Inicio > Familia, Mundo > Evolución del niño

Evolución del niño

Evolución del niño año por año

Las observaciones en estas páginas se basan en el estudio y la investigación científica.

Los dos primeros años de vida

El bebé necesita el cuidado de su madre – ser atendido y cuidado por ella – especialmente a la hora de alimentarlo.

El recién nacido necesita varias horas de actividad succionadora al día.

Ser llevado en brazos a menudo para que se desarrolle en él el equilibrio y la sensación de seguridad.

La pronta atención al bebé cuando llora, desarrolla su sentido de confianza.

El canto, el balanceo, el golpeteo rítmico y el mecimiento del bebé en brazos cuando parece demasiado despierto le ayudará a dormirse.

Una habitación exclusivamente destinada al niño es importante para tranquilidad y comodidad suya y de sus padres.

El niño necesita demostraciones abiertas de cariño, ya que siendo amado aprenderá a amar.

Conviene dejarlo que coma solo cuando se muestre interesado en hacerlo – aunque el resultado sea una mezcolanza-.

Asegúrese de que el bebé disponga de espacio y oportunidad para sus movimientos de expansión y exploración.

Sus primeros juguetes deberán ser tales que satisfagan su necesidad de manipular, golpear, chupar, arrojar…

La compañía y juego con los padres son importantes para todo niño.

El niño necesita actitudes paternas positivas. Por ejemplo, no muestre disgusto cuando se ensucia.

Con una bacinilla apropiada el niño aprenderá a valerse por sí mismo cuando tenga que hacer sus necesidades.

Empiece a hablarle al niño con cariño del amor de Papá Dios.

Necesita que sus padres se percaten de que no es un adulto pequeño.

Un niño necesita desarrollarse a su propio ritmo y ser apreciado, no rechazado.

Necesita una madre tranquila y responsable que se trace un plan de descanso y recreo para sí y su bebé.

Es importante una atmósfera armoniosa en el hogar; las tensiones angustian al niño.

Necesita tanta libertad como requiera su sensibilidad; no ser acorralado con sistemáticas negativas.

Afirmándose así mismo adquiere la sensación de individualidad.

Necesita sentirse miembro de un grupo familiar.

Necesita acostumbrarse a considerar todas las partes de su cuerpo como igualmente buenas y aceptables.

El niño mayorcito necesita trepar, correr , arrojar objetos; en una palabra, ser físicamente activo.


Tres años

Se muestra alegre y ruidoso cuando se despierta en la mañana. L gusta brincar por la habitación de sus padres y bañarse con ellos.

Come solo con bastante habilidad.

Ayudará a quitar la mesa y a limpiar su habitación, si se le pide que lo haga.

A veces inventa compañeros de juego o pretende ser un animal.

En algunos momentos fastidia a su hermanos y también se la lleva bien con ellos.

Aprende a montar en triciclo. Le gusta ir de compras con mamá.

Reclama ciertos alimentos favoritos.

Domina sus necesidades fisiológicas.

Empieza a jugar con otros niños. Muestra clara tendencia a elegir sus amigos.

Algunas veces muestra agresividad tanto en palabras como en actos.

Advierte diferencias sexuales y a veces se preocupa con este motivo. Sus preguntas deberán obtener respuestas sencillas.

A veces se lleva las manos a los órganos genitales. Puede distraérsele con facilidad cuando lo haga.

Le gustan que le lean cuentos conocidos.

Le encanta pintar, manejar lápices, modelar con plastilina o arcilla.

Acepta gustoso el juego con papá. Le agradan los acertijos y adivinanzas.

Escucha a los adultos. Quiere agradar y ser alabado. Le gusta aprender nuevas palabras.

Le agrada lavarse solo.

Busca ser el centro de atención en la mesa familiar.

Tiene miedo a la oscuridad. Necesita que se le tranquilice.

Cuando sus padres salen de casa puede ocurrir que los despida alegremente, pero también proteste.

Empieza a hablar de sus sueños y a veces se despierta con alguna pesadilla.

A menudo se levanta por la noche; a veces anda errante por la casa.

Es el momento de despertarle un afecto interno hacia el Niño Jesús y la Virgen María.


Cuatro años

Generalmente se despierta por la mañana de buen humor y cuida de sus necesidades inmediatas.

Se viste solo casi del todo.

Es muy dinámico, aficionado al triciclo y a juegos de trepar. Es capaz de manejar algunas herramientas sencillas.

Disfruta con el juego en grupo.

Aumenta su capacidad verbal..

Sus juegos necesitan todavía alguna vigilancia; pueden ocurrir disputas en medio del juego.

El niño discrepa de mamá verbalmente y a veces físicamente.

Empieza a comprender algunas reglas y restricciones.

Su apetito es bueno aunque puede mejorar. Posee gustos concretos. Come hábilmente.

Frecuentemente quiere ir solo al baño, pero pide ayuda para limpiarse.

Su imaginación se manifiesta en la representación de escenas en que imita a los mayores.

Puede ocurrir que le niño juegue con muñecas y la niña con el bate de béisbol.

Le gusta probar instrumentos musicales, poner música en el equipo, cantar.

Construye intrincados edificios con su “arquitectura”. Le gusta que papá le ayude.

Llora a la menor molestia, necesita consuelo y distracción.

Puede aprender oraciones.

Hace constantes preguntas.

A menudo se muestra muy apegado a sus padres, le gusta ser mimado.

Empieza a preguntar cómo nacen los niños. Se le debe dar una explicación clara y sencilla.

El baño y aseo con niños de diferente sexo puede ayudar a enseñar las diferencias sexuales.

Puede bañarse por si mismo si la madre vigila.

Le gusta comer en familia, pero interrumpe la comida hablando y dejando la mesa.

Se despierta menos en la noche; puede despertarse para ir al baño, necesita ayuda para volver a la cama.


Cinco a siete años

Llevarle ocasionalmente a la Iglesia y enseñarle a rezar al acostarse y al levantarse.

Necesita una cálida llegada del colegio y la oportunidad de hablar después de un día escolar.

El colegio puede proporcionarle la sensación de saber hacer algo, aunque sea lento en algunas cosas.

Necesita comprobar que puede llevar libremente a sus amigos a casa y que sus padres los aceptan.

Darle la oportunidad para sus actividades creadoras, según sus posibilidades.

Comienza con la lectoescritura.

Necesita juegos en grupo espontáneos y sencillos.

Deberá seguir el camino que se le señale y también darle la oportunidad de actuar independientemente.

Dele tiempo para pensar, soñar y actuar.

Necesita que se le asigne un “pago” o una “mesada” para que adquiera la noción del valor del dinero.

El niño necesita que el padre de su mismo sexo le dé pruebas de compañerismo.

Exaltarle sus puntos fuertes en vez de criticarle los débiles.

Necesita que se le den facilidades para la caracterización y los juegos teatrales.

Ayudarle a aceptar a niños de otras razas y clases.

Se estimulará el desarrollo de los rasgos masculinos en los niños y femeninos en las niñas.

Necesita la comodidad de unos hábitos regulares pero flexibles.

Comienza los hábitos de la higiene personal pero se debe estar siempre alerta.

Necesita dormir alrededor de 11 horas en la noche.


Ocho a diez años

Necesita contar con la aceptación y aprobación de los de su edad; le desagrada estar solo.

Disfruta sintiéndose importante y útil. Le gustan las actividades de club y las excursiones.

Le agrada pertenecer a un grupo restringido y secreto.

Siguen los parámetros de vestir, hablar y actuar de sus amigos.

Necesita libertad para visitar solo a sus amigos.

Necesita ejemplo de los mayores en tolerancia, bondad y valores.

Le gusta participar en los planes y actividades familiares.

Necesita la satisfacción de emprender cosas y terminarlas.

Necesita estar seguro de la comprensión y apoyo de sus padres.

Necesita que se le asigne un “pago” o una “mesada” para que adquiera la nación del valor del dinero.

Necesita correr, saltar y hacer ejercicios de gran actividad física.

Debe saber que a sus padres les agradan sus actividades creadoras.

Debe estimularlo a ir a la Santa Misa los domingos, así como prepararlo para la confesión y la comunión.

Deberá desarrollar sus propios gustos literarios.

Los padres deberán contestar francamente las preguntas del niño relativas al sexo..

Las actividades fuera de casa le darán ocasión de satisfacer su gusto por la aventura.

Con deberes impuestos en casa se acostumbrará a hacer frente a obligaciones serias.

Necesita que los padres se den cuenta que todavía no está en condiciones de observar conducta de adulto.

Con ayuda aprenderá los reglas propias y hacer un juego limpio..

Deberá respetar los horarios impuestos por su padres en cuento a ver TV, jugar, etc.

Se le debe dejar tomar decisiones y enfrentar las consecuencias de una equivocación.

 Necesita tolerancia hacia sus gestos nerviosos y la oportuna indagación de su origen por parte de sus padres.


Once a trece años

Necesita sentirse aceptado por los chicos de su edad y asumir un papel activo entre ellos.

Le interesa la Historia Sagrada, la vida de Jesús y la Liturgia.

Empieza a alternar con chicos del sexo opuesto.

Es importante el conocimiento de su propio cuerpo, sus cambios y funciones.

Le agradan juegos que exigen coordinación y organización.

Debe dársele la oportunidad de ampliar experiencias personales en el mundo que le rodea.

Debe animársele a ampliar su destreza física con nuevos deportes.

Aprecia los momentos de retiro solitario y desea una habitación particular.

Generalmente necesita de 8 a 10 horas de sueño.

Observa a lo mayores para formar sus patrones de comportamiento.

Necesita saber que sus opiniones cuentan en las discusiones familiares.

Debe dársele responsabilidades en el hogar para robustecer su papel en la familia.

Necesita sujetarse a un código de principios morales elevados. Le agrada pertenecer a organizaciones como “boys scouts”.

Acoge gustoso la oportunidad de aprender a bailar, aunque los muchachos pueden mostrarse reacios.

Necesita tolerancia frente a sus reacciones contra los modos y cánones adultos.

Es importante que los padres reconozcan abiertamente su importancia como persona.

Debe prestarse cuidadosa atención al desarrollo de sus capacidades potenciales.


Catorce a dieciséis años

Necesita estímulo activo para cultivar sus aficiones intelectuales y artísticas.

Mostrar con ejemplo y palabra cómo se vive la vida cristiana.

Desea destacarse en un deporte u otra actividad.

Necesita oportunidades de ganar dinero y decidir cómo emplearlo.

Son muy importantes para él la aprobación y aceptación del grupo de amigos.

Necesita libertad para establecer estrechas amistades.

Aprecia la oportunidad de participar en los planes y responsabilidades familiares.

Requiere de libertad para invertir el tiempo libre a su modo.

Necesita confianza en su capacidad de atracción frente al sexo opuesto.

Debe poseer auténtica información sobre el sexo y la validez de los sentimientos.

Requiere tolerancia hacia los largos periodos de inactividad en que sueña despierto.

Debe tener amistad con adultos diferentes a sus padres con el fin de explorar otros puntos de vista.

Necesita estímulo en su creciente interés por los problemas sociales y colectivos.

Debe responsabilizarse de sus cosas personales y objetos favoritos.

Debe acostumbrarse a aceptar la responsabilidad de su salud y bienestar general.

Necesita de 8 a 10 horas de sueño.

Es esencial una actitud tolerante de lo padres hacia su necesidad de ser brusco y ruidoso.

Necesita que sus padres se percaten de que su agresividad y despego hacia ellos es pasajero.

Categorías:Familia, Mundo
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 168 seguidores

%d personas les gusta esto: