. «Ha dedicado toda su vida al servicio del Señor, abriendo las almas de las personas para mostrar la presencia de Cristo», reiteró.

«Mucho se ha hablado de los récords que Juan Pablo II realizó a lo largo de su vida. Sin embargo, a mí me gustaría señalar uno que todavía no ha dicho nadie. Fue el hombre que más horas se pasó delante del Sagrario, hablando de los problemas del mundo con Dios, para después contárselo a las personas, aunque de formas diferentes. Pero siempre para decir lo mismo: abrir las almas a Cristo, porque es la salvación», explicó el cardenal Julián Herranz.

Testimoniar como antaño

«En la sociedad materialista en la que vivimos actualmente, donde muchos quieren eliminar lo divino, lo que tienen que hacer los católicos es testimoniar, como hicieron los cristianos al inicio de la religión», señaló el cardenal. «Tienen que hacerlo con la misma fortaleza y capacidad de amor que tenía Cristo, sin crear odios ni rencores», señaló ante la situación que está atravesando la iglesia en la actualidad.

Raíces cristianas

«Juan Pablo II siempre tuvo un profundo afecto a España. Por un lado, la razón histórica de haber sido tierra donde prendió la semilla del Evangelio ya desde los tiempos apostólicos; la razón cultural de un pueblo donde esas hondas raíces cristianas han inspirado obras literarias y artísticas, ordenamientos jurídicos e instituciones universitarias universalmente famosas; y la razón evangelizadora de los innumerables misioneros que salieron de España para iluminar y fecundar con la Buena Nueva de Cristo otros pueblos y culturas», puntualizó.

Autor: Moral y Luces

Moral y Luces

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: